El mercado de personas


Argentina: desenlace inesperado en el caso Marita Verón

Vladimir Hernández, BBC Mundo, Argentina

 Miércoles, 12 de diciembre de 2012
Susana TrimarcoTrimarco pedirá juicio político a los jueces que emitieron el fallo.

Uno de los casos más emblemáticos de la lucha contra la trata y explotación sexual de las personas llegó a su fin en Argentina. El desenlace fue inesperado y sorprendió de manera generalizada, debido a la expectativa nacional e internacional que había en torno a su resolución.

Las 13 personas que habían sido enjuiciadas por meses por el secuestro y explotación sexual de la joven María de los Ángeles “Marita” Verón, hace 10 años, fueron absueltas por el trío de jueces que decidió la sentencia del caso.

En la mañana de este martes, los 13 acusados se habían declarado inocentes de los cargos que se le imputaban.

Más de 100 testigos desfilaron por la corte, algunas incluso víctimas de trata que señalaron a varios de los acusados con estremecedores testimonios.

Tras conocerse el veredicto de absolución en la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán, los llantos de alegría de los hasta ese momento acusados se mezclaron con los gritos de indignación de quienes pedían un castigo ejemplar.

Susana Trimarco, la mamá de Marita Verón, quien mediante la búsqueda de su hija logró liberar de círculos de trata a decenas de jóvenes retenidas contra su voluntad, escuchó la sentencia y con rostro adusto y pétreo, abandonó el tribunal.

Instantes después de conocerse la sentencia el hashtag (frase clave) #justiciapormaritaveron se convirtió en trending topic a nivel global en Twitter. La mayoría de quienes lo mencionaban manifestaban su desacuerdo con el veredicto de los jueces.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos en Argentina prácticamente hicieron fila para condenar el fallo, al considerarlo una mala señal para la lucha contra la trata de persona en el país y la región.

No obstante, según se pudo conocer, los jueces consideraron que no fue posible probar el delito de secuestro de Marita Verón, lo que hizo colapsar la acusación.

De acuerdo al abogado penalista Miguel Ángel Pierri “quizás lo que falló fue la investigación”.

“Nadie duda de la batalla de Susana Trimarco, pero es el sistema investigativo el que se debe cambiar”, agregó en declaraciones a medios locales.

Según le dijo Trimarco, hace algunos meses, a BBC Mundo, un testigo vio como a su hija se la habían llevado en un auto personas allegadas a los acusados.

No obstante, este testigo no pudo dar su testimonio ante la justicia ya que no pudo volver a ser localizado.

Luego, mujeres rescatadas de redes de trata, testificaron ante el tribunal que Verón había sido vista en uno de los prostíbulos de una de las acusadas.

Fue esta evidencia la que más generó indignación en organizaciones tras conocerse el veredicto, ya que al darse la absolución se estima que sería difícil convencer a nuevas víctimas de testificar en posibles futuros casos.

¿Legado?

Susana Trimarco: “Jamás voy a abandonar a mi hija”

No obstante, el caso Marita Verón ha sido clave en la última década para impulsar la lucha contra la trata y explotación sexual de las personas en Argentina.

Fue a raíz de la lucha personal de Trimarco que se dieron los primeros pasos. La madre de Verón emprendió una frenética búsqueda que incluso la llevó a disfrazarse de “compradora de mujeres” para la trata, con lo cual influyó decididamente en el rescate de decenas de jóvenes. Muchas, menores de edad.

En vista de que muchas de estas personas, por temor o falta de asistencia familiar, decidieron vivir con Trimarco, ella inició una fundación que lleva el nombre completo de su hija, María de los Ángeles.

En esta fundación, hoy en día, se aloja a mujeres rescatadas o que abandonaron la prostitución, y se les da asistencia social o educativa.

La labor de Trimarco además sirvió para impulsar una nueva legislación en Argentina que combate a la trata de personas en 2008 y que ha servido para el rescate de unas 3,000 víctimas de este flagelo.

Además están las consecuencias indirectas.

A raíz del caso Marita Verón, Argentina llegó a tener este año la primera ciudad sin prostíbulos.

De la mano de la intendenta Blanca Osuna, de la ciudad de Paraná, se impulsó una ordenanza que llevó al cierre de los ocho prostíbulos de la ciudad.

Prostíbulo clausurado en Paraná.Prostíbulo clausurado en Paraná, tras caso Marita Verón. Foto: Intendencia de Paraná.

“El cierre de los prostíbulos era un paso necesario para avanzar contra la trata”, dijo Osuna a BBC, quien admite que “me sensibilizó mucho el caso de Marita Verón”.

Esta medida se aprobó en mayo, y empezó a aplicarse inmediatamente. En caso de que algún empresario quiera abrir de nuevo un prostíbulo, “quedará inhabilitado de por vida para gestionar cualquier negocio o local privado comercial en Paraná”, aseveró Osuna.

Desde que se empezaron a cerrar los prostíbulos en Paraná, tanto la ciudad argentina de Mendoza, como la provincia de Córdoba han iniciado procesos similares para aplicar políticas de este tipo.

Los representantes legales de Trimarco pedirán ahora la intervención del poder judicial en Tucumán ante lo que señalaron fue “un acto de corrupción”.

Además iniciarán el procedimiento por juicio político a los magistrados del fallo.

Sin embargo, aunque esta sentencia no los acompañó, el caso Marita Verón permitió dar los primeros pasos en la lucha contra la trata de personas en Argentina.

Incidentes en protesta por fallo en caso de trata de personas en Argentina

La absolución este martes de los trece imputados en el caso de “Marita” Verón ha generado gran indignación en la sociedad de Argentina, donde se han realizado protestas en diferentes ciudades para repudiar el fallo de la Justicia de Tucumán.

por EFE – 13/12/2012 – 
© EFE

Serios incidentes se registraron este miércoles en Buenos Aires durante una protesta contra un fallo judicial que absolvió a todos los imputados por el secuestro de María de los Ángeles “Marita” Verón, un caso de trata de personas que ha sacudido al país.

Los disturbios se registraron en la sede de la Casa de Tucumán, representación de esa provincia del norte argentino -de donde es oriunda “Marita”- en Buenos Aires.

Los incidentes se iniciaron cuando integrantes de grupos políticos de ultraizquierda derribaron el vallado que la policía había dispuesto frente a la Casa de Tucumán, en el centro de la capital argentina.

Los manifestantes, varios de ellos encapuchados, arremetieron luego contra los policías, a quienes arrojaron piedras, palos, botellas y otros objetos contundentes, lo que obligó a los efectivos a resguardarse dentro de la oficina provincial, cuyo frente, de vidrio, quedó completamente destruido.

Luego un grupo de la Infantería de la policía llegó al lugar para dispersar la protesta, lo que desencadenó nuevos incidentes.

Canales locales de televisión mostraron imágenes de algunas personas heridas, tanto manifestantes como policías y trabajadores de la prensa.

La absolución este martes de los trece imputados en el caso de “Marita” Verón ha generado gran indignación en la sociedad de Argentina, donde hoy se han realizado protestas en diferentes ciudades para repudiar el fallo de la Justicia de Tucumán.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, quien el pasado domingo premió a Susana Trimarco, madre de “Marita” por su lucha por los derechos humanos, dijo que hay un “divorcio entre justicia y sociedad”.

Fernández aseguró que “indigna al país” el hecho de que un tribunal exculpara por unanimidad a los trece imputados por el secuestro de María de los Ángeles Verón, quien fue raptada en 2002 y aún permanece desaparecida.

“No tengo pruebas, pero no tengo dudas: cuando hay dinero de por medio, el mundo puede estar tocando trompetas que no les importa nada”, señaló Fernández.

La madre que se disfrazó de proxeneta para encontrar a su hija

Susana Trimarco

Vladimir Hernández, BBC Mundo, Buenos Aires

 Martes, 3 de abril de 2012

La trataron de matar dos veces, le quemaron la casa, la han amenazado de muerte en innumerables ocasiones: todo por insistir en la búsqueda de su hija desaparecida hace 10 años.

Es Susana Trimarco, cuya hija, María de los Ángeles (“Marita”) Verón fue secuestrada por una banda de trata de mujeres y sometida a la explotación sexual. Su destino, hoy en día, es desconocido.

El caso de Verón tiene al menos dos hechos que lo hacen excepcional.

El primero es que los acusados de su secuestro están siendo juzgados, lo cual no sucede con frecuencia en Argentina cuando son casos de trata o explotación sexual.

Cifras oficiales muestran que en este país unas 1.200 mujeres han sido rescatadas de grupos de trata desde 2008, pero en el mismo lapso apenas se han abierto 122 procesos judiciales que abarcan a unas 200 víctimas y sólo 40 casos llegaron a sentencia.

El segundo hecho se refiere a las cosas que ha hecho Susana Trimarco para tratar de dar con su hija: llegó a infiltrarse como proxeneta en las bandas de trata para obtener pistas, y luego inició una fundación que ha logrado rescatar a más de 400 mujeres de la explotación sexual.

Mala sensación

Susana TrimarcoSusana Trimarco busca a su hija María de los Ángeles (“Marita”) Verón desde hace una década.

“Esto es un dolor terrible que se lleva en el alma de manera permanente. Uno casi se acostumbra a vivir con él”, le dice Trimarco a BBC Mundo, en la agitada oficina que tiene en la Fundación María de los Ángeles, el nombre de su hija, en Tucumán.

Trimarco exuda fortaleza. Tiene un rostro adusto, que pareciera no haber sonreído en años. Pero es cortés, incluso cuando se le pide que recuerde su calvario.

“El 3 de abril de 2002 fue un día muy triste de mi vida. No lo olvidaré jamás. Fue el día que le destruyeron la vida a mi hija. A mi nieta le arrancaron a su madre y a mi me quitaron a mi hija”, afirma.

Cuando “Marita” Verón no volvió a su casa ese día, de una consulta de rutina en el hospital, sus padres no sólo se preocuparon. Algo les decía que las cosas no estaban bien.

“Fuimos a buscarla por todos lados, por las calles que ella tomaba para ir a casa, en los hospitales. Al volver a casa, mi marido y yo nos pusimos a llorar y él me dice ‘algo malo le pasó a mi hija, tengo un mal presentimiento’. Yo le decía que no pensara eso, pero en el fondo los dos sentíamos algo muy feo. Uno como padre sabe”, recuerda.

“El 3 de abril de 2002 fue un día muy triste de mi vida. No lo olvidaré jamás. Fue el día que le destruyeron la vida a mi hija. A mi nieta le arrancaron a su madre y a mi me quitaron a mi hija”

Susana Trimarco

La pista clave que la embarcó en la búsqueda de su hija dentro de organizaciones de trata le llegó de una persona conocida, quien recibió información de alguien que vio cómo tres hombres montaban a Verón en un auto que parecía ser un taxi.

Trimarco logró hablar con el informante, pero cuando acudió nuevamente a él para que declarase ante las autoridades el hombre había desaparecido, dejando en su precaria vivienda en Tucumán todas sus pertenencias.

La “madame”

Trimarco acusó a las autoridades provinciales de ese entonces de ser cómplices de la banda de trata que se llevó a su hija.

Entre los 13 acusados hay ex policías. Pero todos rechazan los cargos.

Por lo que dice fue una falta de ayuda, Trimarco tomó la decisión de emprender las investigaciones directamente.

Con la ayuda de un comisario amigo de su familia inició las pesquisas y averiguaciones diariamente. Tres meses después de la desaparición de su hija tales esfuerzos lograron un primer allanamiento en un prostíbulo. No estaba Marita Verón, pero sí unas 60 mujeres.

AficheEn 2007 Trimarco creó la Fundación María de los Ángeles.

“Mi marido y yo nos paramos en la pista y dijimos que ‘aquellas que están en contra de su voluntad en este lugar vengan con nosotros’. De inmediato una chica sale corriendo y se abraza a mí; así aferrada a mi salió de ese lugar”, cuenta Trimarco.

La mujer se llamaba Anahí. Se quedó un tiempo en casa de Trimarco quien la ayudó a rehacer su vida.

Anahí, por su parte, le dio datos claves para la investigación: confirmó haber visto a Verón y además proporcionó información sobre cómo funcionaba la organización. Hoy en día es un testigo clave del juicio.

Con esta pista y una agenda de teléfonos que obtuvo de un policía arrestado por su vinculación a las bandas, Trimarco escaló sus acciones.

“Me vestí y maquillé y me hice pasar como proxeneta. No era una mujer pública como lo soy ahora y pude meterme en ese mundo”, señaló.

Acordó con una mujer que “vendía” chicas una visita a un prostíbulo. “No le avisé a nadie que iba a hacer eso. Sólo a quien me llevó, quien avisaría a la policía y a mi marido por si no salía después de cierto tiempo”, dice.

“El prostíbulo es el lugar donde las mostraban. Cada una tenía su precio. Todas tenían cara de terror. Había hasta menores de apenas 14 años. Cuando las veías bajaban la cabeza y se cubrían el cuerpo vestido con poca ropa. Su cuerpo mostraba el terror y el dolor que sufrían. Yo no soy psicóloga pero te dabas cuenta del miedo”, recuerda de dicha experiencia.

Estructura

Trimarco visitó cuatro prostíbulos pretendiendo ser proxeneta. Ello le permitió proveer de información a la policía -a través del comisario amigo de la familia- para rescatar a 129 mujeres a lo largo de cuatro años. Muchas vivieron en su propia casa mientras se recuperaban o regresaban con su familia.

En 2007, con ayuda de la Secretaría de Derechos Humanos de Tucumán, decidió abrir la fundación para darle estructura a sus esfuerzos.

“Yo he encontrado a víctimas que tuvieron hasta 12 años secuestradas. Si Marita no está con vida, por lo menos exigiré que me la entreguen”

Susana Trimarco

Desde entonces la agrupación ha logrado abrir más de 800 causas en tribunales, y por lo menos la mitad de estas han llevado a la aparición o recuperación de mujeres sometidas contra su voluntad a la prostitución.

“Tenemos actualmente a 38 víctimas que están recibiendo asistencia psicológica, social y legal. A algunas las ayudamos con sus hijos porque nacieron en los prostíbulos y muchas no saben siquiera quiénes son sus padres”, dice Trimarco.

Los gobiernos de Estados Unidos y Argentina han premiado a esta mujer por sus acciones en contra de un flagelo de alcance global.

Además, su lucha personal impulsó también la aprobación por el legislativo argentino de una Ley contra la Trata de Personas que ha sido fundamental para el rescate de casi 3.000 personas -que sufrían explotación laboral o sexual- desde su promulgación en 2008.

Pero nada de esto hizo que Trimarco se distrajese de la búsqueda de “Marita”.

Actualmente hay 13 personas siendo juzgadas en Tucumán por el secuestro y explotación sexual de su hija. Se espera que el juicio termine en varios meses, pero Trimarco aspira a que le aporte nuevas pistas del paradero de su hija.

“Yo he encontrado a víctimas que tuvieron hasta 12 años secuestradas. Si Marita no está con vida, por lo menos exigiré que me la entreguen”, señala.

“Yo les dije a ellos (los acusados) si yo no tengo paz, ustedes tampoco la tendrán hasta que aparezca. Yo la voy a seguir buscando hasta que la encuentre”.

Lo difícil que es denunciar la prostitución en Argentina

Vladimir Hernández, BBC Mundo, Argentina

 Martes, 17 de enero de 2012
Una prostituta en busca de clientesUn exagente secreto argentino maneja una red de prostitución que llega hasta México.

La historia a veces raya en lo increíble.

Una mujer denunció a su padre, un exagente del servicio secreto, por presuntamente encabezar una red de trata y prostitución en Argentina y México que incluiría posibles pagos de sobornos a jefes policiales argentinos.

Pero tras denunciar el caso, el juez asignado por el sistema judicial resultó ser amigo de su padre.

El caso viene aireándose en la prensa desde hace una semana en Argentina y este martes la denuncia fue ratificada formalmente ante el poder judicial, que ahora tendrá la responsabilidad de dar curso a las pruebas que recopiló Lorena Martins durante buena parte de 2011 sobre las supuestas actividades ilícitas de su padre, Raúl.

Lo que denuncia la mujer es que su padre maneja varios prostíbulos en Argentina, desde los cuales envía -bajo engaño- a mujeres a Cancún, México, donde serían chantajeadas y extorsionadas hasta acceder a participar en el negocio del pago por favores sexuales.

Unas 150 mujeres estarían afectadas en México y otras 40 en Buenos Aires. Algunas que lograron volver de la ciudad balneario mexicana incluso habrían manifestado su disposición a declarar ante la justicia.

Ni la familia ni la justicia

Una prostituta en la calleLa denuncia de la hija del exagente se ha topado con un obstáculo: el juez es amigo de su padre.

“Yo vivo fuera de Argentina y no estaba al tanto de lo que él hacía, pero cuando empecé a ver algunas cosas hablé con él para tratar de que rectificase. Al ser su familiar busqué con el diálogo un cambio de actitud, pero no lo logré y empecé más bien a sentirme amenazada por su organización”, señaló Martins a BBC Mundo.

Ella se infiltró por meses en las actividades de su padre, donde recopiló diferentes documentos, fotos y videos de lo que sucedía. Tales pruebas las entregó a fines de diciembre ante la Unidad Fiscal de Atención a los Secuestros Extorsivos (Ufase).

Pero la fiscalía derivó el caso hacia la justicia ordinaria y entró en los llamados tiempos judiciales, siendo asignada a tres jueces distintos, lo que ha hecho temer ahora por la efectividad de la denuncia, al haberse perdido el elemento de sorpresa para allanar los lugares señalados.

Además, según determinó el sorteo del poder judicial, el juez que asumió finalmente resultó ser Norberto Oyarbide, quien según Martins es amigo de su padre desde hace más de 10 años. El magistrado aún no se ha apartado voluntariamente del caso.

“No puedo entregar pruebas y documentos a un juez que es amigo de mi padre”, aseveró Martins.

La denunciante solicitó formalmente la recusación de Oyarbide, pero aceptó acudir a la citación de tribunales de este martes -para la declaratoria que iniciaría el proceso judicial respectivo- ante un fiscal de otro juzgado.

“Fui citada pero no traje las pruebas suficientes porque no quiero dejarlas con Oyarbide, que estuvo hasta en casamientos en mi familia. Mientras él siga designado se sigue parando la investigación porque no tengo garantías”, señaló Martins.

Trabas

¿Vínculo político?

Uno de los políticos de más alto rango que se ha visto salpicado por las denuncias de Lorena Martins es el jefe de gobienro de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

Macri apareció, junto a su actual esposa, en una fotografía junto al principal socio del denunciado Raúl Martins, en un club nocturno de Cancún.

Incluso circularon versiones de que habría recibido dinero de Martins para su campaña electoral.

No obstante, voceros del jefe de gobierno y de su partido han negado tajántemente tal relación comercial.

“No solamente hay trabas burocráticas, también hay un fuerte elemento de corrupción en estas demoras”, señaló a BBC Mundo Gustavo Vera, de la organización no gubernamental La Alameda, dedica a combatir la trata de personas y que asesora a Lorena Martins.

“Un ejemplo de esta corrupción es que en Buenos Aires siguen habiendo unos 1.350 prostíbulos pese a que están prohibidos por ley. Estos lugares son simplemente un caldo de cultivo para la trata de personas y la servidumbre de menores”, señaló Vera.

Raúl Martins aún estaría viviendo en México, según el testimonio de Lorena Martins y también de la escritora mexicana Lydia Cacho, en el libro “Esclavas del Poder”.

El padre de Lorena está siendo procesado en Cancún por el delito de trata. Sin embargo, un conflicto jurisdiccional entre la justicia federal y la del estado de Quitana Roo han impedido que el caso avance.

“El problema es que la justicia suele intervenir cuando surge un escándalo. Pero cuando la marea baja vuelven las cosas a la normalidad”, señaló Vera.

Como ejemplo, Vera relata que el año pasado la ONG La Alameda llevó adelante el caso de una agente policial que denunció desde adentro a la división de combate a la trata de la Policía Federal.

“Hubo pruebas sobre cómo algunos funcionarios regentaban prostíbulos, los tarifaban, utilizaban a menores, entre otros. Pero la causa la durmieron (en tribunales) como tantas otras”, agregó.

El gobierno nacional anunció este lunes que varios comisarios habían sido separados de sus cargos a raíz de las denuncias de Lorena Martins, mientras se investiga su relación con las acusaciones.

Sin embargo, organizaciones de combate a la trata aclararon que dichos comisarios ya fueron separados de sus cargos en marzo, cuando se efectuó un primer operativo sobre los nexos económicos de la prostitución.

“Muchos siguen cobrando y sin ser procesados”, afirmó Vera.

Amenazas

Trata de mujeresMientras las mujeres prostituidas son maltratadas por los tratantes, Lorena Martins es amenazada por su padre.

Las denuncias de Lorena Martins, sin embargo, han llegado con un costo.

“Yo me fui enterando de las cosas y el nivel de discusiones con él fueron escalando hasta tal nivel que en octubre pasado envió unos hombres a amedrentarme a mi casa”, aseguró a BBC Mundo.

“Me convertí en un riesgo para él y su organización”, agregó.

Desde que se hizo pública la denuncia el Ministerio de Seguridad y Justicia le designó una escolta policial para su protección.

Mientras, el caso proseguirá esta semana en tribunales, a donde fue citada de nuevo a declarar a finales de la semana.

“Aunque nosotros le tenemos más fe a la causa en México, donde ya hay un procesamiento, que en Argentina”, señaló Vera.

Según Naciones Unidas la trata de personas es el tercer negocio ilegal que mueve más dinero en el mundo.

Soledad, víctima de trata

Valeria Perasso, BBC Mundo, Argentina

Soledad tiene 19 años y una larga historia de violencia sexual. Nació en Santiago del Estero, una provincia del noroeste de Argentina, y fue abusada por su padrastro, quien le contagió sífilis y la dejó embarazada cuando tenía apenas 14.

Apenas dio a luz a una niña, viajó a Buenos Aires para tratarse y para escapar.

Sin casa, empleo ni parientes que le dieran la bienvenida en la ciudad, Soledad cargó a su hija por hogares de menores y centros de asistencia. Hasta que un día vio el aviso en el periódico: una agencia ofrecía empleo temporario de limpieza en sitios como hoteles, hospitales, cines y bingos.

En la entrevista de selección descubrió la verdad: allí funcionaba un prostíbulo. La golpearon y la encerraron, para llevarla unas horas más tarde a un “privado” en pleno centro porteño, donde con otra decena de chicas -paraguayas, dominicanas, bolivianas y argentinas- bajo los efectos de las drogas y el alcohol, recibía un desfile incesante de clientes en jornadas de más de 20 horas.

De un “privado” –como llaman aquí a los prostíbulos- pasó a varios más, todos de los mismos dueños. A Soledad y a sus compañeras las trasladaban para que los clientes no se encariñaran y ellas no pudieran revelarles entre sábanas su peor secreto: que estaban allí secuestradas.

Huida y temor

Estuvo así casi un año, moviéndose entre cinco prostíbulos de la zona comercial y financiera de la capital argentina.

A su hija la vio recién después de 8 meses: sus captores la habían llevaron a cargo de una niñera, contratada por los mismos proxenetas para cuidar a los menores y para que las madres pudieran trabajar a tiempo completo.

Soledad en el cartel de un prostíbuloCon afiches como éste de Soledad promocionan a las chicas.

A Soledad la dejaban ir a verla a veces durante las horas del día, siempre acompañada por un custodio de la red para que no pudiera escapar.

El 1 de diciembre de 2009 logró salir, aprovechando que la recepcionista del lugar esteba recién llegada y todavía no entendía bien las reglas del encierro. La convenció de que tenía permiso para ir a ver a su hija, a la que raudamente fue a buscar a casa de la cuidadora y, con ella en brazos, huyó.

Le dieron refugio en un comedor comunitario, mientras esperaba ayuda económica y psicológica de las autoridades argentinas para volver a empezar. Unos días después de la entrevista con BBC Mundo, los responsables del albergue denunciaron que había vuelto a desaparecer.

Al rescate de víctimas de la trata

Valeria Perasso, BBC Mundo, Argentina

Myriam Lesa integra el Área Psicosocial de la Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata (RATT) en la provincia de Córdoba, en el centro de Argentina. Allí, a comienzos de agosto, la Red lideró la búsqueda de una menor que había caído víctima de una red de proxenetas.

En su testimonio ante BBC Mundo, Lesa relató el operativo que permitió que Rosa Johana Benítez, de 13 años, pudiera regresar a su hogar apenas tres días después de haber sido secuestrada.


JohanaJohana fue secuestrada y obligada a prostituirse.

“El pedido de búsqueda llegó desde la filial de RATT en Chaco (provincia del noreste argentino), porque el padre de Johana trabaja allí en la industria algodonera. Él le contó a sus jefes que su esposa le había avisado de la desaparición de su hija en Córdoba y ellos, conscientes de que el hombre es analfabeto, le indicaron con buen tino el camino a seguir.

Así nos llega la denuncia a nosotros. Una de muchas: recibimos unas 50 notificaciones de desapariciones por mes, de las que hay que dilucidar cuáles son casos de trata. Cada vez son más y no damos abasto.

En este caso, la madre se preocupó después de una tardanza de una hora, porque parece que la niña era muy prolija y jamás faltaba de su casa o llegaba tarde.

Nos enteramos el jueves 5 por la noche y enseguida comenzamos a repartir la foto de Johana por e-mail y mensajes de texto. Lo importante era imprimir carteles y empezar a ponerlos por toda la ciudad. Como se trataba de una menor, la organización Missing Children se encargó de publicar la fotografía en los medios de comunicación.

En este caso, ella mandó un mensaje diciendo “Ayúdenme” de un teléfono desconocido. Fue muy bueno que hubiera llamadas de celulares que se pudieran rastrear, por eso supimos que la menor no había salido de la ciudad.

Myriam Lesa, del área psicosocial de la Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata

Las primeras horas son vitales, no hay días ni noches para que a la chica no la trasladen lejos. Si se pierde la pista al principio, después es mucho más difícil.

Yo fui la encargada de hacer la primera entrevista con la familia, que es clave porque suelen estar todos en shock. En este caso, se trata de una familia muy humilde, casi sin instrucción.

Y la información que a uno le dan es clave para comprobar si es un caso de trata. Es muy fácil saberlo si uno está en el tema, en general se puede saber trazando un perfil: si sale, si tiene amigos, si está con algún chico… El año pasado, en un caso que se sospechaba de trata, con una entrevista con la familia y otra con la psicopedagoga de la escuela enseguida supimos que era alguien que se había escapado con un chico, con un novio, y nada más.

Reconstrucción

En el caso de Johana, también fue obvio que había sido un secuestro. Hubo tres compañeras que vieron cómo se la llevaban en un auto: un taxi con patentetrucha (falsa).

Desde allí empezamos a rearmar el rompecabezas de datos: había sido captada a partir de una radio que tiene programas para conocer amigos y le habían dicho que el auto la llevaría al encuentro de una chica que había contactado. Algo que nunca ocurrió, claro.

Logotipo de RATTLa Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata (RATT) registra 50 desapariciones al mes.

La presión funcionó con los secuestradores, en este caso. Mandamos mensajes incesantemente a ese celular del que ella escribió. Gendarmería cerró las rutas de salida de la ciudad y rastreamos la ubicación del celular.

En estas situaciones, pueden pasar dos cosas: que a la víctima la maten -como ha ocurrido ya- o que la entreguen por el temor de saberse rodeados. El domingo siguiente a la desaparición, los captores avisaron a los padres que iban a soltarla en una plaza. Y así fue.

Mientras estuvo secuestrada, la chica estuvo en las llamadas “escuelas de ablande”, donde las entrenan porque son menores, muchas de ellas vírgenes.

Allí la “iniciaron” y estaba previsto que la trasladaran a lo que ellos llaman “casitas”, que son prostíbulos. Las van trasladando permanentemente, las hacen trabajar 24 horas seguidas y las drogan con todo.

Estas escuelas de ablande están “tercerizadas”: quienes están allí no conocen las caras de los jefes de estas mafias, que manejan los hilos pero desde fuera del prostíbulo.

Asistencia posterior

La víctima recuperada casi no habla, incluso hacerle una revisación médica para ver los efectos físicos de lo que le pasó resulta violento. Es una persona que ni siquiera había ido a un ginecólogo antes, ¿cómo hacer para revisarla y explicarle que la violaron por detrás?

Ella estaba ahí, pero dice que estaba tan drogada que sólo sintió un poco de dolor. No sintió los desgarros, ni fue consciente de los moretones que le hicieron en todo el cuerpo.

Ahora se abrió una causa judicial que tiene alcance en todo el país, porque la trata en Argentina es considerada un delito federal.

Lo que es indispensable es generar conciencia desde la casa y la escuela: que los chicos sepan que no tienen que usar los chats ni las radios para hacer amigos, que no tienen que dar sus celulares ni encontrarse con extraños… Lo que siempre se ha dicho, sólo que ahora la expansión de las redes sociales y el aumento de la trata lo ha hecho todo mucho más peligroso”.

Consumir prostitución, ¿un crimen?

Valeria Perasso

Valeria Perasso, BBC Mundo, Argentina

Cartel que denuncia la trata de blancas

Las cifras dan señal de alarma: en menos de dos años, 700 jóvenes y niñas desaparecieron en el entramado de presuntas redes de proxenetismo en Argentina. Un promedio de dos por día, en un país que se ha convertido, a la vez, en lugar de tránsito y destino para la prostitución ilegal.

Redes inextricables de dinero y poder, de corrupción y connivencia, de esclavitud y dominación. Según Naciones Unidas, la trata es el tercer comercio ilegal global después del narcotráfico y la venta de armas. Y va en aumento.

Para revertirlo, el Congreso argentino debate cómo modificar la vigente Ley de Prevención y Sanción de la Trata de Personas, que no por nueva –fue sancionada en abril de 2008- parece estar a tono con la época, según denuncian organizaciones no gubernamentales que trabajan en la materia.

El debate incluye una propuesta polémica: sancionar el consumo de prostitución como un modo de frenar la captación forzada de mujeres. Más precisamente, penalizar a los clientes que entreguen “dinero o bienes” a cambio de servicios sexuales.

Oferta y demanda

El respaldo a la medida no es de orden moral, dicen sus responsables, sino una cuestión de mercado.

“Si no existiese quién pagase no habría prostitución, y si no existiese prostitución no habría trata. La trata es simplemente una consecuencia de la falta de oferta ante una demanda creciente”, señala a BBC Mundo Viviana Caminos, coordinadora de la Red Alto al Tráfico y la Trata (RATT).

Manifestación en Argentina Manifestación en Argentina contra el tráfico sexual, tercer comercio ilegal según la ONU.

En el país, la práctica de la prostitución no es ilegal si se ejerce a título individual. Pero sí está penado el beneficio comercial por parte de terceros y, aunque prostitución y trata no son la misma cosa, una no existiría sin la otra.

El psicoanalista Juan Carlos Volnovich, autor del libro “Ir de putas”, señala que poner el foco en las mafias y los proxenetas es una manera de “invisibilizar” la trata y aliviar la responsabilidad de aquellos que, como clientes, la fomentan aún sin quererlo.

La propuesta de criminalización del cliente se basa, según los expertos, en el modelo aplicado en Suecia, por el que las autoridades nórdicas lograron reducir en un 80% los delitos de explotación sexual.

Pero, en su versión Argentina, la reforma exige destapar la realidad de los prostíbulos: aunque prohibidos por ley desde comienzos del siglo XX, en todo el territorio operan bajo títulos eufemísticos, como pools o whiskerías.

“En estos sitios hay mujeres contratadas bajo la figura de “alternadoras”, a las que se les exige un carnet sanitario con control ginecológico. O sea que la finalidad es evidente”, expresa la diputada Cecilia Merchán, una de las impulsoras de los proyectos.

¿Libre elección?

La primera reacción contra el modelo provino de las mismas prostitutas, agrupadas en la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar), que reporta 4.000 integrantes.

A las que dicen que caemos en esto porque no podemos elegir, les contestamos que eso es subestimarnos. ¡Como si fuéramos tontas! Nosotros elegimos este trabajo y no por eso no es digno.

Elena Reinaga, secretaria general de AMMAR

“No estamos de acuerdo con penalizar al cliente porque consideramos que eso nos va a exponer a mayor clandestinidad a las que sí estamos en este trabajo por consentimiento propio”, declara a BBC Mundo la secretaria general del sindicato, Elena Reynaga.

Esa clandestinidad tendría efecto directo sobre cuestiones de salud y seguridad.

La persecución de los consumidores –dicen- generaría mayor represión policial y limitaría la capacidad de defender derechos básicos como el uso obligado del condón en el cliente.

¿Explotadas o subestimadas?

¿Pueden ellas, como trabajadores del sexo, consentir a lo que muchos consideran como esclavitud de género? Las propuestas de reforma legislativa no han hecho sino recalentar el debate.

Para las organizaciones no gubernamentales, no puede hablarse de “libre elección” porque muchas de quienes optan por comercializar su cuerpo entraron al mundo de la prostitución por falta de opciones. La pobreza, la marginalidad y el desempleo son, al decir de los especialistas, caldo de cultivo para una potencial explotación sexual.

Manifestantes en contra de la trata de blancasLa criminalización del cliente redujo en un 80% los delitos por explotación sexual en Suecia.

“No hubo un consentimiento real porque lo que les faltó fue un sistema de protección, en la infancia o al salir al mundo laboral, y el Estado no les da respuestas. Luego dicen que es lo que quieren porque es el único mundo que conocen”, señala Fabiana Túñez, de la organización feminista La Casa del Encuentro.

La socióloga Silvia Chejter, especializada en temas de trata, va más allá: considera que la noción de prostitución como “trabajo” representa para las mujeres un modo de inclusión social que, aunque estigmatizado, las inserta en el ciclo económico-productivo.

Ante el análisis, la dirigente de meretrices Reynaga tiene una respuesta tajante.

“A las que dicen que caemos en esto porque no podemos elegir, les contestamos que eso es subestimarnos. ¡Como si fuéramos tontas! Muchas compañeras de Ammar venimos de un contexto de desigualdad, pero no somos las únicas: el cartonero, el albañil, la empleada doméstica también optaron por lo que pudieron en un marco de falta de oportunidades. Nosotros elegimos este trabajo y no por eso no es digno”, argumenta.

Trata: dos pérdidas y una muerte

Valeria Perasso, BBC Mundo, Argentina

Lleva encima muchas fotos y una pancarta escrita a puño, para denunciar que su hija, Dana Josefina Pecci, fue dos veces secuestrada y murió víctima de presuntos negocios de trata dentro de Argentina.

Adriana Gordó cuenta la historia con todos los detalles y minucias que –intuye- podrían llevarla a desenmarañar las redes delictivas que se cobraron la vida de su hija y que, según denuncia, tienen todavía secuestrada a su nieta.

La saga de Dana comenzó en agosto de 2003, a los 16 años, cuando se fue con una amiga detrás de un muchacho que habían conocido por internet y que las había invitado de visita a Olavarría, una localidad a 350 kilómetros de Buenos Aires.

La joven había recibido seis disparos en la cabeza. Había sobrevivido dos días lúcida, suficientes para contarle a las enfermeras en el hospital que había intentado huir por los maltratos, que las balas se las había metido su captor, que él mismo se había llevado a su hija

En la dirección que les había dado funcionaba, en realidad, un salón de pool: una de las denominaciones con que los prostíbulos argentinos logran burlar la ley.

Al supuesto amigo virtual jamás lo encontraron, pero Dana cayó en otra trampa: aceptó trabajar para un señor, que le pidió que hiciera las veces de enfermera y ama de llaves a cambio de un sueldo módico.

Toda esta historia, Adriana la escuchó de boca de su propia hija. Dana logró escaparse de aquella casa-quinta, donde ella y otras cuatro jóvenes habían quedado a merced de ese señor mayor, obligadas a recibir visitas a deshora de clientes de la zona. “Incluidos policías amigos de los dueños de casa, los Adorno, una familia muy poderosa en Olavarría”, denuncia Gordó.

Pedro Rudecindo Adorno, “el viejo”, según sus acusaciones ante la Justicia, es el proxeneta que estaba a cargo del domicilio donde su hija permaneció secuestrada y fue señalado como el responsable de su homicidio. Hoy Adorno está en una prisión bonaerense, condenado a 11 años por la muerte de Dana.

“Una noticia buena y otra mala”

Pero entre aquel secuestro y la muerte, pasaron muchas cosas: Dana regresó al hogar, contó su historia, tuvo miedo, fue internada en un neuropsiquiátrico por trastornos severos derivados del encierro, tuvo tendencias suicidas, problemas con su madre, intenciones de escapar de su propio hogar.

Hasta que, en 2005, volvió a caer en manos de las mismas redes que la habían tenido presa dos años antes.

Dana Pecci, secuestrada y asesinadaDana fue enterrada como una NN.

En su segundo encierro, quedó embarazada –presuntamente, de uno de sus captores-. Adriana lo supo mucho después, por una periodista de Olavarría que investigaba el caso para el periódico local. Por teléfono, la cronista fue quien le dio “una noticia buena y otra mala”:

La joven había recibido seis disparos en la cabeza el 17 de noviembre de 2007. Había sobrevivido dos días lúcida, suficientes para contarle a las enfermeras en el hospital que había intentado huir por los maltratos, que las balas se las había metido su captor, que él mismo se había llevado a su hija, que necesitaba recuperar a la beba para volver a Buenos Aires y criarla en compañía de la abuela.

Tras la muerte, Dana fue enterrada como “NN, posible paraguaya” en el cementerio de la ciudad de La Plata, donde la encontró Adriana tras probar con su ADN que se trataba de la hija que llevaba tres años buscando.

Gordó presentó así una denuncia ante la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (Ufase) y, desde entonces, reclama por la inacción policial y la falta de avances en la causa. Sin descanso, sigue intentando recuperar a su nieta Luciana, que lleva el apellido “de quien fue responsable de la tragedia de Dana” y cuya tenencia ha sido otorgada a los allegados de Adorno por decisión judicial.

Abolición, no regulación

Prostitución, una forma de trata de mujeres, piden a la UE

Prostitución, una forma de trata de mujeres, piden a la UE

Manifestación en Francia en favor de la abolición de la prostitución.
El Parlamento Europeo escuchó los argumentos de 200 ONGs, que piden proteger y liberar a mujeres prostituidas; y criminalizar el tráfico de personas.

06 DE DICIEMBRE DE 2012, BRUSELAS

 Ni más ni menos que 200 ONGs estuvieron representadas el pasado lunes en una importante cita en Parlamento Europeo. Unidas en el mayor grupo de presión por los derechos de las mujeres en Europa, el European Women Lobby (EWL por sus siglas en inglés), exigieron acciones contundentes para acabar con el abuso de mujeres en el comercio sexual. En su conferencia ante parlamentarios, argumentaron con cifras y casos concretos que la prostitución está construida sobre la violencia contra las mujeres. Y que, por tanto, debe ser abolida.Más de diez años han pasado desde que Suecia y los Países Bajos pusieran en marcha sus políticas de prostitución en Europa, totalmente opuestas. Mientras la primera optó por una ley de tolerancia cero, convirtiéndose en el único país europeo que impide cualquier forma de prostitución; la segunda legalizó su práctica en lugares como el famoso barrio rojo de Amsterdam.

Sólo  Amsterdam  concentra 8.000 “trabajadoras sexuales”, más de un tercio de la cifra total en Francia (20.000), según cifras de EWL. Y la mayoría de las que ejercen legalmente la prostitución trabajan “involuntariamente”, según la propia policía holandesa.  Suecia , en cambio, sólo tiene 2.000 prostitutas y el número de personas sexualmente explotadas se ha reducido a la mitad desde 1999.

 “UNA FORMA DE VIOLENCIA”
Según todos los colectivos del EWL, que trabajan en diferentes campos por la dignidad de la mujer,  la prostitución es “una forma de violencia, un obstáculo a la igualdad, una violación a la dignidad humana y a los derechos humanos” .

“Lo que buscamos es generar una discusión al respecto en el Parlamento Europeo”, ha dicho Pierrette Pape, coordinadora de la campaña.

 CIFRAS DE UNA REALIDAD
El mismo grupo de presión explica los motivos de su lucha. Según los datos que han recogido, del  80% al 95% de las personas que ejercen la prostitución han sufrido algún tipo de violencia antes de entrar en ella  (violación, incesto o pedofilia). Sus datos apuntan a que un 62% de las mujeres entra a la prostitución después de haber sido violada.

Además, un 68% de las mujeres que ejercen la prostitución tiene  síntomas de Estrés Post-Traumático , una cifra que está en el mismo rango que las víctimas de tortura.

El comercio, además, acaba enriqueciendo a terceras personas, en un negocio extremadamente lucrativo. Un  proxeneta gana de promedio 110.000 euros al año  por cada mujer prostituida que explota.

 LA SOLUCIÓN: ABOLICIÓN
 “En el mundo ideal, la prostitución debe ser abolida. Y en el real también. Es cosa de mirar el ejemplo sueco, con un cambio de mentalidad y apoyo real a las trabajadoras sexuales, es posible terminar con la prostitución”, ha explicado Pape a BBC Mundo.

En su intervención ante los representantes del Parlamento Europeo, la organización dio 6 recomendaciones  para los estados miembros: la supresión de las medidas represivas contra las personas prostituidas, la penalización de todas las formas de proxenetismo, el desarrollo de alternativas reales y programas de salida para las “trabajadoras sexuales”, la prohibición de la compra de un acto sexual, la aplicación de políticas de prevención, educación y promoción de la igualdad y sexualidad positivas, y el desarrollo de políticas de prevención en los países de origen de las personas prostituidas.

ESTUPOR EN ARGENTINA POR DICTAMEN JUDICIAL QUE ABSOLVIÓ A RED DE PROXENETAS

El tráfico internacional de menores sigue en aumento

Un informe de la ONU señala que el 27% de las víctimas de trata de blancas en el mundo es menor de edad. Además, calcula que anualmente 2,5 millones personas son explotadas.

Varias personas participan en una vigilia contra la trata de blancas en Argentina. Foto: EFEVarias personas participan en una vigilia contra la trata de blancas en Argentina. Foto: EFE
Agencias EFE/AFP

Viena.-

Las Naciones Unidas alertaron ayer que el 27% de las víctimas de trata de personas para la explotación sexual o laboral en el mundo es menor de edad, lo que supone siete puntos más que hace 6 años. Así se desprende del “Informe Global de 2012 sobre la trata de personas”, emitido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) en Viena.

Se destaca también un dato “preocupante”, el aumento del número de niñas víctimas de este delito que representa  dos tercios de los menores que caen en este tráfico humano. “La proporción de mujeres de todas las edades entre las personas víctimas de trata no ha cambiado radicalmente, pues la disminución del número de adultas entre las víctimas detectadas se contrarrestó en parte por el aumento del número de niñas”, asegura el documento.

Las menores constituyen entre el 15% y 20% del total de víctimas detectadas, mientras que los niños son cerca del 10%, precisa el informe basado en datos proporcionados por 132 países.

La Onudd ha mostrado su preocupación también por la impunidad de los responsables de este crimen, la mayoría hombres, ya que en un 16% de los países que ofreció datos no se constató ninguna sentencia por tráfico de seres humanos, afirmó Yury Fedotov, director general de la Onudd.

Los datos del informe se basan en el análisis de 43.000 víctimas de este delito detectadas en el mundo entre 2007 y 2010.

La Onudd ofrece estimaciones globales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que calcula que cada año hay unas 2,5 millones de víctimas de trata de personas, obligadas a distintos tipos de trabajos forzados, especialmente la prostitución.

Repudio en Argentina

En este contexto, cientos de argentinos reaccionaron ayer con repudio y manifestaciones contra el fallo judicial que absolvió a 13 acusados de integrar una red de trata de personas, entre cuyas víctimas está la desaparecida hija de Susana Trimarco, distinguida en 2007 por su lucha contra la esclavitud sexual.

Un tribunal de la provincia de Tucumán declaró inocentes la noche del martes a quienes habían sido señalados por la Fiscalía como responsables de tráfico de jóvenes, entre ellas de Marita Verón, hija de Trimarco y desaparecida a los 23 años en 2002, en una sentencia que causó estupor e indignación.

Trimarco, quien en su campaña de una década contra la trata de blancas ayudó a rescatar a un centenar de mujeres de la explotación sexual, anticipó que en 15 días presentará un pedido de juicio político contra los integrantes del tribunal.

El tráfico de seres humanos, pese a ser un crimen contra la humanidad, no para de crecer, al menos en Europa. Las principales víctimas son mujeres jóvenes, captadas como si fueran esclavas para trabajar como prostitutas.

La venta de niños como esclavos es uno de los crímenes más odiosos que existe. Y sin embargo está creciendo.

Por su propia naturaleza, el tráfico de personas es extremadamente difícil de cuantificar. Los más prudentes estiman que globalmente se venden cada año un millón doscientos mil niños. Y que actualmente hay cinco millones y medio de menores en régimen de esclavitud.

ONU alerta de tráfico de menores

VÍCTIMAS. Dos niños trabajan en Abeokuta, Nigeria, tras ser plagiados. (Foto: ARCHIVO AP )
Jueves 13 de diciembre de 2012 El Universal
VIENA (EFE).— Las Naciones Unidas alertaron ayer de que son menores de edad el 27% de las víctimas de la trata de personas para la explotación sexual o laboral en el mundo, lo que supone siete puntos más que hace seis años.Así se desprende del “Informe Global de 2012 sobre la trata de personas”, emitido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en Viena.

Se destaca también un dato “preocupante”: el aumento en el número de niñas víctimas de ese delito que ya representan dos tercios de todos los menores que caen en ese tráfico humano.

Las menores constituyen entre 15 y 20% del total de víctimas detectadas, mientras que los niños suponen cerca del 10%, precisa el informe basado en datos proporcionados por 132 países.

La ONUDD ha mostrado su preocupación también por la impunidad de los responsables de este crimen, en su inmensa mayoría hombres, ya que en el 16% de los países que ofrecieron datos no se constató ninguna sentencia por tráfico de seres humanos.

“La trata de personas exige una respuesta contundente basada en la asistencia y protección a las víctimas, la aplicación rigurosa del sistema de justicia criminal, una política de migración adecuada y firme regulación de los mercados de trabajo”, afirmó en un comunicado Yury Fedotov, director general de la ONUDD.

Los datos del informe se basan en el análisis de 43 mil víctimas de este delito detectadas en todo el mundo entre 2007 y 2010.

La ONUDD ofrece estimaciones globales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que calcula que cada año hay unas 2.5 millones de víctimas de trata de personas, obligadas a distintos tipos de trabajos forzados, especialmente la prostitución. El tráfico humano para la explotación sexual supone el 58% de los casos mundiales —más frecuente en Europa y América—, mientras que la explotación laboral representa el 36%.

Perú: condenados por trata de niños reciben penas menores a ley (Defensoría)

11 de diciembre de 2012 

La Defensoría del Pueblo de Perú denunció este martes que los sentenciados por delitos de trata de menores reciben penas menores a las previstas por la ley y que son pocos los condenados.

De 100 casos procesados por trata de menores desde 2007, “solo 19 fueron condenados, la mayoría con penas de cárcel menores a las establecidas por la ley de lucha contra la trata de menores”, dijo a la AFP Jorge Vega, comisionado de la Defensoría del Pueblo.

Según la ley, si la víctima tiene de 14 a menos de 18 años, la pena debe ser de 12 a 20 años de cárcel y si es menor de 14 y padece de alguna discapacidad física o mental, la pena debe ser de 25 a 35 años de prisión.

“Sin embargo, en la mayoría de las sentencias dictadas por los jueces hemos visto que las condenas están por debajo de la ley”, dijo Vega.

Indicó que el informe “La trata de personas en agravio de niños, niñas y adolescentes” revela que para justificar la disminución de las penas, los jueces argumentan que “los padres de las víctimas dieron consentimiento o que el negocio donde eran explotados los menores era pequeño y estaba formalmente constituido”.

El documento, presentado este martes por la Defensoría, señala que de los 100 procesos revisados, 42 tienen sentencia final. De esos 42 detenidos con sentencia, 19 fueron condenados con cárcel, 13 fueron absueltos y en 10 casos se reservó el proceso porque el agresor está prófugo. Los 58 casos restantes fueron archivados por falta de pruebas.

Vega señaló que “ninguna de las víctimas menores de edad recibió medida de protección de la policía, de la fiscalía dentro del proceso, pese a que se encontraban en situación de vulnerabilidad”.

“Se necesita reforzar acciones destinadas a implementar un verdadero sistema de protección de las víctimas y sus familias”, precisó.

2 de diciembre de 2012

COMBATAMOS TODOS LA TRATA DE MENORES

Cuando vemos que 1.2 millones de niños son traficados anualmente, y que el 60% de las víctimas de trata humana en el mundo no alcanza la mayoría de edad, pensamos que tan terrible aberración ocurre muy lejos de nuestros hijos, pero lo cierto es que en Puerto Rico, igual que en muchos otros países, la explotación de menores está presente.

Y está latente, aunque se haya convertido en un crimen invisible. Por tanto, para combatir con éxito esta lucrativa y desalmada actividad criminal se requiere de voluntad gubernamental, de apoyo ciudadano y de sólidas alianzas multisectoriales que permitan documentar el problema, sacarlo de la sombra y trazar estrategias sociales y de política pública para erradicarlo.

De ahí la importancia de la titánica labor que realiza la Fundación Ricky Martin contra la trata humana, reseñada en profundidad esta semana por el diario Índice en una edición especial en la que el propio artista reclama que hay que concienciar y educar a los ciudadanos sobre la trata humana, “el segundo crimen más lucrativo del mundo, del cual son víctimas millones de niños y niñas, incluyendo los de nuestro querido Puerto Rico”.

Los dramáticos datos contenidos en la edición deben movernos a todos a la colaboración en este gran esfuerzo. Un estudio titulado “La trata de personas en Puerto Rico: un reto a la invisibilidad”, revela que la explotación de seres humanos en el mundo produce alrededor de $96,000 millones en ganancias anuales, tres veces más de lo que generaba hace cuatro años, según explicó el presidente de la Junta de Directores de la Fundación, César Rey.

Realizado en alianza con Iniciativa Comunitaria y Nuestra Escuela, el estudio plantea que parte de los casos que se manejan como maltrato de menores en Puerto Rico son en realidad situaciones de explotación.

En octubre pasado, agentes federales arrestaron a una mujer acusada de prostituir a su hija menor, a la que llevó a un hotel de la capital junto a otras dos menores con el aparente propósito de prostituirlas.

No se trata de un caso aislado. Hace apenas un año se publicó extensamente el histórico caso de Rommel Cintrón Pons, alias “Peluquín”, el primero en torno a una presunta red de prostitución infantil en Puerto Rico, que culminó cuando el acusado se declaró culpable de los cargos menores de encubrir en su casa a una menor que iba a ser sometida a comercio sexual por parte de un adulto.

El Código Penal de 2012 establece una pena fija de ocho años de cárcel para cualquier persona convicta de prostituir a menores, pero la justicia no persigue con igual virulencia a la clientela que sostiene esta repugnante práctica.

El estudio citado reveló que gran parte de los casos que se manejan como maltrato de menores en Puerto Rico son en realidad situaciones de explotación que se dan, según Rey, “principalmente en hogares sustitutos” y que abarcan “desde prostitución de niñas a cambio de comida o teléfonos, hasta la clasificación de drogas, como parte de su trabajo” en esos hogares.

Para ayudar a potenciar y multiplicar iniciativas y esfuerzos, como los de la Fundación Ricky Martin, debemos unirnos todos -autoridades, comunidades, ciudadanos- para propulsar y poner en vigor medidas preventivas, efectivas y urgentes que impidan la proliferación del abuso que representa la explotación de personas. Medidas que castiguen con todo el peso de la ley, y sin miramientos, no sólo a los perpetradores de este crimen, sino también a aquellos pervertidos de fachada respetable que los financian con su torcido auspicio.

Operativo internacional

Liberados 400 niños víctimas de trata en Burkina Faso

Liberados 400 niños víctimas de trata en Burkina Faso

Miles de menores trabajan en las minas de oro de Burkina Faso (Foto: Interpol).
La sede de Interpol en Francia informó que los niños rescatados no recibían pago ni escolaridad y a menudo fueron víctimas de abuso sexual.

27 DE NOVIEMBRE DE 2012, PARIS

Una operación policial internacional  ha liberado a cientos de niños , algunos de tan sólo 6 años de edad, del trabajo forzoso en Burkina Faso y  ha provocado la detención de 73 personas sospechosas de tráfico de niños  o su explotación laboral.La policía encontró a los pequeños -que habían sido vendidos- trabajando en las profundidades de las minas de oro y los campos de algodón en el país de África Occidental, sin salario ni escolarización. Algunos de ellos fueron víctimas de abusos sexuales, informó Interpol.

El operativo ha sido una victoria contra el trabajo infantil forzoso en esa zona del mundo, que tiene algunas de las tasas más altas de pobreza a nivel global. Aquí,  mientras los niños a menudo son enviados a trabajar como jornaleros en los campos de otras personas o se emplean en las numerosas minas, las niñas frecuentemente son enviadas a trabajar como sirvientas en las casas de la élite urbana.

 CONDICIONES EXTREMAS
En este caso,  los 387 pequeños rescatados fueron encontrados trabajando en condiciones extremas, incluyendo “agujeros estrechos, minería sin aire”,  y devueltos a sus familias o acogidos por los servicios sociales.

La operación tuvo como escenario varios sitios alrededor de la capital de Burkina Faso, como Ouagadougou, y Houndé y Bobo Dioulasso.

“Interpol seguirá trabajando en estrecha colaboración con todos los países miembros para identificar y detener la explotación de estas víctimas inocentes y ayudar a recuperar la infancia que merecen”, expresó Henri Guida Blemin, de la unidad de la agencia de policía de tráfico de personas.

Especialistas de la Interpol capacitaron a funcionarios locales antes de la operación, con la esperanza de que puedan desmantelar las redes de trata de niños y prevenir el trabajo infantil en el futuro. La agencia ha llevado a cabo operaciones similares en otros países de África desde 2009.

 EL “ORO DE LOS NIÑOS”
Varios miles de niños trabajan largas horas en tareas peligrosas en cientos de primitivas minas de oro esparcidas por la selva de África Occidental. Ellos se deslizan en profundos y estrechos pozos en las minas y frotan directamente el mercurio en sus manos para atraer el oro y extraerlo. El “oro de los niños” es comprado por los comerciantes ambulantes y enviado en camiones al mercado mundial.

La  Organización Internacional del Trabajo (OIT) describe a los niños mineros como “una de las peores formas de trabajo infantil”,  y ha trabajado para la sanción de leyes y la firma de acuerdos para la lucha contra este flagelo.

Según la OIT, hay más de 200 millones de niños trabajadores en el mundo.

Con códigos de conducta buscan prevenir trata de niñas y niños

Con la presencia de las autoridades estatales y nacionales de Sectur hoy signaron el convenio del Código de Conducta con el cual buscan prevenir la trata de niños y adolescentes.

Con códigos de conducta buscan prevenir  trata de niñas y niños

Por: Sugeyry Romina G.LUNES 26 DE NOVIEMBRE 2012

Encabezados por la Presidenta del DIF Estatal, Bertha Gomez de Duarte, asi como el Secretario de Economía, Alvaro Navarro y personal de la Secretaría de Turismo federal encabezaron el evento , en el cual firmarán el convenio de Código de Conducta Nacional para la Protección de las Niñas.

Se trata de tejer redes de colaboración en todo México para proteger y combatir la Trata de Personas, e informar a los empresarios del sector turístico sobre la explotación de niños y niñas.

Este es el tercer año en que realizan dicho esfuerzo mismo que ya impactó a casi 5 mil personas en 22 destinos turísticos del país.

“Nuestras niñas, niños y adolescentes no están a la venta, no son mercancía que se vende, se compra o se desecha” sostuvo Rosa Martha Cortina de Browm Presidenta de la Asociación Infantil Anita.

Explicó que este código de conducta son criterios para la auto regulación turística para las empresas que quieren adherirse de forma voluntaria, sin obligación ni castigo.

“Se pide que se capacite y se sensibilice a los que laboran en el turismo, sobre la trata de blancas, y además se adhiere un protocolo de alerta” agregó.

Vale señalar México es el tercer país con mayor pornografía infantil, Chihuahua es parte de los estados con mayor tráfico de blancas y de las Entidades que aún no cuentan con la Ley para Trata de Blancas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: