El Papa suspende temporalmente al “obispo despilfarrador” de Alemania


————————————————————————————————————–
El Papa suspende temporalmente al “obispo despilfarrador” de Alemania

(AFP)

Ciudad del Vaticano — El papa Francisco decidió suspender temporalmente al “obispo despilfarrador”, el alemán Franz-Peter Tebartz-van Elst, de la ciudad de Limburgo (sureste de Alemania), tras el escándalo provocado por su afición al lujo.

“La Santa Sede considera oportuno” autorizar que Tebartz-van Elst deje “durante un tiempo” la diócesis, a la espera del resultado de la investigación interna, informó el Vaticano en un comunicado.

La decisión del papa Francisco fue tomada después de varias reuniones con importantes representantes de la Iglesia alemana y de haber recibido el lunes en el Vaticano al obispo involucrado, blanco de críticas por sus gustos costosos y cuya renuncia reclaman numerosos alemanes.

Los católicos alemanes manifestaron inmediatamente este miércoles su “satisfacción” por la decisión del Papa y estimaron que con ello se ofrece “una nueva oportunidad” a esa diócesis.

“La situación para los creyentes y para el conjunto de la Iglesia alemana en las últimas semanas era pesada”, reconoce en una nota Alois Gluck, presidente del Comité Central de los Católicos Alemanes.

Por su parte, el portavoz del Gobierno alemán, Georg Streiter, rechazó comentar la decisión al considerarla “un asunto interno de la Iglesia”. El portavoz recordó, sin embargo, que el obispo es remunerado por el Estado como los demás miembros de la jerarquía de la Iglesia de ese país.

El Papa quiso informarse personalmente de la situación y por ello recibió al cardenal alemán Joachim Meisner, de la pudiente diócesis de Colonia y cercano al controvertido obispo, y a otros exponentes de la Iglesia alemana, entre ellos a Robert Zollitsch, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, con los que abordó el delicado escándalo.

En septiembre pasado, el Vaticano envió a Limburgo al cardenal italiano Giovanni Lajolo, quien debe elaborar un informe. El Papa será informado “de forma permanente y objetiva” sobre la investigación, precisa el comunicado en el que el jefe de la Iglesia dispone que el vicario general quede a cargo de la diócesis “a partir de hoy”, en vez de enero próximo.

Tebartz-van Elst, de 53 años, fue acusado de haber emprendido la construcción de una onerosa sede episcopal, con museo, sala de conferencias, capilla y apartamentos privados.

El proyecto, decidido por su predecesor, costaba unos 5,5 millones euros, pero los gastos de la obra han aumentado notablemente, alcanzando los 31 millones de euros.

Según los medios de prensa alemanes, el religioso gastó para su tina personal 15.000 euros, sin hablar de un comedor de 63 metros cuadrados, de casi tres millones de euros.

El caso del “servidor más caro de Dios”, como lo han tildado algunos comentaristas de prensa, genera mucho interés en Alemania, país donde las iglesias se benefician de un impuesto, por lo que gozan de fondos considerables.

El obispo está siendo investigado penalmente por el tribunal de Hamburgo por haber mentido sobre su viaje en clase ejecutiva a India para visitar a los pobres de ese país.

La Iglesia católica alemana, entre las más ricas del mundo, suele financiar numerosas asociaciones, escuelas, misiones y proyectos de desarrollo.

El escándalo generó un problema de credibilidad en la Iglesia, en un país que se identifica con la austeridad y con la línea de sobriedad y sencillez que defiende el papa Francisco.

Desde que fue elegido, el papa Francisco, que aspira a impulsar una Iglesia pobre para los pobres, no ha tomado medidas especiales contra el fenómeno, pero aceptó la renuncia de un obispo esloveno considerado también un derrochador y se comprometió a reformar las controvertidas finanzas internas de la Santa Sede.

——————————————————————————————————————————————————-

23-10-2013 / EFE – ABC.es

El papa Francisco ha decidido apartar temporalmente de su cargo al obispo de la diócesis alemana de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, tras conocerse que el coste de las obras de construcción de la suntuosa residencia episcopal asciende ya a unos 40 millones de euros.

Esta decisión del pontífice se suma a la apertura de una investigación para esclarecer todo lo relativo al caso de este obispo de 53 años, que ha generado una gran polémica en Alemania, adalid de las políticas públicas de austeridad extendidas durante la crisis por Europa.

El escándalo estalló después de que los medios de comunicación alemanes denunciaran el lujoso estilo de vida del prelado y que el coste de las obras de su nueva residencia episcopal ascendían a unos 40 millones de euros, frente a los 5,5 millones inicialmente anunciados.

La lujosa y amplia vivienda cuenta, entre otras, con una bañera en el cuarto de baño personal del obispo de 15.000 euros y un comedor de 63 metros cuadrados, valorado en casi 3 millones de euros, un gasto contrario al estilo sencillo y humilde que propugna el papa Francisco desde que llegó al Pontificado en marzo pasado.

La Santa Sede explicó hoy, en un comunicado, que el pontífice ha sido informado “amplia y objetivamente de la situación en la diócesis de Limburg, en la que se ha creado una situación en la que el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst, en el momento actual, no puede ejercitar su ministerio episcopal”.

A la espera de los resultados sobre la investigación abierta por una comisión, que llevara a cabo un “profundo examen sobre la construcción de la sede episcopal”, según el Vaticano, el vicario general Wolfgang Rösch, quien tenía que haber ocupado su cargo en enero de 2014, administrará ahora la diócesis de Limburg.

“La Santa Sede considera oportuno autorizar a Franz-Peter Tebartz-van Elst un periodo de permanencia fuera de la diócesis”, indicó la Santa Sede, como fórmula utilizada para anunciar que se apartaba temporalmente al obispo.

Este lunes, el pontífice argentino tuvo tiempo de abordar la cuestión en persona con el propio obispo de Limburg, quien viajó a Roma en un vuelo de la aerolínea de bajo coste Ryanair, como se pudo ver en una imagen publicada por los grandes medios alemanes, que han seguido el caso del prelado profusamente.

Entonces, Franz-Peter Tebartz-van Elst tuvo tiempo de defender su posición, agravada por la investigación que llevan a cabo dos fiscalías en Alemania por supuestos casos de declaraciones en falso (en relación a un viaje en primera clase a la India) y fraude (relativo a las obras de la residencia en Limburg), mientras desde la Iglesia católica se sucedían las críticas contra él.

Solo unos días antes, el 17 de octubre, el presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Robert Zollitsch, había abordado el asunto también con Francisco, una cuestión importante para la credibilidad de una Iglesia católica que tiene a unos 24,5 millones de fieles en Alemania, unos 700.000 más que la evangélica, aunque en ambas confesiones se producen anualmente unas 125.000 apostasías.

Zollitsch expresó hoy en un comunicado su confianza en que el alejamiento temporal del obispo de Limburg abra un periodo para recuperar “la calma interior” y aprovechó para confirmar que la comisión interna creada por él “continuará su trabajo con celeridad y cuidado” para aclarar la polémica.

El alto nivel de la polémica generada en Alemania motivó que, incluso, se pronunciara sobre el caso la propia canciller, Angela Merkel, quien calificó de “gran carga” para los católicos el caso de Franz-Peter Tebartz-van Elst el pasado día 14.

El caso del obispo alemán ha puesto bajo lupa las finanzas de la Iglesia católica en Alemania, a la que los partidos de la oposición exigen transparencia, ante el “impuesto eclesiástico” del que disfruta como principal fuente de financiación, junto a la comunidad protestante.

Esa tasa es pagada por los trabajadores registrados como miembros de una de las dos comunidades, quienes destinan a su Iglesia adicionalmente el equivalente al 9 % de su retención salarial (el 8 por ciento en los estados federados de Baden-Württemberg y Baviera), con lo que se estima que, de media, un católico abona anualmente alrededor de 650 euros por su credo.

Con este sistema, que tiene su origen en la secularización de principios del siglo XIX, la Iglesia católica recaudó el año pasado 5.200 millones de euros y la protestante en torno a 4.770 millones, según sus respectivas memorias anuales.

—————————————————————————————————————————————-

Las excentricidades del “obispo del lujo” suspendido por el Papa Francisco

Además de construirse una residencia de 42 millones de dólares – seis veces más de lo presupuestado- , el obispo está involucrado en otras polémicas, como viajar en primera clase a la India.

por La Tercera y Agencias – 23/10/2013 –
Residencia del obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst.Residencia del obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst.

El Papa Francisco ordenó hoy miércoles que el obispo de Limburgo Franz-Peter Tebartz-van Elst, conocido como el “obispo del lujo”, abandonara de manera indefinida su diócesis para que sus excesivos gastos fueran investigados.

En el centro de la controversia se encuentra la construcción y renovación de la residencia del obispo, la cual ha tenido un costo total de 42 millones de dólares. Según explicó Tebartz-van Elst a la prensa, ese dinero en realidad es para otros 10 proyectos, y que los costos adicionales fueron producto de las regulaciones en edificios que tenían protección histórica.

Medios alemanes por otra parte, citando documentos oficiales, indicaron que en la residencia había una bañera que costó 15.000 euros (20.000 dólares), una mesa de conferencias de 25.000 (34.380 dólares) y una capilla privada de 2,9 millones de euros.

“¡Por Dios!” indicó el titular del diario alemán Bild el pasado viernes. “¿Por qué el obispo requiere un jardín de 783.000 euros?”.

La semana pasada, abogados de Hamburgo pidieron a la corte que ejerciera una multa por falso testimonio bajo juramento, luego de que la revista Der Spiegel publicara que el obispo había viajado en primera clase para visitar a niños en situación de pobreza. El obispo, bajo juramento, insistió que había viajado solo en clase ejecutiva.

A Tebartz-van Elst, de 53 años, le quedan 22 años para la edad de retiro oficial en la iglesia y su caso representa un extraordinario dilema para el Vaticano.

Incluso si renunciara a la diócesis de Limburgo, el sacerdote retendría el título y el rango de obispo, lo que significa que el Vaticano tendría que encontrarle un puesto en otro lugar.

———————————————————————————————————————————————————————————

23-10-2013 / EFE – ABC.es

El presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Robert Zollitsch confió hoy en que el alejamiento temporal del obispo de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, acusado de despilfarro, abra un periodo para recuperar “la calma interior”.

“Con la decisión de hoy tomada por la Santa Sede, por la cual el obispo de Limburg se retirará un tiempo de su diócesis, que será administrada a partir de ahora por el vicario general, se inaugura un espacio, para reencontrar la calma interior”, explicó Zollitsch en un comunicado.

Zollitsch, arzobispo de Friburgo además de liderar las 27 diócesis católicas teutonas, aprovechó para confirmar que la comisión interna creada por él “continuará su trabajo con celeridad y cuidado” para aclarar la polémica en torno a Tebartz-van Elst.

Este grupo, agregó Zollitsch, debe estudiar “los costes, la financiación y las decisiones tomadas alrededor de la construcción de la residencia episcopal de Limburg”, meollo de la controversia.

El coste de las obras de su nueva residencia episcopal ascienden a 40 millones de euros, frente a los 5,5 millones inicialmente anunciados.

La oficina de prensa del Vaticano comunicó hoy que el papa, después de ser informado “de la situación en la diócesis de Limburg” ha decidido que en la actual situación el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst “no puede ejercitar su ministerio episcopal”.

Al mismo tiempo, la nota del Vaticano informó de la creación de una comisión para realizar “un profundo examen sobre la construcción de la sede episcopal” y que “en espera de resultados sobre esta investigación y las posibles responsabilidades” el vicario general Wolfgang Rösch, que tenía que haber entrado en su cargo en enero de 2014, administrará la diócesis de Limburg.

—————————————————————————————————————————————–

Por sus gastos millonarios

El Papa aparta al ‘obispo del lujo’

  • Toma la decisión dos días después de recibir en audiencia al monseñor alemán

  • Francisco está a la espera de que la investigación concluya

  • Se gastó 31 millones de euros en reestructurar la sede del arzobispado

  • Sólo por la bañera de su cuarto de baño personal pagó 15.000 euros

El obispo Tebartz-vanElst, en la catedral de Lumburg.El obispo Tebartz-vanElst, en la catedral de Lumburg. Afp

IRENE HDEZ. VELASCOCorresponsal

23/10/2013 

El Papa Francisco ha decidido apartar provisionalmente de la diócesis alemana de Limburg al obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst, de 53 años, popularmente conocido como ‘el obispo del lujo’ y ampliamente criticado por la estratosférica cantidad de dinero (31 millones de euros, frente a los 5,5 presupuestados inicialmente) que se ha gastado en reestructurar la sede del arzobispado, donde se encuentra también su residencia privada. Sólo por la bañera de su cuarto de baño personal ha pagado 15.000 euros.

“En la diócesis se ha creado una situación por la cual el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst en el momento actual no puede ejercitar su ministerio episcopal“, se lee en el comunicado emitido por la oficina de prensa de la Santa Sede, en el que se recuerda que el Vaticano en coordinación con la conferencia episcopal alemana ha puesto en marcha una investigación sobre los gastos de remodelación de la sede de la diócesis de Limburg.

“En espera de los resultados de tal examen y de las posibles responsabilidades a depurar, la Santa Sede considera oportuno autorizar a monseñor Franz-Peter Tebartz-van Elst a un periodo de permanencia fuera de la diócesis”.

La nota de prensa concluye anunciando que hoy mismo entra en vigor el nombramiento de Stadtdekan Wolfgang Rösch como vicario general de Limburg, previsto inicialmente para el próximo 1 de enero, y que será él quien se ocupe de administrar la diócesis en ausencia de Tebartz-van Elst.

La decisión de apartar al ‘obispo del lujo’ de la diócesis de Limburg se produce dos días después de que éste fuera recibido por Francisco, el Papa de la austeridad.

Aunque no trascendió nada de dicho encuentro, excepto un breve comunicado publicado en la página web de la diócesis de Limburg en el que se calificaba la audiencia con Francisco de “alentadora”, en la misa que esa misma mañana el Pontífice ofició en la residencia de Santa Marta criticó duramente la codicia.

“Lo que destruye es la avaricia, el querer tener cada vez más“, ha asegurado el Pontífice, destacando que la avaricia lleva “a la idolatría” porque es el contrario de lo “que hizo Dios con nosotros”.

“El apego al dinero destruye la fraternidad humana y corrompe a las personas”, ha sentenciado Francisco, que asimismo ha denunciado el gran número de familias que se ven destruidas por enfrentamientos a causa del dinero, que pone a “hermano contra hermano y padre contra hijo”.

———————————————————————————————————————————————————————————–

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: