Accidente de tren en Santiago de Compostela


  • Maquinista de tren descarrilado en España asegura ante el juez que “no comprende” lo que ocurrió
  • El interventor fue quien llamó desde el propio tren al maquinista
  • El otro maquinista testifica que el tramo es «complicado» y que se puede usar el teléfono
  • Al menos 80 muertos en el accidente de tren en Santiago de Compostela
  • Accidente de tren en España pudo ser por exceso de velocidad
  • 80 muertos y 178 heridos en el accidente de tren de Santiago
  • La conmoción da paso a los interrogantes sobre las causas del accidente de tren
  • Gobierno de España declara tres días de luto oficial por accidente de tren
  • Al menos 55 muertos por un accidente de tren en Santiago de Compostela
  • Sube a 60 muertos y 160 heridos el balance de descarrilamiento de tren en Santiago
  • El tren circulaba a 220 km/h en un tramo limitado a 80 km/h
  • Avalancha de solidaridad y cooperación tras el accidente de tren en Santiago
  • Un gran exceso de velocidad al tomar una curva, posible causa del accidente

———————————————————————————————————————-

Maquinista de tren descarrilado en España asegura ante el juez que “no comprende” lo que ocurrió

En el audio del interrogatorio, el maquinista señala que activó el freno, pero que “era inevitable” en ese momento el choque, pues todo ocurrió tan rápido que “no le dio tiempo para nada”.

por La Tercera y Agencias – 31/07/2013 –

El maquinista del tren  accidentado en Santiago de Compostela afirma que no comprende por qué no frenó a tiempo y evitó la catástrofe, que causó 79 muertos, en un fragmento de su declaración ante el juez publicada este miércoles por El País.

“Señoría, sinceramente le digo que no lo sé, si no, no estoy tan loco como para no frenar“, explica el conductor, Francisco José Garzón Amo, durante su interrogatorio el domingo por el juez Luis Aláez.

El 24 de julio a las 20.42 horas (18.42 horas GMT), el convoy procedente de Madrid con más de 250 personas a bordo había descarrilado en una curva peligrosa a 4 km de la estación de Santiago, una zona donde la línea, de alta velocidad hasta ese momento, se transforma en vía convencional y la velocidad se limita a 80 km/h. 

“¿Usted activó el freno en algún momento?”, le preguntó el magistrado.

Sí, pero “era inevitable ya”, responde el maquinista en este fragmento de audio publicado en la web del diario. “Antes de que se venza el tren, llevo todo activado y veo que no, que no, que no paso”, agrega.

“No me dio tiempo a nada”, reconoce el hombre visiblemente alterado. “Es que no le doy la explicación, todavía ni lo comprendo ahora”, afirma cuando el juez le pregunta por qué no redujo antes la velocidad del convoy.

Las primeras informaciones proporcionadas el martes por las cajas negras del tren revelaron que éste circulaba a 192 km/h pocos kilómetros antes del accidente y que frenó solo a segundos de descarrillar, a 153 km/h, chocando contra una pared de contención a su llegada a Santiago.

AUDIO DE LAS CAJAS NEGRAS
El audio grabado en las cajas negras mostró también que el conductor hablaba por teléfono en el momento del accidente con un empleado de Renfe, la  compañía española de ferrocarril, que lo había llamado minutos antes “para  indicarle el camino que tenía que seguir al llegar a Ferrol”, su destino final,  informó el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

En ese momento, “parece que el maquinista consulta un plano o algún documento similar en papel”, según el tribunal.

Según laSexta Noticias, el audio al que tuvo acceso indica lo siguiente: “¿Qué tal vas?”, pregunta el operario de Renfe. “Bien, ya estamos llegando”, contesta Francisco Garzón. “Cuando entres, hazlo por la vía dos”, le indica. “No te oigo bien”, responde el conductor. Después, se pierde la comunicación y llega la tragedia.

Garzón, un maquinista experimentado de 52 años, fue imputado de 79  homicidios por imprudencia, tras lo que quedó en libertad con cargos.

——————————————————————————————————————————————————————————–

El interventor fue quien llamó desde el propio tren al maquinista

CRUZ MORCILLO / ABC.ES / MADRID
Día 31/07/2013 –

Garzón Amo se ha presentado esta mañana en los juzgados voluntariamente para revelar al juez la identidad de su interlocutor

Pulse para ver el video
EFE
El maquinista en una imagen reciente

Antonio Martín Marugán, interventor de Renfe del Alvia siniestrado, fue la persona que llamó desde su móvil corporativo al del maquinista, Francisco José Garzón Amo, según ha confirmado el tráfico de llamadas recibido por la Policía y entregado al juez.

El interventor, que sufrió heridas leves, no contó en su declaración policial que había realizado esta llamada que duró menos de dos minutos, justo antes del descarrilamiento, y que tampoco fue relevada por el conductor ni a la Policía ni al juez.

La llamada solo se conoció una vez que el juez ordenó el desprecinto y volcado de las cajas negras. En el momento de la llamada, Garzón circulaba a 192 kilómetros por hora.

Martín que cubría la línea desde Madrid Sufrió heridas leves. Pese a que omitió esta comunicación entre teléfonos corporativos, en la queparece indicar el camino a Ferrol al maquinista, sí declaró que habló con Garzón cuando este se hizo cargo del tren en Orense para darle novedades.

Además, Garzón Amo se ha presentado voluntariamente en la mañana de hoy miércoles en el juzgado con su letrada para declarar de nuevo, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia en un comunicado.

En su declaración, el maquinista ha identificado a la persona de quien recibe la llamada minutos antes del accidente como el interventor de Renfe que viajaba en el propio tren. Ante el juez del caso, Luis Aláez, explicó que la conversación se centró en la vía donde parar al llegar a Pontedeume. Afirmó también que no estaba hablando en el momento de la salida de vía, sino que había colgado segundos antes.

Por otra parte, el juez ha solicitado a Renfe diferente documentación consistente en información sobre la vida laboral del imputado (resultados de controles de tóxicos realizados en los últimos años por la empresa, resultados de pruebas de condiciones psicofísicas, bajas, experiencia en el trayecto donde se produjo el siniestro, cursos…), información sobre la hora a la que comenzó la jornada el maquinista el día del accidente y tiempo efectivo de conducción, contenido de las cajas negras de otros trenes que hayan realizado el mismo recorrido, documentos sobre velocidades en la línea, sobre la máquina y sobre normativa de personal en cabina.

También se ha solicitado a Adif informe sobre el estado de las vías y peraltes en la zona del accidente, señales y balizas físicas y luminosas en el trayecto Orense-Santiago, además del radio de la curva.

En relación a los móviles del imputado, se ha pedido a las respectivas compañías telefónicas información sobre llamadasentrantes, salientes, mensajes… de su móvil personal y profesional. En referencia al móvil personal, sobre el que se realizó una diligencia manual en el juzgado el domingo, el juez ha solicitado que se complete esta diligencia a través de expertos informáticos por si manualmente se pudo haber borrado información del mismo. Por el momento no ha sido llamada a declarar ninguna persona en relación a la causa.

«Cuando entres, hazlo por la vía dos»

ABC.ESMADRID
Según informa LaSexta, ésta fue la conversación de Garzón Amo con el interventor a la que la cadena dice haber tenido acceso.
«¿Qué tal vais?», pregunta el interventor. «Bien, ya estamos llegando», contesta el maquinista. «Cuando entres, hazlo por la vía dos», le indica. «No te oigo bien», responde el conductor. Después, se pierde la comunicación y llega la tragedia.
——————————————————————————————————————————————————————————–

El otro maquinista testifica que el tramo es «complicado» y que se puede usar el teléfono

EP / SANTIAGO DE COMPOSTELA

Día 31/07/2013 – ABC.es

Se debía reducir de 200 a 80 kilómetros por hora, para lo que había que frenar «unos tres o cuatro kilómetros» antes

El segundo maquinista del Alvia, que condujo el tren el miércoles 24 de julio entre Medina del Campo (Valladolid) y Orense, testificó ante la Policía Judicial que donde descarriló el tren es «un tramo complicado» porque se debe reducir de 200 a 80 kilómetros por hora, una frenada que se debe realizar «unos tres o cuatro kilómetros antes del punto», según las velocidades que constan en un libro horario que «debe estar siempre en cabina» y que se debe ver «de forma continua».

Un informe policial sobre el accidente ferroviario en el que fallecieron 79 personas, señala que el maquinista que dio el relevo a Francisco José G.A. ha afirmado que el convoy no tenía «ninguna anomalía», salvo una relativa al aire acondicionado que se solucionó en Orense.

La declaración de este maquinista, que desde Orense prosiguió el viaje como pasajero en el tren, aclara que no reciben «ningún incentivo si cumplen el horario ni sanción si se retrasan» y que tienen prohibido hacer uso de ningún dispositivo que suponga distracción, aunque sí pueden emplear el teléfono corporativo por motivos de servicio y por tiempo imprescindible.

La de este maquinista es una de las 11 testificales recabadas por la Policía Judicial en su atestado, en el cual también figuran testimonios de vecinos del lugar de Angrois que auxiliaron a Francisco José G.A. y lo ayudaron a salir de la cabeza motriz del convoy.

Por otro lado, un portavoz del sindicato de maquinistas y ayudantes ferroviarios (Semaf) confiesa su sorpresa al saber que el maquinista del Alvia accidentado el 24 de julio en Santiago no ha hablado al juez Luis Aláez de la llamada recibida instantes antes de esta grave tragedia.

También ante el hecho de que no haya «aparecido» el controlador que, supuestamente, estaba al otro lado de la línea. «¿Cuál es la razón por la que no ha acudido a la Policía para explicar el motivo de esa conversación?», se pregunta, y cuenta que la guía de buenas prácticas de Renfe aconseja suprimir las comunicaciones en puntos críticos. «No se dice está prohibido», puntualiza, pero sí existe una recomendación al entender que podría verse afectada la conducción.

El Semaf indica que estas llamadas son de uso interno siempre, «no te pones a hablar con tus amistades o tus familiares». Sí, en cambio, no es inaudito dialogar durante un trayecto con personal técnico. «Te pueden comunicar una incidencia, eso sí, que ocurra algo que no sea normal. Que te digan ‘para en la primera estación’, por ejemplo».

———————————————————————————————————————————————————————————

Al menos 80 muertos en el accidente de tren en Santiago de Compostela

BBC Mundo

El descarrilamiento de un tren cerca de la ciudad gallega de Santiago de Compostela dejó al menos 80 muertos y más de 140 heridos, de los cuales al menos 38 son de gravedad, y entre estos hay 4 menores de edad.

Equipos de rescate continúan buscando víctimas en los escombros del tren que se descarriló en Galicia, España, donde murieron al menos 80 personas y más de 140 resultaron heridas.

El tren, que viajaba de Madrid a Ferrol con unos 220 pasajeros, se descarriló cerca de Santiago de Compostela. Testigos afirman que éste viajaba a muy alta velocidad.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, que nació en Santiago de Compostela, visita la escena del accidente y declaró tres días de luto nacional.

Las autoridades ferroviarias iniciaron una investigación sobre los hechos, que han sido descritos como el peor accidente de tren en Europa en décadas recientes.

El accidente se produjo a las 20:42 hora local y en la vía se podían ver tres vagones volcados y al menos cuatro ardiendo.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, junto al presidente de la comunidad autónoma de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, visitaron el hospital Clínico de Santiago de Compostela donde los heridos están internados.

Núñez Feijóo declaró previamente que entre los heridos había “al menos 90 personas identificadas fuera de peligro y entre 30 y 40 en situación más comprometida”.

Un vagón voló sobre un talud a cinco metros de altura y a 15 de distancia de la vía.

“Cuando llegué, la primera imagen que tenía eran tres cadáveres tapados fuera de las vías”, le contó Fernando Becerra, periodista de Radio Galega, a BBC Mundo.

  • § En cuanto al número de víctimas, el descarrilamiento del tren en Santiago es hasta ahora el accidente ferroviario más grave del año en el mundo.
  • § Además, es la peor tragedia ferroviaria en los últimos 50 años en España.
  • § En 1944, el choque de un tren con una locomotora en Torre del Bierzo (en León) parece haber sido el peor accidente en la historia del país. El diario El País dice que hubo entre 500 y 800 muertos, pero “la censura franquista ocultó las cifras reales”. La cifra oficial fue de 78 muertos y 75 heridos.
  • § En 1972, un choque entre un tren que unía Madrid y Cádiz y el ferrobús Cádiz-Sevilla se saldó con 77 fallecidos y 103 heridos.
  • § El accidente ferroviario más grave de este siglo en España era, hasta el ocurrido el miércoles, el del metro de Valencia de julio de 2006, que dejó 43 muertos y 47 heridos.

El fotógrafo Óscar Corral le comentó a BBC Mundo desde el lugar del accidente que se podían ver muchos cuerpos tendidos en la vía y que la policía estaba pidiendo ayuda a la gente.

“A la zona ha llegado mucha gente a ayudar en un momento en el que la ciudad está llena porque es el día grande de la comunidad autónoma”, explicó el fotógrafo.

El accidente se produce en la víspera del Día de Santiago, la mayor fiesta local.

Los equipos de emergencia trabajan en el lugar del accidente para tratar de rescatar a las personas que quedaron atrapadas en los vagones accidentados.

A la zona también llegó el presidente de la Xunta de Galicia -el gobierno regional- Alberto Núñez Feijóo.

Por su parte, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, envió sus condolencias a través de la cuenta social Twitter: “Quiero expresar mi afecto y mi solidaridad con las víctimas del terrible accidente de tren en Santiago”.

El concejo municipal de la ciudad está llamando a todos sus habitantes a donar sangre al centro de Transfusiones de Galicia Monte Condensa.

Informes de medios locales señalan que el principal hospital de Santiago, el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), está totalmente colapsado.

El accidente ferroviario cambió radicalmente el ánimo de la capital gallega en la semana de fiestas de la comunidad autónoma y el ayuntamiento suspendió todos los actos programados.

Testigos dijeron que el tren iba muy rápido.

Felipe Vieira, un vecino de Santiago de Compostela, le explicó a BBC Mundo que la noche del 24 de julio es tradicionalmente la más importante de las fiestas, que comenzaron este lunes, para la que estaba programado un espectáculo pirotécnico.

“Todo el mundo estaba en las calles y en el momento que surge esto se canceló el tono festivo y la gente estaba conmocionada: se pasó del jolgorio a las caras largas, tristes. La gente estaba cabizbaja y mucha gente acudió en masa a donar sangre al hospital”, afirma Vieira.

“De la fiesta se ha pasado a la conmoción y a la solidaridad con esa donación de forma masiva”, agrega.

Vieira explica que el suceso es una “tragedia mayúscula” teniendo en cuenta las dimensiones de la ciudad de unos 100.000 habitantes.

“La ciudad está tomada por ambulancias de distintos hospitales, de ONGs que están colaborando, coches de policía, bomberos, efectivos de protección civil y todos los dispositivos habituales en este tipo de emergencias. Las calles tomadas por ruidos de sirena”, explicó.

En la madrugada del jueves, los corresponsales en la zona se hicieron eco de cómo en el lugar del accidente las ambulancias dieron paso a las carrozas funerarias.

————————————————————————————————————————————————-

Accidente de tren en España pudo ser por exceso de velocidad

El conductor de la máquina admitió que iba a unos 190 km/h. La tragedia causó 78 muertos y unos 130 heridos.

por EFE

El exceso de velocidad es la principal hipótesis con la que se trabaja hoy como posible causa del accidente ocurrido anoche en las inmediaciones de Santiago de Compostela, en Galicia, que causó 78 muertos y unos 130 heridos, una tragedia que ha conmocionado a España.

“Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer”, exclamó el maquinista, quien admitió haber tomado la curva en la que se produjo el descarrilamiento a unos 190 kilómetros por hora, en lugar de ochenta, que era la velocidad máxima permitida en esa zona.

El siniestro tuvo lugar poco antes de las 21.00 horas (19.00 GMT) cuando el tren descarriló en una curva pronunciada de la línea Madrid-Ferrol, la víspera de la festividad de Santiago, patrón religioso de España y Fiesta Nacional de Galicia.

El tren había sido revisado ayer mismo, por lo que la velocidad, que más que duplicaba la permitida, se maneja como primera hipótesis del siniestro a falta de los informes de los peritos.

Fuentes de la investigación explicaron que, tras el accidente, el conductor del tren admitió que iba a unos 190 kilómetros por hora en una conversación que mantuvo con el delegado del Gobierno en Galicia y que también lo había dicho a través de la radio del tren.

En las tareas de rescate participaron centenares de agentes de la Policía, personal sanitario y expertos en accidentes ferroviarios, incluidos en el dispositivo de emergencia, y también decenas de vecinos de la zona donde ocurrió que fueron los primeros en llegar al lugar y en intentar socorrer a las víctimas atrapadas en los vagones.

En el convoy viajaban 247 pasajeros y cuatro tripulantes, según informó la compañía de ferrocarril.

La “caja negra” está en manos del juez y, según el presidente de la compañía ferroviaria pública española Renfe, no se tardará mucho en conocer las causas del siniestro.

El tren, que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol (en Galicia, noroeste), descarriló a pocos kilómetros de Santiago y la violencia del siniestro hizo que incluso uno de los vagones saliera volando por los aires, superara el muro de la línea e impactara en el exterior.

Otro de los vagones ardió y los vecinos de la zona que acudieron al lugar fueron los primeros en ayudar a las víctimas, incluso sacándolas del amasijo de hierros en que quedaron convertidos algunos vagones, mientras trozos del convoy y efectos personales de los viajeros quedaban esparcidos por las vías.

El suceso ha causado una enorme conmoción y tristeza en España, ya que se trata del accidente de tren más grave de las últimas cuatro décadas.

Se produjo además a escasas horas de la principal fiesta de Galicia, cuyo Gobierno regional decretó siete días de luto oficial. La Administración del Estado guardó un minuto de silencio a mediodía y los partidos políticos suspendieron sus actos públicos, al igual que hicieron el rey Juan Carlos y el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, con sus actividades oficiales previstas.

El monarca publicó una carta en la web de la Casa Real en la cual explica que el accidente ferroviario de Santiago “conmueve y nos llena de dolor y tristeza” y trasmite “el más profundo cariño y toda la cercanía y la solidaridad de la Familia Real” a los familiares y amigos de las víctimas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, natural de Galicia, visitó el lugar del accidente y acudió a los hospitales a visitar a los heridos.

Las muestras de solidaridad llegaron de todas partes, desde el Papa Francisco, quien desde Brasil se unió al dolor de las familias españolas, a las instituciones de la Unión Europea (UE), el presidente de Francia o los Gobiernos de diferentes países latinoamericanos.

Mientras tanto, un edificio de Santiago de Compostela, la meta del Camino jacobeo que en estas fechas recorren miles de peregrinos de todo el mundo, fue habilitado como tanatorio provisional y a él acuden los familiares y amigos de los pasajeros.

“¿Y mi familia” Estamos buscando por todas partes, madre mía”, gritaba desesperado un hombre cuyos familiares viajaban en el tren.

A su lado una mujer, con desolación y entre lágrimas, busca a su tía: “¿Está aquí? Mi tía tiene setenta años, si no aparece su nombre en la lista no me dejan entrar. Estamos todos repartidos entre unos puntos y otros para ver quién obtiene información antes. Esto es desesperante”.

Una vecina de un pueblo cercano, Reyes Pérez, aguarda en la capital gallega noticias sobre su sobrina Nerea, de 26 años, que también viajaba en el tren.

“Esperar, esperar y esperar. Es horrible. Si están inconscientes y ellos no se pueden identificar que nos dejen ir a los hospitales a identificarlos”, se lamenta a las puertas de un edificio habilitado para atender a los familiares de las víctimas.

El de Santiago de Compostela, lugar de peregrinaje para los católicos y que hoy debía celebrar su fiesta grande, es el accidente más grave en cuarenta años en España y el que más víctimas ha causado en todo el mundo en lo que va de año.

————————————————————————————————————————————————-

Un Alvia que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol

80 muertos y 178 heridos en el accidente de tren de Santiago

Edición: G. Piantadosi

  • En el tren viajaban más de 200 personas
  • La zona del accidente es una curva ‘difícil’ a 4 km de la estación
  • La principal hipótesis es la velocidad; iba con un retraso de 5 minutos
  • Pasajeros y vecinos fueron los primeros en atender a las víctimas
  • Rajoy visitará a las víctimas en el Hospital Clínico
  • Las familias se aglutinan en el edifico Cersia, donde esperan noticias
  • Teléfonos para familiares: 981 551 100, 900 101 660 y 900 444 222

Marcos Sueiro | Natalia Puga | Ana Bravo Cuiñas | Santiago

 jueves 25/07/2013 – El Mundo.es

80 personas han muerto y otras 178 han resultado heridas al descarrilar un tren Alvia a la entrada de Santiago que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol. Siete de las víctimas han perdido la vida después de ser trasladadas al hospital.

El último balance dado por la consejera de Sanidad de la Xunta, Rocío Mosquera, a las 17 horas de este jueves eleva el número de hospitalizados a 94, cuatro de ellos menores de 15 años y 31 en estado crítico. Ha precisado, también, que todos ellos han sido identificados.

[foto de la noticia]

La principal hipótesis que se baraja sobre el accidente es el exceso de velocidad en una curva pronunciada del recorrido. Fuentes de la investigación han informado de que en el momento del accidente el tren iba a 220 km/h, pese a que la velocidad máxima en ese punto es de 80 km/h debido a que en ese punto se reduce la velocidad para entrar en la estación de Santiago.

El tren transportaba a más de 200 personas, entre pasajeros y tripulación -según un comunicado de Adif-. En cuanto a los heridos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que la mayoría está “fuera de peligro” y ha destacado la “entereza sobrecogedora” y “excepcional” de los familiares que están esperando más informaciones en el edificio Cersia.

Las autoridades han habilitado los siguientes teléfonos para familiares para obtener datos de los afectados: 981 551 100, 900 101 660 y 900 444 222 .

Uno de los conductores: ‘Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer’

Se trata de una de las peores tragedias ferroviarias de la historia de España y el primer accidente mortal en una vía del AVE en España.

Las decenas de heridos han sido trasladadas y atendidas en hospitales de Santiago, a Coruña y Pontevedra, mientras que las familias se han congregando a lo largo de la madrugada en el Edificio Cersia de la capital a la espera de noticias. Las autoridades han hecho un llamamiento a la población para que se acerque al Hospital Clínico de Santiago y al Centro de Transfusiones de Galicia para donar sangre.

Uno de los conductores del tren, cuya versión puede ser clave para esclarecer si se circulaba por encima de la velocidad, ha resultado herido leve. Tras el accidente, deambulaba aturdido por la vía diciendo “descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer”.

En las primeras horas, los equipos de emergencia se han afanado en rescatar a los supervivientes, muchos de ellos gravemente heridos. Algunos de los ocho vagones y dos locomotoras que formaban el convoy han quedado completamente destrozados y todos ellos volcados y esparcidos por las vías del tren. Incluso se ha producido algún incendio que pudo ser sofocado.

El siniestro del Alvia 151 se ha producido en una zona de acceso a Santiago, en Angrois, una parroquia de la capital gallega que se encuentra a unos cuatro kilómetros de la estación. Alrededor de las 20.42 de la tarde, por causas que aún se investigan, uno de los vagones saltó por los aires, saltando la valla y aterrizando en una calzada próxima. Unos seis vagones han quedado de un lado del puente y otros coches del otro lado.

[foto de la noticia]

El tremendo estruendo del descarrilamiento alertó rápidamente a los vecinos, algunos de los cuales accedieron rápidamente a las vías del tren para ayudar a los heridos. Sus testimonios dan magnitud de una tragedia que recuerda a las escenas estremecedoras del 11-M. Estos testigos detallan que los mismos pasajeros fueron los primeros en atender al resto, con “gente demacrada sacando niños”.

¿Exceso de velocidad en ‘una curva difícil’?

La zona del accidente es una curva cerrada que pertenece al trayecto del AVE Ourense-Santiago y donde el tren no debe superar los 80 kilómetros por hora, aunque se desconoce a qué velocidad se circulaba el Alvia. Ya en la inauguración de este tramo, según ha sabido ELMUNDO.es, técnicos de Fomento calificaron la curva como “difícil”.

‘Había gente demacrada sacando niños’, dice uno de los primeros vecinos en llegar

Fuentes de Renfe han informado a Efe de que el tren llevaba cinco minutos de retraso, aunque han precisado que una horquilla de cinco minutos, de retraso o de adelanto, es bastante habitual por lo que no han querido vincularlo a una causa concreta. No obstante, la principal hipótesis que se baraja es el exceso de velocidad.

La situación en la zona es desoladora. En un primer momento, los cadáveres fueron situados junto a las vías, tapados con mantas y al lado de los vagones, a la espera de la actuación judicial.

Las autoridades pidieron colaboración, mantas y agua a los vecinos. Incluso algunos de ellos desplazaron heridos en sus vehículos particulares hasta los centros sanitarios.

Según caía la noche, se han instalado varios generadores eléctricos para poder iluminar la zona del siniestro, incluso con coches de vecinos, para continuar las tareas. También se ha procedido a retirar el vagón que saltó la valla.

Uno de los heridos. | ReutersUno de los heridos. | Reuters

El tren transportaba a un importante número de pasajeros en un día muy señalado porque esta noche empezaba la fiesta grande de Santiago. Nada más conocer el gravísimo accidente, la Xunta ha suspendido cualquier acto.

Rajoy visitará a las víctimas

El presidente del Gobierno,Mariano Rajoyse ha trasladado este jueves a Santiago para visitar a las víctimas y conocer sobre el terreno las consecuencias del accidente.

Durante la madrugada Rajoy ha seguido “al minuto”, al igual que el Rey Don Juan Carlos, los datos que se han ido conociendo en permanente contacto con la ministra de Fomento, Ana Pastor, que está en el lugar con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente gallego ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas. “No hay palabras para describir” lo que ha sucedido, ha manifestado Feijóo.

Pese a que hay vecinos que relatan que escucharon una “gran explosión”, las autoridades han descartado cualquier atentado y se centran en la hipótesis de un descarrilamiento. El diputado del PP Celso Delgado ha explicado que “no hay una razón clara que explique lo sucedido porque la infraestructura estaba renovada recientemente”.

Agónica espera en el edifico Cersia

Mientras tanto, la incertidumbre es la sensación dominante en el edificio Cersia de Santiago de Compostela, en el que han citado a las familias de las víctimas para centralizar la información. “No, no se sabe nada”, se repite en conversaciones telefónicas dentro y fuera de las instalaciones.

Una veintena de personas integran el equipo de apoyo a las familias, entre psicólogos, médicos y voluntarios. Daniel es un voluntario de Protección Civil que recibe a todas las familias en la puerta. Les indica que tienen que dar toda la información para identificar a sus familiares.

Lo peor es la falta de información. “Ya les avisamos de que tienen que armarse de paciencia, la noche va a ser muy larga“, relata una de las médicas que atiende a las familias. Los datos llegan a cuentagotas y ya saben que hasta bien entrada la madrugada no habrá datos definitivos.

Los familiares procedentes de fuera de Santiago tienen un hotel a su disposición, Puerta del Camino, en el que descansar, pero hasta ahora nadie ha utilizado el servicio.

El mutismo es absoluto entre los familiares porque “si estoy aquí es porque alguien tenía en el tren y no sé qué le pasa, no voy a decir nada”.

Salen a la luz pequeños detalles, como que a bordo había un grupo de jóvenes italianos y las autoridades españolas ya han entrado en contacto con el Gobierno italiano para localizar a sus familias.

————————————————————————————————————————————————–

La conmoción da paso a los interrogantes sobre las causas del accidente de tren

Por Roland Lloyd Parry (AFP)

SANTIAGO DE COMPOSTELA — La profunda conmoción por el accidente de tren en Galicia, que ha dejado al menos 80 muertos y más de un centenar de heridos cerca de Santiago de Compostela, daba paso este jueves a los interrogantes sobre las causas de la catástrofe, que, según las primeras informaciones, podría ser un exceso de velocidad.

Uno de los maquinistas del tren declarará este jueves por la tarde ante la policía como imputado a petición de un juez, dijo a la AFP la portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, quien añadió que el imputado deberá luego declarar ante el juez, precisó la portavoz.

La Delegación del Gobierno en Galicia cifró en 80 el número de fallecidos, aunque sigue habiendo heridos críticos. “178 pacientes fueron recogidos por los dispositivos de emergencia, de esos pacientes en este momentos, continúan ingresados 95, 32 de ellos en la unidad de críticos y cuatro en la unidad de críticos pediátrica”, dijo la consejera de Sanidad gallega, Rocío Mosquera.

Horas después del siniestro, el más grave ocurrido en España desde 1944, el escenario de la tragedia seguía siendo dantesco: vagones semidestruidos se mezclaban con las maletas y pertenencias de los pasajeros y los restos de asientos que salieron despedidos por el impacto. Agentes de la policía y de los servicios de rescate seguían examinando el convoy para descartar que haya cuerpos atrapados entre los restos.

En un vídeo que supuestamente muestra el momento del siniestro, filtrado por varios medios de comunicación, se ve cómo el tren toma la curva y los vagones del centro se escapan de la vía, volcando y arrastrando todo el vehículo.

La compañía Adif (el ente público administrador de la red ferroviaria) negó a la AFP estar en el origen de la filtración. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que acudió este jueves a primera hora al lugar del accidente, decretó tres días de luto oficial. Galicia respetará siete días de duelo.

El rey Juan Carlos y el príncipe Felipe suspendieron todos sus compromisos tras conocer la noticia. El monarca envió una carta de pésame a las familias de las víctimas y el jueves por la tarde se trasladará a Santiago junto a la reina Sofía.

Desde el primer momento, la excesiva velocidad ha sido considerada como la causa principal de esta tragedia, ocurrida a las 20h42 del miércoles a sólo cuatro kilómetros de la estación de Santiago de Compostela, cuando el tren entró en una curva muy cerrada limitada a 80 km/h. “¡Voy a 190! Espero que no haya muertos porque caerán sobre mi conciencia”, dijo el maquinista por radio a la estación en el momento del accidente, según informaciones publicadas por el diario El País.

“Hay una investigación en marcha y tenemos que esperar” para conocer las causas, dijo de madrugada un portavoz de Renfe. “Lo que sabemos es que el tren no ha tenido ningún problema operativo”, declaró el presidente de la compañía ferroviaria, Julio Gómez-Pomar Rodríguez, a la radio Cadena Cope.

El tren, que circulaba por una línea de alta velocidad estrenada en 2011, aunque el convoy en sí no era de alta velocidad, había salido de Madrid y tenía por destino Ferrol.

“Llegué un minuto después. Lo primero que vi fue el cadáver de una mujer. Me impresionó mucho. Nunca había visto un cadáver antes, pero sobre todo lo que me impresionó fue el gran silencio”, dijo a la AFP Francisco Otero, cuya casa está a pocos metros de las vías del tren. “Parece ser que en una curva el tren empezó a dar vueltas, vueltas de campana, dimos muchas vueltas de campana y quedaron subidos unos vagones encima de otros”, contó un pasajero a la radio Cadena Ser.

Más de 300 agentes de la policía, los bomberos y decenas de ambulancias llegaron minutos después y comenzó el traslado de heridos a los hospitales más cercanos mientras los cadáveres eran transportados a un tanatorio improvisado en un pabellón multiuso, donde los familiares esperan tener noticias de sus allegados.

“Para un santiagués como yo, éste es el día del Apóstol más triste de mi vida”, declaró Rajoy, gallego, tras visitar el lugar de la tragedia, refiriéndose a la festividad de Santiago Apóstol, patrón de Galicia, que se celebra este jueves. “Quiero trasladar, en mi nombre y en el del Gobierno de España, mi pesar a todas las familias de las personas que han fallecido, que desgraciadamente son demasiadas”, agregó.

Los mensajes de solidaridad tras este terrible accidente no tardaron en llegar. El papa Francisco, desde Río de Janeiro, invitó a orar por las víctimas y sus familias. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, mostró su “profunda tristeza”, mientras al mediodía se producían concentraciones en silencio en señal de duelo ante todas las instituciones españolas.

En la catedral de Santiago, cientos de fieles celebraron una misa en honor a Santiago Apóstol en la que recordaron a los fallecidos en este grave accidente. Se trata del peor accidente ocurrido en España desde los años 40, cuando un choque de dos trenes causó cientos de muertos en la provincia de León. En 1972, un tren que cubría la ruta Cádiz-Sevilla descarriló, provocando 77 muertos.

————————————————————————————————————————————————

Gobierno de España declara tres días de luto oficial por accidente de tren

El mandatario español hizo el anuncio el día de hoy tras el accidente de tren que dejó al menos 78 muertos y 145 heridos.

por DPA – 25/07/2013 – Latercera

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció hoy tres días de luto oficial en toda España tras el accidente de tren que el miércoles por la noche dejó al menos 78 muertos y 145 heridos. 

El jefe del Ejecutivo español hizo el anuncio en Santiago de Compostela, donde antes visitó la zona cero del peor siniestro ferroviario en cuatro décadas en el país, acompañado por el jefe del gobierno regional gallego, Alberto Núñez-Feijóo, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, y acudió a uno de los hospitales a los que fueron trasladados los heridos.

Antes, Núñez-Feijóo ya había decretado siete días de luto oficial en Galicia. 

“Hoy es un día muy difícil. Hemos vivido un accidente terrible, dramático y que me temo va a permanecer mucho tiempo en nuestras memorias”, dijo el presidente del gobierno en una comparecencia institucional en la capital gallega, en la que él mismo nació en 1955.

“Este es el día del Apóstol más triste de mi vida”, señaló un Rajoy apesadumbrado, vestido de luto, con chaqueta y corbata negras. El siniestro ocurrió la víspera de la celebración del Día de Galicia, la festividad del Apóstol Santiago, que es también el patrón de España. 

Rajoy transmitió su “pesar”, también en nombre del gobierno y de los españoles, a las familias y amigos de las víctimas mortales. “Desgraciadamente son demasiadas”, lamentó. “No van a estar solos”, les dijo, “la solidaridad de los españoles les va a acompañar siempre”. 

Rajoy deseó una pronta recuperación a los heridos, a algunos de los cuales había visitado antes en el hospital.

Y dio las gracias a las fuerzas de seguridad, a los bomberos, a los equipos de emergencia y sanitarios y a los ciudadanos que se volcaron socorriendo en un primer momento a las víctimas y acudiendo en masa a donar sangre.

“Su comportamiento ha sido admirable y ejemplar”, subrayó. “Han puesto lo mejor de sí mismos”, señaló Rajoy, que insistió en destacar “la generosidad y solidaridad de los españoles en un momento tan difícil”.

El jefe del Ejecutivo confirmó que hay dos investigaciones en marcha sobre lo ocurrido, para conocer “a la mayor celeridad posible” las causas del siniestro: la judicial y la de una comisión que depende del Ministerio de Fomento.

El reto “capital”, sin embargo, es la identificación de los fallecidos. Rajoy admitió que es una tarea difícil, pero aseguró que se está trabajando con toda la celeridad posible. “Las familias no pueden vivir en una situación de incertidumbre”, señaló.

El líder conservador informó además de que a La Moncloa han llamado muchos mandatarios internacionales para expresar su apoyo y cariño tras la tragedia.

————————————————————————————————————————————————–

Al menos 55 muertos por un accidente de tren en Santiago de Compostela

Redacción BBC Mundo

“En diez años de profesión que tengo he visto mucho. Esto me retuerce el estómago”, escribió Óscar Corral en Twitter junto a esta imagen.

Al menos 40 personas murieron en Santiago de Compostela, en el noroeste de España, después de que un tren que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol descarrilase cerca de la estación del centro de la capital gallega.

El accidente ferroviario se produjo a las 20:42 hora local y en la vía se podían ver tres vagones volcados y al menos cuatro ardiendo.

Fuentes hospitalarias y policiales informaron que hay al menos 70 heridos, 20 de ellos de gravedad.

Según relataron los testigos a los medios, el tren, en el que viajaban 218 personas además de la tripulación, iba a mucha velocidad y descarriló en una curva pronunciada.

Gente atrapada

Un vagón voló sobre un talud a cinco metros de altura y 15 de distancia de la vía.

El fotógrafo Óscar Corral le comentó a BBC Mundo desde el lugar del accidente que se podían ver muchos cuerpos tendidos en la vía y que la policía estaba pidiendo ayuda a la gente.

Según las autoridades, hay al menos 70 heridos, 20 de ellos de gravedad.

“A la zona ha llegado mucha gente a ayudar en un momento en el que la ciudad está llena porque es el día grande de la comunidad autónoma”, explicó el fotógrafo.

El accidente se produce en la víspera del Día de Santiago, la mayor fiesta local.

Los equipos de emergencia trabajan en el lugar del accidente para tratar de rescatar a las personas que quedaron atrapadas en los vagones accidentados.

A la zona también llegó el presidente de la Xunta de Galicia -el gobierno regional- Alberto Núñez Feijóo.

Por su parte, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, envió sus condolencias a través de la cuenta social Twitter: “Quiero expresar mi afecto y mi solidaridad con las víctimas del terrible accidente de tren en Santiago”.

El concejo municipal de la ciudad está llamando a todos sus habitantes a donar sangre al centro de Transfusiones de Galicia Monte Condensa.

Informes de medios locales señalan que el principal hospital de Santiago, el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), está totalmente colapsado.

De la fiesta a la conmoción

El accidente ferroviario cambió radicalmente el ánimo de la capital gallega en la semana de fiestas de la comunidad autónoma y el ayuntamiento suspendió todos los actos programados.

accidenteTestigos indican que el tren iba muy rápido.

Felipe Vieira, un vecino de Santiago de Compostela, le explicó a BBC Mundo que la noche del 24 de julio es tradicionalmente la más importante de las fiestas, que comenzaron este lunes, para la que estaba programado un espectáculo pirotécnico.

“Todo el mundo estaba en las calles y en el momento que surge esto se canceló el tono festivo y la gente estaba conmocionada: se pasó del jolgorio a las caras largas, tristes. La gente estaba cabizbaja y mucha gente acudió en masa a donar sangre al hospital”, afirma Vieira.

“De la fiesta se ha pasado a la conmoción y a la solidaridad con esa donación de forma masiva”, agrega.

Vieira explica que el suceso es una “tragedia mayúscula” teniendo en cuenta las dimensiones de la ciudad de unos 100.000 habitantes.

“La ciudad está tomada por ambulancias de distintos hospitales, de ONGs que están colaborando, coches de policía, bomberos, efectivos de protección civil y todos los dispositivos habituales en este tipo de emergencias. Las calles tomadas por ruidos de sirena”, explicó.

————————————————————————————————————————————————-

Sube a 60 muertos y 160 heridos el balance de descarrilamiento de tren en Santiago

(AFP)

SANTIAGO DE COMPOSTELA, España — Al menos 60 personas han muerto y entre 126 y 131 han resultado heridas al descarrilar un tren de pasajeros cerca de Santiago de Compostela (Galicia, noroeste), en uno de los peores accidente ferroviarios de la historia de España.

De las 222 personas que iban en el tren, 60 han perecido, según la Delegación del Gobierno central en la región.

De los heridos, 111 están identificados y entre 15 y 20 por identificar, afirma la misma fuente.

En un anterior balance, el presidente de la Xunta (gobierno regional) de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, habló de entre “45 y 47, 50 personas (muertas), nos estamos moviendo en ese entorno”, en declaraciones a la televisión pública española.

El mandatario añadió que decenas de personas han resultado heridas en el siniestro, que se ha producido a las 20h42 locales (18h42 GMT).

El tren, que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol con 218 pasajeros “ha descarrilado cerca de la estación de Santiago de Compostela sin que se sepa todavía la causa”, afirmó una fuente de Renfe.

“Hay una investigación en marcha y tenemos que esperar”, afirmó un portavoz de Renfe, que confirmó la cifra de 218 pasajeros, sumando además cuatro empleados de Renfe.

“La velocidad la sabremos dentro de muy poco cuando se consulten las cajas negras del tren”, comentó a AFP.

Un testigo que viajaba en el tren afirmó a Cadena Ser que “parece ser que en una curva el tren empezó a dar vueltas, vueltas de campana, dimos muchas vueltas de campana y quedaron subidos unos vagones encima de otros”.

El accidente tuvo lugar en una curva cerrada cerca de la estación de Santiago de Compostela y las imágenes del siniestro muestran varios vagones volcados sobre un lateral, apoyados contra un talud, mientras una de las locomotoras del convoy tenía su techo incendiado.

Enseguida convergieron en el lugar efectivos policiales, de los bomberos y decenas de ambulancias que trasladaron los heridos a hospitales de la zona, que han hecho un llamamiento para que la gente acuda a donar sangre para atender a los lesionados.

Aunque todavía no se conocen las causas del suceso, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, descartó la hipótesis del atentado afirmando que es “accidente, no tenemos ningún elemento que nos permita hablar de ninguna otra cosa”.

El accidente, que según algunos medios podría deberse a un exceso de velocidad, se produjo a casi 4 km de la estación de Santiago de Compostela.

Un hombre de 39 años, Francisco Otero, contó a la AFP que llegó al lugar del accidente “al cabo de un minuto”. “Estaba viendo la televisión en casa de mis padres y se escuchó como un gran estruendo. Como si hubiera habido un terremoto”.

“Aquello parecía irreal”, resume en su testimonio: “Los vecinos intentaron sacar a la gente atrapada, con picos, mazas y al final los sacaron con una sierra manual”.

El siniestro se ha producido la víspera del día del Apóstol Santiago, el día grande de la región de Galicia.

La ciudad, capital de la región y centro de los festejos, ha anulado los eventos que tenía previsto celebrar en la noche de este miércoles en honor a su patrón, aunque mantendrá la tradicional misa del día de Santiago “desde un estricto protocolo de luto”.

Desde Madrid, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mantenido informado y ha expresado su “afecto y solidaridad con las víctimas del terrible accidente de tren en Santiago. MR” en un mensaje en la red social Twitter.

Rajoy tiene previsto viajar a primera hora de la mañana a Santiago de Compostela.

Se trata de uno de los peores accidente ferroviarios ocurridos en España tras el sucedido en los años 40 cuando un convoy que también viajaba de Madrid a Galicia chocó con una locomotora, causando centenares de muertos, y el ocurrido en 1972 al descarrilar un tren que cubría la ruta Cádiz-Sevilla causando 77 muertos.

————————————————————————————————————————————————

Según el delegado del Gobierno en Galicia

El tren circulaba a 220 km/h en un tramo limitado a 80 km/h

Uno de los vagones siniestrados.| Efe VEA MÁS IMÁGENESUno de los vagones siniestrados.| Efe 
  • Técnicos y policías recaban pruebas para tratar de aclarar lo sucedido
  • Es el primer accidente registrado sobre las vías de alta velocidad
  • Técnicos de Fomento calificaron el punto como ‘una curva difícil’
  • Renfe ha confirmado que el tren llevaba cinco minutos de retraso

Marcos Sueiro | Pedro Blasco | Santiago de Compostela | Madrid

 jueves 25/07/2013 – El Mundo.es

El exceso de velocidad del tren Alvia Madrid-Ferrol siniestrado en las inmediaciones de Santiago de Compostela es una de las hipótesis que cobra más fuerza sobre las causas del accidente, en el que han muerto al menos 56 personas, según fuentes de la investigación.

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juarez, ha informado de que en el momento del accidente el tren iba a 220 km/h, pese a que la velocidad máxima en ese punto es de 80 km/h debido a que en ese punto se reduce la velocidad para entrar en la estación de Santiago.

No obstante, fuente de Renfe han asegurado que el tren circulaba a 180 km/h, lo que también estaría muy por encima de la velocidad aconsejable en la zona. Un portavoz ha dicho a Efe que “es muy aventurado” atribuir el accidente al exceso de velocidad.

La Policía y técnicos de infraestructuras ferroviarias trabajan en el lugar para intentar obtener las primeras pruebas de si esta ha sido la causa del accidente o el mismo se ha producido por otros motivos.

Fuentes de Renfe han confirmado que el tren llevaba cinco minutos de retraso, si bien han precisado que una horquilla de cinco minutos, de retraso o de adelanto, es bastante habitual en los servicios por lo que no han querido vincularlo a cuál haya podido ser la causa del accidente.

El accidente, además de uno de los más graves de las últimas décadas, tiene una singularidad: es el primero que se produce sobre las vías de alta velocidad. El tren que ha descarrilado es el Alvia 151, un tipo de tren que utiliza las mismas vías que el AVE.

El punto en el que se ha producido el siniestro fue calificado como “una curva difícil” por los técnicos de Fomento en la inauguración de este tramo que une Ourense con Santiago de Compostela. Dicha curva está limitada a 80 kilómetros por hora, según recoge el ‘Faro de Vigo‘. Por tanto, el tren debía ir a una velocidad entre los 75 y los 80 kilómetros por hora, según los protocolos del AVE, informa Pedro Blasco.

Un especialista que conoce estos trenes explicó a ELMUNDO.es que el tren sale de Orense a una velocidad de 110 kilómetros por hora para alcanzar hasta los 220 kilómetros hasta el kilómetro 84 después de salir de Orense donde debe reducir a 80 kilómetros y posteriormente a 75 hasta lograr el frenado total en Santiago.

Varios especialistas ferroviarios han explicado a este diario de que la vía acababa de ser renovada recientemente y que tanto el tren como las vías están preparados para alcanzar una velocidad de 220 kilómetros hora.

El maquinista no puede entrar a la velocidad que quiere sino que tiene unos topes que no puede superar según los tramos.

El tren es conocido como “híbrido”, es decir, puede tener tracción eléctrica y diésel y está adaptado para circular por la vía de Renfe, más ancha que la del resto de Europa, y la Internacional. El accidente se ha producido en una zona de ancho Renfe, pero con tecnología AVE.

Se busca el ‘teloc’

Técnicos de Renfe buscaban a primeras horas de la noche el ‘teloc‘, la caja negra del tren, donde quedan registradas las velocidades del tren.

Este sistema está situado en la máquina. Igualmente, en estas cintas queda grabada cualquier incidencia que se haya podido producir, así como el posible exceso de velocidad.

———————————————————————————————————————————————–

Hay decenas de muertos y heridos

Avalancha de solidaridad y cooperación tras el accidente de tren en Santiago

Servicios de emergencias llegan al lugar del siniestro. | EfeServicios de emergencias llegan al lugar del siniestro. | Efe
  • Urge la donación de sangre de los grupos ‘0 negativo’ y ‘A negativo’
  • El Edificio Cersia se ha designado como punto de atención a familiares
  • Renfe ha habilitado los teléfonos 900 101 660 y 900 444 222, gratuitos

ELMUNDO.es | Agencias |

 jueves 25/07/2013 

El descarrilamiento de un tren en Santiago de Compostela, que ha provocado la muerte de al menos 60 personas y ha dejado decenas de heridos, ha generado una ola de solidaridad y cooperación con las víctimas. Las autoridades gallegas han hecho un llamamiento urgente para acudir al Centro de Transfusión de Galicia, ubicado en el Monte da Condesa en la capital gallega, o al Hospital Clínico, para donar sangre.

Fuentes del Ejecutivo de la región han asegurado que urgen las donaciones para garantizar la reserva de sangre que permita hacer frente a las necesidades de los heridos. La conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, ha acudido al Hospital Clínico para hacer un seguimiento de la situación.

En apenas unas horas se ha cubierto la demanda de donaciones de sangre genérica y algunos centros, saturados, han pedido a los donantes que acudan en los próximos días. Pese a ello, se sigue necesitando sangre del grupo ‘0 negativo’ y ‘A negativo’.

Para la atención a familiares o de quienes crean que pueden tener a alguien en el tren que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol, la Delegación del Gobierno ha remitido al Edificio Cersia, ubicado en San Lázaro, donde les atenderán de forma individualizada en una sala habilitada para tal fin. También aconsejan llamar al teléfono 112.

Renfe, por su parte, ha habilitado el teléfono de atención 900 101 660 y el 900 444 222 para informar a los afectados por el accidente. Asimismo, se ha habilitado otro teléfono de atención a los familiares, en el que se facilitará la información que vayan recibiendo los servicios de emergencias sobre el accidente, que es el 981 551 100.

Otros teléfonos de interés son los que han puesto a disposición Cruz Roja (98 158 69 69) y la Policía Local de Santiago (98 151 23 23).

La respuesta de los vecinos

Los vecinos de la zona también han querido colaborar con los servicios de emergencia tratando de facilitar su tarea y de aliviar el dolor de los familiares que poco a poco se han ido acercando a la zona.

Los primeros vecinos que se acercaron al lugar del accidente ayudaron como pudieron a las víctimas, bien sacándolas directamente de los vagones o bien aportando mantas y agua.

De otra forma, los hosteleros de Santiago también han querido aportar su ‘granito de arena’ y han organizado un “banco de habitaciones” para familiares de las víctimas.

Mediante su cuenta de Twitter, la Asociación de Hostelería de Compostela ha indicado que se dispone a organizar un banco de habitaciones para acoger a los allegados de heridos y fallecidos. Así, piden a los asociados y propietarios de hoteles que comuniquen la “disponibilidad” de habitaciones.

———————————————————————————————————————————————–

Un gran exceso de velocidad al tomar una curva, posible causa del accidente

El límite en ese tramo es de 80 kilómetros por hora y se habrían pasado los 180, señalan fuentes de la investigación

 /  Madrid / Santiago de Compostela 25 JUL 2013
Los bomberos junto al tren Alvia descarrilado cerca de Santiago de Compostela / LAVANDEIRA JR (EFE)

Se trata de una curva muy complicada, muy cerrada. Por ello, en el lugar en el que descarriló el tren de Santiago está prohibido que circulen a más de 80 kilómetros por hora. A pesar de ello, y según fuentes de la investigación, parece que el tren superó los 180. El convoy, que venía de circular a una gran velocidad, superando los 200 kilómetros por hora, no frenó lo suficiente y duplicó la velocidad permitida. Justo en esa curva, el tren volcó haciendo descarrilar algunos de sus vagones y provocando decenas de muertos.

Los usuarios de ese tren, que recorre la distancia entre Madrid y Ferrol, conocen bien esa curva. Ya el mismo día de la inauguración de ese trazado, el 10 de diciembre de 2011, al llegar a la misma, el tren dio un bandazo que provocó el desequilibrio de algunos de los usuarios. Hubo, ese día, un murmullo general sobre lo dura que era esa curva después de más de 80 kilómetros de línea casi recta de AVE desde Ourense. Si en esos 80 kilómetros iniciales el tren no parece moverse, allí se nota por primera vez la inercia de un cambio de dirección.

Se trata de la primera curva que se encuentra el tren que circula entre Madrid y Ferrol al llegar a Santiago de Compostela desde Ourense. Es además, donde ya no hay trazado nuevo completamente independiente para el AVE sino que el tren usa parte del trazado antiguo, la vía que se construyó durante el franquismo entre ambas ciudades. Aunque el trazado nuevo se hizo más amplio, a la entrada de Santiago esa línea pierde parte de las características de la Alta Velocidad. Así se hizo, en parte, para evitar que las expropiaciones, en una zona notablemente urbanizada, fuesen mucho mayores de lo que ya eran.

Pero la alternancia de tramos de AVE y tramos de vía convencional o de inferiores características se reproduce en otros puntos de la vía. El Alvia que circula entre Madrid y Ferrol viaja por distintos trazados. Es el tren más rápido que circula por Santiago. Entre Madrid y Olmedo (Valladolid) aprovecha la línea del AVE. Después, entre Olmedo y Ourense vuelve a circular por una vía convencional, a la espera de que se terminen la obras del AVE que ya están en marcha. Finalmente, entre Ourense y Santiago se incorpora a la línea del AVE, que a la entrada de Santiago discurre junto a la vía antigua. En ese momento el tren debe frenar y, al llegar a la curva cerrada donde tuvo lugar el accidente, dejar la velocidad en solo 80 kilómetros por hora. El descenso de velocidad en ese punto es muy pronunciado: se pasa de 200 kilómetros por hora a 80 en un corto lapso de tiempo.

La línea donde se produjo el accidente no está dentro del ERTMS (European Rail Traffic Management System), un sistema de gestión del tráfico ferroviario que impide que un tren supere la velocidad máxima establecida o supere señales que indican parada. En el tramo donde tuvo lugar el accidente funcionaba el ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático) convencional, un sistema que detiene al tren si el agente de conducción no respeta lo indicado en las señales pero que sólo recibe información de la vía en determinados puntos (las balizas), o sea, que solo al pasar por esos puntos controla que el convoy circule según lo establecido.

————————————————————————————————————————————————-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: