Cadena perpetua para un miembro de los Hermanos Musulmanes y cárcel para 51


———————————————————————————————————————–

Cadena perpetua para un miembro de los Hermanos Musulmanes y cárcel para 51

03-09-2013 / EFE

Un tribunal militar de la ciudad egipcia de Suez condenó hoy a cadena perpetua a un supuesto miembro de los Hermanos Musulmanes y a otros 51 islamistas a entre cinco y quince años de prisión por cometer actos de violencia durante las protestas del pasado mes.

Fuentes judiciales indicaron a Efe que tres de los condenados recibieron penas de quince años de cárcel, uno de diez, y 47 de cinco, unos datos confirmados por el Partido Libertad y Justicia (brazo político de la Hermandad), que también apuntó que doce procesados fueron absueltos.

En un primer momento, tanto los medios oficiales egipcios como las fuentes judiciales que informaron a Efe difundieron que eran once los sentenciados a cadena perpetua, un error que, según esas fuentes, se originó en la versión ofrecida por los abogados de la defensa.

Entre los condenados hay, además de integrantes de la Hermandad, simpatizantes del grupo radical Gamaa al Islamiya, responsable de numerosos atentados terroristas en la década de 1990, hasta que abjuró de la violencia en 2003.

Los islamistas fueron sentenciados por haber destruido nueve vehículos militares y agredido a soldados, así como atacado e incendiado iglesias en Suez.

También estaban acusados de instigar a la violencia, propagar el caos y atacar instituciones públicas durante las manifestaciones.

Estos sucesos ocurrieron tras el desmantelamiento policial en El Cairo de dos acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi a mediados de agosto.

Por ley, un tribunal castrense es el encargado de juzgar aquellos casos relacionados con ataques contra las fuerzas militares.

Numerosos líderes e integrantes de los Hermanos han sido arrestados desde que el pasado 3 de julio el Ejército perpetrara un golpe de Estado para deponer al presidente Mohamed Mursi, que perteneció a los Hermanos Musulmanes antes de asumir el poder en junio de 2012.

Entre los detenidos destaca el guía espiritual de la cofradía, Mohamed Badía, que afronta cargos por incitar a la violencia, y el propio Mursi, que se encuentra retenido por los militares en un lugar desconocido y que está acusado de haber ordenado la muerte de manifestantes.

Una ola de violencia estalló el pasado 14 de agosto a raíz del desalojo por la fuerza de las acampadas que mantenían los seguidores de Mursi en contra del golpe militar, lo que causó la muerte de un millar de personas en todo el país.

Las autoridades sostienen que están llevando a cabo una lucha contra el terrorismo y han reforzado la seguridad en previsión de nuevas manifestaciones, como las que hoy han protagonizado los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Tribunal egipcio dicta cadena perpetua para 11 miembros de los Hermanos Musulmanes

Los islamistas fueron sentenciados por haber destruido seis vehículos militares y agredido a soldados tras el desmantelamiento de los campamentos en favor del derrocado presidente Morsi.

por EFE – 03/09/2013 – Latercera
© AP

Un tribunal militar de la ciudad egipcia de Suez condenó hoy a cadena perpetua a once supuestos miembros de los Hermanos Musulmanes por cometer actos de violencia durante las protestas del pasado mes, informaron a Efe fuentes judiciales.

Los islamistas fueron sentenciados por haber destruido seis vehículos militares y agredido a soldados en las manifestaciones organizadas en Suez tras el desmantelamiento policial en El Cairo de dos acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Morsi.

Por ley, un tribunal castrense es el encargado de juzgar aquellos casos relacionados con ataques contra las fuerzas militares.

Numerosos líderes e integrantes de los Hermanos han sido arrestados desde que el pasado 3 de julio el Ejército depusiera al presidente Mohamed Morsi, que perteneció a los Hermanos Musulmanes antes de asumir el poder en junio de 2012.

Entre los detenidos destaca el guía espiritual de la cofradía, Mohamed Badie, que afronta cargos por incitar a la violencia, y el propio Morsi, que se encuentra retenido por los militares en un lugar desconocido y que está acusado de haber ordenado la muerte de manifestantes que protestaban en diciembre contra su decisión de blindar sus poderes frente a la justicia.

Una ola de violencia estalló el pasado 14 de agosto a raíz del desalojo por la fuerza de las acampadas que mantenían los seguidores de Morsi en contra del golpe militar, lo que causó la muerte de casi un millar de personas en todo el país.

Las autoridades sostienen que están llevando a cabo una lucha contra el terrorismo y han reforzado la seguridad en el país en previsión de nuevas manifestaciones, como las que hoy han convocado los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

Tribunal de Egipto ordena cierre de Al Jazeera y otros tres canales de televisión

El motivo del cierre habría sido que los cuatro medios “carecían de permisos necesarios” y además por difundir información que “daña al país”.

por EFE – 03/09/2013 – Latercera
© AFP

Un tribunal administrativo de Egipto ordenó hoy la suspensión de la difusión del canal en directo de Al Yazira en ese país y de tres televisiones islamistas, informaron fuentes judiciales.

El tribunal tomó esa decisión contra Al Yazira Mubasher Misr y contra los canales islamistas Al Yarmuk, Al Quds y Ahrar 25, este último perteneciente a los Hermanos Musulmanes.

Las cuatro cadenas “carecían de permisos necesarios” y han difundido informaciones “incorrectas que dañan al país y a los egipcios”, apuntaron las fuentes, que agregaron que el fallo puede ser recurrido.

Al Yazira, que es percibida por parte del público egipcio como favorable a los Hermanos Musulmanes, está actualmente en el ojo de mira de las autoridades por su cobertura informativa de la crisis en Egipto, donde el Ejército depuso el pasado 3 de julio al presidente islamista Mohamed Mursi.

El pasado domingo, el canal catarí señaló que cuatro de sus periodistas habían sido puestos en libertad tras permanecer arrestados durante cinco días sin cargos, mientras que otros tres miembros de su equipo en El Cairo siguen detenidos.

Al Yazira pidió la liberación incondicional de sus periodistas y la entrega del equipo incautado por las autoridades.

Grupos de derechos humanos denunciaron el pasado 5 de julio el cierre de canales de televisión islamistas y el arresto de varios de sus trabajadores, acusados de instigar a la violencia y llamar a la desobediencia civil para apoyar al depuesto presidente Mohamed Mursi.

Tras el golpe, la policía irrumpió en los canales Misr 25, de los Hermanos Musulmanes; en las cadenas El Rahma, El Nas y Jaliguiya, de tendencia salafista; y en el canal en directo para Egipto de Al Yazira.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Un golpe para disolver a los Hermanos Musulmanes

MIKEL AYESTARAN / BEIRUT
Día 03/09/2013 – ABC.es

Dos meses, más de 900 muertos, 5.000 heridos y 8.000 detenidos después, el Ejército ha impuesto su ley en Egipto

Dos meses, más de 900 muertos, 5.000 heridos y 8.000 detenidos después el Gobierno interino de Egipto tiene sobre la mesa la recomendación de su órgano asesor en materia judicial que le aconseja «la disolución de los Hermanos Musulmanes» y la clausura de su cuartel general en el barrio cairota de Muqattam.

Así se cierra un círculo que se abrió con el golpe militar contra Mohamed Mursi, miembro de la Hermandad que se convirtió en el primer presidente democrático de Egipto, y que ha vuelto a consolidar al Ejército en el poder absoluto del país. Para conmemorar este segundo mes los Hermanos Musulmanes piden a sus seguidores un nuevo esfuerzo en forma de «protestas importantes y pacíficas», pero la represión ha logrado domar la ira de los islamistas y el Ejército ha impuesto su ley frente a su mayor enemigo de los últimos 85 años en Egipto, la Cofradía.

Los militares, las autoridades provisionales, Europa y Estados Unidos no hablan de golpe, se refieren a una «segunda revolución» y alegan que millones de egipcios se echaron a las calles el 30 de junio para pedir la caída de Mursi. El general Abdul Fatah Al Sisi, ministro de Defensa del líder islamista y Jefe del Ejército, argumenta que se limitó a cumplir el deseo de «la mayoría de egipcios» y tres días después de la enorme manifestación entró al palacio presidencial para llevarse a un Mursi que desde entonces está detenido y al que ahora se le acusa, además de colaborar con el grupo palestino Hamás, de ordenar el asesinato de manifestantes a las puertas de la oficina de la Cofradía en Moqattam.

Acampadas de protesta

Tras deponer al presidente, sus seguidores formaron dos grandes acampadas de protesta en El Cairo. Las plazas de Al Nahda, frente a universidad, y Rabaa Al Adawiya, próxima al cuartel de la Guardia Republicana donde se sospechaba que podía estar retenido Mursi, fueron durante mes y medio un dedo en el ojo de las nuevas autoridades apadrinadas por el Ejército para poner en marcha una hoja de ruta basada en la reforma de la Constitución y la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales para comienzos de 2014. Los Hermanos Musulmanes mostraron una vez su enorme capacidad de movilización y durante mes y medio, ramadán incluido, reunieron a miles de personas de forma permanente. Protestas pacíficas en las que participaban familias enteras venidas de todo el país que el 14 de agosto las autoridades disolvieron de una forma brutal.

Bajo el pretexto de la presencia de grupos terroristas las fuerzas de seguridad irrumpieron a golpe de fusil en las protestas de El Cairo y comenzó una semana de violencia sin precedentes en la historia reciente del país. A la represión en las calles se sumó la persecución a los líderes de una Hermandad que autoridades y medios de información, públicos y privados, etiquetaron de «grupo terrorista». Se lanzó unacaza de brujas a nivel nacional que se mantiene hasta hoy y que ha descabezado a la organización y al Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), ganador de las primeras elecciones libres de Egipto. El Guía Supremo, Mohamed Badie, y sus dos lugartenientes, Jairat El Shater y Rashad Bayumi, están en la prisión de Tora y se enfrentarán a finales de octubre a una serie de cargos por los que se les podría imponer la pena capital. Con la Cofradía fuera de juego, los militares ganan años de tranquilidad ya que no hay otro grupo capaz de organizar movilizaciones serias de protesta en el país.

Tras un año de experiencia democrática el país vive de nuevo bajo el Estado de Emergencia y la tutela de unos militares que repiten ante los medios que no tienen el objetivo de hacerse con un poder que ostentaron de forma ininterrumpida durante seis décadas hasta la caída de Hosni Mubarak, hoy en libertad condicional, en la revolución de 2011. La inestabilidad en las calles y las críticas internacionales por la represión contra los seguidores de Mohamed Mursi no han frenado el proceso iniciado el 3 de julio con el golpe contra Mursi y dos meses después ya están listas las enmiendas a la Constitución que analiza por un comité de 50 personalidades de la sociedad civil antes de someterla a referéndum antes de finales de año.

———————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: