Papa Francisco aprueba nuevas medidas contra el blanqueo


  • Papa Francisco aprueba nuevas medidas contra el blanqueo
  • Papa aprobó nuevas medidas sobre blanqueo y financiamiento del terrorismo
  • El Papa dice que la Iglesia no es una empresa ni una ONG
  • Ofensiva del Papa contra grupos ultraconservadores

————————————————————————————————————————-

Papa Francisco aprueba nuevas medidas contra el blanqueo

(AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Francisco reforzó el jueves la vigilancia de las operaciones financieras del Vaticano, a través de un “motu proprio” (decreto papal) que introduce nuevas medidas contra el blanqueo de capitales y el reciclaje de dinero sucio.

La iniciativa supone una continuación de las ya aprobadas en materia de prevención y lucha contra actividades ilegales en terreno financiero y monetario por el anterior papa, Benedicto XVI, el 30 de diciembre de 2010.

A través del decreto, se establece que las leyes que se aplican al Estado Vaticano se extienden a sus ministerios, organismos e instituciones que dependen de la Santa Sede, así como a organizaciones no lucrativas de la Iglesia, como por ejemplo Caritas.

Entre las medidas aprobadas se refuerza el papel de la Agencia de Información Financiera (AIF), que se convierte también en un organismo de “evaluación y aprobación” de actividades que impliquen movimientos financieros.

Con esa medida se responde al pedido hecho por Moneyval, el órgano del Consejo de Europa para la lucha contra el blanqueo, indicó en un comunicado del Vaticano.

Moneyval ha reconocido que la Santa Sede ha recorrido un “largo camino en muy poco tiempo” en la lucha contra el blanqueo de capitales.

“Deseo renovar el compromiso de la Santa Sede en adoptar los principios y ejecutar los instrumentos jurídicos desarrollados por la comunidad internacional, adecuando aún más el orden institucional con el fin de la prevención y la lucha contra el blanqueo, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva”, escribió el pontífice argentino en el documento.

Con el documento papal se crea también un “comité de seguridad financiera” con el objetivo de coordinar las actividades de la Santa Sede en materia de prevención y lucha contra el reciclaje de dinero sucio, añade la nota.

El “motu propio”, emitido en pleno agosto, demuestra la voluntad del papa Francisco de limpiar las finanzas del Vaticano, cuyo banco ha estado involucrado durante años en operaciones oscuras de blanqueo de dinero y corrupción.

“Se trata de un instrumento que ofrece la garantía de que se seguirá el camino iniciado. En el mundo actual se trata de resistir frente a formas cada vez más sofisticadas de criminalidad financiera. Tenemos que hacer frente a los desafíos para la protección de la legalidad, no quedarnos atrás”, explicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

“La promoción del desarrollo humano integral sobre el plano material y moral requiere de una profunda reflexión sobre la vocación de los sectores económicos y financieros y sobre su correspondencia como fin último de la realización del bien común”, afirma el papa.

“Por este motivo -prosigue- la Santa Sede, en conformidad con su naturaleza y misión, participa en los esfuerzos de la comunidad internacional destinados a la protección y la promoción de la integridad, estabilidad y transparencia de los sectores económicos y financieros y a la prevención y a la lucha contra las actividades delictivas”, añade.

El pasado 11 de julio, el papa Francisco aprobó con otro “motu proprio” una reforma del código penal del Vaticano que refuerza las sanciones contra la corrupción y el lavado de dinero y las ajusta a los parámetros internacionales.

Las nuevas normas, que entrarán en vigor el 1 de septiembre, se aplican a todos los miembros de la Curia, así como a todo el personal diplomático y a todos los empleados de organismos y de instituciones vinculadas con la Santa Sede.

Antes de aplicar la reforma prevista para el Banco Vaticano, el papa nombró una comisión de investigación para examinar el caso.

Francisco, elegido papa en marzo, se comprometió a realizar una reforma profunda de las instituciones vaticanas.

En abril designó a un grupo de ocho cardenales para que lo aconsejen y estudien un proyecto de reforma de la Curia Romana, el gobierno central, y en junio ordenó una comisión de investigación para renovar el controvertido banco del Vaticano.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Papa aprobó nuevas medidas sobre blanqueo y financiamiento del terrorismo

Entre las medidas se crea el Comité de Seguridad Financiera vaticano.

También se “refuerza” la función de vigilancia y regulación de la Autoridad de Información Financiera.

EFE – Cooperativa.cl

EFE

Estas nuevas iniciativas fueron aprobadas a través de un "Motu Proprio" (documento papal).

Estas nuevas iniciativas fueron aprobadas a través de un “Motu Proprio” (documento papal).

El papa Francisco aprobó este jueves nuevas medidas para la prevención y lucha contra el blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva, según informó la Santa Sede en un comunicado.

Estas nuevas iniciativas, aprobadas a través de un “Motu Proprio” (documento papal), suponen una continuación de las ya aprobadas en materia de prevención y lucha contra actividades ilegales en terreno financiero y monetario por el anterior papa, Benedicto XVI, el 30 de diciembre de 2010.

Entre las medidas se crea el Comité de Seguridad Financiera vaticano con el fin de coordinar a las autoridades competentes de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano en la prevención y lucha contra el blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva.

Además, se “refuerza” la función de vigilancia y regulación de la Autoridad de Información Financiera (AIF) y se crea la función de “vigilancia prudencial” de los entes y organismos que desarrollan “profesionalmente una actividad de naturaleza financiera”, entre ellos el Instituto para las Obras de Religión (IOR), el tan cuestionado banco vaticano.

Con esta última iniciativa, de cuya ejecución será responsable también la AIF, el Vaticano responde a una recomendación hecha por la comisión Moneyval del Consejo de Europa, que ha reconocido ya que la Santa Sede ha recorrido un “largo camino en muy poco tiempo” en la lucha contra el blanqueo de capitales.

“La promoción del desarrollo humano integral sobre el plano material y moral requiere de una profunda reflexión sobre la vocación de los sectores económicos y financieros y sobre su correspondencia como fin último de la realización del bien común”, afirma el papa en su “Motu Proprio”.

“Por este motivo -prosigue- la Santa Sede, en conformidad con su naturaleza y misión, participa en los esfuerzos de la comunidad internacional destinados a la protección y la promoción de la integridad, estabilidad y transparencia de los sectores económicos y financieros y a la prevención y a la lucha contra las actividades delictivas”.

subirExtensión de aplicación de leyes

Entre las medidas aprobadas por Francisco figura también la extensión de la aplicación de las leyes vaticanas en esta materia a los dicasterios de la Curia Romana y a otros organismos y entes dependientes de la Santa Sede, así como a las organizaciones sin ánimo de lucro que tengan entidad jurídica canónica y sede en el Estado del Vaticano.

Deseo renovar el compromiso de la Santa Sede en adoptar los principios y ejecutar los instrumentos jurídicos desarrollados por la comunidad internacional, adecuando aun más el orden institucional a fin de la prevención y la lucha contra el blanqueo, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva”, comenta el pontífice argentino.

Estas medidas llegan después de que este pasado julio Francisco, elegido papa en marzo de este año, diera un paso más en la reforma de las instituciones vaticanas al crear una comisión para las reformas de la estructura económica administrativa de la Santa Sede.

Ello se sumaba a la constitución, el pasado abril, de un grupo de ocho cardenales para que le aconsejen en el Gobierno de la Iglesia y para que estudien un proyecto de revisión de la Curia Romana, así como a la comisión de investigación creada en junio para reformar el banco del Vaticano.

—————————————————————————————————————————————————————————————

El Papa dice que la Iglesia no es una empresa ni una ONG

(EFE)

Roma, 6 ago (EFE).- El papa Francisco dijo hoy que la Iglesia no es una organización asistencial, una empresa o una ONG, sino “una comunidad de personas animadas por la acción del Espíritu Santo, que han vivido y viven la maravilla del encuentro con Jesucristo y desean compartir esta experiencia de profunda alegría”.

El Vaticano publicó en varios idiomas este discurso del pontífice, con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones de 2013 que se celebrará el 20 de octubre como conclusión del Año de la Fe.

“La fe es un don precioso de Dios, que abre nuestra mente para que lo podamos conocer y amar. Él quiere relacionarse con nosotros para hacernos partícipes de su misma vida y hacer que la nuestra esté más llena de significado, que sea más buena, más bella. Dios nos ama”, aseguró en su mensaje el papa, quien estuvo recientemente en Brasil con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Cincuenta años después del inicio del Concilio Vaticano II, el Año de la Fe “es un estímulo para que toda la Iglesia reciba una conciencia renovada de su presencia en el mundo contemporáneo, de su misión entre los pueblos y las naciones”, prosiguió.

Indicó que el anuncio del Evangelio es parte del ser discípulos de Cristo y es un compromiso constante que anima toda la vida de la Iglesia y citó a su predecesor Benedicto XVI, al decir que “el impulso misionero es una señal clara de la madurez de una comunidad eclesial”.

El pontífice invitó a los obispos, los sacerdotes, los consejos presbiterales y pastorales, a cada persona y grupo responsable en la Iglesia a dar relieve a la dimensión misionera en los programas pastorales y formativos.

Explicó que en la época actual la movilidad generalizada y la facilidad de comunicación a través de los nuevos medios han mezclado a los pueblos, el conocimiento y las experiencias.

El papa reconoció que a veces “es difícil”, incluso para las comunidades parroquiales, “conocer de forma segura y profunda a quienes están de paso o a quienes viven de forma permanente en el territorio”.

Además, alertó, en áreas cada vez más grandes de las regiones tradicionalmente cristianas “crece el número de los que son ajenos a la fe, indiferentes a la dimensión religiosa o animados por otras creencias”.

Por tanto, en su opinión, no es raro que algunos bautizados escojan estilos de vida que les alejan de la fe, convirtiéndolos en necesitados de una “nueva evangelización”.

Señaló que a esto se suma el que a gran parte de la humanidad todavía no le ha llegado la buena noticia de Jesucristo y a que se vive una época de crisis que afecta a muchas áreas de la vida, no sólo la economía, las finanzas, la seguridad alimentaria o el medioambiente, sino también el sentido profundo de la vida y los valores fundamentales que la animan.

En esta situación tan compleja, “donde el horizonte del presente y del futuro parece estar cubierto por nubes amenazantes”, se hace aún más urgente llevar con valentía a todas las realidades el Evangelio de Cristo, que es anuncio de esperanza, reconciliación, comunión, subrayó.

Sostuvo que “la naturaleza misionera de la Iglesia no es proselitista, sino testimonio de vida que ilumina el camino, que trae esperanza y amor”.

El papa animó a todos a ser portadores de la buena noticia de Cristo, agradeció especialmente a los misioneros, los presbíteros, los religiosos y los fieles laicos -cada vez más numerosos- que, acogiendo la llamada del Señor, dejan su patria para servir al Evangelio en tierras y culturas diferentes a las suyas.

También resaltó que las iglesias jóvenes trabajan generosamente en el envío de misioneros a aquellas que se encuentran en dificultad, llevando la frescura y el entusiasmo con que éstas viven la fe que renueva la vida y da esperanza.

Hizo un llamamiento a todos aquellos que sienten la llamada a responder con generosidad a la voz del Espíritu Santo, según su estado de vida, y a no tener miedo a ser generosos con el Señor.

“Invito -prosiguió- también a los obispos, las familias religiosas, las comunidades y todas las agregaciones cristianas a sostener, con visión de futuro y discernimiento atento, la llamada misionera a gentes y a ayudar a las iglesias que necesitan sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos para fortalecer la comunidad cristiana”.

Esta atención debe estar también presente entre las iglesias que forman parte de una misma conferencia episcopal o de una región: es importante que las iglesias más ricas en vocaciones ayuden con generosidad a las que sufren por su escasez.

Hizo alusión a los cristianos que, en diversas partes del mundo, se topan con dificultades para profesar abiertamente su fe y ver reconocido el derecho a vivirla con dignidad y señaló que ellos son testigos valientes -aún más numerosos que los mártires de los primeros siglos- que soportan con perseverancia apostólica las diversas formas de persecución actuales.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Ofensiva del Papa contra grupos ultraconservadores

POR JULIO ALGAÑARAZ – Clarín.com

Francisco profundiza su reforma en la Iglesia. Ahora intervino la orden de los Frailes Franciscanos que había impuesto la misa en latín. Protestas de grupos tradicionalistas.

Paseo. Jorge Bergoglio, sonriente, en una caminata por la plaza de San Pedro en mayo último, durante una audiencia general de los miércoles. /REUTERS

VATICANO.CORRESPONSAL – 08/08/13

El Papa argentino sigue con las reformas en la Iglesia y dispuso la intervención de la orden de los Frailes Franciscanos de la Inmaculada, cuyos dirigentes habían dado una orientación ultraconservadora a la congregación imponiendo el viejo rito de la misa en latín en forma exclusiva y hasta ofreciéndose de mediadores en el conflicto con los partidarios del fallecido obispo francés Marcel Lefebvre, que hace unos años culminó en un abierto cisma.

La decisión de Francisco, que se remonta al mes pasado aunque el tema se hizo público hace una semana, levantó un nuevo avispero de protestas de pequeños grupos ultras del tradicionalismo pero fue aceptada por los frailes y las monjas de la orden sin problemas, pues la mayoría se declaró contraria a la imposición del superior general, padre Stefano Manelli, de la litúrgica exclusiva con el llamado rito tridentino reformado por inspiración del Concilio Vaticano II.

El portavoz vaticano, padre Federico Lombardi, se apresuró a aclarar que la decisión pontificia no contradecía las disposiciones generales del predecesor de Jorge Bergoglio, Benedicto XVI, gran simpatizante de la misa en latín, que había reanimado el rito preconciliar con un discutido “motu proprio”, en 2007, de orientación netamente conservadora.

La intervención “no se debió a exclusivas razones litúrgicas”, dijo Lombardi sino al estilo y los contenidos de la conducción del fundador, padre Manelli. Manelli decidió tras el “motu proprio” de Benedicto XVI imponer la “forma extraordinaria” del rito romano como litúrgica predominante, haciéndola además exclusiva para las monjas de la congregación franciscana.

De ahora en más, el Papa argentino dispuso que los sacerdotes de la orden celebren la misa “según el rito ordinario” posconciliar en los idiomas nacionales y otras reformas que revolucionaron la liturgia y han penetrado profundamente en el mundo católico.

El portavoz de la orden, padre Alfonso Bruo, dijo que la imposición de la misa en latín y los antiguos ritos habían “expuesto a las instrumentalizaciones” de grupos tradicionalistas, entre ellos del grupo cismático de los partidarios de monseñor Lefebvre. El Papa Bergoglio nombró como su delegado apostólico, encargado de hacer marchar por los nuevos carriles a la orden de los franciscanos de la inmaculada, al fraile capuchino Fidenzio Volpi.

El padre Bruno dijo que un sondeo realizado por el visitador apostólico nombrado por Benedetto XVI ante los problemas internos en la congregación había demostrado que la mayoría de los frailes y las monjas no estaban de acuerdo con la línea de imposición de la misa en latín.

Las reformas del Papa Francisco comienzan a producir cambios profundos en la Iglesia y los grupos tradicionalistas protestan con vehemencia.

Advierten un clima de regreso a las inspiraciones progresistas del Concilio Vaticano II y hasta rechazan “la imagen de una Iglesia bicéfala” por “la coexistencia de un Papa que se presenta como obispo de Roma y un obispo (Benedetto XVI) que se autodefine Papa”, en realidad emérito. Para los tradicionalistas de “Rorate Coeli” esta “Iglesia bicéfala” evoca “la época de los grandes cismas”.

————————————————————————————————————————————————————————————

 

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: