La “fuga” del senador Pinto sacude las relaciones entre Brasil y Bolivia


————————————————————————————————————————-

El Canciller de Brasil renuncia tras la huida de Pinto de Bolivia

Bolivia envió una nota diplomática a la Embajada de Brasil en la que expresa una ‘profunda preocupación por la transgresión del principio de reciprocidad y cortesía’

Info recorrido Pinto a Brasilia.

Info recorrido Pinto a Brasilia.

La Razón / Luis Mealla / La Paz

27 de agosto de 2013

Tres días después de la salida de Bolivia de Róger Pinto, el canciller de Brasil, Antonio Patriota, renunció al cargo tras una reunión con la presidenta Dilma Rousseff, quien —según medios brasileños— estaba “irritada” por el operativo. Horas antes, Bolivia exigía “explicaciones” por el caso.

Según un comunicado de la Presidencia de Brasil, reproducido en el periódico Folha de Sao Paulo, Rousseff  “agradeció la dedicación y el compromiso del ministro Patriota en más de dos años que permaneció en el cargo”.  Será Luiz Figuereido, embajador de ese país ante la Organización de las Naciones Unidas, quien tomará su lugar.

La red O Globo develó que la Mandataria se reunió por más de una hora con Patriota, quien al final del encuentro salió “visiblemente afectado”. Rousseff estaba “irritada” con la forma en que el diplomático Eduardo Saboia sacó a Pinto de Bolivia, más aún cuando hace seis meses —relatan los medios— la Presidenta y la Procuraduría General de la República habían prohibido este traslado.

Con respecto a la renuncia de Patriota, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, evitó emitir opinión, pues lo mejor es, dijo, esperar a que el Gobierno de Brasil se pronuncie. “Es un tema interno de Brasil, nosotros hemos tomado conocimiento a través de los medios de comunicación, con sorpresa, pero son temas internos. Tiene que ser Brasil el que explique”, dijo.

Tras 455 días refugiado en la Embajada de Brasil, Pinto salió el sábado en un vehículo de esa legación diplomática, escoltado por fusileros navales hasta Corumbá (Brasil). Fue recibido por policías federales y el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado, Ricardo Ferraco.

La “crisis” en el Ejecutivo de Brasil  se agudizó luego de que el encargado de negocios de su embajada, Eduardo Saboia, admitió que ayudó a Pinto a salir de Bolivia. “Escogí la vida. Escogí proteger a una persona, un perseguido político, como la presidenta Dilma (Rousseff) fue perseguida”, declaró Saboia a O Globo, según AFP.

Reclamo. La dimisión de Patriota se dio horas después de que el canciller David Choquehuanca reclamó que con el traslado del opositor no se cumplió tres tratados internacionales. “Brasil incumplió la Convención de Caracas de 1954, que dice que no es lícito dar asilo a personas que se encuentran inculpadas o procesadas por delitos comunes o que estén condenadas por tales”. Pinto fue sentenciado a un año de cárcel por el caso Zona Franca-Universidad de Pando, que comprende un daño al Estado de Bs 11 millones.

Choquehuanca dijo que Pinto, con cuatro arraigos, no podía salir del territorio sin un salvoconducto y que el operativo de la embajada brasileña vulneró normas como la Convención Interamericana de Lucha Contra la Corrupción y la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción. “Ambas normas establecen que los Estados miembro deben facilitarse por todos los medios, la persecución, investigación y sanción de delitos comunes de corrupción”, citó el ministro.

El ministro Romero planteó agotar los mecanismos diplomáticos y que aún no se pensó en una acción de índole internacional.

Es un mal precedente

Crítica

Para Choquehuanca, esto genera un “mal precedente” ante la comunidad internacional, ya que amparados en la inmunidad “se puede llevar droga, traficar armamento o personas; es grave lo que ha pasado”.

Tiene dos opciones para residir en Brasil

El senador Róger Pinto  tiene dos opciones para definir su residencia en Brasil: Brasilia o Sao Paulo; no obstante, por el momento se aloja en la casa de su abogado, Fernando Tiburcio Peña, ubicada en North Lake, una zona privilegiada de esa capital.

Según el jurista, el legislador boliviano brindará hoy por la tarde una conferencia de prensa desde el Senado de Brasil, en la que dará detalles de su llegada y sus actividades futuras; no obstante, aclaró que, según la norma internacional, el asilado no puede emitir criterios referidos a política.

“Él no es prófugo, es un asilado político. Ahora se está analizando dónde instalará su residencia fija y hay dos opciones: Brasilia o Sao Paulo. Eso se definirá en los próximos días”, explicó Tiburcio. Al momento, se supo que Pinto aún no se reunió con su familia, que por ahora reside en Brasilea, región fronteriza con Bolivia.

En tanto, Convergencia mostró una carta enviada por el opositor en la que perdona al presidente Evo Morales por el “daño ocasionado a él y su familia”, por la persecución política y no concederle el salvoconducto. También agradece a Brasil por cederle asilo. “Mi libertad la debo a Brasil, a la presidenta Dilma Rousseff”, señala parte de la misiva.

Se abre el debate sobre curul de Pinto

Tras la salida del senador Róger Pinto de Bolivia, la tenencia del curul opositor entró en debate en la Asamblea Legislativa. El oficialismo, por su lado, indicó que la tenencia del escaño se definirá en la Comisión de Ética, además de si la senadora Linda Flor Villalobos (suplente de Pinto), debe asumir la titularidad. No se descarta gestiones para una alianza con la legisladora.

“Es un tema que está en manos de la Comisión de Ética del Senado, (…) existe un proceso abierto hace bastante tiempo y lo que sigue es la habilitación de su suplente de manera permanente”, indicó la presidenta del Senado, Gabriela Montaño.

En esa línea, su colega Eugenio Rojas (MAS) señaló que el reglamento interno de la Asamblea contempla esa posibilidad y que se espera una rápida transición; no descarta solicitarle que se sume a la labor del oficialismo.

“(Pedir una alianza) está abierto y si tiene voluntad de trabajar con nosotros, (será) bienvenida. Yo podría hablar con ella como bancada, si apoya al proceso de cambio, no como parte del MAS, sino que apoyaría en algunas leyes”, explicó el legislador masista. No obstante, desde la oposición se solicitó respeto a los procesos y pasos que se requieren para revocar el mandato de un legislador y el curul parlamentario.

“El anuncio (de Rojas) es una arbitrariedad porque expresa el fracaso de la estrategia de la persecución no sólo del senador Pinto, sino de todos los opositores. Fracasó el despojo del curul y de su condición de senador, y hoy se amenaza con, arbitrariamente, habilitar a la suplente. Hay pasos que cumplir y se los hará respetar”, dijo el senador Luis Pedraza. Pinto tiene un proceso en Ética por intentar habilitar a Villalobos sin su consentimiento. El caso aún no se resolvió en ese ente.

————————————————————————————————————————————————————————————

Dilma Rousseff fuerza la dimisión del ministro de Exteriores de Brasil

El cambio se produce a raíz del choque diplomático con Bolivia por la huida de un senador a Brasil

 Río de Janeiro 27 AGO 2013 – El País.com (España)

Antonio Patriota y Dilma Roussef en una imagen de 2011. / AFP

La presidenta brasileña Dilma Rousseff ha pedido en la noche de este lunes al ministro de Asuntos Exteriores, Antonio Patriota, que deje su cargo. La decisión se produce después del reciente choque diplomático con Bolivia a raíz de la fuga del senador boliviano Roger Pinto Molina, tras haberse conocido que la Embajada de Brasil había apoyado dicha fuga.

La prensa brasileña dice que la presidenta, al conocer la noticia de la fuga de Molina con el consentimiento de la diplomacia brasileña, “se irritó” y pidió a Patriota que dejara el cargo.

El ministro dimisionario pasará a ocupar el puesto de su sucesor en las Naciones Unidas. Al parecer, ni la Presidencia de la República ni el ministro Patriota habían sabido de las maniobras de la Embajada de Brasil en Bolivia para favorecer la fuga del senador que llegó en coche oficial.

Los medios de comunicación brasileños criticaron duramente la gestión por parte de la diplomacia del país, algo que no concuerda con la imagen de seriedad y profesionalidad que siempre la ha acompañado. Ante este panorama, a Roussef no le quedó otro remedio que pedir la dimisión de su ministro.

En el comunicado emitido por la Presidencia de Brasil se asegura que “la presidenta Dilma Rousseff aceptó hoy la renuncia del ministro Antonio Patriota y señaló que el representante de Brasil ante las Naciones Unidas, en Nueva York, el embajador Luiz Alberto Figueiredo, para ser nuevo ministro de Relaciones Exteriores. La presidenta agradeció la dedicación y el compromiso del ministro Patriota en los más de dos años que ha permanecido en el cargo y anunció su candidatura para la Misión de Brasil ante la ONU”.

Bolivia, por su parte, había pedido explicaciones al Gobierno de Brasil calificando de “muy grave” la fuga del senador condenado por corrupción que llevaba 15 meses acogido en la embajada brasileña

El primer compromiso del nuevo canciller será la reunión de Unasur en Surinam el sábado próximo.

Es la primera vez en muchos años que es retirado fulminantemente de su cargo un ministro de la envergadura del titular de Asuntos Exteriores. Pero Rousseff es una presidenta a la que no le tiembla el pulso a la hora de poner en la calle a sus colaboradores. Patriota no es el primer ministro al que obliga a dimitir. A los demás lo hizo por motivos de acusaciones de presunta corrupción.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Se facilitó la salida escoltado a un senador boliviano

Dimite el ministro de Asuntos Exteriores de Brasil por el conflicto con Bolivia

El ex ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, en una imagen de archivo. | Efe

El ex ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, en una imagen de archivo. | Efe

Efe | Brasilia – El Mundo.es

martes 27/08/2013 

El conflicto generado por la huida del senador boliviano Roger Pinto a Brasil gracias a la complicidad de diplomáticos brasileños se ha cobrado su víctima más alta: el ministro de Asuntos Exteriores Antonio Patriota, cuya dimisión fue inmediatamente aceptada por la presidenta Dilma Rousseff.

La renuncia fue anunciada en una fría nota oficial, leída por el portavoz de la Presidencia, Thomas Traumann, que dejó traslucir el disgusto que ha causado a Rousseff el serio incidente con Bolivia.

Rousseff “aceptó este lunes la dimisión del ministro Antonio de Aguiar Patriota y nombró al representante de Brasil ante la ONU, embajador Luiz Alberto Figueiredo, como nuevo ministro de Relaciones Exteriores“, se indicó en la breve nota.

En un segundo y último párrafo, la nota dice que Rousseff “agradeció la dedicación y empeño del ministro Patriota en los más de dos años en que permaneció en el cargo” y anunció su designación para el puesto que ocupaba Figueiredo.

El inesperado enroque causó sorpresa en círculos diplomáticos, pero fuentes consultadas lo atribuyeron al “enorme desgaste” sufrido por Patriota en los últimos tres días.

El pasado sábado, Patriota estaba en Sao Paulo esperando para viajar hacia Finlandia, donde haría una visita oficial, cuando fue sorprendido por la noticia de la salida de Pinto de la embajada brasileña en La Paz, en la que estaba acogido desde el 28 de mayo de 2012, y su llegada a Brasil.

Diez días después de entrar en la embajada, Pinto recibió de Brasil el estatus de asilado político, pero no podía salir de su país por la falta del debido salvoconducto, que Bolivia negaba escudada en que responde a juicios por presunta corrupción.

Patriota canceló su viaje a Finlandia y regresó a Brasilia, donde al día siguiente su despacho emitió un comunicado en el que se dio a entender que había alguna irregularidad en la salida de Pinto de la embajada y su casi clandestina llegada a Brasil.

La nota indicó que la cancillería reuniría “elementos acerca de las circunstancias en que se verificó la salida del senador y su entrada en el territorio nacional”.

También decía que el encargado de negocios en La Paz, Eduardo Saboia, había sido llamado a consultas y aseguraba que se tomarían “las medidas administrativas y disciplinarias” correspondientes.

Una llegada con irregularidades

La irregularidad que se sugería en la nota se confirmó este domingo, cuando Pinto llegó a Brasilia y fue recibido por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Ricardo Ferraço, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el más influyente en la coalición de Rousseff.

Ferraço reveló que Pinto abandonó la embajada en un coche oficial, escoltado por soldados brasileños, y fue llevado por tierra hasta Corumbá, en el lado brasileño de la frontera.

En Corumbá fue “recibido” por agentes de la Policía Federal y desde allí se dirigió hasta Brasilia en un avión privado enviado por el propio Ferraço.

Pero la confirmación absoluta de la complicidad la dio Saboia, el encargado de negocios en La Paz, quien al llegar a Brasilia para consultas, declaró a periodistas que colaboró con la fuga de Pinto por razones humanitarias.

“Tomé la decisión porque había un riesgo inminente para su vida y una amenaza a la dignidad de una persona”, declaró.

Opté por la vida. Opté por proteger a una persona, a un perseguido político, como la presidenta Dilma (Rousseff) fue perseguida” durante la dictadura, agregó.

Bolivia exige explicaciones

El Gobierno boliviano ha exigido “explicaciones” a Brasil por la “fuga” del senador, a quien ha calificado de “prófugo”.

El malestar del Gobierno de Evo Morales fue manifestado en La Paz por el canciller boliviano, David Choquehuanca, quien mediante una nota diplomática expresó la “profunda preocupación” de Bolivia por “la transgresión del principio de reciprocidad y cortesía internacional”.

Choquehuanca aseguró que “no puede ser que, al amparo de la inmunidad diplomática, se transgredan normas nacionales e internacionales, facilitando en este caso la huida” de Pinto.

Según el canciller, “puede ser un mal precedente” que, al amparo de la “inmunidad diplomática”, se permitan lo que calificó de “actos ilegales”.

Pinto, mientras tanto, permanece en Brasilia, donde tiene previsto hacer una visita al Senado, en cuya sede ha anunciado que ofrecerá una rueda de prensa.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Un opositor boliviano consigue huir de la embajada brasileña en La Paz tras 14 meses recluido

EFEABC_ES / BRASILIA
Día 25/08/2013

El senador Roger Pinto, amenazado por el Ejecutivo de Evo Morales, ha llegado a Brasilia pese a que no contaba con un salvoconducto

Un opositor boliviano consigue huir de la embajada brasileña en La Paz tras 14 meses recluido

El Ministerio de Exteriores de Brasil ha anunciado este domingo que investigará las «circunstancias» en las que el senador opositor boliviano Roger Pinto salió de la embajada en La Paz, donde estaba asilado, y llegó al país pese a no contar con un salvoconducto.

La cancillería brasileña «está reuniendo elementos acerca de las circunstancias en que se verificó la salida del senador boliviano y su entrada en el territorio nacional», señala una nota oficial, que añade que el encargado de negocios en La Paz, Eduardo Saboia, ha sido llamado a Brasilia para prestar «aclaraciones».

La nota también dice que el Ministerio de Exteriores brasileño «abrirá una investigación y tomará las medidas administrativas y disciplinarias» que correspondan, lo que sugiere que pudo haber alguna irregularidad en la salida de Pinto, quien estaba alojado en la embajada brasileña en La Paz desde el 28 de mayo de 2012.Diez días después de esa fecha, Brasil le concedió el estatus de asilado político, pero el senador no había podido abandonar la legación diplomática porque el Gobierno de Evo Morales se negó a concederle el salvoconducto necesario.

Corrupto y condenado

Según las autoridades bolivianas, Pinto responde ante la justicia en varios procesos por supuesta corrupción, en uno de los cuales ya ha sido condenado a un año de prisión.

Pinto llegó hoy a Brasilia, donde fue recibido por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Ricardo Ferraço, quien reveló que el legislador boliviano contó con complicidad oficial brasileña para abandonar su país. Dijo que salió de la embajada en La Paz en un coche oficial de esa legación, escoltado por «fusileros navales», y que fue llevado por tierra hasta Corumbá, en el lado brasileño de la frontera, en un viaje que duró 22 horas.

En Corumbá fue «recibido» por agentes de la Policía Federal brasileña y desde allí se dirigió a Brasilia en un avión privado enviado por el propio Ferraço.

«Esa fuga, obviamente, tiene que ser explicada, tiene que ser informada por el propio Gobierno brasileño. No sabemos exactamente cómo lo ha hecho, para eso están nuestras Cancillerías», dijo hoy el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana. «Pinto se ha fugado como un vulgar delincuente, como se fuga un delincuente de la cárcel de Chonchocoro, como lo hacen de la cárcel de San Pedro (ambas de La Paz)», agregó el ministro.

Quintana calificó a Pinto de «prófugo» de la justicia boliviana, y aseguró que el Gobierno boliviano se valdrá de «todas las acciones legales que correspondan en este caso, tanto dentro del derecho internacional, de los convenios bilaterales, así como en el marco del propio Derecho Interno boliviano».

————————————————————————————————————————————————————————————–

La “fuga” del senador Pinto sacude las relaciones entre Brasil y Bolivia

(EFE)

Brasilia, 24 ago (EFE).- El senador opositor boliviano Roger Pinto, quien estaba refugiado en la embajada brasileña en La Paz desde el 28 de mayo de 2012, abandonó la legación diplomática y está en Brasil, según confirmaron hoy a Efe diversas fuentes que anticiparon una “tormenta diplomática” entre ambos países.

“Fuga” fue la palabra más usada por fuentes diplomáticas de ambos países frente a un hecho que, aunque no fue confirmado oficialmente, Efe ha constatado con diversas personas allegadas al caso, tanto en La Paz como en Brasilia.

“Está ya en Brasil y en las próximas 48 horas convocará a una rueda de prensa, que posiblemente será en Brasileia”, dijo a Efe el abogado de Pinto, el brasileño Fernando Tibúrcio, quien se excusó de dar detalles sobre la salida del senador por “razones de seguridad”.

Esa versión fue confirmada por diversas fuentes diplomáticas consultadas por Efe, que incluso dijeron que el senador estaba hoy en la ciudad brasileña de Corumbá, muy próxima a la frontera entre ambos países y frente a la localidad boliviana de Puerto Suárez.

Por otro lado, según pudo saber Efe, la familia del senador se ha trasladado a Brasilia, unos 1.400 kilómetros de Corumbá, también del lado brasileño de la frontera, y planeaba reunirse “en las próximas horas” con Pinto.

Otras fuentes dijeron a Efe que el Gobierno brasileño ya ha sido informado sobre el asunto y que ha habido una reunión de emergencia en la cual participaron altos cargos, como el asesor de Asuntos Internacional de la Presidencia, Marco Aurelio García, sobre la cual nada ha trascendido.

Pinto, acusado de diversos delitos de corrupción en Bolivia, se presentó en la embajada brasileña en La Paz el 28 de mayo de 2012, que le dio amparo desde entonces.

Diez días después de que fue recibido en la embajada, el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff le otorgó la condición de asilado político, pero Bolivia se negó a concederle el salvoconducto necesario para viajar a Brasil, bajo la alegación de que debe responder a diversas acusaciones de corrupción.

De hecho, en junio pasado, Pinto fue condenado a un año de cárcel por un tribunal boliviano que le declaró culpable de daños económicos al Estado calculados en unos 1,7 millones de dólares.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, quien tenía previsto viajar hoy hacia Finlandia para una visita oficial, dijo en junio pasado que el Gobierno de Rousseff “garantizaba” la “seguridad” del senador boliviano.

También explicó que el Gobierno brasileño proseguía con unas “gestiones confidenciales” ante las autoridades bolivianas para intentar “solucionar” la situación de Pinto.

Algunas de las fuentes diplomáticas consultadas hoy por Efe dijeron que Bolivia prepara una “durísima respuesta” a la salida de Pinto de la embajada y que en La Paz se considera que hubo una “ruptura” de la “confianza” entre ambos Gobiernos.

El único pronunciamiento oficial sobre el asunto lo hizo, aunque mediante su cuenta en la red social Twitter, la ministra boliviana de Comunicación, Amanda Davila, quien dijo que la salida de Pinto “debe ser confirmada por Brasil vía diplomática”

Davila enfatizó que el salvoconducto para que Pinto abandone Bolivia, que el Gobierno de Evo Morales negaba, “era imprescindible” para que abandonase el país, por lo que se estaría frente a una “presunta huida”.

“El Gobierno boliviano no dio, porque la ley se lo impide, ningún salvoconducto a Pinto, para Brasil ni otro país”, subrayó Davila.

También vía Twitter, el viceministro de Gestión Comunicacional de Bolivia, Sebastián Michel, sostuvo que “quien tiene que oficializar la salida de Pinto es la embajada de Brasil” y que las autoridades de La Paz no pueden “especular”.

Pero el exgobernador opositor de la región amazónica boliviana de Beni Ernesto Suárez se unió a quienes confirman la salida de Pinto y, también en esa red social, celebró que “por fin pudo reunirse con su familia un gran amigo, un perseguido político”.

“En buena hora querido ‘chonta’ Pinto”, dijo Suárez, que citó el ápodo como el que se conoce al senador opositor.

————————————————————————————————————————————————————————————

26-08-2013 / EFE

El Gobierno boliviano entregó hoy una nota diplomática a la Embajada de Brasil en la que expresa su “profunda preocupación” por “la transgresión del principio de reciprocidad y cortesía internacional” debido a la salida irregular del senador opositor Roger Pinto con apoyo de esa legación.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, informó a los medios de que la nota fue entregada este lunes a un representante de la embajada brasileña, donde Pinto estuvo asilado durante casi 15 meses sin que el Gobierno boliviano le entregase el salvoconducto para salir del país rumbo a Brasil.

“En esa nota diplomática nosotros expresamos nuestra profunda preocupación por la transgresión del principio de reciprocidad y cortesía internacional. Por ningún motivo podía el señor Pinto abandonar el país sin el salvoconducto”, sostuvo el ministro de Exteriores.

Según Choquehuanca, es necesario tener una explicación oficial de Brasil sobre el tema porque “se han violado normativas nacionales” e internacionales.

“No puede ser que al amparo de la inmunidad diplomática se transgreda normas nacionales e internacionales facilitando en este caso la huida, la salida irregular del país del senador Pinto. Puede ser un mal precedente (…) si es que nosotros, amparados en la inmunidad diplomática, vamos a permitir estos actos ilegales”, dijo.

El senador boliviano estuvo refugiado desde el 28 de mayo de 2012 en la embajada brasileña en La Paz, a la que ingresó denunciando que era un “perseguido” político del Gobierno de Evo Morales, que ha negado tal acusación.

El senador temía ser detenido porque afrontaba más de 20 juicios impulsados por el Ejecutivo en diferentes ciudades bolivianas y no había podido abandonar la embajada por falta de un salvoconducto que las autoridades le negaron, pues sostienen que debe responder a esas acusaciones de corrupción.

Pinto llegó a Brasil el sábado tras haber abandonado la embajada de La Paz en un coche diplomático y haber viajado en el mismo hasta la frontera escoltado por militares brasileños, al parecer por órdenes del encargado de Negocios de la embajada de Brasil, Eduardo Saboia, según se conoció hoy en el vecino país.

“Tomé la decisión porque había riesgo inminente de vida y amenaza a la dignidad de una persona”, afirmó Saboia, en declaraciones que concedió a periodistas al llegar hoy a Brasilia, a donde viajó tras ser llamado a consultas.

Choquehuanca afirmó hoy que “es grave lo que ha pasado”, por lo que insistió en que Brasil debe dar explicaciones sobre la irregular salida de Pinto.

“(Esto) puede ser un mal precedente porque amparados en la inmunidad diplomática entonces ya podemos llevar droga, o traficar armamentos o podemos dedicarnos al tráfico de personas”, insistió el ministro de Exteriores.

Negó que el opositor sea “perseguido”, y ratificó que tiene procesos penales en Bolivia por “delitos comunes de corrupción” por los que debe responder ante la justicia boliviana.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Opositor huido a Brasil dice que perdona a Evo Morales por el “daño” que le hizo

(EFE)

La Paz, 26 ago (EFE).- El senador opositor boliviano Roger Pinto, que huyó desde la embajada brasileña en La Paz a Brasil, expresó hoy en una carta pública enviada a su país que perdona al presidente Evo Morales “por todo el daño” que, a su juicio, le ha hecho.

“Al presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, con el corazón en la mano le digo que lo perdono, por todo el daño que me ocasionó a mí y a mi familia”, señaló Pinto en la carta fechada en Brasilia y distribuida hoy en La Paz por su partido, Convergencia Nacional.

Añadió que su “corazón” y su “conciencia seguirán rebelándose y luchando contra el oscuro poder al que representa” Morales, según el documento “Carta abierta al pueblo de Bolivia”, firmado por Pinto.

A Morales, el senador también le dijo “que la justicia que le fue históricamente negada” a los pueblos indígenas “no se repara con abusos, persecuciones y sangre” de los propios bolivianos.

“Seguiré siendo un militante en contra del narcotráfico que envilece mi Bolivia, que mata y destruye nuestros valores. Contra la corrupción, el abuso de poder y la humillación de los bolivianos que piensan distinto de usted (Morales)”, manifiesta Pinto.

El senador estuvo refugiado durante 454 días en la Embajada de Brasil en La Paz, desde el 28 de mayo de 2012, a la que ingresó denunciando que era un “perseguido” político del Gobierno, una denuncia que ha rechazado siempre el presidente Morales.

Según el Ejecutivo boliviano, Pinto engañó a las autoridades de Brasil para obtener la condición de asilado político ya que debe responder en veinte juicios por denuncias de supuesta corrupción.

Esa fue la razón que el Gobierno de Morales arguyó para negar de plano el salvoconducto para que Pinto salga de Bolivia a Brasil.

Los ministros bolivianos han ratificado en las últimas horas sus denuncias contra Pinto y el de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, incluso le ha llamado “mitómano” al rechazar todas las denuncias que el senador hace contra el Gobierno boliviano.

El senador opositor salió de la Embajada brasileña en La Paz el pasado viernes y llegó por carretera el sábado a Brasil con la ayuda del encargado de Negocios de esa legación, Eduardo Saboia, en un coche oficial y con la escolta de militares brasileños.

En su carta pública, Pinto agradece a Saboia, “un hombre valiente e inteligente, que conoció el riesgo que le acechaba y tomó también su chance y el peligro que conlleva una misión” como la vivida.

Asimismo, destaca que al estar en Brasil ha recuperado una libertad que le “fue injustamente arrebatada hace 454 días” y de esa forma termina una “larga jornada de protesta en contra de la violación de los derechos humanos en Bolivia”.

El Gobierno de Bolivia entregó hoy una nota diplomática a la Embajada brasileña para expresar su preocupación por lo sucedido y exigiendo explicaciones oficiales.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Bolivia afirma que Brasil transgredió principios diplomáticos en la fuga del opositor

(AFP)

LA PAZ, Departamento de la Paz — El gobierno de Bolivia presentó una nota de queja a Brasil en la que expresó su “profunda preocupación por la transgresión del principio de reciprocidad” en la fuga del senador opositor Roger Pinto a ese país, informó este lunes el canciller David Choquehuanca.

En una nota diplomática enviada a Brasilia “expresamos nuestra profunda preocupación por la transgresión del principio de reciprocidad y cortesía internacional”, dijo Choquehuanca, en referencia a la huída de Pinto de la embajada brasileña en La Paz, donde permanecía asilado desde mayo de 2012.

“Por ningún motivo podía el senador Pinto abandonar el país sin salvoconducto”, protestó el jefe de la diplomacia boliviana.

Con ese acto, “se han violado los mecanismos de cooperación que existen entre Estados establecidos en la Convención Interamericana de la Organización de Estados Americanos y la Convención de Naciones Unidas”, abundó.

Además, el canciller boliviano deploró “que al amparo de la inmunidad diplomática se transgredan normas nacionales e internacionales facilitando la huida del país del senador Pinto”.

El domingo, la ministra de Comunicación boliviana, Amanda Dávila, había dicho que el caso “no afecta las relaciones con Brasil que se mantienen en una situación de absoluta cordialidad y respeto”.

Según versión del encargado de negocios de la legación brasileña en La Paz, Eduardo Saboia, él mismo habría ayudado a Pinto a huir a Brasil, país que le había concedido asilo diplomático.

Saboia aseguró que decidió ayudar a Pinto a escapar “porque había un riesgo inminente a la vida y a la dignidad del senador” boliviano.

“Tenía un problema de depresión que se estaba agravando. Tuvimos que llamar a un médico y él (Pinto) comenzó a hablar de suicidio”, afirmó el diplomático.

Autoridades bolivianas están persuadidas de que Pinto habría salido en un vehículo oficial de la legación diplomática brasileña.

“Un vehículo diplomático no puede ser objeto de revisión en ninguna tranca y en ningún peaje. Forma parte de la jurisdicción soberana del país en cuestión, en este caso de Brasil”, explicó Choquehuanca.

La oficina del partido político de Pinto, Convergencia Nacional, distribuyó una carta que el senador derechista dirige al país fechada en Brasil.

“He recuperado una libertad que me fue injustamente arrebatada hace 454 días. Con esto termina una larga jornada de protesta en contra de la violación de los derechos humanos en Bolivia”, dice la misiva.

“Mi libertad la debo a Brasil”, asegura al agradecer a la presidenta Dilma Rouseff, al embajador Marcel Biato, al encargado de negocios Eduardo Saboia.

Sobre Saboia dice que “conoció el riesgo que le acechaba y tomó también su chance, y el peligro que conllevaba una misión como la que hemos vivido”.

–UN MAL PRECEDENTE–

La fuga “puede ser un mal precedente no sólo para Bolivia sino para la comunidad internacional si es que al amparo de la inmuniad diplomática vamos a permitir actos ilegales”, se quejó el canciller boliviano.

Choquehuanca insistió también en que Pinto no es un perseguido político sino que es acusado por delitos penales y corrupción, por lo que considera que su salida del país es una fuga.

Al mismo tiempo, el gobierno boliviano intenta avanzar con su propia investigación de los hechos.

“Se ha pedido la revisión de las imágenes de las cámaras de seguridad allí donde existan, en los puntos de peaje y los informes de los puntos de control”, comentó el ministro del Interior boliviano, Carlos Romero, a la televisora privada Unitel.

En Sucre, capital del Poder Judicial, Roberto Gutiérrez, Fiscal General interino, declaró a la prensa que “se analizarán todos los mecanismos legales destinados a garantizar la presencia de Pinto dentro de todos los procesos ” que se le han instaurado.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Un diplomático brasileño admite que ayudó al opositor boliviano a fugarse a Brasil

(AFP)

BRASILIA, Distrito Federal — El encargado de negocios de la embajada brasileña en La Paz, Eduardo Saboia, admitió que ayudó al senador opositor boliviano Roger Pinto, que estuvo refugiado 15 meses en la legación diplomática, a fugarse el fin de semana a Brasil, donde tiene asilo político.

“Escogí la vida. Escogí proteger a una persona, un perseguido político, como la presidenta Dilma (Rousseff) fue perseguida” por la dictadura militar brasileña (1964-1985), dijo Saboia, que da a entender que actuó sin conocimiento de sus superiores, este lunes a la televisión Globo al llegar a Brasilia.

Pinto, que no tenía un salvoconducto de Bolivia para ingresar a Brasil, escapó de La Paz en un coche de la embajada brasileña, escoltado por otro automóvil diplomático con militares brasileños en un viaje de 22 horas, a lo largo de 1.600 km, hasta Corumbá (estado de Mato Grosso do Sul, centro oeste), en la frontera entre ambos países.

Desde allí tomó un avión a Brasilia, adonde llegó en la madrugada del domingo acompañado por el senador brasileño Ricardo Ferraço, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que integra la coalición de gobierno de Rousseff.

El Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño dijo que investiga la salida de Pinto de la embajada y llamó a Saboia para dar explicaciones, informó en una nota divulgada el domingo. Itamaraty también indicó que tomará las medidas correspondientes.

Bolivia ha exigido explicaciones a Brasil pero el gobierno de Evo Morales aseguró que las relaciones bilaterales no serán afectadas por este caso.

–“RIESGO INMINENTE DE VIDA”–

El diplomático brasileño aseguró que decidió ayudar a Pinto a escapar “porque había un riesgo inminente de vida y a la dignidad del senador” boliviano.

El senador “pasó 452 días en un cubículo al lado de mi escritorio. (…) Había una violación constante, crónica de derechos humanos, porque no había perspectiva de salida, no había negociación en curso y (Pinto) tenía un problema de depresión que se estaba agravando”, dijo.

“Tuvimos que llamar a un médico y él (Pinto) comenzó a hablar de suicidio”, afirmó el diplomático.

“Me sentía como si tuviese el DOI-Codi (órgano de represión de la dictadura militar brasileña) al lado de mi escritorio. Un confinamiento prolongado y sin perspectivas”, contó Saboia.

Pinto, de 53 años, es considerado prófugo de la justicia boliviana. Durante su refugio en la embajada brasileña en La Paz, el gobierno le inició una veintena de procesos y la justicia lo condenó a un año de cárcel por asignar irregularmente recursos a la Universidad Amazónica de Pando (norte), cuando era gobernador de ese departamento.

El senador, que era jefe de la oposición, se refugió en mayo de 2012 en la embajada brasileña en La Paz argumentando persecución política y amenazas de muerte tras denunciar casos de corrupción y de supuestos vínculos de funcionarios del gobierno de Evo Morales con el narcotráfico. Pocos días después, Brasil le otorgó asilo político.

“Superado esos 455 días de aislamiento, de sufrimiento, deterioramiento de la salud, voy a colocarme a disposición de las autoridades brasileñas para ratificar las denuncias que hice en su momento de relaciones peligrosas de personas del gobierno de Evo Morales relacionadas con narcotráfico y corrupción”, dijo Pinto al canal Globo.

“Lo que está faltando aquí es una respuesta” a las denuncias, dijo.

Pinto dijo que se enteró de que funcionarios brasileños le ayudarían a escapar dos días antes de emprender viaje hacia Brasil, luego de evaluaciones médicas y psicológicas que mostraron un deterioro de su cuadro de salud.

Los funcionarios “tomaron una decisión totalmente humanitaria. Tomaron esa decisión para preservar mi vida, (decidieron) hacer una operación que me pudiese dar la libertad”, dijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: