Disturbios en Egipto


————————————————————————————————————————-

Egipto, entre la mediación y la intimidación

Deutsche Welle Español

Intentos de conciliación por parte del gobierno pro-militar contrastan con el enjuiciamiento de opositores por cargos graves. Entre tanto, continúa la tension política tras el derrocamiento de Mohammed Mursi.

El gobierno ascendido al poder en Egipto tras las destitución del expresidente Mohammed Mursi, y que cuenta con el apoyo del ejército de ese país, podría dar oportunidad a una mediación para resolver la crisis política, informaron dichas autoridades este domingo.

El jefe del ejército egipcio, Abdel Fatah al Sisi, se reunió con representantes de grupos islamistas en un intento de conciliar.

Partidarios de Mohammed Mursi, en El Cairo.
Partidarios de Mohammed Mursi, en El Cairo.

El portavoz de las fuerzas armadas, Ahmed Ali, dijo que éstas manifestaron a los islamistas su disposición a lograr una solución pacífica, pero condicionada.

Al mismo tiempo, una corte de El Cairo anunció que el líder de los Hermanos Musulmanes (partidarios de Mursi) y su más cercano colaborador enfrentarán un juicio dentro de tres semanas, por incitación al asesinato y otros delitos durante las protestas previas al derrocamiento del exmandatario.

El Consejo de Defensa Nacional, integrado por civiles y soldados, dijo en un comunicado que respalda la mediación, “siempre y cuando eso ocurra en un tiempo definido y limitado”.

La declaración fue emitida un día después de que enviados estadounidenses y europeos se reunieron en forma separada con miembros del nuevo Gobierno y con aliados de Mursi.

————————————————————————————————————————————————————————————

Mediación en Egipto cobra impulso y líderes de Hermanos Musulmanes enfrentan juicio

domingo 4 de agosto de 2013

Por Angus MacSwan y Shadia Nasralla

EL CAIRO (Reuters) – El Gobierno de Egipto instaurado por el Ejército dijo el domingo que dará una oportunidad a la mediación para resolver la crisis provocada por el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, pero advirtió que el tiempo para eso es limitado.

Al mismo tiempo, una corte de El Cairo anunció que el líder de los Hermanos Musulmanes de Mursi y su lugarteniente enfrentarán un juicio en tres semanas más por crímenes entre los que figuran la incitación al asesinato durante protestas en los días previos al derrocamiento del mandatario islamista.

Eso podría complicar los esfuerzos de enviados internacionales y de facciones egipcias para lanzar un proceso político, alentar a la reconciliación internacional y evitar más hechos de violencia.

Pero una batalla inminente entre fuerzas de seguridad y miles de partidarios de Mursi que continuaban presentes en dos campamentos de protesta en El Cairo parecía menos probable mientras los mediadores dialogaban.

El Consejo de Defensa Nacional, integrado por civiles y soldados, dijo en un comunicado que respalda la mediación “que protege los derechos de ciudadanos sin importar sus afiliaciones y que evita la sangre, siempre y cuando eso ocurra en un tiempo definido y limitado”.

La entidad no especificó un plazo final.

La declaración fue emitida un día después de que enviados estadounidenses y europeos se reunieron en forma separada con miembros del nuevo Gobierno y con aliados de Mursi.

La crisis ha llevado a Egipto, el Estado árabe más poblado del mundo, a sus días más peligrosos desde que un levantamiento popular en febrero del 2011 terminó con el Gobierno de 30 años de Hosni Mubarak y aumentó las esperanzas de una nueva era de democracia.

Mursi se convirtió en el primer presidente elegido libremente de Egipto en junio del 2012.

Pero los temores de que estuviera endureciendo el control islamista en el país y su fracaso para aliviar dificultades económicas que afligen a la mayoría de sus 84 millones de habitantes llevó a enormes manifestaciones en las calles, que culminaron en su derrocamiento por parte del Ejército el 3 de julio.

Los militares desplegaron una “hoja de ruta” para celebrar elecciones en unos seis meses y han prometido un regreso a un Gobierno civil. Sin embargo, los Hermanos Musulmanes -un movimiento islamista que estuvo décadas en las sombras durante el mandato de Mubarak- han rechazado la hoja de ruta.

Casi 300 personas han muerto en violencia política desde el derrocamiento de Mursi, incluyendo a 80 baleadas por fuerzas de seguridad en un solo incidente el 27 de julio, y buena parte del liderazgo de los Hermanos Musulmanes se encuentra en custodia.

Mursi, quien ha sido acusado de asesinato y de otros crímenes, se encuentra detenido en un lugar no divulgado.

————————————————————————————————————————————————————————————

Jefe del ejército de Egipto se reúne con líderes islamistas en medio de crisis política

Sin embargo, en el encuentro no participó ningún dirigente de los Hermanos Musulmanes quienes exigen la restitución del presidente Mohamed Morsi.

por AFP – 04/08/2013 – Latercera
Un partidario del derrocado presidente egipcio, Mohamed Morsi, con el Corán en su mano en El Cairo.© AFP
Un partidario del derrocado presidente egipcio, Mohamed Morsi, con el Corán en su mano en El Cairo.

El nuevo hombre fuerte de Egipto, el jefe del ejército Abdel Fatah al Sisi, se reunió con responsables islamistas -ninguno de los Hermanos Musulmanes- para intentar solucionar la grave crisis política que enfrenta a los partidarios del presidente derrocado Mohamed Morsi, miembro de la cofradía, con los nuevos líderes.

El general Al Sisi, que destituyó Morsi el pasado 3 de julio, afirmó que había“todavía posibilidades para una salida pacífica de la crisis a condición de que todas las partes rechacen la violencia”, indicó el portavoz de la armada, el coronel Ahmed Aly sin precisar qué formaciones participaron en la reunión.

“Si los islamistas con los que el general Al Sisi no son miembros de los Hermanos Musulmanes, sí que los han apoyado en Rabaa al Adawiya”, destacó una fuente militar, que solicitó el anonimato. “Esperemos que los Hermanos Musulmanes escuchen lo que tienen que decirles para encontrar una salida a la crisis”.

El anuncio llega después de que las tensiones entre el ejército, que puso en el poder a nuevas autoridades tras derrocar a Morsi, y los Hermanos Musulmanes se hayan acentuado.

El gobierno provisional lanzó varios avisos a los miles de partidarios de la influyente cofradía, a los que llama a levantar la acampada establecida desde hace más de un mes en El Cairo y amenaza con desalojarlos por la fuerza.

Los enfrentamientos desde el pasado 3 de julio entre los pro Morsi, que reclaman el retorno al poder del primer presidente elegido democráticamente y retenido en un lugar secreto por el ejército, y las fuerzas del orden o contra los anti Morsi se han saldado con más de 250 muertos.

El domingo por la mañana, tras un encuentro con el secretario de Estado estadounidense adjunto, William Burns, el Partido de la Libertad y de la Justicia (PLJ), escaparate político de los Hermanos Musulmanes, rechazó toda solución que no se base en “la legitimidad constitucional y en el rechazo al golpe de Estado”.

La visita de Burns, que era vista como la última oportunidad para evitar una confrontación, llegó a El Cairo tras la de una serie de representantes internacionales, en particular europeos, quienes intentaron que gobierno y oposición llegaran a un compromiso.

La comunidad internacional teme que la evacuación por la fuerza de las plazas de Rabaa al Adawiya y Nahda, donde los manifestantes han acampado con mujeres y niños, se convierta en una masacre.

Desde Washington, el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, instó al general Al Sisi a apoyar un proceso político “abierto a todos” para salir de la crisis.

————————————————————————————————————————————————————————————

Ejército promete no desmantelar por la fuerza protesta islamista

Ninguno de los islamistas que hablaron con el jefe del Ejército forma parte de los Hermanos Musulmanes de Mursi.

imageRotate
Cientos de seguidores de los Hermanos Musulmanes bloquean una importante calle de El Cairo. (AP)
EL UNIVERSAL
domingo 4 de agosto de 2013
El Cairo.- El jefe de las fuerzas armadas egipcias, Abdel Fattah Al Sisi, prometió hoy no ordenar el desmantelamiento por la fuerza de los campamentos de apoyo al depuesto presidente Mohamed Mursi, aseguró un líder islamista tras entrevistarse con el militar.Mohamed Hassan, un conocido clérigo salafista, y otros tres religiosos musulmanes se reunieron con Al Sissi para tratar de acabar con la violencia desatada tras la destitución de Mursi por parte del Ejército el 3 de julio pasado, informa el diario estatal Al Ahram, según DPA.

“Durante la reunión él prometió que no acabará con las sentadas por la fuerza, pero también llamó a los manifestantes a ser pacíficos y a no trasladarse a otros sitios”, indicó Hassan.

El Ejército confirmó el encuentro. Al Sissi, que orquestó la destitución de Mursi, afirmó que “aún hay opciones para una solución pacífica, a condición de que no haya violencia”, según el portavoz de las fuerzas armadas, Ahmed Ali.

En un gesto desafiante, cientos de seguidores de los Hermanos Musulmanes bloquearon una importante calle de El Cairo durante varias horas este domingo.

Desde el derrocamiento de Mursi, los Hermanos Musulmanes se manifiestan pidiendo su regreso al poder. Miles de simpatizantes de Mursi mantienen dos campamentos de protesta en El Cairo, donde planean permanecer hasta la restitución del presidente. Uno está en Rabaa al Adawiya, al noreste de la capital, y el otro en la plaza de Al Nahda, al sur.

Los gobiernos occidentales temen un nuevo derramamiento de sangre si se cumple la amenaza del gobierno de transición de evacuarlos por la fuerza.

Más de 200 personas, la mayoría seguidores de los Hermanos Musulmanes, han muerto desde la destitución de Mursi hace un mes.

Mientras tanto, se encuentra en el país el subsecretario de Estado norteamericano, William Burns, quien también se reunió hoy con Al Sissi, con quien intercambió propuestas para acabar con la violencia y lograr una reconciliación nacional.

El líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y su segundo, Khyrat al Shater, serán juzgados el 25 de agosto por incitar a la violencia, informó la agencia Mena.

En otro suceso paralelo, las autoridades egipcias negaron la entrada al país hoy a la Premio Nobel de la Paz yemení Tawakkul Karman por “motivos de seguridad”, informaron fuentes del aeropuerto de El Cairo.

Karman, una activista en pro de la democracia que ha criticado reiteradamente la destitución de Mursi por parte del Ejército, llegó a bordo de un vuelo procedente de Dubai.

La activista fue galardonada en 2011 con el Nobel por su trabajo en favor de los derechos de las mujeres junto con la presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, y la también liberiana Leymah Gbowee.

Según ella misma había anunciado, pretendía visitar en El Cairo un campamento de protesta de los simpatizantes de Mursi.

————————————————————————————————————————————————————————————-

El Gobierno egipcio anuncia su disposición a negociar, aunque no indefinidamente

EL CAIRO, 4 Ago. (Reuters/EP) –

   El Gobierno egipcio instaurado tras el golpe de Estado del 3 de julio ha manifestado este domingo su disposición a negociar para lograr una salida a la crisis política abierta tras la deposición deposición del presidente islamista, Mohamed Mursi, aunque ha advertido de que el tiempo es limitado.

   Así, el Consejo de Defensa Nacional, integrado por notables militares y civiles, ha señalado en un comunicado que apoya la mediación impulsada por los representantes internacionales “que proteje los derechos de los ciudadanos sea cual sea su afiliación y que ahorra sangre, siempre y cuando se produzca en un periodo de tiempo definido y limitado”.

El Consejo se refiere a los contactos mantenidos por el subsecretario de Estado norteamericano, William Burns; la embajadora estadounidense en Egipto, Anne Patterson; y el representante especial de la Unión Europea para el Sur del Mediterráneo, el español Bernardino León, con representantes del Gobierno y de los islamistas.

Este domingo Burns y León se han reunido con el jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, según ha revelado un comunicado militar. En la mediación también participa el ministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Abdulá bin Zayed.

Por otra parte, un tribunal de El Cairo ha anunciado este domingo que los dos más altos cargos de los Hermanos Musulmanes, organización religiosa a la que pertenecía Mursi, serán juzgados por delitos como incitación al asesinato debido a la muerte de manifestantes en los días anteriores al derrocamiento de Mursi. Son Mohamed Badie y su ‘número dos’, Jairat el Shater y su juicio comenzará el 25 de agosto.

La Fiscalía ha ordenado además prisión provisional de 15 días para Rifaa el Tahtawi, jefe del Estado mayor del Ejército durante el mandato de Mursi, y para su lugarteniente, ambos acusados de incitación a la detención, tortura e interrogatorios a manifestantes durante 2012. El propio Mursi se encuentra retenido y en paradero desconocido desde hace más de un mes. Los Hermanos Musulmanes consideran que se trata de procesos judiciales politizados y piden su excarcelación para rebajar la tensión.

A pesar de estos encausamientos, que podrían dificultar el diálogo, la tensión entre los simpatizantes de Mursi acampados en la capital y las autoridades, que amenazan con desalojarlos, parece que se ha reducido y la posibilidad de un nuevo baño de sangre parece más lejana.

Casi 300 personas han muerto debido a la violencia política desde el derrocamiento de Mursi. Sólo el 27 de julio murieron unos 80 simpatizantes del presidente islamista por disparos presuntamente efectuados por las fuerzas de seguridad.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Los esfuerzos diplomáticos se multiplican para resolver la crisis en Egipto

Por Samer AL ATRUSH (AFP)

EL CAIRO — Un emisario de EEUU se entrevistó este sábado con las autoridades de Egipto en un intento por encontrar una solución pacífica a la disputa entre los partidarios del derrocado presidente islamista Mohamed Mursi y el Gobierno interino, mientras las autoridades egipcias reiteraron su llamamiento a abandonar las protestas.

El estadounidense William Burns, secretario de Estado adjunto, se reunió con el ministro de Exteriores egipcio, Nabil Fahmy, según la agencia oficial de noticias MENA, horas después de entrevistarse con miembros de la Hermandad Musulmana de Mursi y de su brazo político, el Partido de la Libertad y la Justicia.

Este nuevo intento de mediación llega en momentos en que aumenta la tensión ante una inminente evacuación de dos sentadas lideradas por manifestantes pro Mursi, que han paralizado partes de la ciudad y profundizado las divisiones. El ministro del Interior egipcio pidió este sábado a los partidarios de Mursi que cesen sus manifestaciones y prometió que permitirá a los Hermanos Musulmanes regresar a la política.

“Una salida pacífica y en toda seguridad permitirá a los Hermanos Musulmanes desempeñar un nuevo papel en el proceso político democrático”, precisó el ministro en un comunicado. El ministro precisó también que los manifestantes “se exponen a acciones legales por su participación en diversos actos delictivos en algunos de los encuentros, incluyendo asesinatos, tortura, secuestro, porte de armas (…) e incitación a la violencia”.

Asimismo, el ministro del Interior acusó a los líderes de la protestas de “controlar la mente” de los manifestantes, proporcionando información selectiva y aislándolos del mundo exterior. La visita de Burns, la segunda desde el pasado 3 de julio, día en que el presidente islamista Mursi fue derrocado por el ejército, llega pocos días después de la visita de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, quien se entrevistó con Mursi el pasado martes, en la primera visita oficial que recibió el derrocado mandatario.

El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, y el enviado especial de la Unión Europea en Oriente Medio, el español Bernardino León, estuvieron también esta semana en Egipto para entrevistarse con el Gobierno y la oposición. Los partidarios de Mursi prometieron seguir manifestando hasta que el expresidente sea restituido en el poder.

Sin embargo, en la noche del viernes al sábado, la movilización de los Hermanos Musulmanes parecía erosionarse. La Hermandad llamó a la instalación de dos nuevas sentadas y a la organización de cuatro marchas hacia sedes del ejército y de la policía, pero todas estas acciones fracasaron. Mientras tanto, el jefe de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, acusó a Estados Unidos de haber “complotado” con el Ejército egipcio para destituir aMohamed Mursi, depuesto y arrestado por los militares hace un mes, en un mensaje audio publicado el sábado los foros yihadistas.

“Los cruzados, los laicos y el ejército americanizado (de Egipto) se pusieron de acuerdo (…), gracias al dinero del Golfo y un complot de los estadounidenses para derrocar al Gobierno de Mohamed Mursi,” dijo Zawahiri, un egipcio que sucedió a Osama bin Laden, muerto en mayo de 2011 durante un ataque de tropas estadounidenses en Pakistán.

Al evocar a los “cruzados”, el líder de Al Qaida apuntó directamente a los cristianos de la comunidad copta, que componen entre 6 y 10% de la población egipcia. “Han apoyado la destitución de Mursi para crear un Estado copto (…) en el sur de Egipto.” Los partidarios de Mursi comenzaron a marchar después de las oraciones del viernes, saliendo de varias mezquitas de El Cairo. La policía egipcia lanzó gases lacrimógenos el viernes a últimas horas de la tarde en un suburbio de El Cairo para dispersar a manifestantes que reclamaban el regreso de Mursi.

El Ministerio del Interior acusó a los manifestantes de disparar perdigones, hiriendo a un conscripto, y anunció 31 arrestos. Testigos informaron también de enfrentamientos entre los residentes de la zona Alf Maskan y partidarios de Mursi después de que estos últimos trataran de organizar un plantón en la zona. Los partidarios de Mursi se mantienen desafiantes frente a las crecientes amenazas del Gobierno interino.

El diario Al Ahram, de propiedad estatal, informó el viernes que la policía tenía un plan para dispersar las sentadas de los partidarios de Mursi, pero que por el momento seguía buscando una solución pacífica. El vicepresidente interino de Egipto, Mohamed ElBaradei, pidió un cese de la violencia en su país para entablar conversaciones con los Hermanos Musulmanes y otros grupos que apoyan al depuesto presidente Mohamed Mursi.

“Lo que debemos hacer ya, en primer lugar, es asegurarnos de que cese la violencia”, aseguró ElBaradei, Premio Nobel de la Paz en 2005, en una entrevista con el diario The Washington Post. “Cuando lo logremos, tenemos que iniciar inmediatamente un diálogo para asegurarnos que los Hermanos Musulmanes hayan comprendido que Mursi fracasó. Pero eso no significa que los Hermanos Musulmanes serán excluidos, de ninguna forma”, agregó.

En opinión de ElBaradei, que dirigió de 1997 a 2009 la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU, los Hermanos Musulmanes “deben seguir formando parte del proceso político, deben seguir participando en la redacción de la nueva Constitución, interviniendo en las elecciones parlamentarias y presidenciales”. Más de 250 personas han fallecido en el último mes en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y opositores de Mursi.

————————————————————————————————————————————————————————————

Hermanos Musulmanes rechazan ofertas de diálogo del gobierno egipcio

El gobierno de transición les ofreció a los islamistas liberar a todos los miembros de la Hermandad Musulmana que se encuentran encarcelados y una participación del grupo en el proceso político.

por DPA – 03/08/2013 – Latercera
© AP

Los Hermanos Musulmanes rechazaron todas las propuestas del gobierno de transición en Egipto para llegar a una solución política del conflicto, y se niegan a desmantelar sus campamentos de protesta o a reconocer a las nuevas autoridades, publica hoy el periódico Al Masry Al Youm.

El gobierno de transición les ofreció liberar a todos los miembros de los Hermanos Musulmanes encarcelados y una participación del grupo en el proceso político.

En los contactos con representantes de la organización islamista estuvo presente entre otros el vicepresidente de transición, Mohammed El Baradei, señala el periódico.

Los Hermanos Musulmanes exigen la restitución del presidente islamista Mohamed Morsi, quien fue derrocado por el Ejército hace un mes en medio de masivas protestas contra su gobierno.

El viernes se manifestaron en Egipto de forma pacífica decenas de miles de personas a favor de Morsi. Únicamente hubo enfrentamientos con la policía durante la noche, cuando los islamistas intentaron entrar en las instalaciones del canal satelital Media Production City, en las afueras de El Cairo.

Las fuerzas de seguridad han anunciado que desmantelarán los dos grandes campamentos de protesta de los partidarios de Morsi en El Cairo.

Los islamistas han convocado para este domingo una “marcha de los millones”.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Último aviso para los seguidores de Mursi en Egipto

MIKEL AYESTARAN
Día 02/08/2013 – ABC.es

Las organizaciones de derechos humanos temen otro baño de sangre y hay una nueva intervención del Ejército contra los islamistas

Día a día aumenta la presión de las autoridades sobre las acampadas que los grupos contrarios al golpe militar, encabezados por losHermanos Musulmanes, mantienen en El Cairo. En un intento por destensar la situación antes de un nuevo viernes de movilizaciones, el portavoz de Interior, Hany Abdel Latif, ofreció «una salida segura» a aquellos manifestantes que decidan volver a sus casas de forma pacífica.

Una oferta que se produjo 24 horas después de que el Gobierno egipcio en pleno decidiera adoptar «todas las medidas necesarias» para poner fin a estas protestas urbanas, al considerar que suponen «un peligro para la seguridad nacional y la paz social». Latif precisó que «no hay una fecha específica» para una asalto que «será un baño de sangre», afirmó al periódico “Al Ahram” Ahmed Aref, portavoz de la Hermandad, para quien «ya no se trata solo de Mursi o de los Hermanos Musulmanes, se trata de la opinión de millones de egipcios que se oponen al golpe».

Barricadas y máscaras

La respuesta de los acampados fue fortalecer sus defensas a la espera del asalto de las fuerzas de seguridad. Sacos terreros y ladrillos para levantar barricadas, máscaras para combatir el gas… las imágenes de la Universidad de El Cairo y de Rabaa Al Adawiya eran de auténtico ambiente prebélico, un desafío en toda regla teniendo en cuenta los más de cien muertos que se han registrado en los choques con las fuerzas de seguridad en las últimas semanas, los últimos ochenta hace tan solo una semana a las puertas de Rabaa Al Adawiya.

Tras el viaje oficial de Catherine Ashton, alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y su entrevista con Mohamed Mursi, el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, viajó a El Cairo para conocer de primera mano la evolución de una crisis en la que, de momento, la Unión Europea no logra erigirse en mediador entre dos posturas cada vez más opuestas.

«Dado el historial de uso habitual de fuerza excesiva y fuerza letal no justificada por parte de las fuerzas de seguridad egipcias durante las actuaciones policiales en las manifestaciones, este reciente anuncio supone la aprobación de la comisión de nuevos abusos», manifestó Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional (AI), en referencia a la amenaza de desalojo de las autoridades interinas que «deben adoptar un enfoque que evite el uso de la fuerza y se base en ‘métodos de persuasión, negociación y mediación’, como recomiendan las normas internacionales».

Las denuncias por parte de organizaciones como AI o Human Rights Watch (HRW) desde la caída de Mursi el 3 de julio revelan el exceso de fuerza empleado por los agentes del orden a la hora de enfrentarse a los seguidores del ex presidente que exigen su vuelta al poder.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Hermanos Musulmanes acusan a EEUU de ser cómplice del golpe militar de Egipto

La agrupación islamista respondió así a las declaraciones del secretario de Estado estadounidense quien dijo ayer que el Ejército egipcio llevó a cabo una “restauración de la democracia”.

por EFE –
John Kerry afirma que la caída de Morsi fue una restauración de la democracia egipcia

Los Hermanos Musulmanes egipcios acusaron hoy a Washington de ser “cómplice” del golpe militar que depuso al presidente islamista Mohamed Morsi el pasado 3 de julio y de apoyar “la tiranía y la dictadura” en Egipto.

El portavoz de la Hermandad, Gehad Hadad, respondió así a las declaraciones del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien dijo ayer que ‘el Ejército egipcio no tomó el control del país al derrocar a Morsi, sino que llevó a cabo una restauración de la democracia’.

En un comunicado, Hadad denunció que “esa retórica es muy alarmante” y que el pueblo estadounidense debería rechazar ese Gobierno que “traiciona sus valores y respalda la tiranía y la dictadura”.

El portavoz se preguntó si “es la función del Ejército restaurar la democracia, si Kerry aceptaría que se destituyera a (el presidente Barack) Obama tras multitudinarias protestas, y si el Ejército estadounidense suspendería la Constitución y desmantelaría el Parlamento”.

“No esperamos nada de EEUU, de hecho creemos que fue cómplice del golpe militar, como antes hizo respaldando el régimen dictatorial de (Hosni) Mubarak”, subrayó Hadad.

La Administración estadounidense se ha negado a llamar “golpe de estado” a la destitución de Morsi, lo que hubiera obligado a Washington a eliminar la ayuda militar anual que presta a Egipto, valorada en 1.300 millones de dólares.

El Ejército egipcio depuso el pasado 3 de julio a Morsi, el primer mandatario elegido democráticamente, tras multitudinarias protestas que pedían elecciones anticipadas.

Desde entonces, los partidarios de Morsi protagonizan dos acampadas en El Cairo y numerosas manifestaciones para exigir su restitución en el poder.

Los islamistas han convocado para hoy nuevas protestas pese a que el Gobierno egipcio ha encargado a la policía poner fin a sus acampadas por ser un peligro para la seguridad nacional.

————————————————————————————————————————————————————————————

Gobierno egipcio acusa a los islamistas de explotar a niños en protestas

Según las autoridades egipcias ha habido al menos ocho sucesos de “violación flagrante de los derechos de los niños” en las acampadas y protestas de los partidarios de Morsi.

por EFE © AFP

Niñas egipcias participan en el campamento a favor del depuesto presidente Morsi.

El Gobierno egipcio acusó hoy a los islamistas de usar a los menores con fines políticos en sus manifestaciones, incluso como “escudos humanos”, y a los medios de comunicación extranjeros de dar una visión partidista de la crisis egipcia.

En una rueda de prensa en El Cairo, varios responsables de organizaciones gubernamentales de derechos de la infancia y de las mujeres, advirtieron del peligro de explotar a los menores y educarlos en la violencia.

El secretario general del Consejo Nacional de la Infancia y la Maternidad, Naser al Sayed, dijo que ha habido al menos ocho sucesos de “violación flagrante de los derechos de los niños” en las acampadas y protestas de los partidarios del depuesto presidente egipcio, Mohamed Morsi, derrocado por un golpe de Estado militar el pasado 3 de julio.

Al Sayed citó, además de su uso como escudos humanos, que los islamistas han vestido a los menores con mortajas y con ropas que aluden a un futuro martirio, y han traído a niños de los orfanatos.

También señaló que se han registrado agresiones y retención de niños, casos por los que han presentado denuncias ante la Fiscalía egipcia.

“Estos sucesos implantan el odio en los niños contra la sociedad, la policía y el ejército”, lamentó Al Sayed, que instó a la comunidad internacional y a la ONU a tomar medidas para proteger a estos menores.

Por su parte, Mervat al Talaui, presidenta del Consejo Nacional de la Mujer, afirmó que “enseñar a los niños la violencia y el martirio es algo que supone un peligro a la sociedad”.

“Esa explotación de los niños en los conflictos políticos creará una nueva generación de terroristas”, agregó.

Al Talaui denunció que los medios extranjeros no han hablado de estos casos y se muestran “parciales”, lo que despertó las críticas de algunos corresponsales presentes en la rueda de prensa.

En su opinión, televisiones como CNN, BBC y France 24, han adoptado “una postura muy parcial respecto a la última revolución”, en alusión a las protestas que llevaron al golpe militar que depuso a Morsi.

Los islamistas protagonizan hoy nuevas protestas multitudinarias, pese a que el Gobierno encargó hace dos días a la policía que acabe con las acampadas.

————————————————————————————————————————————————————————————

Papa Francisco pide a los musulmanes respeto mutuo y evitar difamaciones

Este año el Pontífice firmó directamente la carta anual que el Vaticano envía a los musulmanes con motivo del Ramadán.

por AFP –

El Papa Francisco envió este viernes un mensaje personal, firmado por él, a los musulmanes, en el que aboga por “el respeto mutuo” e invita a poner fin a “las críticas injustificadas y  difamaciones” por parte de ambas partes. 

“Este año decidí firmar personalmente este mensaje”, escribió el papa argentino en referencia al mensaje que tradicionalmente el Vaticano envía todos los años con motivo del ramadán (ayuno que observan los musulmanes), e invitó a  los musulmanes a “reflexionar” al tiempo que pidió “la promoción del respeto mutuo a través de la educación” para “evitar críticas injustificadas y difamaciones” por parte de las dos religiones.

“Estamos llamados a respetar sobre todo la vida de toda persona, su integridad física, su dignidad con los derechos, su reputación, su patrimonio,  su identidad étnica y cultural, sus ideas y sus decisiones políticas”, escribió el Papa en el mensaje divulgado por el Vaticano.

Tenemos que pensar, hablar y escribir de manera respetuosa sobre el otro, no sólo delante de él, sino siempre y en todas partes, evitando la crítica injustificada y la difamación”, recalcó.

Para ello la familia, la escuela, la enseñanza, todas las formas de  comunicación mediática juegan un papel importante“, subrayó.

El mensaje ha sido divulgado en un momento delicado debido a las tensas relaciones entre el mundo occidental y los musulmanes por una serie de caricaturas publicadas recientemente en medios de comunicación.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Llamamientos a la reconciliación en Egipto tras la movilización islamista

Por Sarah BENHAIDA (AFP)

EL CAIRO — Los llamamientos a la reconciliación nacional procedentes de todo el mundo llegaban este miércoles a Egipto, donde el Gobierno amenaza con dispersar por la fuerza los campamentos islamistas, al día siguiente del fracaso de la manifestación de “un millón” convocada por los Hermanos Musulmanes.

Solo algunas decenas de miles de manifestantes respondieron a la convocatoria para pedir el regreso del presidente depuesto, Mohamed Mursi.

El enviado especial de la Unión Europea (UE) para Oriente Medio, Bernardino León, era esperado eset miércoles en El Cairo, donde estuvo de visita la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que se entrevistó con Mursi. Durante la semana próxima, dos importante senadores estadounidenses llegarán a El Cairo para entrevistarse con las nuevas autoridades. León “proseguirá los contactos y los esfuerzos de mediación de Ashton”, explicó Michael Mann, portavoz de la jefa de la diplomacia europea. La UE quiere cumplir un papel de “facilitador”, utilizando incluso la palanca financiera, para ayudar a Egipto a volver a la democracia.

Los senadores estadounidenses Lindsey Graham y John McCain, miembros influyentes del Congreso, anunciaron en Washington que viajaban a Egipto a pedido del presidente estadounidense, Barack Obama. Ambos dijeron que iban a exhortar a las Fuerzas Armadas egipcias a que organicen elecciones para un retorno al poder civil en el marco de una solución “democrática que incluya” a todas las partes.

Ashton, la única persona que tuvo hasta el presente acceso a Mursi, detenido en secreto por el ejército desde el golpe del 3 de julio pasado, abogó el martes por una transición que “incluya a todas las fuerzas políticas”, incluidos los Hermanos Musulmanes, que por el momento rechaza cualquier diálogo con un poder al que considera ilegítimo.

Al lado de Ashton, el vicepresidente nombrado por los militares, Mohamed ElBaradei, afirmó que el ex presidente había “fracasado” y por esa razón estaba excluido de la transición, pero que los “Hermanos Musulmanes siguen formando parte del proceso político”. “Los islamistas debe participar en el futuro de Egipto”, dijo por su lado el ministro de Asuntos Exteriores, Nabil Fahmy. El ministro indicó además que los Hermanos Musulmanes podían participar “en la redacción de la Constitución y de las leyes electorales”, condicionando su participación al cese de la violencia.

Desde fines de junio, la violencia causó más de 300 muertos, en su gran mayoría víctimas de la represión policial.

El Gobierno volvió a advertir que está dispuesto a dispersar, llegado el caso por la fuerza, los campamentos de partidarios de Mursi en El Cairo. El pulso entre las Fuerzas Armadas y el movimiento pro Mursi hace temer nuevos baños de sangre, como el del sábado pasado, en el que la represión policial causó la muerte de 81 civiles.

El secretario estadounidense de la Defensa, Chuck Hagel, llamó el martes al general Abdel Fattah al Sisi, jefe de las Fuerzas Armadas y ministro de Defensa, para exhortarlo a que los militares actuaran con precaución.

Sin embargo, la movilización de los partidarios de Mursi pareció debilitarse el martes al fracasar en su intento de reunir en El Cairo un millón de manifestantes.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Bruselas trata de mediar entre islamistas y militares

Ashton se reúne con el ex presidente egipcio Mursi: ‘Está bien e informado’

Catherine Ashton, junto a representantes de los Hermanos Musulmanes en El Cairo. | Efe

Catherine Ashton, junto a representantes de los Hermanos Musulmanes en El Cairo. | Efe

Francisco Carrión | El Cairo – El Mundo.es

martes 30/07/2013 

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, logró anoche lo que hasta ahora había resultado misión imposible: reunirse con el ex presidente egipcio Mohamed Mursi, retenido e incomunicado en alguna instalación militar desde el pasado 3 de julio. El encuentro duró dos horas y es el primer contacto del islamista con un representante extranjero desde su derrocamiento.

La Delegación de la UE en Egipto ha informado de la reunión en un escueto comunicado. No se ha facilitado información sobre el contenido ni el lugar de una conversación “en profundidad”, como la ha descrito la portavoz de Ashton vía Twitter. El presidente depuesto, que ha sido interrogado por la inteligencia militar durante estas últimas semanas, se encuentra desde el pasado viernes en prisión preventiva por -entre otros cargos- conspirar con el movimiento islamista palestino Hamas.

La alta representante añadió sobre su ‘cita’ con Mursi que el ex ‘rais’ se encuentra “bien” y “está informado”, ya que “tiene acceso a la televisión y la prensa”. Respecto al lugar exacto donde se encuentra encerrado, la británica se negó a dar detalles, pero insistió en que ambos habían mantenido una “discusión amistosa, abierta y directa” y que previamente había advertido a El Cairo que no visitaría Egipto, “a menos que pudiera verle [a Mursi]”.

Ronda de contactos

Ashton, que decidió ayer prolongar su segunda visita a El Cairo en dos semanas, ha protagonizado una intensa ronda de contactos. Se ha reunido con el presidente interino Adli Mansur; el vicepresidente de Asuntos Exteriores Mohamed el Baradei; el comandante en jefe de las fuerzas armadas Abdelfatah al Sisi -cuya presencia pública arroja crecientes dudas de su compromiso democrático- y representantes de los Hermanos Musulmanes y organizaciones juveniles. La británica ha rogado a ambos bandos “un proceso plenamente inclusivo” que conduzca “lo antes posible al orden constitucional, las elecciones libres y justas y un gobierno civil”.

Bruselas trata de mediar en el laberinto egipcio y acercar las posturas de sus principales protagonistas, islamistas y cúpula militar. Está aún lejos de lograrlo. La Hermandad y sus aliados salafistas (rigoristas) han convocado para hoy manifestaciones en todo el país y desafiarán las advertencias de “firmeza” lanzadas por las autoridades con marchas de mujeres, portando simbólicos ataúdes, hacia el Ministerio de Defensa. Ayer, las protestas dejaron varias decenas de heridos en varias provincias.

El estamento militar, por su parte, mantiene su determinación de no modificar ni un ápice la hoja de ruta que prevé un referéndum constitucional y elecciones parlamentarias y presidenciales a principios del próximo año. A pesar de que fuentes castrenses han planteado la posibilidad de declarar el estado de Emergencia, el Gobierno insistió ayer en que de momento no barrunta tal opción, después de que el presidente interino delegase en el primer ministro Hazem el Beblaui la prerrogativa de conceder a la policía militar la potestad de arrestar civiles.

En el horizonte también despunta el desalojo policial de las dos sentadas que los islamistas mantienen desde hace un mes en la capital. El brutal ataque a la acampada de la mezquita de Rabea al Adauiya, que el sábado se cobró la vida de 80 personas y dejó centenares de heridos, ha levantado la voz de alarma. Ayer, una decena de organizaciones de derechos humanos locales exigió la dimisión del ministro del Interior Mohamed Ibrahim, quien -a pesar de los vídeos y los testimonios reunidos por la prensa internacional- sostiene que la policía no abrió fuego contra los manifestantes.

————————————————————————————————————————————————————————————

Las autoridades egipcias ordenan la apertura de juicio contra tres líderes de Hermanos Musulmanes

EL CAIRO, 31 Jul. (Reutetrs/EP) –

   Las autoridades egipcias han ordenado este miércoles la apertura de juicio contra el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y otros dos altos cargos de la organización islamista sospechosos de incitar a la violencia.

Badie, así como otros dirigentes de los Hermanos, ha llamado a la población a manifestarse en favor del exmandatario Mohamed Mursi, derrocado el pasado 3 de julio por las Fuerzas Armadas.

Desde el golpe militar, la fiscalía egipcia ha dictado órdenes de detención contra alrededor de una decena de responsables de la mayor organización islamista del país.

Mursi, por su parte, permanece bajo custodia del Ejército en un lugar no revelado, aunque el Gobierno provisional ha mostrado su intención de internarlo en la cárcel cairota de Torá.

————————————————————————————————————————————————————————————-

29-07-2013 / EFE

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, se reunió hoy en El Cairo con las autoridades egipcias, a las que transmitió la importancia de que todas las partes mantengan su autocontrol y se alejen de la violencia.

Coincidiendo con nuevas convocatorias de protestas de los islamistas, Ashton se entrevistó con el presidente interino, Adli Mansur; el viceprimer ministro y titular de Defensa, Abdel Fatah al Sisi, y el jefe de la diplomacia, Nabil Fahmy.

Un portavoz de la delegación de la UE en El Cairo informó a Efe de que también tiene previstas reuniones con representantes de los Hermanos Musulmanes y del grupo “Tamarrud”, instigador de las protestas contra el depuesto presidente Mohamed Mursi.

Como ya hizo en su primera visita tras el golpe militar, el pasado 17 de julio, Ashton contactará con los islamistas para conocer su postura sobre la actual crisis, entre otros con el dirigente de la Hermandad Amar Darrag.

Según un comunicado del Ministerio egipcio de Exteriores, Ashton instó al cese de la violencia y a que todas las fuerzas políticas participen en el actual proceso democrático, sin que se descarte a ningún grupo.

Una nota de la UE hace hincapié en estas dos peticiones para lograr un proceso de transición “plenamente inclusivo”, y subraya la determinación europa a “ayudar al pueblo egipcio en su trayecto hacia un país estable, próspero y democrático”.

Por su parte, Fahmy relató a Ashton los esfuerzos realizados para lograr una reconciliación nacional y aplicar la hoja de ruta del periodo de transición, comenzado tras el derrocamiento de Mursi el pasado día 3 de julio.

Tras su llegada anoche a El Cairo, Ashton se reunió con el vicepresidente para Relaciones Internacionales, Mohamed el Baradei, quien aseguró que el Gobierno trata por todos los medios de llegar a una solución pacífica para la actual crisis, a condición de que sea mediante el respeto de las leyes.

Las protestas de los islamistas del pasado viernes derivaron en graves disturbios en la madrugada del sábado que ocasionaron 72 muertos y cerca de 300 heridos en las filas de los partidarios de Mursi.

Ashton lamentó el sábado las muertes registradas en esos choques y pidió a las autoridades interinas egipcias que garanticen unas manifestaciones “pacíficas y ordenadas”.

Fuentes de seguridad informaron a Efe de que la idea era haber desmantelado ya por la fuerza las acampadas de los islamistas, como amenazó el Ministerio del Interior, pero que la visita de Ashton ha frenado estos planes.

En su anterior visita a El Cairo, la jefa de la diplomacia europea instó a la liberación de Mursi y de los presos políticos, ya que numerosos dirigentes islamistas han sido arrestado desde el golpe.

Mursi, que se encuentra retenido desde entonces por los militares, fue puesto bajo detención preventiva hace tres días por supuestamente contactar con el grupo palestino Hamás para perpetrar “acciones enemigas contra el país” y el asalto a una cárcel.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Al menos 80 muertos y 792 heridos en los disturbios de El Cairo y Alejandría

EFE / EL CAIRO
Día 28/07/2013 – ABC.es

De entre los fallecidos, 72 han perdido la vida durante los enfrentamientos de la pasada madrugada en el barrio cairota de Ciudad Nasr, según el portavoz de Sanidad, Jaled el Jatib

Al menos 80 muertos y 792 heridos en los disturbios de El Cairo y Alejandría

Al menos 80 personas han muerto y unas 792 han resultado heridas este sábado en los choques registrado en El Cairo, la capital, y Alejandría, la segunda mayor ciudad del país, entre partidarios del presidente depuesto Mohamed Mursi y las fuerzas de seguridad egipcias, según el nuevo balance del Ministerio de Sanidad. De entre los fallecidos, 72 han perdido la vida durante los enfrentamientos de la pasada madrugada en el barrio cairota de Ciudad Nasr, según el portavoz de Sanidad, Jaled el Jatib.

En estos disturbios, 411 personas resultaron heridas. Las ocho víctimas mortales restantes se han producido en la ciudad de Alejandría, en las trifulcas entre partidarios y detractores de Mursi. Según El Jatib, el número de heridos en los altercados registrados en otros puntos del país asciende a 381, la mayoría con heridas de arma blanca, fuego real y perdigonazos..

Los Hermanos Musulmanes elevan el balance final del sábado a 200 muertos y alrededor de 5.000 heridos, según un comunicado citado por el diario egipcio ‘Al Ahram’. Poco después de medianoche, unos 2.000 seguidores de Mursi trataron bloquear el puente 6 de Octubre que enlaza el centro de El Cairo con la mitad este, donde se encuentra Ciudad Nasr.

Los manifestantes han lanzaron piedras a las fuerzas de seguridad, que replicaron con el lanzamiento de botes de gas lacrimógeno y abriendo fuego. Los heridos en los enfrentamientos llegaron en un goteo continuo al hospital de campaña desplegado en la plaza de Rabba Al Adaweyah de Ciudad Nasr, donde se fueron acumulando los cadáveres, en muchas de sus salas, abarrotadas de voluntarios y personas heridas.

————————————————————————————————————————————————————————————

Egipto vive una jornada negra

AGENCIAS / EL CAIRO
Día 28/07/2013 – ABC.es

Más de 70 personas han muerto en choques entre seguidores del depuesto presidente, el islamista Mohamed Mursi, y la Policía en El Cairo

Pulse para ver el video
Enfrentamientos entre el ejército y los manifestantes

Egipto ha vuelto a vivir una jornada negra con la muerte de más de setenta personas en choques entre seguidores del depuesto presidente, el islamista Mohamed Mursi, y la policía en El Cairo, que alejan cada vez más las esperanzas de una hipotética reconciliación nacional.

Los enfrentamientos, que también causaron centenares de heridos, se desencadenaron la pasada madrugada y se prolongaron hasta primera hora de la mañana en las inmediaciones de la plaza de Rabea al Adauiya, en el distrito de Ciudad Naser, donde los islamistas mantienen una acampada. Las versiones sobre lo ocurrido con contradictorias. El Ministerio del Interior culpó de la violencia a los partidarios de Mursi, a los que acusa de iniciar las agresiones al tirar piedras y disparar perdigones contra la policía, que intentó evitar que cortaran el puente de 6 de octubre, uno de los principales de la ciudad.

Los Hermanos Musulmanes, grupo al que perteneció Mursi hasta que accedió a la Presidencia, el 30 de junio de 2012, sostienen que fueron los policías, apoyados por “baltaguiya” (matones), quienes atacaron a los manifestantes, contra los que dispararon con armas de fuego y escopetas de perdigones a la cabeza y el pecho. Las autoridades se preparan ahora para desmantelar “muy pronto” las acampadas de los simpatizantes de Mursi en la capital.

El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, explicó que falta por elegir el momento y la manera adecuada de hacerlo: “No voy a decir que será mañana, pero ocurrirá muy pronto”, advirtió. Para llevar a cabo esta operación en las acampadas de Rabea al Adauiya y de la plaza del Nahda, en Giza, las autoridades van a buscar cobertura jurídica con las denuncias de los vecinos de esos lugares. Desde Rabea al Adauiya, los manifestantes aseguraron que no se van a mover y que resistirán de forma pacífica.

En previsión de una irrupción de las fuerzas del orden, los islamistas han fortificado la plaza y han colocado barreras, hechas con adoquines arrancados de las aceras, en el denominado camino de Naser, que conecta la zona con el puente 6 de octubre, donde está apostada la policía. Entretanto, la Fiscalía General ha formado un equipo para investigar los hechos y determinar responsabilidades penales.

“Uso excesivo de la fuerza”

El Cairo no fue la única ciudad donde hubo enfrentamientos, ya que al menos nueve personas perecieron en Alejandría (norte) en choques entre efectivos de seguridad e islamistas en torno a la mezquita de Al Qaed Ibrahim, en el centro.

Los disturbios de anoche se produjeron tras una jornada de protestas el viernes que congregaron a decenas de miles de personas a favor y en contra del golpe de estado militar que depuso a Mursi el pasado 3 de julio. Este sábado, una marea humana ocupó la plaza Tahrir de la capital y sus alrededores, en respuesta a un llamamiento del jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, para dar apoyo a las fuerzas del orden en una “probable lucha contra la violencia y el terrorismo”.

Las fuerzas armadas dieron también un ultimátum, que expiró este viernes, para “unirse a las filas de la patria” y amenazaron con cambiar su estrategia contra la violencia acabado este plazo. El único representante de las autoridades de transición que ha reaccionado públicamente hasta el momento es el vicepresidente egipcio de Relaciones Exteriores, Mohamed el Baradei, que condenó “el uso excesivo de la fuerza” y la muerte de personas.

La prestigiosa institución suní de Al Azhar, por su parte, ha instado a “los sabios y los más razonables” de todas las facciones egipcias a sentarse en la mesa de diálogo, que debería ser “serio y sincero” y tomado con responsabilidad y conciencia. “La única alternativa al diálogo es la destrucción”, avisó la institución. No es la primera vez que se produce un episodio de violencia desde el derrocamiento de Mursi.

El más grave se registró el pasado 8 de julio, cuando un total de 51 personas perdieron la vida frente a la sede de la Guardia Republicana (la unidad de escolta y protección del presidente de Egipto) en choques entre islamistas y miembros de las Fuerzas Armadas.

—————————————————————————————————————————————————————————————

EEUU se declara muy preocupado por violencia que tiene a Egipto “al borde del precipicio”

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidió a autoridades locales que garanticen el derecho a realizar manifestaciones en forma pacifica. Al menos 65 personas murieron hoy en enfrentamientos.

por EFE – 27/07/2013 – Latercera

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, expresó hoy en un comunicado su“profunda preocupación” por el “baño de sangre” en Egipto y pidió que se respete el derecho de manifestación pacífica.

“Las autoridades tienen la obligación moral y legal de respetar el derecho de asamblea pacífico y la libertad de expresión”, indicó Kerry en un comunicado sobre los fuertes choques en Egipto entre partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsi y sus opositores, que se ha saldado hoy con más de 60 muertos.

El secretario de Estado advirtió que Egipto se encuentra “al borde del precipicio” y es necesario un proceso en el que participen y se sientan representados todas las partes de la sociedad del país árabe.

Kerry habló por teléfono hoy con el vicepresidente interino de Egipto, Mohamed el Baradei, y el ministro de Exteriores, Nabil Fahmy, y con la responsable política de Exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, para expresarles su preocupación por la situación.

El secretario de Estado dijo que Egipto vive un “momento crucial” en su historia después de que en 2011 las protestas derrocaran al Gobierno autoritario de Hosni Mubarak. “Hace dos años la revolución comenzó. El veredicto final no está aún decidido, pero lo que sea que pase ahora lo impactará para siempre”, aseguró.

Kerry afirmó que la violencia en este “ambiente de extrema volatilidad” afectará al proceso de reconciliación y democratización del país y “impactará negativamente la estabilidad regional”.

El jefe de la diplomacia estadounidense urgió a las autoridades egipcias a poner fin a “las detenciones políticas y liberar a los líderes políticos en respeto a la ley”, un mensaje que ya hizo en referencia a la detención de Morsi por parte del Ejército egipcio.

“Un proceso político integrador es necesario para conseguir lo antes posible un gobierno electo, libre y justo comprometido con el pluralismo y la tolerancia”, dijo Kerry.

————————————————————————————————————————————————————————————–

La Justicia egipcia acusa a Mursi de asesinato y secuestro

AGENCIAS / EL CAIRO
Día 26/07/2013 – ABC.es

Decreta prisión provisional para el depuesto presidente por planear con Hamás «acciones enemigas contra el país». Los Hermanos Musulmanes mantienen sus protestas ante lo que ven una vuelta al régimen de Mubarak

La justicia egipcia ha ordenado prisión preventiva durante quince días para el depuesto presidente Mohamed Mursi por supuestamente contactar con el grupo palestino Hamás para perpetrar «acciones enemigas contra el país» y el asalto a una cárcel. El juez Hasan Samir, del Tribunal de Apelación de la capital, adoptó esta medidas tras interrogar a Mursi sobre las pruebas presentadas en el caso, informó la agencia estatal Mena.

El expresidente es también sospechoso de estar implicado en el asesinato de algunos presos y oficiales de la policía, así como del secuestro de responsables de seguridad. Otros cargos que se le imputan son el de haber atacado instalaciones de las fuerzas de seguridad, el asalto e incendio de la prisión de Wadi Natrun, al norte de El Cairo, haberse fugado de esa cárcel, facilitar la huida de otros reclusos, destruir documentos del presidio y asaltar varias comisarías.

Los Hermanos Musulmanes, grupo al que pertenecía Mursi hasta su llegada a la presidencia, ha rechazado las acusaciones contra él, calificándolas de «ridículas» y asegurando que son una clara señal de la vuelta al antiguo régimen. «No las tomamos en serio, ni mucho menos.Vamos a seguir con nuestras protestas en la calle. De hecho, creemos que ahora más gente se dará cuenta de lo que este régimen representa realmente: una vuelta a la época de Mubarak, que aplica una fuerza brutal», indicó un portavoz de la Hermandad, Gehad El-Haddad, citado por Reuters.

Desde el golpe de estado que lo depuso el 3 de julio, Mursi se halla en paradero desconocido retenido por el ejército. Desde esa fecha, la fiscalía ha emitido varias órdenes de arresto contra dirigentes de losHermanos Musulmanes, entre ellos su guía espiritual, Mohamed Badía, por su supuesta implicación en actos de violencia.

«Rumores»

Mursi estuvo recluido en Wadi Natrun durante la revolución que derrocó el régimen de Mubarak entre enero y febrero de 2011, pero logró escapar a los dos días de su detención gracias al caos que reinaba en los presidios tras la desbandada de los guardianes.

El 4 de julio, la justicia emitió una orden para prohibir la salida del país a Mursi por supuestamente haber insultado al poder judicial junto a otros ocho dirigentes de los Hermanos Musulmanes.

Hace tres días, el jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, negó toda implicación de su movimiento en Egipto y pidió a los medios de este país que dejen de publicar acusaciones «falsas». «Todo lo publicado en los medios egipcios de que Hamás interviene en los asuntos de Egipto es totalmente incorrecto y falso. No hay pruebas para esos rumores», dijo Haniye.

———————————————————————————————————————————————————————————-

26-07-2013 / EFE – ABC.es

Los egipcios salieron a las calles del país en varias protestas a favor y en contra del golpe militar que el pasado día 3 derrocó al jefe del Estado, el islamista Mohamed Mursi, contra quien un juez dictó hoy prisión preventiva por varios cargos.

Tras el rezo musulmán del mediodía del viernes, una de las concentraciones más numerosas fue en la plaza de Rabea al Adauiya, donde los seguidores de Mursi mantienen una acampada, para manifestar su apoyo al depuesto mandatario, retenido por los militares desde el mismo día del golpe.

Según pudo constatar Efe, decenas de miles de personas abarrotaron la plaza, situada en el barrio cairota de Ciudad Naser, para desafiar el ultimátum dado por las fuerzas armadas ayer y que expiró este mediodía para “unirse a las filas de la patria”.

En los accesos al lugar, había decenas de voluntarios pertrechados con improvisados escudos con la bandera de Egipto y con palos de madera, además de llevar el pecho protegido con almohadillas.

Junto al escenario montado en la plaza, se encontraba el influyente clérigo islamista Safuat al Higazi, sobre el que pesan dos órdenes de arresto por su supuesta implicación en los actos violentos de las últimas semanas.

Al Higazi dijo a Efe que el ultimátum dado por las fuerzas armadas no les importa nada.

“No nos interesa, como si no lo hubiéramos oído. El Consejo Militar y (el jefe del Ejército) Abdel Fatah al Sisi se han vuelto locos por la sangre que quieren derramar”, aseguró.

Al Higazi, que no tiene intención de entregarse a la justicia, señaló que los seguidores de Mursi no van a moverse de Rabea al Adauiya: “Les desafiamos a que vengan a matarnos y a desmantelar la protesta. Nosotros ni mataremos a nadie ni resistiremos”, subrayó.

Cerca de la mezquita homónima se encontraba el profesor de Alejandría Abdel Hamid Hasan, de 36 años, que lleva acampado en el lugar desde hace 24 días.

“Hemos venido aquí para pedir la vuelta del presidente elegido, legítimo y único, Mohamed Mursi”, dijo a Efe Hasan, quien subrayó que no tienen otra vía para conseguirlo que la de “la protesta pacífica en todas las plazas de Egipto”.

Muchos de los islamistas que se concentraban en la plaza, entre ellos hombres con barba y mujeres con niqab (velo que cubre la cara), iban equipados con banderas egipcias y con fotografías de Mursi.

Mientras, en otro punto de la capital, en la plaza Tahrir, en el centro, transcurría la protesta de quienes apoyan la acción de las fuerzas armadas contra el depuesto presidente.

A primera hora de la tarde había miles de personas en la plaza para dar su respaldo al ejército, cuyo jefe, Al Sisi, instó hace dos días a los ciudadanos a manifestarse para apoyar a las fuerzas armadas y la policía en la lucha contra la violencia.

Los accesos al lugar estaban controlado por soldados, que han mandado tanques, y refuerzos de la policía, según pudo comprobar Efe.

Allí, las fotos de Mursi fueron sustituidas por las de Al Sisi, considerado casi como un héroe por los ciudadanos contrarios a Mursi.

Hana, un ama de casa de 40 años, que acudió junto a su marido a Tahrir, consideró que el ejército con su ultimátum “no quiere asustar a nadie porque es un plazo para decir ‘no’ a la violencia y al terrorismo”.

“Hemos venido hoy a decirle al mundo que los egipcios son quienes han decidido que Mursi no es competente para ser nuestro presidente, porque es el presidente de una sola facción”, señaló Hana.

A lo largo de la tarde, se espera que el número de congregados en Tahrir aumente ya que hay convocadas varias marchas desde distintos puntos de El Cairo en dirección a la plaza.

Estas manifestaciones han sido organizadas, entre otros, por el grupo “Tamarrud” (rebelión), instigador de las protestas que pedían elecciones anticipadas el pasado 30 de junio, y el Frente de Salvación Nacional.

Esta mañana, un juez ordenó prisión preventiva durante quince días para Mursi por supuestamente contactar con el grupo islamista palestino Hamás para perpetrar “acciones enemigas contra el país” y asesinar y secuestrar a oficiales de la policías y presos, y de asaltar e incendiar la cárcel de Wadi Natrun, al norte de El Cairo.

————————————————————————————————————————————————————————————-

En Alejandría han muerto dos personas

Las protestas de partidarios del ejército e islamistas elevan la tensión en Egipto

Un helicóptero del ejército egipcio sobrevuela una protesta anti-Mursi. | Efe

Un helicóptero del ejército egipcio sobrevuela una protesta anti-Mursi. | Efe

El Cairo – El Mundo.es

viernes 26/07/2013 

Las huestes del ejército y los islamistas libran este viernes un pulso en las calles egipcias. Las manifestaciones rivales amenazan con dejar nuevas escenas de la violencia que asola el país desde el golpe militar que el 3 de julio derrocó al islamistaMohamed Mursi, retenido desde entonces y en prisión preventiva desde hoy por su fuga de prisión durante las primeras jornadas de las revueltas que en 2011 forzaron la salida de Hosni Mubarak.

La tensión es máxima desde que el miércoles el comandante en jefe de las fuerzas armadas y presidente ‘de facto’ del país, Abdelfatah al Sisi, pidiera en un discurso por televisión protestas masivas hoy para conceder un “mandato popular” a policía y ejército con el que enfrentarse a “la violencia y el terrorismo”. Los Hermanos Musulmanes y sus aliados salafistas (rigoristas), que mantienen dos acampadas en la capital, consideraron su arenga una “llamada explícita a la guerra civil”.

A la llamada del general, han acudido firmantes de la asonada como el movimiento ‘Tamarrud’ (Rebelión, en árabe), que reunió 22 millones de firmas exigiendo la salida de Mursi, el Frente de Salvación Nacional -el paraguas de los principales partidos no islamistas- y el Frente 30 de junio, bloque de grupos y partidos que respaldaron las protestas del pasado mes. Los acólitos del ejército han instado a tomar las calles para rechazar el “terrorismo” y reclamar a los uniformados medidas más duras contra sus instigadores. Tanques y personal del ejército y la policía protegen sus lugares de reunión en El Cairo, la simbólica plaza Tahrir y el palacio presidencial de Itihadiya.

Ayer, las fuerzas armadas lanzaron un ultimátum de 48 horas -similar al que desembocó en el golpe de Estado de principios de mes- a las fuerzas islamistas para anunciar su adhesión a las “filas de la patria” y su respeto a la hoja de ruta en la que trabaja el gobierno interino y que prevé la reforma de la Carta Magna y la celebración de un referéndum constitucional y elecciones parlamentarias y presidenciales a principios del próximo año. En la declaración, titulada ‘La última oportunidad’, el ejército avanza que, inmediatamente después del final de las manifestaciones de este viernes, “cambiará su estrategia en la lucha contra la violencia”.

A su juicio, la “revolución del 30 de junio expresó la voluntad popular y no fue un golpe militar como algunos intentaron hacer creer a Occidente”, repitiendo el mantra que los firmantes de la asonada mantienen desde hace semanas. Los choques entre partidarios y detractores de Mursi, que ha dejado más de un centenar de muertos desde su derrocamiento, se ha cobrado esta última semana la vida de 14 personas. Otras 90 han resultado heridas.

Varias organizaciones de derechos humanos locales e internacionales han advertido del riesgo de nuevos choques. En un comunicado difundido este viernes, Amnistía Internacional (AI) -que ha documentado en las últimas semanas el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de militares y policías- ha mostrado su temor a que el discurso de Al Sisi sea una muestra del uso de la fuerza contra las sentadas y manifestaciones de los partidarios de Mursi.

“Si continúa la falta de la debida actuación policial frente a las protestas callejeras de grupos rivales, habrá más derramamiento de sangre aún y se intensificarán todavía más los abusos contra los derechos humanos”, ha indicado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta de AI para Oriente Próximo y el Norte de África. Los islamistas, que insisten en el carácter pacífico de sus protestas, han invitado a las organizaciones de derechos humanos a supervisar sus convocatorias.

Dos personas han muerto y otras 25 han resultado heridas en enfrentamientos entre partidarios y detractores de Mursi en la mediterránea Alejandría, la segunda ciudad del país, según el Ministerio del Interior. Entre las víctimas, se encuentra un joven de 14 años por heridas de arma blanca en el estómago.

————————————————————————————————————————————————————————————

Egipto: decenas de miles de manifestantes se toman El Cairo

BBC

Tanques en las calles de El CairoLas calles de El Cairo, bajo el control de tanques y patrullas.

Decenas de miles de manifestantes salieron este viernes las calles de la capital de Egipto, El Cairo, para mostrar apoyo al depuesto presidente Mohamed Morsi o bien para rechazar los intentos de restituirlo en su cargo.

La ciudad está siendo puesta a prueba, según reconocieron las autoridades responsables de la seguridad, con las marchas masivas y simultáneas de simpatizantes y opositores.

También se han convocado actos públicos en otros puntos del país.

Hasta el momento, las fuerzas de seguridad han reportado algunos choques aislados entre ambos bandos en distintos sectores de El Cairo.

Hace unos días, el jefe del Ejército, Abdul Fattah al-Sisi, llamó a los ciudadanos a salir a la calle para mostrar respaldo a los militares y legitimar su intervención para remover al presidente Morsi del cargo, al que había sido elegido por la vía democrática. También pidió sumar apoyos para el gobierno interino.

En tanto, las autoridades egipcias dieron a conocer las acusaciones contra Morsi: lo señalan por delitos que técnicamente equivalen a traición.

El presidente derrocado está acusado de conspirar con el movimiento islamista palestino Hamas para atacar prisiones y liberar a partidarios islamistas durante el levantamiento contra Hosni Mubarak en 2011.

Morsi no ha sido visto en público desde que fue despuesto a principios de mes.

———————————————————————————————————————————————————————————

Ejército egipcio entregó ultimátum “para unirse a las filas de la patria”

Esto en alusión al rechazo islamista al golpe de Estado de principios de julio.

Jefe del ejército alentó manifestaciones para respaldar a las fuerzas armadas y la policía.

 Jueves 25 de julio de 2013 – EFE / Cooperativa.cl
EFE

Miles de personas se manifestaron en Egipto por el retorno del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Miles de personas se manifestaron en Egipto por el retorno del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Las Fuerzas Armadas egipcias dieron un ultimátum de 48 horas para “unirse a las filas de la patria”, en alusión al rechazo islamista al golpe militar, y afirmaron que pasado ese plazo modificarán su lucha contra la violencia.

En un comunicado, denominado “la última oportunidad”, el Ejército advirtió de que “inmediatamente después del termino de las manifestaciones de mañana, viernes, cambiará su estrategia en el trato con la violencia”.

El jefe del Ejército y ministro de Defensa, general Abdel Fatah al Sisi, ha alentado a manifestarse mañana para respaldar a las fuerzas armadas y la policía en una “probable lucha contra la violencia y el terrorismo”, un llamado respaldado por el nuevo Gobierno egipcio.

Frente a esta convocatoria, los Hermanos Musulmanes y grupos afines han pedido a sus seguidores que salgan también a la calle para rechazar el golpe militar y exigir la restitución del depuesto presidente Mohamed Mursi.

En el texto “la última oportunidad”, las Fuerzas Armadas subrayaron que el terrorismo y la violencia “no coinciden con la naturaleza y la conducta del gran pueblo egipcio”.

También insistieron en que la “revolución del 30 de junio expresó la voluntad del pueblo y no fue un golpe militar como algunos intentaron hacer creer a Occidente”, en referencia a las protestas contra Mursi que pedían elecciones anticipadas.

Horas antes, las Fuerzas Armadas egipcias ya habían advertido “contra salirse de la vía pacífica de las manifestaciones y recurrir a la violencia y el terrorismo” en las manifestaciones de mañana, viernes.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: