Crisis en europa


Nuevo presupuesto de la UE

España, Francia e Irlanda piden una mejora de 6.000 millones en ayudas agrícolas

El presidente francés, Francois Hollande (izq.), habla con Rajoy. | EfeEl presidente francés, Francois Hollande (izq.), habla con Rajoy. | Efe

Marcos Iriarte | Javier G. Gallego | Bruselas

viernes 23/11/2012

España, Francia e Irlanda han hecho un frente común para defender una mejora adicional en las ayudas agrícolas respecto a la última propuesta de Herman Van Rompuy.

Después de mantener una reunión bilateral con el presidente galo, Mariano Rajoy ha entrado en la sala de negociaciones con la propuesta de reducir en otros 6.000 millones de euros los recortes previstos para la Agricultura.

“Hay una propuesta conjunta entre España, Francia e Irlanda para mejorar la partida de la Política Agraria Común”, explican fuentes del Ejecutivo, que de momento rechazan hacer una valoración sobre el último documento de negociación. “Estamos estudiando partida por partida y en líneas generales vemos una mejora en el último borrador”, señalan fuentes de Moncloa.

El presidente del Gobierno también se ha reunido esta mañana con sus homólogos de Reino Unido, David Cameron, y Holanda, Mark Rutte. Los Veintisiete discuten ahora la última propuesta y después del almuerzo podría haber nuevas reuniones bilaterales.

“No excluimos ninguna posibilidad: puede que la negociación fracase en unas horas o que se presente una nuevo documento y las negociaciones continúen todo el día”, aseguran fuentes europeas.

————————————————————————————————————————————–

Podría aplazarse a enero o febrero

La cumbre sobre los presupuestos europeos se asoma al fracaso

Dpa | Efe | Bruselas

viernes 23/11/2012 

La cumbre europea de Bruselas, que debería definir los presupuestos de la Unión Europea (UE) para el período 2014-2020, se asoma al fracaso completo y podría ser suspendida, según fuentes diplomáticas.

Tras dos jornadas de intensas negociaciones y reuniones bilaterales, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, determinó que no había visos de un acuerdo, por lo que tendrá que haber otra cumbre, previsiblemente en enero o febrero.

En el centro del debate sigue el primer ministro británico, David Cameron, que exige fuertes recortes a la propuesta de la Comisión Europea, que presentó un presupuesto de cerca de un billón de euros, equivalente aproximadamente al 1% del producto interior bruto (PIB) de la Unión Europea.

Aunque Van Rompuy hizo una concesión a Londres con una última propuesta, que prevé recortes de 80.000 millones de euros -con algunas concesiones en materia de ayudas agrícolas, para contentar sobre todo a París, Roma o Madrid-, Cameron aseguró que la UE está “lejos de un acuerdo”, tras calificar ese borrador de “insuficiente”.

La canciller alemana, Angela Merkel, exige aplicar más tijera, hasta 30.000 millones más de recorte sobre la propuesta de Bruselas, pero el terceto formado por Reino Unido, Suecia y Holanda quieren un tajo más profundo: de entre 50.000 y 70.000 millones de euros, según informaron esta tarde fuentes diplomáticas comunitarias.

Casi un millón de personas busca empleo desde hace dos años sin encontrarlo

Los parados de larga duración llegaban a los 968.492 millones, un 21% más que un año antes, según UGT

EP / MADRID
Día 23/11/2012

La falta de oportunidades en el mercado laboral hace que cada día más personas pasen a engrosar el grupo de aquellos que llevan más de dos años en busca de un empleo y que en el mes de septiembre rozaba el millón de personas (968.492 millones), un 21% más que un año antes, según un ‘Informe sobre desempleo y prestaciones’ elaborado por UGT.

Además, el estudio apunta que ha aumentado el número de personas que acceden a la Renta Activa de Inserción o que teniendo estudios postsecundarios, también acaban perdiendo su empleo y solicitando una prestación. En España había en septiembre de este año 4,7 millones de parados registrados y mientras que las demandas de empleo se incrementaron un 9,8% -11,3% por parte de parados y un 5,5% por parte de activos-, las ofertas gestionadas por los Servicios Públicos de Empleo (SPEE) descendieron un 33,1% respecto al año anterior.

Del informe también se extrae que el desempleo se ceba con los empleados más mayores. Así, más de 1,1 millones de personas de ellos tiene entre 45 y 54 años (+16,7%) y 708.811 personas tenían más de 55 años (+15%), siendo además los grupos de parados que más crecieron en septiembre, por delante de los más jóvenes.

Otro de los efectos del avance de la crisis es el incremento del número de parados con estudios superiores. En septiembre, los demandantes de empleo con estudios postsecundarios aumentaron en un 24,4% más que en el mismo mes de 2011, hasta los 731.918 parados.

—————————————————————————————————————————————-
Grecia teme ser abandonada por la zona euro y el FMI
Por Catherine BOITARD (AFP)

ATENAS — Grecia exhortó este miércoles a la Unión Europea (UE) y al Fondo Monetario Internaional (FMI) a que superen sus divisiones ante el riesgo de suspensión de pagos que pesa sobre el país y de desestabilización de toda la zona euro.

El primer ministro griego, Antonis Samaras -que asumió estas últimas semanas difíciles decisiones ante su opinión pública- elevó el tono tras el fracaso de los ministros de Economía de la zona euro y del FMI en consensuar modalidades para reanudar la ayuda financiera a Grecia, congelada desde junio.

“Nuestros socios y el FMI tienen el deber de concretar lo que asumieron, no se trata sólo del futuro de nuestro país sino de la estabilidad de toda la zona euro, que depende del éxito de la conclusión de este esfuerzo en los próximos días”, declaró Samaras en un comunicado, mientras Grecia se halla al borde de una suspensión de pagos.

Tras 11 horas de intensos debates que culminaron la madrugada de este miércoles, la zona euro fracasó en lograr un acuerdo para liberar un tramo de la ayuda a Grecia, pendiente desde junio, y tampoco pudo superar las diferencias con el FMI para aliviar la deuda griega. Una nueva reunión se celebrará el lunes. “Las eventuales dificultades técnicas (…) no excusan ningún retraso ni insuficiencia”, pues Grecia “hizo lo que debía y aquello a lo que se comprometió”, insistió Samaras.

Enfrentado en su país a la cólera social y política, el gobierno griego de coalición “esperaba al menos una decisión política para obtener” tramos de esos préstamos, afirmó a AFP Costas Melas, profesor de finanzas internacionales en la Universidad Pantios de Atenas.

El principal aliado gubernamental de Samaras, el socialista Evangelos Venizelos, también expresó su frustración. “La zona euro no puede utilizar a Grecia como excusa para justificar su incapacidad de gestionar la crisis de forma decidida, definitiva y visionaria”, afirmó.

De aquí al lunes, la cumbre europea que congrega a los jefes de gobierno, podría verse afectada nuevamente por el caso griego, según los analistas. En todo caso, el presidente francés, François Hollande, declaró, tras el fracaso de la reunión sobre Grecia, que su “deber” es “buscar y hallar” un acuerdo para desbloquear la ayuda financiera a este país. “Es algo demasiado importante para Grecia (…) y para Europa ya que (en caso contrario) habrá dudas sobre la integridad de la zona euro”, afirmó en una conferencia de prensa.

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que existe la posibilidad de un acuerdo de los ministros de finanzas europeos respecto a Grecia en la reunión del próximo lunes. “Hay una posibilidad, no lo sabemos, pero hay una posibilidad de que se encuentre el lunes una solución” declaró la canciller en un discurso ante el Parlamento alemán.

Para desbloquear tramos de ayudas que suman hasta 44.000 millones de euros, los acreedores -FMI, BCE, Comisión Europea- quieren hallar los medios para reducir la insostenible deuda de Grecia y para financiar la prórroga por dos años del plan de austeridad implamentado por Atenas.

Sin embargo, los países mas intransigentes del norte de Europa -Alemania, Holanda, Finlandia- excluyen la posibilidad de borrar las deudas que Grecia contrajo con ellos. Pero al mismo tiempo, el FMI exige medidas para reducir drásticamente la deuda griega del 190% del PIB en 2013 al 120% de aquí a 2020.

Grecia ya advirtió la semana pasada de que había un límite en las acrobacias financieras a las que tiene que recurrir para financiarse y evitar la suspensión de pagos.

Así, Grecia tuvo que captar el pasado 16 de noviembre unos 5.000 millones de euros a muy corto plazo para poder reeembolsar una obligación cuyo vencimiento se iba a cumplir. En diciembre, tiene que hacer frente a nuevos vencimientos por un total de 7.000 millones de euros. En todo el año 2013, el país debe reembolsar 30.400 millones y en 2014 unos 25.100 millones, según la agencia de prensa griega ANA.

——————————————————————————————————————————-
Hoy, 14 de noviembre del 2012, se realiza una “Huelga General” en Europa. Revisa aquí el estado de las manifestaciones.
 Países con manifestaciones masivas.  Países con manifestaciones parciales.  Países con manifestaciones moderadas.

Manifestaciones en Europa

[AHORA] España, Portugal y Grecia lideran las manifestaciones contra la austeridad en la UE.

14 noviembre%@02012
En medio de una crisis económica que afecta a gran parte de Europa, las principales ciudades del viejo continente protagonizan una inédita huelga generalque pretenden protestar contra las medidas de austeridad y los recortes impuesto por las autoridades de la Unión Europea. España, PortugalGreciaReino Unido e Italia lideran las manifestaciones que se realizarán en 23 países de todo el continente.

13:20
Manifestantes se reúnen en Berlín para protestar en apoyo a los sindicatos de trabajadores europeos más afectados por al crisis económica de la eurozona.
12:57
Manifestantes y fuerzas de seguridad protagonizaron intensos enfrentamientos en Italia. La policía dispersó a los manifestantes con carros lanza agua y bombas lacrimógenas.

Policía y fuerzas de seguridad protagonizaron violentos enfrentamientos.

Hasta el momento la policía no ha entregado un reporte oficial respecto a la cantidad de personas heridas y detenidas durante los incidentes.

12:16
Cerca de 26 millones de personas están desempleadas en la Unión Europea, en momentos en que los gobiernos intentan reducir el gasto en las protegidas áreas de Salud y Educación.
11:55
Decenas de personas se manifiestan en el llamado “barrio europeo” de Bruselas.(Foto:@15MBruselas)

La sede del consejo europeo fue resguardada por fuerzas de seguridad.

11:40

Medios internacionales indican que la principal consecuencia de la huelga general en Portugal, ha sido la interrupción del transporte público. Reportan, además que se registran largas colas en las paradas de microbuses, debido al cierre de tren subterráneo en Lisboa. Debido a incidentes aislados, la policía portuguesa, resguarda las estaciones terminales de parte del transporte público.
11:15
Según la Confederación General italiana del Trabajo, más de 100 manifestaciones se han realizado en todo el país. En ellas, se han producido enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.(Foto:@BLNadeau)

Hasta el momento no se ha indicado una cifra oficial de detenidos.

11:02
Agencia Reuters confirma que número de detenidos en España alcanza las 80 personas. Entre ellos, destaca un hombre que portaba un artefacto explosivo según publico el diario El País.
10:55
Estudiantes y trabajadores se reúnen en París, Francia.(Foto:@_Quimi_)

10:40
En Grecia, manifestantes desplegaron las banderas de Italia, España y Portugal frente al edificio del Parlamento.(Foto:@vag_stephanou)

10:25
Manifestaciones en el Reino Unido comienzan con cortes de tránsito y enfrentamientos con la policía. En Totteham manifestantes interrumpieron el tránsito.(Foto: @OccupyLondon)

En Londres, manifestantes se enfrentaron a la policía.(Foto:@heatherb102)

10:17
Circula en Internet fotografía de niño de 10 años que, supuestamente, habría sido agredido por la policía.

10:07
Según cifras oficiales, al menos 70 personas han sido detenidas durante la jornada de huelga general en España.
09:20
¿Cuáles son las alternativas que posee la Unión Europea para enfrentar la crisis? A continuación los puntos que presenta la European Trades Union Convention, entidad que llamó a una huelga general en el viejo continente: – Una economía gubernamental que esté al servicio del crecimiento sustentable y del desarrollo de trabajos de calidad. – Justicia económica y social mediante políticas de redistribución, de impuestos y protección social. – Trabajo garantizado para personas jóvenes. – Una economía europea basada en el desarrollo sustentable de energías limpias. – Una lucha constante contra la injusticia salarial y social. – La aplicación efectiva de un impuesto sobre las transacciones financieras para hacer frente a la especulación y las políticas de habilitación de inversión. – Esfuerzos para evadir la evasión fiscal y el fraude. – Respeto a la negociación colectiva y el diálogo social. – Respeto a los derechos fundamentales de la sociedad y los sindicatos.
08:57
Imagen que muestra guardería instala a las afueras del Ministerio de Educación en España.(Foto:@guerraypaz

08:54
Manifestaciones en Milán.
08:50
Primeras manifestaciones en Bélgica se concentran en Bruselas. Personas se reúnen en las afueras de la oficina de la Comisión Europea.

08:40
Comienzan los disturbios en Italia.

Estudiantes se enfrentan a la policía durante manifestaciones efectuadas en las principales ciudades del país.

08:20
Trabajadores se reúnen en Atenas. Principales manifestaciones se realizarán en la plaza Syntagma. (Foto: @MakisSinodinos)

08:20
Sindicatos alemanes apoyan la manifestación en Europa. En declaraciones publicadas por el diario británico The Guardian, un vocero de los trabajadores alemanes señaló que “las políticas de austeridad no están funcionando. No solo no tiene sentido apalear la crisis con recortes, sino que también es peligroso”.

Respecto a las manifestaciones en Europa, la canciller Angela Merkel, indicó que pasó “34 años viviendo en un país donde no podías manifestarte”, por lo que valoró las protestas en el viejo continente.

08:00
Hasta el momento 62 personas han sido arrestadas en España durante enfrentamientos entre la policía y los participantes de la protesta.Además unas 34 personas han resultado heridas, entre ellos 18 policías.
07:50
Confederación General de Trabajadores de Portugal calculó la adhesión “en más de un 90%” según informó el portal RTVE.es.

Hasta el momento, la manifestación ha provocado interrupciones en el tránsito y en los servicios de transporte.

07:38
Ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, valoró la jornada de huelga general. Señaló, además que existe “una recesión más profunda en Europa de lo que habíamos previsto”.
07:30
Cerca de 130 manifestaciones se realizarán en Francia durante esta jornada. Presidente Francoise Hollande efectuó una conferencia de prensa y señaló que las manifestaciones “no cuestionan nuestras políticas, sino que las apoyan”.

07:25
Huelga general en Málaga. Enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.
07:20
En las calles de Florencia decenas de personas se congregan para marchar contra la austeridad.(Foto: @graemewearden)

07:12
Trenes de Madrid completamente cerrados. Imagen de la estación de Atocha desierta.(Foto: @jamesmatesilv)

07:00
Estudiantes italianos marchan contra las medidas de austeridad impuestas por el Gobierno de Mario Monti. Imagen tomada en la ciudad de Bologna.(Foto: @Greek_Sayings)

06:47
Cerca de 40 sindicatos europeos de 23 países participan de la manifestación. De ellos, solo algunos mantendrán una huelga general en el país y otros realizarán manifestaciones. A continuación el detalles de las zonas donde se efectuarán acciones masivas.: España: Huelga general durante todo el día. Madrid será el centro de las manifestaciones. Los servicios de transporte han sido interrumpidos y cerca de 600 vuelos fueron cancelados. Portugal: Huelga general durante todo el día. Cerca de 40 ciudades de todo el país participarán de la manifestación. El metro de Lisboa se encuentra cerrado y sólo el 10% del servicio de trenes permanecerá activo. Grecia: Se realizarán manifestaciones en Atenas que comenzarán durante la mañana y culminarán en una reunión masiva en la plaza Syntagma. Los trabajadores pararán durante tres horas su jornada laboral. Italia: Principales sindicatos detendrán sus labores durante 4 horas. Francia: No se realizarán una huelga oficial, sin embargo, se esperan acciones de protesta en varias ciudades del país. Bélgica: Trabajadores de ferrocarriles detendrán sus labores. Reino Unido: Se espera una manifestación anti austeridad en la abadía de Westminster durante horas de la noche.
——————————————————————————————————————————————-

“Más que una crisis de Europa, vivimos un cambio de civilización”

El magnate mexicano opina que “Europa debe vender activos e invitar al sector privado a que haga la inversión que el Estado ya no puede seguir haciendo”

Carlos Slim, durante la entrevista. / PEP COMPANY

A los 72 años de edad, el hombre más rico del mundo hace un alegato en contra del retiro a temprana edad. Carlos Slim Helú tiene una apretada agenda y no ha terminado una reunión cuando ya se están congregando en torno a su mesa los convocados a la siguiente. En esta entrevista sobre la situación europea argumenta que en su modelo actual el Estado de bienestar construido en Europa se ha vuelto insostenible. Explica que, entre otras cosas, se requieren ajustes para garantizar que quienes están en el paro reciban capacitación para empleos ligados a las nuevas necesidades. Aboga además por establecer una edad de retiro más alta que incluya un esquema donde en los últimos años se trabajen menos, aunque más largas, jornadas laborales.

El presidente honorario de Grupo Carso (América Movil) ofrece su consejo para salir más pronto de la crisis: “Lo que Europa debe hacer son dos cosas: vender activos, que bajen su endeudamiento y sus déficits, pero también invitar al sector privado a que haga la inversión que el Estado ya no tiene por qué seguir haciendo”.

Pregunta. Recientemente usted declaró en una entrevista: “Tú lees los números y los números te dicen lo qué está pasando”. ¿Qué le dicen los números de Europa? ¿Que está pasando ahí?

Algunas políticas recesivas que se están siguiendo para hacer los ajustes agudizan más el problema

Respuesta. Es una combinación de números, de conceptos y tiene también que ver incluso con la historia y la evolución de las cosas. Desde hace 10.000 años, en las sociedades la tecnología ha ido provocando los avances de civilización: la rueda, el alfabeto, la navegación, los molinos, todo. Ese avance normalmente ha sido paulatino, continuo. Pero de repente hay grandes cambios tecnológicos, revoluciones tecnológicas, que provocan grandes cambios de civilización. Pasó con la sociedad industrial, sobre todo en su segunda etapa, a principios del siglo XX, y ahora con la sociedad tecnológica, avanzada, acelerada. Después de pasar por una época posindustrial estamos viviendo esta nueva civilización en la que los paradigmas son muy diferentes a los de las sociedades agrícolas, en donde el poder era monolítico, había esclavitud, no había derechos humanos. Hoy estamos 180 grados al revés, esta nueva civilización es de democracia, libertad, derechos humanos, cuidado del medio ambiente, competencia, productividad, globalización… Este gran cambio tecnológico tiene muchas consecuencias. Después de la II Guerra Mundial ha habido un gran desarrollo de Europa, un gran crecimiento económico, crecimiento de la población también, pero sobre todo un gran crecimiento de la incidencia fiscal de los gobiernos, que hacen una recaudación sustancialmente alta del producto interno y, además de eso, tienen déficit. Entonces están tomando una gran parte del producto interno. Y las razones principales de lo que está pasando son que, después de la II Guerra Mundial, los gobiernos y el Estado establecieron un Estado de bienestar cada vez mayor que ya se volvió insostenible. Es necesario hacerle algunos ajustes a este Estado de bienestar establecido. Se necesitan algunos cambios estructurales, que se ve que no están haciendo, y están acudiendo a la tradicional receta del ajuste del déficit fiscal a través de aumento de impuestos o reducción de gasto público. En ese Estado de bienestar las personas se están jubilando a los 60 años en algunos lados, cuando la esperanza de vida cuando alguien llega a los 60 años probablemente es de 85 o más años, y es de esperar que siga creciendo. Hay programas de salud universal, que son muy importantes, pero poco eficientes y muchas veces abiertos a los turistas. Entonces empieza a haber un seguro de salud que no obedece a causas normales, sino que los turistas se aprovechan de esas condiciones para hacer uso de los servicios médicos, acceder a operaciones quirúrgicas o prótesis yendo al país que los ofrece gratuitamente. Lo más grave que está pasando, y ahí sí los números hablan de una manera implacable, es la gran cantidad de desempleados, especialmente jóvenes. Eso desde el punto de vista social, económico y en general es muy preocupante en el caso de Europa. Y no se ve que se esté pensando en la solución de ello. Ya no es importante si el PIB crece un punto o dos o menos dos. De todas maneras los niveles de ingreso per cápita siguen siendo altos, no habrá una regresión a niveles de subdesarrollo. Lo grave es que ya los niveles de desempleo son muy altos, y que algunas políticas recesivas que están siguiendo para hacer los ajustes agudizan más el problema.

P. ¿Qué cambios estructurales se requieren para el Estado de bienestar?

R. La edad de retiro debe ser mayor, porque en el pasado eran sociedades de mucho trabajo físico, en la sociedad industrial había que estar en la máquina, había que trabajar físicamente y había un gran desgaste. Ahora son sociedades de servicios, en donde lo importante no es la fuerza física ni el trabajo físico, sino la experiencia y el conocimiento. En una sociedad del conocimiento, es una tristeza que a la mejor edad del ser humano alguien deje de estar ocupado cuando a los 60 años está en su mejor momento.El actual estado de bienestar ya se volvió insostenible. La edad de retiro debe elevarse

P. ¿Usted ya estaría retirado?

R. ¡Uy, desde hace mucho! Eso es absurdo. En una sociedad del conocimiento la gente con más experiencia y conocimiento se desaprovecha porque se queda sin trabajo. Creo que debe haber una jubilación mucho más tardía. Yo diría a los 70 años por dar una cifra, pensando en que las personas van a vivir 85 y más años; cuando ya una persona llega a los 65 o 70 años la esperanza de vida es mayor, la esperanza de vida hoy puede ser 75 o 77 cuando se nace, pero el que ya libró los primeros 70 años de vida se puede ir más para adelante. Cuando ya llegó uno a esas edades la esperanza es mayor. Por otro lado creo que hay que buscar por supuesto continuar con la salud universal, más eficiente, mejor cuidada, regulada, evitando los abusos, con más inteligencia. También debe haber redes de protección social a un nivel adecuado y que en los programas de retiro se les pague a las personas por capacitarse para una reconversión laboral. Es decir: yo no tengo empleo, entonces en lugar de que me den 1.000 euros, sí, que me los den, pero tengo que ir de tal hora a tal hora a capacitarme en equis número de actividades en las que va a haber demanda laboral, no en las que ya no hay demanda laboral. Es muy importante que los gobiernos estudien, y en general los especialistas, en dónde se van a generar los nuevos empleos en los próximos 5 o 10 años para desde ahora capacitar a las personas para esos empleos, e impulsar las actividades en donde se van a generar esos nuevos empleos para darle cabida a las personas nuevas que lo demanden. Además también cabe hacer programas de empleo, sobre todo en el caso de Europa, con fórmulas de trabajo de tres o cuatro días. En lugar de cinco días de ocho horas laborales, que se trabajaran tres días de 11 horas. Los tres o cuatro días restantes serían de un descanso que permite leer, actividades de entretenimiento, la convivencia familiar, acceso a la cultura, educación, viajes…

P. Es un cambio cultural.

El sistema nervioso de esta civilización es la tecnología de la información

R. Estamos viviendo un cambio de civilización total, con nuevos paradigmas y lo que tenemos que hacer son los cambios estructurales que este requiere. Hay que hacer los cambios. No es posible pensar en que haya un 50% de jóvenes sin empleo, o 30% o 25%. No es posible pensar que el sistema de bienestar siga creciendo reduciendo la edad a la que se jubila la gente. Los planes de paro o de seguro al desempleo deben estar ligados a una reconversión laboral para que persona que está desempleada hoy, que se dedicaba a cierta actividad, se le prepare para otras actividades, porque si no nunca va a encontrar empleo en lo que sabe hacer, tiene que aprender para tener una capacidad multiempleo, que tenga capacidad para diversos empleos. Cuanta más preparación tiene una persona, más posibilidades tiene de ser una oferta mejor y más facilidad de emplearse. Hace cuatro décadas, Alvin Toffler hablaba de las crisis que se provocan en los cambios de civilización. Lo que está pasando en Europa, y en el mundo en general, es una crisis de cambio de civilización. Al aumentar la productividad, al ser más eficientes, al globalizarse, al dejar de ser competitivos para la producción de ciertos bienes, empiezan a provocarse este tipo de problemas ante los que se tienen que hacer cambios de fondo para resolverlos. Y hablando de números, los números no dan para sostener estos programas. Si se hacen los números de cuánto cuesta el valor actual de la jubilación de la población económicamente activa con empleo y sin empleo, resulta insostenible. Entonces lo que hay que hacer son esos ajustes y, claro, ofrecer algo a cambio, las gentes trabajan más años y trabajan menos horas durante probablemente los últimos 15 años, o los últimos 10 años o 20 años. Está ligado a trabajar más años y probablemente menos días, menos horas y eso permite además una vida más plena. Porque al final lo que combate la pobreza es el empleo, el empleo satisfactorio, que además dignifica a la persona, el empleo no solo es una responsabilidad social, sino una necesidad emocional.

P. Desde los ojos de un inversionista, ¿dónde están en este momento las oportunidades en Europa? ¿En qué sectores?

R. Primero es muy importante que se resuelvan estos problemas estructurales. Veo difícil que los países una vez que han alcanzado el desarrollo regresen al subdesarrollo, no hay muestras sustanciales de ello. Sí hay muestras de que otros avanzan más que ellos, que adelantan… Europa pasará algunos tiempos difíciles, pero habrá que llegar a encontrar las soluciones y continuar su desarrollo. Hay actividades que van a ser más generadoras de empleo, porque son actividades que van a ser más intensas y amplias en su funcionamiento. Una de ellas es la tecnología de la información, son campos atractivos, con futuro. Por supuesto la salud va a ser muy importante como inversión, la educación, el entretenimiento, el cuidado de las personas mayores, el turismo… En el momento en que se corrijan las cosas todas estas actividades van a ser generadoras de empleo. Muchas de las que van en esa dirección serían interesantes inversiones para las personas en Europa y en el mundo, en cualquier lugar van a ser cada vez más demandantes, con más inversión, con más actividad económica y más empleo. Es una sociedad, debe estar muy claro, la mundial, de servicios.

Creo que haciendo las correcciones Europa sigue siendo una zona con un gran potencial de desarrollo

P. Aunque todo el mundo está muy preocupado y pesimista, usted está haciendo inversiones en Europa ¿es sintomático de que ya está esperando la recuperación?

R. No, no. Pero creo que las inversiones en negocios de tecnología son muy intensivas en capital, y hay cambios tecnológicos muy rápidos y siempre ha sido uno de nuestros principios mantenernos en la vanguardia de la modernidad y de la tecnología. El que no invierte, si ya está en el negocio, pierde calidad en sus servicios, pierde la alternativa de ofrecer más servicios o pierde participación de mercado y atención a sus clientes. Los clientes van a escoger a aquellas empresas que tengan inversiones que les permitan ofrecer los servicios de vanguardia, la preferencia de los clientes en general están ligadas a ello, y por eso es muy importante en este sector que hagamos estas inversiones. El sistema nervioso de esta civilización es la tecnología de la información y estamos al principio de su desarrollo. Aunque lo que hemos visto en estos últimos 10 años es enorme y muy importante, estamos al principio. El potencial de inversión y de actividad en estos campos creemos que es muy grande.

P. Sus inversiones, como las recientes en empresas telefónicas de Holanda y Austria, ¿constituyen el principio de una estrategia de incursión más agresiva en el mercado europeo?

El tipo de cambio del euro es tan alto que le quita competitividad a Europa

R. Ya lo estamos haciendo, porque el objetivo de haber entrado en forma minoritaria es apoyar a la administración y a las empresas, principalmente, para que incrementen sus inversiones para poder tener una mejor infraestructura, lo más avanzada que se pueda, e impulsar la inversión de estas empresas.

P. ¿Está descontando que los líderes europeos se van a tener que poner de acuerdo muy pronto?

R. No veo por qué tiene que ser una decisión conjunta, cada país debería tomar sus propias decisiones. Lo que necesitan hacer son los cambios estructurales y cada país debe hacerlos y corregir. Cuando un país europeo tiene una captación fiscal muy grande y además tiene un déficit, creo que en algunos casos más de la mitad del producto interno lo manejan los gobiernos, incluyendo el déficit fiscal, y aparte de que tiene una gran captación fiscal, tiene también endeudamiento porque tiene déficit fiscal, pues ¿cómo puede corregir esos déficit fiscales excesivos? Supuestamente subiendo ingresos, es decir, subir impuestos, que ya son altos; o bajando egresos que significa recesión, o vender activos. Yo creo que lo que debe hacer Europa es vender activos. El Estado hace demasiadas cosas. Lo que debe hacer son dos cosas: vender activos, que bajen su endeudamiento y sus déficits, pero también invitar al sector privado y a esos grandes recursos que hay en todo el mundo, por la política monetaria laxa que hay en Estados Unidos y en Europa también, y por las bajas tasas de interés, a que hagan la inversión que el Estado ya no tiene por qué seguir haciendo. Uno de los paradigmas de esta nueva civilización es que el Estado se hace más chico y la sociedad civil se hace más grande. El mundo está atrasado en ese sentido. Tiene que haber una mayor promoción de la sociedad civil, que participe más en muchas actividades de gobierno, pero también que invierta en lugar de que todo lo tenga que invertir el Estado, por ejemplo en las autopistas. Hasta los hospitales y las escuelas pueden ser financiadas con dinero privado y con eso el Estado quita presión a sus necesidades financieras. Se necesita inversión para que haya actividad económica y para que haya empleo se necesita actividad económica.

P. ¿Ve resistencia a entrar a ese modelo?

R. No, no sé por qué no se hace. Yo creo que es inercia. Inercia. Porque estamos viendo que además la medicina que se está planteando es la tradicional, es la que se aplica a los países en desarrollo hace muchos años. Antes yo decía que las crisis en los países subdesarrollados las pagaban los consumidores y en los desarrollados, los ahorradores. En los países desarrollados acudían simplemente a bajar la tasa de interés y se componía todo. Pero son tantos los excesos que ha habido, básicamente es un problema de excesos, que hay que sacrificarse ahora, el ahorrador con tasas negativas, y el consumidor con políticas recesivas.

P. ¿Cuál es su posición sobre el futuro del euro?

R. Creo que debe sobrevivir. Deben buscar políticas fiscales que se cumplan. Lo único que podría observar es que un tipo de cambio del euro muy alto, ante un dólar que ha buscado devaluarse con todas las monedas para hacer algunas correcciones de tipo comercial y de cuenta corriente, queda de un nivel tan alto que le quita competitividad a Europa, entonces en muchos sentidos provoca que Europa se vuelva una especie de economía cerrada, en donde solamente los que están alrededor del euro pueden comerciar entre ellos, pero que les cueste trabajo exportar hacia otros lados o tener capacidad competitiva.

P. ¿Cuál es su plan a medio y largo plazo en Europa?

R. Nosotros no vamos a lo coyuntural, lo que estamos invirtiendo es con un concepto de largo plazo. Las inversiones que hemos hecho, y nuestro planteamiento, es de largo plazo. No estamos invirtiendo porque vale 100 y para que suba a 120 o 200 y venderla. Largo plazo en el que por eso se vuelve muy importante la inversión, capex le llaman allá ¿no?, inversiones de capital para tener empresas de vanguardia en los mercados en donde están.

P. ¿A los líderes europeos les ha faltado imaginación, creatividad, arrojo?

R. Se antojaría más liderazgo.

P. ¿Qué de la experiencia mexicana de lidiar con crisis le recuerda lo que está pasando en Europa?

R. Por ejemplo en el sistema bancario sería ideal un poco más la fórmula americana de la capitalización preferente que a fondo perdido, minimizar el pago de la sociedad, que sea más una especie de capitalización temporal, por ejemplo, un saneamiento. Otra cosa: los gobiernos están muy endeudados. ¿La deuda la tiene quién? Privados. Bueno, pues buscar cambiar activos por deuda, reducir las deudas, eliminar los déficit fiscales, bajarlos. He sostenido que en virtud de la crisis de la deuda externa de 1982, y con el Consenso de Washington, nos volcamos hacia el exterior, más exportación, aperturas comerciales, tipos de cambio con flexibilidad para poder exportar mejor con devaluaciones, apertura a la inversión, privatizaciones que sanearon al sistema fiscal de nuestros países… Desde hace varios años creo que es muy importante volcarnos a apoyar el desarrollo de la economía interna, la economía doméstica. Como se van a cerrar los mercados externos creo que es muy importante volcarnos en nuestros países, sin menoscabo de nuestro comercio exterior y nuestra actividad externa, a desarrollar mucho la actividad doméstica. Eso permitiría más actividad, más empleo, subir la masa salarial de manera importante, que va a ser la solución que China va a encontrar, hay que ver qué tanto logra China hacer para que lo que deja de exportar sea sustituido por consumo interno. Lo que debe hacer Europa es corregir sus problemas, hacer los cambios de fondo que tenga que hacer, más allá de que su peso económico en el corto plazo disminuya o se mantenga. Creo que haciendo las correcciones Europa sigue siendo una zona con un gran potencial de desarrollo, que puede estar a la vanguardia en muchos sentidos, sobre todo si hace las correcciones y anticipa muchas de las cosas que habrá que hacer, como lo que hablábamos de la edad de jubilación combinado con los días de trabajo, y que eso dé capacidad de que trabajen otras personas, porque ahorita lo importante es que las máquinas trabajen 24 horas y que las personas sean las que trabajen menos.

——————————————————————————————————————————————

“Europa necesita liderazgo”

El alcalde de Nueva York subraya la necesidad de líderes fuertes para tomar medidas imprescindibles pero impopulares y la importancia de mantener abierta la puerta a la inmigración

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. / JESSICA RINALDI (REUTERS)

Michael Bloomberg tiene encima de su mesa un reloj que cuenta los días que le quedan a su tercer mandato como alcalde de Nueva York, y lo mira cada mañana: “Es una señal de que me digo: Haz que cada día cuente, porque no te queda mucho tiempo”.

Pregunta. Europa ha dedicado mucho tiempo a buscar la solución a su problema. ¿Cuánta importancia tiene actuar a tiempo en una situación de crisis?

Respuesta. Bueno, la primera vez que surge un problema, si uno no lo arregla, se encuentra con que después es peor. Las cosas no mejoran por casualidad, empeoran por casualidad. Por tanto, creo que los problemas de Europa comenzaron hace tiempo y deberían haberlos afrontado hace tiempo. Dicho esto, todo eso ya es historia, y no se puede revivir la historia, hay que vivir el presente: lo importante no es lo que debería haber hecho Europa sino lo que debería hacer hoy.

“Necesitamos más inmigrantes, porque crean más empleo y crean negocios”

P. ¿Qué cree que deberíamos hacer ahora en Europa?

R. No es fácil dar una respuesta, no hay ninguna que sea indolora. Creo que mejorar la productividad, equilibrar el presupuesto, hacer inversiones de futuro, todo eso hay que hacerlo. Son medidas sobre las que todos dicen: ‘Sí, pero cuando las cosas están difíciles o quiero hacer eso, no puedo, porque la gente no va a estar de acuerdo’. Las medidas de austeridad para equilibrar un presupuesto cuando hay una tasa de paro muy elevada son muy difíciles de vender; hacer inversiones a largo plazo, cuyos beneficios se verán dentro de cinco, 10, 20 años, es muy difícil de vender, sobre todo si no hay mucho dinero y a los Gobiernos tampoco les sobra. Cambiar las leyes laborales y abrir las fronteras: es muy difícil convencer a la gente de ese tipo de medidas que aumentan la productividad cuando existen tantos problemas.

P. ¿Cuál es el error que no deberíamos repetir jamás?

el verdadero daño de la crisis de las hipotecas fue que su expansión ocultó un cambio trascendental en la fuerza laboral en todo el mundo

R. Si piensan en la ciudad de Nueva York durante los años setenta, verán que dejó de invertir en el futuro, dejó de vigilar las calles, dejó de recoger la basura, impidió que hubiera nuevas ideas, y la ciudad se vino abajo. La población disminuyó y tardamos dos o tres décadas en salir de aquella situación. Es de esperar que nunca volvamos a cometer aquel error. Hace seis años, yo dije: “Esto no puede seguir así. Los ingresos siguen creciendo, los impuestos son bajos, las inversiones están generando un enorme volumen de nuevos ingresos, en algún momento se acabará”. Así que apartamos 6.000 millones de dólares del dinero de los contribuyentes, ingresos fiscales, y esperamos a cuando hubiera una crisis. Y, por supuesto, la crisis llegó, a partir de 2008, y hemos recurrido a ese dinero, y el año próximo terminaremos de usarlo, pero nos ha servido para superar un periodo muy difícil sin interrumpir nuestras inversiones. Hemos puesto dinero en una nueva línea de metro, cosa que el Estado no quería hacer, hemos construido un nuevo túnel bajo el agua, que ha tardado 50 años en completarse porque nuestros predecesores siempre cortaban el dinero porque tenían otras cosas en qué emplearlo. Hemos arreglado todas las calles de la parte sur de Manhattan y hemos renovado líneas subterráneas de comunicación, conducciones de agua y vapor, electricidad y alcantarillado, hemos hecho cosas de ese tipo que sostendrán la ciudad durante mucho tiempo. Hemos abierto oficinas de turismo en todo el mundo; este año tendremos 52 millones de turistas. Y eso crea muchos puestos de trabajo.

P. ¿Cuántos turistas tenían cuando llegó usted a su cargo?

R. Alrededor de la mitad, hemos tenido un aumento de unos 36 millones a unos 52, un 60%.

P. ¿Cuál es la clave para salir de la crisis?

R. Liderazgo. Europa necesita líderes. No sé cómo saldrá al final, pero podría decirse que David Cameron está actuando como hace falta, que tiene un verdadero presupuesto de austeridad, que no es popular en Inglaterra, en el Reino Unido, pero está ocupándose de los problemas. No sé si tiene razón o no, pero está demostrando el valor necesario para dar un paso al frente y actuar. ¿Se puede hacer eso mismo en España con la tremenda tasa de desempleo? ¿Se puede hacer lo mismo en Grecia o Italia, donde el número de personas que pagan impuestos es relativamente bajo? En Estados Unidos, todo el mundo paga sus impuestos. Quizá haya un puñado de gente que hace trampas, pero todo el mundo hace su declaración, de modo que, si las personas que no pagan son un porcentaje pequeño, es más fácil aplicar la ley, porque perseguirlos es una tarea controlable. Si el 90% de la gente no paga impuestos, ¿por dónde se empieza?

P. ¿Por dónde se empieza?

R. Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, es una persona de mucho peso, pero hay un límite a lo que estas organizaciones supranacionales pueden hacer. A la hora de la verdad, los Gobiernos de los distintos países tienen que conseguir convencer a sus votantes, y es difícil levantarse y decir: Tenemos que hacer sacrificios”. Todo el mundo quiere estabilidad fiscal, pero que no me suban los impuestos ni recorten mis programas. Pues muy bien, responde el Gobierno, pero sin eso no se puede tener estabilidad fiscal. La respuesta que reciben es: usted quería ser presidente o primer ministro, discurra la manera.

P. ¿Qué opina de lo que está haciendo Italia para resolver sus problemas y disminuir las repercusiones negativas en Europa?

R. En Italia siempre ha habido joie de vivre. Los italianos poseen un optimismo que está en su cultura. Ahora bien, tienen una enorme cantidad de problemas económicos, probablemente menos que Grecia y probablemente menos que España, y que otros países. Lo fundamental es que han gastado un dinero que no tenían y no han invertido en cosas para el futuro. Lo que resulta más preocupante aquí en Estados Unidos es que hemos cerrado nuestras fronteras y aceptamos a menos inmigrantes, y por lo menos en Nueva York necesitamos más inmigrantes, porque crean más empleo y crean negocios. No sé si eso es así o no en Italia, pero el caso es que se observa una ola de anti-inmigración en toda Europa, desde Irlanda hasta Turquía. De pronto, las diferencias locales son muy importantes. En su día hubo discusiones sobre la inmigración polaca en Europa, pero hoy resulta que Polonia es la superpotencia económica del continente. Hay que traer savia nueva.

P. La crisis comenzó en Estados Unidos con la quiebra de Lehman Brothers en 2008. ¿Cree que Wall Street tiene una parte de responsabilidad en la crisis del euro?

R. Creo que no estoy de acuerdo con su premisa. En mi opinión, Lehman quebró porque toda la gente, en todo el mundo, quería tener una hipoteca, todo el mundo quería que su fondo de pensiones subiera de valor, todo el mundo quería dinero barato, y entre todos creamos esta burbuja. Fue la gente, fue el Gobierno, fue el sector privado, y entonces todo se vino abajo. Tengo 70 años y llevo toda la vida esperando a que alguien invente el movimiento perpetuo, pero nunca lo han hecho. Todas estas cosas suceden en ciclos, se precipita la crisis y luego nos recuperamos poco a poco. Se empiezan a crear excesos, los primeros derivados son así, los segundos derivados son asá, y luego los terceros derivados son un paso malo. En Estados Unidos, el verdadero daño de la crisis de las hipotecas fue que su expansión ocultó un cambio trascendental en la fuerza laboral en todo el mundo. Como todo el mundo estaba construyendo, estábamos creando mucho empleo. Cuando se interrumpió, el empleo dejó de existir. Luego fíjense en la clase media: ¿qué está pasando con sus puestos de trabajo? No pueden vivir con lo que ganan. Unas personas que empiezan a subir en la escala socioeconómica, tienen una familia estructurada, un coche, una casa, lo que tengan que tener: no consiguen un trabajo que les pague un buen sueldo. Lo necesitan, pero no lo consiguen. Hacen cosas que son repetitivas, que pueden ser automáticas y que, en general no tienen que hacerse cerca del cliente, cerca del usuario, de modo que se pueden llevar a cualquier otra parte del mundo en la que haya salarios más bajos. Ese es el problema de la clase media.

P. Durante la actual campaña presidencial, los dos candidatos han criticado a Europa. Da la impresión de que Europa se ha convertido casi en un insulto en la política estadounidense. ¿Se ha ensanchado el Océano Atlántico debido a la crisis económica?

R. El Océano Atlántico siempre ha sido muy ancho. Yo he dado muchas veces este ejemplo: si estuviera usted en Roma, e intentase pagar al taxista en libras esterlinas, el taxista protestaría y se quejaría, pero le llevaría a un banco; en Nueva York, si intentase usted pagar en libras, le llevaría a una comisaría. Sé que el 11 de septiembre nos enseñó que el mundo es más pequeño, pero Europa y Estados Unidos siguen siendo diferentes. Tenemos un gran porcentaje de miembros del Congreso que no tienen pasaporte. Nuestros periodistas nunca han viajado por el mundo, nunca han estado en otras ciudades. Dicen que la crisis aquí es inmensa: una persona tiene que comerse la hamburguesa sin patatas fritas, así que es pobre. ¡Que vayan a otros países donde la gente no tiene nada para comer! Estados Unidos no lo entiende. Creo que no deben preocuparse por las opiniones de Europa ni por las opiniones de Estados Unidos sobre Europa. Los cargos electos los ocupan políticos que quieren que los elijan, así que tienen que echar la culpa a alguien. Hemos creado una cultura en la que alguien tiene la culpa, alguien que no somos nosotros. Por eso atacamos a Europa, por eso atacamos a China.

P. En una situación de crisis, cuando los gobiernos nacionales y locales están recortando las prestaciones sociales, la educación, la ayuda a los pobres, ¿puede ser una solución la filantropía?

R. No, porque las cantidades de dinero son muy distintas. Lo que puede hacer la filantropía es financiar proyectos de prueba, o innovaciones, o ensayos, pero, cuando se trata de ofrecer servicios a 6.600 millones de personas en todo el mundo, la filantropía privada es tan pequeña que es inapreciable. No se puede utilizar dinero público para cosas que no se puede garantizar de antemano que vayan a funcionar. Cosas innovadoras que no se sabe ni en qué van a consistir y mucho menos si van a servir de algo. Y ahí es donde la filantropía sí puede intervenir. Se pueden hacer cosas. Yo di 50 millones de dólares al Sierra Club para contribuir al cierre de centrales de carbón. He gastado 600 millones de dólares de mi bolsillo en tratar de convencer a la gente para que deje de fumar. El tabaco matará a 1.000 millones de personas en este siglo. He invertido 100 millones de dólares hasta ahora en el tráfico, que de aquí a unos años será el quinto mayor asesino del mundo. Es decir, existen cosas que podemos hacer de manera particular, pero, a grandes rasgos, es el dinero público el que debe encargarse. Se puede decidir si se quiere gastar o no y se puede recaudar dinero de la gente que lo tiene.

P. Hablando de prioridades, ¿es posible recortar en la cultura y la educación?

R. Todo tiene su valor. Yo controlo un presupuesto de 65.000 millones de dólares y, durante los últimos años, nuestros ingresos fiscales anuales han permanecido estables, mientras que los gastos aumentan. Así que tengo que encontrar formas de ahorrar. Tengo que mantener seguras las calles. ¿Por qué? Porque, si las calles no están seguras, la gente no vendrá a hacer turismo, no vendrá a vivir, y entonces no tendremos una base de contribuyentes. Así que todo lo demás de lo que vamos a hablar enseguida no podría hacerse si no empezamos con la seguridad. Luego hay que tener ambulancias que acudan cuando uno sufre un derrame o un ataque al corazón. Si se incendia la casa, hay que tener un camión de bomberos que vaya, además de otras cosas. Hay que recoger la basura, si no, tendremos enfermedades y un aspecto terrible, y hay que proporcionar educación. Con esto acabo de darles el 80% del presupuesto de la ciudad que es intocable. Y que tiene que aumentar cada año, en opinión de la mayoría, aunque yo he tenido que reducirlos todos, incluida la policía. He eliminado 5.000 puestos de policía en los últimos 10 años y la ciudad está más segura que nunca. Es decir, gastamos menos dinero en estas cosas, pero debemos encontrar maneras de hacerlo con menos aún, y la respuesta que tienen siempre los gobiernos es dedicar más dinero al problema. Pero existen dos razones para no hacerlo. Si dedicamos más dinero, en primer lugar, estamos despilfarrando el dinero de los contribuyentes. Pero, sobre todo, la gente que se beneficia de ese programa que no funciona sale perdiendo. Cuando tenemos un programa para educar a los niños que no funciona, si invertimos más dinero en él, lo único que estamos haciendo es darles un año más con un sistema que ya sabemos que no funciona, y eso es la mayor tontería que se puede hacer. También debemos tener instituciones culturales, que es como competimos con otras ciudades, y debemos tener parques. La respuesta, por consiguiente, es: no hay que recortar nunca todo ni eliminar por completo una cosa. Hay que fijar las prioridades. Nosotros gastamos 8.500 millones de dólares cada año en nuestro departamento de policía, 22.000 millones de dólares en nuestro sistema de enseñanza pública. No sé lo que gastamos en asuntos culturales, pero unos 200 millones, probablemente. Tenemos que escoger, pero la mayoría de las cosas que hace el ayuntamiento de Nueva York son las cosas que la gente quiere y necesita. A mí me toca la responsabilidad de decir no. Eso es el liderazgo.

P. Política o empresa: ¿cuál será la próxima aventura de Michael Bloomberg?

R. No tengo ni idea, de verdad que no lo he pensado. No trabajo para ningún jefe desde hace 35 años, así que no podría hacerlo ahora, es poco probable. He tenido el mejor cargo oficial que se puede tener, no creo que haya ningún otro cargo de gobierno que me apetezca ocupar, o quizás no conseguiría que me escogieran, porque siempre hay alguien a quien no le gusta mi política en materia de armas, el aborto, los derechos de los homosexuales. ¿Filantropía? Me gusta crear grandes estrategias pero después… Bill Gates es buen amigo mío, trabaja en cuestiones del sida y se ha leído todo lo que se ha escrito sobre el sida. Yo le digo que deberíamos ocuparnos de eso, él es un experto en el tema, que se encargue él y yo le doy dinero. No sé, no sé cómo responder la pregunta. Me iré a descansar unas semanas, llevo 11 años sin vacaciones. Me gustaría recorrer la costa italiana, creo que podría hacerlo durante dos semanas, pero después no sé qué haré. No voy a dar clase, no voy a ser asesor de nadie, no voy a dedicarme a las inversiones: no me va ese tipo de actividades. Yo hago cosas.

P. ¿No ha tenido demasiado éxito en la política para renunciar ahora?

R. Mire, a nadie le caen bien los viejos ricos. El 1 de enero de 2014, cuando expire mi mandato, puedo pronunciar un discurso sobre cómo curar el cáncer, y nadie irá a escucharme. Hay que comprender que uno deja de controlar el escenario, que ya no va a tener el acceso a la prensa que tiene ahora. Es el paso al mundo real, y a algunas personas les cuesta hacer esa transición. A mí no me resultará difícil, porque haré lo mismo que hice cinco minutos después de que me despidieran de Salomon Brothers: tomé la decisión consciente de no volver a pensar en ello. No volver a pensarlo. Esas personas que no dejan de fustigarse: debería haber hecho esto, tendría que, podría. ¿De qué sirve? Creo que mañana será mejor que hoy, no sé qué traerá, pero hay que tener una vida muy mala para no asumir esa filosofía. Ya veremos qué ocurre. Si pudiera aprender a hablar español, mi italiano es un poco mejor, si pudiera aprender a jugar al golf como un profesional, después no sé qué haría. Si pudiera hacer eso en dos semanas, después tendría el mismo problema. Pero no creo que corra ese peligro. ¡Buena suerte!

———————————————————————————————————————————————

“La estrategia definida por Alemania es temeraria”

El ministro de Economía de Brasil alerta de que las políticas europeas, de momento, no resuelven la cuestión de la recuperación económica

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega. / MARCIA ZOET (BLOOMBERG)

Guido Mantega (Génova, 1949) es el único ministro que continúa ininterrumpidamente en el núcleo duro del Gobierno brasileño desde hace más de seis años. Responsable de la cartera de Economía, hombre fuerte del Ejecutivo de Dilma Rousseff y gran conocedor de las políticas monetarias internacionales, fue uno de los principales actores del milagro económico brasileño durante el segundo mandato de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).

Pregunta. Acaba de regresar de Londres y París, ¿cuál es su opinión sobre las medidas empleadas para luchar contra la crisis?

Respuesta. La crisis no está mejorando en Europa y los mercados siguen en números rojos. Las medidas adoptadas se limitan a una declaración de intenciones escritas que aún no se han puesto en práctica. No hemos visto la compra de deuda por parte del Banco Central Europeo. El Fondo Europeo de Estabilidad se anunció hace más de un año y aún no funciona. Persisten problemas graves en Grecia y España, que aún no ha pedido su rescate en el Consejo Europeo. Yo añadiría que las soluciones propuestas se refieren solo a los problemas más visibles, es decir, a la posibilidad de que se produzca un crash de la banca o la refinanciación de la deuda. Estas medidas podrán acabar con el estrés de los mercados, pero no van a resolver la cuestión central, que es la de la recuperación económica.

De mis contactos en las capitales europeas he extraído que se está trabajando en una solución a largo plazo. Esta estrategia, definida principalmente por Alemania, consiste en llevar a cabo un primer saneamiento, reduciendo la deuda y recortando el gasto, y solo después se les prestará asistencia a los países necesitados. Por lo tanto, debemos preguntarnos si es políticamente viable decirle a la gente que los salarios seguirán cayendo y que el trabajo seguirá faltando durante los próximos dos o tres años. ¡Me parece una estrategia temeraria porque ya vamos por el cuarto año de crisis!

P. ¿Diría usted que Europa no se ha hecho las preguntas adecuadas para responder a esta crisis?

R. La estrategia es incompleta ya que trata de resolver el problema de la deuda, y esto tiene sentido, pero le falta otra parte que permita retomar el crecimiento. Por ejemplo, se podría crear un fondo de inversión europeo para financiar infraestructuras.

P. ¿Algo como lo propuesto por el presidente francés, François Hollande?

R. Sí, pero incluso con la propuesta del señor Hollande, no veo que se esté discutiendo esta cuestión. Su propuesta consiste en un ahorro de 30.000 millones de euros, aumentar los impuestos y reducir el gasto. ¿Dónde está el programa de inversiones?

El Banco Europeo de Desarrollo propuesto por el Sr. Hollande ya existe, pero no funciona. Hay una necesidad urgente de pensar en una estrategia que acorte la crisis porque el tiempo se acaba. Como dijo John Maynard Keynes, a largo plazo todos estaremos muertos.

P. Si se pone en el lugar de los países que más están sufriendo, como España, Portugal o Grecia, ¿encuentra aceptable la actitud de Alemania?

R. Creo que Alemania está mirando en una sola dirección. Su propuesta de saneamiento económico me parece lógica de cara a los votantes alemanes, que no quieren pagar la factura ni la falta de responsabilidad de otros países. Sin embargo, los alemanes también perderán si los bancos españoles quiebran. Berlín debería ser más flexible. Fíjese en los gobiernos español y portugués, que están haciendo grandes esfuerzos. Alemania debería ser más flexible a la hora de ayudar a estos gobiernos, en lugar de ponerles un cuchillo en el cuello.

Lo que hay que hacer es restaurar la confianza. Y si no, recuerde laCumbre del G-20 de Londres en 2009. ¿Cuál fue su gran éxito? Trabajar juntos y restablecer la confianza. Volvió la calma, se reanudaron las inversiones y la industria mundial despegó de nuevo.

P. ¿El espíritu de cooperación entre los Estados del G-20 se ha deteriorado desde entonces?

R. Creo que en Londres hicimos un trabajo colectivo más sólido. El G-20 fue muy eficaz durante el estallido de la crisis en EE UU. No está siendo el caso de la crisis europea. Esto también se debe a que la UE es más autónoma en su toma de decisiones. El resultado es que Europa no ha sido capaz de afrontar el problema desde el comienzo, en 2010, según lo recomendado por el FMI.

P. ¿Y dónde estamos ahora?

R. El 2012 es un año perdido para Europa, esto es un hecho. Ahora el objetivo consiste en evitar que la situación empeore en los próximos años. Para ello las medidas tienen que tener mayor alcance y su puesta en práctica ser mucho más rápida. No critico al Banco Central Europeo (BCE), pero creo que debería poner en marcha las medidas acordadas. Mario Draghi es un buen líder y una persona fiable, pero no debemos olvidar que la Reserva Federal (FED) actuó inmediatamente en el inicio de la crisis en EE UU. Supo controlar mejor la situación.

P. El año pasado usted evocó la posibilidad de conceder, en el marco del FMI, ayudas a Europa para contribuir a superar la crisis. ¿Esta propuesta sigue en pie?

R. La propuesta sigue sobre la mesa. Pero hasta el momento Europa no ha cumplido las condiciones que hemos puesto, como la puesta en funcionamiento del Fondo de Estabilidad Europeo. Nuestra idea es desembolsar la ayuda después de que las capitales europeas hayan realizado su propia inversión. Para ello los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) decidimos aumentar nuestra contribución al FMI en 80.000 millones de dólares en la cumbre celebrada en junio en Los Cabos, México.

P. Han pasado muchos años desde que el FMI le prestaba dinero a Brasil. Hoy su país vive una estabilidad económica. ¿Qué recetas brasileñas se podrían poner como ejemplo para resolver la crisis europea?

R. Creo que no estamos en condiciones de darle ninguna lección a Europa porque partimos de situaciones muy diferentes. Aquí hemos aplicado una combinación de políticas económica y fiscal. Una política fiscal sólida es importante para impedir que la deuda crezca. Al mismo tiempo, hemos llevado a cabo una política social muy potente ya que la pobreza sigue siendo un problema serio en Brasil, algo que no es el caso de Europa.

——————————————————————————————————————————————

“La gran amenaza para Europa es que la veamos como ventanilla o reformatorio”

En una entrevista concedida en el Elíseo, François Hollande reflexiona sobre el futuro de Europa

El mandatario sostiene que no se puede “imponer la cadena perpetua a los países que han tomado decisiones difíciles” y aboga por una UE de varias velocidades

El presidente de Francia, François Hollande. / PATRICK SWIRC/MODD’S POUR LEMONDE

Los jardines del Elíseo, los suelos encerados y los grandes espejos que multiplican desde todos los ángulos el movimiento acompasado y tranquilo de los exclusivos servicios de protocolo e intendencia uniformada de la Presidencia no han cambiado prácticamente desde 1848, cuando este palacio requisado a la aristocracia se convirtió en sede y símbolo de la República. Lo que sí ha cambiado en solo meses —minutos para la historia— es la atmósfera que indefectiblemente se cuela con cada jefe a pesar de los rigores del lugar. Si hasta hace poco era Sarkozy quien recibía a sus visitas con su hiperactividad, sus gafas de sol y una teatralidad gestual que todo lo llenaba, hoy es François Hollande, de 58 años, quien ha incorporado ese toque de seriedad y quietud que le acompaña.

Y sin embargo, no es quietud precisamente lo que quiere.

Frente a una Alemania que frena los planes de la unión bancaria acordados en junio, claves para España, promete dar la batalla para acelerarlo. Frente a unos países del sur de Europa ahogados por la austeridad, insiste en mantener la bandera desplegada del crecimiento. La batalla que este jueves y viernes librarán los socios europeos promete renovar el viejo enfrentamiento que está lastrando las soluciones a la crisis: aceleración o freno; solidaridad o rigor extremo.

Otras cosas, sin embargo, no han cambiado: la unión política, dice Hollande mientras recibe a seis periódicos europeos para esta entrevista, mejor después; de un tratado constitucional, mejor nos olvidamos; y ya puestos, adelante con la Europa a varias velocidades.

La primera vez que esta periodista entrevistó a Hollande, en 2004, Zapatero acababa de ganar en España y él visitaba Madrid en busca de inspiración para unos socialistas franceses maltrechos. Lo recuerda bien: “Era un gran tiempo de esperanza en España”.

El papel de Francia debe consistir en decir sin descanso a nuestros socios que la austeridad no es una fatalidad

Y eso, al igual que la atmósfera del Elíseo, también ha cambiado. Hoy, en el mejor de los casos, la esperanza de cambio está en Francia.

Pregunta. La Unión Europea (UE) ha sido galardonada con el premio Nobel de la Paz en vísperas de un nuevo consejo europeo, en el que usted participa, que va a intentar, una vez más, salvar el euro. Este premio les da a todos una responsabilidad añadida. ¿Cómo van a salvar el euro y Europa?

Respuesta. La concesión del premio Nobel a la UE ha sido a la vez un homenaje y un llamamiento. El homenaje es para los padres fundadores de Europa, por haber sido capaces de construir la paz después de una carnicería. Y el llamamiento es para los gobernantes de la Europa de hoy, para que sean conscientes de que es obligatorio reaccionar. Sobre la salida de la crisis de la eurozona, creo que estamos listos porque tomamos las decisiones acertadas en la cumbre del 28 y el 29 de junio y vamos a aplicarlas con la mayor rapidez posible. Para empezar, arreglando de forma definitiva la situación de Grecia, que tantos esfuerzos ha hecho y a la que hay que garantizar que va a permanecer en la eurozona. Después, respondiendo a las demandas de los países que han hecho las reformas exigidas y deben disponer de financiación a un precio razonable. Por último, poniendo en marcha la unión bancaria. Quiero que todo esto se arregle de aquí a fin de año. Entonces podremos abordar el cambio de nuestros modos de tomar decisiones y la profundización de nuestra unión. Esa será nuestra gran tarea para el comienzo de 2013.

Lo que nos amenaza no es la nación, es el nacionalismo. No es Europa, es la falta de Europa

P. Esos países que han hecho esfuerzos, en efecto, con grandes sacrificios para su población, no ven mejoras. ¿Cuánto tiempo cree usted que van a poder resistir sin un cambio de estrategia que permita relanzar el crecimiento?

R. Desde mi elección, he hecho todo lo posible para que Europa adopte como prioridad el crecimiento sin poner en tela de juicio la seriedad presupuestaria, que es algo indispensable debido a la crisis de las deudas soberanas. Porque estoy convencido de que, si no damos un nuevo aliento a la economía europea, las medidas de disciplina, por muy deseables que sean, no podrán traducirse en nada. La vuelta al crecimiento significa movilizar financiación a escala europea, y ese es el pacto que aprobamos en junio, pero también mejorar nuestra competitividad y coordinar nuestras políticas económicas. Los países que están en superávit deben relanzar su demanda interior mediante un aumento de sueldos y una bajada de retenciones, es la mejor forma de expresar su solidaridad. No es posible, por el bien de todos, imponer una cadena perpetua a unas naciones que ya han hecho sacrificios considerables si sus poblaciones no ven, en algún momento, los resultados de sus esfuerzos. ¡Hoy es tan importante la amenaza de la recesión como la de los déficits!

P. ¿Cómo piensa superar la división que subsiste entre los partidarios de la austeridad y los del crecimiento?

La unión política es la etapa que seguirá a la unión presupuestaria y bancaria

R. Francia tiene la responsabilidad, por ser uno de los grandes países de la UE, de lograr ese compromiso entre el desendeudamiento y el crecimiento, para transformar la perspectiva. Creo que hay dos instrumentos imprescindibles. El primero es la confianza. Cuanto antes salgamos de la crisis de la eurozona, es decir, antes podamos arreglar la situación griega y antes consigamos financiar a tipos de interés razonables las deudas de los países bien gestionados, antes regresarán los inversores a la eurozona. Disponemos de todos los medios para actuar: el Mecanismo Europeo de Estabilidad, reglas de intervención del Banco Central Europeo. Utilicémoslos. El segundo instrumento consiste en dar coherencia a la política económica europea. Hemos definido un pacto de crecimiento, y ahora debe ponerse en práctica. Algunos dirán que 120.000 millones de euros es demasiado poco. Pero lo que cuenta es que se gasten deprisa y bien. El presupuesto europeo es un factor de estímulo de la economía, sobre todo a través de los fondos estructurales. Ahora bien, yo propongo que vayamos más lejos, que movilicemos recursos suplementarios. La tasa sobre las transacciones financieras va a ser objeto de una cooperación reforzada. Once países la han aprobado. Me gustaría que el producto de esta tasa se destine en parte a proyectos de inversión y en parte a un fondo de formación para los jóvenes. El papel de Francia debe consistir en decir sin descanso a nuestros socios que la austeridad no es una fatalidad.

P. Dice usted que estamos cerca de la salida de esta crisis. Para remotivar a los ciudadanos de Europa, para “devolverle la magia”, ¿Qué idea de Europa apoya usted? ¿Una Europa federal? ¿Una Europa de naciones?

Acabemos con esas cumbres ‘a la desesperada’, esas cumbres ‘históricas’, esas citas excepcionales

R. El debate no es el mismo que a comienzos de los años sesenta: la Europa de las patrias, la federación… Entonces había seis países, después ocho, después 12, hoy somos 27 ypronto seremos 28 con Croacia.Europa, al cambiar de dimensión, ha cambiado de modelo. Mi postura es la de una Europa que avance a varias velocidades, con diferentes círculos. Podemos llamarlos la vanguardia, los Estados precursores, el núcleo duro, no importa, lo que cuenta es la idea. Tenemos una eurozona con un patrimonio que se denomina moneda única y que requiere una nueva forma de gobernar. Esta eurozona debe asumir una dimensión política. Estoy a favor de que el eurogrupo, que reúne a los ministros de Finanzas, refuerce sus poderes, que el presidente del eurogrupo tenga un mandato reconocido, claro y suficientemente largo. También soy partidario, y así se lo he dicho a mis colegas de la eurozona, de una reunión mensual de los jefes de Estado y de Gobierno de estos países. Acabemos con esas cumbres “a la desesperada”, esas cumbres “históricas”, esas citas excepcionales. Y que en el pasado no han logrado más que éxitos efímeros. Los mercados actúan todos los días, las decisiones de las empresas son instantáneas. Europa no puede seguir yendo con retraso. El Consejo de la zona euro permitirá coordinar mejor la política económica y tomar, país por país, las decisiones apropiadas. Y eso no excluye a los demás países. Los que quieran incorporarse a la eurozona estarán vinculados a nuestros debates. Pero algunos países no lo desean: están en su derecho. Ahora bien, ¿por qué van a venir entonces a decir cómo hay que dirigir la eurozona? Es una pretensión que no me parece que responda a nuestro deber de ser coherentes. Además de todo eso, está esa Europa de los 27, pronto 28 y en el futuro más. Es un espacio político de solidaridad, un gran mercado, una voluntad de convergencia económica, social, cultural. Me gustaría darle una nueva dimensión para la juventud, la universidad, la investigación, la energía. Pero esta Unión amplia no puede impedir cooperaciones reforzadas, las que quieran entablar unos Estados determinados entre sí, con desembolsos de recursos aparte del presupuesto europeo. Es el caso de la tasa sobre las transacciones financieras

Ya nadie piensa que el euro vaya a desaparecer ni que la eurozona vaya a estallar en pedazos. Pero la perspectiva de que va a conservar su integridad no es suficiente

P. Algunos hablan de crear un embrión de parlamento de la eurozona que esté aparte. ¿No corre la UE el riesgo de quedar reducidos a los países del euro, una Europa de dos velocidades?

R. Ya hay una Europa de varias velocidades. Pero el Parlamento Europeo tiene la vocación de representar a toda Europa y, si la eurozona se estructura aún más, es perfectamente capaz de definir procedimientos democráticos reforzados dedicados a los países miembros de la eurozona dentro del Parlamento Europeo.

P. Para una Europa más integrada con la unión política, quizá incluso una política de defensa, ¿no es necesario un nuevo tratado constitucional que se someta a referéndum?

R. Creo recordar que en 2005 intentamos esta solución y que no dio los resultados esperados… Porque, antes de lanzarse a una mecánica institucional, los europeos deben saber qué es lo que quieren hacer juntos. El contenido debe importar más que el marco. Se invoca con frecuencia el obstáculo institucional para no tomar decisiones. No se me escapa que quienes más hablan de unión política han sido a veces los más reacios a tomar las decisiones urgentes que la harían ineludible.

P. ¿Los alemanes?

R. No. Han hecho en varias ocasiones propuestas sinceras sobre la unión política que no han encontrado acogida. Hoy estamos de acuerdo. Francia defiende la “integración solidaria”: cada vez que demos un paso hacia la solidaridad, la unión, es decir, el respeto a las reglas comunes en torno a una gobernanza, debe avanzar. La unión bancaria, que nos conducirá a tener una supervisión cuyo órgano será el banco central, y que permitirá una resolución de las crisis e incluso una recapitalización de los bancos, es una competencia muy importante. Esta solidaridad no puede producirse sin controles democráticos, y la unión bancaria, que pretende controlar los aspectos financieros, será una etapa fundamental de la integración europea.

P. ¿Qué capacidad real tiene Francia de convencer a Alemania y los países más reacios para que se siga ese camino?

R. Tomamos decisiones conjuntas en el Consejo Europeo de junio. Y hubo unas indudables consecuencias positivas: la calma volvió a los mercados. El BCE contribuyó aclarando sus modalidades de intervención. Es decir, por lo que a mí respecta, todo el Consejo europeo del 28 de junio, nada más que el Consejo europeo del 28 de junio, pero aplicado con la mayor rapidez posible. El objetivo es regularizar todo de aquí a fin de año. Ya nadie piensa que el euro vaya a desaparecer ni que la eurozona vaya a estallar en pedazos. Pero la perspectiva de que va a conservar su integridad no es suficiente. Ahora debemos salir de la crisis económica.

No se puede admitir que en un mismo espacio monetario haya países que se financien al 1% a 10 años y otros al 7%

P. ¿Entonces, la unión política no es para ahora?

R. La unión política será después, es la etapa que seguirá a la unión presupuestaria, la unión bancaria, la unión social. Dará un marco democrático a lo que hayamos conseguido en materia de integración solidaria.

P. ¿Para cuándo prevé usted esta unión política?

R. Después de las elecciones europeas de 2014. El futuro de la Unión será el gran reto de esa consulta. Es la condición para movilizar a los ciudadanos y elevar los índices de participación en torno a un auténtico debate, el del futuro de Europa. Los partidos europeos tendrán que presentar sus propuestas, en contenido, marco institucional y personalidades, de tal manera que les permita llegar, en especial a la presidencia de la Comisión Europea.

P. Se oyen muchas voces contra el objetivo de reducir el déficit al 3% del PIB. Claude Bartolone [presidente de la Asamblea Nacional francesa] ha llegado a calificarlo de “absurdo”. ¿Es posible llegar a un acuerdo europeo para aplazarlo un año?

R. No todos los países están en la misma situación. Y dependerá mucho de nuestras decisiones en materia de disciplina presupuestaria y crecimiento. Esta discusión se desarrollará en 2013. Pero, por lo que respecta a Francia, he fijado el objetivo de reducción del déficit en un 3% para 2013 y de restablecimiento del equilibrio de las cuentas públicas en 2017. Por una razón sencilla: de 2007 a 2012, la deuda pública en Francia pasó del 62% del PIB al 90%. Prolongar esa tendencia no sería sostenible. Además, el objetivo, a escala Europea, es armonizar los tipos de interés en la eurozona. La política monetaria y la política presupuestaria deben coordinarse. No se puede admitir que en un mismo espacio monetario haya países que se financien al 1% a 10 años y otros al 7%.

P. Su elección creó enormes expectativas. ¿Qué le diría a un griego en paro, que no tiene dinero para ir al médico?

R. Que voy a hacer todo lo posible para que Grecia permanezca en la eurozona y tenga los recursos indispensables de aquí a fin de año sin que sea necesario imponer nuevas condiciones aparte de las que ya ha ha aceptado el Gobierno de Samaras. Pero también me dirijo a españoles y portugueses, que están pagando caros los desaguisados cometidos por otros: ha llegado la hora de ofrecer una perspectiva que no sea solo la de la austeridad. España debe poder conocer las condiciones concretas para acceder a las financiaciones previstas por el Consejo Europeo del 28 de junio. No tiene sentido seguir añadiendo lastre. Francia es el nexo de unión entre la Europa del norte y la Europa del sur. Rechazo la división de Europa. Si Europa se reunificó no fue para caer a continuación en el egoísmo, el sálvese quien pueda. Nuestro deber es fijar reglas comunes en torno a principios de responsabilidad y solidaridad. Como francés, hago todo lo posible para que los europeos sean conscientes de que pertenecen a una misma comunidad.

P. ¿Se lo dice también a Angela Merkel?

R. Ella lo comprende a la perfección. La prueba es que ha ido a Atenas.

Dejemos de pensar que hay un solo país que paga por todos los demás. No es verdad

P. ¿Les preocupa la resistencia creciente en Alemania a la solidaridad con los países del sur?

R. ¡Pero la solidaridad es cosa de todos, no solo de los alemanes! Los franceses, los alemanes y todos los europeos, en el marco del Mecanismo Europeo de Solidaridad (MES). Dejemos de pensar que hay un solo país que paga por todos los demás. No es verdad. A cambio, soy consciente de la sensibilidad de nuestros amigos alemanes ante el problema de la deuda. Quien paga debe controlar, quien paga debe sancionar. Estoy de acuerdo. Pero la unión presupuestaria debe lograrse mediante la mutualización parcial de las deudas, a través de los eurobonos. Sé también lo que pesan los recuerdos de la hiperinflación, transmitidos de generación en generación en Alemania. Las modalidades de intervención del BCE evitan todo peligro de ese tipo, porque acude en apoyo de las decisiones tomadas en el seno del MEE. ¿Y que es el MEE, sino los Estados? Es decir, el BCE no va a emitir moneda para ayudar a los países endeudados. Contribuirá a dar más eficacia a la política monetaria. Asimismo he tenido en cuenta los argumentos democráticos planteados en Alemania. Reconozco que los parlamentos deben poder autorizar los compromisos exigidos a los Estados tanto en el marco de la unión presupuestaria como en el de la unión bancaria. Estos principios comunes nos permitirán construir una solidaridad. Pero no hay tiempo que perder. Francia está lista.

P. En esta Europa de varias velocidades, ¿qué lugar ocupará el eje París-Berlín? ¿Es el primer círculo?

R. Es el eje lo que permite la aceleración. Y, por tanto, el que también puede ser el freno si no se pone de acuerdo. De ahí la necesidad de esa coherencia entre Francia y Alemania. Tenemos la obligación de estar unidos; pero eso exige tener un sentido elevado de los intereses europeos y, por tanto, del compromiso. En mi opinión, no debe ser una relación exclusiva. Europa no se decide entre dos. La amistad francoalemana debe agregar, asociar, reunir. Por eso tengo cuidado de no crear divisiones entre países supuestamente grandes y pequeños, entre países fundadores y países que se nos unieron después. Europa necesita a todos, no es solo una relación entre Gobiernos. Las instituciones comunitarias, Comisión y Parlamento, deben desempeñar su papel. Y apela además a una ambición. La visión que se confió históricamente a Francia y Alemania. Si nosotros pudimos unirnos, cómo no vamos a ser capaces de conseguirlo entre todos. Es lo que recordaremos durante las ceremonias del 50º aniversario del Tratado del Elíseo.

P. En su relación personal con Angela Merkel, ¿qué ha aprendido de ella?

R. Es una persona clara, que dice las cosas… Eso permite ganar tiempo. Y yo tengo la misma actitud. Después, desde nuestros respectivos puntos de partida, buscamos el mejor punto de encuentro. Es más fácil con puntos de partida explícitos que con puntos de partida ambiguos y no podemos reprochar a Merkel que sea ambigua. No tenemos el mismo calendario, a mí me eligieron hace cinco meses y la canciller tiene sus elecciones dentro de 10, pero eso nos hace no aplazar las decisiones.

P. ¿Y usted, qué le aporta?

R. Pregúntenselo a ella. Creo que es consciente de que la alternancia en Francia ha creado una nueva situación. Es muy sensible a las cuestiones de política interior y a las exigencias de su Parlamento. Lo entiendo y lo respeto. Pero todos tenemos nuestra propia opinión pública. Nuestra responsabilidad común es que prevalezca el interés de Europa.

Es más fácil con puntos de partida explícitos que con puntos de partida ambiguos y no podemos reprochar a Merkel que sea ambigua

P. Se supone que usted es europeísta, pero, durante la campaña, solo habló del “sueño francés”, nunca del “sueño europeo”. ¿Qué apego personal tiene a Europa?

R. El ideal europeo está contenido en el sueño francés. Desde siempre. Los revolucionarios de 1789 imaginaron una nación abierta a todos los ciudadanos de Europa. Victor Hugo fue el primero que habló de unos Estados Unidos de Europa. Después de la carnicería de 1914-1918, Aristide Briand ya defendía la idea de Europa en nombre de la paz. En el momento de la liberación, tanto para Jean Monnet como para Charles de Gaulle, construir Europa era reconstruir Francia. François Mitterrand concibió su presidencia en nombre de Europa. Esa es la perspectiva a la que me adhiero yo. Lo que deseo para mi país es que recupere el orgullo y la capacidad de renovar la promesa republicana dirigida a la juventud. ¿Por qué soy europeo? Porque Europa nos permite llegar a eso. Y si se produce una fractura entre Europa y la patria, entonces el peligro será perder al mismo tiempo la cohesión nacional y el ideal europeo.

P. ¿Es lo que sucedió en 2005 con el referéndum?

R. Fue una seria advertencia. Y no se hizo caso. El reto actual es recuperar la confianza en nosotros mismos y en Europa. Lo que nos amenaza no es la nación, es el nacionalismo. No es Europa, es la falta de Europa.

P. ¿Se arriesgaría a que Gran Bretaña abandone Europa?

R. Quiero un Reino Unido plenamente involucrado en la construcción de Europa, pero no puedo decidir por los británicos. He visto que por el momento les gustaría estar más apartados. Los británicos están vinculados por compromisos que asumieron en su día. No pueden desentenderse. Ahora, por lo menos, hay que reconocerles que lo dicen a las claras. No están ni en la eurozona ni en la unión presupuestaria. Por mi parte, no quiero obligarles.

P. ¿Cuál es la mayor amenaza que pesa sobre Europa?

R. La de que ya no la queramos. La de que se considere, en el mejor de los casos, una mera ventanilla a la que acudamos, unos en busca de fondos estructurales, otros de política agrícola y un tercero en busca de un cheque, y en el peor de los casos, un reformatorio. Tiene que dar sentido a su proyecto y eficacia a sus decisiones. Pero, a pesar de todo, Europa sigue siendo la más bella aventura de nuestro continente. Es la primera potencia económica del mundo, un espacio político de referencia, un modelo social y cultural. Merece que reaccionemos para renovar la esperanza.

P. ¿Ha pasado lo peor?

R. Lo peor, es decir, el temor a la ruptura de la eurozona, sí, creo que ha pasado. Pero lo mejor no ha llegado todavía. Tenemos que construirlo nosotros.

Entrevista realizada por:

Sylvie Kauffmann (Le Monde), Angelique Chrisafis (The Guardian), Berna González Harbour (EL PAÍS), Jaroslaw Kurski (Gazeta Wyborcza), Alberto Mattioli (La Stampa) y Stefan Ulrich (Süddeutsche Zeitung)

Traducción: María Luisa Rodríguez Tapia

————————————————————————————————————————————————–

Una política de duros ajustes

Los Estados se aplican a traducir la consigna de la austeridad para frenar la crisis

Una manifestante con una pancarta donde se lee “No robéis el futuro”, en una protesta contra los recortes en Lisboa, en diciembre. / RAFAEL MARCHANTE

Las estrategias para traducir la consigna de la austeridad para frenar la crisis varían de un Estado a otro. Entre las más usadas del repertorio están la subida del IVA y de la contribución a la renta, el aumento de la edad de jubilación y el despido de funcionarios. La dosis de dolor varía, sin embargo: desde el ahogo de Grecia, inmersa en una espiral de recortes que conducen a una mayor depresión económica que a su vez requiere de más recortes para paliar el déficit y la deuda, hasta losrecortes preventivos que se ha impuesto Polonia, cuyo crecimiento se ha desacelerado y ve cómo el contagio de los problemas del euro ya se hace notar.

Fuente: Eurostat. / JULIA KRAUS SÜDDEUTSCHE ZEITUNG / EL PAÍS

España y Portugal están en plena efervescencia de recortes, en un adelgazamiento de lo público que no da tregua, y que afecta directamente a los pilares del Estado de bienestar, en el caso luso, por imperativo de los acreedores de la troika; en el caso español, que está estudiando pedir a Europa un segundo rescate después del que salvó del colapso a la banca, por la presión de los mercados. En Italia, las reformas llevadas a cabo por el tecnócrata Mario Monti han logrado contener el déficit pero no han conseguido transformar el mercado laboral para hacerlo más flexible.

Francia y Reino Unido ensayan respuestas diferentes. París trata de incidir en la idea de que los compromisos presupuestarios no están reñidos con medidas de estímulo, y ha repartido las cargas de los recortes en impuestos proporcionales donde los que más tienen, más pagan. Londres, por su parte, se aferra a la libra para capear el temporal, y aunque ha tenido que aplicar recortes, el hecho de tener un Banco Central autónomo le permite modular los tipos de interés según sea más conveniente en cada momento.

———————————————————————————————————————————————

“Tenemos una Europa, ahora hay que crear a los europeos”

El ministro de Exteriores de Polonia dice que algunos Gobiernos hacen propuestas en Bruselas pero luego venden en casa discursos nacionales

Radoslaw Sikorski, en Madrid en 2011. / LUIS SEVILLANO

Pregunta. En enero, en una entrevista concedida a nuestros periódicos la canciller Angela Merkel decía que a ella la Unión Europea le recuerda una orquesta que últimamente está tocando música bastante moderna. Y usted, ¿con qué la relaciona?

Respuesta. La orquesta europea puede en ocasiones desafinar, pero siempre es mejor una música así que andar a la gresca. Yo, a la Unión Europea, la relaciono más bien con la paz y la estabilidad. Dicho sea de paso, estamos hablando el día en que se le ha concedido a la Unión Europea el Premio Nobel de la Paz. Es una decisión que llega muy a tiempo: el Comité del Nobel nos ha recordado cuáles son los fundamentos de nuestra actividad y nuestra mayor ventaja. Hoy andamos regateando con el dinero, pero recordemos que, sin la UE, no se habría llevado a cabo la reconciliación entre Francia y Alemania. Fue la UE la que contribuyó a la reconciliación polaco-alemana definitiva.

P. Por Europa circulan otras comparaciones: con un coche que apenas tira y algunas de cuyas piezas traquetean tanto que se pueden caer.

Hay que ampliar el significado del concepto de solidaridad. En Occidente la gente lo relaciona con la transferencia de dinero a los que son más pobres

R. En la UE ha faltado disciplina. Hemos alcanzado el límite del método de control suave de las limitaciones aceptadas. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento [que obliga a los países de la zona euro a mantener el equilibrio presupuestario – Nota de la Redacción] preveía multas para aquellos que no lo mantuvieran, pero nadie ha aplicado dichas multas. Por eso aceptamos el llamado “paquete de seis medidas” [paquete de directrices y disposiciones que están orientadas a reforzar el control de las finanzas de los Gobiernos de la zona euro. El paquete fue aceptado durante la presidencia de Polonia de la UE el año pasado – Nota de la redacción], y vamos a aceptar el paquete fiscal porque vemos a qué tipo de problemas lleva la falta de escrupulosidad. La UE debe ser más efectiva en lo que a política exterior se refiere. Anunciamos una serie de estrategias, y luego algunos de los Estados miembros llevan a cabo con otros socios una política propia. Pero allí donde actuamos conjuntamente, los resultados son buenos para todos. Basta con mirar los temas comerciales en los que hemos transferido soberanía y competitividad, o el mercado común, en el que la Comisión Europea tiene fuertes competencias.

P. Lo de la disciplina está muy bien, pero los ciudadanos de la UE están dejando de creer en una Europa unida. La mayor parte de los alemanes considera que sin la Unión Europea vivirían mejor.

La capital de la UE siempre está demasiado lejos. Si fueran a Texas, también oirían decir que Washington está lejos

R. Eso es en parte culpa de los medios de comunicación, que son cada vez más sensacionalistas y que explican cada vez menos los complejos procesos, y en parte es culpa de los políticos europeos: en Bruselas se comportan de modo responsable, son capaces de tomar decisiones europeas de verdad pensando en el bien común, pero cuando vuelven a su país hablan con los ciudadanos exclusivamente en función de los intereses nacionales.

P. ¿Por qué los políticos de tantos países de la UE esgrimen con tantas ganas una retórica anti Unión Europea?

R. Porque esa retórica engancha, igual que pasa con los estereotipos nacionales. Si no explicamos a la gente qué beneficios obtienen de la política europea, va a seguir pensando exclusivamente en lo suyo. El año pasado, en la Sociedad Alemana de Política Exterior en Berlín, apelé por la creación de programas europeos de construcción de conciencia política. Porque no va a ocurrir espontáneamente, sobre todo teniendo en cuenta las barreras lingüísticas que tenemos en la UE. Hay que ampliar el significado del concepto de solidaridad. En Occidente la gente lo relaciona con la transferencia de dinero a los que son más pobres. Yo preferiría hablar de que con la solidaridad todos salimos ganando: toda la Unión Europea y sus miembros, los que son más ricos y los que son más pobres; de que en muchos asuntos tenemos en Europa una conexión de intereses comunes. Hay que convencer a los ciudadanos de esta gran verdad.

P. Pero un francés tiene que soportar a un gitano rumano que pide limosna y roba…

R. No generalice, por favor. Por otra parte, recordamos los ardientes llamamientos de los políticos de Europa occidental para que se trate de manera adecuada a los gitanos de Europa del Este. Ahora tienen la oportunidad de hacerlo en su propio país.

P. El Grupo de Reflexión sobre el Futuro de la UE ha terminado últimamente su trabajo (lo componen los jefes de la diplomacia de Polonia, Alemania, Francia, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Holanda, Luxemburgo, Portugal e Italia, con el objetivo de buscar modos de reforzar Europa y evitar nuevas crisis). Una de sus recomendaciones fue la concesión de mayores poderes y mayor legitimidad democrática a las instituciones de la UE. El problema es que a los europeos quizás les importa poco influir en la política de la Unión. La afluencia a las urnas de cara al Parlamento Europeo es desde hace años muy baja…

R. Es una paradoja. Cuando, hace 20 años, el Parlamento no tenía nada que decir en la UE, la gente acudía a los comicios. Hoy en día, cuando cumple un papel muy importante en la aprobación de los presupuestos, la gente acude menos. Somos de la opinión de que el interés por las elecciones sería mayor si fuera más personalizado; si se introdujeran listas generales de candidatos europeos; si se eligiera en unas elecciones generales al presidente; si el Parlamento tuviera una mayor influencia en la composición de la Comisión Europea.

P. A lo mejor el problema está no en la democratización y en el mecanismo de las elecciones, sino en el hecho de que para muchas personas Bruselas les pilla demasiado lejos.

R. La capital de la UE siempre está demasiado lejos. Si fueran a Texas, también oirían decir que Washington está lejos, que no les hace caso y que tiene una actitud muy negativa. Hay que vivir con ello.

P. No estábamos pensando en la distancia física, sino en la burocracia de la Unión, sobre la que circulan leyendas en toda Europa.

R. La burocracia de Bruselas es de 32.000 funcionarios. En Grecia, el Estado mantiene a 760.000 funcionarios, en España a 3 millones. En Gran Bretaña, la oficina de aduanas sola da trabajo a 82.000 personas. Así que para ser una burocracia que trabaja para todo el continente, no me parece una cifra exagerada.

Si nos vemos obligados a seguir con el método de la ONU, en el que todos tienen que estar de acuerdo en todo, entonces vamos a tener dirigentes como en la ONU

P. Pero ¿de qué democracia estamos hablando? El presidente checo Vaclav Klaus dice que no hay democracia sin demos, sin gente, sin nación. Y no hay una nación europea. Hay una nación polaca, una alemana, una francesa, una checa…

R. El presidente Klaus y otros euroescépticos hacen un buen diagnóstico; todavía no hay un demos europeo. Pero se equivocan al considerarlo una situación estática. Yo recuerdo la famosa declaración del político italiano Massimo D’Azegli tras la unificación de Italia en el año 1861: “Tenemos una Italia, ahora tenemos que crear a los italianos”. Lo cual demuestra que algunos gobiernos nacionales fueron también en parte construcciones políticas. Y por supuesto, no se trata aquí de desnacionalizar a cualquiera o de imponer algo. Pero tenemos que ser conscientes de que, como polacos, alemanes, españoles o ingleses, tenemos al mismo tiempo un interés común europeo en algunas cuestiones. Y ese nivel añadido de identificación, para que sea democrático, tiene que estar sometido a debate. Pero para que el debate sea fructífero, todos los ciudadanos de la UE deberían disponer de información básica sobre sus mecanismos y su funcionamiento.

P. Pero tampoco hay debate auropeo. También se desarrolla en el plano nacional.

R. Depende de en qué ámbito. En lo que se refiere a economía y finanzas, el Financial Times es el periódico europeo. Tenemos la cadena de televisión Euronews, aunque lamento mucho que no tengamos un equipo polaco de redacción en la misma. En cuanto a cuestiones técnicas y europeas, todos leemos el portal EUObserver. Tenemos partidos políticos europeos. Deberían ser más visibles y precisamente por eso el Grupo de Reflexión propone la introducción de listas electorales europeas.

P. ¿Ve usted a Europa en el futuro como otros Estados Unidos?

R. La Unión Europea será única en su género. No recurro al término “federalismo”, porque muchas personas lo relacionan con una transferencia irreversible de la soberanía a un nivel común, algo que casi nadie quiere. Prefiero hablar de una unión política irreversible, con las condiciones que consigamos negociar.

P. El Grupo de Reflexión propone la elección directa del jefe de la Comisión Europea. Pero resulta difícil creer que los países vayan a renunciar fácilmente a influir en la elección de ese cargo. Hasta ahora el jefe de la comisión se elegía mediante negociaciones en los pasillos…

R. Ese método es, sobre todo, muy poco trasparente. Si los europeos quieren tener dirigentes como es debido, es necesario un mecanismo que los haga salir a la luz y en el que tengan oportunidades las personas excepcionales. Y si nos vemos obligados a seguir con el método de la ONU, en el que todos tienen que estar de acuerdo en todo, entonces vamos a tener dirigentes como en la ONU.

P. Otra propuesta del Grupo: que el presidente de la Comisión determine él solo su composición. De manera que los Estados perderían su influencia también sobre los comisarios…

R. Los Estados miembros conservan el derecho a nombrar su comisarios. Pero proponemos que su presidente nombre para las diferentes carteras a personas designadas por los Estados miembros de acuerdo con su experiencia y capacidades. Los comisarios, divididos en “mayores” y “jóvenes”, colaborarían en grupos temáticos.

P. Además, el Grupo quiere que en el Consejo de la UE se tomen las decisiones por mayoría y no por unanimidad.

R. Eso lo hemos aceptado ya en muchas áreas, pero no lo aplicamos. Nuestro problema es precisamente que muchas decisiones del tratado de Lisboa no han entrado en vigor. Según el tratado, ya el año pasado tenía que haber empezado una colaboración más estrecha en materia de defensa, otro pilar de la integración europea. Pero nadie protesta porque no se haya puesto en marcha. Ignorar así los tratados nos conduce al tipo de problemas que tenemos con el euro.

Las 150 libras que el habitante medio de las islas paga por la Unión Europea es una auténtica ganga en comparación con los beneficios

P. El Grupo de Reflexión ha dedicado bastante espacio a la moneda común. El problema es que Polonia aún no ha entrado en la eurozona. Y no se sabe cuándo ocurrirá…

R. Nuestro Gobierno, incluso en época de crisis, hace todo lo necesario para entrar en la eurozona. De aquí a final de año vamos a ratificar el pacto fiscal, aunque continuamos rectificando la norma en cuanto a impuestos, lo cual hará que antes del final de esta legislatura parlamentaria cumplamos los criterios económicos. El siguiente Gobierno podrá valorar de manera racional si la eurozona ya está lo suficientemente en buena situación como para que Polonia pueda acoger la moneda común de manera segura y beneficiosa para ambas partes.

P. Está comenzando la lucha por los próximos presupuestos europeos. Los británicos ya han anunciado que hay que recortarlos radicalmente. Entonces, ¿cómo es posible hablar de solidaridad e intereses comunes?

R. Polonia es uno de los mayores pagadores que tienen que poner más por culpa del descuento con el que cuentan los británicos [la exención para Gran Bretaña de parte de las aportaciones a la UE negociada por Margaret Thatcher, un descuento por el que tienen que aportar más otros países – Nota de la redacción]. En cambio, Gran Bretaña ha anunciado que vetará las propuestas de la Comisión en lo relativo a los nuevos presupuestos, aunque se presentan ya con recortes. Un presupuesto abundante y los fondos de cohesión, con los que se financia la construcción de infraestructuras, es un modo eficaz de estimular el crecimiento económico. Todos se benefician de ello, porque las autopistas o la red de Internet de los fondos de la Unión las construyen empresas de distintos países de la UE.

P. ¿Y qué ocurrirá si los británicos se presentan dispuestos a todo con el tema de los presupuestos?

R. Entonces la orquesta europea tocará música rap. Últimamente intenté convencer a los británicos en Oxford de lo mucho que se benefician de la UE. Las 150 libras que el habitante medio de las islas paga por la Unión Europea es una auténtica ganga en comparación con los beneficios. Hay que recordar que Polonia apoya la propuesta de presupuestos que presentó la Comisión. Y no somos los únicos, la mayoría de los gobiernos de la UE son del mismo parecer.

P. Hace un año, en Berlín, usted decía que temía más la inactividad alemana que su dominación. Pero pese a ello, no disminuye en Europa el miedo al poder y al dictado de Berlín…

R. Creo que se trata más bien de que Alemania no quiere entregar su tarjeta de crédito. La potencia alemana sería aceptable para muchos si fuera acompañada de dinero sin condiciones. Por supuesto, existe la cuestión de los límites de presión a aquellos países que han retrasado durante décadas las reformas necesarias. La presión por parte de Berlín para el ahorro y las reformas es comprensible, pero si llega a ser demasiado grande, va a ahogar el crecimiento económico, lo cual impedirá a esos países salir de la deuda. Ahí precisamente es donde se han cometido graves errores. Por ejemplo, en los primeros paquetes de ayuda para Grecia, se obligó a recortes muy fuertes a cambio de créditos con un interés muy alto. Y debería haber sido crédito preferente. Corregir esos errores le va a costar bastante a Europa.

P. En el informe del Grupo de Reflexión no he encontrado la palabra ampliación…

R. La ampliación de Europa continúa. Precisamente Croacia va a entrar en la UE. Serbia ha recibido el estatus de candidato. La canciller Angela Merkel ha estado últimamente en Moldavia y elogió a sus dirigentes por su actitud pro-europea. Estamos animando a Georgia para que refuerce su democracia y las últimas elecciones han sido una buena señal. Mantenemos conversaciones con los ucranios para que creen las condiciones de ratificación del tratado de asociación con la UE. No hay ninguna duda de que Polonia está a favor de la ampliación. Además, en la justificación por la concesión del Premio Nobel a la UE, se afirma que, gracias a la ampliación de la Unión Europea, se ha ampliado la esfera de la paz en Europa. Un veredicto así lo han dado los noruegos, es decir, personas de fuera de la UE, así que algo de eso tiene que haber.

Traducción de News Clips.

————————————————————————————————————————————————-

“China quiere una UE más fuerte e influyente, pero distinta de EE UU”

Cui Hongjian, director de Estudios Europeos en el Instituto de Estudios Internacionales de China, señala que Pekín quiere “aprender de Europa en materia de justicia social”

Cui Hongjiang, director de Estudios Europeos del Instituto de Estudios Internacionales chino. / JOSE REINOSO

“En los dos últimos años, las relaciones entre China y Europa han experimentado un gran progreso. En conjunto, son buenas. No tenemos ningún conflicto grave, aunque haya algunos problemas como demandas antidumping. Pero esto es natural porque Europa es un gran socio estratégico de China”, asegura Cui Hongjian, director de Estudios Europeos en el Instituto de Estudios Internacionales de China.

Cui, de 42 años, habla en una pequeña sala muy funcional en la sede de este centro de pensamiento (think tank), ligado al Ministerio de Asuntos Exteriores, en Pekín. “La Unión Europea (UE) y los países europeos son muy importantes para China, no solo en lo que respecta a los intercambios comerciales sino a los asuntos globales. Nuestra relación es sistémica y completa”.

El comercio entre China y la UE se ha cuadruplicado en los 10 últimos años, hasta alcanzar 428.000 millones de euros en 2011. La Unión Europea es el mayor socio comercial de China y su principal destino exportador, mientras que China es el segundo socio para Europa después de Estados Unidos.

Cui asegura que uno de los principales puntos que comparten China y Europa es que ambos quieren tener un “desarrollo pacífico”. “Cuando Europa plantea una intervención militar en algún país, es para detener algo, no para conseguir algo”, dice en referencia a Estados Unidos. “También compartimos una visión multipolar del mundo, aunque a veces tenemos una idea distinta sobre este concepto. Para Europa, multipolaridad significa multilateralismo. Aún necesitamos encontrar puntos comunes más prácticos para tratar asuntos difíciles como Siria o Irán”.

Entre los puntos de fricción, menciona las diferencias comerciales, como la reciente investigación antidumping a los paneles solares chinos, y los derechos humanos. De estos, sin embargo, dice que “no suponen un gran problema entre China y Europa, pero los políticos europeos necesitan plantear este asunto en China con frecuencia para responder a la opinión pública”. “Y entiendo cuál es la percepción de los europeos sobre los derechos humanos porque han sido educados así”.

Asegura que uno los aspectos que más valoran los chinos de Europa es su experiencia en la resolución de las diferencias históricas, “cómo se hizo la integración para superar los problemas dejados por la Segunda Guerra Mundial”. Y dice que, según una reciente encuesta de una universidad, más del 70% de los chinos tiene una imagen favorable de Europa. “Esto es porque no tenemos disputas territoriales ni grandes problemas, y porque el poder de Europa es un poder suave. Para la mayoría de los chinos, Europa es un lugar pacífico, bonito y romántico. Y los europeos tienen un estilo de vida atractivo”.

Cui afirma que en los dos últimos años, sin embargo, la preferencia de los chinos por Europa “ha caído un poco” por dos motivos: la crisis de la deuda —“se preguntan por qué los europeos discuten tanto y no emprenden acciones”— y la existencia de noticias negativas sobre China y cómo en los últimos 10 años no ha habido progreso en temas como la concesión del estatus de economía de mercado y el levantamiento del embargo de armas, que Europa impuso tras la violenta represión de las manifestaciones de la plaza Tiananmen, en 1989.

Una de las dificultades a las que se enfrenta China en su trato con Europa es la gestión de las relaciones a nivel de la Unión, por un lado, y con los Estados miembros, por otro, según dice. “Esto despierta a veces suspicacias, y hay quienes argumentan que China pretende crear división en la UE. Los dos últimos años, China ha incrementado muy rápido la cooperación con Alemania, y esto ha hecho preguntarse a algunos en Europa dónde está la política común europea. China también ha incrementado la relación con los países centroeuropeos y esto también ha planteado interrogantes”.

Cui asegura que Pekín lo ha hecho para ganar tiempo porque, según dice, durante este tiempo, el 90% de los temas debatidos en la UE ha sido sobre la crisis de la deuda y China no puede esperar para potenciar sus relaciones con los diferentes países, especialmente cuando sus exportaciones a Europa han caído debido a dicha crisis. “China tiene que hacer algo para detener este declive de las exportaciones. Además, hay una demanda de estos países en este sentido”.

El investigador cree que la falta de una cabeza única decisoria en Europa es una dificultad para China. “Pero también lo es para Europa”, advierte. Sin embargo, reconoce que el sistema tiene sus ventajas. “A veces, es buena para China esta diplomacia de equilibrios, tener algunas relaciones con la UE y otras con los miembros para influir en Bruselas. Pero, creo que, cuando haya una sola persona para tratar con China, quizás sea mejor porque habrá mayor eficacia. La clave es en qué contexto se produce esto. Si Europa tiene unos Estados Unidos de Europa como unos Estados Unidos de América, con intención de superpotencia y unilateralismo, será malo porque quizás haya más confrontaciones entre las tres grandes potencias”.

Cui asegura que “China tiene que hacer frente a muchos y variados desafíos al mismo tiempo” y “tener una relación práctica y fructífera con Europa será muy útil para que logre un crecimiento económico estable”. “Además, la cooperación mutua es buena para el mundo, para poner freno a las superpotencias. Debemos trabajar juntos para construir un mundo más equilibrado, en el que Estados Unidos no controle todo”.

El investigador dice que China se ha vuelto hacia Europa después de mucho tiempo de mirar a Estados Unidos. “En los últimos 30 años, China ha logrado un alto crecimiento económico, pero esto ya no es suficiente. China quiere tener un desarrollo estable y sostenible durante otros 30 años, así que ahora es un buen momento para aprender más de la experiencia europea. Queremos crecimiento económico, pero necesitamos también justicia social. Y la experiencia en esto está en Europa. Quizás en los últimos 30 años, China aprendió demasiado de Estados Unidos”.

Cui afirma que “lo que China desea ver es una Unión Europa más fuerte, más poderosa y más influyente, pero distinta de Estados Unidos, que nunca cambie sus ideales de ser una potencia suave y de contribuir al mundo”.

——————————————————————————————————————————————–

Desde la otra orilla

Las experiencias históricas no son transferibles, pero quizá Latinoamérica tiene algunas de utilidad para sus viejos aliados. Quizá para Europa ha llegado la hora de acercarse a la otra orilla

“América Latina es un polo excéntrico de Occidente”, escribió Octavio Paz. Desde esa posición marginal —que muchos filósofos de la Ilustración y el Siglo XIX consideraron irremediablemente oscurantista, bárbara y atrasada— nuestras jóvenes naciones miraron (y admiraron) incesantemente a Europa. Indiferentes a China o Japón (salvo como origen de sucesivas olas migratorias), estas repúblicas hubiesen querido convivir con los Estados Unidos en un plano de igualdad política, pero la actitud expansionista de esa “otra América” terminó por acercarlas aún más a Europa. No había interés en el Pacífico ni horizonte hacia el Norte. Solo el Atlántico parecía mar abierto.

De Gran Bretaña vinieron los primeros capitales para el desarrollo de puertos, ferrocarriles, las empresas mineras y hasta el fútbol. Más tarde se le sumó poderosamente Alemania, que contó con simpatías permanentes aún en tiempos donde no debió tenerlas (como la Segunda Guerra Mundial). Y ninguna influencia superó la de Francia, meca de nuestras ideas e ideologías, de nuestros gustos y modas, de nuestras letras y artes, de nuestros libros de texto y nuestros grandes autores. París fue, también entre nosotros, la capital del siglo XIX.

Durante el siglo XX, América Latina fue una observadora perpleja de la Primera Guerra Mundial y una participante muy menor de la Segunda. Era pobre, desigual, anárquica y violenta, y toleraba a menudo regímenes dictatoriales y corruptos, pero recibió con brazos abiertos a los perseguidos de las guerras europeas. De España llegaron desde el siglo XIX generaciones de inmigrantes a “hacer la América” y llegaron aún más durante y después de la Guerra Civil. Así emigraron también polacos, italianos y judíos. Nuestros puertos fueron lugar de abrigo y libertad.

América Latina, la marginal, la “mágica”, la excéntrica, ha sido —en suma— una buena aliada de los países europeos en sus períodos de esplendor y expansión. Y se ha negado a acompañarla en sus locuras colectivas. Borges dijo alguna vez que el antisemitismo argentino era un “facsímil” del europeo, y su aguda observación corresponde a buena parte de los fanatismos ideológicos que desgarraron a Europa en el siglo XX. Por más que intentásemos copiar a Europa, el fascismo, el nacionalismo extremo, el nazismo, el racismo y aún el comunismo (con la sola excepción de Cuba) solo alcanzaron en nuestros países a tener réplicas facsimilares (si bien atrozmente genocidas, como la de los militares argentinos y chilenos).

Desde hace un par de décadas, mientras Europa disfrutaba de una nueva y autocomplaciente Belle Epoque, América Latina salió de su “siesta”, descubrió al Océano Pacífico y comenzó a aprovecharlo. Al mismo tiempo, los procesos de liberalización económica comenzaron a hacer mucho más sustancial el intercambio con Estados Unidos, con resultados positivos en todos los ámbitos salvo en uno: el narcotráfico. Europa se alejó del horizonte, pero a nadie le preocupó. Irreversiblemente desarrollada y democrática, Europa seguiría ahí, idéntica a sí misma, para siempre.

Hoy ha dejado de ser así. Entre las perplejidades que ha traído consigo el siglo XXI, la crisis europea no es la menor. Las experiencias históricas no son transferibles, pero quizá Latinoamérica tiene algunas de utilidad para sus viejos aliados. En el ámbito económico, varios países supieron acotar su sector público e imponerse ajustes y sacrificios que en su momento fueron muy dolorosos pero que han permitido sortear mejor la crisis actual no solo en los grandes números sino en la creatividad microeconómica y el autoempleo. En términos políticos, la adopción casi general de la democracia en América Latina (hecho inédito desde 1820, y debido en gran medida a la ejemplar transición española) debería interpretarse –desde Europa- como un imperativo para defenderla de los populismos violentos que ahora la amenazan. Otro rasgo útil es la relativa tolerancia étnica y religiosa: proclive a la mezcla y la inclusión más que a la discriminación excluyente y la persecución, el “mestizaje” latinoamericano ha sido, en muchos sentidos, un melting pot más cabal que el de Estados Unidos. Por eso y más, quizá para Europa ha llegado la hora de acercarse a la otra orilla.

——————————————————————————————————————————————–

Sudamérica ve una Europa paralizada por el miedo

Intelectuales de América Latina observan con preocupación la resignación con la que los ciudadanos europeos afrontan el atropello de sus derechos

Manifestación en Rosario (Argentina), durante la crisis del ‘corralito’ financiero. / AP

El europeo que trate de cruzar un paso de peatones en Buenos Aires quizás se sorprenda al comprobar cómo casi ningún conductor respeta el semáforo en verde para el transeúnte. Sin embargo, lo más llamativo no es eso, sino la mansedumbre con que los caminantes ven cómo se les echan encima motos, coches y autobuses y se quedan quietos y callados; a veces saltan o corren tratando de sortear los coches, siempre sin rechistar, como si asumieran que cuando impera la ley del más fuerte no tiene sentido reclamar los derechos. La escena, tan cotidiana en las calles de América Latina, puede servir para explicar el asombro que buena parte de los intelectuales de este continente sienten al ver la “resignación” con que Europa acepta que el mayor peso de la crisis económica recaiga sobre las espaldas de los más débiles.

El filósofo argentino Ricardo Forster, simpatizante con el Gobierno de Cristina Fernández, recuerda que en la Argentina de los noventa el discurso hegemónico era el de los economistas ortodoxos. Y la expresión en boga era “esto es inexorable”. Las peores medidas económicas parecían inevitables. “Eso significó el miedo a las mutaciones. Europa guarda el miedo de sus propios excesos: las revoluciones, los fascismos, el estalinismo, dejaron el miedo como herencia. Y ahora, ciertas ideologías de la ortodoxia económica trabajan sobre ese miedo: miedo a perder lo que se tuvo, la estabilidad. Es genuino el miedo. Algo parecido ocurrió en la Argentina de los noventa. El hombre común y corriente siente la sensación de que delante de sí hay un abismo, una fragmentación, una pérdida de derechos… He estado hace poco en España y algunos amigos catedráticos me han contado cómo les han quitado las pagas extras, lo que aquí llamamos aguinaldos. Eso no sucedió en Argentina ni en los peores momentos de la crisis. Y ellos me lo decían con cierta resignación. En Francia, sin embargo, la sociedad sigue teniendo una conciencia del rol del Estado mucho mayor. Pero es un momento muy desafiante, muy rico. Las sociedades opulentas piensan cada vez menos. Ojalá esto ayude a Europa a mirarse a sí misma, repensarse”.

Europa continúa siendo para muchos latinoamericanos un espejo donde mirarse. Pero el espejo, cada vez se ve más lejano y empañado. “Una crisis financiera (o muchas juntas, con sus respectivos correlatos sociales) no pueden echar abajo siglos de crecimiento cultural”, señala el peruano Dante Trujillo, director-fundador de la revista literaria Buen Salvaje. Pero esa decadencia, unida al “desarrollo económico y el crecimiento cultural de Sudamérica” permite a Trujillo replantearse “quién es hoy el buen salvaje”.

El escritor uruguayo Mauricio Rosencof observa una Europa fluctuante, “que quiere y no puede”, una Europa donde se ven contenedores de basura cerrados con candados para que los españoles no retiren alimentos que pueden estar en mal estado. “Eso, teóricamente, debería dejarse para América”, señala.

El actor peruano Jason Day cree que “aunque aun hoy un viaje a París es un viaje a París, la atención se la roba quien ya pasó una semana en la China o unos días en Singapur”. “El peruano promedio conduce coches orientales. Ni el Ferrari ni el Aston Martin son para nosotros. Aunque los admiramos y deseamos, sabemos que corresponden a otra realidad. ¿A qué aspiramos? A ‘ganarle a Chile’, a hablar chino, a negociar con coreanos y, tal vez, algún día, por qué no, a conocer París, donde murió nuestro César Vallejo querido. Eso, porque sigue dando cierto status social tener una foto en los Campos Elíseos. Para un reducido grupo de intelectuales, artistas, académicos y personas de mucho dinero, Europa sigue siendo el continente de la alta cultura. Berlín, para los que saben, es el centro cultural del mundo. Está a la vanguardia en arte, música, diseño, arquitectura… Pero nada de eso tiene mayor trascendencia en la vida diaria del peruano promedio. En cualquier caso, no pasa desapercibida para nadie la cantidad de europeos que están llegando al país para quedarse; sabemos que por allá no la están pasando muy bien. Y sabemos cómo se siente no pasarla bien”.

Esa consciencia de que Europa atraviesa por muy mal momento puede generar desconfianza hacia los inversores europeos. El argentino Horacio A. Losoviz, presidente de Indra en Buenos Aires, cree que la crisis ha reducido la “credibilidad sobre la posibilidad de recibir inversiones de esos países”. Y la falta de credibilidad “incrementa la idea de que se intentará llevar mayores utilidades [beneficios] y capital a la “metrópoli” para cubrir pérdidas actuales en sus propios mercados”. “Ante esto es fundamental mostrar que esas empresas tienen estrategias internacionales que prevalecerán sobre el nacional de su origen. Los diversos accionistas que participan en las bolsas de distintos países exigen razonabilidad y eficiencia global, sin importarles el lugar de crecimiento de sus empresas y de colocación de las inversiones”.

Algunos intelectuales lamentan que el espejo no solo haya quedado lejos y empañado, sino roto. El abogado chileno Carlos Peña, rector de la universidad santiagueña Diego Portales y analista político en el diarioEl Mercurio, recuerda que durante muchos años, “durante la primera mitad del siglo XX, nada menos”, el modelo a seguir para la élite política e intelectual chilena fue el europeo, visto como “un estado de derechos universales crecientes”. Pero… “El quiebre de la democracia –el golpe de 1973– fue el fracaso final de ese esfuerzo. La dictadura sustituyó entonces el sueño europeo por el sueño americano. En los años ochenta, los Chicago Boys lograron hegemonizar a las élites y entonces el modelo americano se transformó en el más apetecible y el mejor: un estado contributivo, donde cada uno recibe en proporción a su esfuerzo. El resultado fue la privatización de la vida: la educación, la salud y la vivienda se transformaron en logros individuales que cada uno debía obtener sobre todo gracias a su esfuerzo”. Chile vivió así el paso de un modelo en que los derechos eran susceptibles de ser exigidos a la comunidad a otro donde imperaban los “logros que cada uno debía alcanzar”. Con lo cual, “a fines de la segunda mitad del siglo XX Chile transitó del sueño europeo al americano. Pero luego surgió el malestar. Desde el año 2008 en adelante, la ciudadanía (la misma que gozó de los frutos de la modernización a la americana) empezó a quejarse por la excesiva privatización de la vida. Las élites entonces empezaron a mirar a Europa”.

Los chilenos comenzaron entonces a reclamar la expansión de los derechos en el área de la educación y la salud. “Pero entonces se encontraron con que Europa estaba en crisis y que la expansión de derechos al parecer no era del todo posible. Esa es la significación que la crisis de Europa posee para Chile: que todos los sueños parecen haberse roto”, concluye Peña.

El chileno Carlos Peña no es el único en pensar que los males de Europa, tarde o temprano, afectarán a América Latina. “Europa alcanzó, durante los últimos veinte años, estándares de democracia, transparencia, pluralismo, cuidado de las minorías, cultura y equidad social como ninguna otra región del mundo”, recuerda el periodista y escritor argentino Jorge Fernández Díaz. “Fue un modelo y un faro para muchos países. Y por lo tanto, su actual crisis tiene un impacto negativo en esas mismas repúblicas emergentes, donde se utiliza estas nuevas tristezas europeas como coartadas para infringir las reglas de la democracia y practicar sin complejos nacionalismos rancios y populismos de distinto pelaje. Para los conservadores de nuestras naciones la culpa de la crisis la tiene el “excesivo” Estado de bienestar. Para los hombres de izquierda se debe a la práctica uniforme del neoliberalismo. En mi humilde opinión, ha quedado suficientemente demostrado que dejar en libertad a los buitres del mercado y a la vez sujetar el cambio monetario han sido las verdaderas razones de esta caída”.

Por aquí y por allá resurgen las voces en Latinoamérica que protestan contra la hegemonía del mercado sobre la política. Una de las más notables es la de Roberto Lavagna, ministro de Economía con los peronistas Eduardo Duhalde (2002-2003) y Néstor Kirchner (2003-2005). Lavagna fue uno de los grandes responsables al sacar a su país de la gran crisis de 2001. Hoy se muestra muy crítico con la política de Cristina Fernández, pero coincide con Fernández al sostener que el resto de Europa hace mal en tratar de cumplir las exigencias de Alemania y del Fondo Monetario Internacional: “Los recortes que destruyen poder de compra en la población son recesivos y no dan resultado en el término de los equilibrios fiscales. Alemania orientó esa corriente, sostenida además por un Gobierno de la Unión Europea en Bruselas sin ningún poder ni influencia y un Fondo Monetario Internacional que siempre sostuvo esta receta. Esta fue la receta que le ofrecieron a Argentina y que nosotros rechazamos en el año 2002”. “A mí me asombra las enormes sumas de dinero que se le dan a los bancos y me pregunto: ¿Por qué no atender a los consumidores endeudados? Porque atendiéndolos a ellos, dándole reprogramaciones de los préstamos, bajándoles tasas de interés, etcétera, terminan haciendo que el consumidor recobre parte de la confianza y empiece a demandar y a poner en marcha la economía. Solo veo en Europa la esperanza absurda de que dándole fondos a los bancos los bancos van a dar créditos y de esa manera van a permitir que la economía vuelva a avanzar. Pero resulta que, cuando uno les da fondos, los bancos utilizan esos fondos no para dar créditos sino para mejorar su situación de capital. Con lo cual, no hay más créditos y aún si hubiera créditos, probablemente la gente no estaría dispuesta a seguir tomándolos porque están sobreendeudados”.

En medio de tanta frustración, Liniers, uno de los dibujantes de historietas más conocido de Argentina, quiere extraer un mensaje optimista: “Ustedes los europeos no están acostumbrados a los ciclos de diez años. Acá los plazos casi siempre fueron así. En 2001 nos robaron la plata. Como ahora a ustedes. Recuerdo que en los años ochenta, cuando yo era chico, me robaron el walkman en una estación de tren. Fue un ladrón que vino y me dijo: ‘Te voy a cagar a trompazos si no me das eso’. Me sentí tremendamente enojado y humillado. Pero al llegar a casa mis viejos me consolaron. Y de forma muy rápida uno se da cuenta de que la gente buena siempre está ahí. En Europa les están robando el walkman ahora, pero la gente creativa sigue ahí. Eso no se pierde. Si tuvieron a Cervantes, a Velázquez y a Caravaggio… Ya está, nos cagaron a todos”.

—————————————————————————————————————————————-

Qué se juega India en el proyecto europeo

La debilidad de Europa agravará los problemas de India a la hora de enfrentarse a las fuerzas del totalitarismo político y religioso que la rodean

La persistente crisis económica en Europa ha hecho que, por primera vez, la identidad colectiva del viejo continente ocupe un lugar destacado en la conciencia de las clases dirigentes indias, que no han podido ignorar que las bolsas se desplomaban al ver los signos de debilidad que llegaban desde allí.

Esta aceptación de los hechos, aunque sea negativa, ha empujado a las clases políticas de Delhi a reflexionar con más claridad sobre la importancia estratégica de la Europa contemporánea y las peligrosas consecuencias que su declive puede acarrear para el bienestar y la seguridad del pueblo indio.

Dado que la economía india ha sufrido en los últimos años una desaceleración que seguía los pasos de la de Europa, la idea de que Asia puede ascender mientras Europa está en declive se ha vuelto imposible de sostener. En otras palabras, India se juega mucho en el éxito económico de la Unión Europea.

En términos más generales, India ha empezado también a comprender la importancia política del proyecto europeo. Desde que terminó la Guerra Fría, India ha despreciado las perspectivas de Europa como entidad colectiva, por diversos motivos.

Delhi sabía que podía seguir tratando con los grandes centros de poder europeos —Francia, Alemania y Reino Unido— por separado, y que las grandes frases sobre una política exterior y de seguridad común para toda Europa no iban a ninguna parte.

A India le molestaban los escasos elementos de la política exterior común europea con los que tenía relación directa. La imagen que Europa tiene de sí misma como un “imperio de las normas” le preocupaba profundamente, entre otras cosas porque era unamoralpolitik vacua como la que las propias autoridades de Delhi solían emplear en los primeros años de independencia.

Parecía que India y Europa se habían cambiado los papeles: Delhi se había vuelto más realista y Bruselas cada vez más idealista. Pero a India no le parecían nada divertidas las consecuencias de esta paradoja.

El rechazo europeo a la soberanía nacional y su énfasis apolítico en los derechos humanos mostraban escasa empatía con la lucha india para sostener su democracia en medio de innumerables obstáculos, entre ellos el separatismo y el extremismo religioso violento auspiciado por fuerzas de más allá de sus fronteras.

El hecho de que Europa adoptara de manera automática el principio de no proliferación también dejaba en evidencia una total ignorancia de la dinámica estratégica entre la India democrática y la China comunista.

En ambos asuntos, India tuvo que acudir a Estados Unidos para remediar la situación. Cuando Washington cambió su postura, Europa se acomodó, a regañadientes. La idea de que Europa no hacía más que seguir los pasos de Estados Unidos en los asuntos estratégicos mundiales contribuyó a agravar la imagen negativa de Bruselas en Delhi.

Ahora, cuando la crisis económica está engendrando un cambio histórico en el reparto mundial de poder, Delhi otorga enorme valor a una Europa económicamente vibrante y con coherencia estratégica.

Desde el punto de vista de India, una Europa que cumpla esos requisitos es crucial para la construcción de un orden mundial estable.

Para empezar, Europa sigue siendo la única fuerza capaz de impedir que Estados Unidos se vuelva unilateralista o aislacionista. Además, una Europa fuerte es un elemento necesario para controlar el posible dominio chino del continente euroasiático y su periferia marítima.

Y, sobre todo, el debilitamiento de Europa reducirá las posibilidades de promover los principios de la Ilustración, la auténtica base de la idea de India, más allá de lo que podríamos denominar el “Occidente geográfico”.

Los fracasos de Europa, tanto los reales como los aparentes, agravarán de forma drástica los problemas de India a la hora de enfrentarse a las fuerzas del totalitarismo político y religioso que la rodean.

C. Raja Mohan dirige el programa de estudios estratégicos en la Observer Research Foundation de Nueva Delhi, es columnista especializado en asuntos internacionales para The Indian Express y es investigador no residente en el Carnegie Endowment for International Peace, Washington DC.

——————————————————————————————————————————————-

La clase media europea se aferra como puede al Estado de bienestar

Retrato de cinco familias, en España, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, a los que la crisis está poniendo cada día más difícil mantener su nivel de vida

La familia Auchere, que se ha mudado fuera de París para capear el temporal de la crisis. /VALERIE COUTERON

La clase media europea se está desdibujando día a día ante el franco retroceso del Estado del bienestar, vapuleado y mordisqueado en toda la Unión a causa de la crisis, dentro y fuera de los países del euro. Alemania, que goza de cierta prosperidad en medio del naufragio general, acusa una brecha cada vez mayor entre ricos y pobres, algo que también se sufre en España, y con mayor intensidad. Hortensia y Luis, en Madrid; Daniele Mondiali, en Bergamo; Stuart Noden, en Manchester; y la familia Auchere, que han abandonado París para poder vivir más desahogados, componen un retrato de una situación que ya es cotidiana y que impregna el día a día de los europeos, a los que cada vez les cuesta más seguir adelante.

———————————————————————————————————————————————–

Angela Merkel pide cinco años más de ajuste

Por:  | 11:07 p.m. | 05 de Noviembre del 2012

Merkel pide cinco años de ajuste

Angela Merkel, la canciller de Alemania, pide más ajustes.

Foto: EFE

Según la canciller alemana, Europa debe volver a ganarse a los inversores.

Hace un poco más de cuatro años, tras la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers, la dirigencia europea prometió que tomaría las medidas necesarias para que Europa no perdiera una década.

Desde entonces, el desempleo ha subido hasta sumar casi 26 millones de personas; los países europeos, según datos de la Comisión Europea, han inyectado más de 1,6 billones de euros en los bancos -que siguen flaqueando- y la mayoría de las economías de la eurozona aplican ajustes.

Algunas podan, otras talan el árbol del bienestar y en Grecia ya se empieza a cavar.

La promesa de no perder una década ya no se repite camino al quinto año de crisis y desde Berlín, donde se toman las decisiones importantes, no parece haber ningún sentido de la urgencia.

La jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, dijo el fin de semana -en una reunión de su partido, la coalición conservadora CDU, celebrada en Sternberg- que la crisis durará otros cinco años.

Hace apenas dos semanas, el presidente francés, François Hollande, había dicho que Europa está “muy cerca de la salida de la crisis”.

Según Merkel, en el próximo lustro, Europa debe seguir ajustando sus economías para volver a ganarse la confianza de los inversores. “Quien piense que en un año la crisis estará arreglada se equivoca”, dijo.

Berlín exige ajustes, principalmente al sur de Europa, y sus capitales no tienen margen de maniobra para intentar otra política si quieren que Merkel -y el Bundesbank- no impidan que el BCE tome medidas para dar algo de aire a las economías más dañadas.

Berlín ha creado una teoría de la crisis y cree que el mundo se equivoca. Según el Gobierno alemán, los países con más problemas perdieron competitividad en la última década y la deben volver a ganar reduciendo su sector público, liberalizando sus mercados laborales y aplicando todas las medidas que Alemania diseña.

Una receta para todos

Alemania está tan convencida de las bondades de su receta que su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, dijo el fin de semana que las economías del G20 deben seguir el mismo camino. No importa si tienen déficits fiscales o no, si su deuda es pequeña o enorme, ni si el desempleo sube o baja. La receta alemana, ante enfermedades diferentes o para economías sanas, es en esencia la misma: ajustes.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
Bruselas

——————————————————————————————————————————————–

Comienza la cumbre Asia-Europa en Vientiane con la crisis europea como eje

(EFE) – 05/11/2012

Vientiane, 5 nov (EFE).- La cumbre Asia-Europa (ASEM) arrancó hoy en Vientiane con la asistencia de una treintena de jefes de Estado o de Gobierno que abordarán la crisis crediticia europea, entre otros asuntos de interés bilateral.

Los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y los primeros ministros de China, Wen Jiabao, y de Japón, Yoshihiko Noda, participan en esta reunión de carácter bianual que se celebra en Asia o Europa de manera alterna desde su creación, en 1996.

España está representada por su ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José García-Margallo, y la India por Salman Khurshid.

El tema de esa edición, la novena desde su fundación y que se clausura mañana, es “Amigos por la paz, socios por la prosperidad”.

Los líderes europeos aprovecharán el encuentro para instar a sus homólogos asiáticos a levantar las medidas proteccionistas que impiden un comercio más fluido y asegurarán que ha pasado ya lo peor de la crisis financiera que afecta a Europa.

Además, los dirigentes de Asia y Europa o sus representantes mantendrán, en el marco de la conferencia, reuniones bilaterales, que son el principal activo del foro de ASEM.

En la cumbre, a la que asisten en calidad de miembros los 27 estados de la Unión Europa, además de la Comisión Europea y la Secretaria de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), ingresarán Suiza, Noruega y Bangladesh.

El comercio de la Unión Europea con los países asiáticos que forman parte del foro Asia-Europa (ASEM) en 2011 ascendió a 862.000 millones de euros (1,1 billones de dólares), de los que 532.000 millones de euros (698.000 millones de dólares) correspondieron a importaciones europeas.

———————————————————————————————————————————————-

Cumbre Asia-Europa destaca “incertidumbres” para el crecimiento mundial

Los dirigentes “esperan que la economía europea se restablezca progresivamente, y saludan las medidas tomadas por la Unión Europea y sus Estados miembros para tratar el problema”.

imageRotate
El presidente del Consejo Europeo y el presidente de la Comisión Europea asisten a la Cumbre de Asia-Europa. (Efe)
EL UNIVERSAL
martes 6 de noviembre de 2012  08:46 AM
Vientián.- Los dirigentes asiáticos y europeos, reunidos en Laos, reconocieron este martes que “incertidumbres sustanciales” pesan en el crecimiento mundial, aunque manifestaron su confianza en la capacidad de Europa para salir de la crisis de la deuda.El medio centenar de responsables de los dos continentes constataron que “el crecimiento mundial se ha desacelerado y persisten incertidumbres sustanciales” que amenazan con pesar en los dos bloques, según la declaración de la presidencia de la cumbre, publicada al cierre de dos días de reunión, indicó AFP.En la cumbre celebrada en Vientiane, capital de Laos, la Unión Europea se ha esforzado en convencer a las economías asiáticas de que tiene controlada su crisis de la deuda, y pidió a sus socios que hagan más para contribuir al crecimiento.

Varias voces, en especial del lado europeo, pidieron que se eviten medidas proteccionistas, y que por el contrario se promuevan los intercambios comerciales entre dos bloques cada vez más interdependientes.

“Los dirigentes se han comprometido a abstenerse de erigir nuevas barreras a las inversiones y el comercio e imponer nuevas restricciones a las importaciones o aplicar medidas incompatibles con la Organización Mundial de Comercio”, añade la declaración.

————————————————————————————————————————————————–
06-11-2012 EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, indicó hoy en Laos que la crisis de la deuda soberana europea que ya afecta a las economías de Asia requiere que Europa actúe rápido para resolver la situación.

García-Margallo, jefe de la delegación de España en la Cumbre de Asia-Europa que concluye hoy, señaló a Efe que ha quedado demostrada mediante los discursos pronunciados por los mandatarios de Asia “la enorme preocupación que existe en este lado del mundo por la crisis de la deuda soberana europea”.

“Europa debe actuar de forma rápida, cumplir los acuerdos que se han adoptado porque cuando no se cumplen se crea desconfianza e incertidumbre”, dijo el jefe de la diplomacia española en la sede de la cumbre.

El evento celebrado en Vientiane, la capital de Laos, ha contado con la participación de nueve jefes de Estado y 23 primeros ministros de Asia y Europa, entre ellos el presidente de Francia, Francois Hollande, y los primeros ministros de China, Wen Jiabao, Japón, Yoshihiko Noda, y Rusia, Dmitri Medvedev.

En el encuentro han participado también los presidentes de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman van Rompuy.

Durante la sesión inaugural celebrada la víspera, los líderes de Europa instaron a sus homólogos de Asia a retirar todas las formas de proteccionismo que frenan el comercio global para contribuir a solucionar la crisis en la eurozona y que, a medida que persiste, causa un mayor impacto negativo en las economías asiáticas.

“Lo peor que podemos hacer es adoptar medidas proteccionistas, que irán en dirección contraria a la que debemos seguir”, dijo García-Margallo, y apostó por la firma de acuerdos comerciales entre la Unión Europea (UE) y los países de Asia.

En este sentido, el titular español de Exteriores anunció que España impulsará en Bruselas un acuerdo comercial con Filipinas, con cuyo homólogo, Albert del Rosario, se reunió hoy en el marco de la cumbre por espacio de media hora.

García Margallo añadió que el presidente filipino, Benigno Aquino, ha sido invitado oficialmente a visitar España y que a partir de 2013 incrementará las actividades en el país asiático con motivo del 200 aniversario del Galeón de Manila, que se cumple en 2015.

El ministro español viaja hoy a Singapur, la principal plaza financiera del sudeste de Asia, donde mantendrá entrevistas con varios miembros del Gobierno.

——————————————————————————————————————————————

Grecia paralizada por huelga contra la austeridad

El Gobierno de Andonis Samarás impulsa nuevas medidas para controlar el gasto.

La protesta durará dos días a la espera de la decisión del parlamento.

Publicado: Martes 6 de noviembre de 2012 | Autor: EFE

EFE
Durante dos jornadas no habrá transportes, comercio ni producción.

Grecia despertó este martes paralizada debido al inicio de una huelga general de dos días contra las nuevas medidas de austeridad que pretende aprobar el miércoles en el parlamento el gobierno del conservador Andonis Samarás.

Durante estas jornadas no funcionarán metro, autobuses, trolebuses, tranvía o trenes en las principales ciudades del país, Atenas y Salónica.

También los barcos, tanto de transporte de mercancías como de pasajeros, quedarán amarrados a puerto por la participación de los marineros, estibadores y personal portuario en la huelga.

Los controladores aéreos llevarán a cabo un paro de tres horas, lo que ha obligado a cancelar una docena vuelos, mientras que otra treintena sufrirán retrasos.

Sin trabajadores

Se espera un paro masivo en el sector industrial, en las empresas de titularidad pública y en la administración.

Los centros de salud y hospitales funcionarán sólo de urgencias ya que el personal sanitario secunda una huelga que comenzó el lunes.

Igualmente, los abogados siguen una huelga de brazos caídos de lunes a viernes.

Resta por ver cómo afectará el paro al pequeño comercio, pues junto a las principales confederaciones sindicales de trabajadores, GSEE y ADEDY, la huelga también está apoyada por dos asociaciones de pequeños empresarios y comerciantes, ESEE y GSEVEE.

——————————————————————————————————————————————-

Ola de huelgas en Grecia a la espera de votación de medidas de austeridad

(AFP) – 05/11/2012

ATENAS — Grecia inició este lunes una ola de huelgas en los sectores público y privado contra los ajustes que votará el Parlamento el miércoles para que el país obtenga los fondos pactados con sus acreedores internacionales, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El gobierno presentó este lunes ante el Parlamento un proyecto de ley plurianual que prevé ahorrar 18.500 millones de euros de aquí a 2016, antes de la votación prevista el miércoles.

Los sindicatos han previsto una huelga general el martes y el miércoles, pero ya este lunes, el metro y los taxis de Atenas, donde vive casi la mitad de la población griega, observaban un paro.

Los sindicatos de periodistas se sumaron a la huelga, por lo que este lunes no había telediarios y el martes no habrá periódicos.

Los hospitales ofrecían servicios mínimos y el sindicato de la compañía pública de electricidad DEI anunció un cese de actividad de 48 horas, prorrogable, a partir del lunes por la noche.

El martes y el miércoles se espera que se amplifique la ola de descontento, con manifestaciones previstas en Atenas y otras ciudades.

El nuevo paquete de austeridad prevé recortes en ciertas categorías de salarios y pensiones de la función pública, la reducción del número de funcionarios y nuevas medidas de desregulación del mercado laboral.

Las nuevas medidas se suman a los tres presupuestos de ajuste votados por Grecia desde 2010, a cambio de dos planes de rescate de la UE y el FMI de un total de 240.000 millones de euros que le han evitado hacer default.

De la aplicación de esas medidas depende la liberación del próximo tramo del rescate, de un monto de 31.200 millones de euros. Sin ese dinero, el país corre el riesgo de declararse en bancarrota a partir de mediados de noviembre.

La situación griega fue abordada en la reunión del G20 en México, donde un alto funcionario europeo aseguró que la reunión del Eurogrupo el 12 de noviembre, que se esperaba decisiva para el pago de ese tramo, no será más que una etapa intermedia.

“El Eurogrupo del 12 de noviembre es una etapa intermedia. No tenemos la pistola en la sien para tomar una decisión formal el 12”, afirmó el funcionario.

Por su lado, el Banco Mundial anunció este lunes que abrió conversaciones con Grecia y también con Portugal sobre una posible “ayuda técnica”.

La votación del miércoles pondrá a prueba la cohesión del gobierno tripartito griego dirigido por el primer ministro conservador Antonis Samaras, días antes de que se vote, el domingo, el presupuesto de 2013.

En teoría, el gobierno posee una cómoda mayoría de 175 diputados, en un Parlamento unicameral que cuenta un total de 300 diputados.

Sin embargo, la posible defección de 16 diputados del partido Izquierda Democrática (DIMAR), que se oponen a las medidas de desregulación del mercado laboral, debilitaría la cohesión gubernamental, aunque sin poner en riesgo la adopción del paquete de rigor.

El domingo, Fotis Kouvelis, líder de DIMAR, reiteró su oposición a las medidas sobre el mercado laboral, que incluyen una reducción de los subsidios por desempleo, siguiendo las exigencias de la patronal griega y el trío de acreedores UE-FMI-Banco Central Europeo.

No obstante, Kouvelis afirmó que apoyará el presupuesto de 2013.

Por su lado, Evangelos Venizelos, líder del partido socialista PASOK, reafirmó su apoyo al gobierno, reconociendo que los diputados afrontan unas medidas “dolorosas”.

Con acentos dramáticos, Samaras pidió el domingo a su partido Nueva Democracia que vote “por el mantenimiento del país en el euro” y contra “la catástrofe”.

—————————————————————————————————————————————–

Grecia ya suma 25 huelgas generales en los últimos tres años

El país heleno vive hoy y manaña dos nuevas jornadas de paro contra los recortes exigidos por la troika

BEGOÑA CASTIELLA / CORRESPONSAL EN ATENAS
Día 06/11/2012

Los dos mayores sindicatos griegos, el de los trabajadores y el de los funcionarios, han vuelto a convocar una huelga general de 48 horas protestando contra los nuevos recortes y las reformas estructurales impuestos por la troika, que se votarán en la noche de este miércoles. Los sindicatos se oponen también a las privatizaciones y al cierre de empresas estatales, considerando que el gobierno y la troika quieren vender a bajo precio la propiedad estatal. Contando hoy y mañana ya son 25 días de huelga general en Grecia desde principios del 2010.

Todo el sector público se verá afectado en estos dos días, junto con gran parte del sector privado: los servicios públicos estarán cerrados,incluyendo la administración local y los centros docentes. Los servicios de salud tendrán servicios mínimos y no habrá transporte marítimo. Los controladores aéreos efectuarán varias horas de paro.

Muchas profesiones se han unido a esta huelga, empezando por los empleados bancarios y los del servicio postal. En huelga estarán los abogados hasta finales de la semana y los jueces y fiscales griegos se manifestarán mañana y continuarán distintos paros de trabajo hasta el 18 de noviembre. Los sindicalistas de la Compañía estatal de Electricidad comenzaron ayer noche una huelga de 48 horas que se seguirá repitiendo. Protestan enérgicamente contra los nuevos recortes y fundamentalmente contra la posibilidad de que se privatice una parte de la compañía. Esta huelga de electricidad podría provocar apagones y retrasos en las reparaciones eléctricas de todo el país.

Los recortes que se votarán el miércoles representan nuevas reducciones de las pensiones entre el 5 y el 15% para las superiores a los 1.000 euros, así como la reducción de salarios y de complementos salariales en una serie de profesiones estatales. También habrá reformas laborales que eliminarán privilegios gremiales en muchas profesiones y obligarán a muchos griegos a trabajar hasta los 67 años mientras se verá abaratado una vez mas el despido .

Los sindicatos ya han anunciado que también participarán en la Huelga Europea del 14 de noviembre.

Salvar al país de la catástrofe

En este contexto, el primer ministro griego Andónis Samarás, dirigiéndose en clave dramática ante su grupo parlamentario este domingo, ha dejado bien claro que «tenemos que salvar al país de la catástrofe». «Abandonar el euro sería una pesadilla y queremos evitarla», aseveró Samarás, insistiendo en que «la votación de las medidas tiene que efectuarse ahora para poder recibir el próximo plazo (del rescate)».

Para Samarás estos serán los últimos recortes para las familias griegas, asegurando que cuando vuelva el crecimiento económico, se reducirán de nuevo los impuestos para las rentas inferiores a los 25.000 euros anuales.

——————————————————————————————————————————————–

Samaras vuelve a amenazar con una salida griega del euro

(AFP) – 04/11/2012

ATENAS — El primer ministro griego, Antonis Samaras, volvió a amenazar este domingo con una posible salida de su país del euro, si el parlamento rechaza las nuevas medidas de austeridad reclamadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE).

El miércoles, el Parlamento griego habrá de pronunciarse sobre una ley marco relativa a recortes presupuestarios y otras reformas, por más de 18.000 millones de euros, y, el próximo domingo, sobre el presupuesto para 2013.

Según Samaras, la aprobación de estos textos es una condición necesaria para que el país haga desaparecer “definitiva y irrevocablemente” el riesgo de salir del euro.

“Tenemos que salvar al país de la catástrofe (…) Si no logramos mantenernos en la zona euro, ya nada tendrá sentido”, declaró.

Una fuente gubernamental alemana había asegurado el jueves que varios asuntos quedaban pendientes entre la ‘troika’ (UE, FMI y Banco Central Europeo) para concluir un acuerdo que permita entregar más fondos a Grecia.

Atenas trata de persuadir a sus acreedores internacionales de los avances realizados en materia de reformas para que desbloqueen el tramo de 31.500 millones de euros, pendiente desde junio, para que el país no caiga en suspensión de pagos.

———————————————————————————————————————————————-

España no descarta solicitar un rescate pero demora la decisión

Por Elodie Cuzin (AFP) – 06/11/2012

MADRID — El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, afirmó este martes que no renuncia a pedir un rescate global para la economía del país, que permita aliviar las tensiones sobre su deuda soberana, pero dio a entender que la cuestión no se resolverá este año.

“No renuncio a utilizarla si conviene”, afirmó en una entrevista con la emisora de radio privada Cadena Cope. Pero “el Gobierno no tiene tomada ninguna decisión” todavía, subrayó.

“De momento, nosotros tenemos cubierta la práctica totalidad de las emisiones (de bonos de deuda, ndlr) de este año. Incluso ya hay empresas que se han financiado” en el mercado, añadió Rajoy, dando a entender que esta relajación de la presión de los inversores permitiría no tener que pedir la ayuda antes de enero.

España cumplió ya el 95,1% de su programa de deuda a medio y largo plazo previsto para 2012, según el Gobierno, por un valor de 81.700 millones de euros, y de momento se beneficia de unos intereses en baja. Para 2013 calcula que sus necesidades son de 207.000 millones de euros brutos.

“Si vemos que durante mucho tiempo España se financia a unos precios muy elevados, entonces tendríamos que pedir (el rescate) pero también es muy importante saber cuál sería la actuación concreta del Banco Central Europeo (BCE)”, explicó Rajoy.

España, cuarta economía de la eurozona, ve desde hace meses planear la perspectiva de una solicitud de rescate global, condición impuesta por el BCE para activar un programa de compra de deuda en el mercado secundario que se traduciría en una reducción del coste que paga España para financiarse.

Tras alcanzar niveles récord en julio, la presión que los mercados ejercen sobre la deuda española empezó a relajarse en agosto tras el anuncio del BCE, pese a que el interés que Madrid paga por el bono a 10 años -valor de referencia- seguía estando por encima del 5,8%.

Inquietos, los inversores imponían este martes a España una ‘prima de riesgo’ -el sobrecoste que debe pagar el país para financiarse a diez años en comparación con Alemania- de 433 puntos básicos (4,33 puntos porcentuales).

La decisión de pedir un rescate o no dependerá en gran medida del impacto que puedan tener las compras de deuda por parte del BCE en la prima de riesgo española, señaló Rajoy.

“El problema ya no es solo las condiciones pero cuánto va a bajar la prima de riesgo porque si esto sirve para que se quede en 400 y pico y no baja a 200 pues es evidente que no es lo mismo”, declaró.

“Hay que ver cuáles son las condiciones también y luego hay que garantizarse el apoyo de todos los países de la Unión Europea”, puntualizó, dando a entender que algunos de los socios europeos de España podrían ser reticentes a esta solicitud de ayuda.

Sin embargo, si responde “al interés general de todos los españoles”, el gobierno español se decidirá a pedir dicho rescate, aseguró Rajoy.

Inmerso en un esfuerzo histórico de austeridad para reducir el déficit público, Madrid anunció medidas que combinan recortes presupuestarios con nuevos impuestos para ahorrar 150.000 millones de euros de aquí a fin de 2014.

Pese a haber asegurado reiteradamente que no lo haría, el ejecutivo de Rajoy acabó por subir el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a partir del 1 de septiembre.

El jefe del Gobierno aseguró sin embargo el martes que prevé una menor austeridad en los próximos años, incluyendo “poder bajar” los impuestos en 2014 y mantener “los sueldos de los funcionarios en 2013”.

Tras una reducción del 5% practicada en 2010, el presupuesto de 2013 prevé que los salarios de los funcionarios queden congelados por tercer año consecutivo.

————————————————————————————————————————————————

España no cumplirá reducción de déficit 2012: BBVA

El deterioro de los ingresos fiscales harán incumplir el objetivo.

El deterioro de los ingresos fiscales harán incumplir el objetivo.Bloomberg

El país tendría una caída en la producción de 1.5% para 2013, mientras que el desempleo seguirá creciendo a 26%.

Reuters

España no logrará alcanzar su objetivo de reducción de déficit este año por el deterioro de los ingresos fiscales dada la gravedad de la recesión actual, dijo el martes un informe de BBVA.

“La consolidación fiscal es menos rigurosa que la esperada ya que, aunque se observan avances importantes en la reducción del gasto público, ésta parece no ser suficiente para cumplir con el objetivo de déficit para final de año dado el deterioro de los ingresos”, indicaron analistas del banco en su informe Situación de España.

Aunque no se cumpla el objetivo de déficit del 6.3% del Producto Interno Bruto (PIB) este año, BBVA considera positivo el esfuerzo que se está realizando para ajustar las cuentas públicas españolas, añadiendo que, de no haberse tomado medidas este año, el déficitalcanzaría alrededor del 11.5% en 2012.

En este sentido, el servicio de estudios del banco dijo que se debe avanzar en la reforma de laspensiones adelantando la puesta en marcha del factor corrector.

Perspectiva 2013 se mantiene débil

BBVA reiteró sus perspectivas de crecimiento negativas este año y el próximo para una economía española que ya entró en recesión en el primer trimestre.

“La economía española continúa el proceso de ajuste de la actividad y el empleo que, en el más probable de los escenarios, se prolongará hasta la primera mitad de 2013 y supondrá una caída del PIB del 1.4%, tanto este año como el siguiente. Todo ello a pesar de que, en el tercer trimestre del año, la caída de la actividad resultó menos intensa de lo esperado hace 3 meses”, dijo BBVA Research.

Las previsiones del banco contrastan con las caídas del 1.5 y del 0.5% que prevé el Gobierno para 2012 y 2013, respectivamente.

BBVA añadió que espera que el empleo siga disminuyendo este año y el próximo, vaticinando una tasa de desocupación del 26% en el horizonte de su estudio, frente al 25% actual.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el martes que esperaba una caída menor de lo esperado en el empleo este año, añadiendo que 2012 sería el peor año de la crisis para España y que no esperaba tener que volver a subir los impuestos.

FinanzasMartes, 06 de Noviembre de 2012Redactor: Marco Martínez—————————————————————————————————————————————-

Desempleo en España se disparó en octubre

noviembre 5 de 2012

Foto: Archivo Portafolio.co

Subió 2,73 por ciento. En total, el número de desempleados llegó a 4.833.521 personas.

El desempleo en España se disparó en octubre, un mes tradicionalmente negativo para el mercado laboral que pierde una buena parte de la contratación extra generada en los meses del verano boreal, según datos divulgados este lunes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El desempleo subió un 2,73 por ciento intermensual a 128.242 personas, frente a las 134.182 personas del mismo mes del 2011. En total, el desempleo registrado se ha situado en 4.833.521 personas.

Desde octubre del 2011, el desempleo se ha incrementado en 472.595 personas, equivalente a un 10,84 por ciento.

En términos desestacionalizados, el desempleo se ha situado en 4.844.664, lo que supone 21.210 desempleados más que el valor desestacionalizado del
desempleo registrado en septiembre.

“Octubre será el mes más negativo. A partir de aquí, debemos ver una menor destrucción de puestos de trabajo”, dijo Estefanía Ponte, directora de estrategia y economía de Cortal Consors. Por sectores económicos, el desempleo registrado bajó en construcción en 3.670 personas (-0,48 por ciento).

En sentido contrario, subió en el resto de los sectores: en agricultura se incrementó en 24.401 (15,18 por ciento), en industria en 8.888 (1,69 por ciento), en servicios en 97.610 (3,39 por ciento) y en el colectivo sin empleo anterior en 1.013 (0,27 por ciento).

Pese al fuerte incremento de la desocupación, el dato de octubre supone el quinto mes consecutivo en el que el desempleo registrado evoluciona mejor que los mismos meses del 2011. Por su parte, el número de contratos registrados en octubre totalizó 1.427.173, una subida de 132.372, equivalente a un 10,22 por ciento sobre el mismo mes del año 2011.

La contratación acumulada en los diez primeros meses del 2012 alcanzó 11.558.721, 491.216 contratos menos (-4,08 por ciento) que en igual periodo del año anterior.

En octubre del 2012 se registraron 130.632 contratos de trabajo de carácter indefinido, con un aumento del 34,31 por ciento sobre el mismo mes del año anterior. Los contratos indefinidos representan el 9,15 por ciento de todos los contratos.

“Esperamos un cuarto trimestre muy malo en términos de consumo y actividad y eso va a pesar en el dato de empleo, pero nuestro escenario para el año que viene no es tan negativo y comenzaremos a ver la luz al final del túnel”, agregó Ponte.

————————————————————————————————————————————————-

El Consejo Económico y Social de Portugal pide renegociar el rescate

05/11/2012 EFE

Lisboa, 5 nov (EFECOM).- El Consejo Económico y Social (CES) de Portugal, un órgano asesor formado por delegados de sindicatos, patronales, Administración y entidades cívicas, pidió hoy la renegociación de los intereses del rescate financiero del país.

El CES, que en su anterior informe, de septiembre, había alertado de las consecuencias negativas de la prolongación de la austeridad, aboga ahora porque se negocie de forma “urgente” con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) los intereses del préstamo de 78.000 millones concedido el año pasado a Portugal.

En su parecer, no vinculante para el Ejecutivo, el Consejo advirtió de que el país puede entrar en un proceso “doloroso” en el que no sirvan de nada los ajustes presupuestarios por culpa de una deuda pública que llegará en pocos años al 120 por ciento del PIB empujada, en parte, por los intereses del rescate.

Los 78.000 millones de euros negociados en mayo de 2011 por el entonces primer ministro de Portugal, el socialista José Sócrates, incluían una previsión de intereses de 34.400 millones de euros con tipos entre el 4 y el 5 % y un vencimiento a más de diez años.

El CES pidió hoy medidas que fomenten el crecimiento de la economía y la creación de empleo, y avisó de que “no fue debidamente ponderado” el bajo nivel de los ingresos medios de la población y el elevado endeudamiento de las familias y las empresas.

Se lamentó también, en su informe, de que se haya descuidado el papel de las pequeñas y medianas empresas lusas, cuyas estructuras financieras son “muy frágiles”, y el peso “muy significativo del mercado interno” en la economía portuguesa, que intenta superar la crisis sobre todo con el sector exportador.

Los presupuestos de Portugal para 2013, los más duros de las últimas décadas y que fueron aprobados en su primera versión el pasado 31 de octubre, incluyen por tercer año consecutivo, fuertes recortes de gasto público y significativas subidas del impuestos para reducir el déficit estatal en otros tres puntos, al 4,5 %.

La oposición de izquierda, los sindicatos, patronales y hasta destacadas figuras de la alianza conservadora que gobierna Portugal, se han opuesto a las nuevas medidas de austeridad incluidas en ese presupuesto.

El CES, en su informe divulgado hoy, avaló los argumentos de esos sectores de opinión que piden al primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, un giro en la política económica para evitar más sacrificios a un país acosado ya por una caída de la economía del 3 % este año y un desempleo próximo al 16 %.

El Consejo Económico y Social de Portugal es un órgano constitucional de obligada consulta en los procesos de concertación social entre Gobierno, sindicatos y empresarios, que se pronuncia también, con carácter no vinculante, sobre cuestiones de gran repercusión nacional. EFECOM

————————————————————————————————————————————————

La zona euro en riesgo de hundirse en la recesión en el cuarto trimestre

El índice compuesto, que sintetiza la actividad en los sectores de  servicios y manufacturero, se situó en 45,7 puntos en octubre, contra 46,1 en  setiembre, indicó Markit, la empresa que calcula el índice PMI.

por AFP – 06/11/2012 – 

La zona euro podría hundirse en una recesión  en el cuarto trimestre del año, después de que la actividad del sector privado  volviera a contraerse en octubre en la unión monetaria, según una primera  estimación del índice PMI divulgado este martes.

El índice compuesto, que sintetiza la actividad en los sectores de  servicios y manufacturero, se situó en 45,7 puntos en octubre, contra 46,1 en  setiembre, indicó Markit, la empresa que calcula el índice PMI. 

El repliegue afecta a las cuatro economías más grandes de la zona euro,  Alemania, Francia, Italia y España, añadió.

La actividad privada avanza cuando el índice está por encima de 50 puntos y  se contrae cuando cae por debajo.

—————————————————————————————————————————————-

Economías europeas se arriesgan a una mayor contracción a fines de año

martes 6 de noviembre de 2012
<p>Un grupo de barras de acero de distinta calidad y tama&ntilde;o en una planta de la acerera Lech-Stahlwerke GmbH en Meitingen, Alemania, oct 9 2012. El cuarto trimestre, hasta el momento, no ha mejorado en nada la suerte de la mayor&iacute;a de las econom&iacute;as europeas, que ahora corren el riesgo de una contracci&oacute;n mayor a lo esperado, seg&uacute;n datos publicados el martes. REUTERS/Michaela Rehle</p>
Por Andy Bruce

LONDRES (Reuters) – El cuarto trimestre, hasta el momento, no ha mejorado en nada la suerte de la mayoría de las economías europeas, que ahora corren el riesgo de una contracción mayor a lo esperado, según datos publicados el martes.

El índice de gerentes de compras (PMI por sus siglas en inglés), que mide la actividad de miles de empresas, mostró que las firmas de la zona euro sufrieron en octubre su peor mes desde junio del 2009, con pocas esperanzas de un cambio a corto plazo.

La zona euro se basa principalmente en Alemania, su mayor economía, para generar crecimiento. La actividad comercial en ese país se contrajo a un ritmo más rápido el mes pasado.

Markit, compilador de la encuesta, dijo que el último PMI iba en línea con una contracción de la economía de la zona euro a un ritmo trimestral de alrededor del 0,5 por ciento.

Si el índice PMI no mejora en noviembre y diciembre, la economía de la zona euro podría enfrentar una fuerte contracción en el cuarto trimestre en lugar del estancamiento proyectado por economistas consultados por Reuters hace dos semanas.

“Dada la estabilización de los mercados financieros y en los indicadores de confianza del consumidor en algunos países, pensamos que tal vez volverían a ver también cierta estabilización en los índices PMI”, dijo Janet Henry, economista jefe para Europa de HSBC.

“Lo que es decepcionante sobre los datos del cuarto trimestre es la debilidad que se refleja en los indicadores básicos de la zona euro”, agregó.

Esto se aplica en particular a España, la cuarta mayor economía de la zona euro, ya que el sector servicios se contrajo por decimosexto mes consecutivo.

—————————————————————————————————————————————–

La desaceleración de la economía de la zona euro se profundizó al comienzo del cuarto trimestre de
este año y la producción manufacturera combinada con la actividad del sector servicios cayó al ritmo más rápido desde junio de 2009. Esta es la primera estimación del índice PMI divulgado este martes por Markit, la empresa que lo calcula.

Según el informe, el índice compuesto, que sintetiza la actividad en los sectores de servicios y manufacturero, se situó en 45,7 puntos en octubre, contra 46,1 en setiembre.

El repliegue afecta a las cuatro economías más grandes de la eurozona, Alemania, Francia, Italia y España. España, Francia e Italia registraron fuertes contracciones en octubre, aunque los ritmos de declive en estos tres países se atenuaron ligeramente frente al mes anterior. La desaceleración en Alemania fue menos acentuada en general, aunque fue más rápida que la observada en septiembre.

—————————————————————————————————————————————–

Seguimiento de la crisis: evolución de los acontecimientos en Europa

RGE / Nouriel Roubini
5/11/2012

Eurozona: Las estimaciones del índice PMI definitivo para la región confirman que la recesión está cobrando fuerza en la Eurozona, y el cuarto trimestre se presenta más sombrío de lo previsto. El empeoramiento de los datos para la producción industrial, los indicadores de confianza y el desempleo sugieren una contracción de la actividad económica global del 0,1% intertrimestral en el tercer trimestre, y un ritmo de descenso similar en el cuarto trimestre. Los riesgos para nuestra previsión continúan estando a la baja.

Alemania: Las estimaciones del índice PMI definitivo publicado por Markit confirmaron la continuación del deterioro de las condiciones empresariales generales, ya que el índice manufacturero descendió de 47,4 en septiembre a 46,0. Aunque esta lectura se situó ligeramente por encima de la estimación preliminar (45,7), el desglose detallado sugiere que la producción y los nuevos pedidos de exportación se han contraído a un ritmo acelerado.

España: El índice PMI manufacturero publicado por Markit registró un cifra de 43,5 en octubre, sensiblemente por debajo de los 44,5 puntos del mes de septiembre, manteniéndose en territorio contraccionistas por 18º mes consecutivo. Los nuevos pedidos también cayeron hasta 40,4, el nivel más bajo de los últimos tres meses. Si bien los precios de los insumos continuaron aumentando en octubre, los precios de los productos volvieron a caer debido a la debilidad de la demanda, lo que sugiere que el cuarto trimestre no será mejor que el tercero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: