EE UU captura al cabecilla de los atentados de Kenia y Tanzania de 1998


  • EE UU captura al cabecilla de los atentados de Kenia y Tanzania de 1998
  • Puño de hierro contra el terrorismo: EEUU ataca en Libia y Somalia
  • La historia detrás del capturado Al Libi, uno de los hombres clave de la red Al Qaeda
  • Trípoli pide explicaciones a EEUU tras la captura de Abu Anas
  • Kerry afirmó que EE.UU. no se detendrá “en su lucha contra el terror”

—————————————————————————————————————–

EE UU captura al cabecilla de los atentados de Kenia y Tanzania de 1998

El Pentágono confirma maniobras en Somalia y Libia, donde ha sido detenido un líder de Al Qaeda

Anas al Libi está acusado de idear los atentados de 1998 en los que murieron 224 personas

 Washington 6 OCT 2013 – El País.com (España)

Declaraciones de John Kerry sobre Al Libi. / REUTERS

Con horas de diferencia y en dos países de África separados entre sí por casi 5.000 kilómetros de distancia, Estados Unidos llevó a cabo este fin de semana dos operaciones de asalto y captura contra destacados miembros del terrorismo islámico que se encontraban en Libia y Somalia. “Nunca es demasiado tarde”, dijo este domingo John Kerry, el secretario de Estado norteamericano, que se encuentra en Indonesia asistiendo a la cumbre de los países del Asia y Pacífico (ASEAN). Al Qaeda “puede correr pero no se puede esconder”, puntualizó el jefe de la diplomacia.

La operación llevada a cabo en Libia por tropas norteamericanas asistidas por el FBI y la CIA se saldó con la captura en Trípoli de Nazih al Ragye, 49 años, conocido por el alias de Anas Al Libi y buscado por EEUU por ser el cerebro de los atentados en 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, donde murieron 224 personas, entre ellas 12 norteamericanos. Al Libi debía ser entregado ayer en EEUU a las autoridades competentes, poniéndose así fin a una orden de caza y captura que sumaba ya 15 años y ofrecía cinco millones de dólares por su entrega “vivo o muerto”.

Abu Anas al-Libi. / AFP/FBI

Sobre la misión desarrollada en Somalia por un comando de Navy Seals -concretamente el 6, el mismo que acabó con la vida de Osama Bin Laden-, los detalles eran escasos y confusos. Se sabe que antes del amanecer del sábado, el comando desembarcó en las costas del Índico con lanchas rápidas para capturar en el bastión de Barawe (un pequeño puerto al sur de Mogadiscio) a Abdulkader Mohamed Abdulkader, líder de Al Shabab, la milicia islamista somalí vinculada a Al Qaeda y responsable del ataque contra el centro comercial de Nairobi (Kenia) el mes pasado, que se saldó con al menos 60 víctimas.

Si el operativo de Libia se cumplió con efectividad y Anas Al Libi fue apresado por un destacamento enmascarado de fuerzas especiales Delta en las calles de Trípoli cuando regresaba a su casa tras las plegarias de la mañana –intentó sacar un arma de la guantera de su coche para defenderse sin lograrlo-, sobre el de Somalia hay aún mucha confusión. Según una fuente oficial norteamericana el objetivo habría logrado escapar, pero otras fuentes aseguran que habría muerto. Sí es un hecho que los Navy Seal tuvieron que pedir ayuda para ser sacados de la operación en helicóptero tras sufrir un intenso tiroteo durante más de una hora.

El nombre del terrorista buscado no se ha hecho público por el Pentágono, pero aparentemente el objetivo era Mujtar Abu Zubeyr, conocido como Ahmed Godane, jefe de Al Shabab. Según fuentes militares, ningún norteamericano resulto herido o muerto en la misión aunque el comando causó varias bajas entre los miembros de Al Shabab antes de retirarse.

ATLAS

Según fuentes oficiales, el hecho de que ambas operaciones se desarrollaran casi a la vez es pura coincidencia pero pone de evidencia la presencia y resurrección de Al Qaeda en África y la determinación de EEUU de perseguir a los implicados en los crímenes cometidos contra sus nacionales, medie el tiempo que medie. Según un analista militar consultado por CNN, el teniente coronel Rick Francona, cada misión se podía haber desarrollado “independientemente de la otra”. “Pero el hecho de que se hayan producido las dos pone de evidencia que EEUU –no importa lo que se tarde- no ceja en sus objetivos”.

Concentrado en el frente doméstico, donde el presidente se enfrenta el martes a los primeros siete días de cierre de la Administración por la incapacidad del Congreso de llegar a un acuerdo sobre el presupuesto, Barack Obama tendrá que responder a los más críticos y defenderse de quienes le acusen de haber dado un golpe efectista buscando una victoria contra el terrorismo.

Sobre ambas operaciones fueron informados las Administraciones de los países donde se desarrollaron, según fuentes oficiales norteamericanas. Pero el Gobierno de transición libio asegura no haber tenido aviso de que se iba a capturar a Al Libi y ha pedido “explicaciones” a Washington por el secuestro de un ciudadano libio, según un comunicado de la oficina del primer ministro libio, Alí Zeidan.

Con motivo de la intervención de EEUU en Libia en marzo de 2011, Obama prometió que en ningún momento habría soldados sobre el terreno en aquel país, lo que la decisión del presidente de dar luz verde a la misión de Trípoli no estaba exenta de riesgos militares y políticos.

La captura de Al Libi, destacada figura de Al Qaeda, tendrá sin duda un impacto psicológico entre las filas del grupo terrorista y podría desembocar en la obtención de importante información para el Pentágono sobre las actividades del grupo y su verdadera presencia en África.

La Casa Blanca dejó saber a través de Kerry que el presidente estaba “satisfecho con los resultados” de ambos asaltos. “Esperamos que esto deje claro que Estados Unidos nunca parará en sus esfuerzos de pedir responsabilidades a aquellos que cometan actos de terrorismo”, dijo Kerry desde Bali.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Ofensiva contra Al Qaeda y Al Shabab

Puño de hierro contra el terrorismo: EEUU ataca en Libia y Somalia

  • Detenido en Trípoli uno de los dirigentes de Al Qaeda más buscado
  • Las fuerzas especiales estadounidenses también intervienen en Somalia
  • Ha invertido 740 millones de euros en la caza de terroristas desde 2005

Dpa (Johannes Schmitt-Tegge) | Washington – El Mundo.es

 lunes 07/10/2013
Abu Anas al Libi.| AfpAbu Anas al Libi.| Afp

Apenas comenzaba a despuntar el día en Libia cuando diez hombres enmascarados entraban sigilosamente en la casa de Abu Anas al Libi. El líder terrorista, al que el FBI había calificado de “el más buscado”, se dirigía hacia la oración de la mañana y no se imaginaba que el juego al escondite mantenido durante años con los agentes antiterrorismo en Estados Unidos había acabado.

Con una actuación decidida, los hombres enmascarados se llevaron al extremista y en apenas unos segundos ya estaba en manos de Estados Unidos. El grupo desaparece tan rápido como llegó.

Se trata de “una obra maestra”, asegura Noman Benotman sobre la intervención de las unidades especiales en la capital libia, Trípoli. El ex yihadista, que mantiene contacto con la familia Al Libi, se maravilla de la operación en una entrevista con el canal de televisión CNN.

Para Estados Unidos la intervención es un gran éxito, que cada vez se necesita con mayor urgencia en la lucha contra el terrorismo en el norte de África. “La exitosa detención fue posible gracias a un extraordinario trabajo y cooperación entre los servicios secretos“, dijo este domingo el portavoz del Pentágono, George Little. Barack Obama, presidente de Estados Unidos y el máximo responsable de las Fuerzas Armadas, había dado su bendición a la operación.

La policía federal estadounidense, el FBI, ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares (3,7 millones de euros) por indicios que llevasen a la captura de Al Libi. Las acusaciones en su contra tienen ya más de 12 años. Se le considera responsable de 230 muertes, pues él fue la figura clave en los más sangrientos atentados contra instalaciones de Estados Unidos de los últimas décadas.

Un total de 224 personas murieron y más de 5.000 resultaron heridas cuando el 7 de agosto de 1998 estallaron bombas en las embajadas estadounidenses de Kenia y Tanzania. En Nairobi estalló un camión de transporte cargado de explosivos, mientras que en Dar-es-Salam la detonación arrancó la fachada de la embajada.

Pero este operativo nocturno es tan sólo la primera parte de lo que el diario ‘The New York Times’ ha calificado de “fuerte demostración de fuerza por parte del Ejército” en la lucha contra las células terroristas africanas.

Los estadounidenses asestaron un segundo golpe en Somalia, al actuar contra las milicias de Al Shabaab, las responsables del baño de sangre en un centro comercial de la vecina Kenia hace dos semanas.

Espionaje de territorios

Terroristas enmascarados aterrorizaron al país cuando se atrincheraron con rehenes y durante días se enfrentaron a la policía. El balance del ataque terrorista: al menos 72 muertos.

Nada menos que los Navy Seals, la famosa unidad de élite de los militares estadounidenses, fue la que atacó Al Shabaab a pesar de los disparos que les llovían. Partieron en botes desde el océano Índico en dirección a la ciudad portuaria de Baware. Cinco combatientes de Al Shabaab fueron abatidos, entre ellos un destacado dirigente de la milicia. Sin embargo, debido al intenso tiroteo, esta unidad especial, que también acabó con la vida del líder terrorista Osama bin Laden, tuvo que replegarse.

Este fuerte golpe por partida doble de Washington pone de manifiesto cuán importante es la lucha contra el terrorismo en los países africanos. En los últimos diez años Estados Unidos ha emprendido esfuerzos enormes para reprimir la influencia de Al Qaeda en el norte y el oeste de África. El gobierno invirtió más de 1.000 millones de dólares (740 millones de euros) en la caza de terroristas desde 2005, según calculó en febrero el diario ‘The Washington Post’.

Además, cada vez en más países la CIA y el Ejército emplean los aviones no tripulados que disparan misiles contra terroristas o realizan tareas de espionaje de territorios. Obama ha ampliado el uso de los drones, por ejemplo en Malí, para descubrir los escondites africanos de los terroristas.

—————————————————————————————————————————————————————————————–

La historia detrás del capturado Al Libi, uno de los hombres clave de la red Al Qaeda

Nacido en 1964, el cerebro de los atentados de 1998 fue un fuerte opositor de Gaddafi. La captura de Al Libi generó molestia en el gobierno de transición de Libia.

por Agencia Efe – 07/10/2013 –
 Latercera
Rescatistas buscan sobrevivientes tras el ataque a la embajada de EE.UU. en Kenia en 1998.Rescatistas buscan sobrevivientes tras el ataque a la embajada de EE.UU. en Kenia en 1998.

El dirigente de Al Qaeda Abu Anas al Libi, detenido en la madrugada de ayer en una operación militar en Libia, era uno de los hombres más buscados por EE.UU., que lo acusa de planificar los ataques en 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania.

Nacido como Nazih Abd al Hamid al Rughay en 1964 en la capital libia, Trípoli, Al Libi también poseía otros alias: Anas Al Sabai y Nazih Al Raghie. Al Libi se unió a Al Qaeda a finales de los 80 o comienzos de los 90, y formaba parte del consejo que dirige la red. Huido de Libia por oponerse al entonces régimen de Muammar Gaddafi, su primer encuentro con el entonces máximo líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, tuvo lugar en Sudán en 1992.

No obstante, Al Libi tuvo que abandonar ese país tras las presiones del régimen de Gaddafi sobre Sudán, y se trasladó primero a Siria, después a Qatar y, más tarde al Reino Unido, país en el que obtuvo asilo político.

Sus amplios conocimientos de informática lo convirtieron en un experto en computadores de Al Qaeda, según testificó en EE.UU. el antiguo contable de Al Qaeda Jamal Ahmed Al Fadl.

Según la justicia estadounidense, Al Libi formó parte en la organización de los atentados del 7 de agosto de 1998 contra las embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania, en los que murieron en total 229 personas. Al parecer tomó las fotos de la embajada en Nairobi, que fueron usadas por Bin Laden para marcar presuntamente los lugares donde deberían ser colocados los explosivos.

En 2000, escapó de Reino Unido, después de que EE.UU. dictara una orden de arresto contra él. En su departamento de la ciudad de Manchester se halló una copia del denominado “manual del terror”, titulado “Estudios militares en la guerra santa contra los tiranos”, en el que Al Qaeda daba instrucciones para asesinar civiles, bombardear objetivos y derribar gobiernos laicos para cambiarlos por regímenes islámicos. Las autoridades de EE.UU. lo situaron en 2003 en Afganistán, después de que en 2002 se anunciara erróneamente su detención en Sudán.

Tras su captura del fin de semana, el gobierno de transición de Libia criticó duramente la acción en el país de unidades especiales de EE.UU. y exigió una explicación por el “secuestro” de un ciudadano libio.

—————————————————————————————————————————————————————————————————-

06-10-2013 / EFE

El Gobierno libio anunció hoy que ha pedido explicaciones a la administración norteamericana tras la captura, ayer en Trípoli, de Nazih al Raghie, alias de Abu Anas al Libi, considerado un importante activista de la organización terrorista Al Qaeda y buscado por la justicia de EEUU.

En un comunicado hecho público hoy, las autoridades libias mantienen su absoluto desconocimiento sobre ese asunto y que, al enterarse de la noticia, establecieron contacto con Washington

Sin condenar explícitamente la captura de Abu Anas, Trípoli recuerda la “alianza estratégica” que mantiene con EEUU y espera que este acontecimiento no lo altere.

“Los contactos entre los dos gobiernos permitirá tratar esta cuestión con respeto de las leyes internacionales, la soberanía nacional y los derechos humanos”, señaló el comunicado.

El gobierno libio recuerda igualmente el principio de que los miembros de la resistencia libia deben ser juzgados el Libia independientemente de cuáles sean sus acciones.

Al Libi fue detenido ayer en Trípoli por aparentes miembros de un comando cuando salía de una mezquita, dijo a Efe su hermano.

Los autores, según la misma fuente, estaban dentro de tres automóviles aparcados cerca de la mezquita y se aproximaron a su víctima cuando ésta iba a entrar en su vehículo, rompieron los cristales del mismo y la sacaron a la fuerza para llevarla a un lugar desconocido.

Al Libi figuraba en la lista de fugitivos más buscados por Estados Unidos al menos desde el 2000, cuando un tribunal de Nueva York le acusó de participar en la planificación de los ataques a las dos embajadas de EEUU en África.

El FBI había ofrecido una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información que condujera a su captura.

————————————————————————————————————————————————————————————-

Kerry afirmó que EE.UU. no se detendrá “en su lucha contra el terror”

Declaración se realizó tras confirmarse la captura de un importante líder de Al Qaeda.

Advirtió que combatirán contra todas las organizaciones que siembren terror.

Domingo 6 de octubre de 2013 | EFE – Cooperativa.cl
EFE

Kerry señaló que seguirán con la esperanza de que este tipo de actividades paren.

Kerry señaló que seguirán con la esperanza de que este tipo de actividades paren.

El secretario de Estado estadounidenseJohn Kerry, declaró este sábado que su país “nunca se detendrá” en su lucha contra el terror tras confirmarse la captura, en una operación militar de EE.UU. en Libia, de un importante líder de Al Qaeda.

“Estados Unidos seguirá tratando de llevar a la gente frente a la Justicia de manera adecuada, con la esperanza de que este tipo de actividades contra todo el mundo paren”, declaró Kerry en Bali durante una conferencia de prensa previa a la cumbre de jefes de Gobierno y Estado del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico, afirmó.

Kerry agregó que “los miembros de Al Qaeda y otras organizaciones terroristas pueden correr, pero no pueden esconderse”.

El Pentágono confirmó anoche la detención de Abu Anas al Libi, acusado de planificar los ataques en 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, durante una operación antiterrorista en la capital de Libia.

El portavoz oficial del Pentágono, George Little, también confirmó que militares estadounidenses habían participado en una operación “contra un conocido terrorista de Al Shabab” en Somalia, aunque en este caso sin precisar si se produjo alguna detención.

Al Libi figuraba en la lista de fugitivos más buscados por Estados Unidos, al menos desde el 2000, cuando un tribunal de Nueva York lo acusó de participar en la planificación de los ataques a las dos embajadas de EE.UU. en África.

El FBI había ofrecido una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información que condujera a su captura.

—————————————————————————————————————————————————————————————————-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: