Por primera vez en su historia el banco del Vaticano revela sus resultados financieros


  • Por primera vez en su historia el banco del Vaticano revela sus resultados financieros
  • El Banco Vaticano cuadriplica su beneficio neto en 2012
  • Banco del Vaticano publica sus cuentas por primera vez y cuadruplicó su beneficio neto en 2012

——————————————————————————————————————————–

Por primera vez en su historia el banco del Vaticano revela sus resultados financieros

La entidad bancaria declaró un beneficio neto de 117,1 millones de dólares en 2012, cuatro veces más de lo registrado en 2011.

Foto: EFE

ROMA.- El Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco del Vaticano, publicó hoy por primera vez su balance anual, en el marco de la operación de transparencia, y declaró un beneficio neto de 86,6 millones de euros (117,1 millones de dólares) en 2012, de los cuales 54,7 millones (74 millones de dólares) van a las arcas de la Santa Sede, cuatro veces más de lo registrado en 2011. Hasta ahora, el Banco del Vaticano, cuyo secretismo le había llevado a ser incluido en “la lista negra” de las instituciones financieras, no publicaba sus cuentas.

El nuevo presidente de la entidad bancaria del Vaticano, Ernst von Freyberg, nombrado en febrero de 2013 por Benedicto XVI, explicó hoy en una entrevista a Radio Vaticano que “el IOR está comprometido en un proceso de exhaustivas reformas, para promover los más rigurosos estándares profesionales y de conformidad”.  Y eso “incluye -añadió- la implementación de estrictos procesos contra el blanqueo de capitales y la mejora de nuestras estructuras internas”.

“Estamos llevando a cabo una evaluación exhaustiva de todas las cuentas de nuestros clientes, con objeto de cesar aquellas relaciones que no estén en consonancia con la misión del IOR”, explicó.  El documento de más de 100 páginas publicado hoy contiene además del balance de 2012, un resumen de las cuentas de los primeros ocho meses de 2013 y un informe que certifica estos datos realizado por la auditora internacional KPMG.

En detalle, el IOR presenta un beneficio neto en 2012 de 86,6 millones de euros (US$117,1 millones), lo que significa que cuadruplicó los 20,3 millones de euros (US$27,4 millones declarados en 2011. De estos, señala la nota oficial del IOR, 54,7 millones (US$74 millones) van a los presupuestos de la Santa Sede y 31,9 millones (US$43,1 millones) se reservan para “eventuales riesgos operativos generales”.

“La política de inversión del IOR está pensada sobre todo para garantizar la seguridad de los bienes que nos han confiado y nuestra atención se concentra en una gestión de conservación y en una baja exposición al riesgo”, explicó en la nota Von Freyberg.

En las cuentas de 2012, también se registran intereses netos por un valor de 52,2 millones de euros (US$70,6 millones), lo que supone un rebaja del 19,6 % respecto a 2011. Las comisiones netas fueron de 12,2 millones de euros (16,5 millones de dólares, un 19,6 % más que en 2011), mientras que 51,1 millones de euros (69,1 millones de dólares) llegaron de otras actividades como la venta de títulos cuando el año anterior este apartado acumulaba pérdidas por 38,2 millones de euros (51,6 millones de dólares). En 2012, los costos operativos fueron de 23,9 millones de euros (32,3 millones de dólares, un 12 % más que en 2011).

En 2012, en el IOR los clientes depositaron 6.300 millones de euros (8.525 millones de dólares), repartidos en 2.300 millones (US$3.112 millones) en depósitos y 3.200 millones de euros (US$4.330 millones) en contratos de gestión patrimonial y 800 millones (US$1.082 millones) en títulos, lo que supone un patrimonio neto de 769 millones de euros (US$1.040 millones). En total, el IOR gestiona 13.700 cuentas bancarias que deben ser de miembros del clero, empleados o ex empleados del Vaticano.

——————————————————————————————————————————————————————————————————

Primera vez que se hacen públicos los resultados

El Banco Vaticano cuadriplica su beneficio neto en 2012

Agencias | Roma – El Mundo.es

martes 01/10/2013 

El conocido como Banco Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR), obtuvo un beneficio neto de 86,6 millones de euros en 2012, cuadruplicando el obtenido en 2011, lo que le permitió hacer una contribución de 54,7 millones al presupuesto de la Santa Sede.

Este incremento se debe principalmente a los resultados favorables por intermediación en los mercados y a los valores más altos de los bonos, resultantes de la caída generalizada de las tasas de interés en los mercados financieros a lo largo del año, según precisa el informe.

Por primera vez, los resultados del banco fueron publicados en un informe anual en su nueva página web. Uno de los pasos en la política de transparencia deseada por el Vaticano para acabar con la muy criticada opacidad del instituto.

“Presentamos el primer informe anual en 125 años de historia de la IOR. Contiene una descripción de nuestro negocio, que contiene un resumen de 2012 y de los primeros ocho meses de 2013, las declaraciones de nuestro consejo de administración, de la comisión de cardenales y del prelado”, ha explicado el presidente del Banco, Ernst von Freyberg, en una entrevista en la radio vaticana.

Esta iniciativa fue anunciada por su presidente, el alemán Ernst von Freyberg, el pasado mes de febrero, el cual ha hecho hincapié en que la gestión se enfrenta a “una exposición de bajo riesgo”.

En 2012, 6,3 millones de los fondos fueron confiados a la IOR por los clientes, según el comunicado. “Mantenemos nuestro compromiso de garantizar la transparencia de nuestras operaciones y demostrar que cumplen con las expectativas legítimas de la Iglesia Católica, las autoridades vaticanas, nuestros clientes y bancos con los que tenemos una relación”, dijo el Von Freyberg.

Asimismo, revela que a 31 de diciembre de 2012, el Banco Vaticano contaba con unos 18.900 clientes, lo que supone un descenso con respecto al año anterior, cuando se contaban aproximadamente 21.000, una caída debida sobre todo al cierre de cuentas inactivas.

El presidente alemán ha presentado un informe “marcado por los gastos extraordinarios relacionados con el proceso de reforma, la reorganización en curso y los efectos del aumento de las tasas de interés”, dijo. El Papa pidió que la reforma del IOR supusiera una revisión más amplia de las estructuras del Vaticano.

El Banco Vaticano gestiona miles de cuentas, incluidas las de los sacerdotes, obispos, congregaciones, que en la actualidad son controladas una por una por consultores externos. Es una herramienta útil para canalizar los fondos a las obras de la Iglesia en todo el mundo, pero su opacidad ha permitido que el dinero sucio -incluyendo el de la mafia- se lave a través del IOR.

Para poner punto final a las sospechas de lavado de dinero, el presidente ha explicado que una consultora externa está revisando una por una cada una de las cuentas y está realizando investigaciones especiales para el Instituto.

——————————————————————————————————————————————————————————————————–

UN BENEFICIO NETO DE 86,6 MILLONES EN 2012

Banco del Vaticano publica sus cuentas por primera vez y cuadruplicó su beneficio neto en 2012

Te Interesa, CIUDAD DEL VATICANO

  • El Banco Vaticano registró un beneficio neto de 86,6 millones en 2012 que cuadriplica el de 2011.
  • Este beneficio, permitió al IOR realizar una contribución de 54,7 millones al presupuesto de la Santa Sede.
  • El Banco vaticano pudo usarse para blanquear dinero, según la investigación

Este incremento se debe principalmente a los resultados favorables por intermediación en los mercados y a los valores más altos de los bonos, resultantes de la caída generalizada de las tasas de interés en los mercados financieros a lo largo del año, según precisa el informe.

De este beneficio neto de 86,6 millones de euros, el IOR transfirió un total de 31,9 millones a un ‘fondo’ de reserva para potenciales riesgos y destinó los otros 54,7 millones de euros al uso de la Santa Sede.

El presidente del IOR, Ernst von Freyberg, introduce el informe diciendo que es un honor publicar sus cuentas por primera vez en la historia del IOR, fundado en 1942 por Pío XII y cuyos orígenes datan de 1887 cuando el Papa León XIII creó la ‘Comisión de las Obras Pías’. Con este informe, según señala, pretenden contribuir a la transparencia que la Iglesia Católica, sus clientes, los bancos y las autoridades esperan.

Además, subraya que el 2012 fue un año “económicamente satisfactorio” para sus clientes y para la institución. “El entorno de los tipos de interés nos ayudó de dos formas: nos beneficiamos de las ganancias derivadas de los intereses relativos altos sobre nuestra cartera actual, en particular durante la primera parte del año, y posteriormente nos beneficiamos de la subida en el valor de mercado de los títulos de renta fija que manteníamos“, precisa.

A 31 de diciembre de 2012, el balance anual total del Banco Vaticano era de casi 5.000 millones de euros, frente a los 4.000 de 2011, con un capital propio de 769 millones de euros y un ratio de 15,4%, un porcentaje que, según apunta el informe, supera significativamente los estándares internacionales y provee de un colchón seguro a los clientes.

El pasivo del balance se compone esencialmente de los depósitos de los clientes, los cuales exigen al IOR que sus fondos sean invertidos con seguridad y que los tengan disponibles para sus necesidades. Por ello, según indica, el Banco Vaticano invierte principalmente en valores de renta fija, deuda pública y depósitos interbancarios a plazo y apenas en los mercados de valores y en la cartera de préstamos. Tampoco pide prestado en el mercado interbancario ni emite títulos de deuda, según añade.

Concretamente, en el pasivo, los depósitos bancarios constituyen la partida más significativa pues representan el 97,3% con un importe de 4.100 millones de euros, lo que significa una subida del 27,3% con respecto a 2011. Mientras, el lado activo se compone de depósitos bancarios –que suponen 1.200 millones de euros– y valores –que alcanzan los 3.600 millones de euros–.

Del informe también se desprende que los gastos de explotación suman un total de 23,9 millones de euros, que incluyen gastos de personal, contribución a las pensiones, mantenimiento general y honorarios profesionales.

Asimismo, se observa que en 2012, el IOR recibió en custodia un total de 6.300 millones de euros en activos de clientes –2.300 millones en depósitos, 3.200 millones gestionados por el IOR bajo acuerdos de gestión de activos y 800 millones en activos mantenidos para los clientes bajo acuerdos de custodia–.

SITUACIÓN FINANCIERA EN LA EUROZONA

Por otra parte, el informe hace un análisis de la situación financiera en la Eurozona y subraya que la recesión y la crisis de deuda probablemente mantenga las tasas de interés y el rendimiento de los bonos bajos para el futuro inmediato y puede significar tasas de interés real negativas. Esto plantea también, según apunta, la cuestión de la reinversión del riesgo.

Sobre la institución, el informe concreta que el año 2013 ha estado marcado por cambios en la dirección y por la intensificación del programa de reformas iniciado en 2011. Así, el Banco Vaticano dice estar modernizando su estructura directiva y su organización y apunta que ha recurrido a expertos externos para que les ayuden en el cumplimiento de las recomendaciones del Moneyval y a asesores en comunicación.

Asimismo, revela que a 31 de diciembre de 2012, el Banco Vaticano contaba con unos 18.900 clientes, lo que supone un descenso con respecto al año anterior, cuando se contaban aproximadamente 21.000, una caída debida sobre todo al cierre de cuentas inactivas.

DE ACUERDO CON LAS NORMAS INTERNACIONALES

El informe también incluye un análisis realizado por una auditora externa, KPMG AG, según el cual, los datos financieros del Banco Vaticano presentan de forma justa la situación financiera del IOR, su actuación en esta materia y sus flujos de caja del año 2012 de acuerdo con las normas internacionales.

La Comisión de Cardenales del IOR, de la que forma parte el aún secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone, da la bienvenida a este informe y remarca que “el IOR se ha embarcado en una reforma en la que la clave es la transparencia”. Además, los cardenales recuerdan que“la razón de existir” del Banco Vaticano es “servir a la Iglesia católica, en particular para sus trabajos de caridad y sus actividades misioneras.

Desde que en la Ciudad del Vaticano entró en vigor la legislación contra el lavado de dinero el 1 de abril de 2011, el Instituto para las Obras de Religión se ha implicado en un proceso de reforma de amplio alcance. El Papa Benedicto XVI inició esta reforma y el Papa Francisco aceleró el proceso con la creación el pasado 24 de junio de 2013 de una Comisión Pontificia que asesorará sobre la dirección futura del IOR.

Actualmente, el IOR está llevando a cabo una revisión por parte del Promontory Financial Group de todas las relaciones de clientes y ha implementado procesos contra el blanqueo de capitales. Paralelamente, está aplicando las mejoras apropiadas a sus estructuras y procedimientos. Este proceso se inició en mayo de 2013 y esperan que esté totalmente concluido para finales de 2013.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: