Gobierno egipcio niega haber disuelto a Hermanos Musulmanes


  • Islamistas egipcios quemaron un monasterio de 1.600 años de antigüedad
  • El Gobierno egipcio elimina del registro al movimiento de los Hermanos Musulmanes
  • El gobierno egipcio disolverá a los Hermanos Musulmanes
  • Dos muertos en las manifestaciones de defensores de Mursi en Egipto
  • Altercados en El Cairo entre rumores de disolución de los Hermanos Musulmanes
  • Gobierno egipcio niega haber disuelto a Hermanos Musulmanes

————————————————————————————————-

Islamistas egipcios quemaron un monasterio de 1.600 años de antigüedad

Correo del Orinoco

Islamistas egipcios quemaron un monasterio copto de 1.600 años de antigüedad en la ciudad de Dalga. En el incendio, que duró 3 días, se quemaron iconos y diversas tumbas.  Según los medios de comunicación estatales, el Ejército de Egipto prometió reconstruir todas las iglesias quemadas.

Después de una serie de ataques contra los militares, los seguidores de expresidente egipcio Mohamed Morsi recondujeron su ira con los cristianos coptos, destruyendo sus iglesias, monasterios y escuelas.

————————————————————————————————————————————————-

El Gobierno egipcio elimina del registro al movimiento de los Hermanos Musulmanes

El Gobierno egipcio ha retirado del registro público al movimiento de los Hermanos Musulmanes, informa Reuters.

Todas las ramas y las entidades vinculadas al movimiento tendrán que ser disueltas de acuerdo con las leyes de Egipto.

Anteriormente se informó de que el panel de jueces de Egipto recomendó prohibir el movimiento de los Hermanos Musulmanes.

————————————————————————————————————————————————-

El gobierno egipcio disolverá a los Hermanos Musulmanes

Univision.com | Fecha: 09/06/2013

Egipto: Fuerzas de seguridad irrumpen en mezquita

El ministro egipcio de Solidaridad Social anunció que disolverán a los Hermanos Musulmanes como ONG.

– The Associated Press

Ya no será una ONG

El ministro egipcio de Solidaridad Social, Ahmed al Barei, ha decidido disolver el grupo islamista de los Hermanos Musulmanes, que estaba registrado como una organización no gubernamental, publicó hoy el diario oficial Al Ajbar.

El ministro adoptó la medida después de que expirara el plazo otorgado a los responsables islamistas para escuchar sus testimonios sobre el supuesto uso de su sede para almacenar armas y explosivos, y para disparar desde el lugar contra manifestantes, precisó el periódico.

Precisamente, el guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, y sus principales colaboradores enfrentan cargos por incitar a la violencia después de que el pasado 30 de junio nueve personas murieran y otras noventa resultaran heridas frente a la sede de la cofradía en el barrio cairota de Al Muqatam.

El portavoz del ministerio, Hani Mahna, confirmó la decisión del ministro, pero destacó que esta se anunciará en los próximos dos días en una rueda de prensa para explicar las circunstancias del caso.

La organización fue creada en 1928

El pasado martes, Al Barei aseguró en unas declaraciones a la prensa que los dirigentes de los Hermanos Musulmanes -muchos de ellos arrestados- fueron citados en más de una ocasión mediante notificaciones enviadas a la dirección de su sede y luego a sus domicilios, pero ninguno de ellos asistió a la cita.

El pasado lunes, una comisión de jueces aconsejó al Tribunal Administrativo de Egipto que disuelva a los Hermanos Musulmanes, al que perteneció el ahora depuesto presidente Mohamed Mursi.

La llamada comisión de Jueces del Estado, que emite recomendaciones no vinculantes, pidió también a la corte que ordene el cierre de la oficina del guía espiritual de ese grupo islamista.

Los Hermanos Musulmanes fueron creados por el ideólogo islamista Hasan el Banna en 1928 bajo el lema “El Corán es nuestra Constitución y el Profeta nuestro jefe”, e ilegalizados en 1954 por el entonces presidente egipcio, Gamal Abdel Naser.

Durante el régimen del presidente Hosni Mubarak (1981-2011) estuvieron semitolerados e incluso lograron 88 escaños en el Parlamento como independientes, y después de la revolución de 2011 surgieron como la principal fuerza política.

En alusión a la situación ilegal de la cofradía, el primer ministro egipcio, Hazem al Beblaui, dijo hace más de una semana en un programa televisivo que la disolución de los Hermanos Musulmanes y de su partido “no es una solución”, y consideró un “error tomar ese tipo de decisiones en circunstancias convulsas”.

———————————————————————————————————————————————–

Dos muertos en las manifestaciones de defensores de Mursi en Egipto

(AFP)

EL CAIRO — Dos personas murieron en Egipto este viernes durante las manifestaciones de miles de defensores del presidente islamista Mohamed Mursi, destituido por el ejército.

Las dos víctimas fallecieron durante los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Mursi en Alejandría, la gran ciudad portuaria del norte del país, y cerca de Damieta, en el delta del Nilo, según fuentes médicas.

Desde el 14 de agosto, el ejército y la policía, que recibieron la autorización de disparar contra todo manifestante que se mostrara hostil, dispersan con violencia casi todas las concentraciones de los partidarios de Mursi, organizadas en general por los Hermanos Musulmanes.

Unas mil personas han muerto en Egipto desde mediados de agosto, la inmensa mayoría de ellas eran manifestantes pro Mursi. Además, más de 2.000 Hermanos Musulmanes han sido detenidos, incluidos los principales líderes de la influyente hermandad, a la que pertenece el presidente derrocado.

Este viernes, varias marcha se formaron en El Cairo a la salida de las mezquitas al finalizar la gran oración semanal, que reunió a miles de personas según los periodistas de la AFP.

Otras “pequeñas” manifestaciones se iniciaron durante la tarde en diferentes provincias del país, según los medios egipcios.

La hermandad musulmana tiene dificultades para movilizar a sus tropas desde hace dos semanas. Cada viernes llama a los seguidores de Mursi a manifestarse “pacíficamente” por millones pero no logra movilizar a más de miles de personas. Antes del 14 de agosto, lograba movilizar fácilmente a cientos de miles de manifestantes.

El gobierno interino instalado por el ejército desde la destitución del primer jefe de Estado egipcio elegido democráticamente, el pasado 3 de julio, acusa a los Hermanos Musulmanes de actividades “terroristas” y una oleada sin precedentes de detenciones ha apuntado a la jerarquía de esta hermandad en todos sus niveles, desde el Guía Suprema Mohamed Badie a los cargos locales, incluido en pueblos remotos.

El jueves, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, salió ileso de un atentado con coche bomba en El Cairo y el gobierno prometió responder con “mano dura” a cualquier amenaza a la “seguridad nacional”. También advirtió del peligro de una “oleada de terrorismo”, pero señaló que las autoridades no permitirán un regreso al “terrorismo de los años 1980 y 1990”.

————————————————————————————————————————————————

Altercados en El Cairo entre rumores de disolución de los Hermanos Musulmanes

Al menos dos personas mueren en una nueva jornada de protestas contra el régimen militar

 El Cairo 6 SEP 2013 – El País.com (España)

Después del sangriento desalojo del campamento islamista de Raba al Audawia el pasado 14 de agosto, el panorama político egipcio parece completamente encallado. Las fuerzas de seguridad prosiguen su campaña de represión contra los Hermanos Musulmanes, mientras éstos insisten en organizar manifestaciones cada vez más exiguas para exigir un imposible: el retorno al poder del presidente depuesto Mohamed Morsi. Hasta ahora, los esfuerzos de terceros actores para facilitar una salida negociada al violento pulso que enfrenta al Ejército con el movimiento islamista han resultado infructuosos.

Una vez más, la jornada nacional de movilizaciones pro-Morsi del viernes desembocó en enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de la Hermandad, que dejaron dos muertos y decenas de heridos. En algunos puntos de la geografía egipcia, como el barrio cairota de Maadi o las ciudades de Assiut y Suez, se organizaron también manifestaciones de apoyo al Ejército en las que los concentrados sostenían fotografías de Abdelfattá al Sissi, ministro de Defensa y considerado el verdadero hombre fuerte del nuevo régimen.

La hostilidad hacia el histórico movimiento islamista entre un sector de la población egipcia es tal, que ni tan siquiera quiere permitir a los simpatizantes de la cofradía realizar concentraciones públicas. En varios puntos del país, las manifestaciones de los Hermanos Musulmanes fueron atacadas y dispersadas por civiles, no por las fuerzas de seguridad. Los disturbios más graves tuvieron lugar en las ciudades de Alexandría, Suez y Kafer Batij, en la provincia de Damietta, donde falleció Ibrahim Selim, un miembro de la Hermandad.

Los disturbios llegan un día después de que el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, saliera ileso de un atentado con coche bomba contra su comboi. En el ataque resultaron heridas de diversa gravedad una veintena de personas. Una de ellas, un civil, falleció ayer en un hospital como consecuencia de las heridas. El intento de asesinato, el primero contra un dirigente político del país desde el golpe de Estado que derrocó a Morsi, no ha sido reivindicado. Aunque los Hermanos Musulmanes condenaron la acción, una parte de la clase política y de la sociedad egipcia les atribuye su responsabilidad.

“Estos ataques tienen como objetivo definir a los grupos y partidos islamistas como diabólicos”, afirmó a la cadena Al Yazira Amr Darrag, uno de los pocos líderes que no ha sido encarcelado, sugiriendo que el propio gobierno podría estar detrás de la acción para legitimar nuevas medidas de represión. Una de ellas, la ilegalización de los Hermanos Musulmanes, parece inminente. “La decisión del ministro ha sido ya tomada, pero no se dará a conocer hasta la semana que vienen en una rueda de prensa”, declaró Hani Mahana, portavoz del ministerio de Solidaridad Social, al diario oficialista Al Ajbar.

Después de operar durante décadas en las sombras, el pasado mes de marzo los Hermanos Musulmanes se registraron como una ONG en el ministerio de Solidaridad Social. El actual ministro, Ahmed Borai, ha llevado a cabo una investigación sobre las acusaciones que pesan contra la organización de que almacenó armas en su sede social, un asunto que también estudia un tribunal administrativo de El Cairo. Así pues, la disolución de la cofradía podría venir los próximos días tanto de una decisión gubernamental como de la justicia egipcia.

Sin embargo, de momento, el gabinete está dividido respecto a este asunto, quizás a la espera del resultado de nuevas negociaciones con los líderes de la Hermandad. El primer ministro, Hazem Beblawi, hizo marcha atrás en su voluntad de ilegalizar la organización, y su portavoz insistió el viernes a la cadena BBC que la decisión aún no está tomada. La prohibición no implicaría, al menos de forma inmediata, la ilegalización de su brazo político, el Partido de la Libertad y la Justicia.

————————————————————————————————————————————————-

EL MUNDO

Gobierno egipcio niega haber disuelto a Hermanos Musulmanes

Deutsche Welle Español

El Ministerio de Solidaridad Social había dado la información, que fue corregida por el primer ministro, exhibiendo el nivel de descoordinación del actual Gobierno.

Diversos medios estatales egipcios aseguraron este viernes (06.09.2013) que los Hermanos Musulmanes habían perdido su condición de ONG y, por lo tanto, serían disueltos y no podrían actuar dentro del marco de la legalidad. Sin embargo, el Gobierno de Egipto desmintió tajantemente esa.

En declaraciones recogidas por la BBC, la oficina del primer ministro aseguró que no se ha tomado ninguna decisión con respecto a una presunta revocación de la licencia del grupo, saliendo al paso de las informaciones entregadas temprano por el Ministerio de Solidaridad Social, precisamente el encargado de estudiar la ilegalización del grupo islamista.

Una comisión que asesora al Gobierno interino egipcio recomendó el lunes 2 de septiembre la desaparición de los Hermanos Musulmanes como ONG y el cierre de su oficina central, amparándose en una ley que prohíbe a grupos no estatales la formación de milicias paramilitares. La Hermandad figura como ONG desde marzo, cuando asumieron esa condición ante críticas opositoras que cuestionaban su estatus legal.

Nuevas protestas con muertos

Mientras, en las calles de El Cairo, cientos de seguidores del depuesto mandatario Mohamed Mursi salieron a manifestar su repudio al actual Gobierno, que asumió el poder de forma interina mientras se convoca a nuevas elecciones. Esto, tras el golpe de Estado que realizaron los militares el 3 de julio contra el primer presidente democráticamente electo en Egipto.

Las manifestaciones, mucho menos numerosas que en otras ocasiones, ya dejaban dos muertos en horas de la tarde del viernes, de acuerdo a reportes entregados por fuentes médicas a la agencia AFP. Los decesos se habrían producido en enfrentamientos entre seguidores y opositores de Mursi en Alejandría y en Damietta. La detención de numerosos líderes de los Hermanos Musulmanes ha minado su capacidad de congregar seguidores.

Los manifestantes gritaban “abajo con los militares” y ondeaban banderas egipcias. El llamado era a “proteger la revolución”, en referencia al alzamiento ciudadano que acabó con el gobierno de Hosni Mubarak a comienzote 2011. En Internet, los Hermanos Musulmanes denunciaron que policías vestidos de civil transportaban armas para enfrentarse con los manifestantes.

—————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: