Estados Unidos, listo para un ataque inminente sobre Siria


————————————————————————————————————————-

Estados Unidos, listo para un ataque inminente sobre Siria

EEUU contempla un par de días de ataques a objetivos militares, según ‘The Washington Post’

 Washington 28 AGO 2013 – El País.com (España)

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. / REUTERS – LIVE!

Estados Unidos está listo para un ataque sobre Siria, que podría ser inminente: el dispositivo militar está en posición de combate, las razones han sido expuestas a la opinión pública, el Congreso ha sido informado, se ha obtenido el imprescindible respaldo de una parte sustancial de la comunidad internacional y ha sido descartada cualquier otra alternativa.Todo está preparado para que el presidente Barack Obama dé la orden, que la comunicará al mismo tiempo a toda la nación.

“Hemos desplazado los medios necesarios para cumplir con la opción que el presidente desee tomar, estamos listos para actuar al instante”, dijo ayer el secretario de Defensa, Chuck Hagel en una entrevista a la BBC. “Eso ocurrirá en coordinación con nuestros aliados”, añadió. “Tiene que haber una respuesta y la habrá”, certificó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, quien explicó que sería contraproducente para los intereses norteamericanos permitir que otros regímenes crean que pueden utilizar impunemente armas químicas. Por su parte, el vicepresidente de EE UU, Joe Biden, ha asegurado que “no hay duda” de que el régimen es el responsable del “atroz” ataque químico.

El Gobierno no precisó los medios que serán utilizados en esa operación, pero EE UU tiene varios barcos de guerra en el Mediterráneo armados con misiles de crucero y aviones en distintas bases de la zona con capacidad de bombardear fuera del alcance de la artillería antiaérea siria. También Francia y el Reino Unido poseen flotas en la región y han desplazado aviones con el armamento preciso para contribuir al ataque.

Ninguno de los tres países está ya a la espera de informes de Naciones Unidas ni de ninguna otra baza diplomática que pudiera impedir la intervención militar. Los tres, así como Turquía, la Liga Árabe, Canadá y Australia, con cuyos jefes de Gobierno habló Obama el lunes y martes, comparten la convicción de que Siria utilizó armas químicas en suataque de la semana pasada contra posiciones rebeldes en las afueras de Damasco y no creen necesario esperar a que concluya su trabajo la misión de inspectores de la ONU que actualmente está en Damasco, menos aún después de que ese equipo anunciase este martes un retraso de sus investigaciones. Ninguno de los tres gobiernos alude ya a esa misión y, en realidad, solo se está a la espera de que Obama decida el momento más conveniente para actuar.

Este podría llegar incluso esta misma semana. Varios medios de comunicación norteamericanos anticipaban, citando altos funcionarios de la Administración, que el ataque podría ocurrir este mismo jueves. Este miércoles Obama participará en un acto muy importante para conmemorar el 50 aniversario del discurso de Martin Luther King I have a dream. No parece el momento ideal de empezar una guerra. Pero todas esas consideraciones son en este momento secundarias frente a otras de carácter técnico-militar que, probablemente, decidirán la hora H del día D.

El Gobierno norteamericano ha estado sugiriendo últimamente que el ataque será limitado, pero es difícil anticipar qué significa ese concepto. El mero lanzamiento de unos cuantos misiles de crucero durante un par de días, serviría para mandar un mensaje al régimen sirio sobre la intolerancia de la comunidad internacional a sus métodos de combate, pero difícilmente tendría un impacto sobre la marcha de la contienda civil ni sobre la supervivencia del propio Bachir al Asad, sobre quien Obama dijo hace más de dos años que tendría que dejar el poder.

Una operación militar más larga y profunda, con el uso sostenido de la aviación, por ejemplo, multiplicaría, a su vez, los riesgos evidentes de una intervención de esta naturaleza en uno de los puntos más peligrosos del mundo, con Líbano e Israel, entre otros, en la frontera con Siria.

Que todo esté preparado para un ataque no significa necesariamente que esté bien preparado. De hecho, se aprecian ya varios inconvenientes. Aunque se han trasladado a la opinión pública los argumentos que justifican la acción –especialmente, el hecho de que EE UU no puede tolerar el uso de un arma tan cruel como los gases venenosos, sobre todo cuando el presidente norteamericano había advertido previamente que no se hiciera- la población es todavía reacia a este ataque: solo un 9% lo apoya, y un 25% lo haría en el caso de que se demostrase la utilización de armas químicas, según una encuesta deThe Washington Post.

Al mismo tiempo, aunque la Casa Blanca asegura que el Congreso ha sido informado de los planes del presidente, varios congresistas reclaman datos más precisos y recomiendan una aprobación específica de parte de ambas cámaras. Es poco probable que Obama atienda a esa recomendación, pero está obligado por ley a solicitar la aprobación en el caso de que la participación militar norteamericana se extienda por más de dos meses.

Parece que la voluntad de la Administración es que no sea necesario un plazo tan largo. El ejemplo al que se acude es el de la intervención en Libia en 2011, cuando EE UU atacó solo durante los primeros días y dejó después el peso de la campaña aérea a sus aliados europeos. Pero esta vez no va a ser fácil repetir ese modelo, en parte porque Francia y el Reino Unido no tienen capacidad militar para una actuación así en Siria, y en parte porque la ofensiva sobre ese país es mucho más compleja desde todos los puntos de vista.

Otros de los aspectos controvertidos de la operación que se avecina es la de su legitimidad. Aunque en el pasado se ha intervenido militarmente sin el respaldo de la ONU –la más destacada, la de la OTAN en los Balcanes- los participantes en este ataque van a tener algunas dificultades para justificar legalmente su acción, particularmente si se producen víctimas civiles, lo que no es descartable.

Biden: “No hay duda de que el régimen es el autor del ataque químico”

EFE

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha afirmado este martes que “no hay duda” de que el régimen sirio es el “responsable” del “atroz” ataque químico ocurrido el 21 de agosto a las afueras de Damasco y que supone una violación de una norma internacional “esencial”.

Biden, durante un discurso ante veteranos de la Legión Estadounidense en Houston, ha insistido en señalar al Gobierno de Bashar al Assad como autor del bombardeo del pasado miércoles, en el que según los rebeldes sirios cientos de civiles perdieron la vida.

“Se han usado armas químicas. Todo el mundo lo reconoce. Nadie duda de que hombres, mujeres y niños inocentes han sido víctimas de ataques con armas químicas en Siria”.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Obama plantea tres días de bombardeos por mar y aire sobre posiciones de Assad

EMILI J. BLASCO / CORRESPONSAL EN WASHINGTON
Día 28/08/2013 – ABC.es

En ningún caso está contemplada una operación terrestre con soldados de la OTAN. Los misiles Tomahawk se dirigirían contra bases militares

Estados Unidos se prepara para un ataque contra Siria, consistente probablemente en el lanzamiento de misiles contra instalaciones militares, que podrían prolongarse durante dos o tres días. El ataque, concebido como castigo, sin ánimo de una mayor involucración en el conflicto, sería llevado a cabo sin autorización de las Naciones Unidas y podría tener lugar esta misma semana, según altos cargos del Pentágono consultados por los medios estadounidenses. La cadena NBC llegó a apuntar al jueves como posible día del comienzo de las ráfagas de misiles, que se lanzarían desde la flota que Estados Unidos tiene desplegada en el Mediterráneo.

Las Casa Blanca precisó que «no hay decisión todavía» y que «cuando el presidente tenga que hacer un anuncio lo hará». Pero las palabras del portavoz de Obama, Jay Carney, fueron tajantes sobre la culpabilidad del régimen sirio en el uso de armas químicas contra civiles a las afueras de Damasco, concretamente en el barrio de Jobar, el pasado día 21 de agosto. «No hay duda» de que Bashar al Assad utilizó agentes químicos. «Una cuidadosa revisión de los hechos así lo indica», aseguró Carney. Estas declaraciones se basan en un informe de inteligencia que la Casa Blanca podría publicar parcialmente esta misma semana.

Listos para actuar

El secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, por su parte aseguró que el Pentágono «está listo» para actuar en el caso de que lo ordene el presidente Obama, preparando así a la opinión pública para una próxima acción. Ya el lunes el secretario de Estado, John Kerry, dio por buena formalmente la versión de que la semana pasada el régimen sirio utilizó armas químicas en los suburbios de Damasco contra población civil y desarmada. Kerry calificó de «obscenidad moral» no solo que el presidente Al Assad utilizara armas químicas, sino que, además, haya intentado negarlo ante la comunidad internacional.

Meses atrás el presidente de Estados Unidos en comparecencia pública aseguró que consideraría una «línea roja» en el conflicto sirio el uso de armas químicas por parte del Ejército fiel al dictador Bashar al Assad. En ese momento dejó bien claro que traspasar esa línea roja tendría graves consecuencias, en forma de intervención estadounidense y de sus aliados en el conflicto. Pero dejó bien claro que deberían obrar en su poder pruebas suficentes y contundentes del uso de este tipo de armamento. Aunque ha habido evidencias de otros ataques previos, ante los que Washington prefirió mirar hacia otro lado, esta vez la escalada del ataque y sus pruebas son más concluyentes que nunca. Así, un diplomático francés citado como fuente por la agencia Reuters, indicó que Al Assad lleva meses utilizando armas químicas, pero ahora lo está haciendo en una escala masiva.

Esa certeza también es expresada por el Reino Unido, cuyo Gobierno, que ha convocado para el jueves una reunión especial del Parlamento, ha dado a entender que el ataque limitado tendría lugar sin la aprobación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Tanto Rusiacomo China, renuentes durante toda la guerra civil siria a la adopción de medidas contra Al Assad, ya han advertido su rechazo a tal ataque.

El ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, calificó esa posibilidad de«grave violación de la ley internacional». Por su parte, China señaló a través de sus canales de comunicación públicos que Estados Unidos debería refrenar cualquier tentación de «intervención armada precipitada». Los chinos recuerdan que EE.UU. invadió Irak en 2003alegando la posesión de armas de destrucción masiva por parte del régimen de Sadam Husein, sin que luego ese armamento fuera hallado.

El equipo de observadores de la ONU enviado a Siria para verificar las acusaciones sobre la utilización de agentes químicos tuvo ayer que demorar el comienzo de sus trabajos, después de que el lunes se vieran bajo el fuego de francotiradores. Se espera que hoy puedan llevar a cabo su misión.

La Liga Árabe

Desde El Cairo, la Liga Árabe señaló abiertamente a Al Assad como responsable de usar armas químicas. Arabia Saudí y Qatar expresaron su condena del Gobierno sirio. El apoyo de la Liga Árabe, aunque se formule de modo limitado buscando el consenso entre todos sus miembros, constituiría un cobertura diplomática esencial para el ataque de Estados Unidos y quizás de otros aliados occidentales, ante el seguro veto de Rusia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Por su parte Irán ha advertido que un ataque contra Siria «afectaría a la estabilidad de toda la región». Y la dictadura comunista de Corea del Norte podría estar detrás de un envío de máscaras de gas a Siria al parecer interceptado en Turquía.

De acuerdo con «The Washington Post», el ataque probablemente no duraría más de tres días. Aunque indicó que sería llevado a cabo con misiles de crucero lanzados desde buques, no descartó que intervinieran bombarderos de largo alcance. En cualquier caso, los objetivos serían instalaciones militares, no los arsenales de armas químicas de que dispone Siria. Las fuentes de este diario condicionaban la acción a tres factores: la conclusión del informe de inteligencia que se está realizando sobre el uso de armas químicas la semana pasada, las consultas con demócratas y republicanos en el Congreso y con los países aliados, y la determinación de conseguir una justificación en el derecho internacional.

Por su parte, la cadena NBC apuntó a que los ataques podrían durar tres días, con el fin de poder asegurar en sucesivas olas la completa destrucción de los objetivos que se fijen. La NBC consideró «casi seguro» que misiles Tomahawk serían lanzados desde destructores o submarinos estadounidenses desplegados en el Mediterráneo. Aunque Estados Unidos ha ordenado en los últimos días que parte de su flota, también reforzada, se aproxime al extremo oriental del Mediterráneo, esto podría haber obedecido a un mero intento de presionar a Siria, ya que los misiles de crucero estadounidenses pueden lanzarse a mayor distancia, sin necesidad de aproximarse tanto a la costa siria.

————————————————————————————————————————————————————————————–

El ataque relámpago a Siria podría ser ‘tan pronto como este jueves’

[foto de la noticia]

  • La operación sería de dos o tres días, según el ‘Washington Post’ y NBC

María Ramírez (Corresponsal) | Nueva York – El Mundo.es

martes 27/08/2013 

Tras un año de reticencias, el presidente Barack Obama se prepara para ordenar un ataque relámpago contra arsenales y búnkeres sirios. La operación, con misiles lanzados desde buques en el Mediterráneo, sería de sólo dos o tres días, según revelan este martes el ‘Washington Post’ y NBC News.

La cadena de televisión asegura que fuentes militares apuntan a que el ataque podría ser “tan pronto como este jueves”. Sin embargo, Obama aún no ha dado la orden y está pendiente de los movimientos de los inspectores de Naciones Unidas, que tienen previsto en principio quedarse en Siria hasta el domingo.

El Pentágono quiere una operación rápida para evitar el coste que supone llevar más barcos a la zona y el peligro de involucrarse más en la guerra civil siria.

El presidente Obama repitió el viernes que quiere evitar una intervención parecida a las de Irak, Afganistán o incluso Libia. Participar de manera sostenida en la guerra siria sería, según dijo,“muy caro, difícil y gravoso” y alimentaría “el resentimiento en la región”. El plan es poner en marcha una operación relámpago que sólo sea un castigo concreto al ataque con armas químicas de la semana pasada en el que murieron cientos de personas.

‘Estamos preparados’

Chuck Hagel, el secretario de Defensa norteamericano, insistió este martes en que los militares pueden actuar de manera inmediata contra Siria si Obama da la orden. “Estamos preparados. Hemos movido recursos en la zona para poder cumplir con cualquier opción que el presidente desee“, dijo en una entrevista a la BBC desde Brunei. Hagel ha repetido este mensaje desde el viernes, cuando el Pentágono filtró que había acercado sus barcos de guerra en el Mediterráneo a Siria y había ordenado a uno de los que había terminado su misión en la zona que no regresara.

La Casa Blanca insiste en que “todas las opciones están sobre la mesa” y que el comandante en jefe aún no ha tomado ninguna decisión. Pero John Kerry, el secretario de Estado, salió este lunes a hacer una declaración que parecía un anuncio de los motivos de la próxima ofensiva militar. Habló de la masacre de niños y de los intereses de Estados Unidos para que no proliferen las armas químicas. El responsable de Exteriores dijo que su Gobierno presentará más pruebas contra Siria en los próximos días y Obama anunciará entonces su “decisión informada”.

Los tiempos se estrechan. El informe con datos contra el régimen es el que los servicios secretos le presentaron al presidente el sábado y Obama ha pedido que se desclasifique. La publicación podría ser este martes o miércoles. El informe se ha elaborado en colaboración con Reino Unido y Francia, que han movilizado en los últimos meses espías para controlar los arsenales químicos del régimen sirio.

Obviando a la ONU

La Administración negocia ahora con el Congreso y los aliados europeos y árabes el calendario de la ofensiva. No conseguiráningún mandato de la ONU porque Rusia bloquea cualquier resolución en el Consejo de Seguridad con su derecho de veto como miembro permanente de este órgano. Moscú se opuso hasta a una declaración para pedir una investigación más amplia sobre el ataque químico.

Estados Unidos tampoco tenía prisa de intervenir. Obama ha sido personalmente muy reacio a intervenir hasta ahora en Siria, donde han muerto más de 90.000 personas en la guerra civil desde marzo de 2011, según la ONU. En agosto del año pasado, el presidente aseguró que su “línea roja” era el uso de armas químicas, pero no hizo ningún movimiento esta primavera cuando los servicios de inteligencia occidentales afirmaron que el régimen sirio había utilizado gas sarín contra civiles.

Washington no considera en ningún caso la posibilidad de enviar tropas al país. Según la estimación del Pentágono, se necesitarían al menos 75.000 soldados para entrar en Siria, algo a lo que la Administración Obama no está dispuesta. El presidente repite que teme poner a la población a favor de Asad, atraer más extremistas a la guerra civil y expandir el conflicto más allá de las fronteras sirias.

La mayoría de los estadounidenses no quieren una guerra con Siria incluso si Bashar Asad utiliza armas químicas. Según la última encuesta de Reuters, de la semana pasada, el 60% asegura que Estados Unidos no debe meterse en ese conflicto y sólo el 9% considera que Obama debe actuar. Cuando se pregunta si EEUU debería involucrarse para evitar el uso de armas químicas contra civiles, el 25% está a favor, pero el 46% sigue siendo contrario a intervenir.

————————————————————————————————————————————————————————————

Hagel asegura que EEUU está listo para atacar a Siria si Obama lo ordena

Según el secretario de Defensa norteamericano, Barack Obama pidió al Pentágono que le diera “todas las alternativas para todas las contingencias”.

por AP – 27/08/2013 – Latercera
Chuck Hagel, secretario de Defensa de EEUU.© Reuters
Chuck Hagel, secretario de Defensa de EEUU.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, dijo el martes que las fuerzas estadounidenses se encuentran preparadas para atacar Siria si lo ordena el presidente Barack Obama.

La armada estadounidense tiene cuatro destructores en la zona oriental del Mediterráneo, en un radio donde pueden alcanzar objetivos sirios. Además, Estados Unidos tiene aviones en la región.

En una entrevista otorgada el martes a la televisión británica BBC durante su visita a la nación de Brunei, en el sudeste asiático, el secretario Chuck Hagel pronosticó que los organismos de inteligencia estadounidenses llegarán pronto a la conclusión que el mortí­fero ataque contra civiles de la semana pasada en un suburbio de Damasco fue un ataque con armas quí­micas por parte del gobierno de Bashar Al Assad.

“Creo que está muy claro que fueron usadas armas quí­micas contra la población en Siria”, dijo. “Creo que los servicios de inteligencia concluirán que no fueron los insurgentes sirios quienes las usaron y seguramente habrá información de inteligencia muy buena que demostrará que el gobierno sirio fue responsable, pero nos tomaremos tiempo para suministrar esa información”.

Obama pidió al Pentágono que le diera “todas las alternativas para todas las contingencias”, dijo Hagel. “Lo hemos hecho”, agregó.

“Estamos preparados. Hemos desplazado activos para poder cumplir y ejecutar cualquiera de las alternativas que desee adoptar el presidente”, agregó Hagel.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Reino Unido prepara plan de contingencia ante posible ataque a Siria

Según indicó el ministro británico de Asuntos Exteriores, es posible llevar a cabo una intervención militar ante la crisis sin contar con el apoyo unánime de la ONU.

por EFE – 27/08/2013 – Latercera
Un sirio recibe oxígeno luego de un presunto ataque con armas químicas en Damasco.© Reuters
Un sirio recibe oxígeno luego de un presunto ataque con armas químicas en Damasco.

Las fuerzas armadas del Reino Unido preparan un “plan de contingencia” para una eventual acción militar en Siria en respuesta al supuesto ataque químico del régimen de Bashar al Asad, indicó hoy Downing Street.

Un portavoz del Gobierno, sin dar apenas detalles, afirmó que el Reino Unido podría adoptar una decisión antes de que se conozcan los resultados de la misión de la ONU que inspecciona el área cercana a Damasco donde se produjo ese supuesto ataque con armas químicas el pasado día 21.

“No se ha adoptado ninguna decisión todavía. Continuamos estudiando con nuestros socios internacionales cuál debería ser la respuesta adecuada pero, como parte de esto, estamos preparando planes de contingencia para las fuerzas armadas“, explicó esa fuente oficial.

Downing Street apuntó que el primer ministro, David Cameron, continuará manteniendo conversaciones con otros líderes internacionales para acordar “una respuesta proporcionada” frente al conflicto.

En todo caso, cualquier respuesta que adopte Londres eventualmente “se ajustará a la legislación internacional”, puntualizó.

El Reino Unido podría posicionarse sobre qué medidas tomar antes incluso de que se conozcan los resultados de la misión de inspectores de Naciones Unidas.

“Hay evidencias que procederán de la ONU y que estudiaremos pero también hay un proceso paralelo que está acometiéndose que consiste en estudiar las evidencias que ya tenemos, las evidencias que EEUU y nuestros socios internacionales ya tienen“, puntualizó el portavoz del Gobierno británico.

El jefe del Ejecutivo regresa hoy a sus obligaciones tras acortar sus vacaciones de verano para coordinar la reacción británica frente al conflicto y anunciará a lo largo de la jornada si convoca de manera anticipada al Parlamento para debatir su posición.

“Haremos un anuncio más tarde sobre si habrá o no una convocatoria temprana (del Parlamento, ahora en su actual receso veraniego) para debatir estos asuntos”, reveló Downing Street.

También está previsto que Cameron presida mañana una reunión con el Consejo de Seguridad Nacional, a la que asistirán ministros, responsables militares y miembros de los servicios de inteligencia.

El primer ministro ha recibido una fuerte presión de diputados de todos los partidos que exigen que se consulte al Parlamento sobre cuál será la respuesta británica ante el conflicto.

En este sentido, el portavoz oficial rehusó comentar si un posible debate parlamentario sobre Siria incluiría necesariamente la celebración de una votación de los diputados.

Por su parte, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, admitió este lunes que es posible llevar a cabo una intervención militar ante la crisis aún sin contar con el apoyo unánime de la ONU.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Kerry afirma que uso armas químicas en Siria es “innegable” y acusa a Damasco de destruir pruebas

El secretario de Estado norteamericano afirmó que el régimen de Bashar al Assad, negó durante cinco días la entrada de los expertos de la ONU al lugar el presunto ataque químico y que además “atacó más esa zona, (..) destruyendo sistemáticamente las pruebas”.

por DPA – 26/08/2013 – Latercera
El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, se refiere a la situación en Siria, hoy en el Departamento de Estado en Washington.© AFP
El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, se refiere a la situación en Siria, hoy en el Departamento de Estado en Washington.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, afirmó hoy que Washington considera “innegable” el uso de armas químicas en el último ataque en Siria y advirtió de que el mundo exigirá “responsabilidades” en breve a Damasco, aunque no anunció qué tipo de acciones se podrían tomar.

“La matanza indiscriminada de civiles (…) con armas químicas es una obscenidad moral. Es inexcusable bajo cualquier estándar y pese a las excusas y equívocos que algunos han fabricado, es innegable”, afirmó Kerry en una declaración pública en el Departamento de Estado.

Aunque no acusó de forma inequívoca al régimen del presidente Bashar al Assad de estar detrás del ataque del 21 agosto en las afueras de Damasco en el que murieron cientos de personas, Kerry dejó claro que para Washington hay sospechas más que fundadas de que la mano de Damasco está detrás de la matanza.

“Durante cinco días, el régimen sirio se negó a permitir a los inspectores de la ONU el acceso al lugar del ataque que lo habría exonerado. En vez de ello, atacó más esa zona, (..) destruyendo sistemáticamente las pruebas”, recordó.

“Ese no es el comportamiento de un gobierno que no tiene nada que ocultar”, destacó.

“Nuestro sentido de humanidad más básica se siente ofendido no sólo por este crimen cobarde, sino por el cínico intento de ocultarlo”, insistió.

Kerry reveló además que Estados Unidos posee información “adicional” sobre dicho ataque que dará a conocer en los próximos “días”.

“Aunque los investigadores están recopilando pruebas adicionaeles sobre el terreno, nuestra opinión de lo que ha sucedido en Siria está basada en hechos (…) además, sabemos que el régimen sirio mantiene la custodia de las armas químicas y que tiene la capacidad de hacerlo con misiles”, agregó.

Asimismo, dio a entender que la decisión -consultada con la comunidad internacional- del presidente Barack Obama sobre una acción en Siria podría ser inminente.

“Que nadie se equivoque. El presidente Obama cree que se debe exigir responsabilidades a aquellos que usen las armas más crueles del mundo contra las personas más vulnerables del mundo”, subrayó.

“Nada es hoy en día más grave ni nada está siendo examinado de forma más seria”, aseveró.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Rusia advierte de que una intervención en Siria tendría “consecuencias catastróficas”

(EFE)

Moscú, 27 ago (EFE).- Rusia advirtió hoy de las “consecuencias catastróficas” que podría tener una intervención en Siria sin el mandato de la ONU, al tiempo que algunos políticos en este país ya dan por hecho una acción militar de una coalición liderada por Estados Unidos.

El portavoz de la cancillería rusa, Alexandr Lukashévich, reiteró los insistentes llamamientos de Moscú a EEUU y a otros países dispuestos a participar en una operación contra el régimen de Bachar al Asad a respetar el derecho internacional.

Para Rusia, las acciones de esta índole que se emprenden sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, en el que cuenta con derecho a veto como uno de sus cinco miembros permanentes, están al margen de la legalidad internacional.

“Los intentos de obviar el Consejo de Seguridad, creando una vez más pretextos artificiales y sin pruebas para intervenir en la región, pueden derivar en más sufrimiento en Siria y consecuencias catastróficas para otros países de Oriente Medio y el norte de África”, recalcó Lukashévich.

El portavoz de la diplomacia rusa manifestó asimismo la “gran decepción” de Moscú por la cancelación a iniciativa de EEUU de la reunión ruso-estadounidense sobre Siria, que tenía que celebrarse mañana miércoles en La Haya.

“La decisión de Washington de aplazar la citada reunión en vísperas de la fecha anunciada es vista en Moscú con gran decepción”, señaló Lukashévich en un comunicado publicado hoy en la página web de la cancillería rusa.

Recordó que este domingo el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, le aseguró a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, que Washington respalda una conferencia de paz para Siria y que haría un esfuerzo por convencer a la oposición siria para que acuda a esa cita internacional.

Pero, agregó Lukashévich, el aplazamiento de la reunión en La Haya envía un mensaje en el sentido contrario a la oposición armada siria y la alienta a rechazar el compromiso y a esperar una intervención de fuerzas externas.

Además, según el portavoz de la cancillería rusa, también echan aguas a ese mismo molino las declaraciones de Kerry sobre el “innegable” uso de armas químicas contra la población civil por el régimen de Al Asad.

Rusia no se cansa de repetir que estas acusaciones son muy parecidas a las que hace diez años se usaron como pretexto por Estados Unidos y sus aliados para atacar Irak y derrocar el régimen de Sadam Husein, que a la postre resultaron ser falsas.

Mientras la diplomacia de Moscú se multiplica en advertencias acerca de la gravedad de la consecuencias de una intervención militar en Siria, algunos políticos rusos ya dan por sentado que EEUU y sus aliados actuarán militarmente en el país árabe.

“Estados Unidos y sus aliados ya han optado por lanzar un ataque masivo contra Siria y ahora es sólo cuestión de tiempo, de cuándo será asestado”, afirmó hoy Serguéi Pushkov, presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma, la cámara de diputados de Rusia.

Según el legislador, del partido oficialista Rusia Unida, el objetivo de ese ataque será destruir los mandos militares que “garantizan la estabilidad del régimen de Al Asad y la eficacia de la lucha contra la guerrilla”.

Ello, añadió Pushkov, “permitiría a la guerrilla retomar la iniciativa que había perdido y derrocar en el menor tiempo posible el Gobierno de Al Asad”.

En los círculos diplomáticos y militares de Moscú ya calculan las dificultades con que podrían chocar EEUU y sus aliados en una eventual intervención militar.

“Si el ejército de EEUU y la OTAN inician una operación contra Siria no obtendrán una victoria fácil. Los sistemas antimisiles Buk-M2E y otros medios de defensa antiaérea darán una digna respuesta a los agresores”, dijo hoy a la agencia Interfax un diplomático en condicione anonimato.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Obama da los últimos pasos hacia una intervención militar en Siria

Kerry afirma que “todas las pruebas” apuntan a la responsabilidad del régimen sirio

Un grupo de países europeos y musulmanes legitima la intervención sin respaldo de la ONU

 Washington 26 AGO 2013 – El País.com (España)

Estados Unidos parece al borde de una intervención militar en Siria con el apoyo de sus principales aliados europeos, de Turquía y de algunos países árabes como castigo por el uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar el Asad. Los responsables militares norteamericanos han elaborado una lista de posibles objetivos de un ataque que se concentraría en instalaciones del Ejército sirio, infraestructura utilizada para la guerra y los medios necesarios para el uso de gases venenosos.

Aunque oficialmente no se ha tomado aún una decisión y siguen existiendo dudas sobre la eficacia y el alcance del ataque, parece haber prevalecido la idea de que, pese a los riesgos que implica una acción militar, EE UU y el mundo no pueden permanecer pasivos ante el uso de armas químicas, especialmente en una región tan convulsa como Oriente Próximo.

Kerry ha manifestado que ese ataque fue “una obscenidad moral” que “debe de sacudir la conciencia del mundo”

La Casa Blanca se muestra convencida de que ese tipo de armamento fue utilizado en el ataque de la pasada semana contra reductos rebeldes en las afueras de Damasco, en el que murieron al menos un millar de personas, entre ellas muchos niños, y no concede gran relevancia a la misión de los inspectores de la ONU que ayer investigaron sobre el terreno.

El secretario de Estado, John Kerry, en la más clara indicación hasta la fecha de las intenciones de su Gobierno, ha manifestado este lunes que ese ataque fue “una obscenidad moral” que “debe de sacudir la conciencia del mundo”, y advirtió que el presidente Barack Obama está decidido a que el régimen de Asad, a quien Washington considera culpable, “responda por esa atrocidad”. Kerry ha afirmado que “todas las pruebas indican que se usaron armas químicas la semana pasada”, ha recordado que el Gobierno sirio es el único que tiene en su poder ese armamento y ha asegurado que, desde se produjo el ataque, sus autores han tratado de ocultar las pruebas, entre otras formas, volviendo a bombardear el lugar atacado previamente.

A partir de ese ataque, Obama, que se declaró personalmente concernido, ha tratado de construir una coalición internacional lo suficientemente amplia como para dar legitimidad a una acción que no contaría con el respaldo de Naciones Unidas. Un día después de ese bombardeo, Rusia volvió a impedir en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde tiene derecho de veto, una respuesta concertada de ese organismo.

Ante la experiencia de la guerra de Irak y otras aventuras militares norteamericanas en Oriente Próximo, Obama ha intentado desde el principio, no solo el apoyo firme e incondicional de Europa, sino de otros países de la región

La ausencia de luz verde de la ONU no ha disuadido a Washington y sus aliados de la voluntad de actuar. Este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, ha declarado que, aunque la falta de respaldo del Consejo de Seguridad representa un problema, “en determinadas circunstancias puede evitarse” la autoridad de esa institución.

El grado de violencia empleado por el régimen de Asad contra sus enemigos ha despejado cualquier reserva que pudiera justificarse por la ley internacional. El secretario de Foreign Office británico, William Hague, ha afirmado también este lunes, contundentemente, que “nosotros, Estados Unidos y muchos otros países, incluido Francia, tenemos claro que no se puede permitir en el siglo XXI que se usen armas químicas impunemente”.

Obama, cuya Administración está en contacto permanente con varios Gobiernos para preparar la intervención, habló el domingo por teléfono con el presidente francés, Francois Hollande, con el objetivo de confirmar la resolución de ese país para pasar a la acción. Al respecto, Fabius ratificó que “lo único que se puede descartar en este momento en la posibilidad de no hacer nada”.

Como cualquier acción bélica, este ataque contra uno de los países más importante del mundo árabe abriría numerosas incertidumbres militares y políticas

Ante la experiencia de la guerra de Irak y otras aventuras militares norteamericanas en Oriente Próximo, Obama ha intentado desde el principio, no solo el apoyo firme e incondicional de Europa, sino de otros países de la región. El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, aseguró el lunes que su Gobierno apoyará una coalición internacional contra Siria, aunque no cuente con el visto bueno de la ONU, y mencionó que “otros 36 o 37 países están discutiendo actualmente esa posibilidad”.

Un fuerte respaldo internacional es imprescindible para una operación que, aunque se pretende que sea limitada, conlleva enormes riesgos. La opción más probable actualmente es la del lanzamiento de misiles de crucero desde los barcos norteamericanos contra instalaciones militares y centros de decisión del régimen. Pero no se descarta que, para hacer más eficaz ese trabajo, fuese necesario el uso también de aviones de combate, lo que, a su vez, obligaría a atacar radares y sistemas de misiles antiaéreos sirios.

No está clara la capacidad siria de responder a esos ataques. En el pasado, Israel ha bombardeado varias veces desde el aire territorio sirio sin haber sufrido nunca bajas. Pero eso no es una garantía de que, ante una acción de mayor envergadura, y en condiciones desesperadas, el régimen no respondiera ahora de forma más agresiva, con el peligro de una escalada difícil de controlar.

Como cualquier acción bélica, este ataque contra uno de los países más importante del mundo árabe abriría numerosas incertidumbres militares y políticas. Pero Obama parece preferir ese riesgo a la opción de armar decisivamente a los rebeldes, lo que no enviaría a Asad un mensaje tan rotundo sobre la firmeza de la comunidad internacional y, al mismo tiempo, daría a la oposición siria un poder que no se le quiere otorgar.

————————————————————————————————————————————————————————————–

EE.UU. cancela una reunión con Rusia por las «consultas» sobre el uso de armas químicas en Siria

REUTERS/EUROPA PRESS@ABC_ES / MADRID
Día 27/08/2013 – ABC.es

La diplomacia de Moscú considera «lamentable» que Estados Unidos cancele el encuentro

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha cancelado la reunión prevista para el próximo miércoles en La Haya entre diplomáticos estadounidenses y rusos debido a las “consultas en marcha” sobre elsupuesto uso de armas químicas en la guerra siria.”La reunión ha sido cancelada debido a las consultas en marcha sobre la adecuada respuesta al ataque con armas químicas llevado a cabo el pasado 21 de agosto en Siria”, ha dicho un alto cargo del Departamento de Estado.

Si bien, ha adelantado que “Estados Unidos trabajará con la contraparte rusa para reprogramar la reunión”, dada la necesidad de “una solución política global y duradera” al conflicto sirio.

El objetivo era avanzar en las discusiones para celebrar la Segunda Conferencia de Ginebra, cuya finalidad es que la comunidad internacional consensúe con las partes en el Gobierno y la oposición sirios una solución política.

A ella iban acudir la subsecretaria para Asuntos Políticos del Departamento de Estado, Wendy Sherman, y el embajador en Damasco, Robert Ford, por parte de Estados Unidos, y los viceministros de Exteriores Gennady Gatilov y Mikhail Bogdanov, por parte de Rusia.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, llegaron a un acuerdo en mayo para que celebrar la Segunda Conferencia de Ginebra, pero hasta ahora ha sido imposible debido a la controversia sobre los participantes.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: