Reino Unido sugiere que se intervenga en Siria aun sin el respaldo de la ONU


————————————————————————————————————————–

Reino Unido sugiere que se intervenga en Siria aun sin el respaldo de la ONU

AGENCIAS
Día 26/08/2013 – ABC.es

Cameron interrumpe sus vacaciones para estudiar las posibles opciones

El jefe de la diplomacia británica, William Hague, ha asegurado este lunes que es «posible» una respuesta internacional en Siria por parte del Reino Unido sin que se alcance consenso del Consejo de Seguridad de la ONU. Hague, que se niega a dar detalles de qué medidas en concreto estaría dispuesto a tomar desde el punto de vista militar, asegura que sigue convencido de que el régimen de Bashar al Assad usó armas químicas durante el ataque el 21 de agosto. «Vamos a seguir utilizando métodos diplomáticos, pero lo cierto es que hasta ahora hemos fracasado», añadió Hague.

«Nosotros, los Estados Unidos o Francia, tenemos claro que no nos podemos permitir que en pleno siglo XXI que las armas químicas se utilicen con impunidad». Además, el ministro reiteró que la investigación de la ONU llegaba «muy tarde» y que es necesaria una intervención inmediata «por razones humanitarias». Hague aseguró que su Gobierno «no descarta nada» en cuanto a las medidas a tomar, aunque precisó que cualquier decisión irá «en concordancia con la legislación internacional».

Poco después, el primer ministro, David Cameron, anunció la interrupción de sus vacaciones para presidir esta semana, «probablemente el miércoles», una reunión del Consejo Nacional de Seguridad y estudiar cuáles son las opciones que baraja Londres ante la crisis siria, explicó un portavoz oficial.

«Respuesta seria»

Cameron y Obama dejaron claro el fin de semana que la comunidad internacional debe dar una «respuesta seria» al supuesto uso de armas químicas, y han ordenado a sus respectivos equipos examinar «todas las opciones», según un comunicado de Downing Street. Turquía ha avanzado que se uniría a una eventual coalición internacional contra Siria incluso si no se consigue el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU. «Actualmente 36 o 37 países están discutiendo estas alternativas. Si se forma una coalición contra Siria, Turquía ocuparía su lugar en esta coalición», ha explicado el ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu.

El presidente francés, François Hollande, ha señalado que la decisión sobre los pasos en Siria se tomarán «esta semana». En declaraciones al diario «Le Parisien», Hollande ha asegurado que hay varias opciones sobre la mesa, que van desde el refuerzo de las sanciones internacionales a los bombardeos aéreos pasando por armar a los rebeldes», precisó el mandatario galo.

Mientras tanto, la Unión Europea ha evitado pronunciarse sobre posibles pasos a tomar y ha dejado claro que está a la espera de «los resultados de la investigación» del equipo de la ONU.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Bashar al Assad advierte a EE.UU.: «El fracaso os espera si nos atacáis»

REUTERS/ABC,ES@ABC_ES / MADRID
Día 26/08/2013 –

El presidente sirio tachó las acusaciones occidentales de estar usando armas químicas de «insultos al sentido común» en una entrevista concedida a un diario ruso

El presidente sirio, Bashar al Assad, negó de nuevo la utilización de armas químicas en su país en una entrevista concedida al diario ruso,«Izsvestia» . Además, Assad advirtió a Washington de que una eventual intervención militar estaría condenada al fracaso: «Así ha ocurrido en todas las guerras en las que ha intervenido EE.UU. desde Vietnam y hasta nuestros días», argumentaba el presidente sirio.

Bashar al-Assad tachó las acusaciones occidentales de estar usando armas químicas de «sin sentidos» e «insultos al sentido común». Assad aseguró que efectivos del gobierno sirio han estado cerca de donde presuntamente se usaron las armas químicas la semana pasada sin encontrar nada. «¿Hay algún Estado que use armas de destrucción masiva donde están concentradas sus propias fuerzas?», preguntaba retóricamente el líder Sirio.

La misión de Naciones Unidas que investiga los ataques químicos en Siria visitará hoy lunes el lugar del supuesto asalto con armas biológicas de la semana pasada en los alrededores de Damasco y en el que presuntamente murieron 1.300 personas, muchos de ellos niños, según datos de los rebeldes.

Preocupación en Rusia

El periódico ruso, partidario del Kremlim, lleva esta controvertida entrevista en su portada bajo el titular «Todos los contratos con Rusia están siendo cumplidos».

Rusia ha sido el aliado más fuerte del Gobierno sirio desde que comenzó la guerra, armando a sus tropas y sirviendo de dique para quelas Naciones Unidas no intervengan o impongan sanciones al país.

Tras los recientes sucesos, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha transmitido a su homólogo estadounidense, John Kerry, su “profunda preocupación” por los continuos anuncios de que las Fuerzas Armadas del país norteamericano están preparadas para intervenir en Siria.

«El ministro (Lavrov) ha subrayado que los anuncios oficiales de Washington sobre la preparación de sus Fuerzas Armadas para ‘intervenir’ en el conflicto sirio han sido recibidas por Moscú con profunda preocupación», ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

De esta forma, el Kremlin se ha hecho eco de una conversación telefónica que, al parecer, Lavrov y Kerry mantuvieron el domingo, en el contexto de la oleada de reacciones ante la llegada de los expertos de Naciones Unidas a Siria para investigar el uso de armas químicas.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Rusia sigue confiando en Al Assad y pide a Estados Unidos que no ataque Siria

RAFAEL M. MAÑUECO / CORRESPONSAL EN MOSCÚ
Día 25/08/2013 – ABC.es

El Ministerio de Exteriores alaba «la disposición constructiva de los dirigentes sirios hacia una interacción efectiva con la misión de la ONU»

El portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexánder Lukashévich, ha emitido dos comunicados, uno congratulándose de la decisión de las autoridades sirias de permitir a los inspectores de Naciones Unidas investigar el ataque con armas químicas del pasado miércoles en la zona de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, y otra pidiendo a Estados Unidos que se abstenga de atacar Siria.

Lukashévich alaba “la disposición constructiva de los dirigentes sirios hacia una interacción efectiva con la misión de la ONU”, subrayando que ello ha sido posible gracias “a nuestro trabajo realizado estrechamente con Damasco”. Según el portavoz ruso, todo ello “abre la posibilidad de que se lleve a cabo una investigación minuciosa, imparcial y objetiva sobre las circunstancias de lo ocurrido en las afueras de Damasco”.

Que la oposición facilite la labor de la ONU

Asimismo, el alto funcionario diplomático ruso llama a que la oposición armada siria, que controla parte de Guta Oriental, cree las condiciones necesarias de seguridad para facilitar la labor de la misión de Naciones Unidas. En la nota se hace un llamamiento a la “cordura” y a “evitar errores trágicos” a aquellos que “tratan de imponer a los expertos de la ONU un determinado resultado de las investigaciones” para justificar el uso de la fuerza.

“La política ante las diversas crisis debe basarse en el derecho internacional y en hechos demostrados. No en el acomodo de suposiciones y conjeturas a proyectos geopolíticos unilaterales”, concluye el despacho.

En el otro comunicado, Lukashévich reacciona a las declaraciones del secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, sobre los preparativos de una posible intervención militar en Siria, y a los llamamientos hechos desde París y Londres para que se actúe con contundencia en relación con el régimen sirio. Lo hace pidiendo a Washington que no repita “los errores del pasado”, en clara alusión a Irak, y alertando de que “cualquier acción militar unilateral al margen de la ONU solamente desembocará en una escalada de violencia en Siria y afectará aún más y de forma absolutamente devastadora a una ya de por sí explosiva situación en la región”.

————————————————————————————————————————————————————————————

Siria, varias guerras en una

DANIEL IRIARTEDANIELIRIARTEO / ESTAMBUL
Día 26/08/2013 –

El conflicto se ha convertido en un teatro bélico de alcance internacional con múltiples facciones enfrentadas

Lo que comenzó como un conflicto armado entre el régimen sirio y una insurgencia compuesta en su mayoría por desertores se ha convertido en un teatro bélico de alcance internacional con múltiples facciones enfrentadas, similar al del Líbano en los años 80. Parte de la dificultad para comprender lo que está pasando en Siria se deriva del hecho de que no se trata de una sola guerra, sino de varias.

En primer lugar, el conflicto parece cada vez más un escenario del conflicto entre chiíes y suníes. Tanto el presidente Bashar Al Asad como su entorno cercano son alauíes, una rama heterodoxa del chiísmo. Cuentan con el apoyo tanto de Irán como de la milicia libanesa chií de Hizbolá. Y frente a ellos, una oposición abrumadoramente suní, respaldada por las grandes potencias de esta rama del islam: Arabia Saudí, Catar y Turquía.

Tres cuartas partes de la población siria son suníes, a pesar de lo cual han permanecido apartados de un poder acaparado por los alauíes, lo que ayuda a explicar el alcance de la revuelta contra el régimen. Sin embargo, el comportamiento rabiosamente sectario de los insurgentes no solo ha alienado a otras minorías como los cristianos y los drusos, sino que ha radicalizado a alauíes y chiíes. Hizbolá ya combate abiertamente al lado de las tropas gubernamentales, y también hay constancia de voluntarios chiíes de países como Afganistán.

Rusia es la principal proveedora de armas del régimen sirio

La guerra tiene, además, una importante dimensión internacional. Damasco cuenta también con el respaldo de Rusia, la principal proveedora de armas del régimen sirio. China no está implicada directamente, pero no ve con buenos ojos la intromisión de las potencias occidentales en el conflicto, por lo que ha apoyado a Moscú a la hora de vetar todas las iniciativas de condena del régimen sirio en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La insurgencia aparece fragmentada y poco dispuesta a coordinarse para lanzar grandes ofensivas, aun en el caso de que se les suministrase armamento pesado. A los batallones de las regiones del norte les apoyan sobre todo Turquía y Catar, a pesar de la creciente islamización entre sus filas y a los cada vez más frecuentes episodios de saqueo y violaciones de derechos humanos. En cambio, EE.UU., Francia, Jordania y Arabia Saudí parecen haber optado por la estrategia del «frente sur», formando a combatientes profesionales en suelo jordano e infiltrándolos poco a poco a la espera de poder lanzar una campaña en las cercanías de Damasco.

A casi todos los observadores les preocupa la presencia de yihadistas de todo el mundo en territorio sirio. Entre los diferentes grupos destaca elEmirato de Irak y el Levante (región árabe que supuestamente engloba Siria, Israel, Líbano, Palestina y Jordania), nacido a partir de la antigua Al Qaida en Irak, y el Frente Al Nusra, que ha recibido apoyo de los primeros pero que se han resistido a fusionar ambos grupos. Ambos cuentan con algunos de los combatientes más experimentados y disciplinados, pero su campaña de islamización forzosa de la población civil despierta cada vez menos simpatías entre los opositores.

La causa kurda

Los kurdos, por su parte, mantienen una estrategia independiente. La población kurda en Siria alcanza los 4 millones, a pesar de lo cual han sido la minoría más maltratada por el régimen. Tampoco la oposición se ha mostrado muy dispuesta a abordar el problema kurdo, por lo que estos han decidido establecer su propia autonomía ‘de facto’ en el norte del país. Las milicias kurdas han preferido evitar en lo posible los enfrentamientos con las tropas gubernamentales, pero ahora combaten encarnizadamente contra los yihadistas del Frente Al Nusra, muy activo en las zonas kurdas.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Gobierno sirio acusa a “grupos terroristas armados” por ataque a convoy de la ONU

Los disparos se realizaron contra un vehículo en donde viajaban miembros de la ONU que investigarían un supuesto ataque químico en la periferia de Damasco.

por EFE – 26/08/2013 – Latercera

El Gobierno sirio culpó hoy a “grupos terroristas armados”, como suele denominar a los rebeldes, de disparar contra el convoy de los miembros de la misión de la ONU que intenta investigar un supuesto ataque químico en la periferia de Damasco. 

Según una fuente gubernamental citada por la televisión estatal siria, los investigadores fueron atacados cuando estaban entrando en Muadamiya, una zona de los alrededores de la capital controlada por los rebeldes, que son “responsables de la seguridad, la protección de la vida y el regreso pacífico del equipo de la ONU”. 

“Los miembros del equipo fueron tiroteados por grupos terroristascuando entraban en Muadamiya y después de que las autoridades les hubieran protegido hasta el lugar controlado por esos grupos”, agregó la fuente.

La misión de Naciones Unidas, encabezada por el sueco Ake Sellström, tenía previsto visitar hoy la zona de las afueras de Damasco donde la oposición siria denunció el miércoles pasado la muerte de más de mil personas por un supuesto ataque químico del régimen.

La ONU denunció el ataque perpetrado hoy por francotiradores contra uno de sus vehículos, que quedó inutilizado.

Ello obligó a que “el equipo regresara a salvo al punto de control del Gobierno” a la espera de que el vehículo fuera reemplazado, según un comunicado de la ONU difundido en Seúl, donde se encuentra de visita oficial su secretario general, Ban Ki-moon.

Siria niega haber empleado armas químicas y ayer autorizó la visita de los inspectores de la ONU a la zona de Guta Oriental y otras partes de la periferia de Damasco para analizar el supuesto ataque.

El régimen sirio bombardeó la semana pasada Muadamiya, Guta y otras zonas cercanas a la capital en su ofensiva contra los rebeldes, en coincidencia con las denuncias de activistas de la oposición sobre un supuesto ataque químico.

—————————————————————————————————————————————————————————————

El presidente sirio advierte de que será un fracaso

Londres y París ven ‘posible’ intervenir en Siria sin consenso de la ONU

Un joven rebelde cargando armamento en Jobar, Damasco. | Reuters

Un joven rebelde cargando armamento en Jobar, Damasco. | Reuters

  • También Francia contempla actuar sin la ONU ‘en ciertas circunstancias’
  • Hagel: EEUU sólo actuará de acuerdo con la comunidad internacional
  • Francia: ‘Hay varias opciones’, de más ‘sanciones a incursiones aéreas’
  • Rusia: un ataque sin consenso sería una violación de la ley internacional
  • El gobierno sirio califica de ‘insulto’ las declaraciones de Occidente
  • Asad: ‘El fracaso espera a EEUU como en las guerras que ha desatado’
  • Turquía, dispuesta a unirse a una coalición sin consenso de la ONU

Agencias | Madrid – El Mundo.es

 lunes 26/08/2013 

Mientras los inspectores de la ONU acudían por fin al suburbio de Damasco donde la semana pasada se produjo el supuesto ataque con armas químicas, este lunes se incrementaban las negociaciones internacionales sobre una posible intervención contra el régimen. Reino Unido ha sido de las voces más duras asegurando abiertamente que es “posible” intervenir militarmentesin el consenso del Consejo de Seguridad de la ONU. Aunque este fin de semana EEUU analizaba la posibles opciones militares, el jefe del Pentágono asegura que Washington sólo actuará en Siria de acuerdo con la comunidad internacional y con un marco legal.

Desde que se produjeron las primeras denuncias del ataque, la comunidad internacional se ha mostrado cada vez más convencida del mismo. Primero, de que debía investigarse el empleo de armas químicas. Después, de que el ataque se había producido y el responsable era el régimen de Asad. Ahora, analizan las posibles respuestas, contemplando abiertamente la posibilidad de una opción militar. El uso de armas químicas era, de hecho, la “línea roja” para la intervención en Siria, según dijo Obama hace un año.

Por ahora Washington -que este sábado analizaba las “opciones militares” posibles- se ha mostrado prudente: “Si hay una acción de respuesta, será de acuerdo con la comunidad internacional y en el marco de una justificación legal”, aseguró Chuck Hagel, el secretario de Defensa estadounidense. “EEUU está estudiando todas las opciones sobre la situación en Siria“, señalaba el jefe del Pentágono, quien planeaba hablar con sus homólogos británico y francés sobre la posible respuesta.

Londres, el más contundente

Más contundentes se han mostrado París y, sobre todo, Londres. “¿Es posible responder al empleo de armas químicas sin unidad total del Consejo de Seguridad de la ONU? Yo diría que sí, si no seguro que podría ser imposible responder a tales atrocidades, a tales crímenes, y considero que no sería una situación aceptable”, aseguró el jefe de la diplomacia británica, William Hague, a la BBC.

El Consejo de Seguridad no ha estado unido sobre Siria, no ha asumido sus responsabilidades sobre Siria, francamente. Si no, habría habido más oportunidades de poner fin al conflicto desde hace tiempo”, añadió.

Hague ha afirmado que los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo para resolver el conflicto, tras el supuesto ataque con armas químicas del pasado día 21 cerca de Damasco, han fracasado y que su país “no va a descartar nada”. “El Reino Unido, EEUU y muchos otros países como Francia tenemos claro que no podemos permitir la idea de que en el siglo XXI los armamentos químicos puedan utilizarse con impunidad“, ha señalado el ministro a la citada emisora, matizando que “todo lo que haremos estará de acuerdo con el derecho internacional”. Hague no quiso “detallar las opciones militares” contempladas por los países occidentales.

También el jefe de la diplomacia gala, Laurent Fabius, ha contemplado la posibilidad de actuar sin consenso del Consejo de Seguridad “en ciertas circunstancias, pero hace falta tener mucho cuidado, por la legalidad internacional”.

El presidente francés, François Hollande, ha asegurado que a lo largo de esta semana llegará la respuesta de la comunidad internacional al supuesto ataque. “Todo se va a decidir esta semana. Hay varias opciones sobre la mesa, que van del refuerzo de las sanciones internacionales a las incursiones aéreas, pasando por armar a los rebeldes”, ha indicado este lunes el jefe de Estado francés al diario ‘Le Parisien’.

El primer ministro británico, David Cameron, acortará sus vacaciones de verano y regresará este martes a Downing Street. Está previsto que el ‘premier’ presida esta semana,“probablemente el miércoles”, una reunión del Consejo Nacional de Seguridad -formado por ministros y que supervisa todos los aspectos de la seguridad del país- para estudiar cuáles son las opciones que baraja Londres ante la crisis, según ha dicho un portavoz oficial.

Según expertos citados por AFP, los países occidentales podrían llevar a cabo ataques ‘quirúrgicos’ contra intereses estratégicos sirios, sin por tanto arriesgarse a una intervención larga.

Sin embargo, Rusia -tradicional aliado de Siria y, junto con China, el país que suele bloquear las resoluciones del Consejo de Seguridad- ha advertido de que intervenir en Siria sin el acuerdo de Naciones Unidas sería “una gran violación” del derecho internacional, según dijo el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov. Por su parte, China ha pedido “prudencia” y una “solución política” al conflicto.

El fracaso

El presidente sirio, Bashar Asad, ha rechazado las acusaciones occidentales de que usara armas químicas como motivación política y ha advertido a Washington de que la intervención militar de EEUU en su país sería un fracaso, según revela en una entrevista publicada en un diario ruso este lunes.

El fracaso espera a EEUU como en todas las guerras anteriores que ha desatado, empezando por Vietnam y hasta el día de hoy”, ha respondido Assad en el periódico ‘Izvestia’ cuando se le preguntó que pasaría si Washington decidiera atacar o invadir Siria.

“Estados Unidos ha participado en numerosas guerras pero ni una sola vez ha conseguido los objetivos políticos en aras de los cuales las desató”, dijo Asad al diario horas antes de que su Gobierno autorizara a una misión de expertos de la ONU visitar Guta Oriental.

Bachar Asad calificó de “insulto al sentido común” las declaraciones de quienes acusan a su Gobierno de emplear armas químicas. “Es un sinsentido: primero lanzan las acusaciones y sólo después buscan pruebas”, ha asegurado el presidente.

Otras reacciones

Incluso Berlín, que hasta ahora se había mostrado más contenido, ha considerado que si se comprueba el uso de esas armas, la comunidad internacional “debe actuar” y Alemania estará a favor de que haya “consecuencias”, según dijo ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle. Westerwelle hizo al mismo tiempo un llamamiento a la prudencia para evitar que se incendie la región de Oriente Medio.

El ministro israelí de Asuntos Estratégicos e Inteligencia, Yuval Steinitz, ha considerado que “está claro como el agua” que el régimen sirio empleó armas químicas y “no fue la primera vez”. Según el ministro “la diferencia es que ahora no las empleó contra fuerzas de la oposición en combate, sino contra sus propios civiles”.

Turquía ya ha anunciado que se plantea participar en una coalición internacional para intervenir militarmente en Siria -según el ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu- si el Consejo de Seguridad se niega a actuar. Una vez concluida la investigación, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe decidir sanciones. Nosotros siempre damos prioridad a actuar conjuntamente con la comunidad internacional y acorde a una decisión de la ONU. Pero si esta decisión no se llega a tomar, se pondrán en la mesa otras alternativas, como las que se están debatiendo ahora”, ha asegurado.

“Cualquier uso confirmado de armas químicas sería completamente inaceptable y una clara violación de la legislación internacional”, aseguró por su parte una fuente de la OTAN citada por Efe.La Alianza, en todo caso, no quiso comentar este lunes las crecientes informaciones sobre una posible intervención militar en Siria, algo que hasta ahora siempre ha rechazado, abogando por una solución política.

———————————————————————————————————————————————————————————–

EE UU tiene “pocas dudas” sobre el uso de armas químicas por el régimen sirio

La Casa Blanca aún sopesa una respuesta al último ataque contra civiles y cree que la autorización de la entrada a la ONU llega tarde

 Washington 25 AGO 2013 – El País.com (España)
El presidente de EE UU, Barack Obama, y el secretario de Defensa, Chuck Hagel. / MICHAEL REYNOLDS (EFE)

El Gobierno de Estados Unidos tiene “pocas dudas” sobre el efectivo uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar el Asad en el ataque contra rebeldes sirios de la pasada semana. En un comunicado emitido por un funcionario de la Casa Blanca, bajo la condición de mantener el anonimato, y difundido por la prensa norteamericana, se reconoce la práctica seguridad de la Administración Obama sobre el empleo de este tipo de armas, que se califica de “indiscriminado”, y se sostiene que la decisión de Damasco de permitir la entrada de inspectores de Naciones Unidas para que analicen la zona donde se produjo la agresión llega demasiado tarde.

“El número de víctimas, los síntomas que presentaban los que fueron asesinados y heridos y otros hechos que se han publicado y a los que han tendido acceso las agencias de inteligencia de EE UU y sus aliados, dejan pocas dudas sobre el hecho de que el régimen sirio usó armas químicas contra los civiles”, se señala en el comunicado.

El sábado, el presidente de EE UU, Barack Obama, durante una reunión con sus asesores de Seguridad Nacional en la Casa Banca, pidió a las agencias de seguridad del país que analizaran todas las circunstancias que rodeaban a ese ataque para poder, en función de los resultados, decidir la respuesta de su Administración. Un día antes, el mandatario había solicitado al Pentágono que le presentara todas las alternativas militares posibles para actuar en Siria.

Esta semana, el presidente, en la línea de la prudencia mantenida desde que comenzara el conflicto sirio, hace más de dos años, defendió la necesidad de esperar a los resultados de la inspección de Naciones Unidas antes de adoptar una respuesta. Sin embrago, el hecho de que la Casa Blanca dé casi por hecho que el Asad empleó armas químicas la semana pasada contra los rebeldes, se considera un paso claro que apunta a una posible intervención militar en el país asiático.

No obstante, en el comunicado emitido este domingo, se deja claro que el presidente aún no ha tomado una decisión concreta ante esta nueva agresión por parte del régimen Sirio. “Seguimos evaluando todos los datos y los hechos para que el presidente pueda decidir de manera informada sobre la reacción a este uso indiscriminado de armas químicas”, dice el funcionario en su nota.

Este domingo, la agencia oficial de noticias siria informaba de que Damasco había autorizado la presencia del equipo de inspectores de Naciones Unidas en la zona en la que se ha denunciado el ataque con armas químicas para que comprueben si efectivamente se utilizaron o no. Para la Casa Blanca este gesto llega tarde y no se considera una señal de buena voluntad por parte del régimen de Asad. “A estas alturas, la decisión de permitir la entrada de un equipo de la ONU llega tarde y es muy poco creíble, teniendo en cuenta, además, que las pruebas del ataque después de cinco días se han podido destruir y alterar”, se indica en el comunicado.

A falta de una confirmación oficial, ésta sería la segunda vez que la Casa Blanca reconoce el uso de armas químicas por parte del Gobierno sirio contra civiles, la “línea roja” contra la que Obama había advertido al régimen de Asad. La primera fue a finales de mayo. Entonces, el presidente anunció ayuda militar directa a los rebeldes sirios, una opción de la que siempre ha recelado ante la posibilidad de que las armas acabaran en manos de extremistas, y de otro tipo de actuación militar, pero aseguró que quería coordinar la respuesta con sus aliados europeos. Durante la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte, Rusia bloqueó cualquier acuerdo sobre una intervención en Siria.

El Pentágono presentó a finales de julio una propuesta de las alternativas militares en Siria con los pros y los contras, pero, hasta el momento no se ha ejecutado ninguna de ellas. Este viernes, la Armada de EE UU ordenó el mantenimiento de uno de sus buques, dotado de misiles, en aguas del Mediterráneo, una maniobra que ha sido observada como una muestra más de la intención de Obama de responder militarmente ante el conflicto. El secretario de Defensa, Chuck Hagel, señaló que la medida entraba dentro de la estrategia de otorgar al presidente el mayor número de opciones posible para adoptar una decisión sobre Siria.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Han hablado también con los médicos que las trataron

Inspectores de la ONU logran ver a víctimas del ataque químico en Siria

Inspector de la ONU hablando con supuestas víctimas del ataque químico. | Afp

Inspector de la ONU hablando con supuestas víctimas del ataque químico. | Afp

  • Uno de sus vehículos fue atacado por francotiradores emboscados
  • EEUU y Londres creen que la investigación llega demasiado tarde
  • Rusia expresa su preocupación ante una intervención militar
  • Siria negaba el acceso a los inspectores porque la situación era peligrosa
  • Los agentes neurotóxicos son detectables ‘varias semanas’ en la sangre

Agencias | Damasco – El Mundo.es

 lunes 26/08/2013 

Seis días después de que la oposición siria denunciase la muerte de más de un millar de personas a causa de un ataque con supuestos gases tóxicos a las afueras de Damasco, una misión de Naciones Unidas ha comenzado este lunes a recopilar pruebas sobre el terreno para llevar a cabo una “investigación ágil y eficiente sobre el supuesto uso de armas químicas”.

[foto de la noticia]

No ha sido fácil. Primero, dos bombas de mortero explotaron cerca del hotel donde permanecían los inspectores. Más tarde, mientras los inspectores se dirigían a la región de Guta, lugar del ataque, el primero de los vehículos en que viajaban ha sidotiroteado múltiples veces por francotiradores no identificados cerca de Damasco. Ninguno de los miembros de la misión ha resultado herido, aunque uno de los coches ha resultado dañado.

El equipo se ha visto obligado a “regresar a la base del Gobierno para ponerse a salvo”, según detalló la ONU en un comunicado difundido en Seúl, donde se encuentra de visita oficial su presidente, Ban Ki-moon. Tras reemplazar el vehículo dañado, la misión se ha puesto en marcha de nuevo.

Finalmente, los expertos en armas químicas de la ONU lograron llegar a Moadhamiyad, uno de los lugares supuestamente atacados con gas venenoso la semana pasada a las afueras de Damasco. Allí visitaron una clínica de emergencia y se reunieron con supervivientes del ataque y con familiares de algunas de las víctimas. Además, hablaron con los médicos que los trataron, según Munzer Bahkous, miembro de la opositora Coalición Nacional Siria. También, según informa Reuters, han recogido muestras de sangre de las víctimas.

A primera hora de esta tarde, el equipo de Naciones Unidas ha regresado al hotel donde se encuentran alojados.

La oposición a Asad ha asegurado que milicias fieles al Gobiernofueron las responsables de este ataque para “intimidar” a los inspectores. El régimen, por su parte, culpó a los rebeldes. Fuentes del Ministerio de Información afirmaron que los inspectores fueron tiroteados por “grupos terroristas”, el término que usa el Gobierno sirio para referirse a los opositores

Estudiar las denuncias

El equipo de la ONU, encabezado por el sueco Ake Sellström, llegó a Siria tres días antes del ataque para estudiar denuncias anteriores sobre el empleo de armas químicas (la ONU ha recibido hasta 14 informes distintos de su posible uso). Desde el miércoles,los 20 inspectores esperaban en un hotel de lujo de Damasco, a escasos kilómetros del lugar en el que podría haberse producido el peor ataque con armas químicas de las últimas décadas (después de que Sadam Husein gasease a miles de kurdos en 1988). Hasta ahora, el Gobierno sirio les había negado el acceso.

Este lunes, un convoy de cinco vehículos ha trasladado a los inspectores, escoltados por los servicios de seguridad sirios, hasta el lugar del ataque, en la región de Guta oriental, según confirmó un fotógrafo de la agencia France Presse. Dos bombas de mortero explotaron cerca del hotel donde permanecían los inspectores. El Gobierno sirio culpó del ataque a grupos “terroristas”.

“El equipo ha solicitado ir a las áreas del este de Guta, a las afueras de Damasco, pero la respuesta del Gobierno de Siria es que la situación en el área es demasiado peligrosa para que entre el equipo”, aseguraba un diplomático occidental el pasado jueves en Beirut.

Finalmente, este domingo las autoridades sirias dieron el visto bueno a la visita, tras las reuniones de la representante de Naciones Unidas para el Desarme con varios miembros del Gobierno sirio, en medio de la creciente presión internacional y la posibilidad de una intervención militar (hace un año, Barack Obama dijo que el uso de armas químicas era la “línea roja” de la intervención).

Un portavoz de la ONU aseguraba este domingo que el Gobierno de Bashar Asad cesará las hostilidades y cooperará con la investigación. Las autoridades sirias niegan las acusaciones sobre el ataque e insistían este domingo en que están dispuestas para cooperar con la ONU para “descubrir las mentiras de las alegaciones de los grupos terroristas”, en alusión a los rebeldes, a quienes también acusan de haber empleado armamento químico.

Escepticismo

Desde que se produjeron las primeras denuncias del ataque, la comunidad internacional se ha mostrado cada vez más convencida del mismo. Primero, de que debía investigarse el empleo de armas químicas. Después, de que el ataque se había producido y el responsable era el régimen de Asad.

Por ello, tanto EEUU como Reino Unido se mostraban este domingo escépticos sobre la investigación que ahora inician los inspectores de la ONU. Sólo Rusia -tradicional aliado de Siria, que en esta ocasión también había reclamado una investigación- aplaudía la luz verde de Damasco.

“Tenemos que ser realistas sobre lo que el equipo de Naciones Unidas puede conseguir”, dijo el jefe de la diplomacia británica, William Hague. “El hecho es que gran parte de la evidencia podría haber sido destruida por ese bombardeo de artillería. Otras evidencias podrían haberse degradado durante los últimos días y otras evidencias podrían haberse alterado”, aseguraba Hague, aludiendo a las informaciones de activistas opositores según los cuales el ejército ha bombardeado la zona en los últimos días.

También EEUU se ha mostrado escéptico, al considerar que la visita de los inspectores llega “muy tarde para ser creíble”, según un responsable citado por Afp. “Si el régimen no tenía nada que esconder y quería probar al mundo que no había recurrido a armas químicas durante este incidente, habría puesto fin a sus ataques y ofrecido un acceso inmediato de la ONU hace cinco días”.

Los agentes neurotóxicos son detectables sólo unos días en la orina, aunque permanecen “varias semanas” en la sangre, según explicaba el pasado jueves Ralf Trapp -consultor independiente que fue experto de la Organización para la prohibición de las armas químicas, OIAC- a AFP. Según él, los investigadores debían apresurarse para “hablar con testigos, víctimas, proceder a los exámenes médicos, recoger muestras”.

Los hechos

La nueva crisis arrancó el miércoles después de que La Coalición Nacional Siria (CNFROS, la principal alianza opositora) denunciara que al menos 1.300 personas fallecieron en un ataque con armas químicas en Guta Oriental y otras áreas en los alrededores de la capital.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos -que se basa en una red de fuentes médicas y opositores- asegura por su parte haber contado 322 muertos por gases tóxicos desde el miércoles, entre ellos 54 niños.

El sábado, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) confirmó la muerte de 355 personas “con síntomas neurotóxicos” en la periferia sur de Damasco, donde 3.600 personas habrían resultado afectadas. Se trata de la primera confirmación independiente del ataque, si bien los médicos de la organización humanitaria advertían de que no se había podido “confirmar científicamente la causa de estos síntomas ni establecer la responsabilidad del ataque”.

También este lunes, está previsto que se reúnan en Ammán los jefes militares de EEUU, Jordania, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Turquía, Arabia Saudí y Catar. El ministro jordano de Exteriores, Naser Yudeh, descartaba este domingo, sin embargo, que Washington utilice esa cumbre militar para decidir si ataca Siria.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Atacado el convoy de los inspectores de la ONU en Siria

ABC.ES/AGENCIAS
Día 26/08/2013 –

Disparos intencionados dejan inutilizado uno de los vehículos del equipo y retrasan, aún más, su llegada a la zona afectada

Un portavoz de Naciones Unidas ha informado de un ataque a tiros contra el convoy en el que viajaban los expertos del organismo, que deben investigar el supuesto ataque químico de la semana pasada.

Los disparos, que en principio no han causado víctimas, sí han dejado inutilizado uno de los vehículos en los que los inspectores se dirigían hacia la zona afectada, el suburbio damasceno de Jobar.

La misión de los inspectores ha quedado temporalmente suspendida: «El primer vehículo del equipo ha sido alcanzado deliberadamente varias veces por disparos de francotiradores no identificados», explicó el portavoz de la ONU Martin Nesirky.

Boicot

La ONU asegura que el ataque por parte de francotiradores, que ha obligado al grupo a volver a un punto de control del régimen para cambiar de vehículo, ha sido intencionado. El equipo tenía previsto volver a la zona en cuanto dispusiese de un nuevo automóvil, según la nota emitida por la organización internacional.

Pulse para ver el video
El régimen, por su parte, ha culpado del ataque a «terroristas», como se refiere habitualmente a los opositores contrarios al presidente Assad. «El Gobierno hace responsables a los grupos armados terroristas de la seguridad de los miembros del equipo de la ONU», afirmó una fuente consultada por la televisión oficial.

«Hemos de insistir de nuevo en que todas las partes deben mostrar la máxima cooperación para que el equipo pueda desarrollar su importante trabajo de forma segura», añade el comunicado.

————————————————————————————————————————————————————————————-

La misión de la ONU visita la zona afectada por el supuesto ataque químico en Siria

(EFE)

El Cairo, 26 ago (EFE).- El equipo de expertos de la ONU visitó hoy la población de Muadamiya, en la periferia de Damasco, para investigar el supuesto ataque con armas químicas registrado el miércoles pasado, informó a Efe un activista de la zona.

El portavoz del centro de prensa de Muadamiya, Wasim al Ahmed, que acompaña a los investigadores, explicó que la misión de la ONU ha accedido y estudiado ya algunos de los lugares y edificios bombardeados.

Al Ahmed señaló que los expertos se han entrevistado también con heridos en el ataque y les han tomado muestras de sangre y de pelo.

Varios vídeos colgados en internet por los grupos opositores muestran al equipo de la ONU hablando con lugareños y médicos en Muadamiya.

Los investigadores lograron entrar en Muadamiya, que está en manos de la oposición, tras cinco intentos frustrados y un ataque contra su convoy, según el portavoz del centro de prensa.

La ONU denunció en un comunicado el ataque de francotiradores contra uno de los vehículos, que quedó inutilizado por los disparos, lo que obligó al equipo a esperar para reemplazarlo.

El Gobierno sirio culpó a “grupos terroristas armados”, como suele denominar a los rebeldes, de tirotear a miembros de la misión de la ONU, mientras que algunos grupos de activistas acusaron a las fuerzas del régimen de ser los autores de los disparos.

El equipo, encabezado por el sueco Ake Sellström, ya estudia si se emplearon armas químicas en tres diferentes ubicaciones en Siria, aunque la ONU ha recibido hasta catorce informes de su posible uso.

Siria niega haber empleado armas químicas y ayer autorizó la visita de los expertos a las zonas de la periferia de Damasco blanco del supuesto ataque.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS, la principal alianza opositora) denunció que al menos 1.300 personas fallecieron en dicho ataque, del que responsabilizó al régimen.

Por su parte, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) confirmó la muerte de 355 personas con síntomas neurotóxicos en la periferia sur de Damasco, sin valorar quién fue el autor de la matanza.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Los inspectores de la ONU entrevistan a víctimas del supuesto ataque químico

Cinco días después de la denuncia de la oposición, muchas pruebas pueden haberse perdido

El régimen sirio afirma que la visita servirá para demostrar su inocencia

 /  Damasco / Jerusalén 26 AGO 2013 – El País.com (España)

Imágenes de los supuestos inspectores trabajando. / REUTERS – LIVE!

Los especialistas de Naciones Unidas han regresado a su hotel tras su visita a Muadamiya, uno de los suburbios cercanos a Damasco donde, supuestamente, se han utilizado armas químicas. Según han comentado testigos a varias agencias de noticias, durante las tres horas que ha durado la misión el equipo ha entrevistado a varios heridos y tomado muestras del terreno. Tras la visita, los observadores no han querido hacer comentarios.

Su inspección se retrasó por una emboscada contra su convoy, que les obligó a dar media vuelta. Según ha informado la ONU, un francotirador disparó contra los ocho vehículos de la caravana que se dirigía al suburbio de Ghuta, a una decena de kilómetros al este de Damasco, donde según los opositores más de 1.400 civiles murieron el miércoles en un ataque con armas químicas ejecutado por las tropas del presidente Bachar el Asad. Nadie ha sufrido daños personales, ha confirmado el portavoz de la organización internacional, Martin Nesirky.

El ataque se produjo en la tierra de nadie que separa a los territorios controlados por el Gobierno del que está en manos de los rebeldes. La televisión pública de Damasco ha responsabilizado de los disparos a los contrarios al régimen de Asad. Horas antes, al poco de dejar los inspectores el céntrico hotel Four Seasons de Damasco donde se alojan, dos bombas de mortero han caído en la zona, según ha informado Reuters, citando a la prensa oficial. La agencia oficial SANA ha acusado del ataque a “terroristas”.

La presión internacional, creciente por el ataque químico y la confirmación por Médicos Sin Fronteras de cientos de muertos gaseados, ha llevado al Ejecutivo de Siria a ceder. Ahora la incógnita es cómo encontrarán el terreno los médicos y químicos de Naciones Unidos, después de que hayan pasado cinco días desde el supuesto ataque y de que el Ejército haya seguido bombardeando la zona. El tiempo y los impactos han podido borrar gran parte de los restos de gases tóxicos.

“Las acusaciones de los países occidentales son un insulto al sentido común”, ha afirmado El Asad en una entrevista publicada el lunes en el diario ruso Izvestia. “Los Estados Unidos fracasarán como han fracasado en todas las guerras que han comenzado en los últimos años, empezando por Vietnam”. El ministro de Exteriores sirio, Walid al Muallem, dijo este domingo: “Vamos a demostrar que esas acusaciones de los terroristas son falsas”,  reiterando la versión oficial de que fueron los opositores quienes lanzaron el ataque con armas químicas.

Horas antes, Reuters había desvelado que Al Muallem mantuvo una conversación el jueves con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en la que este le exigió “un acceso inmediato y sin restricciones” al distrito de Damasco afectado. Los disidentes marcaron cuatro puntos: Zamalka, Ain Tarma, Muadhamiya y Jobar. La caravana está compuesta por varios todoterrenos blindados con marcas de la ONU y donde los inspectores viajan con chaleco antibalas. Les acompañan una ambulancia y un vehículo de las fuerzas de seguridad sirias.

La seguridad de la delegación está garantizada, según sostiene Damasco, porque se va a declarar un alto el fuego en las zonas seleccionadas. El opositor Ejército Libre de Siria (ELS), que tiene un amplio apoyo en el área afectada, dijo que protegería al personal de la ONU si fuese necesario.

La inseguridad en la zona fue uno de los argumentos esgrimidos la semana pasada por el Consejo de Seguridad de la ONU para no ampliar la misión de sus expertos, que llegaron hace una semana a Damasco para visitar tres lugares donde, supuestamente, se usaron agentes químicos durante la pasada primavera. Rusia y China vetaron entonces una resolución para exigir a Siria el acceso a los barrios afectados.

“Ghuta no está en la lista de espacios acordados”, insistían hasta ayer altos funcionarios de Damasco. Pero el Gobierno de El Asad ha tenido tres motivos esenciales para dar marcha atrás. Primero, la presencia en la capital de la jefa del departamento de desarme de la ONU, Angela Kane. Segundo, los datos revelados por la ONG Médicos Sin Fronteras, que el sábado informó de que tres hospitales de la provincia de Damasco con los que colabora atendieron el miércoles a 3.600 pacientes “con síntomas neurotóxicos”, de los que 355 murieron. La organización no tiene personal propio en esta zona —aunque está presente en seis hospitales en el norte de Siria—, pero insiste en la “confianza” que le ofrecen sus fuentes en el país.

El tercer y principal motivo es la amenaza de una “respuesta seria” lanzada por EE UU, Reino Unido y otros países occidentales. El presidente Barack Obama y el primer ministro británico, David Cameron, conversaron en la noche del sábado al domingo y convinieron en que se había acabado el tiempo de El Asad para despejar dudas sobre el ataque químico.

El ministro de Información sirio, Omram Zoabi, reaccionó advirtiendo de que cualquier acción militar occidental “no será un picnic”, sino una guerra “muy grave, una bola de fuego que inflamará Oriente Medio”.

Encuentro militar en Jordania

Los jefes militares de diez países comenzaron hoy en Jordania una cumbre bajo un estricto secreto para evaluar las opciones disponibles ante el conflicto en Siria y en medio de la polémica por el posible uso de armas químicas. Apenas han trascendido detalles del encuentro, que durará dos días.

La cita está presidida por el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, general Martin Dempsey, y su homólogo jordano, general Mishal al Zaben. Además de EEUU y Jordania, participan los altos mandos militares de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Turquía, Arabia Saudí y Catar. Se espera que mañana se difunda un comunicado con los resultados de la reunión, que se está desarrollando en un lugar por el momento desconocido.

En la agenda destaca el supuesto ataque con armas químicas perpetrado por el régimen sirio a las afueras de Damasco, según denunció el miércoles pasado la oposición, que informó de la muerte de al menos 1.300 personas, aunque otros grupos de activistas han rebajado esa cifra a menos de 400. El ministro jordano de Asuntos Exteriores, Naser Yudeh, señaló ayer que el asunto del posible ataque químico es una de las prioridades que analizarán los responsables castrenses, si bien descartó que EEUU utilice esa cumbre, preparada desde hace tiempo, para decidir si ataca Siria.

Los comandantes de los diez países están preparando el terreno en un momento en que Reino Unido, Francia y Turquía se han mostrado favorables a una intervención extranjera en Siria, pese a la parálisis del Consejo de Seguridad de la ONU, donde se mantienen los vetos ruso y chino a una resolución contraria a Damasco.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Rusia advierte a EE UU de las “graves consecuencias” de intervenir en Siria

Londres cree que no es necesario un respaldo unánime de la ONU para intervenir

El presidente sirio dice en una entrevista que el “fracaso” espera a Washington si ataca su país

 /  Madrid / Moscú 26 AGO 2013

Bachar el Asad, durante la entrevista con ‘Izvestia’. / AFP / HO / SANA

Rusia ha advertido a Estados Unidos sobre las consecuencias “catastróficas” que una intervención armada en Siria tendrá para Oriente Medio y ha manifestado su “profunda alarma” por la disposición de Washington a lanzar una operación militar contra el régimen de Bachar el Asad.

Lavróv transmitió estas preocupaciones a su colega estadounidense, John Kerry, en el curso de una conversación telefónica en la que trataron de la situación en Siria y que se realizó a iniciativa de Moscú.

En la nota del ministerio ruso en la que se informa sobre la conversación con Kerry, se dice también que causan “perplejidad” las declaraciones de algunos dirigentes estadounidenses en el sentido de que estaría demostrado que el Gobierno sirio es el responsable del ataque con armas químicas perpetrado la semana pasada.

El Kremlin considera que ese ataque fue una provocación de la oposición fundamentalista contra el régimen de El Asad, que está interesada en acusar del bárbaro empleo de armas químicas al Gobierno sirio para conseguir que Estados Unidos y sus aliados comiencen por fin la intervención militar en ese país árabe.

El ataque se produjo el miércoles pasado, el mismo día que llegaron a Damasco los especialistas de la ONU que deben investigar las anteriores denuncias de uso de armas químicas en el conflicto. Los especialistas ahora tiene luz verde para investigar también lo sucedió en Guta Oriental, la zona en las afueras de la capital donde la semana pasada perecieron cientos de personas como consecuencia del ataque químico.

Moscú hizo un llamamiento a abstenerse de presionar militarmente al gobierno sirio, a no caer en provocaciones y a crear condiciones normales para que los expertos de la ONU puedan investigar imparcialmente los hechos in situ.

Lavrov advirtió asimismo de las consecuencias extremadamente peligrosas –”catástroficas”, según una nota divulgada el domingo- que tendrá un intervención militar en Siria para Oriente Medio y el norte de África, “donde repercuten todavía los procesos desestabilizadores que aún viven países como Irak y Libia”.

En conferencia de prensa dada horas más tarde, Lavrov insistió en que un escenario bélico por parte de los países occidentales no sólo contradice el derecho internacional si se realiza sin el visto bueno de la ONU sino que tendrá consecuencias nefastas para la región. El ministro ruso lamentó que las afirmaciones de quienes aseguran tener pruebas de la culpabilidad del régimen de El Asad en el empleo de armas químicas no se corresponden con los acuerdos de Lucerna del grupo de los ocho, donde se consensuó que toda información sobre uso de estas armas debe ser investigada detalladamente por profesionales y sus resultados, presentados en el Consejo de Seguridad.

Además, señaló Lavrov, a diferencia de lo que hizo Rusia cuando investigó pasadas acusaciones, nadie ha presentado ahora pruebas de culpabilidad del gobierno sirio.

A pesar de todo, Moscú “no piensa entrar en guerra con nadie”, aseguró Lavrov. Es decir, que si Estados Unidos y sus aliados atacan a Siria, Rusia no intervendrá.

El domingo, el ministerio de Exteriores ruso había advertido a Washington que no debía repetir los errores del pasado y volver, como en el caso de Irak, a basarse en informaciones falsas para intervenir militarmente. Estados Unidos justificó hace diez años su invasión a Iraq afirmando que Husein tenía armas de exterminio masivo, lo que resultó ser falso.

El Asad, mientras tanto, calificó de “insulto al sentido común” las acusaciones contra su Gobierno de usar armas químicas. En una entrevista publicada hoy en el diario ruso Izvestia, Al Asad afirmó que si Estados Unidos invade Siria, le esperará “un fracaso, como en todas las guerras que ha desatado desde Vietnam hasta nuestros días”.

Rusia tiene una base naval en Siria y excelentes relaciones con el régimen de El Asad, al que le ha suministrado modernos complejos de defensa antiaérea. La Iglesia Ortodoxa Rusa también apoya al régimen sirio, ya que bajo este los cristianos de ese país pueden practicar su religión sin mayores problemas, y teme que con el triunfo de la oposición islamista comenzará la persecución de los que profesan otra fe que no sea el islam suní. De ahí que el Kremlin desearía ver una salida política al conflicto, con garantías para los cristianos y tratando de evitar que en la situación interna prime la inestabilidad, como ha sucedido en otros países árabes que han cambiado de régimen en los últimos tiempos.

Una intervención como en Kosovo

El primer ministro británico, David Cameron, ha anunciado que adelantará el fin de sus vacaciones para tratar la crisis en Siria en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional. La decisión viene después de que jefe de la diplomacia británica, William Hague, viese posible una intervención militar que no contase con el respaldo unánime del Consejo de Seguridad de la ONU,  lo que se conoce como la vía Kosovo. Londres y Washington entienden que el permiso de Damasco para la inspección llega demasiado tarde, por lo que la opción militar sigue abierta. “¿Es posible responder a las armas químicas sin la completa unidad del Consejo de Seguridad”. Diría que sí. De otro modo, sería imposible responder a estas salvajadas, estos crímenes, y no creo que sea aceptable esa situación”, ha dicho Hague en la BBC. Un ataque sin el respaldo del Consejo de Seguridad, la llamada via Kosovo -el territorio serbio que fue bombardeado por aviones de la OTAN-, es una de las opciones presentadas al presidente de EE UU, Barack Obama, para afrontar la situación en Siria.

China, por su parte, ha pedido “cautela” a la hora de resolver la crisis por el uso de armas químicas “para evitar interferir en la búsqueda de una solución política”, según una declaración del ministro de Exteriores, Wang Yi.

Los mandatarios de EE UU, Barack Obama, y de Reino Unido, David Cameron, conversaron en la noche del sábado y aumentaron la presión sobre Siria, a la que advirtieron de una “respuesta firme” en caso de confirmarse el ataque químico. Rusia insiste en que no se han empleado armas ilegales por parte del Gobierno y que, de hecho, los que sí las habrían empleado son los rebeldes.

Por su parte, ante el ensordecedor silencio de Alemania, y la confusa e inaudible voz de la política exterior de la Unión Europea, el presidente francés, François Hollande, acordó ayer con el presidente estadounidense, Barack Obama, dar “una respuesta común”. Por la mañana, el Elíseo afirmó, a través de un comunicado oficial, que “existen ya un puñado de pruebas que indican que el ataque del 21 de agosto [en las afueras de Damasco] fue de naturaleza química”. La nota subrayaba que “todo lleva a considerar al régimen sirio como responsable de ese acto incalificable”, informa Miguel Mora.

—————————————————————————————————————————————————————————————

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: