ONU: 30.000 refugiados sirios a Irak en cinco días


————————————————————————————————————————

ONU: 30.000 refugiados sirios a Irak en cinco días

 En esta fotografía tomada por funcionarios de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas el 15 de agosto del 2013 se ve a refugiados sirios cruzando la frontera iraquí en el puesto fronterizo de Peshkabour, en Dahuk, para entrar en el sector de Irak controlado por los curdos. El 19 de agosto, la agencia dijo que en los últimos cinco días, 30.000 sirios han cruzado la frontera huyendo de la guerra civil en su país
En esta fotografía tomada por funcionarios de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas el 15 de agosto del 2013 se ve a refugiados sirios cruzando la frontera iraquí en el puesto fronterizo de Peshkabour, en Dahuk, para entrar en el sector de Irak controlado por los curdos. El 19 de agosto, la agencia dijo que en los últimos cinco días, 30.000 sirios han cruzado la frontera huyendo de la guerra civil en su país

HO / AP FOTO

BY POR SINAN SALAHEDDIN Y RYAN LUCAS

ASSOCIATED PRESS

BAGDAD — En un éxodo masivo, unos 30.000 sirios han huido de la guerra civil en su país en los últimos cinco días para cruzar la frontera y buscar refugio en el sector de Irak controlado por los curdos, informó el lunes la agencia de refugiados de Naciones Unidas.

El influjo masivo de gente, muchos de ellos curdos sirios que buscan refugio de la creciente violencia en el noreste de Siria, constituye un desafío para las agencias de asistencia internacionales como también el gobierno regional del Curdistán en esa parte de Irak.

“Los refugiados sirios siguen llegando a la región norteña curda en grandes cantidades, en su mayoría mujeres y niños. No está claro el motivo de este flujo repentino”, dijo Yusef Mahmud, un vocero de la agencia de refugiados de la ONU en la región curda de Irak.

“Hoy, unos 3.000 refugiados sirios cruzaron la frontera y eso eleva su número a unos 30.000 desde el jueves”, precisó y dijo que esta última oleada ha elevado el número total de refugiados sirios en la región curda a 195.000.

El alto comisionado de la ONU para refugiados estableció un campamento de tránsito de emergencia en Irbil, capital de la región autónoma curda, para alojar a algunos de los recién llegados. Al parecer algunos estaban en mezquitas o con familiares o amistades residentes en el área, según la agencia.

En un campamento cerca de Irbil, decenas de refugiados con valijas, pertenencias, bebés se movilizaban por entre hileras de carpas, según mostraron imágenes de AP Television News. Algunos hombres hacían fila para recibir bloques de hielo de una camioneta. En las cercanías, un enjambre de niños rodeaba un camión para recibir sandías distribuidas por las fuerzas regionales de seguridad.

La agencia dijo que enviaba 15 camiones con suministros —3.100 carpas, dos bodegas prefabricadas y millares de jarras— de sus provisiones en Jordania. Agregó que la carga llegaría para fines de semana.

Los curdos son la minoría étnica más numerosa en Siria, con más del 10 % de sus 23 millones de habitantes. Están concentrados en las empobrecidas regiones nororientales de Hasake y Qamishli, entre las fronteras de Turquía e Irak. También hay varios vecindarios de mayoría curda en la capital, Damasco y la mayor ciudad siria, Alepo.

Esas áreas curdas se han visto convulsionadas en los últimos meses por la lucha entre milicias curdas y facciones rebeldes extremistas islámicas vinculadas con al-Qaida, que ha dejado miles de muertos en ambos bandos. Después del asesinato de un prominente líder curdo el mes pasado, una poderosa milicia curda dijo que se movilizaba para expulsar a los extremistas islámicos.

————————————————————————————————————————————————————————————
20-08-2013 / EFE

El éxodo masivo de sirios que huyen de la guerra civil en su país se ha trasladado ahora a la frontera con Irak, que en los últimos cinco días ha recibido a 30.000 refugiados, la mayoría de ellos, se cree, sirios kurdos

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Ginebra confirmó hoy estas cifras y precisó que su personal sobre el terreno calcula que ahora hay entre 2.000 y 3.000 personas en el lado sirio de la frontera esperando cruzar.

“Unas 1.000 personas están huyendo del país mientras hablamos”, dijo el portavoz del organismo, Dan McNorton, que ya presta ayuda a cerca de dos millones de refugiados que ha producido el conflicto armado en Siria desde su comienzo en 2011.

Según los últimos datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la mitad de los nuevos refugiados en Irak son niños, en gran parte menores de 12 años.

Ante esta situación, las autoridades de la región autónoma iraquí del Kurdistán habrían decidido establecer unas cuotas de entrada diaria a los sirios, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“La última información es que el Gobierno regional del Kurdistán ha establecido una cuota diaria de refugiados a los que se permitirá la entrada”, declaró en rueda de prensa en Ginebra el portavoz de la OIM, Omari Jumbo Jumbo.

Indicó que para ayer y hoy esa cuota se fijó en 3.000 personas, aunque finalmente el lunes en total se permitió la entrada a territorio iraquí de 5.000 sirios.

El flujo masivo de refugiados se inició el pasado jueves, cuando las autoridades de la región autónoma kurda en Irak abrieron inesperadamente el puente de Peshkhabour, sobre el río Tigris, uno de los pasos entre Siria y Irak, después de que la frontera entre ambos países permaneciera cerrada desde el pasado mayo.

Tras la reapertura del puente, miles de personas que se encontraban en el lado sirio lo cruzaron hasta el domingo, cuando el puente fue cerrado para los refugiados, aunque se sigue permitiendo el paso de mercancías por él.

Desde ese día, los refugiados están llegando sobre todo por el paso fronterizo de Sahela, a 120 kilómetros al noroeste de Mosul, una de las principales ciudades del norte iraquí.

“Algunos de los refugiados nos contaron que habían huido de un bombardeo aéreo que tuvo lugar en la mañana de ayer. Otros nos dijeron que escapaban de las luchas y tensiones entre las distintas facciones del conflicto o debido al colapso de la economía por la guerra”, señaló por su parte McNorton.

El ACNUR está intentando trasladar a los refugiados a centros de tránsito, aunque muchos de ellos están siendo recibidos en mezquitas o por familiares que tienen en la región.

Además, se han instalado campamentos temporales en Erbil y Sulaimaniya, hasta donde se está movilizando la ayuda de emergencia desde los almacenes del ACNUR en Irak.

El portavoz del organismo informó de que se han enviado 90 camiones con tiendas de campañas, colchones, colchas y utensilios de cocina, entre otros materiales de primera necesidad.

Antes de esta nueva ola de desplazamientos, Irak ya acogía a unos 155.000 refugiados.

En total, más de 1,9 millones de personas han huido de Siria en 28 meses de un conflicto que enfrenta a las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad con grupos armados rebeldes.

La gran mayoría de refugiados se concentra en Jordania, Turquía y Líbano, mientras que algunos miles se encuentran en otros países de la región y del norte de África.

————————————————————————————————————————————————————————————–

16-08-2013 / EFE

Entre 5.000 y 7.000 sirios cruzaron de forma masiva la frontera entre Siria y el norte de Irak a través del recién construido puente de Peshkhabour para acceder a la región del Kurdistán, informó hoy el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Los factores de este repentino desplazamiento no están muy claros en este momento y hoy no hemos visto más desplazamientos a gran escala”, dijo en una rueda de prensa el portavoz del ACNUR, Adrian Edwards.

El portavoz señaló además que el personal del ACNUR constató que algunas de estas personas habían estado acampadas cerca del río Tigris durante dos o tres días antes del desplazamiento y que numerosos autobuses llegaron al lado sirio de la frontera para dejar a personas que querían huir del país.

“El primer grupo de sirios, unas 750 personas, cruzó el puente antes de mediodía y posteriormente un grupo mucho mayor, de unas 5.000 o 7.000 personas, siguió por la tarde”, afirmó.

Edwards explicó que este desplazamiento repentino podría deberse a que la frontera había estado prácticamente cerrada desde el pasado 19 de mayo, aunque se abrió a mediados de julio para permitir algunas reunificaciones familiares.

Agregó que la mayoría de los nuevos desplazados son familias -mujeres, niños y personas mayores- principalmente de Alepo, Efrin, Hassake y Qamishly.

“Muchos de ellos nos han contando que tienen familias en el norte de Irak, y algunos son estudiantes que dijeron haber vuelto a Siria sólo para las vacaciones del Eid” al Fitr, la fiesta que marca el fin del mes de ayuno musulmán de ramadán, manifestó.

El ACNUR trabajó desde primera hora de esta mañana para ayudar a las personas recién llegadas, y la Organización Internacional de las Migraciones, junto con el gobierno regional del Kurdistán, han puesto a su disposición cientos de autobuses para llevar a los refugiados a Dohuk y Erbil.

Los refugiados se encuentran alojados en el centro de tránsito de Kawergost -en Erbil-, en tiendas de campaña, en mezquitas o con familiares.

Actualmente, más de 1,9 millones de sirios han huido de la guerra y han sido registrados como refugiados o han solicitado el registro.

Dos terceras partes de ellos han llegado en 2013, aunque Edwards declaró que el flujo de refugiados ha disminuido en los últimos meses.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Agencias de ayuda humanitaria no se dan abasto ante aumento de refugiados sirios

BBC

Una refugiada en IrakACNUR dijo que el número de refugiados que llegan a Irak desde el norte de Siria aumentó de forma repentina.

Organizaciones de ayuda humanitaria en Kurdistán, en el norte de Irak, dijeron que tienen dificultades para atender el repentino aumento de refugiados que huyen de la violencia en Siria.

La mayoría de los refugiados han abandonado su país tras la intensificación de los enfrentamientos entre grupos kurdos armados y rebeldes extremistas en la provincia de Hassakeh, en el noreste del país.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó que más de 30.000 personas han atravesado la frontera desde el jueves.

El domingo, un portavoz de ACNUR aseguró que 10.000 personas habían cruzado el sábado y 7.000 el jueves, la mayoría de ellas mujeres, niños y ancianos.

Personal de la ONU fue testigo del arribo de varios autobuses que dejaban a personas del lado sirio y que luego cruzaban a Irak a través de un puente construido recientemente.

El vocero señaló que más de 1,9 millones de sirios habían dejado Siria en medio del conflicto, la mayoría hacia Líbano, Jordania y Turquía.

El conflicto en Siria, en el que tropas del gobierno de Bashar al Asad y grupos rebeldes se enfrentan, lleva más de dos años y medio.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Un campo de refugiados con sus propios Campos Elíseos

Howard Johnson / BBC

 Sábado, 17 de agosto de 2013

La puerta de un contenedor de metal cruje al abrirse y revela una fila de vestidos bordados y enjoyados en rojo, rosado y blanco.

Son de la tienda de alquiler de vestidos de boda de Atef, un negocio que sirve como un recordatorio de que el romance florece hasta en lugares inhóspitos.

El negocio de Atef está en el campamento de refugiados Zaatari en Jordania, hogar de aproximadamente 120.000 personas que han huido del conflicto en Siria.

Su contenedor está situado en una calle a la que los socorristas llaman los Campos Elíseos, debido a los cientos de tiendas y comercios. Hay barberías, cigarrerías, confiterías… todo lo que se encuentra en un centro comercial.

Atef ha estado en el campamento por más de un año. Huyó de los combates en Daraa, que está a unos 30 km del campamento, en Siria. Es una ciudad llena de empresarios gracias a una larga historia de comercio transfronterizo con Jordania.

“Empezamos como una tienda de abaya (vestido para las mujeres)”, le cuenta Atef a la BBC.

Señal de los Campos EliseosLos Campos Elíseos cuentan incluso con su señal, que detalla cuán lejos están de París.

“Las mujeres solían decirnos que tenían bodas pero no podían encontrar vestidos. Así que compramos dos vestidos para alquilar y funcionó bien”.

“Tenemos dos bodas al día y hay personas que vienen de fuera del campamento para alquilar vestidos porque aquí es más barato”.

“No ganamos mucho pero nos va bien. Alquilamos el vestido por 10 dinares (alrededor de US$14 dólares), ya sea dentro o fuera del campamento. Pero a veces cobramos sólo 5 dinares a los que no pueden pagar más”.

Comerciar para ser normal

La tienda de vestidos de novia de Atef es un ejemplo de cómo ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, está tratando de propiciar un sentido de normalidad en el campamento fomentando el comercio y los servicios.

Tienda de vestidos de bodaAtef alquila vestidos de boda en el campamento de refugiados.

Si la gente puede tener un negocio y sacarle ganancias, entonces la paz y la estabilidad en el lugar mejorará. Al menos esa es la teoría.

Desde que el campamento abrió el año pasado, ha habido actividad de mercado negro, con bandas rivales que intentan controlar la venta ilícita de bienes de ayuda humanitaria y el suministro de electricidad.

Los contrabandistas esperan hasta la noche en las afueras de Zaatari, listos para llevarse las tiendas de campaña de ACNUR y suministros de alimentos.

El encargado de abordar el problema del mercado negro en el campamento es Kilian Kleinschmidt, el “alcalde” del campamento nombrado por ACNUR.

Bloqueo de contrabandistas

Veterano de la labor humanitaria, Kleinschmidt ha dirigido campamentos de refugiados en el sur de Sudán, Somalia y Kosovo.

Los ocho kilómetros de perímetro del campamento son el frente en la batalla contra el comercio ilegal.

Apuntando hacia el humo negro que expiden las topadoras al excavar la tierra explica que están “bloqueando las rutas de suministro de los contrabandistas”.

A continuación, señala unos profundos arañazos rectangulares en la tierra: la marca de bandas rivales en parcelas de tierra para reclamar el territorio. Prueba de que un mercado de propiedad informal también florece en el campamento.

No tan temporal

Alcalde de ZaatariCon muñecos, el alcalde de Zaatari planea como instaurar una sensación de
normalidad.

En la oficina de Kleinschmidt, hay un mapa sobre el que hay bandidos de Lego y varios Pitufos.

Con estos juguetes infantiles, el alcalde de Zaatari ilustra su plan de crear consejos distritales que ayuden a traer calma y estabilidad al campamento.

Kleinschmidt explica que a medida que la guerra se prolonga en Siria, un sentido de permanencia está echando raíz en el campamento.

“La triste sensación de realidad se está instalando, que los residentes están aquí para quedarse”, señala.

“Se están construyendo casas con pisos de cemento y agua; se les agregan aseos, duchas y cocinas”.

“La triste sensación de realidad se está instalando, que los residentes están aquí para quedarse. Se están construyendo casas con pisos de cemento y agua; se les agregan aseos, duchas y cocinas”

Kilian Kleinschmidt, “alcalde” del campamento

“Algunos tienen incluso una fuente para mostrar que es como estar en casa”.

Entre tanto, en la calle principal, un padre y su hija están haciendo algodón de azúcar, para los clientes que vienen en la noche.

De repente un grupo de jóvenes empieza a correr. Tras de un día de mucho calor, ha estallado una refriega con los agentes de seguridad jordanos que vigilan el campamento.

Bombas lacrimógenas repiquetean sobre los techos de metal corrugado del campamento.

Nadie resulta herido, pero el incidente sirve como un recordatorio.

A pesar de los esfuerzos de ACNUR para normalizar la vida en el campamento, los Campos Elíseos de Zaatari no son un lugar fácil para hacer negocios.

————————————————————————————————————————————————————————————-

El número de sirios refugiados en Irak se duplica en una semana

195.000 refugiados llegan al Kurdistán iraquí cuando hace una semana eran unos 100.000

 Jerusalén 19 AGO 2013 – El País.com (España)
Refugiados sirios cruzan la frontera con el Kurdistán irakí. / SAFIN HAMED (AFP)

La cifra sigue creciendo. Este lunes, otros 3.000 sirios han cruzado a Irak por el noreste del país, escapando de los enfrentamientos entre kurdos e islamistas, intensificados en las últimas jornadas. En total, en apenas cinco días son ya 30.000 los que han pasado a pie por el puente de madera de Peshkhabour, elevado sobre el río Tigris, del que no se ve ni un palmo, tal es la riada de exiliados. Youssef Mahmoud, portavoz del Alto Comisionado para las Naciones Unidas en Irak, reconoce que no esperaban esta llegada masiva de refugiados y confirma que se han movilizado recursos de todo Oriente Medio para atenderlos. “Están ya viajando 15 camiones de suministros desde Jordania, sobre todo alimentos y ropas. Esperamos más de 3.000 tiendas de campaña de allá y de los almacenes de Líbano y varias casetas prefabricadas con bidones de agua, que aún no sabemos de dónde vendrán, según la disponibilidad. Esperamos que todo esté aquí antes del fin de semana”, relata a Al Jazeera.

El ACNUR confirma que con estos son ya 195.000 los refugiados que han llegado al Kurdistán iraquí, cuando hace una semana apenas superaban los 100.000. 4.000 de ellos están en un campamento improvisado en Sulamaneyah y otros 7.000, en Erbil. Los demás han sido recogidos en mezquitas y colegios y, los menos, con algunos amigos y familiares que residen en la zona. Las nuevas instalaciones son aún muy precarias. Las autoridades de esta región autogobernada del Kurdistán no tienen medios para invertir en ellas ni para reforzar la seguridad en la frontera, por lo que han pedido ayuda a Estados Unidos, en un intento de contener el problema rápido, antes de que el conflicto sirio los arrastre de lleno a su locura.

“Hoy han llegado camiones con frutas y con hielo. Es insuficiente para las familias, la mayoría con niños y ancianos entre ellos. El calor no ayuda y se temen infecciones. Las familias han debido salir muy rápido, porque vienen con lo puesto”, denuncia en un comunicado la ONG Save The Children.

Según explica la oficina central de ACNUR en Ginebra, la mayoría de los refugiados proceden de Alepo, Afrin, Hassake y Qamishli, de zonas de mayoría kurda. El 95% de los llegados a Irak desde que comenzó el conflicto sirio, hace dos años y medio, son kurdos, de hecho, parte de ese 10% de la población siria, la minoría más minoritaria entre sus 23 millones de habitantes.

Su zona quedó despejada de tropas del régimen de Bachar el Asad el año pasado, en un intento de Damasco de concentrarse en áreas donde los rebeldes golpeaban más fuerte. Los kurdos empezaron a gestionar el territorio pero grupos afines a Al Qaeda comenzaron a enfrentarse a ellos, para hacerse con el control del paso a Irak; al otro lado tienen numerosos grupos afines. La violencia entre ambas partes, diferente a la del Ejército y los disidentes pero un signo más del sectarismo y la descomposición del país, ha dejado en los últimos dos meses “al menos 130 muertos”, según los datos recopilados por los Comités Locales de Coordinación, un grupo civil opositor. Más al sur, algunas familias sunníes se han visto privadas de sus campos, quemados por los combates de leales y rebeldes, y se han sumado a huida.

Mahmoud insiste en que “no está claro” qué ha llevado a concentrar la salida de refugiados en tan pocos días, pero el personal de ACNUR está entrevistando a los recién llegados para conocer sus relatos y explicar estas cifras, nunca vistas hasta ahora. Irak es el cuarto país con más refugiados sirios, pero muy por detrás, hasta ahora, de Jordania, Líbano y Turquía.

Mientras, los investigadores de Naciones Unidas han comenzado hoy con su labor para determinar si se han usado armas químicas durante el conflicto, bien sea por parte del Gobierno o de la oposición. No ha trascendido el destino que han visitado, de los tres que examinarán en las próximas dos semanas.

Además, la agencia oficial SANA ha informado de la reconquista por parte del régimen de al menos nueve villas en bastiones montañosos alauitas, en la zona de Latakia. Los rebeldes, sostiene también el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, han tenido que retroceder en un área poblada por sirios de la misma rama del Islam que el presidente El Asad. SANA sostiene que los rebeldes han matado a más de 200 personas en los últimos días.

————————————————————————————————————————————————————————————

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: