Italia, al borde del colapso político


———————————————————————————————————————————

Italia, al borde del colapso político

ÁNGEL GÓMEZ FUENTES / CORRESPONSAL EN ROMA
Día 30/09/2013 – ABC.es

El primer ministro, Enrico Letta, espera que los moderados abandonen a Berlusconi y apoyen a un renovado Gobierno para evitar nuevos comicios

Italia vuelve al caos y a una situación de emergencia política y económica, con la crisis de gobierno más absurda y complicada de la historia de la República. El caos es el amargo regalo que Silvio Berlusconi ha hecho a los italianos en su 77 cumpleaños, onomástica que celebró ayer en su villa de Arcore.

En un desesperado intento por salvar su piel tras ser condenado por fraude fiscal, «Il Cavaliere» quiere derribar al actual Gobierno y adelantar elecciones, sin más miras que sus intereses personales y con completo olvido de la crítica situación en que se encuentra el país. Así lo denunció el propio primer ministro, Enrico Letta, quien atacó duramente a «Il Cavaliere»: «Ha cometido un acto de locura e irresponsabilidad», al obligar a dimitir a los cinco ministros de su partido que forman parte del Gobierno de coalición.

Pero algunos ministros y muchos diputados de Berlusconi no comparten las posiciones extremas de los halcones que rodean últimamente a «Il Cavaliere», que empujan al partido al radicalismo y que han aconsejado al ex primer ministro que opte por el derribo del Gobierno. Se ha producido así una especie de soterrada insurrección de los moderados que intentan hacerse ahora con el control del partido.

De forma sintomática, cuatro ministros dimisionarios han expresado su disenso. Lo hicieron de forma abierta el extitular de Reformas Constitucionales, Gaetano Quagliariello, y el de Transportes, Maurizio Lupi. También la exministra de Sanidad,Beatrice Lorenzin, expresó sus reservas. Incluso el ministro del Interior e incondicional berlusconiano, Angelino Alfano, ha advertido: «Una nueva Forza Italia no debe estar en manos de extremistas».

«Así no se puede continuar. Forza Italia (el nombre del partido que sustituirá al Pueblo de la Libertad, PDL) no puede ser un movimiento extremista», comentó Maurizio Lupi, en un ataque directo a los halcones que han empujado a Berlusconi hacia la crisis. Igualmente explícito fue Quagliariello: «No me adheriré a esa Forza Italia, que toma decisiones, como se ha hecho en Arcore, sin la presencia del secretario del partido».

También el portavoz del partido de Berlusconi en el Parlamento, Fabrizio Cicchitto, criticó que se tomara la decisión de forzar la dimisión de los ministros sin consultar con el partido.

En busca de tránsfugas

No es descartable, por tanto, una escisión en el partido. O al menos que algunos diputados moderados del PDL den su voto de confianza a Enrico Letta para que dirija un nuevo Gobierno. De hecho, el Partido Democrático de Letta se ha movilizado ya para hacerse con los votos moderados del PDL, al tiempo que buscan también a eventuales tránsfugas del Movimiento 5 Estrellas descontentoscon el cómico Beppe Grillo.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, y el primer ministro, Enrico Letta, no van a arrojar la toalla. Y trabajan ya en examinar las opciones para un gobierno «Letta bis». Este sábado por la noche Letta se entrevistó con Napolitano para diseñar una estrategia ante la crisis. Todas las opciones están sobre la mesa, aunque el propio presidente manifestaba que solo habrá convocatoria de elecciones si no hay otra alternativa: «Las Cámaras serán disueltas solo si es imposible formar Gobierno», aclaró.

El primer ministro, Enrico Letta, tiene previsto acudir al Senado para presentar una moción de confianza, para ver si cuenta con una mayoría que le permita seguir gobernando. El primer ministro planteará un programa muy breve, con dos cuestiones urgentes: la aprobación de los nuevos presupuestos y la elaboración de una nueva ley electoral. Esta última cuestión es urgente porque si se acude a las urnas con la actual se corre el riesgo de que, como pasó tras los anteriores comicios, el partido ganador se encuentre bloqueado en el Senado por los partidos perdedores.

Reforma electoral

En el caso de que Letta logre salvar la crisis sin acudir a nuevas elecciones, se baraja ya el nombre del titular de Economía, Fabrizio Saccomanni, un tecnócrata del Banco Central italiano, como posible jefe de un nuevo Gobierno limitado fundamentalmente a dos objetivos: la ley de presupuestos y la reforma electoral.

Así las cosas y ante la alarma disparada por una crisis inesperada, Berlusconi se sintió obligado ayer a dar una justificación. Para ello aprovechó una manifestación de Forza Italia en Nápoles. Por teléfono y en tono exaltado, viéndose ya en campaña electoral, el ex primer ministro insistió en que quiere derribar al Gobierno por intentar subir el IVA: «Nos hemos encontrado frente a una izquierda que continúa metiendo mano en los bolsillos de los italianos. Querían hacer pagar a los ciudadanos más IVA y aumentar el precio de los carburantes. Tras lo que exclamó: «Por fin anoche pude dormir sereno, diez horas, tras cincuenta y cinco noches sin pegar ojo». «Ganaremos las elecciones. Estoy listo para la batalla, no me canso de combatir», insistió.

Desde que fue condenado por fraude fiscal, Berlusconi ha jugado al «cuanto peor, mejor» y «después de mí, el diluvio». El problema es que su juego ha hartado a la mayoría del país, y en todos los medios, con la excepción de los de su grupo editorial, se ha desatado un clamor de protesta contra la actitud de «Il Cavaliere».

———————————————————————————————————————————————————————————————————

Berlusconi provoca la crisis por temor a ser arrestado

ÁNGEL GÓMEZ FUENTESAGFUENTES1 / CORRESPONSAL EN ROMA
Día 30/09/2013 – ABC.es

Los detalles sobre cómo la desencadenó ha provocado estupor, incluso en las filas de su propio partido, el Pueblo de la Libertad

Silvio Berlusconiha puesto a Italia al borde del abismo, al provocar una crisis de gobierno con la excusa de su oposición al aumento del IVA de un punto, del 21 al 22%. Pero la verdadera causa es su próxima expulsión del Senado y su oposición a la llamada ley Severino, que prescribe la expulsión del Parlamento a quienes tengan condenas definitivas de cárcel superiores a dos años. Esta ley fue votada hace diez meses por todos los parlamentarios de su partido; los mismos que el miércoles –en una decisión sin precedentes– amenazaron con dimitir (cinco ministros lo cumplieron el sábado) por exigencia de Berlusconi, en protesta por una ley que ahora consideran inconstitucional. Algo kafkiano.

El Tribunal Supremo condenó a Berlusconi el 1 de agosto a cuatro años de prisión, reducidos a uno por una ley de indulto; una pena que «Il Cavaliere», al tener más de 70 años, cumplirá en arresto domiciliario o en servicios sociales. Desde hace dos meses, todo el país vive condicionado por Berlusconi, cuya estrategia está encaminada a salvarse de la expulsión del Senado y, por consiguiente, de la pérdida de la inmunidad parlamentaria. Pero su salida resulta inevitable: este viernes se reúne un comité del Senado que tiene previsto votar por mayoría su expulsión en virtud de la ley Severino.

Reunión en Arcore

Los detalles sobre cómo Silvio Berlusconi desencadenó la crisis ha provocado sorpresa y estupor, incluso en las filas de su propio partido, el Pueblo de la Libertad (PDL).

El pasado sábado se reunió en su residencia de Arcore con cinco «halcones» del PDL, los más duros e intransigentes, favorables a la ruptura de la coalición y a la crisis de gobierno. Entre ellos, se encontraba la considerada «pitonisa» de Berlusconi, la posfascistaDaniela Santanchè, y el diputado-abogado del «Cavaliere» Nicolò Ghedini, quien jugó un papel decisivo para convencerle sobre la urgencia de provocar la crisis.

«En 20 días puedes ser arrestado», le advirtió uno de sus «halcones»

Ghedini, según contó el «Corriere della Sera», le pronosticó que «en veinte días puedes ser arrestado» por alguna de las causas judiciales aún pendientes. Estas palabras incendiaron a «Il Cavaliere» y decidió romper la baraja al poner fin al Gobierno de coalición, con la pretensión de un retorno inmediato a las urnas. Para ello, encontró un pretexto: el aumento del IVA del 21 al 22% a partir de mañana. La realidad fue más bien la que definió el primer ministro, Enrico Letta: «Una locura, por motivos personales».

Silvio Berlusconi provocó la retirada de sus ministros de forma insólita. Acostumbrado a manejar al partido como si fuera un patrón, a su antojo y para su servicio, ni siquiera avisó previo al secretario general del PDL, Angelino Alfano, vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, ni por supuesto al resto de sus ministros.

Algunos recibieron la noticia con tintes tragicómicos. El titular del Ministerio para las Reformas Constitucionales, el napolitano Gaetano Quagliariello, se disponía a ver el partido de su equipo favorito, el Nápoles; mientras que el titular de Transportes, Maurizio Lupi, se encontraba en misa y un policía de su escolta le pasó el móvil, en el que recibió este mensaje: «Maurizio, tienes que dimitir; Berlusconi ha abierto la crisis».

La decisión de Silvio Berlusconi ha causado un terremoto en el Pueblo de la Libertad y el consiguiente caos porque, tras las mentiras de «Il Cavaliere», a muchos les resulta difícil tragar con ruedas de molino.

——————————————————————————————————————————————————————————————————

Berlusconi dice que la experiencia de gobierno de su partido “ha acabado”

El ex primer ministro italiano “concedió” al Ejecutivo una semana más para permitir la aprobación de una serie de medidas económicas.

por Efe – 30/09/2013 – Latercera

El ex primer ministro Silvio Berlusconi reiteró hoy que la experiencia de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), en el Gobierno de coalición italiano “ha acabado”, aunque “concedió” al Ejecutivo una semana más para permitir la aprobación de una serie de medidas económicas.

“Por el bien del país aseguramos que en una semana votaremos la cancelación del pago del segundo plazo del Impuesto de Bienes Inmuebles y la ley de Presupuestos -con el objetivo de que no aumente la presión fiscal-, la cancelación del IVA, y después volvemos al voto y ganamos”, afirmó Berlusconi durante una reunión en Roma con sus correligionarios.

Asimismo, según informaron los medios de comunicación italianos citando a participantes en el encuentro, “Il Cavaliere” quiso rebajar las tensiones que se han generado en el seno de su formación tras el anuncio de dimisión de los cinco miembros del PDL que formaban parte del Gobierno de coalición del primer ministro, Enrico Letta.

Y es que en las últimas 48 horas, las divisiones en el seno del PDL entre los llamados “halcones” y las “palomas”, es decir, radicales y moderados, se han hecho más evidentes, con los ministros dimisionarios que, pese a haber acatado la petición de Berlusconi, se han mostrado escépticos ante la medida.

“Il Cavaliere” afirmó que la situación se ha aclarado durante la jornada de hoy y que existe unidad dentro de la formación, aunque no desaprovechó la ocasión para lanzar una advertencia a sus partidarios más díscolos, asegurando “que la ropa sucia se lava en casa”.

“Debemos permanecer unidos, no debemos dar la impresión (de discordia) de cara al exterior que está dando el PDL”, dijo Berlusconi a sus correligionarios.

El político conservador explicó que los ministros que dimitieron mostraron desacuerdo con la medida lo hicieron preocupados por la posibilidad de que en caso unos nuevos comicios los electores no comprendieran los motivos que habían llevado a la apertura de la crisis de Gobierno y acabaran penalizándoles en las urnas.

Berlusconi explicó que tomó él “solo” la decisión de la dimisión de los miembros del gabinete de Enrico Letta pertenecientes al PDL y negó que Forza Italia, la formación con la que va a seguir su camino político y que recupera el nombre del partido con el que entró en política hace veinte años, se encuentre en manos de “extremistas”.

“Tenemos que explicar a los ciudadanos nuestras razones, Forza Italia no es una fuerza extremista y nadie me ha obligado a hacer dimitir a los ministros”, mantuvo Berlusconi.

El secretario político del PDL, hasta ahora viceprimer ministro y titular de Interior, Angelino Alfano, dejó claro en las últimas horas que él no está a favor de las “posiciones extremistas” que han llevado a esta situación.

Alfano, junto a los otro cuatro ministros del PDL en el Gobierno, formalizó hoy su “dimisión irrevocable”, a la que les “invitó” Berlusconi el pasado sábado y de la que ellos se han distanciado en las últimas horas, llegando dos de ellos a asegurar que no entrarán en la remozada Forza Italia de “Il Cavaliere”.

Pese a las declaraciones de Berlusconi, son muchas las incógnitas que pesan sobre el futuro político de Italia con el fantasma muy presente de unas elecciones anticipadas, un escenario que quieren evitar tanto la formación de Letta, el progresista Partido Demócrata (PD), como la jefatura del Estado.

En este clima de incertidumbre, Letta acudirá el miércoles al Parlamento, primero al Senado y después a la Cámara de los Diputados, donde se espera que se someta a un voto parlamentario para decidir sobre la continuidad de su Gobierno.

—————————————————————————————————————————————————————————————————

Censura casi unánime al último «gesto loco» de un Berlusconi que pierde fuelle

AGENCIAS
Día 30/09/2013 -ABC.es

Arrecian las críticas hacia la decisión de romper el Gobierno de coalición de un «Cavaliere» que quiere morir matando

La críticas a Silvio Berlusconi por hacer caer el Gobierno de coalición al retirar a los cinco ministros conservadores se suceden tanto dentro como fuera de Italia. Una de las últimas personalidades que ha censurado el gesto del «Cavaliere» ha sido el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, que ha expresado su «preocupación y hartazgo» hacia los políticos que, como Berlusconi, «se creen más importantes que su propio país».

Desde el Partido Democrático, al que pertenece el primer ministro,Enrico Letta, ya han criticado a los ministros dimisionarios. Su secretario general, Guglielmo Epifani, ha considerado que son una prueba más de su falta de respeto por «la acción de Gobierno» y «abren una crisis». «La irresponsabilidad está llegando a unos niveles que nos racionalmente valorables», ha agregado. Asimismo, ha considerado «obligado» aprobar una nueva ley electoral antes de la celebración de nuevas elecciones.

El propio Letta habría calificado en privado de «gesto de bandidos» el comportamiento de Belusconi, según la agencia Efe. «Honestamente he perdido el hilo de las posiciones del Pueblo de la Libertad desde hace algunos días», explicó Letta al referirse a las contradicciones que han surgido en el partido de Berlusconi.

Y es que incluso desde dentro de su propia formación se repiten las críticas sobre la salida de tono del «Cavaliere». «Quien aconseja a Silvio Berlusconi nos empuja a una derecha radical ante la cual no me reconozco, da la espalda a los moderados y los expulsa de su órbita sin ninguna reflexión cultural señalándoles como traidores», dijo Beatrice Lorenzini, hasta ahora ministra de Sanidad.

También Gaetano Quagliariello, ya ex ministro para las reformas constitucionales, rechazó dar su apoyo a la nueva Forza Italia.

Castigo de la prensa

Los grandes periódicos italianos han mostrado mayoritariamente su rechazo al «gesto loco» de Silvio Berlusconi. Ninguno de los editoriales publicados por los medios este domingo encontraban justificación para la enésima crisis política provocada por «Il Cavaliere». «El condenado [en alusión a la pena de cuatro años de cárcel que le fue impuesta a Berlusconi por fraude fiscal] hunde Italia», titulaba el izquierdista «Il Fatto Quotidiano».

«Il Cavaliere cambia el juego», aseguraba «La Repubblica», mientras que el «Corriere della Sera» lo acusaba de «arrimar el hombro para desencadenar la crisis». «Moderados, ¿dónde están?, se preguntaba en su editorial el gran rotativo milanés. Eugenio Scalfari, fundador de «La Repubblica», comparaba a Berlusconi no solo con «un caimán» [como en la película de Nani Moretti], sino con el personaje de Mackie Messe, famoso bandido cínico y seductor de la Ópera de los Cuatro Cuartos de Brecht: «Mackie Messer tiene un cuchillo pero no lo vemos».

«La Stampa» (de centro derecha) y el económico «Il Sole 24 Ore» insistieron en sus titulares en «la locura» en el comportamiento del «Cavaliere». Mario Calabresi, director de «La Stampa», suplicaba a la clase política: «¡Ahora, basta, piensen en el país!».

Por último, el grupo de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo ha considerado irresponsable la salida del gobierno de los ministros del Pueblo de la Libertad que «no está mostrando ningún sentido de la responsabilidad», dijo en un comunicado el líder del grupo en la Eurocámara, Hannes Swoboda. El eurodiputado austríaco consideró que la renuncia del PDL trae «incertidumbre» sobre el futuro inmediato del país

Solo la Liga Norte aplaude las dimisiones

Solo la Liga Norte, tradicional aliado de Berlusconi, ha celebrado la salida de los ministros del Pueblo de la Libertad. «Bien por las dimisiones de los ministros del PDL y ahora elecciones rápido para vencer y para dar un gobierno estable y amigo del norte, que dé respuestas a los problemas de las empresas, algo que no ha hecho el Gobierno Letta», indicó su líder, Roberto Maroni. También desde el Movimiento 5 Estrellas (M5S) se piden ya elecciones anticipadas e incluso su líder, el cómico Beppe Grillo, ha reclamado también la renuncia de Napolitano.
——————————————————————————————————————————————————————————————————-

Italia amenaza con reabrir la crisis del euro en su versión más política

Bruselas no espera una sacudida pero sí presión en los mercados de deuda

 Bruselas 29 SEP 2013 – El País.com (España)
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, gesticula durante una rueda de prensa. / EFE

Todas las grandes crisis son una especie de virus mutante. Son, en distintas etapas, financieras, económicas y de deuda, y acaban teniendo siempre peligrosas reverberaciones políticas. “El mayor riesgo del euro es político”, repiten desde hace meses a la menor ocasión el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem. “El peor escenario, tras varios años de recesión severa y con la lógica fatiga en la ciudadanía causada por los recortes, es una crisis política que puede venir por el Sur o por el ascenso de partidos radicales en cualquier país”, decía el pasado viernes un alto funcionario en Bruselas. Italia, y en menor medida Grecia, amenazan con convertir ese temor en la cruda realidad. Los mercados —la Bolsa y sobre todo las inevitables primas de riesgo— medirán hoy tanto la profundidad de la crisis en Roma como el miedo al retorno de la crisis del euro, si es que alguna vez se fue.

La crisis europea ya ha dejado varios requiebros políticos: ha provocado sonoras protestas en las calles de prácticamente toda Europa, ha barrido a una veintena de Gobiernos de todos los colores (pero no ha podido con la canciller Angela Merkel), incluso ha dejado un par de veces a la democracia en un extraño limbo, con el ascenso de tecnócratas en Roma y Atenas. Esta vez no es diferente: la crisis política llega por el flanco más débil del euro, una Italia en declive que lleva dos años en recesión y que preocupa por la salud de su sector financiero y por la inestabilidad política.

A pesar de todo lo relacionado con los extremistas de Aurora Dorada, cada vez es más difícil que Grecia sorprenda a los mercados, acostumbrados a una ristra de desastres en Atenas, que ha protagonizado dos rescates fallidos y tiene un tercero a la vista. Lo que de veras preocupa en Bruselas es Italia, la tercera economía del euro. Tras apenas cinco meses, el Gobierno de Enrico Letta no ha logrado evitar una sombra de desconfianza por su incapacidad para poner en vereda sus cuentas públicas, pero sobre todo por las posibilidades crecientes de un colapso en la coalición de Gobierno, que finalmente ha precipitado Silvio Berlusconi.

La prima de riesgo lleva semanas al alza ante la crisis de gobernabilidad

La chispa que ha hecho saltar a Berlusconi es eminentemente judicial: crece la presión para que el exprimer ministro sea juzgado si se suspende su inmunidad como senador. Pero Il Cavaliere ha disfrazado ese jaleo con números: el Gobierno de Letta es incapaz de cumplir con el sacrosanto déficit del 3% del PIB por apenas 1.600 millones de euros. Por ello, se ve obligado a poner en marcha nuevos recortes y a elevar el IVA a partir de mañana. Berlusconi se opone con uñas y dientes a ese incremento de impuestos, y ese es, aparentemente, su principal argumento para dimitir. “Berlusconi está tratando de justificar así su locura e irresponsabilidad”, dijo ayer Letta.

El problema es que los mercados no suelen pasar por alto la desintegración de un Gobierno. La prima de riesgo italiana mejoró ostensiblemente hace un año tras las palabras mágicas del presidente del BCE, Mario Draghi —“haré todo lo que sea necesario”, dijo en un momento de gran debilidad en España e Italia—, pero lleva semanas al alza por las dificultades de Letta para evitar una crisis de Gobierno. Nadie espera un terremoto, pero ese sainete político traerá consecuencias. “Las Bolsas están en máximos y ahí una corrección es segura. Pero la clave es la deuda italiana, que lleva meses bien posicionada pero que puede sufrir ahora porque con muy poco volumen puede haber lío”, explican fuentes financieras en Washington.

La debilidad económica y sobre todo la inestabilidad política son un caldo de cultivo excelente para un nuevo arreón de la crisis del euro, esta vez por el flanco italiano. El ministro de Economía transalpino, Fabrizio Saccomani, apostaba ayer por una reacción tibia en el mercado. “Hay que estar alerta, pero es poco probable una sacudida importante. Lo que sí habrá es un examen para la resistencia de algunos países, como España, que mostraban signos de mejoría. La crisis política en Italia es un peligro, pero a la vez puede ser un buen momento para que otros países demuestren que pueden resistir porque han hecho los deberes”, apuntan fuentes diplomáticas.

————————————————————————————————————————————————————————————————————-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: