Mariano Rajoy declara ante el Parlamento


  • La nube del ‘caso Bárcenas’ ensombrece la legislatura de Rajoy
  • Debate en parlamento español sobre caso de sobresueldos que involucran a Rajoy
  • Rajoy se niega a dimitir pese a reconocer “equivocación” en ‘caso Bárcenas’
  • Luis Bárcenas, el hombre que mantiene en vilo a España
  • Rajoy asume su error en “confiar” en Bárcenas pero ni dimite ni hay elecciones
  • Rubalcaba: “Jamás le he mandado un SMS a un delincuente”
  • La prensa internacional aprueba por la mínima a Rajoy
  • Rajoy pide responsabilidad y no malograr la recuperación por el caso Bárcenas
  • La oposición pide a Rajoy que dimita o asuma responsabilidades

————————————————————————————————————————

La nube del ‘caso Bárcenas’ ensombrece la legislatura de Rajoy

Rajoy acaba el curso político con todos los frentes abiertos

Se encuentra aislado con su mayoría absoluta para abordar los desafíos de septiembre

Francesco Manetto / Fernando Garea ‘El País’ –Madrid-

El debate parlamentario del pasado jueves sobre el caso Bárcenas cerró el curso político solo a medias. No lo hizo para el PSOE y el resto de la oposición, que ven en la intervención de Mariano Rajoy solo y un punto y seguido en la gestión del escándalo del extesorero del PP. Y tampoco lo cerró para el partido mayoritario. A pesar de que el Gobierno da públicamente el asunto por zanjado, desde la Audiencia Nacional y, sobre todo, desde la cárcel de Soto Real puede ser condicionada la agenda política del PP y del Ejecutivo. Para empezar, los días 13 y 14 de agosto declararán como testigos María Dolores de Cospedal y Javier Arenas, y en la segunda quincena del mes volverá el debate a la diputación permanente del Congreso. El laberinto en el que Luis Bárcenas ha sumido a Rajoy lastra, de manera directa o por sus consecuencias políticas, una legislatura que aún no ha llegado a su ecuador.

Así lo interpretan desde la dirección del PSOE. Rajoy salió tocado de un debate que demostró que el Ejecutivo pende de un solo hilo, el de la mayoría absoluta. Se trata de una base muy sólida y, sin embargo, esta circunstancia puede convertirse en una carrera de obstáculos para afrontar más de dos años de legislatura sin acuerdos parlamentarios. Incluso en las filas populares, que vivieron la intervención del presidente como una liberación, saben que Bárcenas seguirá ensombreciendo la actividad de gobierno. Como apuntó Alfredo Pérez Rubalcaba en el último comité federal de los socialistas, Rajoy tiene tres volcanes en erupción: el político, el territorial y el económico y social.

EL FRENTE POLÍTICO

Pender de un hilo

Todos asumen que el próximo curso político el diálogo entre las principales formaciones será extremadamente complicado. El Gobierno tiene a toda la oposición enfrente y tiene complicado tejer complicidades con otros grupos. Ha quedado claro que el pleno extraordinario de esta semana no ha desactivado ni la moción de censura que planteó el PSOE ni las iniciativas parlamentarias de otras fuerzas. La “estabilidad política” a la que apeló la número dos del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, después del Consejo de Ministros, solo depende, por tanto, de la cantidad. Esto es, de la mayoría absoluta.

La única excepción es CiU. Josep Antoni Duran Lleida es uno de los líderes que se han mostrado más comprensivos con la situación que vive Rajoy por Bárcenas. No obstante, las relaciones con el Ejecutivo de su formación, que vive su propio caso de corrupción, pueden tensarse a partir de la Diada del 11 de septiembre con nuevos desafíos soberanistas de Artur Mas.

Todos en el Gobierno y en la dirección del PP están pendientes además de lo que pueda declarar Bárcenas al juez Pablo Ruz. Las acusaciones del antiguo responsable de finanzas llevan desde el pasado enero amenazando a los populares, pero esa nube negra persigue a sus principales dirigentes con más fuerza desde su ingreso en prisión el pasado 27 de junio. Por esta razón nadie en la oposición consideró suficientes las explicaciones de Rajoy, sobre todo con relación a los contactos mantenidos con el ex tesorero vía SMS incluso después de se conocieran sus cuentas no declaradas en Suiza.

Algo parecido opina la prensa internacional. El semanario británico The Economist afirmó sin medias tintas: “Rajoy se aferra a su puesto de trabajo”. El análisis de la BBC subraya que la mayoría de españoles ya dudaban de Rajoy antes, y que esta comparecencia resulta insuficiente para ganar la partida de la confianza. La agencia Reuters, en una dura crónica, señala que “sus explicaciones de una hora de duración en una esperadísima comparecencia en sede parlamentaria no convencieron” a la mayoría, y recuerda que “la desconfianza creciente ante la clase política y los casos de corrupción que han sacudido la vida pública española han llevado al PP a caer vertiginosamente en los sondeos de intención de voto”.

Ante este panorama, el PSOE mantendrá la ruptura de relaciones, pero no quiere que esto afecte a las instituciones. Por tanto, buscará, por ejemplo, una fórmula para renovar el Consejo General del Poder Judicial, aunque el Ejecutivo aprobará en solitario la ley que cambia totalmente el órgano de gobierno de los jueces.

El caso Bárcenas, además, ha puesto de manifiesto otro de los puntos débiles de Rajoy: la credibilidad. Como en una especie de carné de conducir, el presidente del Gobierno ha ido perdiendo los puntos de los que debe echar mano cuando más los necesite.

Los incumplimientos del programa electoral, las promesas sobre los impuestos luego superadas y los trompicones en las explicaciones sobre el escándalo del antiguo responsable de finanzas del PP, entre otras, han terminado por dejar al presidente sin apenas puntos de credibilidad. Las encuestas de Metroscopia para EL PAÍS muestran desde hace meses esa caída de la confianza en el presidente, lo que ha dado pie a una situación potencialmente paradójica: que se crea más a Bárcenas, quien puede mentir como imputado, que al propio jefe del Gobierno.

Las referencias de Rajoy a su honradez o la negación de la financiación ilegal y los sobresueldos quedan debilitadas por esa falta de credibilidad. Con ese lastre tendrá que cargar en la segunda parte de la legislatura ante problemas como el soberanismo en Cataluña. A este respecto, incluso en el PP existen corrientes subterráneas que podrían convertirse en otro obstáculo. El amago de José María Aznar y algunos gestos de Esperanza Aguirre muestran que hay un PP sin respaldo entre los dirigentes, pero que sintoniza con las bases en algunas propuestas, como la política fiscal.

Agrava la situación la crisis institucional que avanza en los últimos años y que ya afecta también a un presidente del Tribunal Constitucional en entredicho. En el fragor del debate del jueves sobre Bárcenas pasó inadvertido que el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, lanzó una dura andanada desde la tribuna contra Francisco Pérez de los Cobos, poniendo en cuestión la cabeza de la institución que debería ejercer como árbitro en el cumplimiento de la Constitución.

EL FRENTE TERRITORIAL

Esperando a la Diada

El volcán territorial está preparando la erupción. En septiembre se celebrará la Diada de Cataluña y, previsiblemente, la mayor exaltación de los planes soberanistas de Mas. Rajoy no ha respondido aún a la carta del presidente de la Generalitat, pero es evidente que rechazará la consulta, lo que abrirá una nueva confrontación. Si no hay acuerdo de base debería haber negociación, pero La Moncloa sostiene que no habrá margen, porque no acepta bajo ningún concepto la consulta y tampoco ve posible un pacto fiscal.

Santamaría habla de estabilidad, pero Rajoy tendrá que hacer frente a esa ofensiva con la debilidad política que tiene en este momento y con dificultades para buscar complicidades. No las tiene ni con sus barones, según se vio en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera. Muchos, además, empiezan a escenificar desencuentros con el Gobierno para el final de sus legislaturas. Y en los próximos meses debe empezar la negociación del sistema de financiación autonómica, cuya vigencia caduca el próximo año. Esa negociación no suele ser pacífica y menos si hay elecciones autonómicas a la vista y si, como ocurre ahora, no hay mucho margen presupuestario para el acuerdo.

A este respecto, la rebelión de la Comunidad de Madrid, la joya de la corona del PP, parece incluso más grave dentro del partido que los constantes encontronazos con José Antonio Monago. Al final, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, consiguió aplacar al presidente extremeño y hasta le concedió un techo de déficit para 2013 del 1%, mayor que el 0,69% de 2012 y, sobre todo, en contra del criterio general. Esta decisión desató un sentimiento de agravio y, junto con el trato concedido a Cataluña, recrudeció la tirantez en las relaciones con el Ejecutivo de Ignacio González. Este decidió oponerse no solo al objetivo de déficit a la carta acordado en el CPFF, sino también a la senda prevista los próximos años. Y lo hizo horas después de recibir una amenaza del propio Montoro, que en la previa de la reunión había advertido al consejero madrileño, Enrique Ossorio, de que, si se niegan a recuperar el impuesto de Patrimonio eliminado hace años por Esperanza Aguirre, deberán atenerse a las consecuencias.

EL FRENTE ECONÓMICO

Examen en septiembre

El Gobierno habla de recuperación, y de algo parecido a lo que fueron los brotes verdes para José Luis Rodríguez Zapatero. Los principales dirigentes del PP esgrimen en cada comparecencia la mejora de los datos de paro de los últimos meses y el superávit comercial. Aun así, el momento de medir esa supuesta recuperación será otoño, cuando la cifra de empleo no esté condicionada como ahora por la estacionalidad de una temporada turística excepcionalmente buena.

Las previsiones del FMI no han sido buenas y, en el ámbito social, en septiembre se notará el efecto de la reducción de becas y la subida de tasas universitarias. Rajoy tienen todos los frentes abiertos y, pese a poseer la mayoría suficiente para afrontarlos, también se enfrentará a las dificultades y a la soledad a las que Luis Bárcenas está condenando al Gobierno.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Debate en parlamento español sobre caso de sobresueldos que involucran a Rajoy

El Pleno Extraordinario del Congreso de los Diputados en el Senado, en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hablado sobre el caso Bárcenas, se ha desarrollado con tensión, largos discursos y acusaciones cruzadas, de Rajoy a Rubalcaba y el PSOE y del resto de partidos políticos a Rajoy y el Partido Popular. A lo largo de la mañana del 1 de agosto no han sido pocas las frases destacadas entonadas por los diversos políticos que han tomado la palabra. Foto-galería 20 Fotos Rajoy, en el Congreso, por el ‘caso Bárcenas’ Adjuntos Discurso de Mariano Rajoy en el Senado sobre el caso Bárcenas Discurso de respuesta de Rubalcaba en el Senado tras la comparecencia de Rajoy.

Dijo Mariano Rajoy (PP) “A algunas personas no les interesa escuchar nada que no coincida con ese dogma que han prefabricado” “Me equivoqué al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía” “Cometí el error de defender a un falso inocente, pero no cometí el delito de encubrir a un presunto culpable” “En el PP no se ha llevado doble contabilidad ni se ha cometido ningún delito” “Mis declaraciones de renta y de patrimonio de los últimos diez años están a la vista de todo el mundo” “No me amenace señor Pérez Rubalcaba con una moción de censura, no se amenaza con los elementos de la Constitución” “No permitiré que nada ni nadie dinamite el esfuerzo que se está haciendo para sacar adelante este país” “La calumnia es siempre sencilla y verosímil” (Bertrand Russell) No permitiré que nada ni nadie dinamite el esfuerzo que se está haciendo para sacar adelante este país “Tenemos que hacer que los españoles confíen en los políticos” “Señor Pérez Rubalcaba, ni voy a dimitir, ni voy a convocar elecciones legislativas” / “No me voy a declarar culpable, porque no lo soy” / “Ni voy a dimitir, ni voy a convocar elecciones, que además es lo contrario de lo que convendría a este país” “Usted no es quién para dar lecciones. Jamás compareció para dar explicaciones sobre el caso Faisán. Y se lo pedimos en más de cuarenta ocasiones” “No he venido a la política a enriquecerme, porque tengo profesión” “No soy un compendio de virtudes, pero soy una persona recta y honrada” “Un delincuente le da una información a un periódico, en este caso a El Mundo que éste manipula y tergiversa adecuadamente para generar una calumnia que al medio día será amplificado por las televisiones” “No les quepa duda de que volverá el crecimiento y el empleo, y más pronto que tarde”

Replica de Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE) “Usted ha dedicado más tiempo a justificar que ha venido voluntariamente a esta cámara que a hablar de Bárcenas” “Usted, lejos de ser la solución, se ha convertido en agravante de esta crisis. Se ha comportado como un presidente de partido que ha ganado elecciones aupado en un sistema de financiación ilegal durante más de 20 años” “Sus SMS no son los de un presidente del Gobierno con un criminal. Son los de un socio con otro que le pueden poner en apuros” “Un presidente de Gobierno no puede depender de los ataques de sinceridad de su tesorero” Sus SMS son los de un socio con otro que le pueden poner en apuros “¿Cabe imaginar una financiación falsa durante 20 años y visada por Lapuerta? ¿Cabe imaginarse a Bárcenas inventando una contabilidad falsa trufándola de hechos verídicos? No cabe” “Durante más de 20 años, en el PP ha existido un auténtico sistema de financiación ilegal, integrado en Génova. Un sistema con el que competir dopados en los procesos electorales. Y a sus mecenas nunca les ha faltado contratos de obras y servicios” “¿Con qué autoridad va a decir a los ciudadanos que no evadan impuestos si su partido lo lleva haciendo 20 años?” “Pedimos su comparecencia aquí para decirle que tiene que marcharse, señor Rajoy” “Su comportamiento está haciendo daño a las instituciones democráticas” “Niega la contabilidad B porque ahí están sus sobresueldos”

———————————————————————————————————————————————————————————-

Rajoy se niega a dimitir pese a reconocer “equivocación” en ‘caso Bárcenas’

“Ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones legislativas, que quede muy claro”, afirmó Rajoy al cabo de cinco horas de un debate parlamentario durante el cual numerosos grupos de la oposición exigieron su renuncia

EFE

El jefe del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, aseguró este jueves que no dimitirá ni convocará elecciones por el escándalo de presunta corrupción en su partido, que achacó exclusivamente al ex tesorero Luis Bárcenas quien, dijo, le “engañó”.

“Ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones legislativas, que quede muy claro”, afirmó Rajoy al cabo de cinco horas de un debate parlamentario durante el cual numerosos grupos de la oposición exigieron su renuncia.

“No me voy a declarar culpable porque no lo soy”, afirmó Rajoy, quien tras iniciar su comparecencia con tono firme tuvo que soportar las duras críticas de los diputados opositores.

Bárcenas, gerente y tesorero del Partido Popular (PP) entre 1990 y 2009, se halla en prisión provisional desde finales de junio por presunto fraude fiscal y blanqueo después de que se le descubrieran 47 millones de euros en Suiza.

En declaraciones ante la justicia y la prensa, este controvertido personaje aseguró haber llevado durante años una contabilidad oculta en el PP, con donaciones anónimas de empresarios que habría utilizado para pagar sobresueldos no declarados a numerosos dirigentes, entre ellos Rajoy.

El jefe del gobierno, preocupado por el impacto que un temor de inestabilidad política podría tener en los mercados cuando España lucha por salir de la crisis, se esforzó por limitar toda responsabilidad a Bárcenas.

“Me equivoqué en mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía. Me engañó”, afirmó.

“En el Partido Popular ni se ha llevado ninguna doble contabilidad ni se oculta ningún delito”, aseguró. “¿Se han pagado sueldos? Sí ¿Se han pagado remuneraciones complementarias por razón del cargo? Sí”, afirmó. Pero “se ha pagado por un trabajo, se ha pagado en blanco y se ha incluido en la contabilidad”, subrayó.

Bajo creciente presión desde que en enero su nombre se vio envuelto en este escándalo, Rajoy aceptó finalmente romper su silencio sobre Bárcenas después de que éste lo implicara directamente en el caso en declaraciones desde la cárcel al diario conservador El Mundo.

El rotativo calculó que el ahora jefe de gobierno recibió un total de 343.700 euros en sobresueldos durante dos décadas.

Poco después, la publicación por El Mundo de una serie de SMS en los que Rajoy expresaba su apoyo al ex tesorero hasta hace pocos meses llevaron al Partido Socialista a pedir su dimisión. Una exigencia a la que este jueves se sumó buena parte de la oposición.

“Usted está haciendo daño a España. Por eso hoy le pido a usted que se marche. Le pido un acto de solidaridad para un país que no puede sufrir por tener al frente un presidente como usted”, lanzó el líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

“Usted hoy no es creíble, no es garantía de estabilidad […] Asuma usted su responsabilidad, hágale un favor a España, dimita y convoque elecciones generales”, reclamó por su parte el acolo-comunista Cayo Lara.

“Este país no se merece tener a un corrupto de presidente del gobierno. El único camino digno es dimitir”, agregó un diputado catalán, Joan Coscubiela.

Rajoy, que llegó a poder a finales de 2011 en un contexto de grave crisis económica, esgrimió la incipiente y tímida mejora de la economía nacional para seguir en el cargo.

España, cuarta economía de la Eurozona, se halla sumida en la recesión desde hace dos años, pero en el segundo trimestre de 2013 la contracción de su PIB se moderó a 0,1%, desde el 0,5% del primero, y el paro descendió del 27,16% al 26,26%.

Rajoy advirtió sin embargo de la fragilidad de esta mejora.

“Un país con un déficit público del 6,5% del PIB y con la necesidad de financiar su deuda pública debe tener un exquisito cuidado en las señales que transmite a los mercados financieros internacionales”, afirmó, alertando contra “la gestión irresponsable de determinadas actuaciones políticas”.

“No aceptamos desde nuestro grupo parlamentario la tesis de que hablar de Bárcenas perjudica a España”, le respondió el nacionalista catalán Josep Antoni Duran i Lleida. “Lo que perjudica a España es ignorar lo que Bárcenas está diciendo y no dar respuestas claras y trasparentes”, sentenció.

———————————————————————————————————————————————————————————

Luis Bárcenas, el hombre que mantiene en vilo a España

BBCMundo.com

“A Rajoy y Cospedal les hice entregas en efectivo en 2008, 2009 y 2010”, dijo este lunes ante el juez Luis Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular (PP) de España.

Con este último órdago, Bárcenas -quien por primera vez admitió la autoría de la supuesta contabilidad paralela del grupo- desplegó en el tribunal su estrategia de ataque al presidente del gobierno español, Mariana Rajoy, en quien hasta hace pocos meses veía un fiable aliado.

Apenas una hora después de que esa acusación trascendiera, un Rajoy fiel a su carácter tranquilo y escueto en explicaciones confirmó que seguirá en el gobierno: “El gran valor que tiene este país es su estabilidad política (…) Cuando tenga algo que decir, lo diré”.

Mucho han cambiado las cosas en muy poco tiempo. Bárcenas, quien por dos décadas fue uno de los hombres más poderosos del PP es visto ahora por muchos como su “enemigo número uno”.

El hombre que mantiene en vilo al gobierno de España, nunca fue un político de primera línea. Hasta que la justicia lo llevó a las portadas de los diarios.

Antes de que explotara el escándalo de corrupción que ahora le implica y que salpica directamente al gobierno de Rajoy, pocos españoles hubieran sabido decir el nombre de ese hombre de 55 años, pelo gris escrupulosamente peinado hacia atrás y mirada desafiante que ahora no pasa un día sin que ocupe las pantallas de sus televisores.

Sin embargo, durante dos décadas, entre bambalinas, Bárcenas fue uno de los hombres más poderosos e influyentes de la política española. Entre 1990 y 2010, como gerente y tesorero del Partido Popular, por sus manos pasaron las cuentas del partido mayoritario en España.

Unas cuentas que, según la justicia, podrían poner en evidencia un sistema de financiación ilegal del partido y que sembraron dudas sobre presuntos pagos extraordinarios sin declarar a los principales dirigentes populares, entre ellos, el actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

Hoy Bárcenas cuenta los días en la prisión, donde ingresó el pasado 27 de junio de forma incondicional y sin fianza ante lo que el juez Pablo Ruz consideró riesgo de fuga.

Pero muchos creen que, desde la cárcel de Soto del Real en Madrid, Bárcenas sigue manteniendo el poder suficiente -en forma de información- como para hacer que el gobierno se tambalee.

Hombre de partido

Durante dos décadas, Luis Bárcenas fue fundamentalmente un hombre de partido, un gestor del aparato político, de los que rara vez participan en mítines multitudinarios y se someten al examen de las urnas.

Sólo durante dos legislaturas, en 2004 y 2008, este economista amante del esquí y la escalada nacido en Huelva -en el extremo sur de España- se desempeñó como senador por Cantabria, una provincia situada en el norte de la Península.

Pero en 2009, involuntariamente, Bárcenas pasó a ocupar el escenario principal de la política española.

En febrero de ese año, la justicia imputó al entonces tesorero del PP y senador dentro del caso Gurtel, que investiga una trama de corrupción relacionada con ese grupo.

En aquel entonces Mariano Rajoy, en ese momento líder de la oposición, se mostró convencido de la inocencia de Bárcenas.

“Ellos afirman su inocencia y yo estoy convencido de que nadie podrá probar que no son inocentes”, afirmó en un acto en el País Vasco en abril de 2009.

Estas palabras de Rajoy, en los años venideros, serían utilizadas como arma arrojadiza por la oposición en numerosas ocasiones.

Caída en desgracia

El 22 de julio de 2009, Bárcenas compareció ante el juez y sólo seis6 días después dimitió como tesorero del PP.

El ya ex tesorero defendió su inocencia y mantuvo el apoyo oficial del partido.

“La renuncia es transitoria hasta que quede acreditada su inocencia ante las instancias judiciales. No se procederá a la sustitución de Luis Bárcenas como tesorero nacional del Partido Popular”, decía el comunicado del partido.

Pero los cuatro años siguientes marcaron la caída en desgracia de Bárcenas: en abril de 2010 presentó su dimisión definitiva como tesorero, su baja temporal en el partido y su renuncia al cargo de senador.

Y a medida que la investigación judicial avanzaba y la prensa publicaba revelaciones que apuntaban a una presunta contabilidad paralela en las cuentas del partido -que incluye presuntos cobros extraordinarios irregulares por parte de los miembros de la cúpula-, Bárcenas fue perdiendo defensores. Al menos en público.

Los “papeles de Bárcenas”

No obstante, a partir de 2013 la relación entre Bárcenas y el Partido Popular ha sido de enfrentamiento frontal y abierto.

En enero se conoció que Bárcenas tuvo cuentas en Suiza con al menos 22 millones de euros y los diarios El País y El Mundo publicaron los que a partir de ese momento se conocerían como “los papeles de Bárcenas”: detalles supuestamente manuscritos por el propio ex tesorero en los que figuran presuntas donaciones de empresas al PP y presuntos pagos a cargos públicos y miembros del partido.

Estos “sobresueldos opacos”, como los denominó El País, dieron un giro al “caso Bárcenas”, que adquirió una dimensión que trasciende su propia figura y que amenaza a salpicar a miembros del gobierno, incluido Mariano Rajoy.

Hasta que este lunes asumió su autoría, Bárcenas siempre negó que esos papeles estuvieran escritos de su puño y letra.

Enfrentamiento con el PP

Desde el Partido Popular se insistió en la falsedad de los documentos y se presentaron demandas contra El País y contra Bárcenas por vulnerar el derecho al honor.

En los últimos meses, el nombre de Bárcenas desapareció del discurso público del gobierno. Aparentemente, la ruptura entre el PP y su ex tesorero es total.

Bárcenas se sintió abandonado por su partido interpuso una demanda por despido improcedente y, según los analistas, cambió de estrategia y comenzó a filtrar informaciones delicadas, como los últimos mensajes de texto compartidos con Mariano Rajoy publicados este fin de semana por El Mundo.

Mariano Rajoy guarda silencio y evita pronunciarse sobre el caso, con el que asegura que no tiene ninguna relación.

Preguntado por su relación con Bárcenas, ya en enero, el presidente del gobierno aseguró “no recordar cuándo fue la última vez que habló con él”.

Sin embargo, este fin de semana el diario El Mundo difundió una serie de mensajes de texto entre Rajoy y Bárcenas que apuntan que el presidente del gobierno y Bárcenas mantuvieron contacto, al menos hasta el 6 de marzo de 2013.

Tras estas revelaciones, la oposición pidió la dimisión del presidente del gobierno, quien, de momento, no se pronunció sobre las últimas informaciones divulgadas.

Este lunes, Luis Bárcenas declaró durante horas ante el juez. Por primera vez aceptó que los “papeles de Bárcenas” eran obra suya y volvió a remover el avispero al declarar que pagó dinero en metálico a Rajoy en 2008, 2009 y 2010.

Rajoy fue escueto cuando los periodistas le preguntaron por ese punto: “El gran valor que tiene este país es su estabilidad política (…) Cuando tenga algo que decir, lo diré”.

La duda ahora es si Bárcenas aportará documentación que acredite sus últimas acusaciones y si ese ataque frontal tendrá la suficiente fuerza como para hacer caer a un gobierno por primera vez desde 1981.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Rajoy asume su error en “confiar” en Bárcenas pero ni dimite ni hay elecciones

El presidente se declara una persona “recta y honrada” sin nada que le lleve a declararse culpable

 Madrid 1 AGO 2013 – El País.com (España)

FOTO: ÁLVARO GARCÍA | VÍDEO: EL PAÍS-LIVE!

“Ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones generales”. Este es el broche que ha puesto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al primer debate monográfico en el Parlamento sobre el caso BárcenasNada hay que le haga tomar decisión alguna sobre este caso ante “la pobreza de los argumentos de la oposición y la fuerza” de sus “razones”. Su única culpa ha sido la de confiar en quien no lo merecía. “Me equivoqué en pensar que era inocente quien no lo era”. Este ha sido el único reconocimiento del presidente en un debate de casi seis horas en las que ha negado cualquier irregularidad en su partido así como en la percepción de sueldos y sobresueldos de él mismo y de los dirigentes del PP. Sueldos y sobresueldos que sí han recibido, según ha confirmado, pero como parte de complementos a sus trabajos y siempre procedente de dinero legal.

Rajoy no responde por lo que otros han podido hacer, pero él lo ha declarado todo a Hacienda. Esta ha sido la respuesta a quienes han pedido su dimisión y la convocatoria de elecciones. El debate ha sido duro, áspero y sin consecuencias prácticas toda vez que la oposición ha chocado con el muro de la mayoría absoluta del PP, que permite al presidente cumplir su afirmación de ni irse ni disolver las Cámaras. La dureza del presidente la ha dejado para el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien ha negado autoridad moral para hablar de respeto a la democracia. “Le acepto el cuerpo a cuerpo que ha buscado conmigo porque yo jamás he cobrado un sobresueldo; jamás he bajado el sueldo a los españoles y me he subido el mío; jamás he enviado sms a un delincuente”, le ha respondido Rubalcaba. En las réplicas la tensión ha subido ostensiblemente. Todo indica que la oposición no se resigna y volverá a la carga con el caso Bárcenas.

“Váyase cuanto antes, váyase por bien de este país”, le ha pedido Rubalcaba. Todos los que le habían pedido que dimitiera y convocara elecciones lo han reiterado tras escucharle, pero ya con un tono más irritado. Pero no se va a ir. Lo relevante es que el panorama político parece despejado, al menos de momento, por las afirmaciones rotundas del presidente. Así, han caído en saco roto las peticiones de dimisión del PSOE, Izquierda Plural, UPyD y parte del Grupo Mixto, con la excepción de Eduardo Álvarez Sostres, de Foro Asturiano -el partido de Francisco Álvarez-Cascos- y de Carlos Salvador, de UPN. CiU no ha pedido su renuncia y el portavoz del PNV le ha preguntado si abandonaría el cargo en el supuesto de que se probara que ha habido financiación ilegal en el PP. No ha habido respuesta.

La seguridad de que iban a pedir su dimisión la tenía Rajoy de antemano. “Muchos de ustedes no quieren explicaciones, sino me que declare culpable”, ha interpretado. Pero no lo va a hacer. “No me voy a declarar culpable porque no lo soy (…) No me voy a declarar culpable porque no tengo constancia alguna de que mi partido se haya financiado ilegalmente; el suyo sí, y lo han dicho los Tribunales”, le ha dicho Rajoy a Rubalcaba. No es exactamente así ya que fueron acusados y condenados miembros del PSOE pero nunca se acusó a este partido, como organización, de financiación ilegal por el caso Filesa, aunque nadie duda de que el dinero ilegalmente recaudado era para el partido, aunque no para sus dirigentes.

No ha tenido mucho interés el presidente en responder a otros portavoces, su única diana ha sido Rubalcaba. “Yo he presentado en público mi declaración de la renta, usted no, hágalo”, le ha dicho al político socialista. “No me voy a declarar culpable porque, aunque no soy un compendio de virtudes, como usted, señor Rubalcaba, soy una persona recta y honrada”.

Las palabras más repetidas por el presidente del Gobierno en su primera intervención.

Con cierta teatralidad, el presidente ha pedido atención a lo que iba a decir. “El círculo de la calumnia empieza con un delincuente que da una información al periódico El Mundo y luego se amplifica por las televisiones”. Esta cita de Mariano Rajoy ha provocado un aplauso estruendoso de su grupo. Pero no era de cosecha del presidente sino que fueron palabras pronunciadas hace años por Alfredo Pérez Rubalcaba aunque a la vista de la reacción de la bancada popular se ha considerado que la misma situación se da con ellos.

Todos los portavoces le han preguntado por su relación con Bárcenas y a ello se ha referido. “A todos mis colaboradores cuando han tenido dificultades les he mostrado mi apoyo y mi solidaridad. “Yo confié en el señor Bárcenas y contesté a sus mensajes y hablé con él, y le pedí que dejara la tesorería en 2009 y en el 2010 dejó el Senado y la militancia y en el 2011 fue desimputado y varios meses después fue imputado”, ha contado. “¿Cómo se puede desconfiar de una persona cuyo trabajo avala año tras año el Tribunal de Cuentas?”, se ha preguntado para regocijo de la oposición que lanzaba a gritos la letra “B”, por cuanto la contabilidad opaca no se lleva al Tribunal de Cuentas.

“Me he equivocado con el señor Bárcenas,  pero cuando yo fui elegido presidente del Gobierno este señor ya no tenía representación política; otros presentaron a imputados en sus listas electorales”. Como hubo protestas desde las filas del PSOE, el presidente de interrumpió para espetarles cómo se atrevían habiendo tenido en su seno a Luis Roldán, exdirector general de la Guardia Civil que se enriqueció personalmente desde su puesto y fue condenado a prisión.

Los hechos se resumen así para Mariano Rajoy,: “Me equivoqué al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía; me engañó. Creí en su inocencia”. Eran las nueve y media de la mañana del 1 de agosto cuando el jefe del Ejecutivo ha pronunciado por primera vez y en sede parlamentaria, el nombre del extesorero de su partido: Luis Bárcenas. Después lo haría muchas veces más. Rajoy ha asegurado que nunca ha cobrado dinero de manera fraudulenta y, que en efecto, sí ha recibido sobresueldos, pero que todo lo ha declarado a Hacienda y eso, ha añadido,  tiene más valor que “un renglón escrito al vuelo en un papel arrugado escrito a mano”, en referencia a los manuscritos de Bárcenas.

En un tono seguro, para entusiasmo de su grupo que le ha aplaudido constantemente, el presidente ha afirmado que confió en Bárcenas hasta que se supo que tenía cuentas ilegales en Suiza, aunque el último mensaje cruzado entre ambos se produjo cuando ya se conocía ese dato. “Esperaré a que la justicia acabe su trabajo”, ha dicho el presidente en el pleno extraordinario en el Senado, convocado exclusivamente para tratar de la presunta financiación ilegal del PP y de presuntas percepciones irregulares del presidente. “La Justicia demostrará que nada ilegal ha habido ni en mi comportamiento ni en el de mi partido”, ha dicho Rajoy.

“Ponen en riesgo la estabilidad”

No se ha colocado a la defensiva el presidente del Gobierno, sino que ha salido al ataque, contra todos los que no respetan “la presunción de inocencia” y los que hacen “un uso partidista” de este caso “poniendo en riesgo la estabilidad de España y jugando con el futuro de los españoles”. Todas las bofetadas dialécticas se las ha llevado el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se ha permitido “amenazarle”, según el presidente con una moción de censura. Rajoy ha abroncado a Rubalcaba por el uso de un instrumento constitucional para deslegitimarle. “No es serio, y no es que la tema. No me inquieta la moción de censura porque no saldría adelante”.

Ahora bien, Rajoy ha reconocido el “daño” que la propia mención de una moción de censura ha hecho al prestigio de España. Se ha desprendido de la dureza que ha empleado en este asunto que el anuncio de moción de censura ha sido determinante para su comparecencia, aunque haya dicho que le ha movido el interés “de parar tanto despropósito”. En efecto, ha concluido, “se ha hecho daño a la imagen de España”.

La Justicia, la fe en la justicia, es en lo que cree el presidente. “Yo digo que lo que dice el señor Bárcenas no es verdad y a partir de ahí, solo cabe el juez. Esta es una Cámara parlamentaria y no un tribunal”, ha dicho. “Hay quien quiere convertir el Parlamento en una enorme comisaría, decía un dirigente de este país”. Y también: “Las Cortes no están para suplantar a los tribunales”. Estas frases, aunque no ha citado su autor, son sin la menor duda de dirigentes socialistas. Otra frase de gran relevancia que es toda una declaración de principios: el Congreso está para demandar las responsabilidades políticas, pero “cuando los hechos resulten ciertos”.

No le corresponde a Rajoy, demostrar su inocencia, sino que serán los tribunales los que tengan que demostrar los hechos y “las insidias de Bárcenas”. “Esperaré a que concluya el proceso judicial en la confianza de que ni a mi partido nada habrá que acusarnos”, ha recalcado. Apoyó a Luis Bárcenas, ha admitido, como apoyará a cualquiera que sufriera una persecución “injusta”. A lo que ha apostillado: “Le apoyé hasta que cuatro años después confirmaron las cuentas millonarias en Suiza. Era una deslealtad con el partido y además era ilegal. Y ese ha sido mi papel en esta historia”. Esto es todo lo que ha ocurrido para Mariano Rajoy.

El Plan Nacional de Regeneración Democrática de Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prometió en el debate del estado de la nación un plan de regeneración democrática, sobre el que hoy ha vuelto a insistir, pero que sigue sin poner en marcha. Estos son los seis puntos a los que se comprometió:

  1. Ley Orgánica de Control de la Actividad Económica y Financiera de los Partidos Políticos.
  2. Reforma de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas, que busca una más amplia fiscalización de donaciones, ingresos y gastos.
  3. Reforma de la Ley de Contratos del Sector Público. Se fortalecerá el régimen de prohibiciones a toda persona con delitos de corrupción.
  4. Ley Reguladora de las Funciones Políticas. Establecerá las retribuciones de los cargos públicos de la Administración General del Estado.
  5. Reforma del Código Penal. Objetivo: endurecimiento de las penas asociadas a los delitos relacionados con la corrupción.
  6. Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, para agilizar procedimientos judiciales y ser más eficaces en la lucha contra la corrupción.

Nada es cierto, ha proclamado Rajoy, que no ha caído en el “y tu más” en clara referencia al caso de los ERE de Andalucía. Solo queda esperar a la justicia que aclare el caso Bárcenas y tomar medidas anticorrupción, anunciadas hace seis meses y aún a la espera.

Rubalcaba: “Le pido que se marche”

Nada hay ya que esperar para la oposición. “Usted ha venido aquí a intentar salvarse. Usted está haciendo daño a España y hoy le pido que se marche; le pido un gesto de generosidad con un país que no puede tener a un presidente como usted”. Este ha sido el broche de la intervención del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras la intervención del presidente del Gobierno. Le pidió la dimisión en el mes de febrero y hoy lo ha vuelto a hacer, porque “es un problema para España”. La historia que ha contado Rubalcaba sobre el caso Bárcenas no coincide en absoluto con la que ha ofrecido Mariano Rajoy; para él, hay una “turbia relación del tesorero con el PP”, y del propio presidente. No descarta Rubalcaba la presentación de una moción de censura. Se verá, según el curso de los acontecimientos.

“Ustedes no dejaron caer a Bárcenas durante años porque no podían”, ha dicho Alfredo Pérez Rubalcaba en un relato muy diferente del realizado por Rajoy. Cuando el juez decreta la prisión de Bárcenas, los acontecimientos se precipitan. “Para ustedes empezó a ser un delincuente cuando pasó a no disimular su letra con los peritos calígrafos y cuando rompió el silencio y don Luis Bárcenas pasó a ser un compañero de oficina con el que ustedes se cruzaban alguna vez en el ascensor”, ha interpretado el líder socialista.

La opción no es creer a Bárcenas o a Rajoy, sino “entre la verdad y la mentira”. Lo que hay que discutir es “su relación durante 20 años”, ha recalcado el líder socialista. Es imposible de creer que Rajoy “no supiera nada de la financiación ilegal del PP durante 20 años”. Pero también: “El nombre de Bárcenas se escribe con b de sobresueldos, con b de bochorno y con b de contabilidad b”, ha encadenado Rubalcaba.

Los SMS entre Mariano Rajoy y Luis Bárcenas son propios “de un socio con otro en apuros” o mejor, “los de un socio que puede poner a otro en apuros que se prolongan después de que se conociera la cuenta en Suiza”. Esos “afectuosos mensajes” que ponen de manifiesto la complicada relación de Bárcenas con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. “Luis, nada es fácil, hacemos lo que podemos”, rememora Rubalcaba. Mensajes que hablan de los sobresueldos respecto al que Bárcenas dice que “no puede contrarrestar la filtración de Cospedal a El Mundo”. Y no se acusa de “una mentira”, sino de una filtración. “Sé fuerte”, le dice Rajoy a Bárcenas. Concluye Rubalcaba su lectura de los sms con la apreciación de que Rajoy y el PP están ante “el tesorero infiel”.

Son precisamente los sms cruzados entre Mariano Rajoy y Luis Bárcenas el elemento más citado por los portavoces de la oposición para decir al presidente que la relación era demasiado estrecha como para creer al presidente que todas las irregularidades eran desconocidas para el presidente. Era pura cortesía con los colaboradores, ha argumentado, pero el contacto se cortó cuando se supo que tenía cuentas en Suiza. A este argumento la oposición ha replicado con fuerza toda vez que uno de los mensaje de Rajoy a su extesorero, deseándole fortaleza y ánimo lo escribió cuando ya se conocía que el afectado tenía cuentas en Suiza. A esto no ha respondido.

No ha pedido la dimisión ni convocatoria de elecciones pero el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, se ha mostrado disgustado por la propia realización de este debate y por las explicaciones de Rajoy. Estos asuntos suponen un mazazo a la “credibilidad de España”, ha considerado Duran. Pero Rajoy tiene que ser más claro y, después, entre todos, contribuir a paliar “la notable fatiga política”. El alegato de Rajoy en favor de la presunción de inocencia y el ataque a la oposición por no respetarlo lo ha tomado al vuelo  Duran Lleida para recordarle que el PP “no ha respetado la presunción de inocencia del presidente Artur Mas”.

Coscubiela (ICV): “Este país no se merece un corrupto político”

Los decibelios han subido con la intervención del portavoz de ICV, dentro de Izquierda Plural, Joan Coscubiela. “Este país no se merece tener un corrupto político al frente de la presidencia del Gobierno”. Con estas palabras ha llegado el escándalo y el presidente del Congreso, Jesús Posada, le ha pedido que vigilara su lenguaje, entre gritos con insultos a Coscubiela procedentes de la bancada popular. “Sin su colaboración el delincuente Bárcenas no existiría”, le ha dicho. “Dimita y convoque elecciones”.

Ya se lo había pedido el portavoz de IU, Cayo Lara. “Este debate no puede ser un pleno de punto y final; dimita y convoque elecciones, devuelva la voz al pueblo”, le ha pedido Lara, portavoz de Izquierda Plural, que ha hecho un relato sobre todo el caso Bárcenas para concluir que la colaboración y la connivencia con el extesorero ha sido constante hasta hace pocos meses. El tercer portavoz de Izquierda Plural, Chesus Yuste, ha insistido en la convocatoria de elecciones porque “de la mafia no se puede esperar nada”.

Al Parlamento no se le controla desde la cárcel pero tampoco “desde el Gobierno”, le ha recordado al presidente Rosa Díez, portavoz de UpyD. “Su comportamiento nos lleva a hacerle una rotunda moción de censura” , la he dicho Díez, para quien el presidente “no ha dicho la verdad” porque ha negado sus errores políticos. “La mentira es su debilidad y eso no tiene perdón”. Por “patriotismo constitucional dimita, tenga el valor de dimitir”, le ha pedido Díez.

Los hechos probados acorralan al Gobierno por la defensa que han hecho de Bárcenas durante muchos años y sobre tales no hay posibilidad de hacer distintas versiones. ¿Puede afirmar que no hay contabilidad b en el PP?”, le ha preguntado Díez, que ha continuado con otra tanda de interrogantes. ¿Puede afirmar que el PP ha respetado la ley de incompatibilidades en la percepción de sueldos? El pago por parte del PP de los abogados de Bárcenas fue otra pregunta. Entre tanto, el presidente no tomaba ninguna nota. “¿Se reunió usted con el señor Bárcenas y el señor Arenas?” Y ha seguido con otros interrogantes derivados de las declaraciones judiciales de Bárcenas. Así, hasta 20 preguntas. “Rompa su silencio culposo o cómplice”, que para ella se traduce en que “asuma responsabilidades”. No ha respondido Rajoy a ninguna y Díez se lo ha reprochado. Se las ha vuelto a hacer.

Todos los portavoces han insistido en que Rajoy a pesar de haber venido formalmente” a petición propia” le ha traído la oposición y la opinión público. No es así para el portavoz del PNV, Aitor Esteban, que ha citado como verdadera fuerza de arrastre a “los bancos de inversión”. “Por fin ha nombrado usted al señor Bárcenas”, ha resaltado Esteban. “Este caso es suyo, solo suyo, así que no vale que se extienda la mancha de financiación ilegal; no extienda la tinta del calamar”, le ha pedido el portavoz peneuvista, para quien resulta “irritante” que se mencione otro cambio en la ley de financiación de partidos. La última, ha dicho, la ha hecho el PP y ha llevado “a hacer EREs en las plantillas de los partidos”, en tanto el PP nada en la abundancia. Se preguntaba el PNV cómo ese partido podía hacer frente a los gastos con holgura cuando los demás estaban ahogados. “Ahora nos lo explicamos pero lo malo es que a los que no tenemos esa financiación nos quieren aún cortar más”, ha dicho Esteban en referencia a los que viven solo de la financiación pública y las donaciones autorizadas.

Después de este desahogo, el portavoz peneuvista, como el resto de los portavoces, ha hecho el relato de la relación de Bárcenas con el PP y el propio Rajoy. Y de nuevo los SMS cercanos y afectuosos de Rajoy hasta marzo de 2013. Los pagos b los cree demostrados a escala nacional y en los ámbitos autonómicos. La pregunta de todos: “¿Las cuentas de Suiza son solo de Bárcenas o esa contabilidad responde a recaudación de empresarios sin dar cuenta al Tribunal de Cuentas?” No, todo está por despejar, según el portavoz peneuvista. Pero de momento, aunque daba por seguro que no iba a dimitir, ha considerado que “no tiene credibilidad” para exigir sacrificios a los españoles. Eso sí, le ha preguntado si dimitiría en el caso de que se probara que ha habido financiación ilegal en su partido.

Bosch (ERC): “Delenda est Mariano Rajoy”

La incredulidad sobre las explicaciones de Rajoy  se ha extendido igualmente a los representantes del Grupo Mixto. “Delenda est Mariano Rajoy, se acabó”, le ha espetado Alfred Bosch de ERC, emulando al pensador Ortega y Gasset cuando utilizó esa expresión para la monarquía, que significa que algo debe ser destruido. “Me resisto a pensar que usted sea un zoquete y que no se enteraba de nada” y, además, no se cree que Bárcenas empezara su estrategia de chantaje hace veinte años. De paso le ha preguntado: ¿ Usted no ha recibido una carta del presidente de la Generalitat, Artur Mas”?, por favor, por cortesía le debe responder. Se refiere al escrito en el que le pide que autorice la consulta popular. La representante del BNG, Olaia Fernández Davila, señala que desde el punto de vista político tienen que decidir los ciudadanos. “Disuelva las Cortes y convoque elecciones”, le ha pedido No le ha gustado nada al representante de Coalición Canaria – Nueva Canaria, Pedro Quevedo la intervención del presidente. “No nos vamos a solidarizar con sus menciones generales a la corrupción porque nuestro partido financia las campañas con créditos personales”.

Un sobre exhibió el representante de Compromis – Equo Joan Baldoví, para sacar su discurso. “¿Cuántos sobres ha cobrado usted, señor Rajoy?”. No hay duda para Baldoví de que se habla de la financiación ilegal del PP y lo que ha ocurrido es la historia de una traición del presidente a su extesorero. “Antes de que cante el gallo me negarás tres veces”, le dijo Jesús a Pedro”, leyó Baldoví el versículo evangélico del apóstol Mateo. Este diputado ha pedido a la Cámara unir sus votos para presentar una moción de censura. El problema de la corrupción es del PP, ha dicho el representante de Amaiur Mikel Errekondo, pero sobre todo es del sistema. Lo mismo da “Mariano que Alfredo”, ha dicho en un discurso de descalificación al modo de actuar y funcionar de los poderes económicos y políticos.

También ha mencionado desde las antípodas políticos a los dos, a Rajoy y a Rubalcaba, el representante de Foro Asturiano, Eduardo Álvarez Sostres. Al socialista para pedirle que el presidente asturiano, Javier Fernández, del PSOE, comparezca en la cámara del Principado. “Usted ha actuado en este caso como siempre su actuación indolente y no actuar; dejar los asuntos en el pudridero; es un error, porque cuando no se soluciona el problema, uno forma parte del mismo”. Pero no ha entrado en la cuestión de fondo ni tampoco le ha acusado a Rajoy de nada. No hubo críticas por parte de Carlos Salvador, de Unión del Pueblo Navarro, aunque sí era necesario que compareciera. “Ojalá todo sean insidias sin fundamento”, ha deseado Salvador.

Otra representante de Navarra Uxúe Barkos, de Geroa Bai, sí ve responsabilidades en Rajoy y en su partido. “Hoy tocaba responder a acusaciones de su extesorero y convencer a la sociedad”. El caso Bárcenas ha tenido un escenario de juego en la tesorería del PP y no empieza ni termina en el extesorero y no es sino la punta del iceberg de la financiación del PP. Lo más lamentable para Barkos es que el presidente “se haya parapetado” en la crisis económica y le ha pedido que no se escude tampoco en el proceso judicial. “El caso Bárcenas le incumbe y no puede salir de aquí por la puerta de atrás; ojalá la declaración que ha hecho de que se equivocó con Bárcenas la pueda mantener mañana”.

Alonso: “También el PP tiene derecho al honor”

A defender a Mariano Rajoy y al PP ha salido con mucho brío el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, que ha empezado por acusar a varios portavoces de utilizar “la insidia y la marrullería”.  Como ya hiciera hace diez días en la Diputación Permanente del Congreso ha atribuido a la oposición su colaboración con Bárcenas. “Hoy han dicho a Luis  Bárcenas, que sigue el debate desde Soto del Real, que le creen”, ha interpretado Alonso que se queja de la falta de respeto por la presunción de inocencia que luce la oposición, así como los ataques que infligen al honor del presidente del Gobierno.Bárcenas acusa para salvar su situación y su patrimonio pero el PP “también tiene derecho al honor; sus militantes y sus votantes”. Y al ataque, al PSOE y a UPyD. “¿Cómo pregunta el PSOE por la financiación cuando fue condenado por la suya?” “¿Y la señora Díez hace muchas preguntas pero las empezó a hacer cuando se cayó del cartel del PSOE; no antes?”. También hubo un mandoble para Izquierda Unida que en Andalucía “no pide responsabilidades por los ERES sino solo carteras en el Gobierno”. Gran entusiasmo en la bancada popular.

Y casi en el primer minuto el recuerdo a la herencia recibida del gobierno del PSOE. “Parece que los socialistas tienen miedo a que termine la crisis y que con el gobierno del PP se remonte la crisis; a medida que los signos de esperanza avanzan, aumenta su desasosiego”. El caso Bárcenas es utilizado por el PSOE “como otra estrategia contra el Gobierno”.  Sí ha convencido Rajoy a los suyos dadas las muestras de entusiasmo que le han manifestado en sus dos intervenciones largas. La primera al mostrar con tono sentido, que se había equivocado en confiar Bárcenas. Y, después, por estar duro muy duro con Rubalcaba y el PSOE. Las réplicas del político socialista han concitado también un evidente agrado. El duelo dialéctico ha satisfecho a las dos bancadas, aunque la frustración se ha palpado en la oposición.

El emotivo recuerdo y homenaje a las víctimas del accidente ferroviario del 24 de julio con el que todos los portavoces sin excepción han empezado sus intervenciones, también el presidente, ha sido el único momento de unión de los representantes políticos.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Rubalcaba: “Jamás le he mandado un SMS a un delincuente”

El líder del PSOE le acusa de mentir reiteradamente desde el estallido del Gürtel

Asegura que su partido no “va a consentir que un asunto tan grave se metabolice”

 Madrid 1 AGO 2013 – El País.com (España)

FOTO: ULY MARTÍN

La comparecencia de Mariano Rajoy no ha desactivado al PSOE. Todo lo contrario. El líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya ha pedido la dimisión de Mariano Rajoy en sus dos intervenciones. En la réplica, el secretario general ha recrudecido el tono. “Está usted haciendo daño a su país. Tiene a compañeros en su grupo parlamentario que pueden ocupar ese puesto. Váyase… Si tiene sentido de Estado, váyase cuanto antes”, ha exigido Rubalcaba a Rajoy tras afirmar que “los socialistas no van a consentir que un asunto tan grave se metabolice por parte de la sociedad española”.

“Usted ha desarrollado la teoría del tesorero infiel”, ha proseguido Rubalcaba, quien se ha referido a los SMS entre el presidente del Gobierno y el extesorero. “Jamás le he mandado un SMS a ningún delincuente. Jamás es jamás”, ha asegurado antes de considerar que Rajoy no puede pedir a los españoles que paguen a Hacienda y después mantener contactos con un evasor. “Tiene que pasar algo”, ha enfatizado.

Las palabras más repetidas por Rubalcaba en su primera intervención.

Ese algo ha sido uno de los hilos conductores del discurso del líder del PSOE desde el principio. Después de que el presidente del Gobierno diera la vuelta al argumento de la oposición, al afirmar que las explicaciones las tiene que dar quien acusa, Rubalcaba ha dejado claro que no renuncia en el futuro a una moción de censura y ha exigido al jefe del Ejecutivo “que se marche”. Para el líder del principal partido de la oposición, el caso Bárcenas no solo ha afectado a la credibilidad del Partido Popular, sino que ha restado autoridad al Gobierno. “Tiene usted que marcharse, señor Rajoy”, le ha exigido, “en un acto de generosidad” con España.

EL PAÍS-LIVE

Rubalcaba ha centrado su intervención en “las mentiras” de los populares en relación con el escándalo del extesorero y ha repasado el caso desde que Rajoy calificara de “conspiración” las acusaciones y la investigación de la trama Gürtel.

“La verdad de esta historia es como parece ser”, ha manifestado el secretario general de los socialistas, quien ha acusado al presidente de haber protegido a Bárcenas y hasta que este empezó a detallar su actividad al frente de las finanzas del partido durante casi dos décadas. Pero Rubalcaba ha ido más allá, al atribuir directamente a Rajoy el haber cometido “delitos” contra las instituciones democráticas. Delitos, ha manifestado, “que no prescriben”. “Un presidente no puede amparar ilegalidades, beneficiarse de ellas, ni mentir, ni ningunear al Parlamento ni estar sometido a hipotecas”, ha proseguido Rubalcaba, que ha vuelto a exigir la dimisión del presidente en “un acto de generosidad para un país que no puede sufrir” por su gestión.

En opinión de Rubalcaba, que también ha señalado a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en el PP ha existido “un auténtico sistema de financiación ilegal orquestado desde la sede central por un hombre de la máxima confianza” de la cúpula y del propio Rajoy. “Un sistema integral”, ha dicho, por el que “nunca les han faltado vigorizantes inyecciones de dinero negro con las que competir dopados en los procesos electorales”. Mientras, “a sus generosos mecenas nunca les han faltado concesiones de obras”, ha agregado.

Por estas razones, el PSOE cree que Rajoy está desautorizado. “¿Con qué autoridad viene a hablar de corrupción, a pedir a los españoles que no evadan impuestos o pedir esfuerzos a los pensionistas?”, ha preguntado el líder del PSOE, que al principio de su intervención ha querido dejar claro que Rajoy se vio forzado a comparecer. “Usted no ha venido voluntariamente a esta Cámara, le hemos tenido que traer”, le ha espetado. Acto seguido, Rubalcaba ha arremetido contra lo que la oposición considera la principal “excusa” del presidente del Gobierno en relación al caso Bárcenas: la economía. “Usted ha venido utilizando la economía de burladero”, le ha acusado antes insistir en el argumento principal de su reclamación: “Usted se ha convertido en la agravante de esta crisis”.

————————————————————————————————————————————————————————————

La prensa internacional aprueba por la mínima a Rajoy

‘The Economist’: “El presidente del Gobierno se aferra a su puesto de trabajo”

La noticia de la comparecencia de Rajoy en la web del diario ‘The Economist’.

La prensa internacional se hace eco de la comparecencia ante el Congreso de Mariano Rajoy. El británicoFinancial Times, que había sido muy contundente en pedir que el presidente del Gobierno acudiera al Parlamento “para decir la verdad”, escribe hoy que el jefe del Ejecutivo “ha ofrecido la mayor defensa hasta ahora por su actitud en el caso de los fondos ilegales que ha sacudido al PP, pero ha admitido que se ha equivocado cuando confió en Bárcenas”. Sin embargo, esta “ha sido su única admisión de culpa en un discurso de más de una hora”, añade el principal diario económico, relatando que Rajoy “ha negado todas las acusaciones, ha atacado a la oposición por dañar la imagen de España y ha defendido de manera firme las políticas económicas de su Gobierno”.

La de Rajoy ha sido “la primera admisión de error en la gestión del escándalo que ha minado su popularidad y distraído su Gobierno de la peor crisis económica del país en unas décadas”, afirma el estadounidense The Wall Street Journal. “Su discurso retransmitido por la televisión nacional, sin embargo, poco ha hecho para calmar la furia política”, sigue el diario financiero, que recuerda que este se ha producido “seis meses después” de que emergiera la sospecha de cobros en negro por parte de Rajoy y otros cargos del PP. “Con una sólida mayoría en el Parlamento y elecciones legislativas en más de dos años, Rajoy no sufre ninguna amenaza inmediata para la estabilidad de su Gobierno. Su supervivencia política depende más del apoyo interno de su partido, y su discurso este jueves ha intentado atarlo todo”.

“Rajoy se aferra a su puesto”, este es el titular de The Economist. “Después de semanas rechazando las demandas de explicaciones sobre el escándalo de corrupción y financiación ilegal en el que su partido está involucrado, ha comparecido por fin en el Parlamento”, afirma el periódico londinense, recordando que el presidente del Gobierno “ha convertido este escándalo en una tentativa de dañar España misma… Ha acusado implícitamente a cualquiera que se crea lo que dice Bárcenas de falta de patriotismo”.

El título del ‘Financial Times’.

“El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha tenido problemas este jueves para desenredarse de los tentáculos del escándalo de financiación que le ha inmovilizado desde el comienzo del año, al admitir que lo había gestionado mal”. Así empieza su información el británico The Guardian. “A pesar de su ingenuidad, más que de su deshonestidad, la confesión de Rajoy ha representado un cambio importante (de actitud), tras meses de evasivas”, añade.

“El jefe del Gobierno español, implicado en un escándalo de corrupción, ha reconocido este jueves que se había ‘equivocado’ cuando había confiado en el extesorero de su partido, que está ahora encarcelado bajo la sospecha de haber organizado una contabilidad b dentro del Partido Popular, de derechas”, escribe el francés Le Nouvel Observateur.

El título del diario económico estadounidense The Wall Street Journal.

En una pieza que reconstruye detalladamente el caso Bárcenas, el diario galo Le Monde afirma que el presidente del Gobierno y el PP “están enredados en un caso de corrupción en el que Rajoy podría estar involucrado directamente”. El vespertino relata que el líder popular ha denunciado ante los diputados “las mentiras y las insinuaciones malignas que algunos dirigentes políticos han promovido”.

“El dirigente de la derecha, bajo una fuerte presión política, se ha presentado ante los diputados para ‘dar los esclarecimientos necesarios’ sobre Bárcenas”, escribe Libération, con información de la agencia France Presse. “Lejos de convencer el hemiciclo, ha levantado una andanada de críticas”, añade el diario de tendencia progresista.

“España: el ‘mea culpa’ a mitad de Rajoy”. Con estas palabras el italiano La Repubblica titula el vídeo de un fragmento de la comparecencia del presidente del Gobierno ante el Congreso. En el pie del vídeo recuerda a sus lectores que fue Rajoy quien nombró a Bárcenas tesorero del PP en 2008.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

Rajoy pide responsabilidad y no malograr la recuperación por el caso Bárcenas

(EFE) 

Madrid, 1 ago (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy a la responsabilidad de todos para evitar que los signos de salida de la crisis se “malogren” por el “caso Bárcenas”, ya que la situación económica “todavía es demasiado delicada como para jugar con ella”.

Rajoy ha comparecido a petición propia en un pleno extraordinario del Congreso de los Diputados para “frenar esa erosión de la imagen de España que algunos cultivan” y ha reprochado a la oposición socialista que “aliente la sospecha de inestabilidad” cuando “estamos a punto de salir de la recesión”.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha zanjado el tema al asegurar que si Rajoy, que ha comparecido a petición propia, quería hablar de la marcha de los indicadores económicos, debería convocar un pleno monográfico sobre ello.

El líder del PSOE le ha preguntado: “¿Con qué autoridad va a decir a los ciudadanos que no evadan impuestos si su partido lo lleva haciendo 20 años?”.

El jefe del Ejecutivo ha reconocido que se equivocó al confiar en el ex tesorero del PP, pero ha descartado dimitir ni condicionar su agenda de reformas en marcha por “ningún imputado”, en un país con seis millones de parados, ha recordado.

Sin querer centrar el debate en asuntos económicos, como algunos analistas temían, Rajoy ha enumerado algunas de los indicadores que a su juicio muestran que “aquí volverá el crecimiento y el empleo y más pronto que tarde”.

El único dato económico que ha adelantado es que en los últimos cinco meses ha habido una bajada de paro de 340.000 personas, según el registro de desempleo de julio, mes en el que el que este indicador habría bajado en más de 60.000 personas, y que se conocerá mañana.

En este contexto, cuando “han desaparecido los riesgos de rescate que gravitaban sobre nuestras cabezas hasta hace pocos meses” y aunque la economía “no está bien, pero va mejor”, Rajoy ha pedido que se valoren los “riesgos” que pudieran derivarse de una “gestión imprudente” de la situación generada por el escándalo.

Así, ha recalcado que la recuperación de la confianza de los mercados financieros internacionales -que ha reducido a la mitad la prima de riesgo en un año- “se basa principalmente en la garantía de estabilidad que ofrece un Gobierno que ha trazado una hoja de ruta que combina austeridad y reformas, y tiene el respaldo parlamentario preciso para llevarlas a cabo”.

Se ha dirigido directamente al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, para recordar los “sacrificios” y “esfuerzos” de ajuste necesarios para financiar la deuda española: “Bien está que tengamos que reparar en España la ruina del gobierno anterior. No me pida que además tengamos que protegerla de las ligerezas de la actual oposición”, ha reprochado.

A juicio de Rajoy, con la amenaza de presentar una moción de censura y sus permanentes ataques, Rubalcaba “alienta la sospecha de inestabilidad”, “sabotea la confianza” y se siente con “derecho a causar un daño gratuito, por mero capricho”.

Unos argumentos que no han calado en la mayoría de la oposición, que ha reprochado a Rajoy que precisamente la crisis económica que aún sufre España está causada entre otras cosas por la corrupción que representa el “caso Bárcenas”, por lo que debería dimitir.

Otros, como el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, han convenido con el jefe del Ejecutivo en que al país no le conviene la desestabilización de unas elecciones anticipadas, sino adoptar las medidas necesarias para salir de la crisis.

“Todos hemos venido a pedirle cuentas a Rajoy, es un ejercicio de democracia, pero también convendría que los ciudadanos nos vean juntos con un pacto en favor de la recuperación económica”, ha opinado.

Pero la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha defendido que para salir de la crisis económica debe superarse la crisis política.

El portavoz de IU, Cayo Lara, ha asegurado que la corrupción “ha sido un factor importante en el modelo productivo perverso, que ha logrado que la crisis sea más profunda y duradera en España” y ha recordado que ya hace un año que pidieron una comisión de investigación sobre el desastre financiero creado al calor de la “burbuja inmobiliaria”.

También el representante de ICV, Joan Coscubiela, ha lamentado que “mientras suben los impuestos a las capas populares, sus protegidos defraudan y evaden impuestos y se benefician de la amnistía fiscal”.

La portavoz de BNG, Olaia Fernández, ha afirmado que España está inmersa en “una grave crisis económica, pero también institucional y democrática” y ha instado al presidente a cambiar el “cruel” modelo económico y social que está implantando.

————————————————————————————————————————————————————————————-

La oposición pide a Rajoy que dimita o asuma responsabilidades

PSOE, IU, UPyD, BNG y Esquerra exigen al presidente que se vaya

Duran, el más tibio, dice “que no es momento de dimisiones”

 Madrid 1 AGO 2013 – El País.com (España)

Tras la intervención de Rubalcaba, toda la oposición en bloque ha considerado insuficientes las explicaciones ofrecidas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esta mañana en un pleno extraordinario para responder por el caso Bárcenas. Pero la crítica ha ido de la más tibia del portavoz de CiU, Duran Lleida, a la más bronca de los grupos minoritarios.

Duran ha comenzado su intervención criticando que Rajoy hubiera tardado tanto en dar explicaciones: “Nos hubiera gustado que hubiese comparecido antes y sin que nadie se lo pidiera”. Después, ha criticado lo que considera un error de enfoque del presidente del Gobierno: “Lo que perjudica España no es hablar de Bárcenas. Lo que perjudica España es no dar explicaciones sobre lo que Bárcenas está denunciando” . Pero el portavoz de CiU se ha apresurado a aclarar que él no está por que se vaya: “Hoy no se trata de pedir dimisiones, sino explicaciones, y las que ha dado son insuficientes”. “No he tenido tiempo ni ganas de analizar los papeles de Bárcenas, pero ahí hay unas sombras de sospecha que usted debe desmentir de manera contundente si quiere nuestra confianza”. “Al margen de reafirmar que usted no recibió ninguna remuneración, debe decirnos si el PP está dispuesto a devolver a las Administraciones públicas un dinero si se demuestra que lo recibió”.

El portavoz de CiU ha insistido varias veces en que quiere creer al presidente “porque la alternativa es la desestabilización de España”. “Este debate no debe quedar en el pim pam pum de unos y otros. La gente quiere ir mucho más allá. Existe en nuestra sociedad una auténtica fatiga política”. Y ha mencionado la militancia en el PP del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos: “¿Cómo podemos hablar de imparcialidad objetiva en una persona que ha mantenido la militancia? Un padre de la Constitución, Miquel Roca, ha dicho que el Constitucional no le merece respeto”. Es “muy grave”, ha añadido Duran, que alguien que ha militado en el PP vaya a decidir sobre leyes de un Gobierno del PP.

En su último turno de palabra, Duran ha censurado la evolución del debate: “tan previsible” que Rajoy ni ha tenido que tomar notas, y ha insistido en que la solución no es que el presidente se vaya: “Lamentaría que llegase la dimisión porque a este país no le conviene de ninguna manera ni desestabilización ni nuevas elecciones. Le conviene tomar medidas contra la corrupción”.

Tras la intervención de Duran ha subido a la tribuna el coodinador federal de IU, Cayo Lara, mucho más duro con Rajoy.  Lara, como el resto de diputados, ha empezado su discurso recordando a las víctimas del accidente de Santiago, pero ha añadido: “El mejor homenaje que les podemos hacer es que no quede un kilómetro férreo en España sin las debidas garantías de seguridad”. En cuanto ha tenido el micrófono delante, Lara ha advertido a Rajoy que no se creía ni una sola palabra de lo que había dicho: “Al igual que unos hilillos de plastilina terminaron siendo una catástrofe medioambiental”, ha afirmado, en alusión alPrestige, “ahora no le creemos nada”.

El coordinador de IU ha utilizado el mismo símil deportivo de Rubalcaba al acusar a Rajoy de “concurrir a las elecciones dopados con fondos ilegales” y acto seguido le ha pedido que se vaya:  “Tienen el Gobierno montado sobre una inmensa mentira. Por eso le pedimos su dimisión”. “Hágale un favor a España: dimita y convoque elecciones generales para darle la razón al pueblo”.

Como han hecho otros diputados durante sus intervenciones, y visto lo que a Rajoy le gustan las citas, Lara también ha utilizado una, en este caso, de Federico Trillo: “La responsabilidad política está por encima de la responsabilidad penal”. “Usted debe asumir las responsabilidades, señor Rajoy”, le ha reclamado el coordinador de IU.

En su último turno de palabra, Lara ha vuelto a pedir a Rajoy que dimita. “Es el mejor servicio que le podría prestar a nuestro país. Vuelva a su trabajo de Santa Pola, bien remunerado, no tendrá ninguna dificultad”.

Rosa Díez, de UPyD, también ha sido muy crítica con la intervención de Rajoy: “Le pido que no siga envolviéndose con la expresión ‘chantaje al Estado’. El Estado no es usted. Al contrario, es usted quien ha puesto en peligro al Estado al permitir que el caso Bárcenas se convierta en elcaso Rajoy“. Díez ha recordado que ha sido necesario plantear una moción de censura para forzarle a dar explicaciones: “Su desprecio a la institución parlamentaria, a la separación de poderes, nos obliga a someterlo hoy a una rotunda censura política. Usted no ha dicho hoy la verdad en relación al asunto que le trae a la Cámara. La mentira es su debilidad, la que deteriora la imagen de España, y eso no tiene perdón”.

La portavoz de UPyD ha formulado 20 preguntas al presidente del Gobierno, entre ellas, si puede afirmar que ni él ni nadie del PP cobró sobresueldos, si puede afirmar que no ha habido contabilidad b en el PP o por qué contrató al exsenador Bárcenas ocho días después de que renunciase a ser tesorero por su implicación en el caso Gürtel.

En su último turno de intervención, Díez ha calificado la actitud de Rajoy de “vergonzosa”. “Usted contestó a los mensajes de Bárcenas después de que estuviera imputado, pero no ha respondido a ni una sola de las preguntas que le he hecho”. “Nosotros no le habíamos pedido la dimisión, habíamos esperado a que usted nos contestara, pero no nos ha contestado a nada. Ha despreciado la tarea de un grupo parlamentario que ejerce el control del Gobierno. Permítame que mantenga la esperanza de que va a dimitir, porque también dijo que no iba a comparecer y al final lo ha hecho. Usted es un factor desetabilizador para España. Tenga el valor de dimitir. Sea un patriota. Dimita en defensa del interés de España”.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha acusado al PP de querer reducir la financiación de otros partidos mientras ellos se financiaban con cuentas opacas. “El discurso ha empezado bien, pero las expectativas se han ido diluyendo. Salida de caballo andaluz y llegada de burro manchego”, ha dicho, refiriéndose a la intervención de Rajoy. “Este caso es suyo, solo suyo. Unos terceros no tenemos ni causas en curso ni casos de financiación irregular. No extienda la tinta del calamar”. “Hay que predicar con el ejemplo. A ese supuesto delincuente que ha hecho de la mentira su estilo de vida, le ha pagado el PP la defensa hasta hace bien poco”, ha denunciado. “Y yo no cruzo mensajes con delincuentes que intentan hacer daño a mi partido y a mi Gobierno”.

Esteban ha lamentado el daño que el caso Bárcenas está haciendo al país -“El proyecto común español y la marca España están hechos unos zorros”- y ha sido escéptico sobre la reacción del presidente:   “Yo no espero nada de usted, ni que asuma responsabilidades ni que dimita. En esto España es diferente a otros países con tradición más democrática”.  “Me pregunto si los presidentes también tienen derecho a mentir como los imputados”, ha añadido a continuación. “Su Gobierno está tocado. No tiene legitimidad para pedirnos transparencia o más esfuerzos económicos”. “¿Dimitirá?” le ha preguntado en varias ocasiones a Rajoy.

Joan Coscubiela, de ICV, ha acusado a Rajoy de “corromper el sistema democrático hasta límites insospechables durante 20 meses”. “Ustedes corrompen lo que tocan”, ha insistido, dirigiéndose a la bancada del PP. “Usted ha corrompido el cargo de presidente del Gobierno y no está en condiciones de cumplir con sus obligaciones. Hay cosas que hay que decirlas a la cara y se lo digo así: ‘Usted no puede presentarse pidiendo disculpas. Usted es un corrupto”.El presidente del Congreso, Jesús Posada, le ha llamado al orden y le ha pedido que mida sus palabras. “Si tan seguro está de su legitimidad, dimita y convoque elecciones. Es lo único digno que puede hacer”, ha concluido Coscubiela.

Chesus Yuste, de Cha, ha aludido a Berlusconi, dirigiéndose a Rajoy: “Comprendo que le preocupe la opinión de los mercados internacionales. A Berlusconi le echaron por estar enfangado en los tribunales”, ha dicho.”La única salida es convocar elecciones anticipadas y que el pueblo hable y que todos los partidos jueguen limpio, sin el dopaje del dinero que ha alimentado las campañas del PP”.

Xabier Mikel Errekondo, de Amaiur, se ha dirigido a la bancada del PP y les ha llamado “mentirosos y ladrones de guante blanco con licencia para robar” . Después, a dejado una “postdata”: “Ustedes, señores del Gobierno, no se han dado cuenta aún de que en Euskal Herria hemos emprendido la ruta hacia la soberanía”.

Alfred Bosch, de ERC, ha ido directo a la dimisión de Rajoy: “Usted no puede gobernar. ¿Qué presidente de otro país del mundo seguiría en su puesto? Son demasiadas las sospechas y los interrogantes. ¿Pretende que nos creamos que Bárcenas planificó un chantaje con 20 años de anticipación? ¿Que 48 millones de euros desaparecieron del PP y no se dieron cuenta? ¿Tanto les sobraba el dinero? ¿está mintiendo como un bellaco?”. “Delenda est Mariano Rajoy [Rajoy debe ser destruido]”, ha añadido Bosch.

Pedro Quevedo, de Coalición Canaria, tampoco se ha mostrado satisfecho con las explicaciones del presidente: “No nos ha gustado nada su discurso. Creo que es usted una persona honorable, pero si aquí no se ha hablado de política es porque usted no lo ha afrontado. Creemos que su actuación es reprobable y merece una censura política”.

Olaia Fernández Dávila, del BNG, ha ido más lejos: “Desde el punto de vista político tienen que decidir los ciudadanos. Disuelva las cortes y de paso, disuelva el Partido Popular”. “El bochorno de España en el exterior es de usted y de su partido. ¿Creen que están  legitimados para exigir al pueblo más austeridad?”.

Un sobre en la Cámara

Joan Baldoví, de Compromís, ha subido a la tribuna son un sobre, y agitándolo en la mano, le ha preguntado a Rajoy:¿Cuántos recibió? ¿Cuántos los recibieron?”. “¿Quién tiene más credibilidad, un delincuente o un presidente del Gobierno? Los ciudadanos lo tienen claro: Bárcenas”.

Enrique Álvarez, de Foro Asturias, ha empezado su intervención criticando a Rubalcaba: “Pasó tres semanas amagando con una moción de censura con la que se le caía en casa”. Después se ha dirigido a Rajoy: “¿Qué está pasando para que en vez de estar centrados en las necesidades de los ciudadanos, su partido se centre en una supuesta financiación irregular?”

Carlos Casimiro Salvador, de UPN, ha pedido a Rajoy que “no abandone el barco”. “Hoy en España solo sonríen los profesionales de los conflictos, los cotnras, antis y los que viven contra la nación”, ha dicho.

Uxue Barcos, de Nafarroa Bai, también ha criticado la intervención del presidente: “Ha dicho: ‘me equivoqué, creí su inocencia’. Pero eso solo serviría si el caso empezara y terminara en Luis Bárcenas y llega a todo el PP”. “No le competirán las acusaciones, pero sí le incumbe el caso Bárcenas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: