Nueva emergencia en Fukushima al aflorar agua subterránea radiactiva


————————————————————————————————————————–

Crearán equipo especial para lidiar con el agua radiactiva en Fukushima

Cerca de 60 técnicos se destinará al control y revisión de las casi 1.000 cisternas de almacenamiento de agua contaminada con las que cuenta la planta mediante termógrafos.

por EFE – 26/08/2013 – Latercera

El operador de la central de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO),anunció la creación de una dotación especial formada por cerca de un centenar de trabajadores para lidiar con el grave problema del agua radiactiva acumulada en la planta.

TEPCO concentrará todos sus esfuerzos en controlar el líquido contaminado para evitar nuevas filtraciones al mar y en los tanques de almacenamiento, para lo que designará un equipo específico que estará liderado por el presidente del operador, Naomi Hirose, y gestionado desde la planta por el vicepresidente, Zengo Aizawa.

Más de la mitad de esta dotación, cerca de 60 técnicos, se destinará al control y revisión de las casi 1.000 cisternas de almacenamiento de agua contaminada con las que cuenta la planta mediante termógrafos. 

TEPCO reveló la semana pasada filtraciones desde uno de estos tanques de hasta 300 toneladas de material radiactivo, mientras que descubrió altos índices de radiación en la parte inferior de otros dos, todos del mismo modelo de tanque.

En este sentido, anunció la instalación de indicadores para controlar en todo momento el nivel del agua en las cerca de 350 cisternas de este modelo defectuoso, fabricado de manera apresurada tras desatarse la crisis nuclear en marzo de 2011.

El anuncio de TEPCO se produjo tras la visita en la víspera del ministro de Industria, Toshimitsu Motegi, que instó a la operadora a poner en marcha lo antes posible un nuevo sistema de tratamiento de agua contaminada, capaz de eliminar 62 tipos distintos de material radiactivo, y a tomar más medidas para acabar con las fugas.

Según la hoja de ruta, TEPCO debía poner en marcha ese nuevo sistema de reciclaje de agua contaminada, fabricado por Toshiba y conocido como Sistema de Procesamiento Avanzado de Líquido (ALPS), a mediados de septiembre, detalló hoy el diario Nikkei.

El ministro desveló que el Gobierno dará “un paso adelante” en su ayuda a TEPCO para resolver las fugas en la planta, que según estiman filtra al mar unas 300 toneladas diarias de agua radiactiva al mar.

El Gobierno también solicitó a los dirigentes de la operadora a realizar un mayor control de los modelos de tanque defectuosos, fabricados con resida para unir sus juntas en lugar de estar soldados, a través de medidas como hacer revisiones cuatro veces al día, en lugar de dos, y de analizar las válvulas de drenaje.

Cerca de 3.500 trabajadores de TEPCO luchan a diario por poner fin a la crisis nuclear, un proceso que durará más de 40 años, y en el que el agua radiactiva, que se incrementa a diario en los sótanos de los reactores por las filtraciones subterráneas, está suponiendo el principal contratiempo para la eléctrica.

—————————————————————————————————————————————————————————————

Fondos reservados para frenar las fugas radiactivas de la central de Fukushima

EUROPA PRESS / MADRID
Día 27/08/2013 –

El ministro de Economía, Comercio e Industria de Japón, Toshimitsu Motegi, ha revelado este lunes que el Gobierno podría usar los fondos reservados de este año para atajar el problema de las fugas de agua radiactiva desde la central nuclear de Fukushima al subsuelo y al océano Pacífico.

En la rueda de prensa que ha ofrecido tras visitar Fukushima-1, ha explicado que el Gobierno consultará con las autoridades fiscales la posibilidad de usar los fondos reservados presupuestados para este año para construir un muro helado alrededor de la central nuclear, según ha informado la televisión pública NHK.

No es la primera vez que las autoridades japonesas se plantean construir un muro helado. El pasado mes de mayo ya propusieron rodear el subsuelo de Fukushima con una red de tuberías congeladas para impermeabilizarlo, pero lo descartaron por el alto coste del proyecto.

Además, Motegi ha subrayado que, aunque hasta ahora el Gobierno ha dado plena libertad a la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) para gestionar los problemas que han ido surgiendo en Fukushima-1, a partir de este momento se ocuparán personalmente de ellos.

El Gobierno se coordinará con la fuerza especial que TEPCO pretende crear para encargarse de los vertidos contaminantes. Estará formada por 12 equipos, ocho de los cuales operarán desde Tokio y cuatro desde Fukushima, cuyos miembros serán expertos de distintos departamentos.

Fugas radiactivas

El pasado 8 de agosto, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón reveló que diariamente se vierten al subsuelo 1.000 toneladas de agua desde la central nuclear, de las cuales unas 300 contienensustancias altamente radiactivas que llegan al Pacífico.

Con el fin de frenar las fugas, TEPCO inyectó un cóctel de agentes químicos para endurecer el subsuelo y crear un muro subterráneo alrededor de los reactores nucleares uno y dos e instaló una red de tuberías para extraer las toneladas de agua radiactiva acumuladas.

El pasado 16 de agosto, la compañía eléctrica comenzó a bombear el agua radiactiva desde el subsuelo hasta la superficie, a un ritmo de 60 toneladas diarias, para almacenarla en los tanques que ha construido alrededor de la central nuclear. Sin embargo, los trabajos para la construcción de un muro subterráneo alrededor de los reactores tres y cuatro todavía están marcha, por lo que se calcula que diariamente siguen liberando unas 35 toneladas de agua radiactiva.

En la última semana, TEPCO ha informado de varias fugas de agua radiactiva, de hasta 300 toneladas diarias, desde uno de los tanques del reactor cuatro y ha alertado de que es muy probable que el vertido contaminante haya llegado al Pacífico. Además, ha revelado que no detectó antes las fugas de agua radiactiva porque los tanques no tienen contadores y el único medio de control eran patrullas rutinarias, por lo que hasta que no se han formado charcos superficiales no han saltado las alarmas.

Advertencia de las autoridades

En este contexto, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha ordenado al Ministerio de Economía, Comercio e Industria que se implique directamente en la solución al problema de los vertidos radiactivos y no ha descartado la utilización de fondos públicos.

Además, la Autoridad Reguladora de la Energía Nuclear (NRA) de Japón ha decidido elevar del uno, que indica una «anomalía», al tres, que indica un «grave incidente», el nivel de alerta por las fugas de agua radiactiva desde Fukushima-1. La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), por su parte, ha expresado su preocupación por las fugas de agua radiactiva desde Fukushima-1 y ha ofrecido al Gobierno de Japón su ayuda para resolver este problema.

Los problemas en Fukushima-1 se deben al terremoto y el tsunami que el 11 de marzo de 2011 arrasaron la costa de la prefectura japonesa, dando lugar al peor accidente nuclear de la historia, junto al de la central de Chernóbil, en Ucrania. Fukushima-1 estaba preparada para un terremoto, ya que Japón se asienta sobre una falla, pero no para un tsunami, por lo que el azote del mar provocó varias explosiones de hidrógeno que hicieron que los núcleos de algunos de sus reactores se fundieran parcialmente.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Gobierno de Japón envía funcionarios a Fukushima

Martes, 27 de agosto de 2013 / BBC
Agua en FukushimaSe podrían haber filtrado grandes cantidades de agua radioactiva al Pacífico.

El gobierno de Japón decidió enviar funcionarios a inspeccionar las tareas de limpieza de la dañada planta nuclear de Fukushima, tras una serie de filtraciones de agua radiactiva.

El ministro de Comercio e Industria Toshimitsu Motegi anunció la creación de un grupo especial para supervisar la operación.

Pidió que se realicen más inspecciones de los tanques de agua y que sean reemplazados por unos mejor diseñados.

Tokyo Electric Power (Tepco), la empresa operadora de la central nuclear, ha recibido numerosas críticas por el manejo de los incidentes que se sucedieron tras el tsunami y el tsunami que golpearon a la planta en 2011

Hace una semana Tepco había admitido que cerca de 300 toneladas de agua radiactiva se habían filtrado desde los tanques que se usan para almacenar agua y enfriar los reactores colapsados hace dos años.

El corresponsal de la BBC en Tokio, Rupert Wingfield-Hayes, dijo que la medida del gobierno tiene tanto el objetivo de cambiar la forma en que se está operando en la planta como el de “aplacar a la opinión pública”.

———————————————————————————————————————————————————————————-

El operador de Fukushima anuncia medidas para controlar las fugas radiactivas

(EFE)

Tokio, 27 ago (EFE).- Una semana después de desvelar fugas desde algunos de sus tanques de almacenamiento de agua contaminada, el operador de la accidentada central de Fukushima ha anunciado medidas urgentes para evitar mayores filtraciones radiactivas.

Entre las contramedidas aprobadas por Tokyo Electric Power (TEPCO) se encuentran la creación de una dotación especial de trabajadores para vigilar las unidades de almacenamiento, la instalación de indicadores para calibrar el nivel del agua acumulada o realizar controles adicionales de las válvulas de drenaje.

“Después de tomar en consideración la opinión de grupos de expertos y reuniones a nivel nacional, hemos realizado los mayores esfuerzos para resolver este problema, considerado como la mayor prioridad a nivel de gestión”, detalló el operador en un comunicado.

Al margen de las fugas desde los sótanos de la planta, hace apenas una semana TEPCO reveló una filtración de cerca de 300 toneladas de agua radiactiva desde uno de sus contenedores, mientras que descubrieron altos índices de radiación en la parte inferior de otros dos.

En estas cisternas, de las que hay cerca de 1.000 repartidas por toda la central, se almacena parte del agua altamente radiactiva acumulada en los sótanos de los reactores, que se incrementa a diario por la filtración de líquido procedente del sistema de refrigeración y de los acuíferos bajo la planta.

La nueva dotación especial de trabajadores creada por TEPCO estará formada por cerca de un centenar de operarios, liderados por el presidente de la eléctrica, Naomi Hirose, y gestionados desde la planta por el vicepresidente, Zengo Aizawa.

Aproximadamente 50 trabajadores del contingente reforzarán el equipo de manera inmediata y se responsabilizarán del estado de los tanques y de inspeccionar y reportar posibles daños en las cubiertas de estas unidades.

Estos operarios contarán con dosímetros para medir la radiación y termógrafos capaces de identificar el nivel de agua dentro de los tanques, lo que permitirá individualizar fugas con una simple inspección visual.

En concreto, esta dotación centrará su investigación en los cerca de 350 tanques del mismo modelo que los tres que hasta el momento han resultado defectuosos.

Se trata de depósitos de fabricación rápida y económica en los cuales se ha empleado resina para unir las juntas, en vez de soldadura, como se realiza habitualmente.

Hasta el momento, TEPCO no ha logrado desvelar las causas de las filtraciones, mientras se afana por completar inspecciones en todos estos modelos de tanques, construidos de forma apresurada tras el inicio de la crisis nuclear en marzo de 2011.

Además, los operarios han procedido a transferir el agua contaminada desde los tanques defectuosos y excavado alrededor de ellos para recoger muestras de tierra de cara a buscar trazos de radiación en el subsuelo por posibles filtraciones desde su base.

Las nuevas contramedidas de TEPCO se anunciaron en la víspera con motivo de la visita a la planta de Fukushima del ministro japonés de Industria, Toshimitsu Motegi, que trasladó a la operadora el apoyo del Gobierno.

El Ejecutivo dará “un paso adelante” en su ayuda a TEPCO, apuntó el ministro, en el objetivo de resolver las fugas en la maltrecha central nuclear que, según estiman, filtra al mar unas 300 toneladas diarias de agua radiactiva.

Motegi además solicitó a TEPCO reforzar sus mecanismos para acabar con las fugas y a poner en marcha lo antes posible un nuevo sistema de tratamiento del agua contaminada, que la operadora utiliza para mantener los reactores en “parada fría”.

Este nuevo Sistema de Procesamiento Avanzado de Líquido (ALPS), fabricado por Toshiba, se espera que sea capaz de eliminar hasta 62 de los 63 tipos de material radiactivo presentes en el agua, lo que solventaría en parte el problema de su almacenaje.

A primeros de agosto, el Gobierno nipón manifestó su disposición de involucrarse a nivel logístico y financiero para resolver el “problema urgente” del agua contaminada en la planta con medidas “rápidas y eficaces”, para lo que no descarta usar fondos reservados.

Entre ellas, barajan verter al océano agua con bajos niveles de radiación o congelar el subsuelo alrededor de los reactores para crear un muro que bloquee el paso del agua, en su objetivo de poner fin a las fugas radiactivas, actualmente el principal desafío para acabar con la crisis en Fukushima.

Javier Picazo Feliú

—————————————————————————————————————————————————————————————-

07 DE AGOSTO DE 2013

Al día, 300 toneladas de agua radioactiva son vertidas al océano

ABC Color

Más datos acerca de la fuga de agua radioactiva de la central nuclear de Fukushima van siendo conocidas día tras día sin que se sepan aún sus efectos sobre el medio ambiente, afirma el periódico francés Le Monde.

Central nuclear de Fukushima en Japón.

Central nuclear de Fukushima en Japón. / Archivo, ABC Color

El gobierno japonés admitió públicamente que estima en 300 toneladas diarias la cantidad de agua radioactiva que está siendo vertida al océano Pacífico, dos años después de la catástrofe nuclear causada por el sismo y posterior tsunami en marzo de 2011.

A fin de julio, TEPCO (Tokyo Electric Power), la empresa que opera la central nuclear de Fukushima, confirmó que el agua cargada de tritio, estroncio, cesio y otros elementos radioactivos que se encontraban acumulada de manera subterránea habían llegado al océano, razón por el cual la autoridad nuclear japonesa ha iniciado una investigación para descubrir las causas de la fuga y la supervisión de la contaminación del océano Pacífico.

TEPCO, quien ha sido criticado por la manera de administrar el incidente, ha decidido tomar medidas para detener la fuga.

Por ahora, el operador se esfuerza en la construcción de un muro enterrado entre la central y el océano así como el aumento de contenedores para almacenamiento de agua radioactiva de manera a evitar las fugas subterráneas.

————————————————————————————————————————————————————————————–

TRAS EL DESASTRE DE FUKUSHIMA

TEPCO no puede confirmar la cantidad de agua radiactiva vertida al Pacífico

Central Nuclear En La Prefectura De Fukushima, Japón

Foto: REUTERS

TOKIO, 7 Ago. (Reuters/EP) –  Europa Press

La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), la empresa propietaria de la central nuclear de Fukushima, ha anunciado este miércoles que no puede confirmar el volumen exacto de agua radiactiva contaminada que se ha vertido hasta ahora al océano Pacífico.

“Actualmente no podemos decir con exactitud la cantidad de agua radiactiva contaminada que se ha filtrado hacia el océano”, ha declarado el portavoz de TEPCO, Noriyuki Imaizumi, a pesar de las declaraciones del Gobierno.

El Gobierno de Japón considera que el agua contaminada que se ha vertido hasta el momento al océano Pacífico es de aproximadamente unas 300 toneladas diarias, ha indicado un responsable del Ministerio de Industria ante los medios.

El 11 de marzo de 2011, el terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter y el posterior tsunami que sacudieron la prefectura de Fukushima causaron, además de la muerte de más de 15.000 personas, uno de los peores accidentes nucleares de la historia, comparable al de Chernóbil (en la desaparecida URSS) de 1985.

Desde entonces, los operarios de TEPCO han intentado enfriar la central nuclear bombeando agua hacia sus instalaciones y depurándola posteriormente con unos sistemas especiales para garantizar la seguridad ambiental.

————————————————————————————————————————————————————————————

Japón califica de “urgente” el problema del agua contaminada de Fukushima

(AFP)

TOKIO — El agua contaminada de la central nuclear de Fukushima que se vierte al mar es un problema “urgente” y las autoridades reforzarán su implicación para resolverlo, anunció este miércoles el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

“Estabilizar la central de Fukushima es nuestro desafío. Y en particular el agua contaminada representa un problema urgente que suscita mucha inquietud entre la población”, explicó Abe durante una reunión de un comité de crisis gubernamental para tratar el asunto. El problema más grave que enfrenta desde hace semanas la compañía de electricidad Tokyo Electric Power (Tepco) es impedir que el agua subterránea contaminada por la fuerte radiactividad se vierta al Océano Pacífico.

Este miércoles, un responsable del ministerio de Industria (METI) indicó a AFP que un nuevo escape de agua radioactiva hacia el océano había sido descubierto recientemente. “Según nuestras estimaciones, aproximadamente 300 toneladas de agua escapan todos los días. Sin embargo, no es seguro que el agua sea altamente radioactiva. Nosotros pensamos que este escape dura desde hace dos años”, precisó esa fuente.

La compañía Tepco, que lucha desde marzo de 2011 para hacer frente a las consecuencias del sismo y el tsunami que afectaron a su central nuclear de Fukusima Daiichi (220 kilómetros al noreste de Tokio), tuvo que reconocer por primera vez a finales de julio que una parte del agua contaminada se vertía en el mar. Abe, que instó al ministerio de Industria a tomar “medidas rápidas y eficaces” al respecto, precisó que el Estado participaría a partir de ahora en la financiación de la gestión del problema del agua contaminada.

Japón, junto a las compañías de electricidad del país, ha destinado cerca de 3,8 billones de yenes (cerca de 30.000 millones de euros) a un fondo creado para apoyar a Tepco en la gestión de la catástrofe. El dinero se ha destinado hasta ahora a la protección de la central y a indemnizar a más de un millón de personas afectadas.

La autoridad encargada de la regulación del sector nuclear de Japón, que anunció a finales de julio una investigación sobre las causas de la filtración de agua contaminada en el subsuelo de la central, ordenó el viernes a Tepco la aceleración de los trabajos de contención del agua.

————————————————————————————————————————————————————————————–

El Gobierno japonés toma las riendas de la gestión de la crisis de Fukushima

El Gobierno sopesa destinar fondos públicos para detener las fugas

La operadora de la planta alertó de la acumulación de agua contaminada en los reactores

 Pekín 7 AGO 2013 – El País.com (España)
Barrera desplegada en el Pacifico cerca a los reactores 1 y 2 de la central nuclear de Fukushima. / EFE

El Gobierno japonés ha decidido tomar las riendas de la gestión de la crisis de la central nuclear de Fukushima. El primer ministro, Shinzo Abe, ha asegurado este miércoles que el Ejecutivo se va a implicar directamente en la resolución del problema, para entre otros, evitar el vertido de más agua subterránea radiactiva al mar, en lugar de depender únicamente de la compañía propietaria de la planta —Tokyo Electric Power (Tepco)—, cuya labor ha sido muy criticada. Abe ha dicho que se trata de “una cuestión urgente”.

El primer ministro ha ordenado al Ministerio de Economía, Comercio e Industria –que supervisa a la industria nuclear- que afronte de manera urgente la situación del agua contaminada y garantice que Tepco emprende las acciones adecuadas para la limpieza y el desmantelamiento de la central; una tarea que se prevé que lleve alrededor de 40 años y cueste 11.000 millones de dólares (8.290 millones de euros). “No dejaremos esto en manos de Tepco, sino que prepararemos una estrategia gubernamental. Dirigiremos a Tepco para asegurarnos de que hay un plan rápido y polifacético”, ha señalado Abe en una reunión ministerial, informa Bloomberg.

Poco antes, Yoshihide Suga, secretario jefe de Gabinete de Abe, ha afirmado que el Gobierno está considerando aportar fondos públicos para hacer frente a la crisis, aunque el primer ministro no ha revelado nada en este sentido. Suga, máximo portavoz del Ejecutivo, ha reconocido que la acumulación de agua contaminada en la central es un problema muy grave. El Ministerio de Economía estima que se filtran 300 toneladas diariamente al mar en Fukushima.

La entrada en acción de Abe se produce después de que el lunes pasado la Autoridad de Regulación Nuclear asegurara que el agua radiactiva que se ha acumulado en la instalación ha superado probablemente el nivel de la barrera subterránea prevista para contenerla y se está filtrando hacia el mar por encima de los niveles legales admitidos, lo cual ha creado una situación de “emergencia” a la que Tepco no ha prestado atención suficiente.

En mayo, Tokio ordenó a Tepco que construyera nuevas barreras alrededor de los reactores para frenar el agua utilizada para refrigerarlos, ya que se cree que las protecciones actuales se verán pronto desbordadas. “Dado que esta construcción de muros no tiene precedente en el mundo, creemos que el Gobierno debe intervenir y apoyar el plan”, ha dicho Suga. El coste de la iniciativa se estima en 40.000 millones de yenes (310 millones de euros).

“El empeoramiento de las fugas de agua contaminada en la planta nuclear de Fukushima prueba que Tepco es incapaz de gestionar el desastre”, dijo ayer la organización ecologista Greenpeace. “Las autoridades de Japón deben intervenir ahora y garantizar que se actúa para detener las filtraciones”.

El periódico Nikkei ha publicado que los fondos públicos serán utilizados para congelar el suelo con objeto de evitar que las aguas subterráneas entren en los edificios de los reactores. Los técnicos tienen que bombear unas 400 toneladas diarias de agua subterránea que fluye desde las colinas cercanas hacia los sótanos de los edificios destruidos de la central, donde se mezcla con agua muy radiactiva utilizada en la refrigeración de los reactores.

Tepco está intentado evitar que el agua llegue a la instalación mediante una desviación. También ha estado trabajando desde mayo con el Ministerio de Industria en una propuesta para congelar el suelo, una técnica similar a la utilizada para evitar que las aguas subterráneas inunden las obras en las líneas de metro. Pero los expertos afirman que mantener controlada la temperatura del terreno durante meses o años sería muy costoso. Otros creen que es muy difícil impedir las filtraciones de esta forma y que sería mejor bombear el agua antes de que alcance la central.

Tepco admitió el mes pasado por primera vez lo que se sospechaba desde hacía tiempo, que agua subterránea contaminada estaba llegando al océano. El viernes pasado dio una estimación del tamaño de la fuga de tritio radiactivo al mar desde que se produjo la catástrofe: entre 20 billones y 40 billones de becquereles desde mayo de 2011. Esto supone entre 10 y 100 veces el volumen liberado en un año con la central en funcionamiento normal, o, según Tepco, más o menos el equivalente a lo que permitían las normas de seguridad antes del accidente: 22 billones de becquereles al año.

La crisis de la central atómica de Fukushima fue desencadenada por el tsunami que asoló la costa noreste de Japón en marzo de 2011. El maremoto provocó explosiones y fusiones en los reactores, en el peor accidente nuclear que ha sufrido el mundo desde Chernóbil en 1986.

Las críticas a la gestión de la crisis de Fukushima por parte de Tepco ha complicado también los esfuerzos de Tokio para volver a poner en marcha sus 50 centrales nucleares, casi todas las cuales han sido paralizadas desde la catástrofe por miedo sobre su seguridad.

—————————————————————————————————————————————————————————————

Nueva emergencia en Fukushima podría afectar al Pacífico

Lunes, 5 de agosto de 2013
Trabajadores de la planta de FukushimaEn julio, los trabajadores de la planta reportaron haber visto vapor en el edificio de uno de los reactores dañados.

La planta nuclear de Fukushima enfrenta una nueva emergencia debido a la acumulación de grandes cantidades de agua altamente radioactiva que puede filtrarse al Océano Pacífico. El gobierno japonés exigió a la compañía operadora de la planta TEPCO, que tome medidas urgentes.

El agua subterránea contaminada traspasó una barrera bajo tierra y está subiendo hacia la superficie y excediendo los límites legales de descarga radiactiva, dijo Shinji Kinjo, director de un equipo de trabajo de la Autoridad Regulatoria Nuclear (NRA, por su sigla en inglés), a la agencia Reuters.

“Tenemos una emergencia”, agregó.

Tepco ha sido ampliamente criticado por su fracaso para prepararse para el masivo tsunami y terremoto de 2011 que devastó su planta de Fukushima.

En las primeras semanas del desastre, el gobierno japonés permitió a TEPCO arrojar decenas de miles de toneladas de agua contaminada en el Pacífico en una medida de emergencia, pero esa acción fue duramente criticada por países vecinos y pescadores locales.

La planta bombea unas 400 toneladas por día de agua subterránea proveniente desde las laderas que rodean la planta nuclear hacia los subsuelos de los edificios destrozados, que se mezcla con agua altamente irradiada que es usada para enfriar los reactores a un estado estable por debajo de los 100 grados Celsius, según informó la agencia Reuters.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

Nueva emergencia en Fukushima al aflorar agua subterránea radiactiva

PABLO M. DÍEZ / CORRESPONSAL EN ASIA
Día 05/08/2013 – ABC.es

Junto a las filtraciones al Pacífico, el problema es qué hacer con el agua contaminada con que se riegan los reactores fundidos para enfriarlos

Casi dos años y medio después del tsunami que golpeó la central nuclear de Fukushima 1 y provocó el peor desastre atómico desde Chernóbil,Japón sigue sufriendo sus fugas radiactivas. Tras las explosiones que en los días posteriores al tsunami fundieron total o parcialmente tres de sus seis reactores, liberando a la atmósfera gran cantidad de yodo y cesio tóxicos, la planta también ha vertido al Océano Pacífico parte del agua contaminada con que se están regando los núcleos para mantenerlos estables a menos de 100 grados.

Lo peor de todo es que durante los últimos días ha surgido un nuevo problema: el agua subterránea que, con dosis de radiación superiores a las permitidas, está aflorando a la superficie tras escaparse por una brecha de la barrera construida para retenerla en su sitio. «Ahora mismo tenemos una emergencia», explicó a la agencia Reuters el jefe de la Autoridad de Regulación Nuclear, Shinji Kinjo, quien criticó el «débil sentido de crisis» de Tepco, la eléctrica que gestiona la siniestrada planta.

Agua radiactiva vertida al mar

De momento, las autoridades no saben la cantidad de agua subterránea radiactiva que se está filtrando al mar, pero el periódico «Asahi Shimbun» informó el sábado de que brotará a la superficie en un plazo de tres semanas. Este nuevo contratiempo mina los trabajos de Tepco y las autoridades niponas, que han destinado un presupuesto de 11.000 millones de dólares (8.293 millones de euros) para descontaminar la planta.

Con tres núcleos fundidos que siguen emitiendo radiactividad y no pueden ser retirados, el problema principal es qué hacer con el aguaque se está utilizando para regarlos, que se ha contaminado y se está acumulando tanto en los sótanos de la planta como en los depósitos instalados por Tepco. El viernes, la compañía reconoció que probablemente se habrían vertido al mar entre 20 y 40 billones de becquerelios de tritio radiactivo, otro componente químico que según Tepco no es tan dañino como el cesio o el estroncio que también ha liberado la planta.

Aunque la eléctrica insiste en que dichos niveles se encuentran dentro de los límites legales, tanto el Gobierno de Japón como los pescadores que faenan en aguas cercanas a Fukushima se muestran muy preocupados por la radiación que puede afectar al Pacífico. Con una piscina olímpica de agua contaminada llenándose cada semana y los depósitos al límite, Tepco ha pedido permiso para efectuar nuevos vertidos con bajos niveles de radiactividad mientras intenta detener las filtraciones subterráneas.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Un bloguero recopila imágenes de vegetales mutados tras el accidente de Fukushima

ABC.ES / MADRID
Día 18/07/2013 –

Las instantáneas muestran tomates con forma de tumor, melocotones siameses o lechugas gigantes

Tomates con forma de tumor, lechugas gigantescas, melocotones siameses, berenjenas fusionadas… Casi dos años y medio después del devastador terremoto y posterior tsunami que arrasaron la costa japonesa, causaron cerca de 15.000 muertos y dañaron gravemente la central nuclear de Fukushima Daiichi, siguen registrándose nuevos y preocupantes efectos derivados del accidente nuclear más grave desde el desastre de la central nuclear de Chernobyl, en 1986.

Según demuestran una serie de fotografías subidas a la web de almacenamiento de imágenes Imgur.com, que muestran vegetales y plantas visiblemente mutados, la flora de la región ha quedado notablemente alterada por el escape nuclear.

Sin embargo, estos no son los primeros efectos detectados del escape nuclear. Apenas cinco meses después del desastre, niveles importantes de Cesio 137 y 134 fueron aislados en atunes cerca de la ciudad estadounidense de San Diego (California). Las cantidades son diez veces superiores a las detectadas en años anteriores. También se encontró un conejo que había nacido sin orejas vagando por las cercanías de la central.

El año pasado investigadores de la Universidad Ryukyu de Okinawa demostraron la existencia de un aumento de las mutaciones en los genes que contienen información para el desarollo de la forma de las alas y los ojos. Como consecuencia, los animales tenían los ojos dañados y las alas más pequeñas de lo normal. Además, los científicos comprobaron que dichas anomalías genéticas se reproducían entre un 18 y un 34 de las ocasiones, en su segunda y tercera generación, pese a haberse apareado con mariposas sanas crecidas fuera de la zona afectada por la radiación.

Timothy Mousseau, un profesor de biología de la Universidad de South Carolina dedicado al estudio de la radiación en las cercanías de Fukushima, explicó a la cadena de televisión norteamericana ABC que existen pruebas del aumento de las mutaciones en el área, pero que aún hace falta analizar más las muestras antes de extraer conclusiones definitivas. «Las fotos de los vegetales mutados son sugerentes, pero de momento, son solo anecdóticas. Investigadores cualificados necesitan verificar científicamente las mutaciones», explicó.

————————————————————————————————————————————————————————————

El índice de radiación del agua de Fukushima aumenta 47 veces en 5 días

Los datos se han revelado tras analizar uno de los pozos situado entre los reactores y el mar

Los técnicos no saben por qué el agua subterránea ha elevado tan rápido el nivel

 Tokio 6 AGO 2013 – El País.com (España)

REUTERS-

El índice de radiactividad detectada en el agua subterránea bajo la central de Fukushima se ha incrementado en unas 47 veces en los últimos cinco días, según revelan las muestras extraídas de uno de los pozos situado entre los reactores y el mar, e informa el diario Asahi.

Los datos recogidos recientemente por el operador de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), muestran sustancias radiactivas con cerca de 56.000 becquereles por litro en el agua subterránea analizada que, proveniente de las zonas colindantes, se contamina al entrar en los sótanos de los accidentados reactores atómicos. El pasado 23 de julio la operadora reconoció, por primera vez desde que se decretara la crisis nuclear en marzo de 2011, la filtración al mar de este agua subterránea.

En este sentido, para evitar su salida al mar, TEPCO ha construido unas barreras subterráneas en los sótanos y ha comenzado a principios de esta semana a bombearla y almacenarla en tanques contenedores, según ha adelantado hoy la cadena NHK.

A pesar de que TEPCO tenía estipulado comenzar a drenar este agua subterránea a finales de mes, ha decidido adelantar este proceso siguiendo las recomendaciones de la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA), y ante el incremento constante del volumen de líquido detectado en los sótanos de las unidades nucleares.

Por el momento, los técnicos de la central desconocen los motivos por los que el agua subterránea ha elevado tan rápidamente sus niveles de radiación. La principal preocupación en las labores para desmantelar la central es la acumulación del agua contaminada en el subsuelo de los edificios que albergan los reactores, y que se incrementa a diario por la filtración del agua subterránea.

Para aislarlo, la eléctrica cuenta dentro del complejo nuclear con cerca de 1.000 contenedores en los que almacena este agua radiactiva, parte de la cual utiliza, una vez retirada la sal y las partículas radiactivas, para enfriar los reactores

Tras el accidente nuclear de Fukushima, el peor desde Chernóbil en 1986, cerca de 3.500 trabajadores luchan a diario en la central japonesa para dar por concluida la crisis atómica, una labor que se estima se prologará durante los próximos 30 o 40 años. EFE

————————————————————————————————————————————————————————————-

Japón dice que la fuga de agua radiactiva en Fukushima es una “emergencia”

El agua radiactiva en la central ha superado el nivel de la barrera subterránea para contenerla

  Pekín 5 AGO 2013 – El País.com (España)
Vista aérea de la central nuclear de Fukushima en marzo de 2011. / REUTERS

La crisis de la central nuclear de Fukushima (Japón), desencadenada por el tsunami de marzo de 2011 que mató a 18.500 personas, continúa deparando sorpresas negativas. El agua radiactiva en la instalación ha superado probablemente el nivel de la barrera subterránea prevista para contenerla, lo que presenta una situación de “emergencia” a la que la compañía propietaria de la planta —Tokyo Electric Power (Tepco)— no ha prestado suficiente atención, según asegura la Autoridad de Regulación Nuclear.

El organismo afirma que el agua contaminada se está filtrando probablemente hacia el mar por encima de los niveles legales admitidos, según ha señalado uno de sus directivos, Shinji Kinjo, informa Reuters. “En este momento, tenemos una situación de emergencia”, ha dicho Kinjo, al tiempo que ha reconocido que hay “una posibilidad bastante alta” de que el agua radiactiva subterránea haya roto la barrera y esté subiendo hacia la superficie del terreno. Tepco afirma que ha tomado varias medidas para prevenir que el líquido tóxico llegue a la bahía, cerca de la central.

No está claro el nivel de gravedad que puede suponer el posible aumento de agua contaminada. En las semanas que siguieron al desastre que destruyó la instalación atómica hace ya más de dos años, el Gobierno japonés permitió a Tepco verter decenas de miles de toneladas de agua en el océano Pacífico como medida de emergencia. La decisión fue muy criticada por los pescadores locales y países vecinos, y la compañía había prometido que no dejaría que agua contaminada llegara de nuevo al mar sin el permiso de las localidades cercanas.

Tepco hizo pública el viernes pasado, por primera vez, una estimación del tamaño de la fuga de tritio radiactivo al mar desde que se produjo la catástrofe: entre 20 billones y 40 billones de becquerels desde mayo de 2011. Esto supone entre 10 y 100 veces el volumen emitido durante un año con la planta en funcionamiento normal, o, según Tepco, aproximadamente el equivalente a lo que permitían las normas de seguridad antes del accidente: 22 billones de becquereles al año para el conjunto de los seis reactores de la central. La empresa ha asegurado que va a estimar también el flujo de estroncio, que tiene un efecto más pernicioso en el medioambiente y tiende a acumularse en los huesos humanos.

El tsunami provocó fusiones en los reactores de Fukushima y forzó la evacuación de decenas de miles de personas, en el peor accidente nuclear que ha sufrido el mundo desde Chernóbil en 1986. Hasta el mes pasado, Tepco no confirmó las sospechas surgidas desde hace tiempo de que el agua radiactiva se estaba filtrando al mar.

Tepco ha tenido que hacer frente desde que se produjo el desastre a una gran cantidad de agua contaminada, generada como resultado de las inyecciones del líquido para enfriar los reactores dañados.

La gestión de la catástrofe ha estado rodeada de secretismo, lo que ha provocado numerosas críticas tanto dentro como fuera de Japón. Expertos nucleares acusaron el mes pasado a Tepco de falta de transparencia sobre las fugas. “Estas acciones indican que tú (Tepco) no sabes lo que estás haciendo, no tienes un plan y no estás haciendo todo lo que puedes para proteger el medioambiente y a la gente”, afirmó Dale Klein, exdirector de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, en una conferencia en Tokio, informa France Presse.

La prensa japonesa ha arremetido también contra la compañía. “Después de casi 30 meses, Tokyo Electric Power ha dado pocas razones para que se confíe en su capacidad de gestionar el agua radiactiva que se está fugando” de Fukushima, afirmaba el sábado pasado el diario Asahi Shimbun. Según el periódico, “los pescadores y los residentes han perdido la paciencia por los muchos reveses en los preparativos de Tepco para el desmantelamiento de los reactores”.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Fukushima lleva dos años filtrando residuos radioactivos al mar

El Regulador nuclear reconoce que no se sabe exactamente de dónde vienen, ni cómo frenarlos

  /  Tokio / Madrid 11 JUL 2013 – El País.com (España)
El accidente de la planta nipona, en la foto, ha obligado a reforzar la seguridad nuclear en todo el mundo. / AP

La dolorida central nuclear de Fukushima (Japón) se encuentra en una nueva encrucijada a la que las autoridades aún no encuentran explicación, ni solución. Shuniki Tanaka, el responsable de la Agencia de regulación nuclear nipona (NRA) aseguró el miércoles que ninguno de sus técnicos se explica el motivo por el que se están produciendo fugas de agua contaminada desde la planta al mar, ni como pararlas. Las filtraciones se han producido al menos en los dos últimos años, según el diario New York Times.

La operadora de la central, Tokyo Electric Power, ha detectado incrementos en la cantidad de cesio radiactivo, estroncio y tritio en las aguas subterráneas aledañas a la planta, algo que ha acelerado aún más su urgencia para detectar cualquier fuga. La gestora, también conocida como Tecpco, asegura que la contaminación por cesio 134 se ha multiplicado por 90 en pocos días. En junio ya se hallaron valores elevados de estroncio 90 y tritio en una fuente cerca de las turbinas del reactor dos, a sólo unos metros del mar. Estas sustancias pueden provocar graves daños en el cuerpo humano y se las relaciona con un aumento de riesgo de padecer cáncer.

Los trabajadores han estado lanzando agua encima de los tres reactores dañados para mantenerlos fríos durante más de dos años

El terremoto y el tsunami que devastó en lugar el 11 de marzo de 2011 dejó la central nuclear gravemente devastada. Se produjeron fusiones del núcleo en tres de sus seis reactores. Uno de los principales problemas ha sido la filtración de aguas subterráneas en los sótanos de los edificios de los reactores dañados. Según la portavoz de Tepco, Mayumi Yoshida, los trabajadores han estado lanzando agua encima de los tres reactores dañados para mantenerlos fríos durante más de dos años. “El agua contaminada ha crecido al ritmo de una piscina olímpica por semana”, calcula. Ese líquido se almacena en decenas de tanques en la planta, pero no se ha detenido el flujo de entrada.

Hasta hace bien poco la empresa negaba rotundamente que la radiación estuviera llegando al océano. Había varios estudios independientes, uno de ellos de la Universidad de Tokio de Ciencias Marinas y Tecnología, que decían justo lo contrario.

Hasta hace poco la gestora de la central negaba rotundamente que la radiación estuviera llegando al océano

Mientras se buscan soluciones para Fukushima, cuatro empresas de servicios públicos han pedido solicitud para construir diez reactores, peticiones que ahora tendrá que estudiar el organismo regulador nuclear, con apenas 80 personas en plantilla. En Japón hay 50 reactores y sólo 2 están activados actualmente.

———————————————————————————————————————————————————————————–

06 de agosto de 2013

El índice de radiación del agua de Fukushima se incrementa

Terra Chile

Los datos recogidos recientemente por el operador de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), muestran sustancias radiactivas con cerca de 56.000 becquereles por litro en el agua subterránea analizada que, proveniente de las zonas colindantes, se contamina al entrar en los sótanos de los accidentados reactores atómicos.

Trabajadores de la operadora Tokyo Electric Power Co. trabajan cerca de tanques de agua radiactiva en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi, en Japón Foto: AP
Trabajadores de la operadora Tokyo Electric Power Co. trabajan cerca de tanques de agua radiactiva en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi, en Japón
Foto: AP

El índice de radiactividad detectada en el agua subterránea bajo la central de Fukushima se ha incrementado en unas 47 veces en los últimos cinco días, según revelan las muestras extraídas de uno de los pozos situado entre los reactores y el mar, informó hoy el diario Asahi.

Los datos recogidos recientemente por el operador de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), muestran sustancias radiactivas con cerca de 56.000 becquereles por litro en el agua subterránea analizada que, proveniente de las zonas colindantes, se contamina al entrar en los sótanos de los accidentados reactores atómicos.

El pasado 23 de julio la operadora reconoció, por primera vez desde que se decretara la crisis nuclear en marzo de 2011, la filtración al mar de este agua subterránea.

En este sentido, para evitar su salida al mar, TEPCO ha construido unas barreras subterráneas en los sótanos y ha comenzado a principios de esta semana a bombearla y almacenarla en tanques contenedores, según adelantó hoy la cadena NHK.

A pesar de que TEPCO tenía estipulado comenzar a drenar este agua subterránea a finales de mes, ha decidido adelantar este proceso siguiendo las recomendaciones de la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA), y ante el incremento constante del volumen de líquido detectado en los sótanos de las unidades nucleares.

Por el momento, los técnicos de la central desconocen los motivos por los que el agua subterránea ha elevado tan rápidamente sus niveles de radiación.

Actualmente, la principal preocupación en las labores para desmantelar la central es la acumulación del agua contaminada en el subsuelo de los edificios que albergan los reactores, y que se incrementa a diario por la filtración del agua subterránea.

Para aislarlo, la eléctrica cuenta dentro del complejo nuclear con cerca de 1.000 contenedores en los que almacena este agua radiactiva, parte de la cual utiliza, una vez retirada la sal y las partículas radiactivas, para enfriar los reactores

Tras el accidente nuclear de Fukushima, el peor desde Chernóbil en 1986, cerca de 3.500 trabajadores luchan a diario en la central japonesa para dar por concluida la crisis atómica, una labor que se estima se prologará durante los próximos 30 o 40 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: