La minería en Chile afecta gravemente a los Glaciares


  • La minería en Chile afecta gravemente a los Glaciares
  • Minería anotó en 2012 alza de 9% en emisión de gases de efecto invernadero
  • Alertan sobre escasez de agua ante el avance de los proyectos mineros
  • Opositores a Pascua Lama cuestionan falencias en gestión de Barrick Gold

——————————————————————————————-

La minería en Chile afecta gravemente a los Glaciares

SANTIAGO, Chile (AP) — El significado de la palabra glaciar está en el centro de una batalla legislativa chilena que podría decidir el futuro de la minería de uno de los principales productores de cobre del mundo.

El resurgimiento de un proyecto de ley en el Congreso que busca proteger los glaciares mediante la prohibición de la minería en zonas de glaciares demarcadas según una definición bastante amplia, ha desatado un gran debate entre empresarios, agricultores y ambientalistas en torno a cómo proteger la fuente de agua y la industria minera al mismo tiempo. Si la ley es aprobada, algunos expertos creen que podría paralizar proyectos mineros de miles de millones de dólares y afectar las inversiones.

La clave será determinar si los glaciares incluyen las áreas periglaciales a su alrededor y si las protecciones se aplicarían retroactivamente a las minas que ya están operando junto a ellos. “Si se aprueba la ley con condiciones duras podría perjudicar no solo las operaciones de proyectos actuales sino también proyectos futuros”, declaró Juan Carlos Guajardo, director del centro de estudios de minería CESCO en Chile. “Dependiendo de las condiciones, podría resultar muy difícil desarrollar la actividad minera en zonas de alta montaña”.

Ambientalistas dicen que los glaciares desempeñan un papel tan importante en la protección del agua de Chile que es razón suficiente para expandir su definición.

Un glaciar es una masa de nieve compacta que forma hielo y que sobrevive en los meses de verano. Son importantes porque actúan como represas naturales y almacenan agua a ser usada todo el año luego de que la nieve del invierno se ha derretido. Incluso los glaciares pequeños pueden almacenar cantidades enormes de agua que resulta vital en los meses cálidos y, sobre todo, durante períodos de sequía.

Del otro lado de los Andes, en Argentina, una ley del 2010 hace una definición muy amplia de los glaciares, que teóricamente protege no solo las masas heladas que la mayoría de la gente asocia con ese término sino también los “glaciares de roca” y aguas subterráneas congeladas dentro de las montañas donde los glaciares ya se han derretido en la superficie. El Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales, que tuvo un papel importante en la elaboración de la ley de glaciares, promovió esa definición porque se cree que la mayor parte de las aguas de glaciares provienen de esas reservas.

La ley argentina casi no se hace cumplir por ahora, pero la minería todavía tiene mucho por desarrollarse al este de la cordillera de los Andes.

En Chile, en cambio, un paso de ese tipo podría tener un impacto mucho más grande en el suministro mundial de cobre y oro.

La minería le ofrece a los pobres de Chile su mejor oportunidad de acceder a la clase media, especialmente en las zonas desérticas del norte. El cobre genera una tercera parte de los ingresos del gobierno y el estado tiene la política de aumentar las reservas nacionales durante períodos de precios altos.

Chile tiene algunas de las normas más estables de América Latina respecto a la minería, el pilar de su economía. Pero tiene además la mayor cantidad de glaciares, que van desde la helada Patagonia hasta sus latitudes más al norte.

Si Chile acepta una definición más amplia, se podrían ver severamente afectadas las esperanzas de la industria chilena de extraer oro y cobre en sitios donde las masas heladas se han alejado de la superficie, dejando al descubierto vetas que comparten las cimas de montañas con otras formas de agua de glaciares.

Los ambientalistas ya han demandado mayores protecciones para las poblaciones cercanas y los recursos naturales y hay proyectos mineros que han soportado costosas demoras.

Jorge Daniel Taillant, director del Centro de Derechos Humanos y el Medio Ambiente, dijo que los glaciares son un recurso vulnerable que corre peligro por la actividad minera.

Taillant observa el cumplimiento de las leyes ambientales por parte de las compañías mineras y se ha concentrado en el impacto que la industria minera tiene en los glaciares en decenas de proyectos mineros en Argentina y Chile.

“Una definición amplia de los glaciares en la ley ayuda a abarcar la gran cantidad de glaciares que hay en los Andes”, dijo Taillant. “Proteger solo los glaciares blancos descubiertos más conocidos no basta. Los glaciares que se derriten son una de las manifestaciones del cambio climático y por ello necesitamos leyes que protejan glaciares vulnerables al clima”.

De ser aprobada, la ley podría suspender operaciones mineras como el proyecto Pascua Lama de 8.000 millones de dólares de Barrick o la expansión de 6.800 millones de dólares de la mina Andina 244 de la empresa estatal Codelco. Ambas minas están rodeadas de glaciares y de áreas permafrost, con capas de hielo permanente en la superficie. Para seguir adelante, los proyectos requerirían más garantías de que no afectarán el hielo.

La reaparición del proyecto de ley se produce en momentos en que el proyecto Andina es muy cuestionado. La minera estatal quiere convertirla en su mina estelar y que produzca más de 600.000 toneladas métricas de cobre por año, comparado con las 250.000 de ahora.

Codelco dijo en un comunicado que cree que el proyecto de ley sobre glaciares no es necesario porque Chile ha establecido normas que protegen los glaciares desde que la iniciativa se discutió por primera vez en el 2006.

“Dependiendo de cómo salga esa ley de glaciares podría ser bastante complicada. En realidad a lo mejor el proyecto no se podría desarrollar porque aquí estamos cercanos a glaciares”, expresó Juan Carlos Jofre, jefe de sustentabilidad del proyecto Andina 244.

Codelco dice que en el proyecto de expansión de Andina se intervendrán seis glaciares de roca: uno que será cubierto por un botadero y cinco glaciares que serán parcialmente afectados por la ampliación del rajo de la mina actual.

Pero ambientalistas dicen que el impacto en los glaciares cercanos podría ser devastador, sobre todo para los glaciares rocosos inmediatamente debajo de la superficie que tienen enormes cantidades de hielo.

Algunos analistas habían advertido que la ley argentina representaba un golpe de gracia para Pascua-Lama, la mina más alta del mundo, que se encuentra a lo largo de la frontera chileno-argentina. Pero es en Chile, donde acusado de violaciones “muy graves” a las normas de protección del medio ambiente, el proyecto de Barrick ha sido suspendido temporalmente, hasta que la empresa construya infraestructura para evitar la contaminación del agua en las operaciones de extracción de oro y plata.

Los detractores del proyecto dicen que las obras en Pascua-Lama han esparcido polvo en los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza, acelerando su retirada al atrapar calor de sus superficies. El agua descongelada de esos glaciares alimenta el río Estrecho, que abastece de agua a la comunidad indígena diaguita que vive río abajo.

Barrick ha dicho que acatará “los requisitos sobre medio ambiente y otras regulaciones” del lado de Pascua, en Chile. En Argentina, las autoridades ambientalistas no han bloqueado el proyecto por ahora, pero aún no se ha completado un inventario de los glaciares del país.

Algunos ecologistas han estado haciendo sus propios inventarios y han emitido una serie de informes sobre decenas de operaciones de minería en terrenos de glaciares.

Se espera que el Congreso chileno se ocupe del proyecto de ley sobre glaciares a mediados de octubre. Por ahora, no incluye protecciones para las áreas periglaciares ni permafrost y es menos severa que la ley argentina.

“Cualquier cambio que quiera decir que tienen que ser evaluados, los afectaría significativamente. Sería una nueva normativa sobre glaciares”, expresó Winston Alburquenque, profesor de leyes sobre recursos naturales de la Universidad Católica. “Claramente hay un cambio, una mayor conciencia ambiental y respeto por los recursos naturales”.

————————————————————————————————————————————————————————————————-

Minería anotó en 2012 alza de 9% en emisión de gases de efecto invernadero

Estudio de Cochilco revela que la industria del cobre pasó de 4,4 millones a 4,8 millones de toneladas de CO2 entre 2011 y 2012. En últimos 11 años las emisiones se incrementaron 65%. Bajas leyes, dureza del mineral y mayores distancias, explican incremento.

por Constanza Pérez-Cueto V. – 23/09/2013 –
 Latercera

Leyes más bajas, minerales más duros y mayores distancias de acarreo. Esos tres factores, sumados a un mayor uso de combustibles, explican que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la industria del cobre chilena en 2012 registraran su mayor alza de los últimos cinco años.

Así consigna un informe de Cochilco, que considera las respuestas de 41 operaciones de cobre, correspondientes al 95% de la producción nacional del año pasado. El documento arrojó que entre 2011 y 2012 las emisiones directas -que proceden de actividades que la empresa pueden controlar- aumentaron 9%, pasando desde 4,4 millones a 4,8 millones de toneladas de CO2.

Dicha alza es la mayor desde 2007, cuando las emisiones crecieron 15% frente al año anterior.  Si bien, el estudio no explica las razones de este incremento, la analista de Cochilco, Camila Montes, comentó que ese año hubo problemas de abastecimiento de gas natural por parte de Argentina, “lo que pudo provocar que las empresas mineras hayan aumentado el consumo de combustibles para no depender del gas natural”.

En el quinquenio las emisiones sólo disminuyeron en 2010: 2,72% respecto del año previo.

De acuerdo a la distribución porcentual de las emisiones de GEI según zona de producción, el área mina (rajo y subterránea) aportó 71% del total de las emisiones en 2012, principalmente por el mayor uso de combustible para acarrear material. Le siguieron las áreas de fundición y la de lixiviación (proceso para la obtención de cobre), con 10% y 7% del total. Las zonas de refinería y concentradora sólo representaron 1% respectivamente, ya que consumen más electricidad que combustibles para el proceso.

El estudio también muestra que entre 2001 y 2012 las emisiones de GEI anotaron un avance de 65,5%, pasando desde 2,9 millones a 4,8 millones de toneladas de CO2 en ese período. Ello significa que entre esos años la tasa anual promedio de crecimiento fue de 5,3% y que el consumo de combustible se incrementó 65%.

“El consumo de combustible mantiene una relación directa con los gases de efecto invernadero, ya que tiene una relación causa-efecto si se mantiene el mix de combustibles. A mayor consumo de combustible con altos factores de emisión, como es el diésel, mayor será la emisión de GEI”, dice el documento. Agrega que los factores estructurales que ocasionan esta situación se irán intensificando en el tiempo, por lo que “se estima que el consumo de combustibles irá en aumento y a su vez las emisiones de GEI se irán acrecentando”.

El análisis plantea que Chile tiene emisiones de gases de efecto invernadero bajas a nivel mundial, pero enfatiza que es un país vulnerable al fenómeno de cambio climático, ya que las emisiones están subiendo a tasas muy altas. Desde 1990 al 2006, las emisiones de GEI de Chile (sin incluir el uso de la tierra y la silvicultura), aumentaron en alrededor de 70%. En ese mismo lapso el PIB lo hizo a más del doble, mientras que la población creció 25%.

MITIGACIONES

En mayo del próximo año entrará en vigencia el Reglamento de Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (RETC), que permitirá el acceso público a la información sobre emisiones y residuos en Chile. Esto favorecerá la toma de decisiones en el diseño de la política de gestión ambiental encaminada a reducir la contaminación, comenta el informe.

Adicionalmente está el proyecto MAPS Chile, que a partir de 2014 entregará iniciativas para mitigar emisiones GEI.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Alertan sobre escasez de agua ante el avance de los proyectos mineros

Helmuth Huerta | Miércoles 2 de octubre 2013 – Diario y Radio Uchile

destrucción-de-los-glaciares

Una investigación de expertos de la U. de Waterloo, de Canadá, y de la U. de Chile evidenció que Minera Los Pelambres; la mina de la transnacional británica Anglo American frente a la región Metropolitana; y la División Andina de Codelco en la comuna de Los Andes, destruyeron sólo entre 1997 y 2006 más de 40 millones de metros cúbicos de agua dulce, con la desaparición de 27 glaciares rocosos que fueron removidos o usados como depósitos de estériles y residuos.

Diversas organizaciones ambientales y ciudadanas, entre las que se cuentan: Alerta 244, el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), la Agrupación Ecologista de Aconcagua y el Centro Arte Alameda, de Santiago, realizaron este miércoles el “Encuentro de Glaciares: Ser arte y parte”, con propósito de implicar al mundo artístico e intelectual de Chile en la protección activa de los glaciares frente al actual auge de la actividad minera extractiva.

En el Centro Arte Alameda se dispuso la muestra de videos sobre paisajes de glaciares y conflictos de competencia por agua entre la mega-minería que llevan a cabo 12 transnacionales agrupadas en el Consejo Minero versus comunidades locales y emprendimientos como el turismo y la agricultura, además del testimonio de campesinos llegados directamente de los valles afectados. Particularmente, el Valle de Huasco, en la región de Atacama; el valle del Choapa, en la región de Coquimbo, o el valle del Aconcagua, en la región de Valparaíso, entre otras cuencas hidrográficas donde se registra este tipo de conflictos.

Una de las voceras del “Encuentro de Glaciares: Ser arte y parte”, la actriz Valentina Vargas, dijo que el objetivo del montaje audiovisual y testimonial es sensibilizar a la población, pues “se trata de un daño que está avanzando sobre las reservas de agua dulce congelada”.

En este sentido, la destacada actriz nacional explicó que “lo principal es sensibilizar a la gente y darles a conocer un tema que quizás no se está hablando como corresponde, cuando el agua se hace escasa, ahí uno habla de los temas. Se va a liquidar totalmente un valle, así como Pascua Lama quedó como un valle fantasma, ahora quieren hacer del Aconcagua, y también toda la cuenca del Aconcagua más toda la parte de Santiago, que es Lo Barnechea. Por eso queremos sensibilizar a la gente y llamar a las autoridades para que se pronuncien sobre el tema”.

Cabe señalar que ya se han realizado algunas investigaciones científicas sobre el impacto que está dejando el auge minero en Chile. Por ejemplo, una investigación conjunta de expertos de la Universidad de Waterloo, de Canadá, y de la Universidad de Chile evidenció que Minera Los Pelambres (yacimiento cuprífero del grupo Luksic en Los Vilos); la mina de la transnacional británica Anglo American frente a la región Metropolitana; y la División Andina de Codelco en la comuna de Los Andes, destruyeron sólo entre los años 1997 y 2006 más de 40 millones de metros cúbicos de agua dulce, con la desaparición de 27 glaciares rocosos que fueron removidos o usados como depósitos de estériles y residuos.

Paralelamente, la consultora Golder Asociados comprobó que la transnacional canadiense Barrick Gold provocó –sólo en la fase de prospección, entre la década de 1980 y antes de que se aprobara su proyecto aurífero Pascua Lama- el retroceso del 70% de los glaciares donde se emplaza ese yacimiento, en la región de Atacama.

Otro dato que plasma la huella que está dejando esta actividad, lo dio a conocer el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), que contabilizó la existencia de 520 faenas mineras abandonadas, que permanecen sin remediación ambiental y como focos de contaminación permanente de agua, suelo y aire.

La actividad de las organizaciones se llevó a cabo en el trasfondo de la tramitación ambiental del proyecto que busca expandir la División Andina de Codelco, para hacerla un 20% más grande que la mina de Chuquicamata, que actualmente es la más grande del planeta. El yacimiento de la División Andina se emplaza en medio del área de influencia del 60% de los glaciares de Chile.

———————————————————————————————————————————————————————————

Opositores a Pascua Lama cuestionan falencias en gestión de Barrick Gold

Javier Candia | Miércoles 9 de octubre 2013 – Diario y Radio Uchile

pascua lama faena

Como “un proyecto aprobado de forma ilegal” calificó a Pascua Lama el abogado de comunidades diaguitas, Lorenzo Soto, al participar de una nueva sesión de la Comisión Investigadora de la situación ambiental por los efectos de dicha iniciativa minera. Ante los parlamentarios, el jurista cuestionó la institucionalidad chilena.

“Pascua Lama demostró graves deficiencias objetivas en la ley ambiental chilena, sobre todo para la aprobación de proyectos mineros”, señaló Lorenzo Soto, abogado que representa a comunidades diaguitas del valle del Huasco.

Soto explicó que cuando el proyecto se aprobó en 2006, aún no se conocía lo suficiente acerca de los glaciares e incluso se le permitió a Barrick Gold comenzar su implementación y presentar, después, los informes de daños y la línea de base.

“Es un ejemplo paradigmático, se le dijo que se aprueba el proyecto el 2006 y confirmado el 2009, y al no saber cómo funcionan los glaciares, y la dinámica hídrica, se aprueba el proyecto y la empresa debe decir cómo funciona. Pero ni eso se cumplió por Barrick Gold”, indicó.

Estas palabras llamaron la atención del diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, quien puso en duda que durante el gobierno de Michelle Bachelet existiera desconocimiento acerca de los daños a glaciares.

El diputado indicó que “esto fue aprobado en el gobierno pasado, y se plantea por el abogado que no había conocimiento como si existe hoy. Me parece raro cómo cambia el manejo de datos de un gobierno a otro”.

La Corte Suprema suspendió la implementación de Pascua Lama hasta que la minera canadiense cumpla con los requisitos solicitados por la institucionalidad ambiental.

Ante este cuadro los parlamentarios consultaron a Lorenzo Soto si la empresa se había acercado a las comunidades para buscar acuerdos reparatorios, a lo cual el abogado respondió negativamente.

Sin embargo, comentó que el Gobierno Regional de Atacama ha buscado establecer nexos, lo que fue duramente criticado por el presidente de la comisión investigadora, Enrique Accorsi.

“No estoy en contra que abiertamente la compañía invite a las comunidades. Cuestiono la intervención de la autoridad política, de los intendentes que hacen la invitación. No estoy en contra de que lo haga la empresa, pero que no use a las autoridades locales para ello, ahí debe existir una independencia clara de la autoridad local a nivel político”, indicó Accorsi.

La comisión investigadora sobre los efectos ambientales de Pascua Lama decidió además invitar a nuevos expertos en glaciares, puesto que quienes ya han comparecido ante dicha instancia, reconocieron tener contratos con Barrick Gold.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: