Un atentado en Pakistán contra una iglesia cristiana causa 79 muertos


  • Un atentado en Pakistán contra una iglesia cristiana causa 79 muertos
  • Doble atentado suicida contra cristianos causó 78 muertos en Pakistán
  • Manifestantes cristianos protestan tras atentado que dejó 80 muertos en Pakistán
  • La insurgencia huye del diálogo con una matanza contra cristianos en Pakistán

————————————————————————————————————————————-

Un atentado en Pakistán contra una iglesia cristiana causa 79 muertos

Un terrorista ha matado al menos a 79 personas al detonar su carga a la salida de la misa en un templo atestado de fieles

 Dubai 22 SEP 2013 – El País.com (España)

Un grupo de mujeres llora a sus familiares muertos en el atentado. / MUHAMMED MUHEISEN (AP)

Al menos 79 muertos ha causado en la mañana del domingo un atentado suicida contra la Iglesia de Todos los Santos de Peshawar, la capital de la provincia paquistaní de Khyber Pakhtunkhwa, según datos facilitados por el ministro del Interior. Otro centenar de personas han resultado heridas. El ataque, el peor que se recuerda contra la minoría cristiana de Pakistán, ha sido interpretado por algunos observadores como una respuesta de los insurgentes islamistas a la reciente propuesta de diálogo del primer ministro Nawaz Sharif.

El agresor detonó sus explosivos cuando los cerca de 600 fieles que habían asistido a la misa dominical abandonaban la iglesia y se disponían a recoger los paquetes de alimentos que la parroquia distribuye de forma gratuita. El ministro del Interior, Chaudhry Nisar Ali Khan, ha cifrado en 78 los muertos, según informa Reuters. El número de muertos aún puede aumentar porque muchos de los heridos se encuentran en estado crítico.

Entre las víctimas mortales, hay siete niños, 35 mujeres y dos policías musulmanes que vigilaban fuera del recinto, según han informado los medios locales. Aunque algunos testigos hablaron de un doble atentado, fuentes policiales dudan de que hubiera un segundo terrorista y consideran más probable que el asesino lanzara una granada antes de hacerse saltar por los aires.

Este ataque contra los cristianos, apenas un 2% de los 185 millones de paquistaníes, se suma a una creciente ristra de agresiones a las minorías religiosas que sacuden Pakistán desde principios de año. Aunque nadie ha reclamado su autoría, existe unanimidad en atribuir la responsabilidad a los grupos extremistas suníes, cuya interpretación estrecha del islam constituye el fermento tanto de la violencia contra los chiíes (un 20% de la población) como contra cristianos, hindúes, sijs y ahmadíes (que juntos no llegan a un 5%). El Consejo de Ulemas, la más alta autoridad suní en Pakistán, ha denunciado el ataque y expresado su solidaridad con los “hermanos cristianos en esta tragedia”.

Sharif, que también ha condenado con vehemencia el atentado, intenta desde su llegada al Gobierno el pasado junio iniciar conversaciones de paz con el Movimiento de los Talibanes de Pakistán y otros grupos afines para poner fin a una década de violencia. Sin embargo, los talibanes rechazaron su oferta públicamente y se responsabilizaron del asesinato de un general la semana pasada. Para algunos observadores, el atentado de hoy es otra prueba de que no se puede dialogar con los extremistas.

Más allá de las consideraciones políticas, los cristianos se sienten discriminados. Su conversión data de la época de la presencia británica en el subcontinente indio, cuando muchos intocables y otros marginados se convirtieron a la religión de los colonizadores con la esperanza de mejorar su futuro. Pero para la mayoría musulmana, siguen siendo el último escalón social.

Además, desde 1991, la blasfemia contra el islam está castigada con la pena de muerte y basta el testimonio de un musulmán, aunque no haya pruebas, para encarcelar a cualquiera. La Comisión sobre la Libertad Religiosa Internacional, una agencia financiada por el Gobierno de EEUU, acusa desde hace años a las autoridades paquistaníes de no hacer lo suficiente para frenar la violencia sectaria.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————-

Doble atentado suicida contra cristianos causó 78 muertos en Pakistán

(AFP)

Peshawar (Pakistán) — Al menos 78 personas murieron y 100 resultaron heridas este domingo en un doble atentado suicida frente a una iglesia a la salida de la misa en Peshawar, uno de los ataques más sangrientos contra cristianos en Pakistán.

El ataque, que no había sido reivindicado a comienzos de la tarde, se produjo a mediodía frente a la Iglesia de Todos los Santos de Peshawar, la principal ciudad del noreste, una región ensangrentada frecuentemente por los atentados atribuidos en gran parte a los rebeldes islamistas talibanes.

El papa Francisco condenó este domingo el atentado: “Hoy en Pakistán, por una opción equivocada de odio y guerra, se ha cometido un atentado (..) ese no es el camino, es necesario encontrar el camino para construir la paz y un mundo mejor”, dijo al término de su visita de un día a la isla italiana de Cerdeña.

Se trata de uno de los ataques más mortíferos cometidos contra cristianos en Pakistán, comunidad que representa el 2% de la población de este país de 180 millones de habitantes, en su mayoría musulmanes.

El ministro federal del Interior, Chaudhry Nisar Ali Khan, dijo que al menos 78 personas murieron y que 11 de los más de 100 heridos estaban en estado crítico.

“Hay 34 mujeres y siete niños entre los muertos”, añadió Khan a la prensa en Peshawar, y añadió que el gobierno anunció tres días de duelo.

El responsable de la administración de la ciudad, Sahibzada Anees, dijo a la prensa que las bombas estallaron apenas terminó el servicio religioso.

Los dos kamikazes accionaron sus cinturones explosivos cuando los fieles salían de la misa.

El noroeste es una región donde imperan numerosos grupos rebeldes islamistas, entre ellos el Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP), autores de innumerables atentados que han causado más de 6.000 muertos desde 2007.

Las autoridades sabían que esta iglesia podía ser atacada y habían desplegado fuerzas de seguridad en torno a ella, añadió Anees.

“Estamos en una zona que es objetivo potencial para los terroristas; se habían tomado medidas especiales para proteger esta iglesia. Estamos aún en la fase de rescate, pero cuando se termine investigaremos para saber qué fue lo que falló”, precisó.

Nazir Jan, maestro de escuela de 50 años, dijo que el servicio había terminado y unos 400 fieles estaban saliendo de la iglesia cuando se produjo una primera explosión.

“Una enorme explosión me tiró al suelo y tan pronto como recuperé mis sentidos estalló una segunda bomba”, dijo Jan a la AFP.

Imágenes de televisión mostraban ambulancias trasladando a los heridos a hospitales.

Familiares de las víctimas en llanto se agolpaban frente a la iglesia. Algunos gritaron frases hostiles a la policía, juzgada incapaz de contrarrestar las amenazas.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó firmemente este atentado. “Los terroristas no tienen religión. Atacar a inocentes es contrario a los preceptos del islam y de todas las otras religiones. Estos actos terroristas muestran el estado de ánimo brutal e inhumano de los terroristas”, dijo en un comunicado.

El gobierno de Sharif propuso recientemente negociaciones de paz con los talibanes del TTP para poner fin a la violencia.

La violencia entre fanáticos religiosos ha aumentado en los últimos años en Pakistán, con una serie de atentados suicidas contra la minoría musulmana chiita (un 20% de la población) reivindicados por el grupo armado sectario Lasjar-e-Janhvi, cercano al TTP y a Al Qaida. Pero hasta el presente los cristianos no habían sido atacados de esta forma sangrienta.

El ataque más violento tuvo lugar en 2009 en Gojra, en la provincia de Penjab (este), donde una multitud musulmana colérica mató a siete cristianos y quemó 77 casas pertenecientes a miembros de esta religión, tras rumores de que el libro sagrado del Corán había sido profanado.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————

Manifestantes cristianos protestan tras atentado que dejó 80 muertos en Pakistán

Dos suicidas detonaron sus explosivos en una iglesia de Peshawar. El hecho fue considerado por la policía como uno de los peores contra la minoría cristiana.

por Agencias – 22/09/2013 – Latercera
Cristianos protestan tras atentado a iglesia de Pakistán. © EFE
Cristianos protestan tras atentado a iglesia de Pakistán.

Cientos de manifestantes cristianos realizaron hoy protestas en Pakistán tras el atentado perpetrado por dos suicidas en una iglesia de Peshawar, en el que murieron al menos 80 personas.

Las protestas se sucedieron en Lahore, Karachi, Multan, Faisalabad y Peshawar, organizadas en forma espontánea, con acusaciones contra el gobierno por la incapacidad para garantizar las condiciones de seguridad de las minorías religiosas.

Los cristianos, que representan el 2% de la población, reclaman a los gobiernos central y provinciales tomar medidas concretas para determinar las responsabilidades en los ataques contra comunidades no musulmanas.

El atentado, en el que además resultaron heridas unas 135 personas, se produjo cuando acababa de terminar la misa del domingo y se empezaba a distribuir alimentos en el patio de la iglesia entre las 600 personas presentes.

El jefe de policía local, Muhammed Noor, señaló que los atacantes se volaron por los aires con segundos de diferencia. Entre las víctimas hay tres niños de entre tres y ocho años, seis mujeres y dos agentes de seguridad.

Por ahora nadie se atribuyó el ataque. En el noroeste de Pakistán es habitual que actúen grupos vinculados a los talibanes, sobre todo mediante atentados suicidas.

———————————————————————————————————————————————————————————————————–

La insurgencia huye del diálogo con una matanza contra cristianos en Pakistán

(EFE)

Islamabad, 22 sep (EFE).- La insurgencia islamista volvió hoy a golpear a las minorías de Pakistán con un atentado contra una iglesia que causó al menos 70 muertos, la primera gran acción terrorista desde que el Gobierno ofreció iniciar un diálogo a los integristas.

Otros 133 fieles resultaron heridos en el ataque, cometido justo antes del mediodía (hora local) por dos suicidas en la zona de la Puerta de Kohati de la ciudad noroccidental paquistaní de Pesháwar, capital de la conflictiva provincia de Khyber-Pakhtunkhwa.

El número de víctimas fue confirmado a Efe por un portavoz de la Policía local, aunque, en declaraciones al canal privado Dawn, el jefe del centro al que están trasladando las víctimas, el hospital Lady Reading, Arshad Javed, elevó a 75 el número de fallecidos.

Citado por la emisora estatal Radio Pakistan, el vicejefe administrativo de Pesháwar, Zahirul Islam, precisó que los terroristas detonaron sus explosivos en la conocida como Iglesia de Todos los Santos cuando los fieles estaban concluyendo la oración.

En el momento del ataque había entre 600 y 700 feligreses en el lugar, según una fuente oficial citada por el rotativo The Express Tribune.

De acuerdo con algunos medios locales, entre las víctimas figuran varias mujeres y niños.

En la Puerta de Kohati, que alberga varios templos cristianos y de otras confesiones, algunas tiendas y mercados cerraron tras el ataque y se desataron violentas protestas en las calles, en las que algunas personas prendieron fuego a material de la Policía.

También hubo disturbios en otras ciudades paquistaníes, según la prensa paquistaní.

Los atentados y otros sucesos violentos son algo constante en esta provincia, que limita con el cinturón tribal fronterizo con Afganistán, un territorio que nunca ha estado bajo completo control del Estado y que alberga a facciones talibanes y grupos yihadistas.

En un comunicado, el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, se mostró “conmocionado” por el ataque, y afirmó que “los terroristas no tienen religión” y que “atacar contra gente inocente va contra las enseñanzas del islam y de cualquier fe”.

Sharif había mostrado en las últimas semanas una postura de acercamiento hacia los talibanes paquistaníes y otros grupos afines.

El pasado día 9, una conferencia multipartita organizada por su Gobierno acordó ofrecer a los insurgentes iniciar un diálogo para poner fin a la violencia, pero todavía no ha comenzado ninguna negociación formal.

Algunas personalidades, como la exministra de Información y exembajadora en Washington Sherry Rehmán, instaron hoy al Ejecutivo de Sharif a abandonar la idea de negociar con los rebeldes.

El anterior Gobierno, liderado por el Partido Popular (PPP) de Rehmán, ya lo intentó sin éxito en 2008 y 2009, tras lo cual ordenó al Ejército lanzar varias operaciones militares a gran escala.

Pakistán se creó en 1947 tras independizarse del Imperio Británico como una patria para los musulmanes del subcontinente indio, aunque la promesa de acoger también a las minorías -el blanco de su blanquiverde bandera se refiere a ellas- se ha visto cercenada por la creciente radicalización social.

Según datos oficiales de 2001, cerca del 97 % de los más de 180 millones de habitantes del país son musulmanes, mientras que los cristianos no llegan al 2 % de la población.

En los últimos años se han intensificado los ataques contra las minorías, aunque recientemente han golpeado más a ramas del islam como la chií, que ha perdido a cientos de seguidores en brutales acciones terroristas, sobre todo en la ciudad occidental de Quetta.

En marzo de 2011 fue asesinado el ministro de Minorías, el católico Shahbaz Bhatti, en el que ha sido quizás el atentado de mayor envergadura contra representantes de la fe cristiana en los últimos tiempos.

También se han registrado estos años varios casos notorios de acusaciones a cristianos de blasfemar contra el islam, un delito que en Pakistán puede ser castigado con la pena de muerte y que suele ser utilizado de forma interesada.

El más flagrante fue el relativo a Rimsha Masih, una niña paquistaní con discapacidad mental que fue acusada de blasfemia en 2012 por quemar un Corán y luego absuelta por un tribunal al considerarse que todo fue un montaje de un religioso musulmán.

La menor encontró asilo recientemente en Canadá con su familia.

Otro episodio negro para los cristianos se remonta a 2009, cuando cientos de radicales incendiaron más de un centenar de viviendas de fieles en la ciudad de Gojra y acabaron con la vida de siete personas, muchas de ellas calcinadas, por una supuesta profanación de Corán.

————————————————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: