Colombia: desabastecimiento en Bogotá por la huelga agraria


  • Colombia: desabastecimiento en Bogotá por la huelga agraria
  • Quinto día de paro nacional agrario en Colombia, 23 de agosto de 2013
  • Desordenes violentos en región colombiana por paro agrario
  • El campo colombiano desafía a Santos con una huelga general
  • Sectores agrarios de Colombia inician una protesta nacional
  • Paro nacional: este martes hay 20 marchas programadas en el país
  • Primera jornada de paro nacional en Colombia termina con 22 capturados y varias vías bloqueadas
  • Campesinos en bancarrota por TLC son causa del Paro Nacional en Colombia

————————————————————————————————————————–

Colombia: desabastecimiento en Bogotá por la huelga agraria

Los precios de los alimentos se han hasta triplicado en la capital. El Gobierno ha ordenado el toque de queda y la militarización de las regiones más conflictivas

AFP

AFP

AFP

AFP

AFP

AFP

AFP

AFP

Unos 200 mil campesinos han tomado el pulso del gobierno de Juan Manuel Santos, que poco ha podido hacer para que al menos 30 de las principales carreteras del país permanezcan bloqueadas desde hace cinco días.

El jueves, el Ejecutivo ordenó militarizar las zonas más conflictivas, mientras el desabastecimiento ya afecta a Bogotá.

Según reporta el diario colombiano El Tiempo, un bulto de cebolla que el lunes se vendía en 60.000 pesos (32 dólares), el jueves costaba 120.000 en la Central de Abastos de Bogotá (Corabastos).

“Es inaudito que un bulto de cebolla cueste el doble. Si seguimos así, me voy a arruinar”, dijo a El Tiempo María Antonia Bermúdez, propietaria de un restaurante.

De 150 camiones que a diario vienen de Boyacá con productos como hortalizas y tubérculos, este jueves llegaron menos de 50.

Los aumentos han afectado a productos tan variados como la arveja, que pasó de 70.000 a 200.000 pesos o el cilantro, que se vendía a 15.000 pesos los 12 kilos a inicios de la semana y ya alcanza los 40.000.

A la huelga de campesinos se debe sumar una protesta de unos 40.000 camioneros que reclaman una reducción en los precios de los combustibles.

Las medidas de fuerza alcanzan a 11 de los 32 departamentos del país, según la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar). También se reportó cierre en el paso fronterizo con Venezuela en la región de La Guajira.

Las protestas campesinas han sido particularmente intensas en Boyacá, donde los manifestantes se han enfrentado con grupos de la policía antimotines. El gobierno ha ordenado el toque de queda en la región, que se encuentra militarizada.

Además, grupos de campesinos derramaron miles de litros de leche en las carreteras, ante la imposibilidad de que sean transportadas.

Los campesinos, que rechazan los tratados de libre comercio suscritos en los años recientes por Colombia, exigen al gobierno instalar una mesa nacional de interlocución para establecer precios mínimos y una rebaja en los costos de los fertilizantes y las semillas.

El gobierno de Santos anunció que dialogará con los campesinos de Boyacá en cuanto cese la obstrucción de vías, pero esa oferta fue rechazada por los organizadores.

————————————————————————————————————————————————————————————

Quinto día de paro nacional agrario en Colombia, 23 de agosto de 2013

Autoridades de Colombia analizaban imponer un toque de queda luego de que manifestantes encapuchados provocaran disturbios en el marco del paro nacional agrario.

Paro nacional agrario en Colombia

Autoridades analizaban imponer un toque de queda ante el paro en Colombia. Foto: AP.

Voceros de los gremios agrícolas indicaron que los desórdenes de la noche del jueves en la localidad de Duitama, en el central departamento de Boyacá y a unos 40 kilómetros al norte de Bogotá, no fueron protagonizados por campesinos sino por grupos de desconocidos o jóvenes estudiantes.

Las autoridades de Boyacá también informaron que la noche del jueves murió un hombre, que aún no ha sido identificado, al caer de su motocicleta debido a un cable metálico que aparentemente fue colocado por los manifestantes de un extremo a otro de una carretera. La víctima no era un manifestante ni un campesino, indicó vía telefónica a The Associated Press Fabio Bustos, secretario de gobierno del departamento de Boyacá, al lamentar la muerte y exhortar a todos los bandos a evitar nuevos incidentes.

En la localidad de Ventaquemada, también en Boyacá, el bloqueo vial era total y fotógrafos y camarógrafos de la AP pudieron observar como se había regado desde aceite hasta clavos sobre los caminos para obstaculizar el paso. Los campesinos detenían a los camiones de carga a los que exigían ser solidarios con su protesta.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha exigido a los campesinos que levanten todos los bloqueos viales, al menos 21 en siete de los 32 departamentos del país, para sentarse a negociar sus exigencias que van desde la entrega de subsidios a los productores de papa, leche y cebolla, entre otros, hasta reducir el volumen de importaciones de esos alimentos. Pero con voceros de los campesinos diciendo que están decididos a mantener los bloqueos, no se vislumbra una solución a corto plazo.

El paro de pequeños y medianos agricultores de al menos ocho productos -principalmente papa, cebolla y leche- comenzó el 19 de agosto y se mantiene de forma indefinida, aunque en los primeros días la manifestación fue pacífica, con sólo algunos brotes de violencia. Los choques con la policía antimotines que sigue la orden presidencial de no permitir ningún taponamiento de carreteras se han incrementado y a las protestas se han sumado manifestantes encapuchados, explicó el secretario Bustos.

Debido a los desórdenes de la noche del jueves al menos 30 manifestantes fueron detenidos, añadió el funcionario. Aseguró que no se produjeron heridos graves en la localidad de Duitama, donde grupos rompieron con piedras vidrieras de comercios, de la sede de la alcaldía y de la Fiscalía, entre otras oficinas públicas, e intentaron saquear comercios. La policía y unidades del ejército retomaron el control y la situación era de calma el viernes, aseguró.

En Duitama las autoridades locales y del departamento tienen previsto en la jornada una reunión para decidir medidas como la aplicación de un toque de queda, aseguró. Bustos dijo que el paro nacional agrario se ha hecho sentir con mucha fuerza en Boyacá porque al menos la mitad del 1,2 millón de sus habitantes son agricultores y “están bravos… porque (sienten que desde el gobierno) no les cumplieron” acuerdos sellados tras protestas similares a comienzos de año.

A nivel nacional, la policía informó en la jornada que desde el lunes y hasta la víspera 175 personas han sido detenidas, 54 de ellas en Boyacá, por los delitos de porte y fabricación de material explosivo, obstrucción a vía pública y daño en bien ajeno. No ofreció un balance de civiles heridos, sino sólo de 117 agentes atendidos de heridas y golpes leves desde el lunes.

César Pachón, vocero de al menos 47.000 familias dedicadas al cultivo de papa en Boyacá, dijo telefónicamente que al menos en esa región del país no cederán a la demanda oficial sobre los taponamientos viales hasta que no respondan a su demanda de subsidios porque están produciendo a pérdida debido al alto costos de insumos como los fertilizantes. También exigen renegociar tratados de libre comercio firmados por el país con Estados Unidos y la Unión Europea. “La cuestión aquí es comenzar a negociar… si van saliendo resultados, vamos aflojando” esos taponamientos viales, dijo Pachón.

El ministro de Agricultura Francisco Estupiñán sostuvo el jueves en una entrevista con la radio Caracol que mantiene su ofrecimiento de entregar a los paperos subsidios de unos 40.000 millones de pesos (unos 21 millones de dólares), pero que otras exigencias son casi imposibles de cumplir.

“La renegociación de los tratados de libre comercio… eso se nos escapa de nuestras manos, eso es casi que imposible”, dijo el ministro. “Tampoco podemos cerrar las importaciones hacia Colombia porque imagínese usted las retaliaciones que existen, porque entonces a nuestros productos tampoco les permitirían el acceso” a otros mercados internacionales. Colombia produce unas tres millones de toneladas anuales de papa, por ejemplo, y menos de 1% es importado, aseguró.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Desordenes violentos en región colombiana por paro agrario

BOGOTÁ, ago. 23 (UPI) — Desde las 11 de la mañana de hoy, unos 300 campesinos de los municipios de La Calera y Guasca bloquearon la vía que de Bogotá conduce a Cundinamarca.

El hecho se registra en el kilómetro uno de esta importante carretera. Los manifestantes impiden el paso de vehículos particulares, de carga y de servicio público mediante el uso de piedras y troncos. La Policía Nacional ha utilizado gases lacrimógenos para dispersar la protesta, pero los campesinos persisten con el bloqueo lanzando ahora ladrillos.

Las autoridades no informan de personas heridas en este momento, señaló El Tiempo. En tanto, Duitama está paralizada tras violentos disturbios en su casco urbano y hay 175 detenido en todo el país. En el último balance el paro, se informo de las detenciones en Boyacá, Cundinamarca, Valle del Cauca, Cauca, Huila y Tolima, se señaló.

El general Rodolfo Palomino, director de la Policía, reiteró este viernes que en la entrada de Algeciras en el Huila, se evidenció la infiltración de la marcha. “Hay informaciones que dispararon con fusil. Un policía resultó herido con arma de fuego desde el interior de esa protesta”, dijo Palomino, y agregó: “Allí hay más de un supuesto campesino”.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

El campo colombiano desafía a Santos con una huelga general

El gobierno de Santos no ha logrado contener la huelga convocada para este lunes en todo el país

 Bogotá 19 AGO 2013 – El País.com (España)

Protesta de campesinos en el campo colombiano. / ATLAS

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, encaró este lunes una de las pruebas más duras de su mandato cuando varios gremios productores de alimentos en el país se sumaron a una huelga general que involucra a cafeteros, paneleros, paperos, arroceros y cacaoteros. Además, se les unieron camioneros y mineros.

Estos sectores ya han protestado por separado, pero ahora salen unidos para reclamar por lo que ellos consideran el incumplimiento por parte de este y anteriores Gobiernos de acuerdos para solucionar diversas crisis económicas que provocan altos costos de producción y de combustible, el contrabando de alimentos y también el aumento de las importaciones.

La huelga general inicialmente no ha tenido un gran impacto en el país, ya que este lunes es festivo y aún no se siente el impacto sobre los precios de los alimentos tras el cese de actividades. Los manifestantes han centrado sus acciones en salir pacíficamente a protestar. Tal como había prometido el presidente Santos, la Policía ha evitado que bloqueen las principales carreteras del país.

Según datos de las autoridades, en las primeras 10 horas del paro nacional se produjeron seis intentos de bloqueos en vías principales y 17 concentraciones de manifestantes en 20 municipios. La Policía transmitió por los medios de comunicación que actuará con firmeza en el momento en que se produzcan hechos violentos. El Gobierno busca evitar que se repita lo que ocurrió en la protesta campesina de la región del Catatumbo hace un mes, donde murieron cuatro personas y resultaron heridas más de 50.

Las situaciones de mayor tensión se dieron en la vía entre Buga y Tuluá, en el Valle del Cauca, donde unos 300 huelguistas lograron cortar una carretera y se enfrentaron con la Policía. Esta vía comunica el centro con el sur del país. También se presentaron incidentes en el municipio de Segovia, Antioquia, en donde los enfrentamientos dejaron como saldo cinco agentes y un civil heridos. En la tarde de ayer había 22 detenidos.

Este paro fue convocado por varios sectores agrarios del país, entre ellos el llamado Dignidad Cafetera, que agremia a pequeños cafetaleros quebrados por la crisis del grano en el país y que en marzo lograron que el Gobierno les aumentara los subsidios para la producción. No obstante, al iniciar la jornada de protesta se han notado divisiones en este sector, ya que algunos de esos campesinos han decidido que apoyan esta nueva protesta pero que no participarán como lo anunciaron los cafetaleros de Huila, una de las provincias con mayores sembrados en el país.

A pesar de este anuncio, unos 60.000 cafeteros de Nariño, Valle, Caldas, Quindío y Risaralda, regiones dependientes de la cosecha del grano, informaron de que participarían en las marchas. Sin embargo, la Policía estimó que en la primera parte de la jornada los huelguistas sumaban 12.000 personas.

La Federación Nacional de Cafeteros, que agremia a pequeños, medianos y grandes agricultores, expidió un comunicado en el que condena esta protesta porque podría dar al traste con los programas de alivio que vienen trabajando con el Gobierno Santos y que le ha significado a este gremio a la fecha unos 240 millones de euros en subsidios.

El ministro del Interior Fernando Carrillo estuvo en el sur del país, en el departamento de Cauca, con una gran población indígena y a la vez centro de operaciones del Bloque Occidental de la guerrilla de las FARC, y pidió a los huelguistas que no es el momento para “acudir a la violencia”. La policía ha alertado que milicianos de las FARC estarían aprovechando las concentraciones para planear acciones.

Como lo han hecho en otras ocasiones, las FARC insistieron al inicio de una nueva ronda de negociaciones en La Habana, que apoyan el paro. “Que no se criminalice el derecho a la protesta social”, dijo Iván Márquez, jefe negociador de la guerrilla.

Por su parte, políticos como el presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, han señalado en que estos paros le “generan oportunidades o a los politiqueros oportunistas o a los violentos para que infiltren, muchas veces, protestas justificadas de ciertos sectores sociales y campesinos”.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

Sectores agrarios de Colombia inician una protesta nacional

Con el apoyo de la guerrilla y advertencias del gobierno, unos 300,000 campesinos se movilizarán para exigir solución a la crisis del campo

Lunes, 19 de agosto de 2013
Lo más importante
  • Unos 300,000 campesinos se movilizarán para exigir “reivindicaciones para el campo”
  • La huelga es apoyada por camioneros, trabajadores de la salud y sindicalistas
  • La guerrilla de las FARC también anunció su apoyo al movimiento
  • El gobierno de Juan Manuel Santos afirmó que no permitirá bloqueos de vías

(CNNMéxico) — Organizaciones de campesinos, camioneros, trabajadores de la salud y miembros de la Central Unitaria de Trabajadores realizarán este lunes una jornada de protesta en Colombia para exigir al gobierno “reivindicaciones para el campo”.

La protesta ocurrirá entre advertencias del gobierno del presidente Juan Manuel Santos, quien afirmó que no se permitirán bloqueos de vías ni violencia, y el apoyo a la movilización de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Esperamos que más de 300,000 campesinos se unan al paro. Unos 100,000 solo en Caquetá y miles más en otras regiones” del centro y sur del país, explicó Eberto Díaz, uno de los voceros de la Mesa Nacional de Interlocución Agraria (MIA), que organiza la protesta.

La semana pasada dicha organización presentó al gobierno un pliego de peticiones que, según Díaz, no ha recibido respuesta y que incluye “medidas para solucionar la crisis del campo como el establecimiento de precios de sustentación (para ciertos productos) y la rebaja de los insumos agrícolas”.

Además, los pequeños agricultores buscan garantías para el acceso a la propiedad de la tierra, la constitución de zonas de reserva campesinas, una política favorable a los mineros artesanales y mejoras sociales en las zonas agrícolas, especialmente en cuanto a salud y acceso al agua potable.

Las zonas de reserva campesina son una figura legal creada en 1994 que concede cierta autonomía para preservar en algunos territorios la pequeña propiedad de la tierra. Su constitución, también era una de las exigencias de los campesinos que hasta hace un par de semanas protestaban en el Catatumbo, en el noroeste del país, y que actualmente negocian con el gobierno.

El gobierno lanza advertencia

El sábado pasado, Santos advirtió a los manifestantes que garantizará los derechos de quienes “quieran protestar pacíficamente” pero no permitirá bloqueos de vías o violencia.

“Cuando comiencen a infringir los derechos de otros, ahí seremos implacables”, dijo el mandatario, llamando a las autoridades a arrestar a quien promueva la violencia durante el paro.

Este domingo, el gobierno reiteró que “quienes intenten perturbar el orden público o promuevan acciones violentas durante el paro serán judicializados”, se señaló en un comunicado emitido por el Ministerio del Interior.

De la misma forma, “rechaza de manera absoluta cualquier forma de violencia, vías de hecho o bloqueos que impidan el desarrollo pacífico de la movilización y atenten contra los derechos de todos los colombianos”.

La policía anunció este domingo que cerca de 12,000 elementos vigilarán este lunes las carreteras del país para evitar alteraciones del orden público y garantizar la libre circulación de vehículos y personas que regresan a sus ciudades por un puente festivo.

La guerrilla apoya la protesta

La guerrilla de las FARC manifestó desde La Habana su apoyo a la protesta y criticó las declaraciones de Santos, las que calificó como “anuncios oficiales de represión”.

Las FARC pide que “no se criminalice” el paro, dijo a la prensa el jefe de la delegación de paz de las FARC, Iván Márquez, al comenzar un nuevo ciclo de conversaciones con el gobierno de Santos para poner fin a un conflicto armado de casi medio siglo.

“Tampoco debe el gobierno fabricar y señalar responsables de manera acomodaticia, mencionando nombres o inculpando a organizaciones y personas que surgen de su imaginación, como agentes provocadores del desorden”, agregó el dirigente.

Además pidió que se derogue “el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos”, vigente desde el 15 de mayo de 2012, pues “nunca se consultó la voluntad popular (…) desconociendo la situación precaria de nuestros sectores productivos”.

“El libre comercio implica cero aranceles, cero subsidios, cero barreras no arancelarias, libre flujo de bienes y servicios; todo ello dentro de un marco competitivo. Nada de esto ha sido tenido en consideración por los negociadores colombianos”, añadió Márquez, quien criticó además la política cafetera y los altos precios de los combustibles en un país que produce petróleo.

En la declaración, las FARC también propusieron la “liquidación” de la Federación Nacional de Cafeteros, “en momentos de crisis cafetera” en el país.

La Federación Nacional de Cafeteros, el principal gremio del sector, ha rechazado la huelga y emitió un comunicado en el que “exhorta a todos los productores cafeteros del país a no provocar la indignación de otros actores de la sociedad” con bloqueos de carreteras.

Por su parte, Díaz explicó que los campesinos organizan este lunes “una manifestación pacífica, en la que salgamos a las principales vías del país para hacernos oír, sin buscar problemas con el gobierno”.

El vocero también destacó que el objetivo de la protesta es que se establezca “una mesa nacional de negociación” para dar respuesta a sus peticiones.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Paro nacional: este martes hay 20 marchas programadas en el país

Por: 

20 de Agosto del 2013

Hay 13 vías con cierre total en el territorio nacional. Nariño, el departamento más afectado.

El general Rodolfo Palomino, director de la Policía, afirmó que este martes hay 20 marchas programadas en el país. “Ha disminuido la cantidad de manifestantes pero ha incrementado la violencia en el paro”, señaló el general.

El alto oficial entregó un parte de normalidad del paro en Bogotá, donde se esperan manifestaciones en el centro de la ciudad.

Recordó, además, que hasta este martes hay 33 personas capturadas por bloqueos, daño en bien ajeno y violencia en servidor público. De igual manera, 43 policías han resultado lesionados y se encuentran en proceso de recuperación.

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado a los ciudadanos “para que reporten situaciones anormales en la prestación de servicios de salud o que afecten su seguridad” e insistió en que respeta la protesta social, pero dijo que no permitirá “que servicios de salud sean interrumpidos en la jornada”.

El último reporte de la Policía de Carreteras registra en la mañana de este martes cierre total de 13 vías por causa de las manifestaciones del paro agrario.

El departamento que registra el mayor número de bloqueos es Nariño. Las vías Rumichaca – Pasto e Ipiales – Espino presentan doble taponamiento cada una. También hay cierres en los corredores Junín – Pedregal e Ipiales – Gualmatán.

En Boyacá, donde se registraron bloqueos hasta medianoche, la situación sigue complicada. Este martes, la vía que comunica a Chiquinquirá con Tunja presenta tres bloqueos, en los sectores del Desaguadero, Florencia y la Y del peaje Sachica.

Las vías Piamonte – Miraflor, Puente Internacional – Santa Ana, y la que comunica a las veredas La Aldea y Ancura, en Puerto Asís, afectan a esta hora a Putumayo. En Arauca, los tramos entre Tame y Corocoro, y Arauquita – Arauca, no tienen paso habilitado. Y en el Cauca, con cierre total se mantiene los corredores Mojarras – Popayán e Inza – Belalcázar.

Cierres en Bogotá e inconvenientes en hospital

En la capital de la República igualmente habrá cierres viales por las marchas. Desde las nueve de la mañana se cumplió la concentración de Marcha Patriótica, que salió desde el Parque Nacional con destino a la Plaza de Bolívar, por la calzada oriental de la carrera Séptima.

A la misma hora, en la Plaza de las Nieves, se reuniron seguidores del Polo Democrático, quienes se desplazaron también hasta la Plaza de Bolívar.

Para evitar congestiones, las autoridades recomiendan a quienes van hacia el centro y el sur de la ciudad tomar la calle 39 al occidente, la carrera 13 al sur hasta la calle 24 y girar hacia el oriente hasta la carrera Décima.

La ruta alterna al norte toma la carrera Décima, luego la oreja nororiental de la calle 26 hacia el occidente, la Av. Caracas al norte hasta la calle 39 y sube hacia el oriente hasta la Séptima.

Por otro lado, en el Hospital Kennedy los sindicatos impidieron el ingreso de pacientes entre las 7 y 8 de la mañana. La institución ha informado que los sindicatos protestan frente a las instalaciones, pero se viene atendiendo en urgencias y consulta externa, donde hay congestión de pacientes. En cuanto a los demás hospitales, la Secretaría Distrital de Salud no da ningún reporte de alteraciones.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

Primera jornada de paro nacional en Colombia termina con 22 capturados y varias vías bloqueadas

Colombia

El presidente Juan Manuel Santos estuvo al tanto de las movilizaciones desde la sede del Ministerio de Interior y de la Dirección de la Policía desde donde dijo que el paro no ha sido de la magnitud que esperaba el gobierno.

Para la segunda jornada del paro se esperan marchas masivas lideradas por voceros de los diferentes sectores.

Mar, 20/08/2013 – AméricaEconomía.com

El Director de la Policía colombiana general Rodolfo Palomino informó en las últimas horas que durante la primera jornada de paro nacional que se adelanta en Colombia se capturó a 22 manifestantes por promover disturbios y bloquear vías.

“En Tunja se produjo la captura de dos personas que estaban afectando a los vehículos que transitaban por la vía, lanzándoles artefactos contundentes y entre Buga y Tuluá se ha producido la captura de 20 personas que inician a ser objeto del proceso de judicialización”, señaló.

Palomino señaló que hay un total de 17 concentraciones en diferentes puntos del país siendo los Departamentos más afectados los de Nariño, Putumayo, Valle del Cauca, Boyacá y Antioquia.

El alto oficial añadió que seis vías nacionales se encuentran bloqueadas por los manifestantes quienes en el caso de Tunja, Boyacá (centro) utilizaron tracto mulas cargadas con hierro a las cuales atravesaron en la vía causando una congestión vehicular que duró más de siete horas.

“Hubo algunas perturbaciones especialmente en el Departamento de Boyacá, bloqueo en las vías que conducen a Tunja, a Paipa y también entre Tunja y Chiquinquirá”, dijo Palomino añadiendo que ya se retomó el control de la situación aunque no se han podido retirar las tracto mulas.

A la altura de Villa Pinzón en el Departamento de Cundinamarca a 75 kilómetros de Bogotá, los manifestantes bloquearon la vía con troncos de árboles y neumáticos encendidos.

De igual manera el general calculó en 12 mil a los manifestantes que salieron a protestar este lunes y recordó que la institución cuenta con 20 mil hombres para controlar la situación de orden público y 56 grúas para remover vehículos que sean atravesados en las vías.

Además, subrayó que la Policía ha dispuesto de 13 aviones para trasladar a miembros de la Fuerza Pública a los lugares donde se requieran refuerzos durante las protestas.

Entre tanto el comandante de la regional número dos de la Policía, general Omar Rubiano aseguró que inteligencia obtuvo información que evidencia que la guerrilla de las FARC está pidiendo a campesinos que no participen en la protesta, víveres y dinero para sostener el paro.

“Hay campesinos a quienes les están exigiendo un estipendio de 40 mil pesos por la familia que no participe de la movilización para que esto logré satisfacer la demanda logística de los que asisten. Es una flagrante violación, una extorsión a los campesinos”, señaló.

Más temprano, voceros de los campesinos en paro representados por caficultores, paperos, cacaoteros, arroceros y lecheros, pidieron al Gobierno Nacional que se instale una mesa de diálogo para analizar las solicitudes del sector.

“Hemos dejado la puerta abierta al Gobierno Nacional, para que de inmediato llame a los sectores en movilización, para constituir una mesa nacional de negociación, donde se comience a darle solución a las diferentes exigencias campesinas”, dijo Heberto Díaz, vocero de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro.

Díaz recordó que entre las peticiones que el sector agrario tiene para el Gobierno se encuentra el desarrollo de una reforma que proteja al sector de los Tratados de Libre Comercio establecidos por Colombia en los últimos años.

Por su parte, el presidente del Congreso Juan Fernando Cristo dijo a medios locales que este paro no es conveniente para el país y que en un Gobierno democrático como el actual se debe procurar llegar a una salida dialogada que no afecte al país.

“Yo creo que esos paros no le convienen a nadie. Esos paros lo que generan es oportunidades o a los politiqueros oportunistas o a los violentos para que infiltren, muchas veces, protestas justificadas de ciertos sectores sociales y campesinos”, opinó.

El presidente Juan Manuel Santos estuvo al tanto de las movilizaciones desde la sede del Ministerio de Interior y de la Dirección de la Policía desde donde dijo que el paro no ha sido de la magnitud que esperaba el Gobierno.

Santos agradeció a la ciudadanía por apoyar a la Fuerza Pública con información que les ha permitido actuar a tiempo y evitar más incidentes y bloqueos en el país durante las manifestaciones en la que participan además el sector minero, camionero y algunos empleados estatales.

Para la segunda jornada del paro se esperan marchas masivas lideradas por voceros de los diferentes sectores por las principales vías de Bogotá que se encontrarán en la emblemática Plaza de Bolívar.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Lunes 19 de Agosto de 2013

Campesinos en bancarrota por TLC son causa del Paro Nacional en Colombia

El periodista Alfredo Molano Bravo evaluó la situación en Colombia. (Foto: teleSUR)

teleSUR

Así lo evaluó el reconocido periodista y sociólogo colombiano, Alfredo Molano Bravo, quien destacó que detrás del paro existe un grupo de campesinos que están en “bancarrota” por la competencia que les ha generado las importaciones y las desventajas a las que están sometidos por el TLC.

El aumento desenfrenado de las importaciones y el manejo de la producción e inversión subordinado al Tratado de Libre Comercio (TLC), mantiene arruinados a los campesinos, mineros, camioneros, gremios productivos y hasta cafeteros en Colombia. Esta es la principal causa por la cual han decidido paralizar sus labores para exigir sus reivindicaciones al Gobierno nacional.

Así lo evaluó el reconocido periodista y sociólogo colombiano, Alfredo Molano Bravo, quien destacó que detrás del paro existe un grupo de campesinos que están en “bancarrota” por la competencia que les han generado las importaciones y las desventajas a las que están sometidos por el mencionado acuerdo comercial.

Afirmó que en la actualidad el Gobierno colombiano importa carne, pollo, leche café, arroz, maíz y esta situación mantiene arruinados a los trabajadores del agro, porque no pueden sostener la competencia. Igualmente, subrayó que aún cuando en las protestas participan líderes de múltiples sectores económicos, converge una oposición colectiva ante el TLC.

En exclusiva para el programa Cruce de Palabras del canal internacional teleSUR, el periodista comentó que en Colombia existe una realidad bastante movida en la que miles de personas han salido a las calles a protestar en una jornada nacional. Dijo que apenas es que la situación comienza y las jornadas de protesta pueden tornarse más fuertes.

Molano mencionó que las protestas están siendo apoyadas y convocadas por sectores políticos de izquierda del país, a través de organizaciones como Marcha Patriótica, Polo Democrática y sectores liberales de izquierda. Precisó que estos grupos están movilizando a la gente para hacer un llamado a la justa protesta y enfrentar las medidas represivas del Gobierno.

Con relación a las estigmatizaciones que han hecho algunos sectores en cuanto a estas movilizaciones, donde se asegura que la guerrilla colombiana está detrás de estas marchas, el periodista reconoció que existe una “influencia formidable” de este grupo militar.

Sin embargo, explicó que estos sectores vinculados no están impidiendo las movilizaciones ni tampoco azuzándolas, pues -a su juicio- esta es la imagen que el Ejercito y algunos sectores del gobierno han querido dejar al respecto.

Por otro lado, informó que en algunos sectores continúan las movilizaciones y el Ejercito se ha encargado de mantener vías paralizadas, por lo que los campesinos han tenido que buscar otras vías alternas.

Peticiones

Para el periodista colombiano, el Gobierno puede aportar soluciones y dialogar tal y como lo está haciendo actualmente en La Habana (capital cubana). “Los campesinos están pidiendo subsidios. Ellos quieren subsidios para poder competir en igualdad de condiciones. El Gobierno puede hacer subsidios bajando las tasas de interés” dijo.

De igual forma, destacó los tratados de libre comercio son renegociables, por lo que -según sus palabras- el Gobierno puede buscar la manera de darle subsidios a los diversos sectores que están solicitado.

Crisis en sector salud y desempleo

En las regiones se siente un gran descontento, no solo por el problema agrario y productivo, sino por el problema de la salud pública, la escolaridad y el desempleo. Para Molano existe una opinión pública que ha salido a la calle a protestar porque no consigue respuesta a estas situaciones. Aseguró que el proyecto de la prosperidad que propuso Juan Manuel Santos ha sido inconsecuente.

“El Gobierno no ha echado raíces. No hay cambio flexible que la población diga que puede acreditar. Se evidencia en el problema de la salud y el desempleo. En un 30 por ciento de la población está en rebusque” acotó.

Para finalizar, abogó porque la administración de Juan Manuel Santos busque solucionar los problemas a estos sectores que solo están pidiendo sus reivindicaciones. Calificó como justas estas protestas, porque -a su juicio- el Estado debe cumplir con su deber.

No obstante, alertó que en 24 horas todo el panorama puede cambiar y aunque dijo ser optimista, el periodista advirtió que puede haber un desangre muy grave, tomando como referencia los hechos registrados en el Catatumbo, donde cuatro personas resultaron asesinadas por funcionarios de la fuerza pública colombiana.

Indicó que si el deselance es sangrieto la investidura de Juan Manuel Santos pudiera verse afectada y con poca reputación para una posible reelección presidencial, debido a que “existe una oposición radical que ligada a paramilitar apuesta por que estos hechos sucedan”.

————————————————————————————————————————————————————————————

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: