Una ola de atentados en Irak deja al menos 47 muertos y 140 heridos


  • Una ola de atentados en Irak deja al menos 47 muertos y 140 heridos
  • Doce coches bomba causan decenas de muertos en zonas chiíes de Bagdad
  • Irak: 13 atentados con autos bomba dejan decenas de muertos en Bagdad
  • Una nueva oleada de coches bomba causa 50 muertos en barrios chíies de Bagdad

—————————————————————————————————————————–

Una ola de atentados en Irak deja al menos 47 muertos y 140 heridos

Por Salam FARAJ (AFP)

Bagdad — Al menos 47 personas murieron y 140 sufrieron heridas este lunes en otra ola de atentados en Irak cometidos principalmente contra la comunidad chií, informaron responsables médicos y de la seguridad.

Estas explosiones son el último episodio de una serie de ataques sectarios en el centro de Irak que hacen temer un regreso al conflicto religioso entre chiíes y suníes, que dejó decenas de miles de muertos y cuyo auge tuvo lugar en 2006 y 2007.

Las bombas estallaron en nueve zonas diferentes, seis de ellas de mayoría chií, una mixta y otra de mayoría suní.

Los ataques más mortíferos tuvieron lugar en Kadhimiyá, un área fundamentalmente chií del norte de Bagdad, donde dos coches bomba mataron a por lo menos nueve personas e hirieron a unas 19.

En Jadida, Bagdad, una bomba estalló en un estacionamiento quemando vehículos, destruyendo una cerca y quebrando las vitrinas de comercios y de una clínica para mujeres, informó un periodista de AFP.

Fuerzas de seguridad fueron desplegadas en el área, donde cerraron las calles y utilizaron perros especialmente entrenados para buscar bombas.

En los últimos días se han registrado varios ataques sectarios. El domingo, un kamikaze llevó a cabo un atentado en una mezquita chií de Bagdad, provocando el derrumbe del techo y matando a 47 personas.

El viernes, varias bombas estallaron a poca distancia de dos mezquitas suníes en Bagdad cuando los fieles partían después de las plegarias, matando a seis personas.

Otras bombas tomaron como blanco a dolientes suníes en Bagdad, el 23 de septiembre, matando a 15 personas, después de que un atentado contra un funeral sunita costara la vida a 12 personas el día anterior.

Por otra parte, bombas contra la comunidad chiita mataron a 73 personas en Bagdad el 21 de septiembre, después de que dos explosiones en una mezquita suní del norte de la capital costaran la vida a 18 personas el día anterior.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que está “cada vez más preocupada por la situación en Irak, donde las recientes olas de violencia sectaria amenazan con provocar un nuevo desplazamiento interno de iraquíes que tratan de escapar de los bombardeos y de otros ataques”.

ACNUR señaló que unos 5.000 iraquíes ya se han desplazado en 2013, sumándose a más de 1,13 millones que huyeron o fueron obligados a abandonar sus hogares en los últimos años.

La violencia en Irak ha llegado a un nivel sin precedentes desde 2008, cuando el país comenzaba a salir del mortífero conflicto sectario.

Diplomáticos y analistas afirman que el Gobierno, dirigido por chiíes, no ha logrado satisfacer las exigencias de la minoría árabe suní, que se queja de la exclusión política y de los abusos de las fuerzas de seguridad, lo que ha desencadenado la espiral de violencia.

Las autoridades han hecho algunas concesiones destinadas a calmar a los adversarios del Gobierno y a los suníes en general, como la liberación de prisioneros y aumentos de los salarios de los suníes que combaten contra Al Qaeda, pero todavía quedan cuestiones que deben ser resueltas.

Por otra parte, la guerra civil en la vecina Siria ha incrementado la tensión religiosa en Irak.

————————————————————————————————————————————————————————————————————–

Más de un centenar de heridos

Doce coches bomba causan decenas de muertos en zonas chiíes de Bagdad

Un joven inspecciona una mezquita destruida por un atentado en Bagdad. | Reuters

Un joven inspecciona una mezquita destruida por un atentado en Bagdad. | Reuters

Efe | Bagdad – El Mundo.es

lunes 30/09/2013 

Decenas de personas han muerto y más de un centenar han resultado heridas esta mañana en una serie de atentados con coche bomba en Bagdad y sus alrededores.

Ocho coches bomba explotaron en los barrios, en su mayoría chiíes de la capital, mientras que un noveno explotó Saba al-Bour, y se informa de tres más.

El atentado más mortífero se produjo en el distrito de Al Kazimiya, en el norte de la ciudad, donde cinco personas fallecieron y 13 resultaron heridas por estallido de un vehículo cargado con explosivos.

En el barrio de Ciudad Sadr, en el este, al menos tres personas perdieron la vida y catorce resultaron heridas en un ataque contra un mercado de fruta y verdura en la plaza 55.

También en el este, pero en el área de Baladiya, al menos dos personas perecieron y once sufrieron heridas por la detonación de otro coche bomba.

Asimismo, hubo dos muertos y once heridos en un atentado similar en Nuevo Bagdad, en el sur de la capital; mientras que en Saba al Bur, en el norte, se registraron tres fallecidos y trece heridos.

Un sexto vehículo explotó en la zona de Al Shab, en el noreste, y dejó ocho heridos. Mientras que se está a la espera de conocer las víctimas de los restantes coches bomba.

En los últimos meses, ha aumentado la violencia en Irak, donde fuerzas de seguridad y chiíes se han convertido en especial blanco de los atentados.

El pasado día 20, la mayoría de los líderes y partidos políticos iraquíes firmaron un pacto de ‘honor y paz social’ para tratar de detener el derramamiento de sangre y la violencia sectaria que afecta al país. Sin embargo, los ataques han continuado y buena muestra de ello es lo acontecido hoy.

———————————————————————————————————————————————————————————————————-

Irak: 13 atentados con autos bomba dejan decenas de muertos en Bagdad

Los ataques ocurrieron en zonas de predominio chiíta de Bagdad.

Cooperativa.cl

EFE

La violencia ha aumentado en el último tiempo en Irak, donde son blanco frecuente de ataques las fuerzas de seguridad y los chiítas.

La violencia ha aumentado en el último tiempo en Irak, donde son blanco frecuente de ataques las fuerzas de seguridad y los chiítas.

Al menos 29 personas murieron y 148 resultaron heridas por la explosión de trece autos bomba en zonas de Bagdad de predominio chiíta.

El atentado más mortífero se produjo en el distrito de Al Kazimiya, en el norte de la ciudad, donde cinco personas fallecieron y trece resultaron heridas por estallido de un vehículo cargado con explosivos en la plaza de Aden.

En ese mismo barrio, otras cuatro personas perdieron la vida y doce resultaron heridas por la detonación de otro autp bomba.

Mientras, en Ciudad Sadr, en el este, al menos tres personas perecieron y catorce resultaron heridas en un ataque contra un mercado de frutas y verduras en la plaza 55.

Dos vehículos con explosivos estallaron también en el área de Shab, en el noreste, y causaron tres muertos y veinte heridos.

Atentados similares ocurrieron en las zonas de mayoría chiíta de Baladiya (este), Nuevo Bagdad (sur), Saba al Bur (norte), Ur (este), Shoala (noroeste) y Al Bayaa (suroeste), donde murieron doce personas y 67 resultaron heridas.

Asimismo, dos distritos de predominio sunita fueron objetivo de los terroristas: el de Al Yamaa (oeste) y Gazaliya, en los que fallecieron al menos dos personas y veintidós sufrieron heridas.

La violencia en el último tiempo ha aumentado en Irak, donde son blanco frecuente de ataques las fuerzas de seguridad y los chiítas. El pasado día 20, la mayoría de los líderes y partidos políticos iraquíes firmaron un pacto de “honor y paz social” para tratar de detener el derramamiento de sangre y la violencia sectaria que afecta al país.

———————————————————————————————————————————————————————————————————-

Una nueva oleada de coches bomba causa 50 muertos en barrios chíies de Bagdad

Las explosiones golpean barrios chiíes de la capital iraquí

Septiembre termina con más de 1.100 muertos en atentados

 Dubái 30 SEP 2013 – El País.com (España)
Uno de los coches bomba es retirado del lugar del ataque. / SABAH ARAR (AFP)

Una serie de coches bomba ha causado este lunes al menos medio centenar de muertos, además de numerosos heridos, en Bagdad, acercando a 6.000 la cifra de víctimas mortales de la violencia sectaria este año en Irak. Como viene siendo habitual en los últimos meses, la mayoría de los atentados se produjeron en barrios chiíes, lo que refuerza la sospecha de que son obra de extremistas suníes. Sus autores tratan de explotar tanto las tensiones políticas entre el Gobierno (una coalición de partidos chiíes y kurdos) y la minoría suní, como el renovado sectarismo que está azuzando en el país la guerra civil en la vecina Siria.

El primer ataque ocurrió en la barriada popular chií de Ciudad Sáder, al este de la capital iraquí, donde un hombre aparcó un coche blanco cargado de explosivos cerca del lugar donde un grupo de peones esperaban a ser contratados, según la agencia Reuters. El conductor les dijo que lo movería enseguida, pero el vehículo estalló poco después matando a por lo menos siete personas, incluidos dos soldados.

Mientras los equipos de socorro acudían a asistir a las víctimas, al menos una docena de coches bomba más sacudieron varios barrios de Bagdad. Los más mortíferos, en los también mayoritariamente chiíes de Al Kadhimiya y Shula, al norte, dejaron 13 muertos y una treintena de heridos, según fuentes hospitalarias citadas por France Presse.

Desde principios de año, Irak sufre un aumento significativo de la violencia terrorista que parece buscar una reanudación del conflicto que enfrentó a ambas comunidades entre 2005 y 2008. De hecho, en los últimos cuatro meses, el nivel de atentados se ha aproximado peligrosamente a los que se producían entonces. Sólo en septiembre han causado entre 840 muertos y 1.200 muertos, según las fuentes, con lo que se acercan a los 6.000 desde enero. Otros 5.000 han resultado desplazados de sus domicilios, de acuerdo con la ONU.

El delicado equilibrio sectario de Irak (grosso modo, 60% árabes chiíes, 20% árabes suníes y 20% kurdos) se está viendo muy afectado por la guerra civil en Siria. Allí, donde un 75% de la población es suní, milicianos de esa confesión intentan derribar al régimen de Bachar el Asad que, aunque se presenta como laico, cuenta con el respaldo del chií Irán. Iraquíes de una y otra rama del islam han cruzado los 600 kilómetros de frontera común para apoyar a sus correligionarios sirios.

El domingo, un atentado contra la sede de los servicios de seguridad en Arbil, el primero que se produce en la región autónoma de Kurdistán desde 2007, puso de relieve ese vínculo. Los extremistas suníes, probablemente vinculados a Al Qaeda, querían enviar un mensaje a los responsables kurdos para que no se inmiscuyan en Siria.

Las ramas iraquí y siria de Al Qaeda se unieron a principios de año en el autodenominado Estado Islámico de Irak y el Levante. Desde entonces, ese grupo extremista suní se ha responsabilizado de numerosos ataques a ambos lados de la frontera. Sus principales objetivos son los chiíes, a quienes su ideología considera herejes, las fuerzas de seguridad y los funcionarios, pero también los miembros de la milicia suní Sahwa, que colabora con el Gobierno.

De momento, el temor a regresar a la situación anterior a 2008 parece estar frenando la reanudación del conflicto iraquí. Sin embargo, la comunidad chií, principal víctima de los atentados, ha empezado a pedir cuentas por la inseguridad al primer ministro Nuri al Maliki. Además, los suníes, cuyo malestar con las políticas autoritarias de éste tratan de explotar los extremistas, denuncian la reaparición de milicias chiíes. El Gobierno de Al Maliki, víctima de la parálisis política, está siendo incapaz de romper ese círculo vicioso.

“Las represalias sólo conducen a más violencia y es responsabilidad de los dirigentes tomar medidas firmes para evitar que la situación empeore”, ha declarado recientemente Gyorgy Busztin, el vice representante especial de la ONU para Irak. Tanto esa organización como las cancillerías occidentales han pedido a Al Maliki que tome medidas para evitar la marginación política de los suníes y evitar que sean reclutados por los extremistas. Sin embargo, el Gobierno ha intensificado su campaña contra los insurgentes suníes, que muchos ven como un ajuste de cuentas.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: