Fukushima registra nivel más alto de radiación en dos años


  • Fukushima registra nivel más alto de radiación en dos años
  • Un nuevo error humano en Fukushima expone a 6 operarios a una alta radiación
  • Los niveles de radiación en el agua de mar cerca de Fukushima llegan a su punto más alto en dos años, según Tepco
  • Japón y la AIEA colaborarán para disipar el temor por las fugas radiactivas de Fukushima

——————————————————————————————————

Fukushima registra nivel más alto de radiación en dos años

Internacional – Jueves, 10 de Octubre de 2013

FUKUSHIMA reuters2

[Los recientes accidentes en la planta de Fukushima han generdon dudas sobre las capacidades de Tepco para limpiar el complejo./Reuters/Archivo]

Reuters

Los niveles de radiación en el agua de mar cercana a uno de los reactores dañados de Fukushima se dispararon esta semana a su nivel más alto en dos años, dijo este jueves el operador de la dañada planta nuclear japonesa.

Los niveles de radiación del miércoles, el día en que seis trabajadores fueron expuestos a agua altamente radiactiva, subieron 13 veces la lectura del día anterior, alcanzando los niveles más altos desde finales del 2011.

La planta operada por Tokyo Electric Power Co (Tepco), dañada por el terremoto y el tsunami de 2011, está vertiendo cientos de toneladas de agua para bajar la temperatura de los reactores, y en fechas recientes ha tenido problemas para contener la acumulación de agua radiactiva en la planta.

En el último incidente, un trabajador separó por error el miércoles una tubería conectada a un sistema de tratamiento, liberando siete toneladas de agua altamente radiactiva.

Los accidentes en la planta de Fukushima Daiichi, a 220 kilómetros al norte de Tokio, se suman a la crisis y están generando dudas sobre las capacidades de Tepco para llevar a cabo una limpieza en el complejo, que se espera tarde décadas.

Tepco dijo que las lecturas combinadas de cesio-134 y cesio-137 en las afueras del dañado reactor número dos se dispararon a mil 200 bequerelios por litro el miércoles, más de 13 veces el nivel del martes.

Las lecturas de cesio-134 fueron de 370 bequerelios por litro, mientras que las de cesio-137 fueron de 830 bequerelios por litro dentro de una malla protectora justo fuera del edificio del reactor.

Los límites reglamentarios para el cesio, que emite una fuerte radiación gamma y es perjudicial para el cuerpo humano, es de 90 bequerelios por litro para el cesio-137 y de 60 bequerelios por litro para el cesio-134.

Un portavoz de Tepco dijo que el repentino aumento en la radiación fue causado por los trabajos de construcción cerca del edificio número dos.

Los trabajadores están inyectando productos químicos para endurecer el suelo en el borde costero de los edificios de los reactores de Fukushima para evitar que el agua contaminada fluya hacia el océano. La presión de bombeo de productos químicos en el suelo empujó un poco de tierra contaminada hacia la zona del puerto, dijo el portavoz.

——————————————————————————————————————————————————————

Un nuevo error humano en Fukushima expone a 6 operarios a una alta radiación

(EFE)

Tokio, 9 oct (EFE).- Un nuevo error humano en la central de Fukushima, el cuarto en apenas una semana, provocó hoy una masiva fuga de agua con altos índices radiactivos que afectó a seis trabajadores, en medio de las críticas por la gestión de la crisis nuclear.

Según la operadora de la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), el incidente se produjo a las 9.35 hora local (0.35 GMT del martes), cuando un operario se equivocó al cambiar una de las tuberías del sistema utilizado para desalinizar y depurar las partículas radiactivas del agua que se acumula en la planta.

Al retirar la tubería, se derramaron 7 toneladas de este líquido que, en la última de las mediciones realizadas en agosto, registró 37 millones de becquereles por litro de sustancias que emiten rayos beta, que afectan sobre todo con el contacto y la ingesta, y cuyo límite legal es de 30 becquereles por litro.

En el momento de la fuga, once trabajadores se encontraban alrededor de la tubería accidentada, seis de los cuales entraron en contacto con el agua radiactiva.

“Se trato de un error a la hora de cambiar la tubería”, detalló TEPCO en un comunicado, mientras adelantó que el agua contaminada no toco la cara de ninguno de los seis operarios afectados, con lo que consideran que no hay “posibilidad de que se haya introducido en su cuerpo”, algo que agravaría la situación.

La avería, que se prolongó durante 50 minutos, no causó que el agua se filtrara al exterior, al producirse dentro del recinto de carpas que la eléctrica ha dispuesto para protege el vital sistema de reciclaje de este líquido que, tras depurarse, sirve para mantener los reactores a temperatura estable en “parada fría”.

El incidente tampoco afectó al sistema de inyección de agua en los reactores ni provocó anomalías en su funcionamiento, según detalló la gestora de Fukushima.

Además, TEPCO procedió a poner en marcha el operativo para descontaminar a los seis operarios expuestos, a la espera de que amplíe la información sobre su estado y las consecuencias de su accidente.

Este último problema es el cuarto que se produce por un error humano en apenas una semana en la central, en la que cerca de 3.500 trabajadores luchan a diario por cerrar la crisis nuclear, en condiciones extremas de temperatura y protegidos por trajes aislantes que dificultan el movimiento y la visión.

En este sentido, la semana pasada TEPCO desveló una filtración de cinco toneladas de agua con bajos niveles de radiación desde uno de los tanques contenedores que, al parecer, se desbordó después de que dos empleados de la central lo utilizaran de manera equivocada para transferir allí agua de lluvia acumulada en las instalaciones.

Días después, se produjo una segunda filtración de líquido con alta radiación, parte del cual se vertió al océano, después de que dos operarios calibraran mal la colocación de otro de los tanques, lo que provocó el desborde de cerca de 430 litros.

Al margen de estas dos filtraciones, el pasado lunes un técnico desactivó por error durante una comprobación rutinaria el sistema de reciclaje, lo que provocó su reactivación y, a pesar de que no generó problemas graves, sumó una nueva muesca al historial de imprecisiones de TEPCO.

Estas situaciones, que demostraron la complejidad y fragilidad de la tarea en Fukushima, motivaron la reprobación pública del regulador nuclear de Japón, que mostró su inquietud e instó a la eléctrica a no reparar en gastos para mejorar el control y terminar con los “inaceptables” errores humanos.

Humanos o no, las fallas en Fukushima vierten a diario cerca de 300 toneladas diarias de agua altamente contaminada al mar, en filtraciones que se suman a las continuas fugas producidas en los cerca de 1.000 tanques que utilizan para acumular el líquido.

Javier Picazo Feliú

—————————————————————————————————————————————————————————————-

13 VECES MÁS QUE EL MARTES

Los niveles de radiación en el agua de mar cerca de Fukushima llegan a su punto más alto en dos años, según Tepco

TOKIO, 10 Oct. (Reuters/EP) – Europa Press

   Los niveles de radiación en el agua de mar cerca de uno de los reactores dañados de Fukushima se dispararon esta semana a su nivel más alto en dos años, según ha informado Tepco, el operador de la central nuclear japonesa accidentada por el tsunami que siguió al terremoto del 11 de marzo de 2011.

   Así, Tokyo Electric Power Co (TEPCO) está vertiendo cientos de toneladas de agua para bajar la temperatura de los reactores y ha tenido problemas para contener el agua irradiada en la planta.

Este miércoles, un trabajador por error separó una tubería conectada a un sistema de tratamiendo lo que provocó la liberación de siete toneladas de agua altamente radiactiva.

Los accidentes en la planta de Fukushima Daiichi, a 220 kilómetros al norte de Tokio, se suman a la crisis y están generando dudas sobre las capacidades de Tepco para llevar a cabo una limpieza en el complejo que se espera tarde décadas.

Tepco ha informado de que las lecturas combinadas de cesio-134 y cesio-137 en las afueras del dañado reactor número dos se dispararon a 1.200 bequerelios por litro el miércoles, más de 13 veces el nivel del martes.

Concretamente, las lecturas de cesio-134 fueron de 370 bequerelios por litro, mientras que las de cesio-137 fueron de 830 bequerelios por litro dentro de una malla protectora justo fuera del edificio del reactor.

Los límites reglamentarios para el cesio, que emite una fuerte radiación gamma y es perjudicial para el cuerpo humano es de 90 bequerelios por litro para el cesio-137 y de 60 bequerelios por litro para el cesio-134.

El aumento repentino de la radiación se debe a los trabajos de construcción cerca del edificio número dos, según ha apuntado un portavoz de Tepco.

Asimismo, han añadido que la presión de bombeo de productos químicos en el suelo –que se están inyectado para endurecer el suelo en el borde costero de los edificios de los reactores para evitar que el agua contaminada vaya al océano– ha empujado “un poco” de tierra contaminada hacia la zona del puerto.

————————————————————————————————————————————————————————

MOTEGI SE REÚNE CON AMANO PARA ANALIZAR LA SITUACIÓN

Japón y la AIEA colaborarán para disipar el temor por las fugas radiactivas de Fukushima

TOKIO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) –

   Japón y la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) han acordado trabajar juntos para disipar el temor por las fugas de agua radiactiva que se han producido en los últimos meses desde la central nuclear de Fukushima-1.

   El ministro de Economía, Industria y Comercio de Japón, Toshimitsu Motegi, se ha reunido este jueves con el director general de la AIEA, Yukiya Amano, para analizar la situación en Fukushima-1, según ha informado la televisión pública NHK.

Motegi ha solicitado a Amano la ayuda de la AIEA para llevar a cabo un control fiable del agua radiactiva contenida en los tanques superficiales que rodean la central nuclear y para informar de ello al público internacional.

Amano, por su parte, ha accedido a la petición japonesa, sobre todo en lo concerniente a las fugas radiactivas, y ha subrayado que, por lo que respecta a la AIEA, Fukushima-1 está estable, en términos generales.

FUGAS RADIACTIVAS

El pasado 8 de agosto, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón reveló que diariamente se vierten al subsuelo 1.000 toneladas de agua desde la central nuclear, de las cuales unas 300 contienen sustancias altamente radiactivas que llegan al océano Pacífico.

Desde entonces, las fugas de agua radiactiva no han cesado y han hecho que en el último mes los niveles de radiactividad en Fukushima-1 se hayan disparado hasta picos de 200.000 becquerelios por litro, capaces de matar a una persona.

TEPCO sospecha que las fugas radiactivas se deben al desgaste de la resina que une las placas de acero que forman los tanques en los que se almacena el agua contaminada de Fukushima-1, a pesar de que se trata de un compuesto especial, precisamente, para evitar la permeabilidad.

Si bien, ha admitido errores de todo tipo. Entre ellos, que los trabajadores se dejaran abiertas las válvulas que controlan la entrada de agua contaminada desde los reactores a los tanques, la ausencia de contadores en todos los tanques y las escasas patrullas alrededor de los tanques para comprobar que no hay fugas radiactivas.

PLAN GUBERNAMENTAL

En este contexto, el primer ministro, Shinzo Abe, ha anunciado que este mes pondrá en marcha un plan valorado en 21.000 millones de yenes (160 millones de euros) que recupera la vieja idea de congelar el suelo alrededor de los cuatro reactores dañados de Fukushima-1.

Las pruebas de viabilidad comenzarán en el reactor cuatro, en cuyo subsuelo se construirá un entramado de tuberías a las que se inyectará cloruro de calcio a menos 40 grados celsius para congelarlas, encerrando una superficie subterránea de diez metros cuadrados.

Se espera que el “muro helado” esté operativo hacia el próximo mes de marzo. Si funciona, los operarios de TEPCO construirán otros alrededor de los reactores uno, dos y tres de Fukushima-1. El proyecto estaría completado hacia 2015.

La Autoridad Reguladora de la Energía Nuclear, por su parte, ha decidido elevar del uno –que indica una “anomalía”– al tres –que indica un “grave incidente”– el nivel de alerta por las fugas de agua radiactiva desde Fukushima-1.

Además, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha expresado su preocupación por las fugas de agua radiactiva desde Fukushima-1 y ha ofrecido al Gobierno de Japón su ayuda para resolver este problema.

ACCIDENTE NUCLEAR

Los problemas en Fukushima-1 se deben al terremoto y el tsunami que el 11 de marzo de 2011 arrasaron la costa de la prefectura japonesa, dando lugar al peor accidente nuclear de la historia, junto al de la central de Chernóbil, en Ucrania.

Fukushima-1 estaba preparada para un terremoto, ya que Japón se asienta sobre una falla, pero no para un tsunami, por lo que el azote del mar provocó varias explosiones de hidrógeno que hicieron que los núcleos de algunos de sus reactores se fundieran parcialmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: