Liberado el primer ministro libio tras ocho horas de secuestro


————————————————————————————————————————

Liberado el primer ministro libio tras ocho horas de secuestro

Ali Zeidan ha sido capturado por exrebeldes y llevado a un lugar desconocido, según el Gobierno

Los captores sostienen haber “arrestado” al político por orden de la fiscalía

 Trípoli 10 OCT 2013 – El País.com (España)

Ali Zeidan, en el centro, tras su liberación.

Con su intervención en Trípoli, el sábado, Estados Unidos ha capturado a un presunto terrorista de Al Qaeda, pero ha contribuido a desestabilizar un poco más a Libia, el país que lo acogía.

El represalia por la supuesta connivencia del Gobierno de Libia con las fuerzas especiales norteamericanas que apresaron a Abu Anas al Libi, de 49 años, acusado de organizar en 1998 los atentados contras las embajadas de EE UU en Kenia y Tanzania, una milicia libia secuestró hoy durante unas ocho horas al primer ministro Ali Zeidan.

Sobre las 3.30 varios hombres armados se paisano de presentaron en el hotel Corinthia de Trípoli, donde pernoctaba, y se le llevaron. La Célula de los revolucionarios de Libia reivindicó después la operación en su página de Facebook intentando darle una apariencia de legalidad.

Como casi todas las que actúan en Trípoli la milicia es, en teoría, legal al Gobierno y está incluso adscrita al departamento de la lucha contra el crimen del Ministerio del Interior. En Facebook aseguró haber actuado por orden de la fiscalía y en virtud del código penal libio. Zeidan que “estaba informado de la operación” estadounidense habría puesto en peligro la seguridad nacional. El ministerio público desmintió haberle dado ninguna instrucción.

La milicia, que afirmó “tratar bien” a su rehén, aludía en su comunicado a las declaraciones del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, señalando que el Gobierno libio estaba “al corriente” de la operación para capturar a Al Libi y trasladarle después a un barco de la VI flota en el Mediterráneo donde estaría siendo interrogado.

No es esa la impresión que quiso dar Trípoli. El ministro de Justicia libio, Salah al Marghani, convocó a la embajadora de EE UU, Deborah Jones, para expresarle su malestar. El Congreso Nacional (Parlamento) pidió además la devolución de Al Libi a su país, a Libia.

El Gobierno libio reconoció hoy en un comunicado que Zeidan había sido trasladado “a un lugar desconocido y por motivos desconocidos” y celebró une reunión de urgencia presidida por el vice primer ministro, Sadik Abdulkarim. Varios ministros no acudieron a la cita porque no les dio tiempo o porque prefirieron refugiarse en lugares seguros para no ser también secuestrados, según fuentes diplomáticas.

En paralelo a esa reunión gubernamental, el presidente del Congreso, Nuri Abu Sahmain, negoció con la milicia que había secuestrado al jefe del Ejecutivo y obtuvo su puesta en libertad a mediodía. Así lo anunció el portavoz del Gobierno, Mohamed Kaabar, aunque se sus palabras a la agencia oficial Lana no queda claro si fue liberado por sus secuestradores o si una operación militar les obligó a soltarlo.

Otros grupos más radicales anunciaron a principios de semana su intención de golpear a ciudadanos e intereses estadounidenses para “vengar” la captura de Al Libi.

El Gobierno central libio no logra asentar su autoridad sobre gran parte del país, pero en Trípoli contaba para ejercerla con una serie de grupos armados y milicias que lucharon contra el régimen de Moamar el Gadafi y ahora habían prometido lealtad al primer ministro Zeidan.

——————————————————————————————————————————————————————————–

Ali Zidán regresa a la sede del primer ministro tras su liberación en Trípoli

(EFE)

Trípoli, 10 oct (EFE).- El primer ministro libio, Ali Zidán, llegó hoy a la sede del primer ministro en Trípoli, pocas horas después de su liberación, como pudo constatar Efe.

Zidán entró en la sede de la jefatura del Gobierno rodeado por un amplio dispositivo de seguridad y acompañado de numerosos miembros del Gobierno después de permanecer varias horas retenido por un cuerpo de seguridad formado por antiguos rebeldes.

El primer ministro libio, Ali Zidán, fue secuestrado esta madrugada por un cuerpo de seguridad dependiente del Ministerio de Interior, conocido como “La lucha contra el crimen” y fue liberado pocas horas.

El primer ministro fue capturado a primera hora de la mañana (en el hotel Corintia de Trípoli, donde reside) por parte de un grupo de hombres armados con armas ligeras y de calibre medio a bordo de 15 vehículos, según explicó el ministro de Justicia, Salah al Margani.

La “Oficina Suprema de los Revolucionarios de Libia” negó cualquier implicación en el secuestro de Zidán como apuntaron varios medios oficiales.

En un comunicado difundido por el canal libio “Libiya”, este órgano dependiente del Ministerio de Defensa aseguró que “La Oficina de Operaciones de los Revolucionarios de Libia” no han jugado ningún papel en lo ocurrido.

——————————————————————————————————————————————————————————————-

El descontrol sobre las armas heredadas del conflicto libio

EDUARDO S. MOLANO@EDUARDOSMOLANO / CORRESPONSAL EN NAIROBI
Día 11/10/2013 – ABC.es

Días antes de su arresto/secuestro, el primer ministro libio denunciaba el alarmante contrabando que experimenta el país magrebí

Finalizado de forma feliz su secuestro/arresto «express», al primer ministro libio, Ali Zeidan, le queda también el consuelo de la hemeroteca. Solo dos días antes, Zeidan había denunciado que la proliferación de armas en el país africano (éstas que permitieron su arresto) constituía una seria amenaza para la seguridad nacional.

«El armamento está siendo introducido de contrabando hacia y desde Libia por grupos que intentan asesinar y expandir el terror en el país» reconoció el primer ministro, quien aseguró que «las armas se encuentran disponibles en todas partes».

La advertencia no era ni mucho menos novedosa y, sobre todo, no debe limitarse a las fronteras libias.

De acuerdo con un informe hecho público por Naciones Unidas a comienzos del pasado año, la rebelión en Libia frente a Muamar Gadafi habría servido de retroalimentación a los grupos armados que operan en la región africana del Sahara y el Sahel, caso de los islamistas nigerianos de Boko Haram.

«A pesar de los esfuerzos (de las democracias regionales) para controlar sus fronteras, grandes cantidades de armas y municiones de los arsenales libios fueron introducidos de contrabando en la región desértica», denunciaba un informe realizado por un panel de control de la propia ONU. En él se detalla todo tipo de material de guerra, de granadas a misiles antiaéreos. «Las armas fueron desviadas por ex combatientes libios, tanto regulares del Ejército como mercenarios que combatieron en nombre de Muammar Gadafi», añade.

Las sinergias no se limitaban, eso sí, a nostálgicos «gadafistas». Solo unos días después de esta denuncia por parte de Naciones Unidas, rebeldes tuareg del Movimiento Nacional por la Liberación de Azawad (MNLA) y los islamistas de Ansar Dine amenazan con abrir un nuevo horizonte ideológico en Malí. Todo ello, cortesía del arsenal heredado desde Libia: Después de luchar por Gadafi, los grupos armados tuaregs decidieron cobrarse un sobresueldo antes de regresar a Malí.

Hasta Nigeria

No sería la única la única crisis heredada del conflicto libio. Un año después, Naciones Unidas volvía a advertir que las armas distribuidas desde Libia se estaban extendiendo a un «ritmo alarmante», alimentando conflictos como los de Malí o Siria.

«El tamaño significativo de algunos envíos y su logística sugieren quelas autoridades locales libias podrían estar, al menos, al tanto de las transferencias, cuando no directamente involucrados», destacaba el documento.

De nuevo, los efectos fueron inmediatos. En febrero, siete trabajadores extranjeros de la empresa de construcción libanesa Setraco eran capturados (y posteriormente asesinados) en el Estado nigeriano de Bauchi, por la milicia islamista Ansaru, facción generada meses antes por exmiembros de Boko Haram.

«La mayoría de estos grupos se están sirviendo de las armas heredadas por el conflicto de Libia», reconocía entonces a ABC el imán Hussein Zakaria, uno de los principales líderes religiosos locales.

Su descontrol ya llega hasta la oficina del primer ministro.

—————————————————————————————————————————————————————-

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: