Los inspectores encargados de la destrucción de armas químicas llegaron a Siria


——————————————————————————————————————

Los inspectores encargados de la destrucción de armas químicas llegaron a Siria

(AFP)

Masnaa — Una veintena de inspectores internacionales encargados de lanzar la operación de desmantelamiento de las armas químicas del régimen de Bashar al Asad entraron este martes en Siria por el puesto fronterizo de Masnaa, constató la AFP.

Estos inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), encargados de aplicar una resolución de la ONU sobre la destrucción del arsenal químico sirio, cruzaron la frontera a bordo de vehículos todoterreno blancos.

Las autoridades sirias proporcionaron el 19 de septiembre una lista de los lugares de fabricación y almacenamiento de armas químicas que deben ser inspeccionados en 30 días en virtud de un acuerdo ruso-estadounidense.

Este acuerdo prevé el desmantelamiento de las armas químicas en el país antes de mediados de 2014.

Se trata de una operación de desarme muy ambiciosa y peligrosa. Ya se habían realizado otras en Irak y en Libia pero nunca en plena guerra.

—————————————————————————————————————————————————————————————————

Los inspectores de armas químicas llegan a Siria para desmantelar sus arsenales

Deberán desmantelar las plantas y laboratorios de producción en un mes

El Asad se ha comprometido a facilitar la destrucción completa de su armamento químico

 Jerusalén 1 OCT 2013 – El País.com (España)
El convoy de inspectores, en Líbano, antes de dirigirse a Damasco. / STR (AFP)

Un equipo de investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) ha llegado este martes a Damasco, procedente de Líbano, para comenzar la labor de inspección de los arsenales de armas químicas que ya ha declarado el gobierno de Siria. A instancias de un acuerdo sellado por Rusia y Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el gobierno de Bachar el Asad se ha comprometido a destruir esos depósitos antes de mediados de 2014, para evitar un ataque norteamericano en suelo sirio.

En su resolución número 2118, el Consejo de Seguridad le ha encargado a esos 20 de expertos, que han llegado a Siria en un convoy de vehículos de Naciones Unidas, la inspección de todos los arsenales y el control del proceso de destrucción de los materiales y los laboratorios y plantas de producción. La inteligencia israelí estima que Siria tiene 1.000 toneladas de armas químicas, como gases sarín y mostaza o el agente nervioso XV. Recientemente el régimen admitió por primera vez disponer de ese material, que dijo haber amasado en décadas pasadas para defenderse de Israel.

Hasta ahora, el gobierno sirio había permitido a inspectores de la ONU entrar en el país en dos ocasiones en los pasados dos meses para investigar en total ocho supuestos casos de uso de armas químicas. La primera misión se centró en el ataque del 21 de agosto con misiles en Ghuta, en las afueras de Damasco, en el que según EE UU murieron 1.429 personas. La segunda culminó la semana pasada, y en ella los investigadores designados por la Secretaría General de la ONU comenzaron a analizar varios incidentes, entre ellos tres nuevos supuestos ataques con gases venenosos ocurridos desde finales de agosto.

El incidente en Ghuta llevó a la Casa Blanca a considerar un ataque con misiles contra Damasco. Se evitó gracias a la mediación diplomática de Rusia, que logró que El Asad firmara el tratado internacional para la prohibición de armas químicas sin condiciones y se comprometiera a desmantelar sus arsenales. Hasta hoy el régimen mantiene que no ha empleado armas químicas y acusa a los rebeldes armados de haberlas usado en las zonas que ellos mismos controlan, para provocar una reacción de occidente.

Según el mandato establecido por el Consejo Ejecutivo de la OPAQ, los inspectores en Siria deben haber desmantelado las plantas y laboratorios de producción de las armas químicas antes del 1 de noviembre, para luego pasar a destruir los arsenales ya existentes declarados por Damasco. En otros casos, como los de Irak y Libia, un desarme químico similar ha tomado años. El Asad se ha comprometido a hacerlo antes de mediados de 2014, a pesar de la guerra que asuela el país desde hace dos años y medio y que se ha cobrado ya más de 110.000 vidas.

El agosto, cuando los inspectores de la ONU accedieron por primera vez al lugar del ataque en Ghuta, en la provincia de Damasco, recibieron disparos de unos francotiradores desconocidos, a pesar de estar siendo escoltados durante el desempeño de su misión. En su primer informe llegaron a la conclusión de que “se han empleado armas químicas en el actual conflicto entre partes de la República Árabe Siria, también contra civiles, incluidos niños, a una escala relativamente grande”. No atribuyeron la autoría de esos ataques a ningún bando.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Una veintena de expertos procedentes de La Haya

El equipo internacional de desarme químico arranca su misión en Siria

 

Inspectores de la ONU con cámaras antigás recogiendo muestras en Siria . | ReutersInspectores de la ONU con cámaras antigás recogiendo muestras en Siria . | Reuters

  • Su tarea será la de analizar y destruir ‘in situ’ las armas químicas

Juan Manuel Sacristán | Beirut – El Mundo.es

martes 01/10/2013 

Si ayer abandonaba el país el grupo de expertos de la ONU encargado de investigar los presuntos ataques con gas sarín enSiria, hoy es el turno de los inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas [en inglés OPCW], cuya ingente y ‘peligrosa’ tarea será acabar con el total arsenal químico del régimen de Bashar Asad de aquí a junio de 2014.

Una veintena de expertos procedentes de La Haya aterrizaba ayer en Beirut –aeropuerto de entrada habitual de todo investigador internacional– y desde allí se han desplazado en el día de hoy por carretera a Damasco.

Está previsto que ya desde este mismo martes comiencen las labores de análisis y destrucción de material ilegal ‘in situ’, con una primera fase hasta noviembre que pretende atenuar la capacidad de fabricación de armas químicas en Siria.

Entre las acciones a acometer –todas ellas de manera inmediata– se incluyen la voladura de mezclas y misiles de entrega, aplastamiento con tanques de proyectiles vacíos o el llenado de éstos con cemento, y hacer funcionar máquinas sin lubricante para que queden absolutamente inservibles.

El parque de sustancias químicas con el que cuenta el régimen consta presumiblemente de al menos 1. 000 toneladas de gas sarín, vapor mostaza y otros agentes prohibidos por la Convención sobre Armas Químicas de 1997. Estos elementos tóxicos están distribuidos como mínimo en 45 depósitos distintos del país, lo cual dificulta enormemente el cometido de los verificadores de la OPCW dado el mapa de guerra actual y su acceso a las regiones en conflicto.

Asad insiste

Entretanto -y aún más visible tras la comparecencia ayer del titular de Exteriores sirio, Walid Mualem, en la 68º Asamblea General de las Naciones Unidas que se celebra en Nueva York-, el régimen de Bashar Asad rechaza taxativamente haber utilizado gases nerviosos contra la población y el ejército rebelde, tal y como denuncia Occidente y grupos activistas sobre el terreno.

El presidente Asad, entrevistado en la televisión pública italiana RAI el pasado domingo, aseguró que su Gobierno “cumplirá” con la resolución de la ONU aprobada para el desarme químico. “La Historia demuestra que siempre hemos respetado todos los tratados firmados“, añadió el líder alauí en esa misma entrevista.

La semana que viene un nuevo equipo de investigadores de Naciones Unidas llegará a Damasco para proseguir con las pesquisas que confirmen o no la existencia de ataques químicos -denunciados por unos y por otros- en siete localizaciones distintas del país de Oriente Próximo. Será en octubre cuando el secretario general de la organización internacional, Ban Ki-moon, presente las conclusiones definitivas del informe.

Estados Unidos mantiene a día de hoy el “uso de la fuerza” contra Damasco, recogida en el Artículo VII de la Carta de la ONU, si el régimen sirio no cumple con su palabra de arrasar enteramente su parque de armas químicas.

————————————————————————————————————————————————————-

01-10-2013 / EFE

El Ejército Libre Sirio (ELS) denunció como “escandalosa” la resolución del consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria porque se fija únicamente en el uso de armas químicas, sin tener en cuenta las “150.000 víctimas” que ha causado la guerra.

“Es una vergüenza” porque “sólo se ha dado importancia al principio del uso de esas armas químicas”, se quejó el portavoz del ELS, Kassem Saadeddine, en una entrevista al diario francés “Le Parisien”, coincidiendo con su presencia en París invitado por la comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional francesa.

Saadeddine insistió en su decepción respecto a la comunidad internacional: “el pueblo sirio está convencido de que el mundo es indiferente a su suerte”, algo que “casi se ha confirmado con el asunto de las armas químicas”.

El portavoz reiteró su demanda de “armas de calidad”, en particular misiles anticarro, porque aunque se mostró convencido de que finalmente derrotarán al régimen de Bachar el Asad, “si tuviéramos buenos equipamientos, iría más rápido y habría menos víctimas”.

Este antiguo coronel del ejército sirio que desertó para ponerse al servicio del brazo armado de la Coalición Nacional Siria afirmó que la situación en su país es “catastrófica”.

Aseguró que el ELS “domina la mayoría del territorio” y que el régimen de Asad consigue imponerse sólo donde puede utilizar sus tanques.

En cuanto a los temores occidentales ante la creciente presencia de yihadistas entre la oposición, y en particular entre los combatientes, reconoció que “cuanto más dura la guerra y crece la violencia, más progresan los extremistas”.

Hizo hincapié en que desde los primeros contactos con Estados Unidos y con Francia, habían advertido de que “si no nos ayudaban, los extremistas ganarían terreno. Y amenazan los intereses del mundo entero”.

Una treintena de diputados franceses de la mayoría ha lanzado un llamamiento en favor de que se arme a los insurgentes en Siria. Oficialmente Francia ayuda a los rebeldes sólo con equipamiento “defensivo”.

——————————————————————————————————————————————————————————–

01-10-2013 / EFE

Rusia criticó hoy que los inspectores de la ONU no hayan investigado el incidente sobre el uso de armas químicas ocurrido el pasado 19 de marzo en las afueras de la ciudad siria de Alepo, en el que estarían implicados los rebeldes sirios.

“La comisión (de inspectores de la ONU) sigue sin visitar las afueras de Alepo donde el 19 de marzo tuvo lugar un grave incidente con el uso de armas químicas”, dijo el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en una rueda de prensa.

Lavrov subrayó que Moscú está “convencida” de que en las afueras de la segunda ciudad siria se emplearon armas químicas, ya que “especialistas rusos investigaron” el suceso.

“Por eso, queremos saber si el informe de la ONU será completo o incompleto, teniendo en cuenta que no ha visitado todos los puntos que figuraban en su mandato inicial. Esperaremos a ver lo que presenta” la comisión, dijo.

En cualquier caso, agregó, “conduciremos nuestras propias acciones para recabar la máxima información posible sobre quién está involucrado en esos lamentables sucesos e intentaremos que los culpables sean encontrados”.

En su momento, Lavrov remitió a la ONU los resultados de la investigación de los expertos rusos sobre el uso de gas sarín por los rebeldes sirios en la población de Jan al Asal, cerca de Alepo, ataque en el que habrían muerto al menos 25 personas, en su mayoría civiles.

Por otra parte, Lavrov insistió en que Rusia dispone cada día de más datos sobre que el ataque con armas químicas perpetrado en un barrio de Damasco el 21 de agosto fue una provocación destinada a comprometer al régimen de Bachar al Asad.

El portavoz de la ONU Martin Nesirky anunció el lunes que los inspectores de la ONU habían abandonado el país árabe tras investigar durante seis días las “denuncias creíbles” sobre el uso de armas químicas.

Nesirky confirmó que los expertos no visitaron Jan Al Asad, donde tanto Rusia como Damasco aseguran que los rebeldes usaron armas químicas, y aseguró que la comisión ya no regresará a Siria.

————————————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: