Venezuela abandona la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos


  • Venezuela concreta su salida de la CADH entre la preocupación internacional
  • Venezuela abandona la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos
  • Gobierno venezolano calificó de “sabia y justa” la salida de la Convención Americana de DD.HH.
  • Venezuela ratifica decisión de retirarse de la CIDH
  • CIDH emite comunicado tras decisión de Venezuela de salir del organismo

———————————————————————————————————

Venezuela concreta su salida de la CADH entre la preocupación internacional

(EFE)

Caracas, 10 sep (EFE).- Venezuela hizo efectiva hoy su salida de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH), en medio de una defensa cerrada del Gobierno a la decisión frente a las críticas de la oposición y a la preocupación expresada por parte de la comunidad internacional.

La decisión se concreta exactamente un año después de que el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez (1999-2013), denunciara el sistema interamericano de justicia al acusarlo de estar manipulado por Estados Unidos.

Pese a los llamados de organismos locales e internacionales de derechos humanos a reconsiderar la medida, que implica el retiro del mecanismo que da base jurídica a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), el Gobierno del actual presidente, Nicolás Maduro, ratificó la decisión.

Maduro, presidente desde abril pasado tras ganar las elecciones celebradas de manera obligada por la muerte de Chávez en marzo, confirmó el lunes la salida de Venezuela del instrumento al dejar pasar el año que tuvo para considerarlo, señalando que la CorteIDH y la CIDH “degeneraron y se creen un poder supranacional”.

Su Gobierno salió en pleno hoy a defender la medida, a la que calificó como “sabia, justa y soberana”.

“La decisión del comandante Chávez, cumplida por @NicolasMaduro, al separarnos del sistema interamericano de justicia, es sabia, justa y soberana”, escribió el vicepresidente, Jorge Arreaza, en su cuenta de la red social Twitter.

En línea con la postura oficial, Arreaza acusó a la CIDH y a la CorteIDH de ser “protectores de los intereses de los poderosos” y de no haber sido “jamás” defensores de “lo justo”.

Al mismo tiempo, el Gobierno buscó dejar claro que la ciudadanía no queda desamparada por este hecho, ya que, dijo, Venezuela forma parte de la directiva de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y, adicionalmente, impulsará el nacimiento de instancias similares en otros organismos internacionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Nosotros hemos denunciado a la Convención Americana de Derechos Humanos porque en ella está prevista la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión (Interamericana) de Derechos Humanos, pero nosotros seguimos siendo miembros de la Organización de Estados Americanos”, dijo el canciller, Elías Jaua, en rueda de prensa.

En ese sentido, la propia CIDH afirmó que Venezuela seguirá sujeta a su jurisdicción como Estado miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) pese a su retirada de la CADH.

Mientras Venezuela “continúe siendo Estado parte de la OEA, la Comisión Interamericana continuará cumpliendo con su mandato de promoción y supervisión de la situación de derechos humanos en ese país, y tramitando peticiones, casos y medidas cautelares”, dijo el organismo, con sede en Washington.

Desde Ginebra, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos manifestó su preocupación, mientras que la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) expresó “gran inquietud” por las consecuencias de la retirada, que a su juicio afectará a las víctimas y a las organizaciones que las representan.

“Creemos que puede tener un impacto muy negativo en la situación de los derechos fundamentales en el país y en su región”, señaló el portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Rupert Colville.

La oposición venezolana tildó la decisión como un “duro golpe reaccionario” en contra de la protección de los derechos humanos.

Según dijo la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática en un comunicado, “este empeño inhumano, antihistórico y antivenezolano” coloca a los ciudadanos del país “en una situación de creciente indefensión, en vista de la manifiesta ausencia de independencia de los poderes públicos en el país”.

El descontento del Gobierno venezolano con la CIDH, a la que ha acusado reiteradamente de usar criterios políticos para tomar sus decisiones sobre el país, viene de lejos.

El 12 de abril de 2002, día en que Chávez sufrió un golpe de Estado que lo sacó de la Presidencia por 48 horas, un grupo de personas se dirigió a la Comisión para pedirle que se resguardaran los derechos del depuesto presidente mientras lo tuvieran en prisión y según el Gobierno la reacción de la CIDH no fue la esperada.

Finalmente, hace un año, Venezuela anunció su decisión de abandonar el Sistema Interamericano de Justicia tras una sentencia, que calificó de “aberrante”, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor de Raúl Díaz, acusado de terrorismo y juzgado por poner bombas en sedes diplomáticas de España y Colombia en Caracas.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

Venezuela abandona la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos

LUDMILA VINOGRADOFF / CORRESPONSAL EN CARACAS
Día 11/09/2013 –

La decisión, tomada hace un año por el expresidente Hugo Chávez, se hizo efectiva este martes

Este martes se hizo efectiva al salida de Venezuela de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), tal y como solicitó el expresidente del país, Hugo Chávez, hace exactamente un año. La decisión llega tan sólo un día después de que la delegación del líder opositor Henrique Capriles impugnara por fraudulenta la proclamación presidencial del actual presidente venezolano, Nicolás Maduro, ante las oficinas de la Organización de los Estados Americanos (OEA), institución perteneciente al CIDH.

El retiro formal de Venezuela de este organismo, así como de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (Corte IDH), que también forma parte de la OEA, no exime al país de responsabilidades en materia de derechos humanos, incluidos los electorales, aseguran los analistas al recordar los ejemplos del chileno Pinochet y peruano Fujimori.

Con su retiro interamericano, el gobierno venezolano ha querido lavarse las manos y hacer la vista gorda ante las numerosas denuncias sobre la violación de los derechos humanos en el país que se han presentado en los últimos 15 años en esta comisión. Lo solicitó Chávez y lo terminó ejecutando un año después Maduro.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pidió al gobierno venezolano que rectificara y revocara la medida del retiro, pero el canciller Elías Jaua dijo que «Venezuela no volverá a integrar el organismo hasta que no exista una transformación», pues considera que la CIDH y la Corte IDH serían «brazos del imperio para agredir a Venezuela».

El expresidente de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, el venezolano Pedro Nikken, advirtió que la salida formal de Venezuela no librará al país de sanciones, como pasó con Pinochet y Fujimori.

El exgobernador del estado Táchira, César Pérez Viva, afirmó que la salida de Venezuela de la CIDH «refleja el carácter fascista de la cúpula roja que hoy gobierna». Agregó que «solo un régimen soberbio, que se considera dueño de la verdad absoluta, puede asumir la regresiva postura de retirarnos del sistema de Derechos Humanos».

Capriles recurre a la Comisión

Por su lado, Capriles, gobernador de Miranda y principal líder opositor, dijo que acude a la CIDH y a las Naciones Unidas después que el Tribunal Supremo de Justicia venezolano rechazara la impugnación de los resultados electorales del 14 de abril que dieron de triunfador a Maduro por un escaso margen de diferencia.

«Lo hemos dicho, si la justicia no funciona iremos a las instancias internacionales para defender no mis derechos sino los derechos del pueblo venezolano», agregó Capriles, quien prepara su viaje a Miami en los próximos días.

La oposición y Capriles han denunciado irregularidades, como votos de ciudadanos ya fallecidos, manipulación en el cómputo de sufragios y presiones a electores para votar por Maduro en la elección extraordinaria realizada tras la muerte del presidente Hugo Chávez, el pasado 5 de marzo.

Consecuencias de la salida

A partir del martes las violaciones de los derechos cometidas en este país no podrán ser objeto de escrutinio de la CIDH ni de la Corte IDH, pero deberá responder a los casos que hayan sido presentados con anterioridad a su salida. «Saldrá perjudicado en el futuro», señala Pedro Nikken.

————————————————————————————————————————————————————————————————-

Gobierno venezolano calificó de “sabia y justa” la salida de la Convención Americana de DD.HH.

Así lo señaló ante las críticas el vicepresidente Jorge Arreaza.

Hugo Chávez había acusado en 2012 “manipulación” del organismo desde Estados Unidos.

Martes 10 de septiembre de 2013 | EFE – Cooperativa.cl

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó que tanto la CIDH como la CorteIDH son "protectores de intereses de los poderosos".

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó que tanto la CIDH como la CorteIDH son “protectores de intereses de los poderosos”.

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, tildó este lunes de “sabia, justa y soberana”, la retirada del país de laConvención Americana de Derechos Humanos (CADH), lo que se cumple este martes con el aval del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Venezuela denunció el 10 de septiembre del año pasado a la CADH, que da base jurídica a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), mecanismos a los que el entonces presidente, Hugo Chávez (1999-2013), acusó de estar manipulados por Estados Unidos.

“La decisión del comandante Chávez, cumplida por Nicolás Maduro, al separarnos del sistema interamericano de justicia, es sabiajusta ysoberana“, escribió Arreaza en la red socialTwiter.

Tanto la CIDH, con sede en Washington, como laCorteIDH, con sede en San José de Costa Rica, “jamás han sido garantes de lo justo, sino protectores de intereses de los poderosos””, añadió el vicepresidente y yerno del gobernante fallecido en marzo pasado, quien un mes después fue reemplazado en el cargo por Maduro.

En tanto, la ministra venezolana de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez, también se valió de la red social para arremeter con mayor fuerza contra la CIDH, señalando que la Corte Interamericana tiene una deuda histórica con el pueblo deVenezuela.

Dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza partidista de la oposición al Gobierno venezolano, presentó este lunes ante la CIDH, en su sede en Washington, una denuncia que esperan signifique la anulación de las elecciones presidenciales ganadas por Maduro el pasado 14 de abril, por “fraudulentas”.

El presidente del país tildó de “estúpidos perversos” a esos opositores, en una rueda de prensa que convocó para referirse a ese y otros asuntos.

“¿Aspiran a que la CIDH saque una decisión, no se cuándo, que diga que yo no soy presidente de la República? ¡Por favor!”, exclamó tras sostener que con ello “uno podría pensar que son unos estúpidos, pero no lo hacen por estúpidos sino por perversos, o pudieran ser estúpidos perversos”.

Maduro añadió que, en su opinión, tanto la CorteIDH como la CIDH “degeneraron y se creen un poder supranacional, por encima de gobiernos legítimos (…) un instrumento de persecución de los gobiernos progresistas“.

————————————————————————————————————————————————————

Martes 10 de Septiembre de 2013

Venezuela ratifica decisión de retirarse de la CIDH

teleSUR
Venezuela es un país con autodeterminación, capaz y muy responsable de su toma de decisiones, sobre todo cuando se trata de defender los derechos humanos. Así lo dio a conocer el canciller de ese país, Elías Jaua, durante la conferencia prensa para dar a conocer que su gobierno se retira de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El canciller de Venezuela, Elias Jaua, aseguró este martes que Venezuela se retira de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos. Dijo que ningún venezolano se verá afectado por la medida internacional porque ningún fallo de la CIDH ha sido en favor del “ciudadano de a pie”.

Venezuela ratificó este martes la decisión de retirarse de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), un año después de la denuncia formulada por el Gobierno Bolivariano sobre las irregularidades que se cometían dentro de este organismo internacional.

“Un año después no ha habido ni una sola rectificación (de la CIDH) a pesar de los esfuerzos de nuestros hermanos países, los gobiernos de Ecuador y Bolivia, que han asumido como tarea la transformación del Sistema Interamericano” de los Derechos Humanos, dijo durante una rueda de prensa, el canciller venezolano, Elias Jaua.

Aseguró que esta decisión no tendrá consecuencia alguna para el pueblo venezolano, toda vez que la CIDH no ha emitido un fallo “para favorecer a ningún ciudadano de a pie”.

Elias Jaua aseguró que esta decisión se toma porque la Corte se ha “extralimitado” al pronunciarse antes de que los conflictos sean resueltos dentro del país, “porque han fallado de forma parcializada a favor de corruptos, terroristas; han pretendido ordenar que cambiemos nuestra legislación”.

En cambio, Jaua criticó que el organismo internacional adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA) no se haya pronunciado para rechazar la muerte de campesinos en Venezuela por parte de terratenientes, el golpe de Estado de 2002, las muertes ocurridas tras las elecciones de abril de 2013, entre otros hechos.

Elias Jaua calificó a la CIDH como un “sistema absurdo” y aseveró que el Gobierno abogará por la creación de un organismo “Nuestroamericano que contribuya a garantizar los Derechos Humanos en la región sin tutelajes injerencistas”, dijo.

“Seguimos pidiendo que la Corte y la Comisión (Internacional de Derechos Humanos) rectifiquen y se coloquen al servicio de los DDHH de los más humildes, no de las grandes corporaciones mediáticas”, señaló Jaua este martes.

El Gobierno de Venezuela se comprometió a garantizar el cumplimiento de los DDHH en el país y su apego a los convenios ratificados en esta materia.

El pasado 6 de septiembre el entonces canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, envió un comunicado a la CIDH para dar a conocer la decisión de Venezuela de alejarse del organismo internacional si no rectificaban el rumbo de sus decisiones.

—————————————————————————————————————————————————————

Martes 10 de Septiembre de 2013

CIDH emite comunicado tras decisión de Venezuela de salir del organismo

teleSUR
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó el retiro de Venezuela del organismo. A través de un comunicado, el órgano aseguró que la salida de este país suramericano “va en detrimento de la protección de los derechos de los habitantes de Venezuela, quienes pierden una instancia de protección”.

A través de un comunicado se conoció que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sólo podrá recibir después de este martes, las denuncias donde se aleguen violaciones a los derechos humanos ocurridas antes de esta fecha, que serán tramitadas a la luz de las obligaciones del Estado.

Miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), lamentaron este martes a través de un comunicado, la salida de Venezuela de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), pues a su juicio, con esta acción los venezolanos “pierden una instancia de protección”.

La Comisión perteneciente a la Organización de Estados Amércianos (OEA), reiteró su “profunda preocupación” por el efecto que produce la entrada en vigencia de la denuncia, puesto que la misma conlleva al desconocimiento de los actos de violaciones a Derechos Humanos que se puedan suscitar después de este martes 10 de septiembre de 2013; por lo que hacen “un llamado a Venezuela a reconsiderar esta decisión”.

No obstante, el canciller de Venezuela, Elías Jaua, aseguró más temprano que esta decisión no tendrá consecuencia alguna para el pueblo venezolano, toda vez que la Corte IDH no ha emitido un fallo “para favorecer a ningún ciudadano de a pie”.

Jaua aseguró que esta decisión se toma porque la Corte se ha “extralimitado” al pronunciarse antes de que los conflictos sean resueltos dentro del país; al tiempo que reclamó a la mencionada institución que hasta ahora no se haya pronunciado para rechazar la muerte de campesinos en Venezuela por parte de terratenientes, el golpe de Estado de 2002, las muertes ocurridas tras las elecciones de abril de 2013, entre otros hechos.

Sin embargo, la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Navi Pillay, instó enérgicamente a Venezuela -al igual que el Secretario General de la OEA y los miembros de la CIDH- a reconsiderar su decisión, advirtiendo que de concretarse su retiro, significaría un serio retroceso en la protección de los derechos humanos en Venezuela y en toda la región.

La Alta Comisionada destacó que esta decisión contraviene además las resoluciones adoptadas por el Consejo de Derechos Humanos – del cual Venezuela entró a formar parte en el año 2012 –relativas a mejorar la cooperación y el diálogo entre los mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos, con miras a fortalecer la protección a las personas cuyos derechos se ven afectados.

En este contexto, la CIDH mencionó que el organismo sólo podrá recibir después del 10 de septiembre de 2013, las denuncias donde se aleguen violaciones a los derechos humanos ocurridas antes de dicha fecha, las cuales serán tramitadas a la luz de las obligaciones del Estado bajo la Convención Americana, y son susceptibles de ser conocidas por la Corte IDH.

El 10 de septiembre de 2012 el Secretario General de la OEA recibió la nota formal de denuncia, fechada el 6 de septiembre de 2012, por parte del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, en representación del Gobierno de Venezuela. De conformidad con lo establecido en el artículo 78.1 de la Convención Americana, la denuncia surte efecto a partir de este martes cumplido el preaviso de un año previsto en dicho artículo.

La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: