El drama de las niñas madres


  • El drama de las niñas madres
  • La ONU, preocupada por millones de madres adolescentes
  • Cada día 20.000 adolescentes o niñas dan a luz en el mundo en desarrollo
  • América Latina, única región del mundo donde aumentaron partos de niñas

——————————————————————————————————————————————

MATERNIDAD Informe de Naciones Unidas

El drama de las niñas madres

Una niña nigeriana de 13 años afectada por una fístula obstétrica...Una niña nigeriana de 13 años afectada por una fístula obstétrica en el parto AKITUNDE AKINLEYE UNFPA

  • La gestación en la adolescencia tiene consecuencias importantes en la salud

  • 70.000 jóvenes mueren al año en países en desarrollo por esta maternidad tan temprana

  • Mantener a las niñas en la escuela más tiempo, una medida preventiva eficaz

ÁNGELES LÓPEZ Madrid – El Mundo.es

31/10/2013 

Cada año 7,3 millones de jóvenes menores de 18 años dan a luz un niño, dos millones de ellas tienen menos de 15 años. Si no se toman medidas y la tendencia continúa, en 2030 serán tres millones las niñas que afronten un embarazo y un parto, según datos ofrecidos por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

No se trata sólo de pasar por los cambios que genera un embarazo y por una situación tan difícil como es un alumbramiento, la gestación en la adolescencia tiene consecuencias importantes en la salud. Sólo hay que mirar los datos que ofrece el informe Estado de la Población Mundial 2013, presentado este miércoles en Madrid, y que señala que cada año mueren 70.000 jóvenes en países en desarrollo por causas relacionadas con esta maternidad tan temprana.

“El embarazo en la adolescencia es un pasaporte seguro para vivir en una situación de pobreza el resto de sus vidas”, ha afirmado durante la presentación del informe Laura Laski, jefa de Salud Reproductiva del Fondo de Población de Naciones Unidas.

Por este motivo, Laski asegura que hay que cambiar los valores en las familias, comunidades y gobiernos que, en muchos casos, otorgan un papel positivo al matrimonio temprano.

Según el informe, las niñas que permanecen en la escuela más tiempo son menos proclives a quedar embarazadas, porque la educación les da opción a futuros empleos, aumenta su autoestima y estatus y les permite ser más partícipes de las decisiones que afectan a sus vidas.

Por este motivo, Laski asegura que hay que “emponderar a las niñas para que puedan construir redes de amigas, que permanezcan en la escuela, que puedan conseguir empleo, que sepan abrir cuentas en bancos, ahorrar, para que sean capaces de decirles a sus padres que lo que quieren hacer con ellas [el matrimonio temprano] es ilegal”.

“Allá donde he estado -y he visitado todos los continentes del mundo como director ejecutivo de UNFPA– una cosa común que les une es el embarazo en adolescentes. Es un asunto del Norte y el Sur. Un asunto del desarrollo. Un tema de equidad. Un problema de accesos”, explica el doctor Babatunde Osotimehin en un comunicado.

“Una chica de 10 años es una niña. Si lo veo desde mi punto de vista de médico, y comprendiendo cómo el cuerpo funciona… 10 años, 12 años, todavía se está creciendo, no tiene todo lo que ella necesita para tener un embarazo. Es una niña. ¿Cómo esperamos, y por qué lo hacemos, que un niño soporte un embarazo? ¿Cómo podemos como comunidad global aceptar que una niña de 14 pueda ser una madre? Es una violación de sus derechos fundamentales, y no debemos permitir que esto ocurra”, afirma Osotimehin.

Y es que cada día, para cerca de 200 niñas adolescentes, el embarazo a edad temprana termina en la máxima violación a sus derechos: la muerte.

Mantenerlas en la escuela

Algunos gobiernos y comunidades han podido reducir la fertilidad adolescente a través de acciones destinadas a lograr otros objetivos, tales como mantener a las niñas en la escuela, prevenir la infección por VIH, acabar con los matrimonios infantiles, construir el capital humano de las niñas, otorgar facultades a las niñas para que tomen decisiones de vida y defender sus derechos humanos básicos.

Pero en muchas ocasiones, no se tratan adecuadamente las causas subyacentes como la desigualdad de género, pobreza, violación sexual y coerción, matrimonio infantil, presiones sociales y actitudes y estereotipos negativos acerca de las niñas adolescentes. Por este motivo, el informe Estado de la Población Mundial 2013 plantea la necesidad de hacer un cambio para dejar de lado las intervenciones enfocadas en las niñas por enfoques más amplios y holísticos.

“Para nosotros, lo primero es reconocer que la más importante intervención sobre el desarrollo humano que parará esto es la educación de las niñas. Es lo más importante, y no consiste sólo en llevarlas al colegio durante uno o dos años, es asegurar que las niñas estén en el colegio y que estarán allí hasta los 18 años. También que tengan acceso a una educación sexual comprensible, que puedan comprender quienes son, cómo es su cuerpo y que puedan tomar decisiones”, concluye el director ejecutivo de UNFPA.

Por su parte, Laski señala que “hay que redoblar esfuerzos para cumplir los objetivos del informe y para asegurar que la infancia nunca más sea interrumpida por un embarazo”.

En América Latina, una de las regiones donde el problema es mayor, las mujeres indígenas, las afrodescendientes, las inmigrantes y las mujeres provenientes de comunidades pobres, sin acceso a la educación y la salud, son las más afectadas. El informe del Estado Mundial de la Población 2013 señala que, por ejemplo, Nicaragua es el país latinoamericano con el porcentaje más alto (28,1%) de mujeres de 20 a 24 años que informan haber dado a luz antes de los 18 años, una cifra sólo superada por países del África Subsahariana. Detrás se sitúan Honduras, donde el 26,1% de las mujeres de entre 20 y 24 años reportan haber dado a luz siendo menores de edad, República Dominicana (24,8%), El Salvador, Guatemala (24,4%), Ecuador(21%), Bolivia (20%), Colombia (19,7%), Brasil (16%), Haití (15%),Perú (14,4%), Paraguay (13,2%) y Cuba (9,4%). La agencia de la ONU enfatiza que las cifras podrían ser mayores si incluyeran a las niñas menores de 15 años, un “tema invisible” para los Gobiernos de la región y el resto del mundo.

————————————————————————————————————————————————————————–

La ONU, preocupada por millones de madres adolescentes

Por Maureen COFFLARD (AFP)

Londres — Naciones Unidas manifestó este miércoles su preocupación por la suerte de más de siete millones de adolescentes que cada año se convierten en madres, principalmente en países en desarrollo.

Cada día, 20.000 jóvenes menores de 18 años traen un hijo al mundo en los países en desarrollo, que acapara el 95% de los casos, según un informe sobre la población mundial 2013 realizado por el Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA).

En los países industrializados se registran 680.000 nacimientos anuales de adolescentes, más de la mitad en Estados Unidos.

Una menor de cada cinco -aunque en Níger se eleva a una de cada dos (51%)- se convierte en madre en el mundo en desarrollo.

De los 7,3 millones de jóvenes menores que se convierten en madres cada año, 2 millones tienen menos de 15 años, dice el informe.

“En países como Bangladesh, Guinea, Mali, Mozambique, Níger y Chad, una joven de cada 10 es madre antes de los 15 años”.

Según las encuestas que ha realizado la UNFPA para elaborar este informe, el 19% de las mujeres de entre 20 y 24 años en los países en desarrollo tuvieron su primer hijo antes de los 18 años.

De esta muestra que representa a 36,4 millones de mujeres, cerca de la mitad (17,4 millones) viven en el sureste asiático, 10,1 millones en el África subsahariana y 4,5 millones en América Latina y el Caribe.

El “principal factor determinante” de los embarazos precoces es el bajo nivel educativo, así como los matrimonios de niñas.

El informe muestra, no obstante, que ha disminuido la frecuencia de los embarazos en los países en desarrollo, sobre todo entre las niñas de menos de 15 años, lo que se atribuye en gran parte “a la disminución de los matrimonios concertados con niñas muy jóvenes”.

No obstante, si se mantiene la tendencia actual en el África subsahariana “se espera que el número de niñas de menos de 15 años que serán madres pasará de 2 millones por año en la actualidad, a 3,3 millones en 2030”.

Estos embarazos precoces duplican el riesgo de muerte o de fístulas obstétricas (lesiones internas que entrañan incontinencia) para las menores de 15 años.

Cada año, 70.000 adolescentes mueren por complicaciones en el embarazo y en el parto y 3,2 millones tienen abortos peligrosos.

“Muy a menudo, la sociedad echa la culpa a las adolescentes de los embarazos, pero en la mayoría de los casos, los embarazos no son el resultado de una elección deliberada sino a la ausencia de elección y a circunstancias ajenas a su voluntad”, dijo explicó el doctor Babatunde Osotimehin, supervisor del informe.

“Debemos reflexionar sobre los cambios que hay que introducir en las políticas y en las normas aplicadas por las familias, las comunidades y los poderes públicos”, recomendó.

Para tratar de mejorar esta situación, el informe insta a que se “favorezca la escolarización de las niñas”, se “ponga fin a los matrimonios de niñas”, se “modifiquen las actitudes relativas a los papeles atribuidos a los hombres y a las mujeres”, se “aumente el acceso de las adolescentes a los servicios de salud sexual y reproductiva” y se ayude más a las madres adolescentes.

———————————————————————————————————————————————————————————-

Cada día 20.000 adolescentes o niñas dan a luz en el mundo en desarrollo

(EFE)

Bogotá, 30 oct (EFE).- Cada día 20.000 menores de 18 años dan a luz y cerca de 200 mueren como consecuencia de un embarazo o un parto en los países en vías de desarrollo, señala un informe publicado hoy por el Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU).

El 95 % de los alumbramientos que tienen como protagonistas a adolescentes o niñas en el mundo tiene lugar en países que no han alcanzado el desarrollo, de acuerdo con el estudio “Maternidad en la niñez: enfrentar el reto del embarazo en adolescentes”.

Cada año se producen en el mundo 7,3 millones de partos de niñas y adolescentes (hasta 18 años), de los cuales dos millones corresponden a niñas menores de 15 años, una cifra que, de mantenerse la tendencia actual, llegará a tres millones en 2030.

Las cifras están bajando a nivel general, pero en América Latina y el Caribe los partos de niñas de menos de 15 años han aumentado.

Sin embargo, en la región latinoamericana no se ha llegado a los niveles de Bangladesh, Chad, Guinea, Mali, Mozambique y Níger, donde una de cada diez niñas tiene un hijo antes de los 15 años.

En el informe, América Latina aparece como la segunda región del mundo con un mayor porcentaje de mujeres de 20 a 24 años que afirma haber dado a luz antes de los 18 años, alrededor de un 20 %, sólo superada por África subsahariana.

Nicaragua, con un 28,1 % de mujeres de 20 a 24 años que dicen haber estado embarazadas antes de los 18 años, y Cuba, con un 9,4 %, representan los dos extremos en la región latinoamericana.

“Cuando una adolescente queda embarazada, cambia radicalmente su presente y su futuro, y en rarísimas ocasiones lo hace para bien”, asegura Babatunde Osotimehin, director ejecutivo de FPNU, en el prólogo del documento.

El informe, el primero de carácter global sobre el tema en muchos años, no sólo incluye cifras y estadísticas, sino que analiza las causas y los efectos del problema, informa de políticas exitosas en algunos países, como Jamaica y Ucrania, y recomienda ocho estrategias para reducir la incidencia.

La pobreza, los matrimonios a temprana edad y la falta de acceso a la educación son las principales causas subyacentes del embarazo precoz, según el FPNU.

“El embarazo adolescente no responde, por lo general, a decisiones de la mujer, sino a la ausencia de oportunidades y a las presiones sociales, culturales y económicas de los contextos en que viven las adolescentes”, explica Osotimehin.

El informe hace hincapié en los riesgos que generan los embarazos para la salud de las niñas y adolescentes.

Cerca de 70.000 adolescentes mueren cada año en el mundo por causas relacionadas con la gestación y el nacimiento, señala.

En América Latina y el Caribe, la primera causa de muerte para las jovencitas está relacionada con complicaciones en el embarazo y el parto.

El informe aporta testimonios de chicas que han sido madres, como Swinton, una zimbabuense que quedó embarazada a los 15 años.

“Siempre me imagino cómo sería mi vida si hubiera conocido a alguien antes de quedar embarazada, alguien que me enseñara a actuar con firmeza, alguien que me enseñara acerca de las relaciones, las ventajas y desventajas de tener una vida sexual siendo tan joven. Quizá no estaría en esta situación”, afirma.

—————————————————————————————————————————————————————————————

América Latina, única región del mundo donde aumentaron partos de niñas

La ONU remarcó que las causas se relacionan con las familias y las comunidades de las jóvenes madres.

Es consecuencia del acceso restringido a la escuela, empleos, información y atención médica.

Miércoles 30 de octubre de 2013 | BBC Mundo – Cooperativa.cl

Los embarazos en jóvenes, sobre todo menores de 14 años, suponen un riesgo cierto de muerte.

Los embarazos en jóvenes, sobre todo menores de 14 años, suponen un riesgo cierto de muerte.

América Latina y el Caribe es la única región del mundo donde los partos de niñas de menos de 15 años aumentaron, según el informe “Maternidad en la niñez: enfrentar el reto del embarazo en adolescentes”, divulgado el martes por el Fondo de Población de Naciones Unidas, UNFPA por sus siglas en inglés.

América Latina se sitúa en embarazo adolescente sólo después de África.

Cada día, 20.000 menores de 18 años dan a luz en países en desarrollo y alrededor de 70.000 adolescentes en los países en desarrollo mueren cada año debido a complicaciones durante el embarazo y el parto.

La maternidad en la niñez es un gran problema mundial, especialmente en los países en desarrollo, donde cada año 7,3 millones de niñas menores de 18 años dan a luz, según el documento.

De esos 7,3 millones de nacimientos, dos millones ocurren en niñas de 14 años o menores. El informe hace especial hincapié en las niñas de 14 años y menores que corren el doble de riesgo de sufrir muerte materna y fístula obstétrica.

El informe busca ofrecer una perspectiva nueva, ya que atribuye las causas del embarazo precoz no sólo al comportamiento de las niñas, sino a las acciones de sus familias, sus comunidades y los gobiernos.

Con demasiada frecuencia la sociedad sólo culpa a la niña por quedar embarazada. La realidad es que, la mayoría de las veces, el embarazo en adolescentes no es el resultado de una elección deliberada, sino de la ausencia de opciones, y de circunstancias que escapan del control de una niña. Es una consecuencia del acceso restringido o la falta de acceso a la escuela, a empleos, a información de calidad y a atención médica“, dijo el director Ejecutivo del UNFPA, Dr. Babatunde Osotimehin.

El embarazo adolescente también impacta gravemente la economía. Si las niñas adolescentes de Brasil e India hubieran podido retrasar la procreación hasta que cumplieran 20 años, los países tendrían una mayor productividad económica equivalente a más de .500 millones y 7.700 millones de dólares, respectivamente, señala el documento.

En Estados Unidos sólo cerca de la mitad de las niñas que quedan embarazadas en la adolescencia son capaces de completar su educación secundaria.

El embarazo adolescente representa cerca de 11.000 millones de dólares por año en costos para los contribuyentes de los EE. UU. únicamente, según el informe.

—————————————————————————————————————————————————————————

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: